- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Huawei demanda a Canadá por funcionaria detenida

Meng Wanzhou, hija del fundador de Huawei, detenida en Canadá. Foto: Washington Post

Meng Wanzhou, hija del fundador de Huawei, detenida en Canadá, pasó a la ofensiva contra ese país y Estados Unidos, mientras China acelera la presión sobre Ottawa acusando a Michael Kovrig y Michael Spavor de ser espías.

Ambos canadienses están detenidos desde el 10 de diciembre pasado, poco después del caso de la manager del coloso electrónico arrestada en Vancouver, el día 1 de ese mes, por la acusación de Estados Unidos de haber eludido las sanciones impuestas a Irán.

El miércoles próximo se realizará en Vancouver la audiencia por el pedido de extradición a Estados Unidos y Meng demandó a Canadá por su arresto en el aeropuerto de esa ciudad.

La hija del fundador de Huawei, Ren Zhengfei, decidió citar a juicio al gobierno canadiense, la agencia de frontera y la policía por «graves violaciones» de sus derechos civiles.

Anteriormente el gobierno de Pekín protestó formalmente ante el de Ottawa por el caso de «grave incidente político», tras la aprobación del ministerio de Justicia del pedido de extradición.

Huawei, según el diario New York Times, se prepara para demandar al gobierno estadounidense por haber prohibido a las agencias federales usar sus productos.

La acción legal, a presentarse en Texas según algunas fuentes, donde Huawei tiene su sede, debería ser presentada en la semana.

La compañía, líder mundial de las redes para los celulares, pidió hace tiempo que Estados Unidos presente las pruebas sobre la peligrosidad de sus productos.

Zhang Yesui, portavoz del Congreso Nacional del Pueblo (Parlamento chino), acusó a Washington que la ley de 2017 sobre la seguridad nacional, usada para justificar el espionaje de Huawei en favor de pekín, fue moldeada en los ejemplos de otros países para ‘proteger los derechos humanos legítimos de individuos y organizaciones’.

Zhang dijo que desde Estados Unidos hay una ‘interferencia en las actividades económicas con medios políticos’ contraria a las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

‘Es un típico ejemplo de estándar doble que no es justo ni ético’, agregó.