Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

¿Qué fue real y qué ficción en la serie ConCiencia?

| 134 |

Uno de los capítulos más conmovedores de ConCiencia. Foto: Archivo CD.

La serie televisiva ConCiencia llegó a su final, luego de 11 emisiones en las que no faltaron las opiniones encontradas. Al inicio de cada capítulo, un mensaje llamaba la atención de los televidentes: “basada en hechos reales”. Esto provocó no pocas polémicas, pues muchos han querido conocer quiénes son los verdaderos rostros tras los personajes; mientras que otros han criticado que algunos de los conflictos presentados no sean un fiel reflejo de lo que sucede en la vida real de los hombres y mujeres que hacen ciencia en Cuba.

¿Cuánto de real y cuánto de ficción confluyó en esta serie de Rudy Mora? ¿Algunos de sus personajes tienen un paralelo en la vida real? ¿Cuántos de los diálogos, problemas, o soluciones encontradas responden a la realidad de los científicos cubanos? Para buscar respuestas a estas interrogantes, Cubadebate conversó con la asesora científica de ConCiencia, la Doctora en Ciencias Lidia Inés Novoa, quien lleva más de 30 años consagrada a la investigación científica en el país.

“Hay varias preguntas que tiene la gente sobre ConCiencia”, le digo, pensando en aquellas dudas que una y otra vez he conversado con familiares y amigos tras cada capítulo. Muchos quieren saber quién es la científica detrás de la historia que genialmente representa Isabel Santos, si el director del Bioterio tiene una historia tan difícil como la que interpreta Enrique Bueno, o si es verdad que la profesional que representa Blanca Rosa Blanco atravesó tantas dificultades para terminar su tesis de doctorado.

La verdad, me aclara Lidia Inés, es que la serie ConCiencia es completamente ficción y ningún personaje tiene su paralelo en la vida real. “Lo real no está en las historias ni en los personajes, sino en los mensajes y los procedimientos de trabajo que en la televisión fueron presentados”.

“Lo que pasa es que desde un inicio se explica que es basada en hechos reales, y quizás ese aspecto ha confundido a los televidentes. Obviamente, los científicos cubanos existimos, también el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, las áreas de investigación, los mecanismos de trabajo, pero las historias y los personajes son únicamente fruto de la imaginación de los guionistas y el director”, aclara Novoa.

Aunque ningún personaje está inspirado en personas reales, lo cierto es que a cada actor se le asignó una persona que era su homóloga profesional. Un ejemplo puede ser  el director del Bioterio, el capítulo en que interviene la actuación de Enrique Bueno.

“Es verdad que existe un director del Bioterio y que hay un lugar donde se trabajan los experimentos con animales, pero para nada la historia que representa es real.  Sin embargo, Enrique Bueno dialogó mucho con el verdadero director del Bioterio para conocer cómo funcionaba el trabajo con los animales”.

Y es que, como han insistido varios críticos de la televisión en los medios de comunicación nacionales, ConCiencia no es un documental, ni tampoco una serie histórica,  sino una obra de ficción inspirada en el quehacer del sector de la biotecnología en Cuba, una rama que ha logrado resultados relevantes internacionalmente, pero cuyos protagonistas por lo general no aparecen ante las cámaras.

Pero quizás a quien más trabajo costó entender las diferencias entre ficción y realidad y cómo ambas debían estructurarse para dar lugar a una serie dedicada al ejercicio científico en Cuba fue a la propia asesora científica de ConCiencia.

“Cuando comencé a trabajar con el director, no sé por qué pensé que se trataba de un material histórico o didáctico. Rudy desde un inicio me dijo que no era eso lo que buscaba; pero era bastante difícil entender exactamente cómo podíamos armar los temas y las historias.  Imagínate, éramos dos personas que cada cual dominaba un campo, él la dramaturgia y yo la ciencia, y en fusionar aquello era donde estaba el problema”, me cuenta Novoa.

Para lograr desde la ficción incorporar elementos de la realidad, el equipo de realizadores organizó varios encuentros con científicos jóvenes y experimentados, con el objetivo de extraer las realidades, preocupaciones, logros y desafíos, que no podían dejar de estar en la serie.

“En esas reuniones todo el mundo iba relatando anécdotas que le habían sucedido, y así aparecieron conflictos interesantes como las madres trabajadoras y los niños que siempre deben esperar en la garita a que ella termine; el hecho de que muchos científicos viven justo frente al lugar donde trabajan, así como los conflictos generacionales que se pueden dar en cualquier rama de trabajo”, explica Novoa, quien insiste en que, desde un principio, el director aclaró que la serie no pretendía reflejar de manera exacta la vida de los científicos cubanos.

“La idea era, a esa realidad del mundo científico, buscarle conflictos humanos, porque la ficción se basa en crear conflictos.  Había que estructurar conflictos humanos lógicos, que permitieran enganchar a los televidentes”, me dice.

"Por ello, lo único real es que los científicos existimos, que tenemos procedimientos para hacer la ciencia, que lo hacemos con mucha pasión, que hemos sacrificado hasta la familia por llegar a un resultado,  que somos solidarios entre nosotros mismos  para tratar de ayudar a un compañero que lo necesite. Que queremos  tener un producto para ayudar a determinada patología en una población. Que tenemos que exportar para ingresar al país”.

Conflictos y realidades para armar una serie

El joven Carlos Luís Gonzáles protagonizó junto a Ariadna Núñez este episodio de la serie ConCiencia. Foto: ICRT.

Por ser la primera vez que llegaba una serie sobre un tema como este a la televisión, una de las grandes discusiones fue si presentar al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, o mostrar el edificio pero con un nombre fruto de la ficción.

“La gente se preguntó por qué habíamos puesto el Centro. Al final lo decidimos porque pensamos que eso va a dar lugar  que la gente quieran saber un poco más del Centro, y a que quienes no lo conozcan quieran investigar sobre el mismo”.

En cuanto  a los mensajes, uno de los valores que se intenta transmitir a lo largo de la serie es el de consagración y sacrificio de la familia. Por ejemplo, mujeres de la ciencia que deben cumplir con su trabajo independientemente de sus responsabilidades como madre.

“Hoy día se ve un poco menos, pero antiguamente los hijos de nosotros estaban en la garita todo el tiempo. Es que todos los procesos llevan un tiempo determinado, y si no lo haces en ese momento se pierde. Hay procesos o técnicas que son continuas. No tienen corte de tiempo que te permitan decir, termino a la cinco, y a las ocho cuando llegue sigo”, me explica Novoa.

“Otra realidad es que nosotros mismos nos brindamos para hacer los estudios clínicos de seguridad, y ahí es donde se ve el altruismo del científico”.

Uno de los capítulos que más atención generó, debido a la cruda realidad que mostró, fue aquel en el que dos jóvenes científicos van a traer a un hijo al mundo y las necesidades económicas obligan al joven a apartarse del campo de la ciencia, e ir al sector privado.

“Esa es una realidad. Desgraciadamente está ocurriendo, como mismo pasa en otros sectores, y el recambio preocupa mucho, porque en el sector científico se invierte mucho. El recurso humano es una inversión en la que toma tiempo que esa persona pueda adquirir todos los conocimientos necesarios y perderlo realmente es difícil, porque puedes introducir uno nuevo, pero que vuelva a adquirir el conocimiento representa tiempo, y este es sinónimo de dinero y resultados”.

Otra realidad que aparece en la serie, sin que se mencione directamente, es la del Bloqueo estadounidense .

“Se ve cómo afecta el Bloqueo a la ciencia en el capítulo que interviene Isabel Santos. Ese capítulo se basa en que para ella avanzar al estudio clínico tenía que terminar toda la preclínica y necesitaba cumplimentar un experimento que requería un reactivo que solo vendía una empresa estadounidense. Al no comercializarlo para Cuba, estaba paralizada esa técnica que era obligatoria  para dar por concluida la preclínica y pasar a la clínica”.

“Lo del Bloqueo pasa todos los días. Muchos problemas los resolvemos por donación, otros no tienen solución y es necesario buscar variantes. Pero quisimos ponerlo porque lo sufrimos todos los días, hay ejemplos más que suficientes de proyectos que se nos detienen porque debido al Bloqueo no podemos tener un equipo o reactivo”.

Así, a lo largo de los 11 capítulos, ConCiencia tuvo el desafío de poner en pantalla por primera vez al sector de la ciencia cubana, sus realidades, problemáticas, conflictos, sacrificios y alegrías. Y a pesar de los criterios encontrados, una realidad sí ha quedado clara, la de la admiración que merece este grupo de profesionales.

"Creo que la serie, como toda obra, puede tener muchas virtudes, pero lo principal es que hemos puesto la palabra ciencia y científico en la boca de los cubanos y eso ya es un mensaje positivo", concluye Lidia Inés Novoa

Una curiosidad

Antes de llegar al final, les comento una curiosidad que compartió con Cubadebate la asesora científica de ConCiencia.

Como conocen quienes han seguido la serie, cada uno de los personajes está conectado con una joven técnica que sufre un accidente. Pero ¿son frecuentes los accidentes de trabajo en el sector de la ciencia? Sobre cómo intervinieron ficción y realidad a la hora de conformar el guión del accidente, me dice Novoa:

“En este sector hay muchos riesgos. Muchos reactivos son explosivos, inflamables. Ha habido accidentes, afortunadamente pocos, porque hay planes de riesgo; pero existen. Este fue un conflicto de discusión porque, cuando Rudy Mora llegó al CIGB,  nunca había visitado un centro de ciencia, y vio que en todos los pasillos de nosotros cada cierta distancia había una ducha, señales rojas y de incendio. Al momento me preguntó: “Doctora y esa duchas en medio del pasillo, ¿para qué son?

Le expliqué: "porque está previsto que cuando ocurra un accidente la persona hale y eso extraiga un volumen de agua necesario para combatir lo que le pasó". Rudy me dijo al momento: "Doctora, eso para la serie está buenísimo. Así es como tenemos que darle entrada a todos los personajes".

Sin embargo, lo curioso es que, en la historia del CIGB, nunca ha ocurrido un accidente por el cual tenga que utilizarse la ducha.

"La ducha tiene que existir como regulación para minimizar el riesgo, pero en ninguno de los accidentes que han ocurrido se ha tenido que acudir a la ducha. Por eso fue bastante complicado para la serie idear un accidente en el que tuviera que utilizarse la ducha, para que el director pudiera lograr el efecto de imagen que quería.”

Se han publicado 134 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Gilerto Cairo Sáez dijo:

    Aparte de todo lo que se ha dicho de positivo, con lo cual concuerdo casi absolutamente, me parece que la serie fue muy valiente porque habló de la naturaleza humana de los que hacen ciencia y de las dificultades objetivas, pero también de las subjetivas. A mi modesto enternder constituye una llamada de atención para reflexionar sobre lo que se ha logrado pero también sobre lo que impide que logremos más. Felicidades a todos los que participaron, actuaciones convincente, una magnifica dirección de actores y muy bien asesorada. Hacen falta muchos materiales como ese en nuestra televisión.

  • Dinorah Karell dijo:

    La intención de llevar a la pantalla la importante y abnegada labor de los científicos es loable y muy justa, pero aunque las actuaciones casi en su totalidad fueron muy buenas, hubiera preferido conflictos menos fuertes como el de la amiga que traiciona al personaje de Blanca Rosa e incluso cruza a vivir en la que era su casa, nuestros científicos son humanos, es verdad, pero trabajé muchos años junto a ellos y sé que tienen muchos valores morales que los distinguen de otras personas, a pesar de sus carencias materiales. Mis reconocimientos para ellos y la extraordinaria actuación de Isabel Santos.

  • Lil dijo:

    Genial, sencilla y sinceramente, la Serie con su Director y sus personajes, el CIGB y el trabajo de la periodista. FELICIDADES!!!

  • Doris dijo:

    La novela o serie fue todo un éxito que bueno que se conozca las realidades e intimidades de los que investigan fui investigadora por más de 18 años noches y días de amanecer trabajando en una tesis de doctorado y no llegar a discutirla por que debía traslardarme hasta otras provincias y no tener quien me cuidara la niña. Llegas a predefensa y es como una batalla campal, claro buscando la mayor calidad posible te señalan hasta lo inimaginable, pero aprendes hacer mejor y que la calidad y presición en la investigación son aspectos vitales de los investigadores cubanos. Felicidades

  • Walter dijo:

    muy buenos dias ya termino la serie y es hora de tomar conciencia y sin ficcion que hacer para lograr la proteccion de nuestros cientificos no es posible que un barrendero (sin menos presiar la labor que realizan¨) gane mas que un cientifico y no es que este mal el salario del barrendero el que esta mal es el del cientifico
    como ayudar a que el cientifico se dedique completamente a su trabajo y no tenga que pensar en lo que dejó por detraz señores tomemos conciencia

  • joloro dijo:

    Es de las mejores series producidas por nuestra TV,un tema super interesante,mensajes claros y muy cercanos a la realidad. Actuaciones de lujo,sin distinguir.Necesitamos otra temporada. Gracias a Rudy Mora y a todos los que intervinieron en esta producción.

  • MSc Villanueva dijo:

    Rudy Mora, digno hijo de su padre, como tu un gran artista, de los creadores y no repetidores, la serie me despertó un interés y creo puede continuarse con otras ramas de la ciencia, que a veces solo se asocia con los laboratorios y eso lo limita, quedan mas campos por ejemplo los historiadores, los sociologos, los profesores, los medicos que todos hacen ciencia, depende de los recursos de método , como diria Carpentier.

  • alegd dijo:

    pues para mi, es más de lo mismo, chismes, bretes e hiperrealismo, hasta cuando vamos a seguir reproduciendo en los medios los problemas con los que convivimos día a día, no sé en otros lares, pero quienes me rodean incluido mi mismo, opinamos que la TV tiene que ser de esparcimiento, no de machucarnos cuando te bañas, comes y te sientes a ver la novela ver el argumento de "inténtamos reproducir la realidad del cubano" o es que acaso los que hacen las novelas viven otras realidades, cuantos argumentos e historias nos rodean, que pudieran ser tema de una buena novela o serie de TV y despojarlas de chismes y conflictos chancleteros; en esta serie nuestros científicos, a mi modo de ver quedaron como envidiosos, aprovechados, malos vecinos y no se cuantas cosas más, al menos eso me transmitió, no se trata de copiar a TV extranjeras pero el guionista tiene que ser capaz de lograr triunfos de las mezquindades .

  • Wilkier dijo:

    Me gustó mucho la serie, me imaginé que las historias eran ficticias, aunque en muchos casos la gente se sintió identificada porque donde quiera hay celos profesionales, y los problemas del día a día del cubano se ven en todos lados. Lo del accidente tmb pensé que era irreal porque la verdad cargar un recipiente con ácido tan grande y tener que pasarlo por una ventana tan alto, es un poco peligroso y seguro no se hace de esa manera. ojalá se sigan haciendo series como esta. Felicidades a todos los que trabajaron en ella.

  • bell dijo:

    Muy buena serie, felicidades, demostrando la mayor realidad de Cuba, sus profesionales son mal pagados, x eso solo pensamos en los viajes para resolver los problemas que el salio mensual no resuelve. En ETECSA pasa igual todos queremos cursos para el exterior, el 90% los cogen los Havaneros, y el 10% restantes los jefes d los territorios, y el tecnico que dia a dia trabaja NADA seguiremos en el subdesarrollo.

  • yoel dijo:

    FELICIDADES

  • REINALDO RODRIGUEZ LAVADO dijo:

    Respeto las opiniones de 73 personas. Casi todas hablan maravillas de ConCiencia, realmente yo no puedo hacerlo. No con ello niego realidades, pero si usted dice "basada en hechos reales" está asumiendo que es UNA REALIDAD el argumento, trama y desenlace de cada capítulo. Yo diría que la serie debió llamarse ConFlictos porque en todas predominaron los conflictos, no las soluciones. No soy partidario de productos edulcorados ni falsos positivos, pero a mi juicio FALTO BALANCE y cuando usted por primera vez entra en un mundo del cual nada conoce, no le de por INVENTAR y deje que la realidad lo ayude a REFLEXIONAR. ¿Si todos nuestros cientificos o la mayoría son los representados en ConFlicto, como es posible llegar a tanto logros en la biotecnología, será por la magia de RUDY MORA? No, cuando usted se dispone a socializar un mundo que apasiona y prestigia, no PUEDE TODO EL TIEMPO, denigrar, resaltar, amplificar y dejar sin soluciones miserias humanas que no niego que existan, pero todas tienen una contrapartida. No me gustó ConFlicto porque no refleja a ConCiencia la vida de nuestros cientificos, consagrados, consecuentes y con muchas carencias pero con más CONCIENCIA que CONFLICTOS tiene RUDY MORA para hacer un audiovisual de mediocre desarrollo que solo salvan las magistrales actuaciones de ISABEL SANTOS, PORTO, NANCY GONZALEZ, BLANCA ROSA BLANCO y ENRIQUITO BUENO. La excusa de las duchas y el accidente parece obra de la casualidad, pero pudiera tener otra conclusión, le invito a lograrla.

  • Ernes747 dijo:

    Sobre todo el último capítulo mi padre pasó por una situacion incómoda como la de Blanca R Blanco pero sin tarros de verdad mis felicitaciones

  • Yodaiky Peña dijo:

    Creo que la serie del 1 al 10,le daría un 9,no le doy la máxima puntuación porque siempre puede haber gazapos e incoherencias.Estoy de acuerdo con los que dicen que es bastante creíble y los conflictos que tratan no son más que la realidad.Exhorto a Rudy Mora que siempre ha hecho maravillosas series para la televisión que trate el conflicto q

  • Yodaiky Peña dijo:

    Creo que la serie es casi excelente.No trata otra cosa que no sea la realidad.Es buena la aclaración de la Dra. que estuvo a cargo de la parte científica ,para evitar las malas intenciones.Yo soy trabajadora de salud,profesional de la Información específicamente y tengo que lidear muchas veces,aunque no sea con científicos,con conflictos parecidos a los que la serie aborda.Felicito a Rudy Mora y le exhorto a que escriba algo relacionado con los cristianos ,yo soy una de ellos y le puedo decir por experiencia propia cuan marginados somos.Nos niegan los puestos directivos,nos critican ,se burlan de nosotros,cuando la Constitución de la república dice que todo cubano puede tener libertad religiosa,si queremos hacer un concierto evangélico,el Estado nos niega el lugar.Ojalá y le puedan hacer llegar este comentario directamente a él.SI él sector cientifico está lleno de conflictos ,el religioso también,no para mirar sus defectos,si no para exaltar lo bueno de las iglesias.(el trabajo de valores cristianos y éticos que tanto nuestra sociedad quiere recuperar)
    Eso se merece una serie.
    Atentamente.
    La cristiana.

  • ANGEL JULIO dijo:

    A MI JUICIO, MUY BUENA, CON MENSAJES DIRIGIDOS A LA REFLEXION Y BUSCA DE SOLUCIONES DE LOS PROBLEMAS PLANTEADOS QUE SON EXTENSIVOS A CUALQUIER SECTOR DE LA ECONOMIA CUBANA.
    LA SOLUCION AL PROBLEMA DE LA FLUCTUACION LABORAL CON TODAS LAS AFECTACIONES QUE ESTO ACARREA, LA INCAPACIDAD DE LAS INSTITUCIONES ESTATALES PARA EVIDAR ESTO QUEDA MUY CLARA, LA FUTURA DRA BUSCANDO UN ALQUILER "BARATO" ES UNA REALIDAD MUY DURA COMO LO ES UN PARQUEADOR QUE HA DEJADO PASION CIENTIFICA Y EXPERIANCIA A CAMBIO DE UNA SOLUCION A SUS PROBLEMAS ECONOMICOS, EN NINGUN LUGAR SE PUEDE ENTENDER ESTA TRISTE REALIDAD, EN FIN LOS CIENTIFICOS ADEMAS DE LA QUE SE HA REITERADO TIENEN PROBLEMAS POR RESOLVER, TIENEN VIRTUDES Y DEFECTOS: SON SERES HUMANOS.
    PERSONALMENTE LO QUE MAS DISFRUTE FUE LA ACTUACION DE UN MANUEL PORTO INMENSO, DEMOSTRANDO QUE PORTE Y JUVENTUD NO ES TODO PARA SER UN GRAN ACTOR. ISABLE...COMO SIEMPRE INMENSA.
    MIS FELICITACINES A RUDI MORA, QUE HAYAN MAS.

  • luis dijo:

    la piramide debe empezar a enderesarse por los cientificos.

  • gordy dijo:

    ISABEL SANTOS, MAGISTRAL COMO SIEMPRE CON UNA ACTUACIÓN INSUPERABLE EN ESE CAPÍTULO LLORÉ A MARES PORQUE LOS GOLPES DE LA VIDA SON MUY FUERTES Y VER LO QUE NOS HACE EL BLOQUEO INDIGNA.EN CUANTO A LA SERIE FELICIDADES PARA TODOS SUS ACTORES Y A SU DIRECTOR FELICITACIONES MUCHA CALIDAD JUNTA.

  • Josefina dijo:

    Bravo por Isabel Santos como siempre y a Rudy Mora, porque en ese capítulo hizo que el final fuese brillante. Felicitaciones también para todo el colectivo. Esperamos otra serie de Rudy.

  • Josefina dijo:

    Feelicidades para Isabel Santos, brillante actuación, como siempre. A Rudy Mora por la forma en que finalizó ese capítulo. Felicidades también para todo el colectivo de actores.

  • ALINA dijo:

    Muy satisfecha con lo que vi una vez más de lo hecho por Rudy Mora con su gran habilidad de buscar los talentos que tenemos de artistas para cada personaje)y que una vez más demostraron que son monstruos en la actuación todos (Isabel Santos me erizaba la piel cuando la veía en cada dialogo para mi el mejor !!!!),en fin me encantó..........pues nos dió la posibilidad de conocer un poco este mundo de los cientificos que como muchos otros refleja la Cuba de hoy con sus matices , virtudes , desaciertos y desencantos pero que es la de verdad con un poco de ficcion pero no inflada ................
    Gracias y felicidades a todo el equipo que intervino tanto a los artista como a los propios trabajadores de ciencia.

  • cecilia dijo:

    Fantástica, muchas felicidades por la realización de la serie al director, y a todos los que de una forma u otra contribuyeron a su realización; ojala tenga una segunda temporada.

  • Macondiana dijo:

    Me encantó la serie, felicitaciones para todo el equipo de realización, especialmente para su director y los actores. Rudy Mora es de los mejores en la TV cubana.

  • mileydis dijo:

    Para los que disfrutamos todavia la TV vimos una serie de excelencia en un horario adecuado para los que trabajamos, una dirección maravillosa como acostumbra Rudy Mora, ojalá continue, quizás algunas críticas que van más allá de lo cierto, porque si lo comparan con las series que están en el paquete se pueden ver aspectos menos creíbles, personas que tienen 7 vidas como los gatos, sufrimientos que no hay ser humano que resista, droga, envidia, muchas escenas de crimen horrendos y sin embargo las encuentran muy buenas. Muy bien por la TV cubana y que se repita.

  • Elsy Zaldivar Marrero dijo:

    Muy buena realización, me gusto mucho la serie, sea realidad o ficción los temas tratados, es un reconocimiento a personas que aunque son muy responsables en su trabajo, tienen una vida personal igual o similar a cualquiera de nosotros, tremendo colectivo de actores que intervinieron en la serie, felicidades a todos, al Director, a todo aquel que de alguna manera u otra contribuyo al éxito de la serie, feliz 2019

  • RAFAEL MATANZAS dijo:

    No soy amante de los seriales pero este me engacho tuve la dicha de estsr en ese centro y me impreciono mucho por su diciplina orden Limpieza y sus impresionantes áreas de laboratorios y producción pero el serial aunque sea de ficción dio una imagen negativa de calidad humana de los que allí laboran

  • TAMY dijo:

    LA SERIE CONTO CON UN NIVEL DE ACTUACIÓN EXTRAORDINARIO, QUE DECIR DE NUESTRA ISABEL SANTOS, BLANCA ROSA BLANCO, ENRIQUE BUENO, ARAMIS Y TODOS.... SUPONGO QUE EL PROOPUIO EQUIPO DE DIRECCION DEL INSTITUTO TUVO QUE BATIRSE BIEN DURO PARA TRASLADAR CADA EXPERIENCIA O VIVENCIA EN UN SECTOR TAN TRASCENDENTAL DE LA ECONOMIA CUBANA. NO OBSTANTE SIEMPRE QUEDA LA PROFUNDA REFLEXION DE QUE CUESTIONES COMO LA ENVIDIA MAL SAN, LA AVARICIA, LAS ANSIAS DE ESCALAR POSICIONES, EN FIN LAS MISERIAS HUMANAS NO PONGAN FRENO A TAN NOBLE MISION Y QUE MUCHO MENOS TRIUNFEN IDEAS MEZQUINAS TAL Y COMO VIMOS EN LA SERIE, ESTO PASA MUCHO INCLUSO EN OTRAS ESFERAS DE LA SOCIEDAD TAN O MAS IMPORTANTES QUE LA MOSTRADA, PENSEMOS ENTONCES EN COMO ENCAUSARNOS PARA DECAPITAR A TODO EL QUE TRABAJE CON ESTOS CONCEPTOS Y QUE DIGA ¡AL QUE ME HAGA SOMBRA SE VA¡, ESO HACE MUCHO DAÑO Y DESMOTIVA A LOS QUE QUIEREN TRABAJAR, NO ACTUEMOS POR CONVENIENCIA O COMPLACENCIA SINO POR RESULTADOS CONCRETOS, QUE TRIUNFE LA ENTREGA, LA INTELIGENCIA Y LAS MEJORES SOLUCIONES EN FUNCION DE TODO NUESTRO PUEBLO, GRACIAS A RUDYY MORA POR SU GENIAL IDEA, FELICIDADES A LOS COMPAÑEROS DEL INSTITUTO POR SU ABNEGADA LABOR

  • yoenia LTU dijo:

    Un elenco de la mas alta calidad, actores que hace tiempo que no se ven en una novela o serie cubana, y otros jovenes cuya actuación nos asegura que el futuro de la TV, el teatro y el cine cubano, promete.
    Yo de manera particular soy fan a Blanca Rosa y he visto actuaciones de Amarilis Nuñez que pa que, Isabel Santos por favor, es una gloria de nuestras pantallas, y este señor mayor que hizo ´´Cuando el agua regresa a la tierra´´ la telenovela de la cienaga de zapata...... bueno a los que se acuerden, no recuerdo su nombre. Jóvenes actuaciones como es precisamente Enrique Bueno, quedé enganchada al papel que hizo de hijo de Blanca Rosa en aquella telenovela que se enferma de SIDA, y por otro lado está Carlos Luís Gonzáles que me partió el corazón verlo parqueando carros con aquel libro de Ciencia de algún tipo en la mano, bastante caro por cierto, ese día se me aguaron los ojos, buena su actuación tambien en la serie UNO, tremendo caracter que mostró ahí.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Mi valoración después del debe y el haber tiene un saldo positivo. Más aciertos que desaciertos. Fue un gran reto que enfrentaron con dignidad desde el director Rudy Mora, hasta los personajes de ocasión como el caso de la trabajadora a la que le rodó escalera abajo un carrito con productos de la gastronomía, en pleno agasajo por la defensa exitosa de la tesis doctoral.
    Creo que fue muy bueno que se repitiera cada programa el martes siguiente, esto me permitió verlos casi todos.
    Pregunto: ¿Estará disponible en la Mochila que comercializan los Joven Club?
    Como era de esperar algunos capítulos estuvieron mejor logrados que otros.
    Una pregunta técnica en el campo de la seguridad química. ¿Cómo se aceptó que se evidenciara que un ácido tan peligroso se almacenara en alto? Este no es un error de manipulación es un error de base y bastante grave. Es una golondrina en un gran verano, pero vale señalarlo.
    Concuerdo en que hubo actuaciones magistrales. A mí la que más me impresioné fue la de Isabel Santos, en un contexto que le permitió brillar enormemente. Fue un guión fuera de serie.
    Yo pude ver el programa con Irela Bravo y me ayudó a entender algunas cosas.
    Felicitaciones sinceras

  • Marcos dijo:

    Rudy espero que leas esto, creo que deberias de dejar la dirección de programas y ser profesor, y tratar asi de que los demás puedan hacer el 10% de lo que tu sabes hacer, sin palabras. Felicidades

Se han publicado 134 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

María del Carmen Ramón

María del Carmen Ramón

Periodista de Cubadebate y la Mesa Redonda, graduada en 2012 de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Autora de la sección "De madre y de padre". En Twitter: @MeryCarmenRamon

Vea también