- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Tope Cuba-USA: Sentados en el banco de la paciencia

Estados Unidos venció a Cuba 3-0 en el tope amistoso de béisbol. Foto: Archivo.

Por segundo día consecutivo la selección colegial de los Estados Unidos venció al equipo nacional que se prepara para los próximos juegos Centroamericanos y del Caribe, esta vez con marcador de tres carreras por cero, en un partido donde la anemia ofensiva de los nuestros se llevó el protagonismo una vez más, y solo se vio un equipo sobre el terreno de juego.

Preocupante, el letargo ofensivo de las huestes cubanas apuntándose solo tres indiscutibles espaciados en los nueve capítulos que duró el encuentro, la poca potencia de sus conexiones, y la forma física mostrada hasta el momento.

Los norteños, solo necesitaron la segunda entrada para definir el choque, cuando combinaron un boleto a su mejor hombre, Andrew Vaugth, un error del camarero Juan Carlos Torriente, y un largo doblete al centro de Dominic Fletcher, quien anotaría minutos más tarde empujado por el triple del desbordado de la noche, Braden Shewmaker (3-2, doble, triple).

Del resto, se encargarían el abridor y ganador del partido Zack Hess (4 entradas, 3 hits, 1 ponche), el relevista Jake Agnos (4 entradas, 3 ponches), y el cerrador Max Meyer (1 entrada, 1 ponche).

La derrota fue a la cuenta del abridor Roy Hernández, que no pudo completar la segunda entrada y se fue a las duchas permitiendo las tres anotaciones de la noche (1 sucia), aceptando tres imparables (todos extrabases), y regalando par de boletos.

La nota positiva del choque la puso el camagüeyano Yariel Rodriguez, arrancándonos un suspiro de alivio con sus cuatro entradas y dos tercios lanzadas sin permitir anotaciones y sus seis ponches recetados, además de mostrar una buena velocidad combinada con lanzamientos de rompimientos, que hicieron mella en la ofensiva rival.

La actuación cubana continúa encendiendo las alarmas internas de los aficionados ante la proximidad de la competencia más importante del año, el preparador físico de la selección, Leonardo Goire, quemó las naves ante las cámaras de televisión, asegurando con convicción que la preparación está muy bien diseñada metodológicamente y que todos los parámetros del conjunto se encuentran en perfecta armonía, por lo que de un momento a otro, las cosas comenzaran a salir bien y rendirán fruto en el terreno de juego.

Sentados en el banco de la paciencia, no nos queda otra que esperar y confiar en la palabra de los especialistas o en la benevolencia de santos milagrosos. Mientras, seguiremos apoyando a los nuestros. Nos vemos en el estadio.