- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Humanos: una parte ínfima de la vida en el planeta, pero con enorme impacto

Tres siglos de caza de ballenas han diezmado el número de mamíferos en el mar.

El género humano, que parecería insignificante si se sabe que sus aproximadamente 7 600 millones de miembros representan el 0.01% de los organismos vivientes en la Tierra, tiene un peso desproporcionado en las dinámicas del planeta y en la destrucción de una inmensa cantidad de especies.

De acuerdo con un trabajo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, de Estados Unidos, desde los inicios de la civilización la raza humana causó la pérdida del 83% de los mamíferos salvajes y la mitad de las especies de plantas.

La investigación, liderada por el profesor Ron Milo en el Weizmann Institute of Science de Israel, revela que las bacterias son una forma de vida muy extendida (13% del total), pero las plantas lideran al ser el 82% de la materia viviente. El resto, desde insectos y hongos hasta peces y animales, conforma el 5% de la biomasa terrestre.

Uno de las conclusiones más sorprendentes del estudio es que los océanos solo acogen el 1% de la vida del planeta.

En tierra, donde está la mayor parte de las especies, el 70% de las aves del planeta son hoy aves de corral; solo el 30% son salvajes. En cuanto a los mamíferos, el 60% son ganado, mayormente reses y cerdos, y el 4% son animales salvajes. Aquí los humanos representan el 36% del total.

“Es impactante. En los filmes de vida salvaje vemos bandadas de pájaros de toda clase, en vastas cantidades, pero cuando miramos los análisis apreciamos que es mucho mayor la cantidad de aves domésticas”, comentó Milo, a quien le llamó la atención que no hubiera “un estimado más abarcador de todos los componentes de la biomasa”.

“Espero que estos datos den a las personas una perspectiva del muy dominante papel que tiene la humanidad en la Tierra”, añadió.

La destrucción de hábitats salvajes debido a la expansión de fincas agrícolas, explotación de madera y otros desarrollos ha llevado al inicio de lo que muchos científicos consideran la sexta extinción masiva de vida en la historia de la Tierra, que se alarga hasta 4 000 millones de años.

Se calcula que ese proceso hizo que en los últimos 50 años se perdiera alrededor de la mitad de los animales en el planeta.

La intensificación del declive se hace más visible cuando se comparan los nuevos estimados con los que existen para los tiempos antes de que el hombre iniciara la agricultura y luego la revolución industrial.

Hoy solo queda una sexta parte de los mamíferos salvajes, desde ratones a elefantes, que existían antes de esos cambios. En los océanos, tres siglos de caza de ballenas han llevado a un quinto la proporción.

“Nuestro impacto en el mundo natural sigue siendo inmenso, particularmente en lo que escogemos para comer. Nuestros hábitos dietéticos tienen un vasto efecto en animales, plantas y otros organismos”, explicó el líder del estudio.

Los investigadores calcularon la biomasa existente a partir de datos de cientos de estudios que usualmente emplean técnicas modernas, tales como los escaneos de grandes áreas a través de satélites y la secuenciación genética de organismos microscópicos.

(Tomado de The Guardian)