Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

Sabor y Tradición: Bistec de cerdo con crema de maní

| 25

"Manisero se va, manisero se va caserita no te acuestes, a dormir sin comerte un cucurucho de maní". Foto: Archivo CD.

Continuamos con la música y la cocina y los grandes éxitos. Con el desarrollo del disco, la música cubana va tener auge internacional,   es precisamente un pregón, El manisero, de Moisés Simons, —interpretada por Rita Montaner— la pieza que se tiene como  su  primer gran éxito mundial.

El manisero

Maniiii, maniiii
, si te quieres por el pico divertir cómete un cucuruchito de maní.

Que calentito, y rico estáya no se puede pedir más, ay, caserita no me dejes irporque después te vas a arrepentir y va a ser muy tarde ya.

Manisero se va, manisero se va caserita no te acuestes, a dormir sin comerte un cucurucho de maní.

Cuando la calle sola está, acera de mi corazón, el manisero entona su pregón y si la niña escucha su cantar llama desde su balcón.

Dame de tu maní, dame de tu maní, que esta noche no vas a poder dormir sin comerme un cucurucho de maní.

Me voy, me voy, me voy...

La receta

Bistec de cerdo con crema de maní.

Bistec de cerdo con crema de maní

4 Servicios

Ingredientes:

Cuatro bistecs de cerdo, 2 cucharadas de aceite,1 cucharada de maicena, 1 taza de maní tostado y pelado, 2 naranjas agria,
6 dientes de ajo,1 cucharadita de comino, pimienta y sal a gusto.

Preparación:

Limpie, lave y machaque los bistec. Limpie y macere los ajos. Triture el maní sin que se haga polvo. Lave y extraiga el zumo de las naranja.

Ponga en una fuente honda los bistec, añádale el zumo de las naranjas, los ajos, el comino y sal. Déjelo durante una hora en el adobo.  Aparte disuelva en una taza de agua la maicena. Ponga a la candela  una cazuela con el aceite,  coloque los bistecs, dele vueltas y cuando estén dorados agregue el adobo, el maní, la maicena diluida y complete con agua hasta tapar los bistecs. Puntéelo de sal y pimienta. Déjelo a fuego mediano hasta que reduzca el liquido y quede una crema a gusto.

Adorne la fuente con hojas de lechuga y sierva los bistecs. Añádales la crema por encima. Acompáñelos con arroz blanco y ensalada de vegetales frescos.