- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Condenan a dos granjeros blancos por encerrar a un joven negro en un ataúd

Los granjeros, mientras escuchan al juez.  Foto: Reuters.

Los granjeros, mientras escuchan al juez. Foto: Reuters.

Un tribunal de Sudáfrica ha sentenciado este viernes a 19 y 16 años de cárcel a dos granjeros blancos que se filmaron mientras intentaban encerrar a un joven negro en un ataúd y amenazaban con matarlo.

«La conducta de los acusados fue de lo más deshumanizante y repugnante», declaró la juez Segopotje Mphahlele del tribunal de Middelburg, situado a unos 165 kilómetros al este de Johannesburgo.

Los dos granjeros, Willem Oosthuizen y Theo Martins Jackson, habían sido acusados de intento de asesinato, secuestro, agresión e intimidación, ya que al parecer trataron de amedrentar al único testigo del caso para evitar que compareciese ante los jueces.

El caso estalló después de que se difundiera por internet un video de 20 segundos donde se podía ver a un hombre negro, Victor Mlotshwa, tumbado vivo dentro de un ataúd, aterrorizado por lo que le estaban haciendo.

Victor Mlotshwa, el joven víctima del ataque, llora tras conocer la sentencia condenatoria contra sus agresores. Foto: Reuters

Victor Mlotshwa, el joven víctima del ataque, llora tras conocer la sentencia condenatoria contra sus agresores. Foto: Reuters

En las imágenes se observaba cómo uno de los granjeros intentaba cerrar el féretro, mientras la víctima gemía y trataba de impedirlo.

Los ahora condenados dijeron que no tenían la intención de dañar a Mlotshwa cuando ocurrió el asalto, en agosto de 2016, sino que simplemente querían «darle una lección», sin especificar las razones.

El juez Mphahlele dijo que su sentencia está influenciada por el hecho de que los hombres parecían haber sido impulsados por el «racismo» cuando atacaron al joven y que no mostraron ningún remordimiento durante el proceso. «Ambos hombres tienen entre 29 y 30 años y han pasado la mayor parte de sus vidas en la Sudáfrica democrática», dijo, por lo que su actitud no es admisible y su caso debe trasladar un «duro mensaje» a las comunidades que aún discriminan.

El caso ha causado una enorme indignación en Sudáfrica y ha puesto de relieve las tensiones raciales en algunas comunidades agrícolas, reducto de años de apartheid y desigualdad.

(Con información de The Huffintong Post)