Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

¿Cómo lograr que el Parlamento se parezca al país?

| 88
Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Desde el 14 de junio, Cuba está en elecciones, porque el acto cívico de elegir quién representará y defenderá los derechos del pueblo no se circunscribe a una jornada, sino a muchas.

Desde su creación el 30 de junio de 2017, los miembros de las comisiones de candidaturas viven intensas jornadas de consultas con las masas, con la realización de los plenos de las organizaciones —que concluyeron el domingo—, de donde surgieron las canteras de precandidatos, hasta el consiguiente proceso de conformación de las propuestas de candidaturas a delegados provinciales y a diputados, que han de ser aprobadas por las asambleas municipales y luego refrendadas por el voto popular.

Con el fin de esclarecer la función y atribuciones de estas estructuras a los diferentes niveles, Cubadebate entrevistó a Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional.

¿Por qué es necesaria una Comisión de Candidaturas en nuestro proceso electoral?

Se impone esclarecer algunos elementos que caracterizan el Sistema Electoral Cubano que se sustenta legalmente en la Constitución de la República y en la Ley Electoral No. 72 de 1992. En nuestro sistema electoral no participan partidos políticos. El Partido Comunista de Cuba no propone, ni nomina o apoya a ningún candidato. El pueblo es quien tiene la facultad de proponer y nominar a los candidatos.

Son imprescindibles las comisiones de candidatura por sus atribuciones principales en el proceso de elecciones, pues se encargan de elaborar y presentar los proyectos de candidaturas de delegados a las asambleas provinciales y de diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Además, en cada nivel, les corresponde elaborar y hacer las propuestas para cubrir los cargos de Presidente y Vicepresidente de las asambleas provinciales y municipales del Poder Popular, proponer para su elección por los diputados la dirección de la Asamblea Nacional y del Consejo de Estado, integrado este último por su Presidente, un Primer Vicepresidente, cinco Vicepresidentes, un secretario y 23 miembros más.

La consulta es la clave

Nominación de candidatos en el área de la circunscripción número cinco del municipio habanero de Playa. Foto: Jorge Legañoa Alonso/ ACN.

¿Quién podría aportar los mejores criterios sino la propia base? Foto: Jorge Legañoa Alonso/ ACN.

¿Cómo escoger candidatos en la enorme cantera que representan los ciudadanos postulados por el pueblo? ¿Qué aspectos toman en cuenta para conformar las listas de candidatos a las asambleas provinciales y a la ANPP?

Es una labor en extremo compleja y te explico, por qué. Si partimos del principio de que los propuestos son hombres y mujeres que se distinguen por los méritos, la capacidad y el compromiso con el pueblo; estas cualidades constituyen denominador común para todos, por tanto, hay que continuar profundizando y tomar en cuenta otros elementos que aseguren determinada representatividad, que varía de acuerdo con las características de cada municipio o provincia.

Entiéndase el número de hombres y mujeres, de jóvenes, estudiantes, obreros, campesinos, técnicos, profesionales, actividades económicas más significativas, trabajadores estatales y no estatales, etc. Aspectos que harían interminable la relación y que requieren un análisis casuístico en cada territorio, pero que finalmente aseguren una composición representativa de la sociedad cubana y sus mejores exponentes.

Por otro lado, la Ley establece que hasta el 50 por ciento de los diputados a la ANPP, provienen de la base, son delegados de circunscripción, integrantes de las asambleas municipales y en ella, están representados el 100 por ciento de los municipios del país. ¿Quién podría aportar los mejores criterios sino la propia base? Ahí, el papel de las organizaciones de masas en los municipios y de las comisiones de candidaturas en ese nivel es decisivo.

Así mismo, las comisiones provinciales desempeñan un papel muy importante en la composición de las asambleas provinciales y la Asamblea Nacional del Poder Popular, la consulta permanente y la vinculación con el pueblo son avales indispensables para direccionar las canteras.

A partir de las propuestas que se realizan en los plenos de las organizaciones de masas nacionales y provinciales se proponen además como candidatos a diputados  compañeras y compañeros con responsabilidades y ascendencia nacional y provincial, cuya participación es importante en los análisis, valoraciones y toma de decisiones es los asuntos más relevantes del país. Pero también se eligen en un municipio por el voto popular,  aquí también es imprescindible los criterios y valoraciones de las comisiones de candidatura desde el municipio y la aprobación por los integrantes de las asambleas municipales del poder popular.

 Representatividad como premisa

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

¿En qué consiste el proceso de consulta? ¿Qué valor democrático tiene?

Ser propuesto en cualquiera de los escenarios, sea en el barrio o en el seno de las organizaciones de masas y estudiantiles, constituye en sí el primer acto de consulta, pues en ningún caso el colectivo aceptaría la propuesta de alguien que no reúna méritos y cualidades para ello. Además, y tanto como sea posible, se consulta  el parecer de cuantas instituciones, organizaciones y centros de trabajo sean necesarios, así como los criterios de los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular. Me atrevo a asegurar que todo ello es una contundente expresión de verdadera democracia. Para este proceso, el programa de consultas está previsto para los meses de diciembre y enero.

¿Cómo se eligen las personalidades nacionales que integran el Parlamento cubano? Explíquenos un poco sobre los plenos de las organizaciones y su función.

De acuerdo a lo que establece la Ley Electoral y en dependencia de nuestra población, nuestra Asamblea Nacional del Poder Popular deberá estar integrada por 605 diputados. Si la propia norma establece que hasta el 50 por ciento de sus integrantes provienen de la base, nos resta un 50 por ciento para los representantes del nivel provincial y nacional.

A lo tratado hasta ahora se le suma el papel de las organizaciones de masas y su integración a las Comisiones de Candidaturas a los diferentes niveles. Es importante destacar que la inmensa mayoría de nuestro pueblo pertenece a las organizaciones de masas. Los plenos de las organizaciones de masas constituyen un escenario donde se realizan propuestas de compañeras y compañeros que desempeñan sus funciones a nivel nacional, provincial o la base. Del resultado de los plenos territoriales y nacionales de las organizaciones de masas se conforma una cantera de más de 17 mil propuestas

Como es de esperar, hay que realizar luego un proceso de depuración, entendido como el hecho de determinar aquellas compañeras y compañeros que se repiten por los diferentes plenos de las organizaciones de masas hasta llegar a una cantera que permita trabajar en la formulación de una propuesta para completar la otra parte de la ANPP, con precandidatos que actúan al nivel provincial y nacional, de manera tal que queden representados todos los territorios, sectores, ramas de la economía, tanto productiva como de servicios, estatal y no estatal  —en su sentido más amplio—. En fin, todo el trabajo está encaminado a lograr una ANPP donde esté representado el país social y territorialmente.

Es muy difícil medir los méritos entre una persona y otra, ¿cómo lo hacen? ¿Cómo compite —teniendo en cuenta la oportunidad que ha tenido cada uno de acumular méritos— un precandidato de 20 años con uno de 55?

Precisamente, por el amplio carácter democrático de nuestro sistema electoral, cuya esencia está dirigida a que en la ANPP esté representada toda la sociedad cubana, es que adquiere para mí, tanta connotación y trascendencia las Comisiones de Candidaturas. Debemos tener la capacidad de profundizar en la participación, la trayectoria y el compromiso de los precandidatos de acuerdo a la época y el tiempo que les ha tocado vivir, a un precandidato de 20 años y al de 55, y valorar qué  han hecho para merecer que sus compañeros la confieran tal reconocimiento, porque es un alto reconocimiento ser precandidato a diputado.

No se nos puede ocurrir comparar  ambas trayectorias. Debemos ubicar a cada quien en el ámbito de representatividad que le haga merecer su trayectoria. Le aseguro que no nos faltará la capacidad para buscar toda la justeza y en todos los casos trataremos de proponer el de más méritos, cualidades y compromiso con la Revolución, entre los de su mismo oficio, especialidad o actividad que lo caracterice.

Buscar, indagar, profundizar

Electores antes de ejercer su derecho al voto, en el colegio electoral número 1, de la circunscripción número 6, en el municipio Playa, en La Habana, el 19 de abril de 2015. AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ

Electores consultan las biografías para escoger por quién votar. Foto: ACN/ Archivo.

¿Quiénes conforman las biografías, qué normas se siguen para que no falte ningún dato importante y para que sea totalmente verídica la información que se pone en ellas?

Es importante destacar que ya se acumulado alguna experiencia desde la puesta en práctica de la Ley Electoral, de 1992. Con este son 6 los procesos realizados. La existencia de un modelo único no asegura la veracidad de la información que en él se refleje. Considero que lo más importante es el sistema que se establece para ello y una vez más el papel de las Comisiones de Candidaturas.

Es una cuestión bien trabajosa, que nos obliga a un poder de síntesis, aun trabajo meticuloso con cada precandidato y los espacios de consultas que establecemos en torno a cada uno y su desempeño dentro del colectivo. Somos conscientes de la complejidad de este aspecto y le dedicamos la máxima prioridad, de manera que no se quede ningún detalle relevante, ni sobredimensionar otro.

Por ejemplo, debemos darle a la biografía de un estudiante la connotación y relevancia en su corta vida, de manera que propongamos para representar a los estudiantes a quienes más méritos y cualidades tengan, entre los estudiantes nominados. Nos corresponde además, ayudarlos en la búsqueda de datos y elementos que, por su corta experiencia o modestia, no hayan sido reflejados en su autobiografía. Las comisiones también están para eso, para buscar, entrevistar, indagar, profundizar. Me gustaría saber en qué otra parte del mundo se realiza tan meticuloso trabajo.

¿Por qué un candidato que reside en Ciudad de la Habana se postula a diputado por un pequeño municipio donde quizás no sea conocido? ¿Qué labor realizan para que allí sea conocido y validado?

En el nivel municipal no existen mayores dificultades, pues son elegidos por la circunscripción dentro del municipio. El dilema realmente está en dónde ubicar a los candidatos de ascendencia provincial y nacional, pues muchos radican en los municipios cabeceras o en la capital del país. En principio la Comisión de Candidaturas debe trabajar para  ubicarlos dentro del municipio de su residencia o su trabajo, o con algo que tuviera que ver con el municipio, si nacieron por allí, o alguna vez trabajaron allí o algo similar; pero era imposible porque, naturalmente, en algunas áreas del país se reúne mucha gente con muchos méritos y no hay espacios suficientes para ubicar a todos esos candidatos provinciales y nacionales en el lugar de su residencia o trabajo.

Si partimos de que cada municipio tiene al menos dos diputados, entonces uno sería de allí y el otro de ascendencia provincial o nacional y así sucesivamente, siempre sobre análisis muy casuísticos. Hay que entender que existen un grupo de  compañeras y compañeros con responsabilidades que pueden ser incluso jóvenes con brillante trayectoria y radican en la Capital y como es lógico, no todos pueden ser nominados por la Capital, inevitablemente la Comisión tiene que realizar un encomiable trabajo para proponerlos por los diferentes municipios del país, sin violar lo que establece la Ley. Insisto que es una tarea ardua y compleja para la Comisión, a quien le corresponde argumentar, explicar, persuadir del por qué, en pos de una mayor representatividad.

En el orden práctico es lógico que esto genere criterios y preocupaciones de muy diversa índole, sobre todo alrededor de aquellos que no son tan conocidos. Con ello te explico por qué un candidato que reside en la Capital se propone por un municipio donde puede o no ser conocido. La otra parte, le corresponde a la persona, a su vinculación con ese municipio, a su actuación, en dependencia de la labor y responsabilidad que tenga.

El espíritu del sistema electoral cubano está encaminado a evitar todo tipo de competencia y lucha entre los candidatos y a buscar una mayor justeza y representatividad de todos los municipios del país, en el que los méritos de las personas, las biografías de las personas, las cualidades de las personas constituyeran el factor fundamental.

El compromiso es con el pueblo

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

¿La lista de candidatos tiene igual número de integrantes que de puestos en las asambleas provinciales y en la ANPP? ¿Las candidaturas son cerradas? ¿Tienen reservas?

El Artículo 92 de la Ley Electoral plantea: Los candidatos a Delegados a las Asambleas Provinciales y a Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular son nominados por las Asambleas Municipales del Poder Popular. Es facultad de las Asambleas Municipales del Poder Popular aprobar o rechazar a uno o a todos los precandidatos, en cuyo caso las Comisiones de Candidaturas deberán presentar otro u otros precandidatos a la decisión de la correspondiente Asamblea Municipal del Poder Popular. Cada Asamblea Municipal nomina igual número de candidatos a Delegados a la Asamblea Provincial y a Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular que aquellos que le corresponda elegir al municipio.

¿Cómo logran la representatividad que debe existir en nuestro Parlamento? ¿Qué por ciento de él está compuesto por delegados de base?

Nuestro sistema electoral tiene se sustenta en un espíritu ampliamente democrático, con la posibilidad de participación de toda la población y las organizaciones de masas, que incluyen las estudiantiles, donde el trabajo de las Comisiones de Candidaturas va dirigido a lograr en las propuestas que realiza, la mayor representatividad de nuestra sociedad en las  Asamblea Provinciales y Nacional del Poder Popular, con hombres y mujeres que se distingan por los méritos, la capacidad y el compromiso con el pueblo. Te reitero que en nuestra ANPP, aproximadamente el 50 por ciento de sus integrantes son delegados de base, el resto lo integran compañeras y compañeros de ascendencia provincial y nacional.

¿La función propositiva del pueblo está limitada a los delegados de circunscripción?

De ninguna manera, además de este importante escenario para realizar propuestas, están los plenos de las organizaciones de masas, que incluyen las estudiantiles, a nivel de municipios, provincias y Nación, en genuina representación de la sociedad civil de nuestro país.

Finalmente quiero enfatizar en que el Sistema Electoral cubano favorece la movilización, el conocimiento y la participación activa de la sociedad cubana en cada uno de sus segmentos (trabajadores, campesinos, mujeres, jóvenes) y población en general en el proceso de nominación y elección de candidatos, enfatizando que la continuidad del proceso social socialista cubano tiene su base en el concepto de Revolución que Fidel nos legó, que lo trascendental está en la obra y en las ideas de la Revolución: esas son las que se deben continuar y defender como fruto de toda la obra humana.

Nuestro sistema destierra todo tipo de espacio a la lucha, competencia y politiquería y promueve que los méritos, la capacidad y el compromiso con el pueblo, son los elementos fundamentales tenidos en cuenta para integrar las candidaturas de delegados provinciales y diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular y que serán nominados por los delegados municipales recién electos y elegidos por el pueblo.

Para concluir, significar como genuina expresión de democracia el proceso de las organizaciones de masas, que incluye las estudiantiles, de proponer trabajadores, dirigentes, amas de casas, mujeres, jóvenes, personalidades de ascendencia desde el municipio hasta la nación como punto de partida para conformar canteras de precandidatos a delegados de las asambleas provinciales y de diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular representativos de los valores más genuinos de la sociedad cubana.

Descargue en PDF (251 KB): Ley No. 72 de 1992, Ley Electoral cubana

Diseño: Dariagna Steyners y Fabio Vázquez/ Granma.

Infografía: Dariagna Steyners y Fabio Vázquez/ Granma.

Infografía: Dariagna Steyners y Fabio Vázquez/ Granma.

Infografía: Dariagna Steyners y Fabio Vázquez/ Granma.

elecciones-cuba-2017

Se han publicado 88 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • albon dijo:

    Leo que otros compañeros comentando acertadamente han señalado la importancia de que en la Asamblea Nacional se discutan los problemas que más afectan al pueblo y sobre los que se comenta en guaguas, colas etc. Un ejemplo, la ÚNICA PERSONA que mencionó la muy difícil e incomprensible situación con el suministro de medicamentos incluyendo los del tarjetón, para hipertensos, cardiópatas y diabéticos, fue el Co. CABRISAS. En cambio, nuestro ministro del MINSAP ni lo mencionó. No hacemos nada con tener hospitales recién reconstruídos muy bellos pero con falta de medicinas para los enfermos. La enseñanza de la Historia (que sí se discutió en las Comisiones) será muy importante, pero al lado del problema de las medicinas es una simple bobería. La Salud es una de las conquistas de nuestra Revolución que se habia mantenido contra viento y marea a pesar del bloqueo yanqui, no debemos dejar que fracase. Cualquiera que vea las COOOLAS que se forman en las farmacias el día en que surten un puñadito de medicinas verá que la cosa está caliente, caliente en ese tema. ¿Cuando se analizará en los niveles correspondientes y en lo posible, se solucionará o aliviará?

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    La única forma de que el parlamento se parezca al país, es que se eliminen las actuales Comisiones de Candidatura, que no son elegidas sino designadas, y que el 100% de los miembros de todas las Asambleas del Poder Popular sean Delegados nominados y elegidos directamente por el pueblo desde la base. Si usted lee con atención la Ley 72, se dará cuenta que es casi imposible que no se apruebe lo propuesto por estas Comisiones, lo que las convierte de hecho en quien realmente elige a las personas que ocuparán cargos importantes para los electores.

    Las Asambleas Municipales, una vez constituídas con el 100% de los Delegados de circunscripción nominados y elegidos por el pueblo, pueden asumir la función de Comisiones de Candidatura para proponer a los candidatos a Delegados a las Asambleas Provinciales y éstas igual para los Diputados a la Asamblea Nacional y cada una de estas candidaturas debe ser votada por los ciudadanos.

    La candidatura para Presidente y Vice Presidente de cada Asamblea puede conformarse con los Delegados que más votos proporcionalmente hayan obtenido en el respectivo escalón inferior que lo propuso. Todo esto pueden organizarlo las Comisiones Electorales que sí pueden ser designadas, porque no proponen a nadie.

    Así, todas las candidaturas vendrían de abajo y no de arriba.

    Tan importante como eso, es que se acaben de separar las funciones ejecutiva y legislativa (fíjense que digo FUNCIONES y no PODERES, para no lastimar oídos susceptibles) y que el Presidente del Consejo de Estado sea elegido también por el voto directo del pueblo.

    En mi opinión, con una estructura así, el parlamento sí sería una muestra del país tal y como el país es hoy, lo cual no quiere decir que no haya que seguir las transformaciones para que se parezca al país que por necesidad debemos llegar a ser mañana.

    Saludos.

  • Jorge Luis G dijo:

    Muy interesante el debate, coincido con casi todas las opiniones, se ve que este tema genera muchas ideas unas nuevas, otras medio redundantes.La pregunta inicial es compleja por la variedad de piezas que puede tener, el parlamento se parece al país cuando:
    -Le sirve bien, tiene en cuenta sus problemas reales y se esfuerza porque estos tengan solución. No veo como en Cuba donde la mayoría de sus diputados están ocupados en otras cosas y se relacionan poco o nada con la gente, puedan cumplir esto, si lo primero es que no saben ni sienten en carne propia los rigores de la vida diaria, por ejemplo si la mayoría son jefes que andan en sus carros no sienten las carencias del transporte público, no es lo mismo oirlo decir que vivirlo todos los días
    --Nuestro país es pequeño y de pocos habitantes, nuestro parlamento debe serlo también, creo que 100 o 150 diputados son suficientes, quizás así puedan legislar más tiempo y no 2 o 3 días por semestre como lo hacen ahora, Nuestro parlamento tiene más miembros que las dos cámaras del congreso de EEUU juntas, increible
    -Muy de acuerdo en que la elección de diputados no debe correr a cargo de una comisión de candidaturas, eso no suena muy democrático, muchos menos ese 50% , pienso que se debe asignar una cuota a cada municipio y en estos elegir democrática y dierectamente por el pueblo a sus representantes, así todos tendríamos más interés en estos procesos; elegidos y electores
    - No entiendo el porqué tengan que estar en el parlamento figuras de interés nacional, estas deben asistir pero cuando se les reclame que estén para que informen o rindan cuentas de su gestión, pero no como parte de este órgano
    -El pueblo de Cuba por su naturaleza es polémico discute mucho de beisbol, economía, del tiempo, de cultura, de la situación internacional, de política..., es dificil aveces ponernos de acuerdo con rapidez en algo, ¿ cómo entender que en el parlamento que representa a este pueblo sea distinto, que no se polemice ni se discienta de nada , que todo el mundo esté de acuerdo en cuanto se presenta una ley o cualquiera otra cosa levantando todos la mano?
    La forma de elección y fucionamiento del parlamento tuvo sus razones en el momento que surgió, pero ¿dónde está el pensamiento dialéctico de los revolucionarios?, las opiniones diversas vertidas aquí, gracias a Cubadebate, demuestran que la mayoría pide que se cambie eso ya, este sería un buen momento para hacerlo pero evidentemente no se hará tampoco ahora, ¿habrá que esperar 5 años más?

  • lazaro dijo:

    Nuestro sistema electoral debe seguir perfeccionándose. La democracia establecida es representativa y no participativa. Excepto trascendentales sucesos nos movemos por representantes, los cuales no significa que el pueblo que representa este de acuerdo con la decisión que tome en nuestro nombre. El pueblo solo elige al delegado de la circunscripción, de ahí en adelante solo vota, porque no elige a nadie más, ya están elegidos por la comisión de candidatura. En las boletas hay una candidatura cerrada, todos los que están en ella, vote unido, vote por uno o varios, salen todos. Y aquí se pierde mi necesidad o posibilidad de elegir al que yo quiero, al que yo considere mejor y salgan los que mayores consenso popular tengan (al nivel que sea), que esa comisión no de una candidatura tan cerrada. De esta forma lo que sale es que las comisiones son las que eligen finalmente y no el pueblo. Hay diputados que NUNCA van al municipio al cual pertenecen, cuando debería nutrirse de ese pueblo que voto por el.

    Otro elemento a tener en cuenta es que los Diputados sean profesionales, que trabajen todo el año legislando. Por lo menos más frecuentemente. Esas dos sesiones al año de la ANPP no permiten legislar con profundidad y prontitud a problemas que tiene el país necesidad de legislar. Sucede que el país se regulariza por decretos y otros mecanismos que son elaborados por un puñado de gente, de una mente restringida a diferencia del pleno de la ANPP donde hay más diversidad de opiniones y conocimiento que permiten la toma de decisiones más consensuadas; otro elemento es que los Ministros no formen parte del Parlamento porque se supone que son ellos, por su responsabilidad y cargo, quienes ejecuten lo que el Parlamento legisla. Diferenciar la composición del Consejo de Estado, de Ministros, etc., y los cargos relacionados. Son las mismas personas que están en todas partes. Tienen tiempo suficiente para estar en todos los lugares al mismo tiempo, lo que aprueban a un nivel ya está aprobado en el otro, porque los que lo analizaron a un nivel, son los mismos en el otro nivel. Para mi debería existir un primer ministro que atienda, trabaje y dirija a los ministros y liberar un poco de trabajo y responsabilidades al presidente del Consejo de Estado y a la vez ayude a tomar decisiones.

    Se debe propiciar que las intervenciones de los diputados sean transmitidas completamente por la televisión. Porque la TV retrasmite solo pequeños resúmenes de lo que una persona (director de tv) a su juicio personal considero transcendental.

    Buscando la mejora continua, puede ser que logre que el Parlamento se parezca al país (al pueblo).

  • Palax dijo:

    Hace falta un legislativo más activo a la hora de elaborar leyes que hace rato hacen falta y todavía no existe pronunciamiento alguno, se necesita mayor acercamiento al pueblo por parte de los diputados, yo partiucularmente desde que voté por el mío hace 5 años jamás le he vuelto a ver la cara ni en fotos. No camina por el barrio, no visita los lugares calientes de la zona para ver como funcionan las cosas.

  • Franke dijo:

    Muy interesante el artículo,recomiendo a todos los interesados en el tema que pueden profundizar en el libro de Jorge Lezcano sobre la Educación Cívica:Indiscutiblemente esta es nuestra demócracia, la cual debemos saber defender con argumentos y no dejarnos engañar por cantos de sirena una muestra de ello son estos diversos criterios que han sido publicados,lo cual muestra además cuanto puede aportar la sabiduria popular en el empeño de un mejor socialismo por lo que considero una muestra más de democracia sería una vez realizadas estas elecciones, se haga una consulta al pueblo soberano de Cuba sobre que cambios propone al sistema electoral.

  • lazaro dijo:

    Una tendencia muy marcada que he venido observando. Los presidentes y presidentas de las Asambleas Provinciales del Poder Popular y el Primer Secretario del PCC en las provincias tienen agendas de trabajo únicas o muy similares. En la mayoría de las actividades públicas, para no decir todas están juntos, principalmente en las no políticas. El Primer Secretario del PCC la provincia preside y le acompaña el presidente o presidenta de las APPP le acompaña. No está claro quien dirige a quien, pero si es evidente que el primero dispone y el segundo asegura los recursos (de donde no haya). Cosa que no veo a nivel nacional, el presidente de la ANPP tiene su agenda y el Primer Secretario del Comité Central tiene otra, se supone que es como debe ser.

  • Orestes oviedo dijo:

    Para lograr que el Parlamento se parezca al país, en las reuniones semestrales debe APORTAR SOLUCIONES a los problemas del ciudadano de a pié con rapidez, para que los problemas NO SEAN ETERNOS. y combatir con energía la CORRUPCIóN ADMINISTRATIVA.

  • jcpalomo dijo:

    Interensantes planteamientos, pero la realidad es que no se debe ser juez y parte y aquien yo elija debe conocer de mis penas y glorias. En mi circunscrpción solo he visto a mi delegado a mas nadie por quien voté.

  • Eduardo Ortega dijo:

    Este tema es vital para la Revolución. Tenemos que cambiar todo lo que sea necesario para que el Poder Popular sea más popular y tenga más poder. Ello posibilitará que mejore su credibilidad en la población. Varias de mis opiniones han sido ya expresadas de forma excelente por otros compañeros anteriormente, pero quiero expresarlas por la importancia que considero que tienen para nuestra sociedad.
    - Hoy el Parlamento no se parece mucho al país. En el Pueblo hay gran diversidad de opinión. El Parlamento discute poco y casi siempre acuerdan todo o casi todo por unanimidad; no se detecta que expresen las diversas formas de ver las cosas que tiene la población.
    - No es correcto que formen parte del Parlamento los Ministros y otros compañeros con responsabilidades muy ejecutivas. Estos compañeros al tener esa doble actividad se convierten en jueces y partes. No es correcto. Para eso hay que cambiar las leyes y eso le corresponde al propio Parlamento.
    - No es adecuado que el 50% de los Diputados no provenga de la base. Los Diputados todos, deben ser electos en la base. Ellos deben representar a la gente que los elige de manera directa, en sus Municipios de residencia.
    - No es adecuado ni conveniente que se elijan Diputados a compañeros que no viven en el Municipio por el cual se eligen. Hay algunos Diputados que no participan en la vida y no visitan regularmente los lugares por los cuales fueron elegidos. No pueden por tanto representar a los que los eligieron, ni vibrar con ellos en sus problemas y preocupaciones.
    - Los Diputados deben Rendir Cuentas ante sus electores en los lugares donde fueron elegidos. Además, acompañar (al menos dos veces en la legislatura) a los Delegados en sus Rendiciones de Cuentas, para que conozcan de primera mano las preocupaciones de la población.
    SALUDOS!

  • Candita dijo:

    Creo que la pregunta es muy sugerente, y quiero pensar que se están buscando alternativas reales para perfeccionar, yo creo que más bien es mejorar, nuestros órganos de gobierno. Si es así, los aportes de este debate deberían tomarse muy en cuenta, pues son planteamientos muy inteligentes, desde posiciones revolucionarias.
    Yo particularmente pienso que debemos elegir por el voto directo y secreto a los presidentes de las Asambleas Municipales y Provinciales, y tener potestades, como pueblo, para revocar sus mandatos, en los casos que sea necesario, pues hasta ahora aunque sea voz populi la ineficiencia de alguien, se demoran mucho las revocaciones, y las hace una instancia determinada, sin la participación del pueblo.

  • Bustamante dijo:

    Creo que el parlamento se parece más al sistema y a sus dirigentes, que al propio país. Con todo respeto, en el parlamento solo está representado una parte de la sociedad. Difícilmente, toda la sociedad en su conjunto. No porque lo diga usted, se convierte ya en un hecho el tema de la representatividad. Esta representatividad es bien cuestionable. Como es posible que no hallan oposiciones a propuestas de ley. Como es posible que todos coincidan, y que lo aprueben todo, o sea, lo bueno y lo malo. Sinceramente no simpatizo con el funcionamiento de la asamblea nacional del poder popular. Creo que se ha convertido, desde su creación, en un instrumento que el estado emplea para legalizar sus propuestas, estén estas en convergencia o no con lo que pueda pensar el pueblo. Ciertamente una parte importante de los diputados son del pueblo, pero responden a los intereses del gobierno. Por tanto están lejos de representar realmente al pueblo. Creo honestamente que todo el funcionamiento debe analizarse, y hablemos después de democracia.

  • Gumersindo dijo:

    Ante todo recordar que Cuba es Cuba y no se parece a ningún otro país. La Revolución cubana se conquistó con la fuerza de las armas ante el fracaso de la lucha cívica. Contamos con un Partido único pero que no tiene fines electorales. De buenas intenciones está hecho el infierno y en consecuencia desgraciadamente en nombre de Fidel y de Raúl hay mucha gente que puede destruir la Revolución que tanto trabajo le ha costado a los cubanos construir.
    Si bien el Parlamento tiene que representar al pueblo tiene también que garantizar la continuidad histórica de nuestra Revolución sin que eso signifique en lo absoluto que exista la falsa unanimidad. No nos podemos dar el lujo de sentar en la Asamblea Nacional a cualquiera que detrás de su máscara de comunista y revolucionario esconda su verdadera cara de individualista y traicionero. La historia nuestra nos ha dado demasiadas lecciones al igual que la historia de países hermanos como la República Bolivariana de Venezuela donde recientemente una Asamblea Nacional electa democráticamente por poco destruye al país. Por suerte existía en su constitución la figura de la Asamblea Constituyente la cuál al ser convocada por Nicolás Maduro logró la estabilización instantánea de la sociedad.
    Los procesos cívicos son complejos y más aun en la Cuba de hoy. Tenemos que estar preparados para enfrentar los retos presentes y futuros de nuestra sociedad que dimanan del hecho natural que es el cambio generacional de la dirección histórica de la Revolución y de las constantes agresiones de los anticubanos de Estados Unidos. No podemos tener miedo de esos procesos. Tenemos que confiar con precaución en los nuevos líderes teniendo en cuenta que nuestro Partido Comunista es el factor que garantiza la precaución. El Partido Comunista de Cuba es, sin duda alguna, nuestra Asamblea Constituyente. En el marco de la Revolución lo podemos discutir TODO como dice Raúl pero fuera de ella NADA.
    Nuestra ley electoral está cuidadosamente redactada al igual que la Constitución. Ello no quiere decir que no se le puedan modificar algunas cosas. Lo que falla a veces es la interpretación que hacemos de los textos legales. En lo particular no les cambiaría nada.
    Estoy en contra de cambios que proponen algunas personas como por ejemplo la disminución de la cantidad de diputados. Eso sería un error. Nuestra pequeña isla puede darse el lujo de tener una Asamblea Nacional más grande que la muchos grandes países. Eso es democracia. Si no cabe en el Capitolio no importa, que la sede sea allí y siga trabajando en el Palacio de Convenciones. Tampoco deben ser asalariados ni trabajar todo el año los diputados. Desde sus comisiones y su barrio y su centro de trabajo es que nace el trabajo del diputado. Es difícil entender que hayan diputados a la Asamblea Nacional que no sean antes que todo Delegados de su Circunscripción. La fuerza del diputado cubano tiene que venir de la base, tiene que tener intercambio real y diario con los electores. Solo determinadas personas como los miembros del Consejo de Estado o Ministros puede que no sean Delegados de Circunscripción pero el resto que no lo es lo que hace es acomodarse y perder contacto con el pueblo sean o no sus electores.
    También hay Diputados que son personalidades con muchos años en el Parlamento pero que desconocen la vida diaria del cubano que vive de su salario en un barrio de pocos recursos. El Parlamento no puede convertirse en el salón de la fama. Tener jóvenes, mujeres, negros, obreros, estudiantes, campesinos, intelectuales, amas de casa, cuentapropistas y jubilados no puede ser solo una meta estadística. Eso tiene que convertirse en un hecho natural que garantice la representación en la Asamblea de nuestra diversa sociedad para que sean más ricos los debates y más oportunas las acciones y soluciones que de ellos salgan.
    El proceso electoral en el que nos encontramos fortalecerá la Revolución.

    • olegario dijo:

      evidentemente creo que usted no ha entendido nada de las muchas, variadas y fundamentadas opiniones que se han vertido. Efectivamente siempre estaremos sometidos a riesgos, pero para eso tenemos que tener una Constitución que prevea todos los posibles errores de los hombres, para subsanarlos a tiempo. Creo que legislar es prever a futuro, hacerlo ahora con nuestra generación histórica es el momento. Que le corresponda a ella misma la previsión del futuro cuando ellos no estén.Y si el día de mañana algo falla que haya un mecanismo legal aprobado también por el pueblo que lo haga rectificar.

      • Gumersindo dijo:

        He entendido perfectamente todas y cada una de las opiniones que se han dado y como expresé coincido con algunas y con otras sencillamente no. Redactar leyes para regular procesos a futuro es cosa compleja. Tenemos que centrarnos en lo que tenemos para sobre eso avanzar con pasos firmes sin prisa para no equivocarnos. No podemos pretender que la generación histórica haga regulaciones apresuradas para no tener que echarle las culpas a ellos de los errorres que se cometan en el futuro y los problemas que se creen. Dejemos a la generación histórica vivir en paz y tranquilidad que despues de todas las batallas que han librado se merecen compartir tranquilamente con su familia descansar. Lo que he dicho es lo que opino y respeto las opiniones de los demás. Les recomiendo se preparen y lean los artículos de Ricardo Alarcón de Quesada quien fuera presidente del parlamento y explica muy bien los por que de cada parte de la ley electoral. En mi caso me conozco en teoría y práctica todo el sistema. Me sé las virtudes y defectos y me gustaría seguir trabajando en el perfeccionamiento del sistema del Poder Popular pués aunque solo tengo 26 años soy médico y me encuentro cumpliendo misión internacionalista desde que estaba estudiando mi carrera fui electo Delegado de Circunscripción de la asamblea Municipal del poder Popular de mi municipio Sagua la Grande. Me identifico mucho con el trabajo difícil pero no imposible de los delegados quienes luchan a diario sin recibir nada a cambio por sus vecinos para mejorarles la calidad de vida. Lo más importante es decir siempre la verdad por muy compleja que sea y explicarle a la gente que en Cuba todos entienden por el elevado nivel cultural. El trabajo de Delegados, Diputados, Secretarios del Partido y demás funcionarios es anónimo pero eso no quiere decir que no estén trabajando y bien. Los errores se reconocen y rectifican a tiempo. Tenemos muchas limitaciones por la mentalidad que tenemos a veces que nos impide lograr soluciones efectivas y además por los efectos del bloqueo que es el principal obstáculo al que nos enfrentamos. No debemos opinar por opinar sin antes conocer bien a fondo los hechos en la práctica. Hoy tenemos que tener seguridad en los pasos que damos. El liderazgo de nuestra nación está asegurado por muchos años. Tenemos que asegurar también el liderazgo en provincias, municipios y en el lugar más importante que es la comunidad. Para eso como nos pide siempre Raúl lo que tenemos que hacer todos es trabajar.

  • Lujan dijo:

    Hermanos, he leido detenidamente sus comentarios y creo que con ustedes la Asamblea funcionaria de maravillas.
    El problema radica en que decir es facil pero hacer es tarea de grandes y esos son los que hay que escoger para dirigir un pais como Cuba y un pueblo tan inteligente como el nuestro.
    Hombres y mujeres que piensen y hagan cosas en grande, que aporten nuevas ideas, que busquen nuevos senderos economicos, que tengan vision de presente y futuro, que logren poner orden y disciplina en la sociedad, que logren que el salario tenga valor, que habran las puertas al talento y al estudio y no al sociolismo, en fin, que logren realmente gobernar y legislar sin la sombra de la burocracia y la corrupcion. Esa es la Asamblea que queremos!

  • Eduardo Ortega dijo:

    Según puedo entender de la Ley Electoral (Artículos 21, 22, 67,68, 73), el Consejo de Estado designa a la Comisión Electoral Nacional y después de una serie de pasos, la Comisión Electoral Nacional, prepara y presenta a la Asamblea Nacional la candidatura para el Consejo de Estado.
    El principio y el fin de una importante actividad electoral están en el Consejo de Estado.
    Creo que esto debe considerarse para evitar redundancia en el proceso.
    SALUDOS!

  • Luisito dijo:

    Acaso no se tiene visión del pasado, sucede los mismos procesos en cada sesión y legislatura y sin resolverse la mayoría ( 75%) de los problemas. Esto ha demostrado inefectividad en dar soluciones más que respuestas. Los miembros de la Asamblea Nacional deben reunirse con más frecuencia ó debido a la cantidad de problemas han de dedicarse a discutir, proponer, legislar, pedir cuentas de instituciones y organismos ejecutivos. Esto de 2 sesiones al año entre gente tan dispersa por este largo periodo no funciona bien. Lo otro importante, cerca de un cuarto de los integrantes del Parlamento duermen y circundan sólo en 2 ó 3 municipios de la capital. Y más de un 60% de los que participan activamente en los debates de las sesiones plenarias, estas 2 veces al año que se sesión a, viven en la HaHabana y

  • cubanopatriota dijo:

    para que el parlamento se parezca al país, muy sencillo:
    - eliminar las comisiones de candidatura, que el pueblo vote por todos sus representantes, a todos los niveles, incluyendo los máximos líderes (por favor ver cómo se hace en Venezuela, ya que tanto defendemos su democracia, algo deberíamos aprender de ellos).
    - menos diputados, y que los que sean desempeñen sus funciones de manera profesional, se dediquen a legislar pues la Asamblea Nacional es el máximo órgano legislativo del país, sin embargo muchas de las leyes más sensibles que se aprueban no son en la Asamblea, claro, al reunirse dos veces al año muy poco puede hacer nuestro máximo órgano legislativo por las leyes de este país.
    - que la elección de los diputados sea una verdadera elección, no una legitimación de las propuestas, porque eso es lo que vamos a hacer a las urnas como autómatas, por qué no pueden ser como las de delegados a la asamblea municipal? pueden proponerse un número de personas donde por voluntad popular se elijan por mayoría no todos sino por ejemplo de 3 candidatos 2 diputados, eso sí sería una elección, reitero que lo que hacemos hasta hoy es una legitimación, todos los propuestos son electos, y eso en mi país se llama "paripé".
    - que no sean miembros de la asamblea ministros, ni viceministros, ni otros dirigentes que están para ser fiscalizados por los diputados, deben rendir cuentas ante ellos pero no como un diputado más, y que la asamblea tenga funciones para destituir a aquellos que no cumplan con sus funciones.
    - la asamblea no está para aprobar políticas, no se entiende que una sesión de la asamblea sea para aprobar los lineamientos, los lineamientos son las políticas, corresponden al partido, lo que le toca a la asamblea es controlar que quienes tienen que llevar a vías de hecho esas políticas lo hagan correctamente.
    - por favor, que se discutan en la asamblea los más acuciantes problemas de este país, pero que se discutan de verdad, pues muchas veces tal parece que está preparado todo el que va a intervenir y hasta lo que va a decir.
    - por último, que las sesiones de la asamblea nacional sean transmitidas en vivo y en directo a la población, no editadas como se hace normalmente, la población tiene todo el derecho de ver de primera mano todo cuanto se discute en el parlamento, desde que se abre cada sesión hasta que culmina.
    Estas son algunas sugerencias

  • Daniel dijo:

    Para que el parlamento se parezca al pais debe ser conformados por mujeres y hombres que tengan dedicacion a resolver los problemas el pais y consultar con la base, que a mi entender es lo que menos se hace donde vivo hace 35 años y jamas e visto un diputado a cualquier niovel ir a la rendicion de cuenta es mas, se ha pedido que participe la presidenta del municipio de San Miguel del Padron y ha ignorado al pueblo.
    Cada dia las rendiciones de cuenta de mi cuadra participan menos personas y llevamos 35 años diciendo los problemas y nadie da respuesta.

  • idloyed dijo:

    En la actualidad no me gusta para nada como se conforma el parlamento. Los diputados tiene que salir todos de la base. Quiero ver al Parlamento discutiendo leyes que el pueblo pide en la calle. Sería mucho más democrático. No quiero candidatos de un municipio que ni viven ni van por allí, ni conocen de los problemas de esa localidad. Eso hay que perfeccionarlo. Igual la falsa unanimidad. Ojalá cambie. Será mucho más creible.

  • Nelson dijo:

    Diputado debe ser aquel que se enfanga los zapatos luchando con el pueblo, en los barrios; no aquellos que lucen los 365 días del año impecable atuendo y discurso. Todos los diputados deberían ser elegidos por el pueblo. Una pregunta, ¿quién manda a las Comisiones de Candidaturas? No me digan que son autónomas 100%. Flta mucho para hacer la voluntad plena del pueblo. no se puede modernizar al país con leyes viejas, y sin embargo, estas colman todos los escenarios. Son una traba, en realidad.

  • NNC dijo:

    605 diputados es una barbaridad. Demasiados!!!! China tiene 1300 millones de habitantes y no pasan de 300 diputados. Si estos 605 diputados trabajaran todo el año, y se fajaran por acabar con los problemas del pueblo, estoy seguro que en el horizaonte viéramos algo de prosperidad. Pero con el esquema actual no se logrará, estoy convencido. Quién le orienta a las Comision de Candidaturas que deben ser 605 diputados? No se le puede ocurrir otra cosa?

  • NNC dijo:

    Por qué los ministros tienen que ser diputados? No puede ser juez y parte. Eso no resulta nada beneficioso. Estamos anclados en algo que no funciona. El pueblo debe sentir que tiene el verdadero poder.

  • dude dijo:

    Importante el tema de la legitimidad de nuestro sistema electoral, más cuando se avecina un cambio generacional significativo en la composición del gobierno. No me gusta el artículo publicado. Trata al lector como si fuera un enano mental. Eso de que el Partido no elige, propone o defiende a ningún candidato es, hablando en plata, incierto. Está más que claro que la peculiar estructura llamada Comisión de Candidatura está diseñada para mantener un control sobre la composición de las Asambleas. Para que no se quede nadie importante fuera y para que no se meta nadie potencialmente "peligroso". ¿Y quién ejerce ese control? Pues precisamente el PCC. ¿De donde emana el mandato de esa comisión?
    ¿Es elegida democráticamente? ¿Por qué tantos niveles de mediación entre el pueblo y el poder?
    El Parlamento cubano es, tristemente, una estructura cuya función fundamental ha quedado reducida a la ratificación de decisiones tomadas por el Gobierno o a la legislación sobre temas e iniciativas generalmente emanadas del Comité Central del PCC u otra institución del Estado.
    En lo particular, muy pocas veces he visto a un Diputado reunido con el pueblo, al menos en el barrio mío, o en mi municipio. Y si ha sucedido, no pasa de hecho anecdótico, para nada frecuente. ¿Por qué no van a la base los diputados? Simple. Primero, la base (la población) no los propone directamente así que no tienen ningún tipo de presión de no ser electos. Les basta "cumplir" con los parámetros de la comisión. Segundo los temas y las leyes que discuten la inmensa mayoría de las veces no emana de su iniciativa, luego votan por ella por opinión personal o disciplina partidista.

    ¿Qué tiene de malo la labor política de base? Qué daño hace un diputado consultando al pueblo sobre sus problemas y discutiendo directamente propuestas o posibles soluciones?
    ¿Cuál es el problema con tener más de una propuesta de diputado y ELEGIR al más capaz? Hoy por hoy, las "elecciones" no son para elegir sino para aprobar la elección de otros. Precisamente aquellos miembros de la Comisión de Candidatura.

  • vox (ppCARLITOS) dijo:

    Me gustaría más que fuera nuestro Parlamento bicameral, profesional, con separación de funciones y por elección directa del pueblo.

    Una Cámara con igualdad de votos por provincia a lo sumo dos Representantes por cada una logrando equitatividad sin importar tamaño de la provincia y la otro Cámara por cantidad de habitantes a un Representante cada 100000. De esta forma garantizaríamos mayor transparencia e igualdad.

  • José Luís dijo:

    Según el artículo Diálogo sobre sistema político cubano: ¿La democracia es el poder de los partidos o del pueblo? (+ Podcast) de los periodistas José Raúl Concepción y Dianet Doimeadios Guerrero, del 31 marzo 2017, publicado en este mismo espacio, el cual entrevista a los doctores en ciencias Daniel Rafuls Pineda y José Luis Toledo Santander, ellos reconocen que en la actual legislatura tan solo un 33% de los delgados son de la base, así que parafraseando a Taladrid propongo que saquen ustedes sus propias conclusiones sobre el actuar de dicha legislatura.

  • Medardo dijo:

    Por las respuestas anteriores, da la impresión que algunos no han leído toda la explicación de la compañera presidenta de la Comisión de Candidaturas Nacional, exceptuando apuntaciones que reflejan un sentir que habría que analizar.

    A mi modo de ver, y estoy convencido de ello, sí existe un carácter democrático en el proceso electoral:

    Es el pueblo quien elige a los más capaces, los de mayores méritos y virtudes, los que integrarán las Asambleas Municipales del Poder Popular.

    Las campañas o propagandas a favor o en contra de algún candidato, están prohibidas.

    Las urnas se sellan ante la presencia de la población, así como el conteo de los votos.

    Un 50% de los Diputados tienen que ser Delegados de Circunscripción, que son a su vez integrantes de las asambleas municipales, lo que garantiza que cada municipio del país esté representado. El otro 50% proceden de las propuestas de los plenos de las organizaciones estudiantiles, como son: la FEEM y la FEU; y de las organizaciones de masas, como son: ANAP, FMC, CDR y CTC. ¿Quiénes integran estas organizaciones, si no es precisamente el pueblo? Estas propuestas incluyen lo mismo un obrero, un campesino, un técnico, un especialista, un trabajador social, un(a) enfermero(a), un médico, un maestro, un atleta, un investigador, un artista, un representante de instituciones religiosas, así como dirigentes a distintos niveles como: funcionarios, directores, secretarios generales, vicepresidentes, presidentes, ministros, etc. De esta manera, se logra una composición social representativa de todos los sectores del país dentro del Parlamento, lo que garantiza un mejor análisis para la toma de decisiones en los asuntos más notables del país. ¿De qué otra manera pudiera lograrse esto?

    Según puedo apreciar, y coincido con algunos, donde hay que trabajar con mayor empeño es en el acercamiento de los diputados con la comunidad que representa. Un acercamiento que tiene que manifestarse tanto en preocupación, como en ocupación.

  • Taran dijo:

    Hola, estoy enviando por segunda vez mi comentario pues no se si fue que me lo banearon o que por otros problemas no llego.
    Saludos, me complace que Cubadebate publique un articulo como este en el que se puede comentar, me alegra que el pais cree esta via para conocer la opinion de
    una parte del pueblo, no soy muy conocedor del tema pero he meditado sobre el y
    si me permiten doy mi opinion sincera. Se habla mucho de que este sistema se puede perfeccionar, pero no conozco de cambios recientes. Personalmente creo que el 50 por ciento es muy bajo para la cantidad de candidatos directos del pueblo, si queremos que el parlamento se parezca al pueblo, ese porciento de candidatos directos debe estar cercano al 100, tenemos la ventaja de que no queremos parecernos a nadie, si se dice que el unico compromiso es con el pueblo, pues aqui en nuestra isla soberana podemos inventar el Parlamento que se nos antoje, como si tiene 3, 4 o 5 camaras.
    Voy a ser sincero, no me siento representado por ningun ministro o viceministro,esa persona no tiene los mismos problemas o necesidades que yo, me siento representado por el que vive en mi cuadra y trabaja con el estado, con el compra caro a los carretilleros y anda en bicicleta o hace colas de madrugada para ver si sacan algun medicamento.
    Sin embargo, y quiza el Parlamento no es el mejor ejemplo, nosotros votamos por esos ministros y viceministros elegido por las comisiones como parte del voto unido que se nos pide, no es asi?. No dudo de la capacidad y honestidad de esos companeros, pero la verdad ellos no tienen mis mismos problemas, mis mismas necesidades, otra cosa, quiza la mas importante, el delegado rinde cuentas frente a sus electores, si trabaja mal la gente no lo querra la proxima vez, nosotros tambien votamos por los altos dirigentes propuestos por las comisiones, pero cuando ellos fallan no rinden cuenta ante sus electores, rinden cuenta ante otros altos dirigentes y por eso se dan muchos fenomenos que el pueblo conoce como la ley antigravedad de caer hacia arriba.
    Si me permiten pongo un ejemplo, en una de las ultimas reuniones se dedico un tremendo debate en el Parlamento a los juguetes, muchos se asombraron, pero la verdad es un tema muy importante, que por cierto todavia no veo los resultados de lo que se discutio alli, me pregunto quien habra propuesto ese tema, algun delegado del 50 por ciento de los delegados directos, o alguno de los que eligen las comisiones?. Los juguetes son importantes, pero si alguna mujer ama de mi
    cuadra hubiera sido parlamentaria seguro que hubiera preferido hablar de otros temas mas acuciantes, por ejemplo de la produccion de ropa interior y otros articulos de primera necesidad para las mujeres, que se debatio extensa y acaloradamente aqui en Cubadebate por esos mismos dias, o sobre por que no
    se pone freno en mi ciudad al acaparamiento descarado de cuanta bebida sacan en las tiendas para luego venderlas y exponerlas a la vista de todos a mayor precio en los establecimientos particulares.
    No digo que lo que hablen los ministros y otros altos dirigentes no sea importante, pero si queremos que el Parlamento se parezca al pueblo creo que este debe estar compuesto por mas personas que realmente sufran las carencias que sufre el pueblo, quiza haya que hacer dos parlamentos, o dos camaras o como le pongamos. Eso si, por el que yo vote, si falla, creo que lo mas logico es que rinda cuenta ante sus electores, sea quien sea. En Cuba ninguna obra se hizo sin la participacion de todo el pueblo, es lo que garantiza el exito, recordemos a nuestro Comandante que dijo que los mas peligrosos enemigos de la
    revolucion somos nosotros mismos si trabajamos mal para defenderla, la mejor forma que tenemos de luchar contra la corrupcion, desvios de recursos y otros males que nos acechan, es crear un mecanismo de control donde participe todo el
    pueblo. Al pueblo siempre la verdad, incluso la mas dura, dijo Lenin.
    Otra cosa: hay que hacer algo para levantar el prestigio del delegado, debe ser una persona creativa y con amplios poderes para resolver cosas, digo levantar el prestigio de ese cargo, no de los adnegados companeros que los ocupan, los que no me entiendan que vuelvan a ver aquel genial programa de Panfilo que debian retrasmitir a menudo.
    No puede ser que un mismo planteamiento se esten haciendo por decadas y siempre la respuesta es que no hay recursos o que no salio en el plan de este anno. El delegado tiene que ser una persona que cuando la gente lo vea llegar diga se soluciono el problema porque lo cogio entre manos el delegado, algo asi como que todos los barrios fueran la Habana Vieja y el delegado fuera el gran Eusebio. Gracias si me publican.

  • Aroldo dijo:

    Facil, haciendo uno Nuevo.

    Saludos,

  • juandavid dijo:

    MI APORTE A ESTE DEBATE : Es cierto que no se puede ser juez y parte y si se hace un análisis de los comentarios aquí expuestos notarán que casi todos coinciden en esto NO PUEDE SER QUE por mi municipio elijan un diputado que nunca ha venido e este y que después de ser elegido si acaso venga una o dos beses en ese periodo de mandato
    NO PUEDE SER QUE antes de que se efectúe la asamblea municipal para elegir a sus miembros ya en las calles se conozca quien sera el presidente y vicepresidente (Algo esta funcionando mal)
    NO PUEDE SER QUE: mi delegado de base nunca se reúna con el diputado elegido y que lo representa el y ami en el parlamento
    NO PUEDE SER QUE : se siga incurriendo en las votaciones unánimes por que siempre en un parlamento existirán diferencias de criterio

  • Mario Jorge Muñoz dijo:

    No me satisfacen algunas respuestas, sigo pensando que el voto del pueblo se sigue quedando y no va más alla de la elección de los delegados de circunscripción. Pienso que quizás por eso las elecciones a ese nivel, al menos en las que participo, son aburridas y con poca afluencia de electores.

Se han publicado 88 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Dianet Doimeadios Guerrero

Dianet Doimeadios Guerrero

Subdirectora de Cubadebate. Holguín, 1988. Graduada en la Universidad de Oriente (2010). Reportera en el periódico ¡ahora! de 2010-2012. Contacto: dianet@cubadebate.cu, en Twitter: @ddoimeG

Ismael Francisco

Ismael Francisco

Fotorreportero de Cubadebate. Ha trabajado en Granma, Prensa Latina y la AIN. Ha realizado la cobertura gráfica de importantes acontecimientos políticos, deportivos y sociales en Cuba y otras partes el mundo. Posee varios premios y reconocimientos periodísticos.

Vea también