Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

FARC: Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, nuevo partido político de Colombia

| 8 |
farc-partido-politico-concierto-celebracion-timochenko

Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, en el evento de lanzamiento del partido político de las Farc. Foto: Diana Rey Melo / SEMANA

Después de cinco días de reunión y deliberaciones se cierra el Congreso de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP), para dar paso al nuevo partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Los días de congreso, en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, situado en el centro de Bogotá, a menos de tres kilómetros en línea recta del Palacio de Nariño, residencia oficial del presidente y sede del gobierno de Colombia, han reflejado la intensidad de distintas culturas políticas que confluyen en el partido. Principalmente dos: la de los guerrilleros de los diferentes bloques (mediante los que la guerrilla ejercía el control territorial de parte del país) y la de los militantes del Partido Comunista Clandestino Colombiano (PC3), expresión política de las FARC en áreas urbanas.

Después del trabajo en comisiones, el último día de debate fue inaugurado por Ernesto Samper, ex presidente de Colombia. El también ex secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas dio la bienvenida a la política a la ya ex guerrilla con un discurso en el que apostó por un socialismo del buen vivir (con menciones a Bolivia y Ecuador), en el que se dé un valor agregado a los recursos naturales, se impulse la economía campesina y el reparto de la tierra y se tengan relaciones bajo un horizonte sur-sur.

La jornada final del congreso tuvo varios momentos de discusión. Uno de los puntos centrales fue la orientación ideológico-política del partido que iba a nacer. La definición final, aprobada en votación, fue la de una organización que recoge los principios y elaboraciones teóricas de las derivadas del pensamiento crítico y libertario, así como de las experiencias que a partir de ellas se han elaborado tanto a escala mundial como de América Latina, especialmente las formuladas por los fundadores de las FARC-EP Manuel Marulanda y Jacobo Arenas. Todo ello con una orientación clara, destinada a superar el orden social capitalista vigente.

Otro momento de votación importante fue para definir el nuevo nombre y logotipo del partido. En este caso, aunque se barajaba la alternativa de Nueva Colombia, se decidió por mayoría mantener el acrónimo FARC, siglas históricas, en una decisión que intenta mantener la cohesión interna de la hasta ahora organización político-militar, aunque probablemente tenga un costo negativo en la percepción urbana. Junto al nombre, un nuevo logo que simboliza una rosa moderna con una estrella roja en su interior, ya criticado en redes sociales por su semejanza con la tradicional rosa de la socialdemocracia.

Pero el momento culminante del congreso tuvo lugar cuando los mil 100 delegados votaron por la dirección del nuevo partido político. Antes ellos, la decisión de escoger a las 111 personas que deben integrar la dirección, una urna y dos tarjetones; uno rojo, con 111 nombres propuestos por el Estado Mayor Central de las FARC, y otro verde, con más de 50 nombres que se habían ido proponiendo durante los días del congreso. El resultado, más allá de la cantidad de votos a cada candidato, consolidó la dirección de 111 propuesta por el Estado Mayor Central, con los principales cuadros políticos del secretariado de las FARC-EP en los primeros lugares: Iván Márquez, Timoleón Jiménez, Pablo Catatumbo, Joaquín Gómez, Pastor Alape o Ricardo Téllez, entre otros.

El propio momento de la votación fue histórico para buena parte de los participantes en el congreso, quienes, como afirmaban con emoción, en sus décadas de vida y militancia en las FARC, era la primera vez en su historia que depositaban un voto en una urna. A partir de ahora serán muchas las veces que lo tengan que hacer en un partido que tiene asegurados por los Acuerdos de La Habana cinco senadores y cinco diputados en la Cámara de Representantes para la legislatura 2018-2022.

Una vez clausurado el congreso fundacional del nuevo partido, con la elección de su dirección y presentado la organización naciente en un acto político-cultural en la plaza Bolívar de Bogotá –nada es casualidad–, donde la intervención principal estuvo a cargo del antes comandante en jefe Timochenko, hoy Timoleón Jiménez, las FARC enfrentan una serie de desafíos que tienen que encarar en esta nueva etapa de lucha política y electoral.

El principal es consolidarse como referente político no sólo en determinadas zonas rurales del país, sino, sobre todo, en lo urbano, donde trabajan cientos de organizaciones sociales y políticas en diversos ámbitos, el de los derechos humanos, civiles o políticos; género e identidad sexual; economías alternativas, y un sinfín de luchas territoriales.

Para ello cuentan con cierta aceptación en determinados sectores de la sociedad colombiana, que una encuesta de Gallup Colombia, divulgada durante los días del congreso, coloca en 12 por ciento, dos puntos por encima del 10 de aceptación que tienen los partidos tradicionales entre la sociedad colombiana, mientras la imagen negativa en 84 por ciento es algo menor que 87 puntos porcentuales de los partidos.

Ese descrédito de los partidos políticos tradicionales es una oportunidad, pero también entraña muchos riesgos, el de la normalización política y la institucionalización, que las FARC van a tener que enfrentar en el futuro cercano, incluidos los incumplimientos del gobierno en varios puntos de los Acuerdos de La Habana y el paso de miles de guerrilleros a la vida civil, muchos de ellos sin haber podido disfrutar de su juventud debido a la guerra.

Y es que, como nos comentaba la ex guerrillera Isabela, a cargo de la zona veredal Antonio Nariño, durante una visita a ese territorio de paz situado en Icononzo, Valle de Tolima, construir la paz es muchas veces más difícil que hacer la guerra.

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) festejó la creación del partido político con un gran concierto en La Plaza Bolívar y la asistencia masiva a una fiesta por la Paz.

Vea imágenes del concierto de las FARC:

farc-partido-politico-concierto-celebracion-6

Las FARC lanzan su partido político con un megaconcierto en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Danilo Canguçu

farc-partido-politico-concierto-celebracion-11

Las FARC lanzan su partido político con un megaconcierto en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Danilo Canguçu

farc-partido-politico-concierto-celebracion-8

El logotipo del movimiento político de las Farc alumbra la Catedral Primada de Bogotá. Foto: Diana Rey Melo / SEMANA

farc-partido-politico-concierto-celebracion-7

Las FARC lanzan su partido político con un megaconcierto en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Danilo Canguçu

farc-partido-politico-concierto-celebracion-10

Totó la Momposina. Foto: Diana Rey Melo / SEMANA

farc-partido-politico-concierto-celebracion-9

Las FARC lanzan su partido político con un megaconcierto en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Danilo Canguçu

farc-partido-politico-concierto-celebracion-5

Las FARC lanzan su partido político con un megaconcierto en la Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Danilo Canguçu

farc-partido-politico-concierto-celebracion-3

Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Danilo Canguçu

farc-partido-politico-concierto-celebracion-2

Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Diana Rey Melo / SEMANA

farc-partido-politico-concierto-celebracion

Líder de la comunidad Awa. Foto: Diana Rey Melo / SEMANA

farc-partido-politico-concierto-celebracion-4

Plaza de Bolívar de Bogotá. Foto: Diana Rey Melo / SEMANA

 

 

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Adrián dijo:

    Felicitaciones a los compañeros de las FARC. Y ahora, con la experiencia de más de 50 años, a hacer más trabajo político. Lástima que el Comandante en Jefe Fidel Castro no halla podido ver en vida este momento.

  • Arturo dijo:

    Colombia ha dado una lección de tolerancia, democracia y modernismo en América Latina, dejando atrás años de confrontación, de odio entre hermanos y de sangrientos enfrentamientos fraternales. Las FARC parte en igualdad de condiciones con otros partidos políticos tradicionales. Ejemplo para todos, inclusive para Cuba.

    • Adrián dijo:

      La situación de Colombia no es para nada ejemplo para Cuba. Para empezar, fuimos a la guerra de liberación precisamente porque los partidos políticos tradicionales no servían ni para establecer una seudodemocracia que se fue abajo el 10 de marzo de 1952. En segundo lugar, porque el gobierno de Cuba es un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Aqui no hay élites corruptas, ni narcotráfico, ni bases yanquis.
      Y en tercero, porque la propia historia de Cuba ha demostrado que el pluripartidismo es, en el caso cubano, una basura. Nuestro PCC tiene raices en el propio PRC que fundó Martí para lograr iniciar la guerra de independencia de 1895.
      Y habría que ver ahora, cuan limpio es el juego del estado y el establishment colombiano, contra el nuevo partido.

      • Arturo dijo:

        El momento en que vivimos es ahora y no 50 años atrás
        En Cuba, como en todo el mundo puede haber y ha habido corrupción. En Cuba hay oportunidades para todos, pero hay grandes diferencias entre mucha gente y se han creado clases sociales. Hoy por hoy hay quien tiene mucho dinero y hay gente vivendo en precario con muy poco.
        Hoy hay Partido único, pero mañana tal vez no sea así. Hay mucha gente buena que tiene derecho a pensar de otra forma y a manifestar ese derecho.

  • mat dijo:

    Ejemplo de tolerancia, denocracia, de unir al pueblo con diferente forma de pensar; de no tener miedo a las diferentes ideologia. Bravo por Colombia ejemplo a imitar, incluyendo nuestro pais

  • Juan Carlos Moya Colina dijo:

    Quisiera decirle algo al señor Timochenko, que recuerde lo que paso con el M-19, YA USTEDES HAN TENIDO MUERTOS, no te confies en Santo que el no es confiable, representa los intereses de los Americanos en America del Sur y de la burguesia Colombiana, el premio nobel de la paz que le dieron no se lo merecia por muchos motivos que se conocen y no vale la pena mencionar.

  • JOSE LUIS dijo:

    Un buen ejemplo de firmeza para la paz, pero me temo que en Bolivia y en el mundo se contaron mucha mentiras de las guerrillas y no se contaron los asesinatos de los para-militares, gobernados por la C.I.A. Y el gobierno de turno, espero que los habitantes de este país hermano no se dejen engañar por el imperio y sus lacayos y camine hacia la revolución bolivariana. Paz y revolución en las urnas.

  • guillermo mora dijo:

    interesante la fundación del partido politico de las FARC. Parece que el Congreso de la republica esta tratando de reversar los acuerdos de paz de la Habana o le esta poniendo palos a la rueda con el fin de retardar el cumplimiento. Muchos congresistas sueñan con “hacer trizas el acuerdo”, con mantener sus privilegios, por eso siembran “cisaña” en el sembrado de la paz. guillermo

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Katu Arkonada

Katu Arkonada

Politólogo vasco. Ha coordinado las publicaciones “Transiciones hacia el Vivir bien” y “Un Estado muchos pueblos, la construcción de la plurinacionalidad en Bolivia y Ecuador”. Es miembro de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad.

Vea también