Strike 3: Olor a campeonato | Cubadebate


- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Strike 3: Olor a campeonato

Publicado el 21 enero 2017 en Cuba,Deportes,Noticias
Publicado por: Cubadebate

Ni el famoso “caballo de Atila” relinchaba como estos Alazanes, que no han creído en Tigres y ya han puesto la serie 3×0, el sábado en curso con una paliza de 10×1 marcada por el Grand Slam de Guillermo Avilés. Mañana, en la posible última fecha, Erlis Casanova tratará de hacer la cruz versus Leandro Martínez o Yanier González.

Guillermo Avilés de Granma, conecta jonrón con bases llenas en el primer inning del tercer partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, en la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017. Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

Guillermo Avilés de Granma, conecta jonrón con bases llenas en el primer inning del tercer partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, en la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017. Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

HIGHLIGHTS

-Como era de esperar Granma conservó intacto su line up, mientras Ciego de Ávila colocó a Edilse Silva y Osvaldo Vázquez en los turnos de más responsabilidad –un cambio que ya habíamos previsto en la anterior entrega de esta columna- y le dio entrada al pimentoso Alexander Jiménez para que funcionara como hombre proa. Así, la alineación tendría a un trío de zurdos en cabeza, en el empeño de atacar con mayores opciones al mejor serpentinero del torneo, Lázaro Blanco.

-Un paréntesis curioso: cinco de los peloteros de Granma llevan un terminal “1” en el dorsal: Roel Santos (1), Yordan Manduley (41), Yunior Paumier (11), Avilés (21) y Yoelkys Céspedes (51). ¿Será que tantos unos conducen inevitablemente al lugar uno?

-Tradicionalmente, Granma no ha sido un equipo que brille en su estadio. Ese era uno de los principales motivos de esperanza para la fanaticada avileña, desconcertada por los desenlaces precedentes. Sin embargo, esta noche Dachel Duquesne tendría un paso efímero por el montículo una vez que recibiera hit de Santos, boleara a Manduley, le pegara pelotazo a Paumier y, con bases llenas y sin out, transfiriera a Alfredo Despaigne. En su auxilio llegó el joven Raidel Martínez, y en un santiamén dominó a Denis Laza y el inspiradísimo Carlos Benítez. ¿Podría este muchacho amordazar la madrugadora intentona del home club? Para desgracia suya, no: en dos strikes y una bola, Avilés –que a partir del sexto juego ante Matanzas encontró el antídoto para el veneno que le aquejaba hasta ese entonces- le golfeó un lanzamiento que voló hasta las enloquecidas gradas del derecho. Grand Slam, 5×0, y el castillo de los sueños del campeón recibía un cañonazo en una torre.

-Blanco probó que, ahora mismo, es el pitcher más confiable del país. Y lo digo porque no precisó de estar en una tarde-noche espléndida para silenciar al adversario. Lucía menos controlado que en otras salidas, requería de más trabajo para sacar los outs, y de todas maneras limitó la ofensiva de Ciego a una carrera. Su gran momento tuvo lugar en la tercera entrada: par de hits y un boleto le cuajaron los ángulos, y él mantuvo la concentración necesaria para propinarle un ponche a Osvaldo Vázquez. Chapeau!

-El cuarto episodio le dio el tiro de gracia al encuentro. Un tubey de Paumier llevó a dos compañeros rumbo al plato –es difícil explicarse la insistencia en ‘regalarle la raya’ a este halador natural-, y la base posterior a Despaigne subió una nueva anotación al marcador. 8×0. Historia escrita. Lo demás no es preciso reseñarlo.

-Seamos honestos (porque ahora comenzarán a aparecer los “yo lo dije”, “yo lo sabía”, “eso estaba cantado”): antes de los play off, pocos dimos a los Alazanes como favoritos. Y seamos más honestos: las apuestas mayoritarias se inclinaban por una final Ciego de Ávila-Matanzas. Mas los peloteros de Granma se rieron del supuesto libreto con una conferencia magistral de desenfado. Ese ha sido a mi modo de ver el secreto de su éxito: se les ve relajados, sin presiones, gozando cada instante, que es un hábito casi olvidado en nuestro béisbol. Tienen claro que se trata de un juego y no hacen otra cosa que jugarlo. Y todavía no han ganado, pero nada se parece más a eso.

Dachel Duquesne (C) abridor de los Ciego de Ávila es sustituido por Roger Machado (I) en el partidp entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, de la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017.  Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

Dachel Duquesne (C) abridor de los Ciego de Ávila es sustituido por Roger Machado (I) en el partidp entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, de la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017. Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

BOX SCORE

CAV 1 6 0
GRM 10 9 0
Ganó: L. Blanco. Perdió: D. Duquesne. HR: G. Avilés, R. González.

ALINEACIONES

Ciego de Ávila – A. Jiménez, RF; J.P. Martínez, CF; E. Silva, LF; O. Vázquez, C; D. Duarte, 1B; Y. Fiss, BD; D. Gálvez, 2B; Y. Borroto, SS; R. González, 3B. Lanzador: D. Duquesne.
Granma – R. Santos, CF; Y. Manduley, SS; Y. Paumier, 3B; A. Despaigne, BD; Denis Laza, LF; C. Benítez, 2B; G. Avilés, 1B; F.C. Morejón, C; Y. Céspedes, RF. Lanzador: L. Blanco.

El granmense Guillermo Avilés festeja el jonrón con bases llenas en el tercer partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, como parte de la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017.  Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

El granmense Guillermo Avilés festeja el jonrón con bases llenas en el tercer partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, como parte de la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017. Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

LAS CARAS DEL JUEGO

Positiva: El tercer bambinazo de Avilés en la postemporada. Cada extrabase del muchacho ha pesado decisivamente en las victorias de su equipo.

Negativa: La escasa productividad mostrada por Ciego con corredores en el circuito.

Preocupante: Perder el trono por la dolorosa vía de la barrida dejaría un sabor muy amargo en la boca del Tigre.

Incomprensible: La cantidad de strikes que se dejaron cantar los lanzadores avileños. Demasiados.

Recomendable: No perderse el desafío dominical, porque puede ser histórico.

Jugada en segunda en el tercer partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, en la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017.  Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

Jugada en segunda en el tercer partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, en la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017. Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

Lázaro Blanco abridor de Granma,  en el tercer partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, en la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017.  Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

Lázaro Blanco abridor de Granma, en el tercer partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, en la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017. Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

Raidel Martínez  relevista de Ciego de Ávila en el partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, como parte de la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017.  Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN

Raidel Martínez relevista de Ciego de Ávila en el partido entre Alazanes de Granma y Tigres de Ciego de Ávila, como parte de la gran final de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017. Foto: Osvaldo Gutiérrez Gómez / ACN


URL del artículo : http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/01/21/strike-3-olor-a-campeonato/

Cubadebate, Contra el Terrorismo Mediático http://www.cubadebate.cu