- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

El Barcelona logra la victoria en sufrido partido frente al Valencia (+ Videos)

Victoria del Barcelona sobre el Valencia. Foto: AFP.

Victoria del Barcelona sobre el Valencia. Foto: AFP.

El Barça logró el triunfo en Mestalla (2-3) frente a un Valencia, que mostró ante los blaugrana todas las virtudes de las que ha carecido en este arranque de campaña y una dureza a veces para muchos desmesurada.

Más allá de una victoria que resultó una demostración de carácter y calidad individual a falta de juego colectivo, Luis Enrique tiene un quebradero de cabeza muy, muy grande con la lesión de Andrés Iniesta.

Si en defensa se echó de menos a Jordi Alba y sobre todo a Gerard Piqué, en el centro del campo va a ser complicado compensar la pérdida de talento en ausencia de Don Andrés.

La caldera valencianista.

En este Valencia-Barça, como en todos, Mestalla fue la caldera de siempre. No ahorró pitos para André Gomes ni, por supuesto, para Paco Alcácer al que 'marcaron' incluso camino del banquillo.

Precisamente Gomes fue la principal novedad en el once barcelonista, para dar un respiro al exigido Rakitic, exprimido en el duelo frente al Manchester City. Las incorporaciones de Umtiti y Digne, dadas las bajas, no fueron sorpresa.

Tras unos primeros minutos de imprecisiones y pérdidas de balón, el Barça pareció hacerse con el control del balón mientras que el Valencia insistió en su idea de replegarse e intentar explotar las recuperaciones para buscar el contragolpe.

Iniesta en el momento en que sale lesionado. Foto: Sport.

Iniesta en el momento en que sale lesionado. Foto: Sport.

Enzo Pérez lesiona a Iniesta.

El partido tuvo muy pronto un primer golpe de teatro con la fea entrada de Enzo Pérez sobre Andrés Iniesta en una zona intrascendente del campo. Lesionando el capitán blaugrana, a Rakitic se le acabó el descanso mientras que Garay o Mario Suárez se empeñaban con excesiva contundencia con el consentimiento del siempre errático Undiano Mallenco.

Una vez más, Leo Messi demostró su condición de número 1 con destello de calidad para compensar la baja de Iniesta -y la falta de juego- y neutralizar las patadas valencianistas con el 0-1 (22').

La defensa del Valencia no acertó a cortar con acierto una penetración de Rakitic, el esférico le cayó a Leo que armó el cañoncito y disparó raso y colocado. Diego Alves reclamó el fuera de juego posicional de Luis Suárez, que habría interferido en la visión de la trayectoria del balón, pero el tanto subió al marcador.

El Barcelona pudo sentenciar.

Aunque una galopada de Cancelo por la banda derecha pudo acabar en el empate si Rodrigo o Nani hubieran conectado su centro, fue el Barça el que tomó el mando claro de las operaciones hasta el descanso.

El Valencia intentó frenar el juego del Barça con una intensa presión, por momentos excesivamente dura, y un fútbol vertical cuando recuperaba el esférico para llegar rápido al área de Ter Stegen. Pagó su precio con la lesión de Gayà (37') sustituido por Abdenour.

El duelo se mantuvo abierto aunque el Barça pudo sentenciar con un par de ocasiones seguidas de Luis Suárez, pero el Bota de Oro 2016 no estuvo fino.

En el minuto 36 'Lucho' lanzó un derechazo que Diego Alves rechazó espectacularmente después de que Mangala tocara ligeramente el balón. Y en el 38, Neymar le filtró un pase excepcional pero el uruguayo remató sin fuerzas, esta vez con la zurda.

El Valencia explotó las dudas defensivas del Barça con un par de contragolpes que Parejo no aprovechó al filo del descanso, especialmente en un mano a mano con Ter Stegen.

Barcelona sufre frente al Valencia, pero gana. Foto: Sport.

Barcelona sufre frente al Valencia, pero gana. Foto: Sport.

Factor Munir.

Cesare Prandelli tomó una decisión clave: Munir sustituyó a Montoya y Cancelo se retrasó al lateral. El Valencia se transformó y dejó de estar más ocupado en pegar y emepzó a jugar. Ante un Barça parado, sin bandas y desconectado de la 'MSN', el Valencia tuvo un cuarto de hora eléctrico gracias al exdelantero blaugrana.

Con poco fútbol, aun así llegaron las ocasiones para el Barça. Diego Alves sacó un tiro de Neymar y Rakitic envió el rechace al poste (50'). El Valencia replicó con una acción de Parejo por la banda que Munir, desde la frontal, transformó en un zurdazo imparable para Ter Stegen (1-1, 52').

Con el Barça todavía noqueado, Nani envió un pase inteligente para el movimiento de Rodrigo en la frontal y este, ante la pasividad de la defensa y con un toque hábil, marcó el 1-2 (56').

Sobrevivir a Mestalla.

A falta de fútbol, el Barça tiró de carácter y talento para sobrevivir en Mestalla. Por fin llegó al rescate el 'pistolero' Luis Suárez con el 2-2 (62') que remachó una buena parada de Diego Alves a un remate de cabeza de Rakitic. Con su trallazo, el uruguayo se desquitaba pero, además, metía al equipo en el partido.

El encuentro se volvió a enmarañar porque al Valencia le entró vértigo y sus jugadores regresaron al fútbol más trabado mientras que el Barça seguía sin capacidad para asociarse en torno al balón.

En la recta final el Barça y el Valencia caminaron por el alambre; Luis Suárez y Nani pudieron desequilibrar el marcador para uno u otro equipo y Luis Enrique echó en falta, como nunca, a Gerard Piqué. El central no solo impone su físico y su calidad técnica, sino que aporta una seguridad a la zaga que el equipo no tuvo en Mestalla.

¡Penalti!

Cuando parecía que el partido iba a acabar en empate, llegó el inapelable penalti de Abdenour sobre Luis Suárez al límite del tiempo. Se medían Messi, con su historial desde el punto de penalti, y Diego Alves, un portero especialista en detener penas máximas.

Con Mestalla echando humo, Leo no falló y ajustó su remate con la zurda, raso y potente, que pareció tocar con la punta de los dedos el meta valencianista. Subió el 2-3 al marcador (90+2) mientras que los aficionados la tomaban con los jugadores blaugrana y a Neymar le caía una botella en la cabeza.

Una situación lamentable, pero un asunto menor al final a efectos deportivos. El Barça había salvado un partido dificilísimo al límite, y a estas alturas de temporada es lo fundamental.

(Tomado de Sport)