- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Strike 3: ¡Habrá mañana!

Yosvani Torres, la máxima figura del picheo pinareño, aseguró el triunfo en el sexto desafío Pinar-Ciego, Play Off Final, 55 Serie Nacional, 16 de abril de 2016. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Yosvani Torres, la máxima figura del picheo pinareño, aseguró el triunfo en el sexto desafío Pinar-Ciego, Play Off Final, 55 Serie Nacional, 16 de abril de 2016. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Gane quien gane, el play off de 2016 va a ser eternamente recordado porque acaba de ser testigo de un suceso inédito: tras ir perdiendo 3x0 el dual meet decisivo, Pinar logró empatarle a Ciego y habrá que decidir mañana. Esta noche el éxito llegó con pizarra de 7x3, gracias al dúo en blanco y negro que conforman Yosvani Torres y Liván Moinelo.

Highlights
*Por primera vez en todo el play off –cortesía del inopinado aguacero de la víspera- los líderes de cada rotación se veían cara a cara, como los tipos duros en Tombstone: solo que aquel fue un tiroteo de treinta segundos y este podría ser más dilatado. Mucho más. Mejor no podía ser la oferta para el partido de regreso a Ciego. Otro posible match game, como el de hace tres días en el Capitán San Luis. Pero este pastel, con la guinda de enfrentar a Yosvani Torres y Vladimir García.

*No es exageración ni frase complaciente: se vivía un ambiente precioso en el Cepero. Lleno completo, con miles –sí señor, varios miles- en los alrededores del estadio, y una alegría desbordante que oponía a visitantes (“Ciego, Ciego... picadillo e’tigre”) y anfitriones (“Machado saca el cañón, porque Ciego va a ser campeón”). La noche prometía.

*Vladimir abrió en recta al medio, desafiante, como para dejar sentado que venía duro y con ganas de imponer su ley. No obstante, Lázaro Ramírez lo encaró con la frescura de la juventud y disparó hit al izquierdo. Luego, con un out, el diestro regaló boletos a Duarte y Saavedra, y un sencillo de Yosvani Alarcón –después de lucir dos veces mal contra la slider- trajo las dos primeras para la causa de los verdes. A partir de ese instante empezó a escribirse la crónica del tercer naufragio en fila de los Tigres: Alarcón fue sorprendido y escapó de manera milagrosa, y su hermano largó un bambinazo que puso el score 5x0. Locura. La comisión de embullo pinareña, reunida por la banda de primera, era la única que festejaba en un Cepero lleno de caras largas, temerosas de lo que un periodista local definió como “pollona para atrás”. Es decir, la terrible y extraña remontada de una serie que ya casi tenía descorchadas las botellas de champán, como aquella del año 2004 con que Boston aniquiló a los Yanquis (6x4, 5x4, 4x2 y 10x3).

*Cuando el derecho de Morón explotó tras el jonrón de Lázaro Ramírez (había sacado apenas cuatro outs, con seis carreras a su cuenta), en el público escuché varias opiniones que concluían en que no debían haberle dado la pelota al “34”. Perdón, pero discrepo. Es muy fácil analizar las decisiones luego de conocer su desenlace: así cualquiera es manager, y gana. Lo digo convencido: Vladimir era el hombre, cualquiera que fuera el resultado. Sencilla y llanamente, le tocaba, y Machado acertó al encomendarle el compromiso. La pelota no es, no puede ser, un dominó donde uno guarda fichas para el vire.

*El abridor pinareño se encaramó en el box tras emprender la carrerita de siempre, mientras su gente le cantaba un “¡Torres felicidades!” que evocaba el reciente nacimiento de su hija Aitana, y que él retribuyó con un pitcheo soberbio de siete innings a ritmo de una limpia por cuadrangular de Guillermo Avilés (más dos sucias). Siempre abriendo con strike, siempre combinativo, el lanzador más inteligente de la pelota nacional a día de hoy lució tan grande como es en el montículo, y se afianzó como candidato principal de su equipo al premio al Más Valioso. Baste este dato para graficar su hegemonía: cumplidas tres entradas le había empezado con strike a 11 de 13 bateadores, sumaba un trío de ponches sin boleto, y de diez conexiones aceptadas, ocho habían sido rollings.

*A la altura del cuarto episodio, Torres dejó un detalle de la clase que asiste a los pitchers cuando pueden razonar en el montículo. Avilés, que le había pegado vuelacercas, se fajó a fouls con él, quien tiraba rompimientos y rectas sin conseguir el out necesario. Entonces, burlando las teorías del librito, el de Minas lanzó lo que menos esperaba el granmense, un cambio de velocidad, y lo ponchó.  Torres le regalaba a la provincia una nueva lección de jerarquía monticular, y Pinar se volvía a subir en el cielo del diamante.

Positivo: Dios mío, ¿cómo hace Pinar para guerrear de esa manera?

Negativo: La apertura de Vladimir García, muy distante de su calidad real.

Preocupante: El golpe sicológico podría ser letal para los Tigres.

Incomprensible: ¿Será tan difícil que otros estadios alcancen los niveles de iluminación del Cepero?

Recomendable: En fases finales, lo reitero, todos los juegos debieran ser nocturnos.

Sexto Juego de la Final de la 55 Serie Nacional de Béisbol Ciego de Ávila-Pinar del Río. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Sexto Juego de la Final de la 55 Serie Nacional de Béisbol Ciego de Ávila-Pinar del Río. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Yordanis Alarcón conectó jonrón de tres carreras en el sexto desafío Pinar-Ciego, Play Off Final, 55 Serie Nacional, 16 de abril de 2016. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Yordanis Alarcón conectó jonrón de tres carreras en el sexto desafío Pinar-Ciego, Play Off Final, 55 Serie Nacional, 16 de abril de 2016. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Lázaro Ramírez celebra con el cargabates pinareño su jonrón en el  sexto desafío Pinar-Ciego, Play Off Final, 55 Serie Nacional, 16 de abril de 2016. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Lázaro Ramírez celebra con el cargabates pinareño su jonrón en el sexto desafío Pinar-Ciego, Play Off Final, 55 Serie Nacional, 16 de abril de 2016. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Sexto Juego de la Final de la 55 Serie Nacional de Béisbol Ciego de Ávila-Pinar del Río. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Sexto Juego de la Final de la 55 Serie Nacional de Béisbol Ciego de Ávila-Pinar del Río. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Yosvani Torres, el MVP de Pinar del Río en la Gran Final de a 55 Serie Nacional de Béisbol Ciego de Ávila-Pinar del Río. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate

Yosvani Torres, el MVP de Pinar del Río en la Gran Final de a 55 Serie Nacional de Béisbol Ciego de Ávila-Pinar del Río. Foto: Ricardo López Hevia / Granma / Cubadebate