- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

El Wushu se enraiza como forma de vida en Cuba

JpegPor Katheryn Felipe

Del 23 al 29 de octubre celebrará dos décadas de existencia la Escuela Cubana de Wushu y Gigong de Salud, conocida por utilizar las artes marciales con fines terapéuticos y arraigar la cultura china en la forma de vida de los cubanos.

Creada en medio del Barrio Chino de La Habana en 1995, la institución, también llamada el Templo de la Salud, vela bajo los principios de respeto, justicia e inclusión social, por alrededor de cinco mil practicantes en todo el país (más de una quinta parte en la capital).

Según explicó en conferencia de prensa este viernes Roberto Vargas Lee, fundador y director de la Escuela, el wushu (que incluye estilos internos y externos) y el gigong (técnicas de la medicina ancestral) contribuyen al bienestar físico y mental humano, sin discriminar razas, credos o edades.

La jornada conmemorativa, que recibirá de manera especial a maestros de la República Popular China, desarrollará exhibiciones de artes marciales, ejercicios y danzas tradicionales, y seminarios especializados.

Además, se prevé una gala cultural, que verá la luz en el Teatro Lázaro Peña el sábado 24, y el estreno de una exposición fotográfica y la cancelación de un sello postal, ambos el lunes 26.

Si bien nació en la Isla de la mano de descendientes asiáticos, asegura Vargas Lee, el wushu es casi una religión que se extiende por las comunidades.

Desde la visión del maestro, más allá del arroz frito o el chop suey, la cultura china se cultiva en Cuba a través de las artes marciales.

De acuerdo con estudios científicos, la práctica sistemática del wushu mejora la presión arterial, las afecciones cardiovasculares y las funciones digestivas y respiratorias.

Igualmente se ha probado la efectividad de esa disciplina para reducir el estrés, ayudar a la concentración y facilitar las relaciones interpersonales.

Entre los mayores logros del centro aparecen cerca de 40 medallas ganadas por atletas cubanos en eventos deportivos internacionales.

Reglas de oro para los practicantes de las artes marciales chinas en la Escuela Cubana de Wushu:

Respetar a los padres y familiares.

Respetar a los ancianos, maestros y condiscípulos.

No llevar la técnica a combates comprobatorios.

No utilizar sus conocimientos para avasallar, atropellar o causar daños a los demás.

Utilizar los conocimientos en caso que no pueda en modo alguno evitarlo y siempre como medio de defensa.

Estar dispuesto a defender la justicia y a proteger al prójimo.

Transmitir los conocimientos sólo a quienes reúnan los requisitos para adquirirlos.

Ser capaz de mantener el control de sí mismo y serenidad.

Ser opuesto a la violencia.

No mostrarse cruel y/o orgulloso.

Tener voluntad y perseverancia.

Utilizar el entrenamiento con propósito de salud y no como medio de superar a los demás.

Ser modesto, sencillo, sincero, honrado y discreto.