Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

¿Por qué dimite Alexis Tsipras?

| 63 |
Foto: Reuters.

Alexis Tsipras. Foto: Reuters.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, dimitió este jueves luego de alcanzar un acuerdo para el tercer “rescate” financiero con la Troika, que incluye más recortes económicos y privatizaciones.

¿Qué motivó a Tsipras a renunciar a su cargo?

-El primer ministro griego había prometido que no volvería a adoptar reformas económicas, sin embargo, aceptó recortes y privatizaciones impuestos por los acreedores internacionales.

-Esta decisión causó descontento en varios miembros del partido Syriza. La semana pasada decenas de legisladores votaron en contra del tercer “rescate”.

-Ante un escenario de default y una salida del euro, Tsipras argumentó que nunca estuvo de acuerdo con todas las condiciones impuestas del “rescate” y, por tanto, no tenía “otra opción”.

-Asimismo aseguró que tenía la obligación moral de someter la gestión de su Gobierno a la consulta soberana del pueblo.

-Según analistas, Tsipras renunció para generar nuevas condiciones de acercamiento con los miembros de la zona euro.

Las diez frases del discurso de renuncia

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, presentó este jueves la renuncia formal a su cargo y convocó a elecciones adelantadas, aquí parte de su discurso.

  • "No vamos a conceder nuestros ideales. Vamos a dar la batalla dura para reconstruir nuestro país"
  • "Nosotros queremos cambios reales. Estoy optimista, los mejores días no los hemos vivido todavía"
  • "No logramos todo lo que le prometimos al pueblo griego pero hemos salvado al país"
  • "Hemos dejado un mensaje a Europa, tenemos que acabar con la austeridad"
  • "Yo tengo la conciencia tranquila. Estoy orgulloso de la batalla que di"
  • "Hemos demostrado que podemos dar la lucha para conseguir muchas cosas positivas para el pueblo griego"
  • "Tenemos la convicción de que todo va a empezar un curso normal"
  • "Voy a preguntar al pueblo griego. Ustedes van a decidir quién va a dirigir al pueblo griego en el futuro"
  • "Hicimos lo que pudimos (...) Tenemos que minimizar las consecuencias negativas"
  • "Estamos en un momento mucho mejor, ya ha llegado el dinero, ahora la situación en Grecia va a mejorar" (Tomado de TelesurTV)

¿Por qué Tsipras tiene ventaja en el desafío definitivo a los rebeldes de Syriza?

Por Iñigo Sáenz de Ugarte

Hay algo que no se le puede negar a Alexis Tsipras: el tipo es valiente. Después de aceptar lo que para mucha gente fuera de Grecia supuso una rendición ante la troika, no ha intentado resistir en su despacho con el argumento de que aún restan más de tres años de legislatura. En su discurso de la noche del jueves, dijo que siente que tiene “una obligación moral de presentar este acuerdo a la gente para que sean ellos los que decidan”, y que den su veredicto sobre “lo que yo he conseguido y mis errores”. Y  de ahí la convocatoria de las segundas elecciones en este año.

No es eso lo que hicieron los gobiernos anteriores de Grecia cuando aceptaron los dos rescates anteriores impuestos por las instituciones europeas. Tampoco fue esa la decisión de Zapatero después de poner en marcha un plan de austeridad en mayo de 2010 que vulneraba sus promesas electorales. En teoría, después de una derrota política de tales dimensiones ningún gobernante tiene valor para enfrentarse a un destino incierto en las urnas.

Dicho esto, hay que recordar que Tsipras no tenía muchas más opciones a causa de la división interna en el partido. Los dirigentes del ala más izquierdista de Syriza prometieron después de la primera votación sobre el acuerdo con la troika que seguirían apoyando al Gobierno. No es eso lo que ha ocurrido. Desde entonces, y hasta cierto punto era inevitable, han continuado con su rebelión contra todas las nuevas medidas. Hace una semana, Panayiotis Lafazanis –exministro de Energía y líder de la corriente Plataforma de Izquierda– anunció la formación de un movimiento contra el rescate, es decir, en línea de colisión directa contra Tsipras. Poco después, dejó claro que no tenía la intención de votar a favor de una moción de confianza al Gobierno, que era una de las alternativas que estaba barajando el primer ministro.

Syriza ya no era un partido, sino como mínimo dos, y esa era una realidad que no podía ignorarse por más tiempo. Tsipras sabía que tenía en su contra a la mitad de los miembros del Comité Central de Syriza y que había no menos de 30 diputados que no le apoyaban. Con menos de 120 diputados bajo su disciplina en una Cámara de 300, no podía garantizar la estabilidad de su Gobierno, que dependía para las votaciones relacionadas con la política económica del apoyo de Nueva Democracia, Potami y el Pasok. La legislatura había tocado a su fin.

Esperar hasta octubre, cuando la UE hará la primera revisión del tercer rescate era un riesgo excesivo. Nadie sabe cómo reaccionarán Alemania, el BCE y la Comisión en ese momento. Cada tramo de la ayuda concedida –no lo olvidemos, para que Grecia pague sus deudas, no para salir de la crisis– está condicionado a que se ejecuten las medidas pactadas. En ese momento, un no de la troika caería sobre un Gobierno mucho más debilitado que ahora.

Con su decisión del jueves, Tsipras lanza el desafío definitivo contra Plataforma de Izquierda. Si quieren guerra, tendrán que formar un nuevo partido o intentar expulsar de Syriza al primer ministro. Las encuestas –que hay que tomar con sumo cuidado a causa del escenario tan cambiante de la política griega– indican que la Syriza de Tsipras mantiene un alto grado de apoyo por encima del 40%, que incluso podría concederle la mayoría absoluta. A la Syriza de Tsipras, no a la Syriza de Lafazanis. Si existe la Syriza de Varufakis, si el exministro de Finanzas se decide a convertirse en el líder de los rebeldes, quizá haya que variar el pronóstico. Pero no sería descabellado pensar que Varufakis es más popular en la izquierda europea que en la griega.

El factor que decidirá el resultado electoral reside en saber quién hará el relato definitivo de los acontecimientos de los seis últimos meses, el que convenza a la opinión pública griega. Tsipras cuenta con algunas cartas sólidas en su poder –lo que he contado en el primer párrafo– y otras mucho más endebles, como su idea de que el tercer rescate era el “mejor acuerdo que se podía obtener” o que era más favorable que lo que ofrecía la troika antes del referéndum.

Ahora tiene un aliado improbable en la directora del FMI. Lagarde ya no se esconde. Sin una reducción significativa del peso de la deuda, este último acuerdo fracasará, ha dicho. Este es un giro de la trama de la crisis griega que no esperábamos que se produjera tan pronto: Tsipras y Lagarde, en el mismo barco. A buen seguro que el líder de Syriza lo empleará como oferta al electorado de cara al futuro.

Hay un hecho que se ignora una y otra vez desde fuera de Grecia. Tsipras no puede crear su propia realidad y tiene que respetar los sentimientos de la opinión pública griega. Nunca tuvo un mandato, ni siquiera después del referéndum, para sacar al país de la eurozona, porque los griegos se oponen a ese salto hacia lo desconocido. Economistas muy inteligentes pueden decir que es muy posible que a Grecia le hubiera ido mejor, o como mínimo igual, si hubiera abandonado la eurozona en 2010 con el apoyo necesario de la UE.

Pero esos economistas no tienen que ganar las elecciones en Grecia. Ni ellos ni los dirigentes y votantes de los partidos españoles, ni ninguno de los que no hemos sufrido las consecuencias del hundimiento brutal de la economía de ese país en los últimos cinco años.

(Tomado de Guerra Eterna)

Se han publicado 63 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • carmen fernandez dijo:

    Cuando gano las elecciones Syriza, muchos países europeos pensamos que era una solucion , hablo desde España, que estamos en situacion lamentable por mucho que diga el presidente(solamente dice mentiras),pensamos que iba a dejar la Comunidad Europea, que solo beneficia a Alemania, y que todo esta planificado por Merkel,la cual es la que dirige,a todos los gobernantes algunos mas a otros menos, pero a los países mas endeudados los a avasallados de tal manera que parece que estamos en una dictadura.Por eso nos hacia ilusión Tsipras, pensamos que iba a buscar ayuda a otros países que se la hubieran dado con bastante menos problemas y volver a su moneda,no lo hizo nos desilusiono mucho aquí Podemos pensamos que seria algo semejante, pero ellos solos se devaluaron,y con lo de Grecia, estamos muy tristes, creímos en él y nos fallo, como todos los demás políticos.Creo que hasta que no nos se destruya la Comunidad Europea no estaremos otra vez bien.Porque a los politicos les falta agallas, yo siempre me acuerdo de Fidel el tomo el toro por los cuernos y para alante,como debe de ser, no hay nada de hombres con ideas firmes.

  • carmen fernandez dijo:

    Yoel, Creo que estas muy mal informado, en España y doy fe de ello porque vivo ahí, hay muchísimos niños que van a la cama sin cenar, no 100 ni 500, sino casi cien mil niños, por no hablar de los padres, y de los abuelos, padres sin trabajo.madres fregando escaleras todo el día cobrando una miseria para poder comprar algo, de comer, familias con niños y minusvalidos desahuciados de sus viviendas porque no pueden pagar el alquiler, llego a comer a comedores sociales, y miles de cosas que el gobierno no deja que se sepa, porque tiene la televisión y los periódicos manipulados, para que digan lo que el quiera que diga.y las pensiones llevamos 4 años cobrando lo mismo, y muchas veces dando a los hijos para que puedan pagar la luz o lo que sea.Date un paseo por aqui, y veras como es la verdad.

    • Pedro dijo:

      Carmen, yo también vivo en España y no he visto que la ONU estableciese una situación de emergencia alimentaria en España.

      Vamos, que todavía no he visto a niños españoles hambrientos con la barriga hinchada.

      Estás hablando de un país como España donde el 85% de las familias viven en su propia vivienda, donde el 30% de las familias tienen una segunda vivienda y donde el 75% de las familias disfrutan de Internet doméstico. Estás hablando de un país con casi un vehículo cada dos habitantes y más de un teléfono móvil por habitante.

      En fin, un país con sanidad y educación gratuitas y con un salario mínimo de 756 euros al mes.

    • Fernando dijo:

      Doy fe de lo que dice usted porque la situación es dramática. Soy español, pero además sociólogo por lo que me baso en la realidad y la ciencia.

    • Fernando dijo:

      La respuesta de Pedro no es ni coherente ni honesta. No es preciso que exista un plan de la ONU de emergencia alimentaria para denunciar desnutrición infantil donde los supermercados están llenos. Las cifras de propiedad de la vivienda o de vehículos nos significa que no existan desahucios o personas sin vivienda donde existen millones de viviendas vacías ni gente que no tenga ni bicicleta. La educación no es gratuita a nivel superior ni la sanidad ni ya es universal ni ofrece buenas coberturas. Lo peor es que el sistema naufraga y gente como usted sigue cantando a la Luna. Espere a la próxima crisis que se avecina que a lo mejor le pilla a usted y volveremos a hablar si no se ha sucidado en el intento de escapar. La ciencia social ya está viendo lo que sucederá en dos décadas así que rece lo que sepa.

  • Alfonso Teijelo dijo:

    Con todo respeto; al señor le faltó vapor (y valor) para continuar el camino que la inmensa mayoría del pueblo griego le marcó en el refrendo. No hay que ser un genio para saber que estos "rescates" van dirigidos a salvar a los banqueros, que al final, junto con la irresponsabilidad y la corrupción de los políticos, fueron y serán los grandes culpables de la crisis. ¿El pueblo? Ah, ese, que pase trabajo y se apriete el cinturón "por el bien de Grecia". La gente humilde, la gran mayoría, estaba dispuesta a apretarse el zapato, pero en aras de un verdadero cambio, no del clásico ajuste neoliberal de siempre. Claro, es muy difícil aceptar el reto de gobernar con el pueblo y no con las tribus políticas, sin contar con que el tamaño de los "euro colmillos" terminó imponiéndose.

    • Pedro dijo:

      El pueblo griego votó a Syriza con una mano y, cuando ganó Syriza, con la otra mano empezó a retirar sus ahorros en euros de los bancos porque desconfiaba de que Syriza les mantuviese en el euro.

      Los bancos griegos empezaron a vaciarse y solo sobrevivían con los euros que les prestaba el Banco Central Europeo.

      En cuanto las negociaciones se pusieron difíciles el BCE, dejó de apoyar a los bancos griegos, lo cual provocó el corralito bancario y la amenaza de caos financiero.

      En ese momento Tsipras cedió.

      La alternativa sería el colapso económico de Grecia.

  • Ileana dijo:

    Leandro, esa cita de nuestro apostól JOSÉ MARTÍ, es muy buena. Y algún dia se podrà utilizar. "¡En cuerda pública, descalzos y con la cabeza mondada, debían ser paseados por las calles esos malvados que amasan su fortuna con las preocupaciones y los odios de los pueblos!
    _! Banqueros no: bandidos!” Fin de las citas de Martí.

  • egp dijo:

    Estoy de acuerdo en su totalidad con lo escrito por Iñigo referente a Tsipras y su dimisión, Pero ¿El no se debe al criterio de sus seguidores en el congreso y acatar los que ellos desidan? Si el propuso al pueblo en un referendo definir la linea a seguir, ¿Como se va a apartar de ese camino y traisionarse el mismo al tomar una desición que iva contra los intereses de su pueblo? Grecia no posee riquesas naturales solo del turismo vive,creo yo y solo le espera que sea el pueblo el que defina su inseguro futuro.

  • Emiliano dijo:

    Los felicito, nunca he visto una discusión tan seria sobre un tema ..... internacional!!! en otros lados, es atrapante!. Qué altísimo nivel!

  • greek dijo:

    DIMITE PORQUE VE QUE NO PUEDE CUMPLIR CON LO QUE PROMETIO A SU PUEBLO, UN CABALLERO.

  • El Pragmatico dijo:

    Tsipras hizo bien en renunciar y someter al voto popular al nuevo gobierno, en el cual tiene muchas posibilidades de volver, si gana las elecciones anticipadas.
    La coyuntura griega ,es muy compleja para cualquier gobierno sea de izquierda o de derecha, pero yo considero que lo que hizo, fue un acto de valentia politica que otros gobernantes fracasados en la conduccion de la economia debian imitar.

  • ERNESTO dijo:

    Interesante realmente el debate, a favor de muchos comentarios y en contra de otros muchos. Es evidente q muchos de los críticos del sistema cubano no han salido nunca ni a la Isla de la Juventud, pues desde los medios de prensa mundial (se incluyen los digitales) es fácil hacerse esa visión del mundo actual. A modo de comentario: el éxito o fracaso de un proyecto no definen la justeza del mismo; evidentemente la izquierda europea no está aún preparada para lo que Tsipras quiso, ¿no les recuerda el "por ahora"? Quien se "adelantó" al elogiar, "ve la hierba crecer". Digan lo que digan hoy, Tsipras puso en jake a la eurozona, y esta historia aún no termina; sin dudas, Tsipras ha comenzado a cambiar la historia de Europa. De Cuba, que sí conozco bien, decirles que a pesar de los pesares, ha salido adelante con su proyecto social, a pesar de errores económicos internos, propios de quien se hace camino al andar. Nuestra historia socialista es joven comparada con los más de 200 años del capitalismo, y a diferencia de este, la ha tenido que construir sola y espinosamente. Imperfecciones aparte, no cambio lo que tenemos hoy los cubanos por lo que tienen los españoles, los mexicanos o muchos africanos que copiaron el modelo de "democracia" occidental. El "fracaso del modelo económico cubano" ha hecho posible que en la Cuba de hoy, importadora de petróleo, los apagones sean mero recuerdo de tiempos pasados, cuando muchos exportadores hoy me recuerdan aquellos duros años ´90. La Cuba de hoy exhibe tasas de esperanza de vida, mortalidad infantil y materna, acceso a servicios de salud y educación, solo comparable y en algunos aspectos superior, a la de países muy desarrollados. Cuba no es víctima de la droga, la esclavitud sexual, la violencia de género, las desapariciones de estudiantes. Cuba exporta y ofrece solidariamente servicios de salud y educación, vacunas únicas mundialmente... La lista sería interminable. ¿podría ser mejor?, sin dudas, pero el modelo no es el europeo ni el norteamericano, seguirá siendo el cubano. Para Cuba el futuro es cierto, con nuestro modelo, pero inexorablemente insertados en el mundo, como se avecina, haremos un país mejor, "con todos y para el bien de todos"

Se han publicado 63 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también