Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Palabras para Santiago Feliú: Silvio, Amaury, Vicente, José María, Casaus y Fito Páez

| 67 |
Dibujo de Silvio Rodríguez, publicado en el blog Segunda Cita.

Dibujo de Silvio Rodríguez, publicado en el blog Segunda Cita.

Vicente Feliú

A los cincuenta por lo general los infartos del miocardio son implacables. Si además estás sobradamente feliz con los últimos trabajos, feliz porque tu hijo que vivía en Barcelona está contigo, y feliz porque con tu nueva compañera, encantadora, vas a tener otra descendencia en un mes, la emoción puede ser fatal. Eso debe de haberle ocurrido al Santi en esta madrugada, cuando le explotó el corazón. La ventaja –para él- es que se fue sin sufrimiento. El sufrimiento como alud nos cae a quienes nos quedamos, los que tendremos que aprender a vivir sin su gaguera, sin sus canciones nuevas, sin su despiste permanente, sin su roja visión personalísima de Cuba.

Fito Páez

Santiago Feliú fue uno de mis mas divertidos compañeros en la noche habanera durante casi 30 años. Fueron noches de música, alegría, excesos y amistad. Recuerdo su carromato blanco que parecía una caja de pandora donde convivían sillas rotas, tarros de pintura, guitarras, cables eléctricos, equipos de música, alfombras, etc, y el auto de Chitty Chitty Bang Bang de Dick van Dycke, por donde nos sacaba a Juanpin, a Alejandro Avalis y a mí por los piringundines y antros habaneros en busca de nuevas aventuras.

Nos peleábamos y entreverábamos mucho entre la revolución cubana, los efectos del ron, la indecencia capitalista a la que yo oponía la nuestra propia y sus delirantes posiciones de acordes en esa endiablada guitarra zurda de la que él hizo florecer varias de las mejores canciones de la música popular americana de los últimos años. Y su constante tartamudeo. Yo le decía: “Habla bien cabrón, no tengo mucho mas tiempo”- mientras señalaba con mi dedo índice hacia mi muñeca a un reloj invisible en señal de apuro e incomodidad. Y él entre el ataque de risa propio, el de la concurrencia y su adorable gaguez tardaba en responder. Y cuando lo hacía lo hacía con esa ternura que despiertan los niños.

Amaba y amo mucho a Santi por su testarudez ideológica, aunque muchas veces no acordara con él y tuviéramos diferencias irreconciliables tanto en aspectos políticos como musicales a veces, o sobre la piel de alguna mujer o la importancia del agua en la navegación. Nada que no pudiera desarmar una buena Hatuey de 12 grados helada recién salida de algún refrigerador cubano. Amo a Santi por su lirismo inconmensurable. Por su autenticidad y su quijotismo contra viento y marea de todas las formas impuestas por los cánones de la música popular del mundo.

Él escribió sus gemas al borde del mundo. En un castillo de cristal. Estaba y no estaba con nosotros. Cuando lo veías y escuchabas con sus grupos en La Habana durante tantos años, en tantísimos escenarios, si lo mirabas atentamente podías ver a un hombre niño poseído, en trance bajo algún efecto narcótico de sus visiones del mundo. De un mundo que podía a veces no estar frente a él. Pero es que de eso se trata todo. A veces no estamos allí o sobre eso sobre lo que cantamos no está allí. Eso vive en otras dimensiones.

Y eso que vive en otras dimensiones se percibe en soledad, bajo las estrellas o dentro de un opiadero en Marrakesh, o después de un polvazo con una mulata desconocida en Bogotá, o dentro de los ojos de tus hijos, o en una soledad acompañada de muchísma gente en una discoteca. Eso que él percibió y expresó del mundo fue y será absolutamente genuino y original. Grave y agudo. Hizo su vida y sus canciones sin pedirle permiso a nadie. Como debe ser.

Absolutamente incorrecto, como los grandes artistas. Y tenía ese exquisito sentido del humor para desacralizar todo lo fatuo. Era un hombre del rock and roll, sin haberlo escuchado mucho. Sin miedos ni normalidades absurdas. Él era un anormal en todo el sentido enorme de la palabra. Sus músicas y sus palabras representaban “la diferencia”. Él era lo diferente.

Santi era de esos que asustaba a los progresistas correctos, defensores de las diferencias. Miserables, decíamos. Sé que a Santi le hubiera gustado mucho este último párrafo. Puedo decir que conocí a un hombre noble y sin ninguna duda, de haber ido a la guerra, lo hubiera querido tener a mi lado porque sé que hubiera cuidado mis espaldas como yo las de él. Santi, te vamos a extrañar porque fuiste uno de los mejores. Fuiste uno de mis grandes e incondicionales amigos y habernos conocido se lo debemos a Pablo Milanés, en el festival de Varadero 87.

Me cuentan que ya te cremaron.

Edgar Allan Poe narra en uno de sus cuentos que no se muere hasta terminar de morirse la última célula o sea que sentiste al fin las llamas del fuego sobre ti!...

¿Habrán sido tan sagradas y hermosas como las de tu corazón?

 José María Vitier

Dicen que ha sido una muerte repentina. Pero tu obra nos dice otra cosa….Tu obra fue un estado de gracia y agonía. Cierto heroísmo trágico recorrió siempre tus canciones. Ahora siento que algo se ha roto dentro de nosotros. Pero ese algo ya estaba dentro de tu voz.

- Santiaguito, confio, creo, tengo que creer, que allá en el Reino de los Cantores, donde has amanecido, incrédulo todavía, seguirás siendo el joven desesperadamente libre, apasionadamente hereje, invencible príncipe y mendigo, herido de Patria, cantor estremecido.

Amaury Pérez

Me levanté muy temprano como es habitual y recordé que hoy, día doce, se cumplía un aniversario más de la muerte de Julio Cortázar. Cinco minutos después me llamaron que se nos había escapado el Santy. Mi primera reacción fue la negación y luego una tristeza inconsolable. Me ayudará el pensar que desde que lo conocí, siendo apenas un niño en la casa de su hermano Vicente, me llamó la atención su intensidad. La que lo seguirá acompañando cuando el tiempo ponga las cosas en su sitio y la eternidad haga su labor.

Ahora llorarlo es lo que me toca.
Abrazos Santy.

Aquí las palabras de Silvio Rodríguez y de Víctor Casaus que hemos publicado ayer en Cubadebate.

Se han publicado 67 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jorge dijo:

    La cultura cubana esta de luto , se ha ido uno de los grandes EPD

  • caster dijo:

    sin dudas que me emociono mucho lo que escribieron sus amigos, su hermano, de verdad que se me salieron las lagrimas, siempre he sido amante de la buena y nueva trova, digase silvio, pablo, noel nicola, vicente, y aunque a santiago no se leveia mucho por la tv, cuando esto pasaba se disfrutaba de sus canciones que ojala se hubiera puesto mas sus obras, me sorprendio la noticia todavia era joven, pero esta es una ley de la vida que muchas veces nos sorprende cuando tenemos muchas cosas que hacer todavia y con muchos deceos, pero lo que bien se hace nunca se olvida, queda para siempre.

  • Gt dijo:

    No puede verlo nunca en vivo, siempre fue detrás de las frías pantallas de algún televisor. Pero si encontré su música en una de las largas noches de estudio y dominó en el asilo universitario de una residencia estudiantil, que me sirvió de casa. Le descubrí en uno de esos temas enormes, "Ansias del Alba", cuando la que es hoy mi esposa y madre de mi hija, insistía en escuchar "en este barrio". Desde esa vez mucho de sus temas quedaron en una lista de reproducción que nombré Trovísima, al que se unieron Fito, Silvio, Vicente, Carlitos Varela y otros.
    La noticia, la triste, llegó como un golpe cuando leía la potada de este sitio. Luego sus acordes estuvieron inundando nuevamente estos rincones donde el hoy profesor le toca enseñar de buena musica cubana a sus alumnos.
    Adios Santi.....
    La noticia me llegó

  • RAUL dijo:

    QUE LASTIMA SE FUE UNO DE LOS MEJORES, DESCANZA EN PAZ SANTIAGUITO EL PUEBLO SIEMPRE TE QUERRÁ

  • edu dijo:

    Hasta siempre Santiago.

  • leticia dijo:

    no siempre se cuenta con un trovador tan locuaz a pesar de su tartamudez´ha desaparecido fisicamente pero su obra lo mantendra vivo en todos los cuaban@s

  • Arturo dijo:

    Yo no soy de la generación que disfrutó del nacimiento de la gran trova cubana, pero si soy de la nueva que lo hizo en los interminables pasillos de la Lenin, en las descargas a guitarra limpia con las canciones de Santiago, Silvio, Pablo, Varela y otros tantos, de Santiago tengo como más grato recuerdo, las noches largas que pasé, primero intentando aprender a tocar "para Bárbara" en mi guitarra y las que luego pasé cantándola con mi novia. La muerte de Santiago y todos los sentimientos vertidos de tanta gente que supo disfrutar de su buena música me han hecho derramar más de una lágrima y decidirme a escribrir esto, mis condolencias para su familia y amigos y para todos los que no contaremos con su música y para Santiago que la paz y el rock and roll estén contigo.

  • mario dijo:

    si de tu voz... en http:elblogdelossocitos.blogspot.com

  • Noel Sampedro dijo:

    "Hay golpes tan fuertes en la vida, yo no sé", dice ese grande de César Vallejo, y este es uno de esos golpes tan duros de la vida, que yo tampoco sé, "golpes como del odio de Dios", sigue diciendo Vallejo, o de lo absurdo de la vida, digo yo.
    Santiaguito, poéta grande, como alumno aventajado del Gran Silvio, guitarrista ecepcional, con esas canciones definitivas que nos descubren hasta el alma, sincero y honesto con la vida y con el arte, ROJO...
    Santiaguito, no ha muerto, solo nos dijo: hasta mañana...

  • Kamila dijo:

    .....es realmente...sin palabras....

  • Betty dijo:

    Santy,

    Has de tener un muy buen lugar reservado para ti, con mucha luz, alla en la eternidad, donde estan las cosas en su sitio, como refirio Amaury. Descansa en Paz.
    Mi mas sentido pesame a familiares y amigos.

  • Luisk dijo:

    Para los que solo conocíamos su música, relato de sus más encontrados sentimientos, es un verdadero dolor, saber que ya no podremos indagar en los nuevos regalos que nos hacía con frecuencia Santiago es un dolor, imagino el dolor de sus amigos y que más que este reflejo dejado por Fito, perder un familiar es muy duro, perder un gran amigo es de igual forma un dolor que profundiza en el alma, hoy la música cubana a perdido una de sus figuras más representativas, pero no ha perdido las ideas que este inigualable señor nos dejó, por eso la mejor forma de rendirle tributo es siguiendo sus ideas, cantando sus canciones y llevando a cada uno de nuestros hijos el gusto por la música cubana, por la buena música cubana.

  • yolimar dijo:

    Se va un grande de la música y aunque no lo conocí personalmente siento con profundo dolor su pérdida, pues me acompañó durante muchos años en campismos, festivales, actividades patrióticas, en la escuela, en la sala de mi casa, en las tribunas. Este 12 de febrero mi hijo cumplió 18 años y lo festejé escuchando sus canciones, con alegría y dolor.

  • mila. dijo:

    son los sueños todavía....mis mejores

  • el fantasma dijo:

    ayer fue un dia triste se ha marchado fisicamente santiago feliu uno de los 4 magnificos topos de una generacion de cubanos, santy o el zurdo maravilloso nos dejo sin aviso alguno, creo que no era tiempo todavia de marcharce, no tuve el valor de conocerte personalmente pero estuviste muy cerca de mi ,cuando fuistes a casa de un vecino mio, hice mia tus canciones que plajeaba a mi forma, compartia ser tartamudo o gago como mejor se conoce.se marchado el poeta, el critico, el irreverente, el que nunca se dejo atrapar por la fama y siempre fue el mismo, con su pelo largo y su eterno cigarrillo
    se ha marchado uno de los grande, se nos ha ido el gago maravilloso

  • mulata dijo:

    Santi uno de lo mejores trovadores de la musica cubana,aunque ya no este entre nosostros su musica siempre estará presente.

  • Laura dijo:

    Muy triste noticia... Mis condolencias a los familiares. Espero que donde quiera que esté le siga cantando a la vida. DEP

  • Yanko Silva dijo:

    Santiago ha sido y será siempre mi hermano del alma,él me enseñó muchas cosas,de las cuales por suerte nunca olvidé,con su verso apocalíptico y su guitarra endemoniada ha sabido ser un gran compañero de viaje trovanguardista de mis días más difíciles,tengo algunas canciones de él que en breve estaré subiendo a la web quizás algunas hechas por mí y otras sumándome a su voz,realmente lo voy a extrañar muchísimo porque en estos tiempos quedan pocos guerreros del amor y estrategas de la revolución. Gracias una vez más hermano y un fuerte abrazo donde quiera que estés....

  • Roberto Chile dijo:

    Más que hacer un comentario, quisiera compartir con los lectores dos mensajes, uno mío y otro de mi hijo Daniel, que le escribirmos a Santy cuando nos regaló su último disco, ¡Ay, la vida! y en unos días casi lo rayamos de tanto escucharlo.

    Ahí van los dos:

    Santiago,

    Hace dos semanas mi papá trajo tu nuevo disco "Ay, la vida", que tuviste el gesto de regalarle. Desde ese instante no hemos parado de escucharlo en la casa y hasta en el carro.

    A mi me gusta la canción que comprometa mi pensar, la canción desnuda en la poesía; y eso lo tiene tu nuevo disco al igual que toda tu obra.

    Las letras, respaldadas por la excelente armonía, logran un disco profundo, arriesgado y sincero. Hay canciones que me encantan como el desgarrador primer tema, el entrañable dúo con Silvio, el dedicado a Rancaño y el tierno tema que le escribiste a tu hijo.

    Yo soy realizador de ficción, pronto voy a filmar un cortometraje, y hay un verso de tu primera canción que resume el espíritu de mi corto:

    La vida es más que menos,

    Si se descubre a tiempo,

    Que todo lo tremendo y

    Lo terrible de estos días…

    Son las venas del recuerdo.

    Un abrazo mi hermano, ojalá nos sigas regalando canciones de esta altura.

    Salud y éxitos,

    Daniel Chile

    Querido Santy, te digo así, como tus amigos, porque lo soy. Aunque apenas nos veamos y escasos sean los momentos que hemos compartido juntos, hay afecto entre nosotros. Lo demostraste al obsequiarme tu disco entre tanta gente que había esa noche y entre tan pocos discos que seguramente tenías contigo. Y no fue arar en el mar. Porque desde que me lo ofreciste lo hemos puesto a sonar en la casa y en el carro ni se sabe cuantas veces. Es un disco difícil, canciones que acarician o arañan, dicen o maldicen: canciones para soñar y pensar. Mi hijo Daniel y yo, y por culpa nuestra los demás de la casa, somos adictos a la trova, por eso ha sido tan bendecida tu ofrenda. Me quedo con las mismas canciones que te elogió Daniel, y si tengo que escoger entre todas, prefiero las dos primeras y una de las últimas. La segunda, esa que hiciste a dúo con Silvio, no se me quita de la mente, tanto que hasta podríamos hacer un trío. Y nada… te felicito por este nuevo hijo que has compartido con nosotros, y quedamos a la espera del próximo, que esperamos no demore años... ¡Dale!

    Roberto Chile

    Ahora, un día después de su partida, volvemos a poner su disco, para no dejarlo ir.

    Un abrazo, compadre.

    Hasta siempre.

  • Alberto Davila dijo:

    Me resulta imposible creerlo y aceptarlo. Mis condolencias a su familia, en especial a su hermano mi querido vicente.

  • Ruki@ dijo:

    una lamentable pérdida, aunque te hallas ido fisicamente vives en cada una de tus canciones, y en los buenos momentos que nos ha hecho vivir oyendolas... fuistes grande en vida...DEP...

  • Nel dijo:

    cuanto dolor.....

  • Luisk dijo:

    Todos no unimos a las condolencias

  • Rigo aguila mora dijo:

    Sin dudas se los fue uno de los grandes de la cansionistica cubana y universal.descanse en paz santy.

  • nela dijo:

    Anoche, cuando llegué de un viaje a la capital supe la triste noticia, se fue físicamente Santi, el más poeta de los trovadores de su generación, la nuestra, compañero de tantas tertulias en mis noches universitarias, de quien disfruté hasta la locura en los frecuentes conciertos en la universidad central, recientemente visitó Cienfuegos, vino a la peña de otro amigo, Lázaro García, nos deleitó con su magia a la guitarra, con su sentido del humor, con su peculiar manera de hablar, querido Santi, no te fuiste, nunca te irás.

  • Néstor del Prado Arza dijo:

    Santiago Feliú es no es de los que la muerte puede derribar de un solo golpe. Seguirá vivo en sus canciones y su ternofuriosa manera de tocar la guitarra. Recuerdo aquel memorable concierto en el Isntituto de la Música, junto a Elmer Ferrer en la guitarra y mi hijo Néstor en el bajo, que lograron la magia de lo imposible: seguirte la rima en noche de improvisaciones cantadas y habladas. Recuerdo que en medio del concierto, le pediste la liga para atar tu cabellera revuelta al entonces Ministro Abel. Él te la lanzó desde el público y comentaste: esa es la ventaja de tener un ministro melenudo.
    Abel te calificó en esa noche como el Bob Dylan cubano.
    Gracias por no haberte dejado derribar por la muerte que solo es capaz de derribar a los mortales.
    Jamás habrá alto al fuego, para quienes pretendan hurtarte el futuro que supiste ganarte a guitarra y trova limpia.

  • Odalys dijo:

    MIS CONDOLENCIAS A FAMILIARES Y AMIGOS

  • joulius Cruzz dijo:

    Es un ejemplo a seguir en todo sentido... El Salvador Vencerà! FMLN...

  • joulius Cruzz dijo:

    Es un Ejemplo a Seguir en todo sentido... Hasta Siempre compañero! FMLN - El Salvador Libre!...

  • julioc dijo:

    Con Santiago Feliu recuerdo siempre una ¨novia¨ que tube en Santiago de Cuba cuando estube haciendo el 3er año de mi carrera en el ISJAM , una arquitecta , ella no me correspondio tanto de mi pero yo si irremediablemnte de ella y y peque de ingenuo y me paso por culpa de Santi , en unos de esas tardes Santiagueras despues de salir de hacer mi practicas en las Mina subterranea del Cobre ,caminando por Enramada vi el donpley Vida en vinilo , yo y me corazon loco por acompañar aquella apasionante relacion con un poco de aquella cancion del disco que decia ¨y ahi va el enamorado con la luna entre los brazos pidiendolo a la esperanza para todos¨ dios mi se me pone todavia la piel de gallinma , lo compre con 20 pesos miseros que era lo unico que me quedaba del estipendio que me dadan en la universidad a sabiendas que para comera algo por la calle el resto del mes tendria que estar engachado con mis compañeros,cada vez que la recuerdo, comence a poner el disco en un tocadisco Ilga que tenia un amigo santiaguero y mientras mas oia esa cancion mas me enmoraba de aquella arquitectica ingreida ,despues cuando regrese a Santa Clara mis amigos se quedaron locos con el disco , cuando llegaban a mi casa les decia oigan esto esto esta mejor que silvio y que pablo , despues uno tras otro me lo ueron pidiendo para oirlo en su casa , el disco se perdio la cabo de 20 años en una visita de un amigo que habia pertido para Españna y compartiendo entre tragos y rememorando viejas hazañas juveniles , me dijo recuerdas aquel disco de Santiago que me prestaste todavia lo conservo , y me vino a la mente de nuevo aquellos amores santiagueros

Se han publicado 67 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también