- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Kremlin decepcionado porque Obama canceló visita a Moscú

Obama y Putin

El Kremlin está decepcionado por la decisión del jefe de la administración norteamericana, Barack Obama, de cancelar la visita que debía cumplir a comienzos de septiembre a Moscú. No obstante, está dispuesto a recibir al presidente de Estados Unidos y continuar la labor conjunta en torno a la agenda bilateral y multilateral, declaró hoy ante informadores Yuri Ushakov, asesor del presidente de Rusia Vladimir Putin.

"Estamos decepcionados por la decisión de la administración norteamericana de anular la visita que el presidente Obama planeaba cumplir a comienzos del septiembre a Moscú -dijo el asesor presidencial.- Es evidente que esta decisión está relacionada con la situación -no creada por nosotros- en torno al ex funcionario de los servicios especiales Snowden", agregó el asesor.

"Esta situación demuestra que EE.UU., al igual que antes, está indispuesto a construir las relaciones sobre el principio de equidad", lamentó Ushakov. "A lo largo de muchos años los norteamericanos rehusaban firmar el acuerdo de extradición". "Declinaban invariablemente nuestras propuestas sobre la entrega de tales personas, habiendo alegando la ausencia de dicho acuerdo", recordó el asesor.

Tras confirmar la "vigencia de nuestra invitación a visitar Rusia" cursada al presidente norteamericano, corroboró también el asesor la disposición de Moscú a continuar el trabajo con los socios norteamericanos en torno a los puntos clave de la agenda bilateral y multilateral.

Con anterioridad, hoy mismo, la administración estadounidense informó de la decisión del presidente Barack Obama de cancelar su visita a Moscú que debía cumplir entre el 3 y 4 de septiembre, para celebrar una cita con su colega ruso Vladimir Putin, habiendo alegado la ausencia de avances sobre la agenda bilateral. Al mismo tiempo, el líder norteamericano, al igual que antes, se propone participar en la cumbre del G20, que tendrá lugar entre el 5 y el 6 de septiembre en San Petersburgo.

Con anterioridad también hubo en las relaciones Rusia-EE.UU. casos de la cancelación de visitas. Así, particularmente, el mayo del año pasado, Putin, quien a la sazón acababa de asumir como presidente, decidió desistir de la participación en la cumbre del G-8, desarrollada en EE.UU., ya que se ocupaba de formar el nuevo gobierno y delegó su participación en la reunión al más alto nivel al premier Dmitri Medvédev.

El septiembre del año pasado, Barack Obama se vio obligado también a anular su participación en la cumbre de la Cooperación Económica para Asia y el Pacífico (CEAP), celebrada en Vladivostok. Entonces en Norteamérica se desarrollaba la campaña electoral, en particular se celebraba el congreso del Partido Demócrata, la participación de Obama en este foro se consideraba como una etapa clave del maratón electoral presidencial.

En la moderna historia de las relaciones bilaterales se conocen casos aún más dramáticos cuando se veían torpedeados contactos bilaterales. Por ejemplo, el marzo de 1999 el entonces primer ministro ruso Yevgueni Primakov, tras salir por aire hacia EE.UU, adonde debía cumplir una visita, tuvo que ordenar que su avión, que se encontraba sobre el Atlántico, emprendiera el regreso, en señal de protesta ante la operación iniciada por la OTAN en Yugoslavia.

(Con información de ITAR-TASS)