- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Más ciberguerra a la vista: Obama anuncia sanciones contra Siria e Irán

ciberguerra-pressA pesar de que especialistas norteamericanos afirman que Irán necesitaría años para construir una Internet propia y cerrada, desde la cual se dirijan acciones de ciberguerra contra terceros, el Presidente Barack Obama este lunes, el 23 de abril, un decreto que permite a EEUU sancionar a los funcionarios extranjeros que «usan las nuevas tecnologías para cometer graves violaciones de derechos humanos», dirigida fundamentalmente contra Irán y Siria.

El programa de EEUU. prevé crear un nuevo cargo estatal que a partir de datos de inteligencia y del Departamento de Estado servirá como centro de coordinación para ejecutar políticas que provean recursos y tecnologías a ciudadanos de Irán y de Siria que respondan a los intereses de Washington.

El pretexto es la supuesta «violación de los derechos humanos» en esos países. Bajo las nuevas sanciones, cualquier propiedad en los EE.UU. de personas o empresas en la lista negra serán bloqueadas, y los estadounidenses tienen prohibido participar en transacciones con ellos.

Aunque Irán y Siria son un objetivo manifiesto, un funcionario de la administración dijo a The State que Obama tiene la autoridad para imponer sanciones a otros países si así lo desea. «Esto no es una idea de último momento», dijo Obama. «Esta no es una actividad secundaria en nuestra política exterior», añadió.

Aseguró que el Departamento del Tesoro trabajará para implementar más rápidamente las herramientas financieras para bloquear el flujo de dinero a «regímenes abusivos» y que el Departamento de Estado podría «aumentar la presencia y participación de nuestros diplomáticos y expertos ante una crisis.»

Y dijo que la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID) trabajará con empresas de alta tecnología para ayudar a crear nuevas herramientas para «contrarrestar rápidamente violaciones de los derechos humanos».

«Esta decisión sin precedentes por parte del presidente y el desarrollo de una estrategia global envían un mensaje claro de que estamos comprometidos a luchar contra este mal [las violaciones de derechos humanos], una amenaza antigua que a veces se viste de nuevas formas, más modernas y sombrías», dijo Samantha Power, consejera de Seguridad Nacional.

Sin embargo, expertos norteamericanos han advertido falta de capacidad de Irán y de Siria para el control total de sus redes y mucho menos para operaciones ofensivas de guerra en la Red.

«Se necesitarían años para lograr el apoyo de las empresas iraníes y las empresas de otros países que cumplan con la aprobación de Irán para conectarse a una nueva Internet que dependan de servidores exclusivos de Irán», dijo Jeffrey Carr, un experto en inteligencia cibernética y consultor de EE.UU. y otros gobiernos sobre las defensas cibernéticas, citado por The Huffington Post.

«Si los iraníes estuvieran tratando de crear una red en cuestión de meses, tendría que ser una Internet de alta filtración que aún se encuentre alojado en la infraestructura de la World Wide Web», añadió. «Yo realmente no creo que nada de eso sea viable en un corto período de tiempo», afirmó Carr.

Hipocresía de EEUU

El mandatario estadounidense decretó congelar la propiedad y los activos y apuntar en la lista ‘negra’ de visados a los que directa o indirectamente ayudaron al Gobierno de Irán y Siria a ‘hackear’ las redes, vigilando así a los ciudadanos de dichos países.

De momento en la lista figura el jefe de la Inteligencia siria y el servicio en general, Ali Mamluk, el operador sirio de la red móvil Syriatel, todo el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución Islámica, los servicios de seguridad de Irán y el proveedor de servicios de internet Datak Telecom. La lista podría ser ampliada.

Sin embargo, la organización Human Rights Watch y la Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU) denunciaron que Washington «aboga por la libertad en internet para hacer de la red de redes una importante herramienta diplomática de presión y hegemonía, pero impone estrictas restricciones en el ciberespacio en su propio territorio y trata de establecer un cerco legal para lidiar con el desafío que representa, por ejemplo, WikiLeaks y sus filtraciones».

Y esto sin hablar del cierre de Megaupload que constituye el «mayor desprecio a los derechos humanos básicos en la historia de internet», según el fundador del banco de intercambio de datos digital, Kim Schmitz.

(Con información de The Huffington Post, The State y agencias)