- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

La Liga Árabe califica de «acto de piratería» el asalto israelí a la Flotilla

Bandera de la Liga ÁrabeEl secretario general de la Liga  rabe, Nabil al Arabi, calificó hoy de «acto de piratería» el asalto israelí al barco de la Flotilla de la Libertad «Dignité-Al Karama» (Dignidad), que navegaba rumbo a Gaza.

En su primera rueda de prensa como secretario general de la Liga  rabe, Al Arabi criticó que Israel haya rodeado al buue francés «Dignité-Al Karama», que pretendía romper el cerco mpuesto en la franja de Gaza».

«Este embargo es ilegal, es ilícito cercar a civiles incluso en tiempos de guerra», aseguró en referencia a los tripulantes del «Dignité», al que las autoridades israelíes obligaron a dirigirse al puerto de Ashdod, en la costa mediterránea de Israel.

Al Arabi manifestó que «llegó el momento de poner fin al conflicto árabe-israelí» y agregó que la decisión de los países árabes de recurrir a la Asamblea General de la ONU para que reconozca un estado palestino «no está dirigida contra Israel, sino que pretende lograr una paz justa y permanente en Oriente Medio».

Además, el dirigente de la Liga  rabe reveló que la organización estudia llevar la causa palestina al Consejo de Seguridad «para que pueda haber una representación palestina en la ONU», tal y como sucedió en el pasado con estados como el Vaticano, Corea del Norte y del Sur y Suiza.

Durante su comparecencia ante la prensa, Al Arabi hizo referencia a su reciente visita a Siria y a su polémica entrevista con el presidente del país, Bachar al Asad.

«Debe quedar claro que la Liga  rabe, como cualquier otra organización regional, trabaja de acuerdo con los principios de la diplomacia tranquila», declaró Al Arabi, cuyo encuentro con Al Asad ha sido criticada por la dura represión que ejerce el presidente sirio sobre sus opositores.

Preguntado sobre por qué la Liga  rabe condenó rápidamente al líder libio, Muamar al Gadafi, y en cambio no se muestra crítica con el régimen sirio, Al Arabi recordó que el comunicado de la organización panárabe llegó tras una resolución de los ministros de Asuntos Exteriores árabes.

«No hay ninguna otra resolución similar respecto a ningún otro país árabe», afirmó.

Al Arabi se mostró dispuesto a viajar a Libia y a reunirse con Gadafi, así como a reeditar el encuentro con Al Asad: «Estoy dispuesto a ir a Libia para reunirme con Gadafi si se me pide y lo mismo haría con cualquier otro país que sea escenario de agitación social como el Yemen y Siria».

(Con información de EFE)