Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Silvio Rodríguez: "No me he olvidado del joven que fui"

| 1072

Silvio Rodríguez y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Amaury. Muy buenas noches, estamos en Con 2 que se quieran, ahora aquí, en 5ª Avenida y calle 32, en los maravillosos Estudios Abdala. Hoy, cerrando el primer ciclo del programa, un invitado especial, y especial para mí por varios motivos. Muchas veces se ha dicho que yo invito a mis amigos, bueno, ahora soy mucho más osado, ahora invité a un hermano, que en mi caso es mucho más que un amigo. Al trovador, Silvio Rodríguez.

Mi hermano, buenas noches.

Silvio. Buenas noches.

Amaury. Yo sé que en tu apretadísima agenda has hecho un esfuerzo grande por estar conmigo, lo sé, y, no nos hagamos sufrir. Tú me dijiste una vez algo que yo he utilizado mucho: "Estate atento a cómo te quieren y a cómo te tratan los hijos de tus amigos y así sabrás cuánto te quieren tus amigos".

Silvio. Realmente es algo que aprendí sin darme cuenta, o sea, con el tiempo, con los años, de pronto me percaté de que los hijos de mis mejores amigos me trataban muy bien y me había pasado también, que los hijos de algunas personas que yo creí amigos, y después con el tiempo resulta que no lo han sido tanto, guardaban cierta distancia de mí y entonces fue una cosa que aprendí de la vida. Lo aprendí observando lo que me pasaba.

Amaury. ¿Tú eres una persona de muchos amigos o de buenos amigos, pocos?

Silvio. Yo he querido a mucha gente, realmente. No te sabría decir si todos han sido mis amigos o no. Pero he querido a mucha gente y lógicamente a través de los años, también hay muchas personas que se han mantenido, traspasando las eras.  Entonces esos son los grandes amigos, aquellos amigos de toda la vida, que se suele decir. Pero de pronto hay amigos de etapas de mi vida que pasaron, amigos que hice en el Ejército; amigos que hice cuando estaba con los pescadores en el Playa Girón y que son personas que conocí circunstancialmente, en quienes deposité realmente grandes sentimientos y de quienes tengo una memoria extraordinaria y los recuerdo con un afecto tremendo, aunque no se hayan mantenido como amigos de toda la vida.

Amaury. En el caso hipotético en que tú tuvieras que exigirle cosas a un amigo, ¿qué le exigirías? Lealtad, agradecimiento...

Silvio. Que me soportaran.

Amaury. ¿Que te soportaran, nada más que eso? (risas)

Silvio. Me parece que no hace falta más. (risas)

Amaury. Tampoco es tan complicado soportarte, Silvio. (risas)

Silvio. ¡Bueno, imagínate tú!

Amaury. Hay gente que piensa lo contrario.

Silvio. Sí, posiblemente. "Yo sé que hay gente que me quiere; yo sé que hay gente que no me quiere".

Amaury. Cuando yo escucho tus canciones y no es un secreto que escucho mucho tus canciones, de toda la vida, siento que tus canciones están recorridas por un halo de tristeza. Incluso, las más optimistas, las más movidas, las que tienen los arreglos más vitales y la pregunta entonces sería (no me hables de la tristeza en tus canciones), sino ¿tú eres una persona triste?

Silvio. Hace poco una persona me dijo que yo era triste desde los tres meses de engendrado, que algo sucedió que me hizo triste. Yo creo que he sido triste y que he sido alegre. Es probable que sea maniaco-depresivo, para hablar un poco científicamente. Por suerte, mis fases maniacas suelen ser muy visibles, ¿no?, y las depresivas no tanto, porque me escondo. No me gusta que me vean triste ni nada de eso. Pero yo creo que todos pasamos un poco por las verdes y las maduras también, ¿no?.

Amaury. Pero te considerarías, por ejemplo...

Silvio. ...¿Especialmente triste?

Amaury. Sí.

Silvio. No me parece. ¿A ti te parece?

Amaury. Hummm. A mí me parece. Me ha tocado muchas veces verte triste, solo, dentro de ti mismo.

Silvio. Puede ser. A veces también uno no sale de uno mismo porque no se anima mucho por lo que ve afuera. Es una ventaja también poder tener un mundo interno, Amaury; o sea, es una ventaja como podría decir otra ventaja: tener el hábito de la lectura. Eso es una forma también de introspección. Poderse sumergir, tener un mundo abstracto, poder acudir a pensamientos, a conjeturas.

Amaury. Claro, lo que puede ser muy peligroso y esto me ha pasado a mí, es que no encuentres la llave después para salir de esa introspección.

Silvio. Eso son los esquizofrénicos, Amaury.

Amaury. Exactamente. ¿Tú me estás diciendo esquizofrénico? (risas)

Silvio. No, no, no, (risas) espero que tú no me lo estés diciendo a mí. (risas)

Amaury. Ya empezamos, ya empezamos... (risas)

Silvio. ...Pero esquizoide, a lo mejor, sí soy. (risas)

Amaury. Para muchos, y para mí, tú eres un fundador, sin embargo, tú te consideras un aprendiz.

Silvio. Es que la vida es una aprendizaje, todos los días uno aprende cosas. Muchas veces me di cuenta de que creyéndome que sabía, hacía "papelazos". Entonces llegué a la conclusión de que mejor era no creerse que uno sabía tanto, porque en definitiva, la vida, las experiencias te demostraban que siempre había algo nuevo que aprender y entonces ya, me lo quité. Me lo quité y ya más nunca me creí que era el bárbaro en nada.

Amaury. Sí, pero yo sé, me pasa a mí y le pasa a muchos de tus amigos, nos ocurre que nosotros vamos a hablar contigo, a pedirte consejos sobre determinados temas: artísticos, políticos, familiares, y tú tienes siempre una respuesta importante para cada una de esas preguntas que muchas veces son arriesgadas, porque uno está hablando de su propia vida. Eso ¿qué te lo da?: ¿los años, el instinto?

Silvio. A lo mejor ustedes no notan que la mayoría de las veces, yo lo que estoy es dialogando con ustedes, o contigo, si es el caso, y que realmente no te estoy dando respuestas, sino que estoy tratando en la interlocución de encontrar algún tipo de respuesta, incluso para mí mismo.

Amaury. Cuando hablábamos del aprendiz, eso, por supuesto, siempre lo remite a uno al dibujo animado Fantasía, ¿no?, y eso me va a llevar, entonces, a lo que tú has contado en tu blog, esa anécdota de tu tío que te llevaba al cine.

Silvio. ¿Angelito?

Amaury. Sí, Angelito. Háblame de Angelito y de esa fascinación que tú sientes todavía por los dibujos animados infantiles y por las películas de capa y espada, afición que compartimos.

Silvio. Bueno, Angelito era el hermano de mi padre. El único hermano de mi padre, que fue también mi padrino. Yo no le decía Angelito, ni Mary, mi hermana ,tampoco le decía Angelito; ambos le decíamos "Padrino". Fue Padrino hasta que nos dejó. Yo viví con él como desde los 6 hasta los 11 años, aproximadamente. Yen esa etapa en que uno se está empezando a abrir al mundo y comienza a ir al cine y a entender cosas, fue muy importante la relación con él. Todas las semanas me llevaba al cine y le gustaban las películas de aventuras, las películas de guerra, las películas del oeste, las películas de capa y espada, como tú dices. Pero, realmente, son todavía las películas que más me gustan, Amaury, las películas de aventuras son las que me gustan y las películas estrambóticas, fantásticas. Esas son las cosas que a mí me gustan, realmente.

Amaury. Bueno, ya estoy en Angelito y entonces voy a irme todavía más atrás, voy a ir a San Antonio (de los Baños). Pero voy a llegar a San Antonio a través de los ojos de Malva, de tu hija más pequeña. Un día, y tú lo recordarás, o espero que lo recuerdes. Salíamos de casa de Sergio Vitier, de un cumpleaños de Sergio, y nos fuimos a San Antonio. Tú quisiste que pasáramos por San Antonio, y en un momento determinado, yo quise...

Silvio. ...¿Veníamos de Huachinango?

Amaury. Sí, y yo te dije que me enseñaras la casa donde tú habías nacido y nos paramos en la puerta y, Malva, que era muy chiquitica me dijo: ¿Y aquí nació mi papá? Como sorprendida porque es una casa de madera, una casa muy, muy humilde, y yo quiero que tú me hables de cómo fue tu vida, tu niñez, en San Antonio.

Silvio. Yo salí de San Antonio con cinco años. No tengo mucha memoria, tengo un poquito, pero todo dentro de la casa. No pude conocer el pueblo. Recuerdo haber ido al cine cuando muy chiquito, porque mi mamá me llevaba. Pero la gran memoria que yo tengo de mi pueblo es de cuando muchachito, que estaba en una escuelita, vivía en casa de una tía con un primo hermano y dos primas hermanas. Había un perro en la casa, y vivíamos al borde del pueblo, o sea, ya cuando empieza el bosque, el río.

Amaury. ¿Entonces no fue la casa que vimos aquel día?

Silvio. No, yo no recuerdo, Amaury, cuál casa fue la que yo te enseñé. Debe haber sido, a lo mejor, la casa en la que yo viví en esa época, es muy probable. ¿Era una casa que hacía esquina?

Amaury. ¡Sí, hacía esquina!

Silvio. Sí, esa es la casa donde yo viví esos años, como de los 10 a los 11, o a los 12 años. Y fue cuando aprendí a nadar, cuando me fugaba para el río, cuando andaba con un perro. Cuando empecé a conocer el monte, a buscar nidos de pájaros o a meterme en cuevas. En fin, cuando empecé a mataperrear, como quién dice, ¿no? Porque mientras viví en La Habana no podía mataperrear mucho, porque no se podía salir a la calle, estaban los carros y ese tipo de cosas. Cuando estaba en San Antonio, era como la libertad.

Amaury. Tú consideras a San Antonio el lugar esencial para ti, no solo en tu vida, sino en tus canciones.

Silvio. Sí, porque tengo memoria, la primera vez que vi a un hombre muerto, por ejemplo, lo vi en San Antonio y ya de paso puedes introducir la pregunta sobre la muerte.

Amaury. ¿Por qué tú sabes que venía?

Silvio. Porque te conozco, Amaury. Empezaste preguntándome si era triste y todas esas cosas.

Amaury. (risas) No, pero esa no te le imaginaste.

Silvio. Ya, ya, ya. Entonces, la primera persona que yo vi muerta fue Narciso, "el mocho".

Amaury. El del Papalote.

Silvio. El de "El Papalote", el personaje de "El Papalote". O sea, todas esas memorias... La cosa de andar con un perro, de tener un perro amigo, eso es una cosa importantísima para un niño, Amaury. Uno en gran medida conoce la amistad, la fidelidad, la intimidad, el cariño hacia otro ser, a través de los animales. Por lo menos a mí me llegó mucho a través de mi relación con los animales, con los perros, con los gatos, con una vaca, con un caballo, con cualquier animal. Me fascinaban, siempre me gustaron mucho los animales. Los pájaros, los pájaros me fascinaban, siempre me han gustado mucho los pájaros. Es probable que yo hubiera dado, quizás, un buen biólogo, ¿no?

Amaury. Un naturalista.

Silvio. Algo así. Tengo un amigo, Giraldo Alayón, que es biólogo, eminente, además, pero ese vivió toda su vida en San Antonio. A lo mejor si yo me llego a quedar en San Antonio, hubiera dado algo así como un científico.

Amaury. Sí, pero a lo mejor si te hubieras quedado en San Antonio no hubieras dado las canciones que has escrito.

Silvio. A lo mejor las hubiera dado mejores.

Amaury. Es que el hubiera sabemos que no existe. Pasó lo que pasó y no voy a ir a la pregunta de la muerte. Voy a preguntarte: ¿cuando recuerdas al niño, a aquel niño, Silvio, en San Antonio, tú te recuerdas mala cabeza? Porque después fuiste un joven mala cabeza. Cuando yo te conocí eras joven y eras mala cabeza.

Silvio. No, yo no fui un niño mala cabeza. Yo hice cosas normales que hacen los niños. Me fugaba de la escuela y me iba al río a bañarme, aprendí a nadar ahí en el río y bastantes palos que cogí por meterme en el río. (risas)

Amaury. ¿Y pasaste sustos?

Silvio. Tú puedes creer que no, chico.

Amaury. ¿No te pasó nunca nada?

Silvio. Jamás me pasó nada desagradable.

Amaury. ¿Y quién te daba los palos, Argelia, tu mamá?

Silvio. Sí. (risas)

Amaury. No me la imagino, no me imagino a Argelia dándote palos.

Silvio. Ya, ya. No, yo tampoco. (risas)

Amaury. (risas) Oye, voy a una pregunta que me sugirió Petí. Qué difícil debe ser -te pregunto-, ¿es difícil que tomen en serio todo lo que tú digas?

Silvio. Sobre todo siendo de San Antonio, que es un pueblo que le llaman además, San Antonio del Humor, ¿no?, que ha dado tantos humoristas y que se caracteriza por dar personas de buen humor y  gente desenfadada. Yo no sé realmente... eso es alguna gente, porque yo, a mí mismo no me tomo tan en serio, Amaury.

Amaury. Sí, pero yo he estado presente, bueno, durante los últimos cuarenta y tantos años que nos conocemos, y desde siempre te tomaban en serio. Tomaban literalmente todo lo que tú decías y eso provocó más de un equívoco.

Silvio. Bastantes, bastantes.

Amaury. Conmigo recuerdo uno, por ejemplo.

Silvio. Es terrible, porque que te tomen así al pie de la letra, es terrible... y con lo que me gusta a mí la metáfora.

Amaury. Bueno, eso ya lo sabemos. Ahora, ¿tú te consideras bueno haciendo chistes?

Silvio. No, ¡malísimo!. Yo soy un incomprendido haciendo chistes, profundamente incomprendido. A veces he tratado de hacer un chiste, incluso, al público, a la gente, y se ha transformado en un hito de mi leyenda negra. Sí, sí, sí, terrible, terrible.

Amaury. ¿Por qué tú crees que mucha gente, y puedo decir que los que no te conocen bien -esa es una acotación mía-, te considera un tipo difícil? ¿Por qué?

Silvio. A lo mejor es por eso mismo, porque me toman demasiado en serio.

Amaury. Háblame de tus hermanas.

Silvio. Mis hermanas. Mary, María de los Ángeles.  Me acuerdo el día que nació perfectamente. El otro día estaba hablándolo con Niurka, rememorando el día en que nació Mary. Me acuerdo que  mi abuela me estaba durmiendo, mi abuela paterna, en su casa que era como a una cuadra de la nuestra, y llegó mi tío Angelito y me dijo: vamos para que conozcas a tu hermanita, y fui para allí, y vi la cosita aquella chiquitica, así era Mary, a quien ya caballerosamente le había cedido mi cuna, que quedaba al lado de la cama de mis padres, y entonces a mí me pusieron en una camita en la sala. Pero bueno, ya eso era una cosa que estaba decidida desde antes que ella naciera.

Mi hermana Anabell, la gran voz de la familia, la única voz, se pudiera decir, de la familia.

Amaury. No hay que exagerar, pero bueno.

Silvio. Me acuerdo también cuando nació. Recuerdo que era asmática cuando niña. Cuando yo llegaba del Ejército, venía a veces, cada quince días o algo así, me pasaba una sola noche en La Habana, y a veces esa noche me la pasaba con ella cargada. Y tuvo asma hasta los 7 años. A los 7 años se hizo un tratamiento con unas vacunas y se le quitó.

Amaury. No se le nota.

Silvio. Se le quitó, se le quitó. Bueno, esas son mis hermanas.

Amaury. Tú eres una persona hasta dónde sé agnóstica. ¿Tú estás adscripto a alguna religión?

Silvio. ¿Religión?, no.

Amaury. Sin embargo, hablas mucho de ángeles en tus canciones.

Silvio. Sí, pero bueno, tú sabes que eso es parte de la cultura del hombre.

Amaury. Recuerdo unas cuantas, Ángel para un final, no solo Cita con ángeles, que es tan conocida.

Silvio. Ohhh, muchas, muchas canciones mías hablan de ángeles.

Amaury. Y ahí sí viene la pregunta de la muerte. Porque además  de los ángeles, la muerte aparece mucho en tus canciones.

Silvio. Sí, en fin, es algo que nos pasa. Es como empezar a crecer. Uno empieza a crecer el día que se da cuenta de que todos nos morimos.

Amaury. Sí, pero ahí vendría la contra pregunta entonces, y esos ángeles, ¿qué son, los ángeles guardianes?

Silvio. Los ángeles son un símbolo, no hay que detenerse en el angelito con las alitas...

Amaury. ...No, no. Son como esos espejos de uno.

Silvio. ...sino en las casualidades y causalidades de la vida, que hacen que las cosas pasen o que no pasen ¿te das cuenta?

Amaury. Hablaba de eso.

Silvio. Hablando de causalidades y "Causas y Azares", está esa canción también, que no habla de ángeles pero es como si hablara de ángeles también.

Amaury. Cuando yo te llamé, debo decir que a la primera persona que llamé para este programa, cuando era un proyecto, fue a ti, no estoy mintiendo con eso, y tú lo sabes. Fuiste la primera persona a quien llamé.

Silvio. Y yo te recomendé que invitaras como a cuatro o cinco gentes.

Amaury. Sí.

Silvio. He visto a algunos en el programa.

Amaury. Casi todos los que me recomendaste han estado.

Silvio. Casi todos.

Amaury. En realidad, me faltaron, creo, que dos jóvenes que me recomendaste, pero los demás, todos, han estado.

Silvio. Te van a preguntar seguro quiénes eran, en el blog que ustedes tienen.

Amaury. No, que lo pregunten, yo no lo voy a responder porque no lo recuerdo. Sin embargo, ha resultado que has venido al último programa de la serie. Te llamé para el primero y al final resultó que terminaste viniendo al último. Y es curioso, porque antes que yo hiciera este programa de televisión, este y el anterior, tú habías tenido un programa en televisión, "Mientras tanto", donde tú, no solo cantabas, sino también hacías entrevistas, preguntabas, leías poemas, yo lo recuerdo bien. ¿Por qué ha sido tu reticencia en los últimos años, tanto en Cuba como fuera de Cuba, a hacer televisión?

Silvio. Supongo porque la hice bastante. Empecé por la televisión, como todo el mundo sabe. O sea, no me fue tan mal; porque la televisión te salva o te embarca, una de dos.

Amaury. ¡Dímelo a mí!

Silvio. Te salva o te embarca. A mí me hizo mucho bien la televisión. Enseguida que salí por televisión hubo gente que me preguntó ¿y cuándo vas a hacer otra cosa? Y alguna muchacha se enamoró de mí enseguida también y eso era agradabilísimo.

Amaury. La televisión trae eso.

Silvio. Es muy agradable, muy agradable. Sobre todo para esas cosas es para lo que más sirve, porque realmente en la televisión una de las cosas...

Amaury. ...¡Servía!. (risas)

Silvio. Servía, servía. (risas) Una de las cosas que más insoportable yo encuentro de la televisión, Amaury, es la cantidad de horas que hay que estar aquí para salir tan poquito después, es horrible, es espantoso.

Amaury. Sí, bueno, aquí no. En este programa no, pero es así.

Silvio. Hay cosas a las que yo le puedo dedicar mucho tiempo, pero me son un goce. Por ejemplo, una canción que dura tres minutos, yo puedo estar tres meses haciéndola, pero cada instante que le dedico a esa labor, a ese quehacer, lo disfruto.

Debe ser que los que hacen televisión disfrutan cada instante, como yo disfruto hacer una canción. Entonces de eso es de lo que se trata. Yo no disfruto esto. Yo lo que disfruto es hacer canciones. Tan sencillo.

Amaury. Oye, tú has escrito una cosa que leí el otro día en tu blog, respondiéndole a la cantidad de gente que te escribe, y me llamó mucho la atención. Es una frase importante, la apunté, la voy a citar: "Si para algo no hay nadie imprescindible, es para los reclamos".

Silvio. Eso lo dije en un contexto en que yo me tuve que ausentar durante algunos días del blog que tengo, pero en esos días en que no estuve, muchos de los que participan en el blog dieron opiniones, reclamaron, exigieron, se expresaron. Entonces, por eso escribí eso.

Amaury. Tú abriste este blog, que es un espacio de Internet donde tú pones fotografías, cuentas cosas, pones lo que se llaman post. ¿Tú lo abriste por una necesidad de polemizar o de establecer un puente con la gente?

Silvio. Yo lo abrí porque Cecilia Todd...

Amaury. ...La venezolana, la gran cantautora.

Silvio. ...la gran cantante venezolana...

Amaury. ...Cantante, cantante venezolana, sí.

Silvio. ...me escribió y me dijo: Mira este blog de este muchacho, que es un cantautor venezolano, y que había puesto una cosa muy cariñosa con respecto a mí. Y bueno, lo miré, lo vi, qué bonito. Me leí varias de las cosas que escribió y cuando iba a cerrar la página, miré arriba y decía: ¿Quiere hacer un blog? Pinche aquí y entonces yo dije: Bueno, no puede ser tan fácil.

Pinché y me abrió una página. Ponga su nombre, puse el nombre. Pinche aquí. ¡Ya usted tiene un blog! No, espérate, no puede ser así. Y fue así. Entonces hice un primer escrito, que le llaman post en el mundo de los blogs, y ya, y de pronto empezó a meterse gente, a decir cosas, a dar opiniones, a participar y bueno, de pronto ya hay más de...

Amaury. ...Sí, hasta hoy había seiscientos y pico mil de visitantes.

Silvio. De entradas: seiscientas y pico mil entradas.

Amaury. Que son muchas.

Silvio. Son muchas, sí, para nueve meses que lleva el blog.

Amaury. Yo pienso que tú eres tú, tus canciones y tu misterio, ¿revelar el misterio en público no será perjudicial para el resultado final de tus canciones?

Silvio. ¿Tú crees que hacer un blog es revelar algún misterio?

Amaury. En el caso tuyo, sí.

Silvio. Yo tengo entonces una enorme vocación reveladora. Realmente no tengo ningún misterio que esconder. Yo siempre he sido anti vedettístico, tú lo sabes. (risas)

Amaury. Yo lo sé. (risas)

Silvio. Para mí los misterios que pueda haber en un artista, son precisamente esos, el hacerse interesante, el artistaje. Además, ¿no empezamos diciendo que yo me consideraba un aprendiz?

Amaury. Claro.

Silvio. ¿Qué misterio va a revelar un aprendiz? El aprendiz es precisamente el que está detrás de los misterios. Yo estoy detrás de los misterios, Amaury.

Amaury. Era solamente una apreciación mía y quise compartirla con los televidentes. Muchas veces fuera de Cuba, sobre todo, fuera de Cuba, tildan a algunos artistas que están con la Revolución, que están con el país, de ser artistas oficialistas y con especial interés te nombran a ti como a la cabeza de los artistas oficialistas. La primera parte de la pregunta sería: ¿si tú te consideras un artista oficialista y qué es para ti un artista oficial?

Silvio. Bueno, mira: si es de la Revolución Cubana, la Revolución que comandó Fidel y que han continuado tanta gente valiosa, Raúl, el Che, Camilo, toda esa gente, a mucha honra, mi hermano, a muchísima honra ser oficialista de esto. Yo, de lo que no puedo ser oficialista, es de los que les caen a bombazos a Iraq, a Afganistán. Ahora se están tratando de aprovechar de todos estos movimientos revolucionarios en el Magreb. Los que quieren invadir a Libia a toda costa. Los que han querido invadir a Cuba. Aquellos que gritaban: Ahora Iraq, mañana Cuba. Eso sí para mí es una deshonra y una vergüenza sería oficiar en favor de semejantes ideas.

Amaury. Y hay artistas que son oficialistas de eso.

Silvio. Absolutamente. Acuérdate que a cada rato iban a cantarle a Bush, algunos latinoamericanos también.

Amaury. Sí.

Silvio. ¡Lagarto!

Amaury. Tú hiciste primero la gira por las cárceles, de eso se habló en su momento, muchísimo. Pero ahora estás haciendo una por los barrios y es bien curioso lo de la gira por los barrios, y tú me lo explicarás, porque ahí sale entonces la pregunta de: esta canción que hacemos, ¿tú crees que todavía tiene una utilidad popular, o sea, que vale la pena llevar estas canciones a los barrios y que hay un público todavía que tiene interés en lo que nosotros cantamos? En este caso lo que cantas tú.

Silvio. No es que lo crea, es que la gente me lo está demostrando. Cuando vayas, el día que se te ocurra ir a una de estas actividades en los barrios, te vas a dar cuenta. La gente canta nuestras canciones, agradecen nuestra presencia. Además, hacer esto está más allá, yo creo, que de estar de moda o dejar de estar de moda, de estar en la televisión, o de ser pasado por la radio o no, Amaury.

Es una cosa que tiene que ver con nuestra realidad, con la realidad de nuestro país. Muchas entradas a los teatros para conciertos de gente como nosotros, lo que suelen costar son veinte pesos por persona y una familia más o menos normal, son cuatro, cinco personas; eso son ochenta, cien pesos. ¿Y cuánto gana una familia cubana normal al mes? Que una familia vaya una noche a un teatro representa la tercera, la cuarta parte, si es que gana cuatrocientos pesos, de su sueldo. Entonces yo creo que es algo también muy realista, muy realista.

Creo que hay que llevar la Cultura, sea cual sea. Ojala también sean las cosas que se pasan por la radio. Ojala también sean las canciones y la música con la que más se identifica la gente, que es en definitiva la que la radiodifusión promueve. Pero, bueno, yo lo hago y la gente va, y la gente canta las canciones y me aprendí las canciones, las dos o tres canciones infantiles que he hecho en mi vida y se las canto a los niños y yo no sé, de alguna manera los niños las recuerdan, porque las cantan. Yo no sé ese milagro en qué consiste, la verdad. Es algo para mí asombroso, es un misterio.

Amaury. Otro.

Silvio. Del que estoy detrás también, como aprendiz. (risas)

Amaury. A ver, en tu último disco, en tu último disco editado quiero decir, porque yo sé que hay una cantidad de discos que no han salido nunca ni se han mezclado, yo sé que hay un almacén de discos sin terminar.

Silvio. No, no son tantos.

Amaury. ¿Que no son tantos? Recuerdo los que hiciste con Diákara, con Afrocuba y si sigo más nunca terminamos.

Silvio. Uno y uno. Uno con Diákara y otro con Afrocuba.

Amaury. Bueno, en este último disco, en Segunda Cita, tú hablas ahí de cambiemos la R de Revolución.

Silvio. Sí.

Amaury. Y lo has dicho en entrevistas que se han publicado fuera de Cuba, lo has dicho en Cuba, en prensa escrita, pero nunca lo has dicho en televisión y yo creo que sería clarificador, iluminador que lo dijeras en televisión, porque es una cosa arriesgada y que muchos de nosotros, incluso muchos políticos, después la han citado.

Silvio. Yo lo dije porque la Revolución aparece de vez en cuando. Cuando hace falta una Revolución. Se produce en un momento donde se dan determinadas condiciones, pero la evolución tiene que ser constante. Ya hicimos la Revolución, ahora tenemos que seguir evolucionando.

Amaury. ¿Tú crees que lo que más daño le puede hacer a un país es el estatismo?

Silvio. Sí. El inmovilismo que hemos padecido durante años nos hizo daño, mucho daño y creo que hemos roto la inercia, afortunadamente, en muchas direcciones y tenemos que seguir avanzando. Me siento optimista, sin duda que me siento optimista, porque hemos roto la inercia, y porque estamos moviéndonos, que es un principio del Universo, ¿cómo vamos a estar estáticos cuando todo se mueve?

Amaury. Yo quería preguntarte por una amiga muy querida, que yo tengo, y que da la suerte, fortuna para ti, que es tu compañera: Niurka.

Silvio. ¿Niurka?

Amaury. Niurka. Yo sé que has tenido amores valiosos en tu vida, pero nunca te sentí más tranquilo, equilibrado y, debo decir en público, que enamorado, como te he visto de Niurka. Quiero que me hables de Niurka y de tus hijos, que además, a veces pierdo la cuenta de cuántos son, aunque los conozco a todos.

Silvio. Son siete, hace rato que son siete y me parece que se van a quedar en esa cifra.

Amaury. ¡Aunque uno nunca sabe!

Silvio. No, no, no: orinar contra el ventilador, no lo hagas nunca. Nunca digas nunca jamás... Chico, Niurka realmente es un regalo que me dio la vida, y realmente sí es cierto todo lo que tú dices. Encontrar de pronto un espíritu así, afín, una persona, no solo talentosa, sino también de una calidad humana especial. Porque si hubiera sido solo talento...

Amaury. ...Doy fe.

Silvio. ...Amaury, pero no era solo talento. Era talento musical, pero era, y es, talento humano también. Entonces, eso es muy seductor. Y nada, nos conocimos de casualidad, gracias a Leo (Brouwer). Leo me la mandó, me habló de ella para que grabara, porque nunca había grabado. Estamos hablando de quince años atrás, ¿te das cuenta? Y, bueno, así nos conocimos. Después, ella ya se iba para París. Yo estuve en su examen de ingreso en la Cité y estuve en su examen final, también. Ganó Diploma de Oro, o sea, ganó la máxima calificación. Y luego vino para acá e hizo el ISA, y un día la invité a que tocara con nosotros y, bueno, desde entonces  también colabora con nosotros.

Amaury. ¿Y cómo es el Silvio papá?

Silvio. El Silvio papá es bastante normal. Lamentablemente no he podido criar a todos mis hijos. Algunos hijos han crecido lejos de mí. He tratado de ocuparme de todos, Amaury, de todos, sin excepción, incluso de los que no son cubanos, porque hay dos que no son cubanos.

En el año 2007, me parece, los reuní a todos. Fue un alarde de coordinación internacional, una cosa impresionante. No sé cómo lo conseguimos, pero lo conseguimos. Y estaban todos y me los llevé. ¿A qué tú no sabes adónde me los llevé?

Amaury. No.

Silvio. Al río.

Amaury. ¡¿Al río?!

Silvio. Al Río Ariguanabo, y me senté con todos ellos allí, y nos hicimos fotos, y le di una foto de esas a cada uno de ellos para que tengan ese recuerdo. Siempre van a poder regresar al río Ariguanabo conmigo. Me parece algo maravilloso.

Amaury. En cualquier circunstancia, además. Yo vivo Silvio, admirado de la relación que tú tienes con tu mamá. Háblame de ella.

Silvio. Es que mi mamá es una persona bastante fácil en el sentido de que es muy buena para la música... Mira, ¡a esa sí nadie le pone en duda los chistes! y no es que no la tomen en serio. (risas)

Amaury. No, no, claro y se le tiene respeto.

Silvio. Y no es que no la tomen en serio, se le toma en serio y sin embargo le ríen los chistes, ¡mira tú! (risas) Mi mamá es así y ha sido un poco la mamá de muchos, de muchos amigos míos.

Amaury. De muchos de nosotros.

Silvio. A muchos les dio de comer, a muchos, muchísimos. A muchos los pelaba. Ahora mismo me vino a la mente mi mamá pelando a Luis Rogelio Nogueras, por ejemplo. Los pelaba, los inyectaba.

Amaury. Nos dio de comer muchas veces. Bueno, todavía lo está haciendo, de alguna manera.

Silvio. A todos los amigos y a algunos enemigos también. (risas)

Amaury. ¿Cómo tú llevas lo de los enemigos ya que dijiste eso? ¿Cómo tú llevas el tema de los enemigos, de los enemigos de tu obra, de los enemigos de tu persona, cómo tú manejas eso?, ¿es complicado?

Silvio. No, realmente, no.

Amaury. ¿Los pones a un lado?

Silvio. Sí, claro, a veces también se te atraviesan delante, ¿no? Yo trato de no empujar, pero no me gusta tampoco que me empujen.

Amaury. Claro. Tú fuiste un joven, y con esto voy a terminar, porque hacerte una entrevista a ti, podía durar cuatro horas y no tiene sentido porque sería una serie. (risas) "Amaury entrevista a Silvio".

Silvio. Después yo te entrevisto a ti.

Amaury. Sí, podemos hacerlo, tienes que tener un programa como este, entonces yo sí seré el primero. Tú fuiste, nosotros nos conocemos desde el año 69, un joven irreverente, polémico, un joven inquieto, sería el calificativo que se utilizaría ahora con cierto paternalismo.

Silvio. Conflictivo, era como se decía antes.

Amaury. Se decía conflictivo, ahora se dice inquieto. Conflictivo, un joven conflictivo.  ¿Serías capaz hoy de juzgar al joven que fuiste o cómo lo juzgarías si fuera capaz de juzgarlo?

Silvio. Sí, pero no socialmente. Quizás en su aprendizaje interior,  porque conozco a aquel joven perfectamente, no me he olvidado de él, no solo no me he olvidado de él, sino que trato de estar a su altura.

Amaury. Dije que era la última, pero debo terminar con otra. En estos 60 programas que hemos transmitido, ha habido, no siempre, pero ha habido una pregunta, quizás recurrente, y que algunas personas me han criticado y otras me han dicho que no la deje de hacer. ¿Qué estarías dispuesto a seguir haciendo por Cuba?

Silvio. No es un problema de veneración, es un problema de responsabilidad. Es un problema de sentirse parte de algo, ¿no?. No veo a Cuba como a un altar, ni como una Catedral a la que uno va. Es la cotidianidad, es lo que uno es, lo que uno quiere que sean las personas que uno quiere. Todo el bien que uno puede desear que tenga todo el mundo, ¿no? a quien quiere, el prójimo, como se solía decir. Yo uso palabras religiosas, aunque no soy religioso, porque tengo espiritualidad, pero no tengo religión, Amaury, porque las religiones, con mucho respeto a todo el que la tiene, siempre me parecieron un poco la burocracia de la espiritualidad.

Tengo mi espiritualidad. Es imposible vivir sin eso. Y parte de esa espiritualidad se debe a este lugar hermoso en el que me tocó nacer, que pudo haber sido otro, pero es este, con una historia hermosa, de mujeres, de hombres maravillosos, y que lo hacen a uno sentirse, no sé, orgulloso.

Amaury. Muchas gracias, muchas gracias por haber venido, mi hermano querido. Yo sé, como ya dijiste en algún momento que estas cosas no te gustan mucho, por tanto te lo agradezco el doble, y ya te lo pagaré, aunque tú no haces estas cosas para que te las paguen. (risas) Te quiero mucho, hermanazo. Nos vemos en la próxima serie, en la tuya o en la mía.

Silvio. Oye: he visto que ponen la canción aquella que grabamos, en todos los programas.

Amaury. En estos 60, sí, en todos.

Silvio. ¿Por qué no la cantamos?

Amaury. Ah, bueno, está bien, ya que es el programa final.

Silvio. ¡Final, no!

Amaury. ¡Final, no! El último programa de esta serie

Silvio. Esa es la cosa.

Amaury. ¿Hay una guitarra por ahí? Manolo, ven, échala para acá. Alan, ven ¿tú tienes un micrófono ahí?, ahí está, sentémonos. Es una manera bien bonita de terminar el programa.

(Cantan a dúo el tema de presentación y despedida del programa "Con 2 que se quieran")

CON 2 QUE SE QUIERAN ...

A.P.: Voz.
S.R.: Guitarra y voz.

Con dos de la misma celda o del mismo andén
con dos que alcancen el tope de la subasta
con dos que bailen sin casa en el mismo tren
con dos que resulten ser de la misma casta.

Con dos que entre tantos ecos se digan ¿quién?
con dos que se nos parezcan en la canasta
con dos que tengan el alma como de cien
con dos que se quieran bien, con dos que se quieran bien,
con dos que se quieran, basta.

AMAURY PÉREZ / La Habana / 2002

Silvio Rodríguez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio Rodríguez y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio junto al equipo de "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Silvio junto al equipo de "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Se han publicado 1072 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mariana dijo:

    Gracias Silvio y Amaury, la mejor parte para mi fue:

    "Es la cotidianidad, es lo que uno es, lo que uno quiere que sean las personas que uno quiere. Todo el bien que uno puede desear que tenga todo el mundo, ¿no? a quien quiere, el prójimo, como se solía decir. Yo uso palabras religiosas, aunque no soy religioso, porque tengo espiritualidad, pero no tengo religión, Amaury, porque las religiones, con mucho respeto a todo el que la tiene, siempre me parecieron un poco la burocracia de la espiritualidad.

    Tengo mi espiritualidad. Es imposible vivir sin eso. Y parte de esa espiritualidad se debe a este lugar hermoso en el que me tocó nacer, que pudo haber sido otro, pero es este, con una historia hermosa, de mujeres, de hombres maravillosos, y que lo hacen a uno sentirse, no sé, orgulloso."

  • PEPE dijo:

    Muy esperada la entrevista de Silvio, pero creo que no llegó a puntos importantes de su vida y a relaciones personales o profesionales vitales, a mi entender, en su carrera. Por ejemplo no se tocó nada sobre Noel Nicola, y me resulta curioso que tampoco se le preguntara por Pablo Milanes (figura importante de nuestra trova y que no se por qué no ha sido entrevistado en este popular programa).
    Al final siempre quedan enigmas......"los misterios de Silvio". Creo que nos quedaremos por saber si de quienes no habló son los lagartos y los enmigos a los que hace alusión.

  • Luis Miguel dijo:

    Amaury
    Te felicito por el excelente programa que has llevado a cabo, felicito a todo su colectivo , sin el cual hubiera sido imposible tal empeño.
    Considero que en el exito del programa ha incidido tu excelentes dotes de interlocutor, haciendo ameno el dialogo lejos de parecer un interrogatorio inquisidor, combinado ademas con una excelente ambiente y la elaboracion de las preguntas a los entrevistados , la impronta humanista que le has sabido poner , develando con ello , a partir de sus respuestas que las personalidades y artistas son tambien una obra imperfecta.
    Una vez mas te felicito y exhorto que no cejes en este tipo de proyectos , ya sea una nueva temporada u otro
    Gracias por todo. Un abrazo y adelante.

  • Jorge Menendez dijo:

    Ustedes mantenganse así: revolucionarios
    Cuba está orgullosa de ustedes.
    Jorge Menendez

  • Lucrecia dijo:

    Exquisito programa el de anoche.Amaury tiene el don de hacernos sentir como si estuvieramos en el mismo set entre él y el invitado y si el invitado es nada más y nada menos que Silvio Rodríguez se logra un encantamiento especial.
    Ojala la segunda temporada no quede solo en palabras y que se le brinde todo el APOYO al equipo de realización de este gran programa.
    Realmente muy emocionante cuando Silvio habló de sus hijos y de la revolución.

    Muchas gracias a Amaury, al equipo de realización del programa y a todos los invitados por hacernos levitar cada martes.

  • Mo dijo:

    Hace más de 20 años, en el famoso río Ariguanabo me encontré con Silvio y le dije que en Cuba, como planteaba Ángel Augier, cada 50 años aproximadamente nace un gran poeta y ponía de ejemplo a Heredia, Martí y Guillen. Si sacamos la cuenta posterior a Nicolás esa suerte recaía en Silvio, el cual consideraba era el Poeta Nacional. Silvio con una sencillez extrema me dijo: "Yo no puedo compararme con estos grandes poetas.." Esta anécdota la recordé ayer viendo el programa y me embullé a escribir en este foro al leer que muchos ya lo consideran Poeta Nacional.
    Muchas felicidades Amaury y Ojalá tu programa haya sido un disparo de amor para los incomprendidos del ICRT.

  • Rosy dijo:

    Amaury:
    Es la primera vez que escribo al blog, y tal vez será la última, pero creo que todo cubano que tenga la posibilidad de hacerlo, debe hacerlo, precisamente porque es el último, y como muestra de agradecimiento a lo que este programa ha significado para la cultura de este país. Como bien has dicho creo que si, que has contribuido en gran medida con tu programa a la formación de esta obra inacabada que es nuestra nueva Cuba,
    Gracias por tus amigos invitados, gracias por ese poder de convocatoria, con el que has logrado reunir intelectuales, músicos, médicos, cantantes, artistas, políticos, figuras públicas de toda nuestra amalgama social, el diapasón de tus invitados ha sido grande, quizá si algo eché en falta a tu programa fue a algún deportista (es que soy una gran apasionada de ellos) que muy buenos y talentosos los tenemos en este país y que han dado infinitas pruebas de fidelidad y amor a Cuba. No es un reproche tal vez una sugerencia para alguna nueva serie que cada cubano esperará con ansia.
    Soy una gran admiradora tuya y de tu obra, así que me ha sido muy fácil seguirte a través del programa, pero sinceramente creo que el mérito más grande ha sido tu poder de convocatoria y el ambiente familiar y distendido conque transcurren las entrevistas, algunas de las cuales a mi modesto juicio han tenido notas realmente sobresalientes, Clarilda, Isabel Santos, Molina, Eusebio Leal, Calviño, Monseñor Carlos Manuel y por supuesto Silvio, lo recuerdo de tu programa anterior ("muy personal" y me parece que no han pasado no se 10, 15 años)
    En fin como admiradora tuya y como cubana de convicción, como dijo alguna vez uno de tus invitados, no solo por accidente si no por convicción, espero que proyectos como este se repitan muchas veces en nuestros medios.
    Ojalá el sitio siga abierto y pueda seguir siendo un espacio de intercambio cultural entre todos los que amamos este hermoso país.
    Mucha suerte en tus nuevos proyectos.

  • Pablo Vargas dijo:

    El tiempo marca una etapa, pone fin a una época
    La palabra no tiene límites.

    Hermanos Silvio y Amaury

    Muy pocas veces me ocurre (esta es una de esas veces) que  no puedo detener la marea de recuerdos que entrecruzan mi vida con las de otras personas que me son muy queridas.
    Anoche viendo el programa por ejemplo y no se por qué, recordé con claridad meridiana, una noche en Guadalajara en una feria del libro dedicada a Cuba y en la que coincidíamos con Leo, Omara, Silvio, Amaury, Carlos Alfonso, su esposa, X Alfonso , Eliades Ochoa, Compay Segundo e Isaac Delgado entre otros grandes artistas cubanos
    Silvio hacía años que no cantaba en México y fue impresionante la multitud que se congregó allí para escucharlo, decían los organizadores que la amplia avenida que cruzaba aquella improvisada y gigantesca plaza, nunca había tenido que ser cerrada como sucedió ese día. Fue uno de los más emocionantes eventos a los que he asistido, superando incluso una ocasión en Buenos Aires en el Luna Park, que hasta esa fecha me parecía la mayor de todas las concentraciones por motivo de un concierto, a las que había asistido en calidad de espectador.
    Es cierto lo que dice Silvio sobre el afecto de los hijos de sus amigos hacia él, porque los míos lo adoran, crecieron escuchando sus canciones. Mi hija atesora como una fortuna los discos que tan generosamente le ha dedicado y obsequiado. Lo mismo ocurre con Amaury, envío semanalmente sus entrevistas a la madre de mi hijo en el exterior y a otros muchos amigos que también lo quieren y me las reclaman. De mi cariño y respeto hacia Uds. no diré nada, yo se que uds saben.
    Y no quiero ser muy extenso sólo decirles a ambos que conviven en mi corazón a la misma altura y con la misma intensidad, en las verdes y en las maduras como corresponde entre hermanos.
    Gracias por existir por ser mis contemporáneos y por dejarme compartir con Uds. un poco de ese espacio tan endiabladamente bello que es la vida y es nuestro país. Y por esta bella manera de cerrar el programa y su primera temporada
    A Peti y a Niurka no puedo dejar de mencionarlas por aquello de que detrás de cada gran hombre siempre habrá mujeres como ellas.
    Amaury a tu equipo de locos y delirantes maravillosos, el testimonio con estas pocas líneas de mi consideración y respeto.
    Ojala que este abrazo que les envío a todos pueda suplantar el escaso valor de estas palabras escritas mal y rápido, pero con un amor que me sobrepasa y disculpa.
    Pablito Vargas
    A casi finales de junio de 2011

  • Lhis dijo:

    Amaury: fuiste mi sacerdote intermediando con mi Dios. No un Dios omnipresente y omnipotente. Simplemente te recuerda que cada ser humano es una porción pequeña del Universo pero a la vez, muy importante. No tengo cómo agradecételo.

  • Magalys dijo:

    Yo amo a Silvio, conozco todas sus canciones y mi hija de 15 años interpreta muchas a la guitarra, lo que dice mucho de su buen gusto, nacida y crecida en la época del reguetón. Recuerdo el primer concierto suyo al que asistí, fue frente a lo que sería el reactor nuclear de la Central Electronuclear de Juraguá y Silvio llevó como invitado a Carlos Varela, han pasado como 24 años y lo recuerdo como uno de mis mejores momentos. Luego, cuando la gira por las cárceles cubanas, asistí al de Cienfuegos en la cobertura de prensa. Conseguí su autógrafo y lo tengo entre mis recuerdos más queridos. Mis hijos se dormían con sus canciones y Unicornio es el himno de mi hijo varón, qué más pedir? El Silvio humano, sencillo, fiel a sus principios lo vimos esta noche, y sigue siendo ese al que amo, que no se ha deslumbrado con el brillo, grcias Silvio, por tus canciones y lecciones.
    En cuanto a Amaury, de quien resulté una de sus mayores críticas aquí mis mo en Cubadebate, en lo relacionado a llamar amigos a todos sus invitados, ofrezco disculpas, él puede llamar a sus invitados como le plasca, porque tiene el mérito de habernos regalado a muchos buenos cubanos en su lado más humano y real. Gracias Amaury por tu energía, vitalidad y por no cejar. esperamos por otro proyecto, que nos permita conocer a los cubanos que amamos por dentro.
    Gracias también a Cubadebate y a su equipo, porque hacen un periodismo mediato y serio.

  • Alejo... dijo:

    ESTO NO ES UNA ELEGÍA, solo es y OJALA guste, TESTAMENTO de mi gozo que EN ESTOS DIAS nos dio este gran CAMELOT y COMO QUIEN DICE maravilloso programa. NO HACEN FALTA ALAS para ver desde arriba EL DULCE ABISMO que nos espera los martes, espero que LA DESILUCIÓN no nos embargue y que en un rápido AMANECER vuelva con nosotros CON UN POCO DE AMOR la segunda temporada de este REPARADOR DE SUEÑOS. Gracias Amaury, gracias Silvio, LA VIDA de muchos cambió, fueron DEL SUEÑO A LA POESIA, las LOCURAS, SOLO EL AMOR hacen cosas así tan lindas, MUJERES y niños, HOMBRE y QUE SE YO, todos lloramos, y espero que LA MAZA decida para EL MAYOR deseo de todos los cubanos, esta MADRE revolución con su necesaria y COMPAÑERA evolución. QUIEN FUERA buen poeta para escribir VERBOS EN JUEGO, YO SOY COMO SOY, EL MAYOR esperanzado de que este MONOLOGO le llegará a muchos y que su UNICORNIO encuentren, NUESTRO TEMA ahora es seguir adelante, FUSIL CONTRA FUSIL, ahora que LA ERA ESTA PARIENDO UN CORAZÓN.
    Me despido, y los hago POR QUIEN MERECE AMOR, mucho amor, esas GENERACIONES que vienen detrás, EL TIEMPO ESTA A FAVOR DE LOS PEQUEÑOS, cuiden a Cuba, YO TE QUIERO LIBRE Cuba y será así siempre.
    Un abrazo,
    Alejo…

  • YURI dijo:

    Hola, he visto o leído todos los programas, pero nunca escribí.¿Cómo no hacerlo ahora si se trata de Silvio? Hermano (me atrevo a llamarte así aunque no te conozca)me alegra constatar que eres el mismo que imaginaba desde mi adolesencia y te puedo asegurar que hay varias generaciones de cubanos que te deben a ti y a otros que como tú nos hicieron ser mejores seres humanos, poe eso te aplaudo tus conciertos en los barrios y ojalá sea la luz que ilumine a otros a seguir ese camino, cuando comparas religión y espiritualidad aciertas al blanco, a pesar de que han aumentado los practicantes de todas las religiones podemos percibir en la vida diaria una ausencia o disminución de la espiritualidad en nosotros los cubanos, la idolatración de las cosas y la marginación de los sentimientos y valores humanos. Es por eso que quiero ratificarte la necesidad que tenemos de tu arte, de enriquecernos espitualmente y de conatgiar al mayor número de personas, estoy seguro que seriamos un país mucho más fuerte. Necesitamos de ti y de otros que se atrevan a bajarse del estrado y mezclarse con el pueblo, el verdaero, el que resiste y sobrevive todos los días apuntalando nuestra obra y sin embargo no puede permitirse, como tú explicas, ir a un teatro a escucharte, ni siquiera la radio se lo permite con esa programación mononeuronal.
    Bueno disculpen si me excedí pero fue lo que salió del alma, una abrazo y esperamos tener noticias tuyas.

    Soy de Santa Clara, aquí tienes tú casa.

  • AMC dijo:

    Un excelente programa que me parece alcanzó su punto mas alto ayer con la entrevista a Silvio.
    Gracias a Amaury y a todo su colectivo por tan buen programa.

    Coincido plenamente con los que se preguntan que aremos ahora los martes a las 8:30 de la noche, si ya no tendremos a Con 2 que se quieran.

  • Laura Elena dijo:

    Esperaba este final de temporada del programa con ansias, con ansias de escuchar una vez más "confesiones de Silvio", mi poeta por excelencia, mi amor en silencio, como dice la canción...rememoraba mi preferencia de la primera juventud y que, pese a todas las buenas letras de canciones cubanas, mantengo como himno, "Angel para un Final", mencionada por Amaury anoche en el programa y tatareada por mi al momento...
    De nuevo, agradecer a todos los que han hecho posible esta entrega semanal y a todos los que en este sitio hemos cooperado con nuestos criterios, compartidos o no, pero que han desarrollado y enriquecido nuestro bagage cultural y nuestro conocimiento en general.
    Gracias por hacernos parte de estas 60 formas de ver y vivir la vida...aunque nos quedamos a la espera de conocer otras...ya vendrán...

  • Lourdes Cedeño dijo:

    De hecho el programa me emocionó,yo crecí escuchando la nueva trova, los que cantan a pleno pulmón.
    Gracias una vez más, por mostrarnos a un gran cubano grande ya que nos identifica a los cubanos.(Grande como siempre, y al final ni hablar)
    Por otra parte y es algo que siempre he querido muy humildemente opinar, este es un espacio para vernos los cubanos, ver lo que somos y hasta donde podemos llegar, conocer como humanos a las personalidades que admiramos, saber sus virtudes y defectos, y no solo la imagen promociona que llega principalmente a los que no siguen "la farándula".
    No hace creer en lo que somos como país.
    Cada invitado que recuerdo(que fueron muchos y te faltan otros tantos) tuvo algo que aportar, reflexionar y demás, por tal creo que si han tenido otras oportunidades u/o temporadas a proyectos que, renuevo a mi modesta opinión, no todos aportan lo hace falta mostrar ante la pantalla que cada día nos llega.
    Se te extrañará cada martes y el sábado en el comentario en familia y grupo de amigos y compañeros.

    ****La lista seguirá creciendo.
    gracias

  • Diosda dijo:

    Les escribo desde España, muy buena la entrevista a Silvio Rodríguez, creo no haber leído nunca algo tan extenso del cantautor cubano. ¡Quién iba a decir que la situación de revueltas de los años 60 y 70 que supongo tanto lo inspiraron, iban a regresar de nuevo!, ojalá Silvio se sume a ellas, ya lo hizo con los universitarios de Puerto Rico, ahora supongo será con los jóvenes y no muy jóvenes que la sociedad occidental cristiano católica expulsa a la condición de escorias del sistema burgués. Esperamos que sus canciones sigan siendo faro del socialismo en Cuba, ya Milanés nos defraudó, y los revolucionarios no pueden cansarse, y su voz artística (que eso es Silvio de ellos, la voz y la letra del arte revolucionario comprometido con los pobres) hace mucha falta en estos tiempos de ebullición. Admiramos a Cuba, ojalá sea Raúl Castro capaz de estirpar de su sociedad el cáncer del burocratismo, que hace de dicha clase el germen siempre latente y peligroso de una restauración capitalista en la Isla del Caribe (en Rusia después del colapso los burócratas en su gran mayoría siguieron en sus puestos); esperamos que la música de Silvio aunque le pese a ese enorme séquito de ladrones del pueblo cubano los ayude a apartarlos del camino por una sociedad mejor, al que más tarde o temprano la humanidad debe sumarse, sino es consumida antes por la voracidad del capitalismo mundial especulativo y autofágico.
    Por eso Silvio es imprescindible, porque canta, interpreta y traduce los sentimientos de lucha de los humildes, en él en estos tiempos (y para ello no hay edad aunque haya sobrepasado los 60 años) depositamos la esperanza de que siga siendo el cantor de los nuevos tiempos de lucha por una nueva oleada de anticapitalismo y comunismo como ya lo hizo en los años 60 y 70. Se lo estan pidiendo los pueblos.
    esperamos no nos falle. Ya en muchas plazas de España su música se escucha, pero hace falta renovarla, eso es lo que estamos pidiendo al autor del "Necio", su mejor canción sin duda.
    Un abrazo para Silvio y para Amaury Pérez el realizador de la entrevista desde España

  • Alejandro dijo:

    Me alegra mucho que se haga referencia a mi pueblo natal en el programa de Amauri con Silvio, aunque sea por carambola, solo decir que Guachinango, se escribe con G.
    Me gustó mucho el programa. Gracias.

  • Marianela dijo:

    Silvio nos dio anoche una clase de lo que los psicòlogos de las llamadas Inteligencias Mùltiples denominan Inteligencia Emocional e Inteligencia Espiritual
    Lo de la religiones como burocracìa de la espiritualidad fue una genialidad, siempre he creido que entre nuestra espiritualidad, Dios, la gran energia o en lo que creamos, no deben haber ni otros hombres, ni ritos , ni sancion de los pecados, ni diablos.
    La espiritualidad es nuestra reserva interior para encontrar el equilibrio y la sabiduaria y asi ir descifrando los misterios de la vida.
    A Silvio y a Niurka por favor cuidense el peso, eso no los ayuda a estar saludables. Hàganlo por los que los queremos y para que todos podamos por muchos años continuar disfrutando de su talento.
    El equilibrio fisico es parte de la inteligencia igual que, el mental y el emocional y un cuerpo equilibrado siempre es mas agradable a los ojos y es tambien un deber para con los demas y sobre todo en un artista aunque sea un artista que no le interesen los "artistajes"
    Hasta mas ver foritas

  • yanier dijo:

    creo que en el programa silvio debió mencionar el nombre de todos sus hijos y no solo q se haya hablado de Malva

  • Yarian Quintana dijo:

    Creo que para nuestra TV, y para nosotros, los televidentes, es un lujo contar con este magnífico programa que terminó ayer su primera temporada.
    Estoy seguro que "Con 2 que se quieran" volverá a la carga muy pronto para seguir realzando la cultura cubana y a quienes la hacen posible día a día... cosa que agradeceremos todos.
    Quiero agradecerle a Amaury por brindarnos este genial programa y no dejar de agradecerle también a todo el que lo hizo posible secundando a Amaury en esa travesía que anoche cerró Silvio con la magnífica idea de interpretar in situ el tema del programa.
    Un cierre de lujo para un programa de lujo!!!
    Saludos y... como dijera mi buen amigo Elpidio: Hasta la vista compay!!!

    P.D: Amaury: Podrías algún día entrevistar a Elpidio Valdés!!! Él también forma parte, una parte importante, de nuestra cultura.

  • Marianela dijo:

    Silvio nos dio anoche una clase de lo que los psicòlogos de las llamadas Inteligencias Mùltiples denominan Inteligencia Emocional e Inteligencia Espiritual
    Lo de la religiones como burocracìa de la espiritualidad fue una genialidad, siempre he creido que entre nuestra espiritualidad, Dios, la gran energia o en lo que creamos, no deben haber ni otros hombres, ni ritos , ni sancion de los pecados, ni diablos.
    La espiritualidad es nuestra reserva interior para encontrar el equilibrio y la sabiduaria y asi ir descifrando los misterios de la vida.
    A Silvio y a Niurka por favor cuidense el peso, eso no los ayuda a estar saludables. Hàganlo por los que los queremos y para que todos podamos por muchos años continuar disfrutando de su talento.
    El equilibrio fisico es parte de la inteligencia igual que, el mental y el emocional y un cuerpo equilibrado siempre es mas agradable a los ojos y es tambien un deber para con los demas y sobre todo en un artista aunque sea un artista que no le interesen los “artistajes”
    Hasta mas ver foristas

  • san dijo:

    Soy un fiel admirador de este programa desde sus primeros acordes y deje de participar en estos foros solo alguna que otra vez, a sido una temporada fabulosa que nos llevo a conocer a personas que nos parecian lejanas, pienso que estuvo en esto su gran virtud, amo la musica de Amaury desde aquellos conciertos del Carlos Marx de los años 80 como amo desde siempre la musica de Silvio a quien considero el mas poeta de los autores cubanos en todos los tiempos, como otros en este foro el programa de añoche me dejo esperando mas, talves tenga tambien una segunda temporada. Gracias Amaury por estos 60 programas de seguro te podremos premiar a falta de Girasoles de Opina con el premio de la popularidad de ¨Entre Tu y Yo¨. Un abrazo y hasta la proxima temporada.

  • victor fernandez dijo:

    ¿Sería mucho pedir que pusieran el video de la canción final interpretada por amaury y silvio para descargarlo y guardarlo?

    Gracias por todo, que ha sido mucho

  • Silvia dijo:

    Amaury, lamento no haber podido ver todos los programas, la mayoria me
    gusto por la calidad humana de tus invitados y por encima de todas las
    cosas por su cubania y el sentido de pertenencia que tienen de nuestro
    terruño, por favor para el proximo ciclo no me invites a gente de
    narices estiradas con aires de superioridad que no te lo vamos a
    perdonar y tu debes conocer a muchos de ellos. Deja que te critique el
    traje con corbata y los tenis, todo eso con ese cabello canoso te hace
    ver de maravilla - que no se ponga celosa tu esposa-. La gente cuando
    - tiene- que criticar habla cualquier cosa. Sigue asi que para eso
    eres hijo de Doña CONSUELITO VIDAL, siempre fui fiel admiradora de
    ella.
    Silvia.

  • buenp dijo:

    Hola Amaury, señalar lo impresionante de la entrevista, aunqeu como tu bien dices hay temas que se qeudaron, el tiempo es siempre un verdugo..
    Quisiera aportar algunos puntos ahora que cierra la temporada para ver si logramos algo con los demas programas televisivos...

    Bueno a mi entender, una de las causas que origino tanto exito, y tanta calidad al programa fue el intercambio con el foro... como mismo dice Amaury de los foristas se aprende y se logra un producto mejor acabado para el pueblo, que en definitivas es el unico consumidor del producto. Seria interesante qeu cada programa o por lo menos el icrt tuviera un foro de intercambio sin censura, para tumbar telenovelas de mala factura o para alabar contenido excepcional.

    Amaury se que el tiempo es Oro pere me hubiera gustado tocaras el tema de Internet con Silvio Rodriguez, el es un abierto promotor de internet para todos los hogares, si Silvio hubiera tocado el tema ahi en publico estoy seguro algun alma piadosa lo hubiera asimilado, porqeu como tu bien dices todo lo qeu Silvio dice es tomado en Serio...

    Amaury no me las quiero dar de adivino, pero uno de los jovenes que te sugirio Silvio Rodriguez no fueron los Aldeanos?? se que Silvito el Libre colabora mucho con ellos, y son un grupo muy bueno solo que incomprendido, y hasta cierto punto su juventud tambien los hace algo rebeldes y un poco desinformados, pero en esencia su labor es noble.

    Bueno, hasta un proximo encuentro, seguiré "foreando".
    Saludos.

  • Felipe Caraballo dijo:

    MUCHAS GRACIAS AMAURY POR HABERNOS REGALADOS ESTOS HERMOSOS 60 PROGRAMAS , MUY BELLAS TODOS LAS ENTREVISTA , NO ME GUSTA COMPARAR QUE SI ESTA ENTREVISTA QUE SI AQUELLAS , TODOS BELLAS HERMOSAS Y SIEMPRE LLENAS DE CUBANIA , SENTIMIENTOS E HISTORIA , ESPERO CON ANSIAS ESA SEGUNDA TEMPORADO , PUES , EL MARTES QUE BIENE A LO MEJOR ECHE UNA QUE OTRA LAGRIMAS PUES NO VA A ESTAR DESPUES DEL NOTICIERO , CON DOS QUE SE QUIERAN , NO IMPORTA , ESPERO DEDSDE AHORA CON ANCIAS ESA SEGUNDA TEMPORADA, AHORA SOLO QUIERO QUE TE PRESENTES POR VILLA CLARA HABER , SI TE PUEDO CONOCER EN PERSONA
    CHAITO HERMANITO
    FELIPITO

  • Luc@s dijo:

    Gracias, Amaury por este programa tan especial, imagino lo dificil que ha sido llevarlo hasta donde lo llevaste junto al colectivo de realización... Gracias por sembrar nuevamente el buen gusto y la intencion en nuestra televisión, espero y no termine aquí, pues lograste una fórmula perfecta para conocer desde un ángulo ligero pero profundo, a grandes personalidades cubanas de la contemporaneidad, y eso el pueblo lo agradece, suerte y gracias.

  • buenp dijo:

    Amaury me gustaria saber una cosa, se que es un poco intromisorio de mi parte, pero bueno tengo esta duda hace rato: Usted tiene algun problema con los integrantes del Duo Buena Fe, no se como enfocar la pregunta para que no parezca una falta de respeto, pero es qeu a ambos los admiro mucho, tanto a ti, como a ellos, y n o se, ver problemas entre ustedes me parece una perdida de tiempo, porque ustedes tienen a mi juicio ideales muy parecidos, y trabajar juntos solo los haria mas fuerte... Recuerden la primicia del enemigo, desde la antigua Roma: Divide y Venceras.

  • iraldo dijo:

    Misfelicitaciones a Amauri por el programa y un gran final con Silvio Rodriguez

  • Aisel dijo:

    Amaury
    Gracias por regalarnos a todos los cubanos tan marivolloso programa,en lo personal yo te voy a extrañar muchisimo ya q yo tengo un amor dificil contigo jajajaja. espero q petí no se me ponga celosa. y sus fotos son una marivilla no me perdi un programa, pero tampoco me perdere si sale algun otro. garcias a todos los q hicieron posible q este programa saliera al aire y q a todos nos gustara tanto
    un bessito mi amor y exito q eso te sobra jajaja

Se han publicado 1072 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amaury Pérez Vidal

Amaury Pérez Vidal

Cantautor cubano. Fundador de la Nueva Trova. Ha conducido varios espacios exitosos en la televisión nacional. Ha escrito varias novelas y poemas.

Vea también