Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Carlos Manuel de Céspedes: "Cuba y la Iglesia son las dos pasiones mías"

| 383

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Amaury. Muy buenas noches. Estamos en Con 2 que se quieran, ahora aquí, en 5ta. Avenida y calle 32, en los maravillosos Estudios Abdala. Hoy, ya en los programas finales de esta primera etapa. Hace unos meses nos encontramos en un recital de poesía de Marilyn Bobes y lo invité, pero los tiempos de grabación del programa no me habían permitido cumplir aquella promesa que había hecho con él.

Para mí es un honor tenerlo conmigo, por muchos motivos, y ustedes conocen algunos de ellos. Es un nuevo privilegio tener frente a mí, y ya con ustedes, a una persona que yo he admirado de toda mi vida. Que lo quiero, a veces en la distancia, a veces en la cercanía, y que siempre ha estado ahí, formando parte de la Cultura Cubana como eje-centro y como protector espiritual. Está con nosotros, llenando de gozo y luz el estudio, Monseñor, Padre, Carlos Manuel de Céspedes García Menocal.

Padre, mis respetos muy grandes y mi agradecimiento.

Monseñor. Los míos a ti, y muchas gracias por tus palabras tan amables, que no dejan de estar exageradas. Pero bueno, son las tuyas.

Amaury. Normalmente soy exagerado, pero prefiero ser exagerado en afectos que corto.

Monseñor. Ya lo sé. (risas)

Amaury. ¿Usted está cumpliendo 50 años de servicio?

Monseñor. ¿De sacerdote?

Amaury. De sacerdote, de servicio como sacerdote. ¿Cuánto pesa eso? Si pesa.

Monseñor. Depende de lo que se entiende por peso. Si es en el sentido positivo -porque hay una realidad con la que yo no puedo dejar de contar, porque la llevo muy adentro-, entonces sí pesa muchísimo, pesa, pero al mismo tiempo es una carga que se lleva con ligereza, porque no es uno quien la lleva: tú eres un hombre de fe y sabes que esa carga quien la lleva es otro y uno no hace nada más que tratar de seguir sus pasos.

Sí, son 50 años en diciembre. Yo fui ordenado sacerdote en Roma, en el año 61, por el Cardenal (Antonio) Samoré. De aquella época hay otro sacerdote aquí en La Habana que fue ordenado ese mismo día, en la misma celebración, Monseñor (Alfredo) Petit, que era compañero mío de estudios, y además, nos ordenamos juntos, como ya dije. Y después de eso, bueno, ya me quedé en Roma un par de años más para sacar la Licencia en Teología y vine para Cuba en el año 63.

Amaury. ¿Y vino ya, directo, a ser profesor en el Seminario?

Monseñor. Profesor. Suponía que lo iba a ser, porque había estudiado la Licencia en Teología en Roma, pero no sabía que iba a ir exactamente a vivir al Seminario como vicerrector -se decía entonces-, en el Seminario El Buen Pastor, sino que iba a estar en el Obispado con Monseñor Evelio Díaz, y viví con él una temporadita hasta que pidieron que fuera para allá como responsable de la disciplina en el Seminario y, al mismo tiempo, profesor. Y he seguido de profesor en el Seminario de muy distintas asignaturas, hasta ahora. Sigo siendo profesor en el Seminario.

Amaury. Yo creo que ya que estamos hablando del Seminario, no esperemos para hacer la pregunta: ¿Qué cosa es el Seminario? Aunque parezca una pregunta tonta, para las personas que no están familiarizadas con el tema, será bueno aclarárselo. ¿Y cómo funciona un seminario?

Monseñor.  Bueno, seminario quiere decir semillero, viene del latín, porque se supone que es la semilla de las vocaciones sacerdotales. Todos los que son sacerdotes han pasado por un seminario un tiempo para su formación espiritual, ante todo, interiorizando los valores que se deben vivir como sacerdote e intelectual de todas las materias que componen nuestra vida sacerdotal y también pastoral.

Amaury. ¿Cuáles son las materias que se imparten?

Monseñor. Filosofía, Teología, Humanidades -clásicos, por supuesto-. La más importante siempre es la Teología. Y la formación también pastoral, para el trato con las personas, la capacidad de presentar de la mejor manera el mensaje evangélico, con fidelidad. Eso es lo que se aprende en el seminario.

El Seminario de Cuba, actualmente, el de La Habana, que es el único completo, comprende dos ciclos: un primer ciclo de cuatro años, de Humanidades y Filosofía, y un segundo ciclo, de Teología, de otros cuatro años. Son ocho años en los cuales el seminarista va creciendo -se supone-, espiritualmente, intelectualmente y también en capacidades para el trato humano. Y por el camino, eso es libre, él que está allí, y piensa que sí, que eligió bien, pues sigue en el Seminario y llegado su momento es ordenado sacerdote. Pero otros no, por el camino lo dejan voluntariamente, porque piensan que no es ese su camino.

Amaury. ¿Y durante los ocho años estudian latín?

Monseñor. No, el latín se estudia nada más que uno de los años, lamentablemente. Yo soy profesor de latín y me quejo. Ahora han puesto para el próximo año, dos, lo cual ya es algo. Porque en un año de latín y un año de griego, que también enseño, es muy poco lo que se puede aprender. Es para tener una idea del idioma, nada más.

Amaury. Y qué curioso, porque yo recuerdo que cuando era niño, las misas eran en latín...

Monseñor. ...Sí, pero ya no, claro.

Amaury. Y después no como usted dice, pero sin embargo, su Santidad Benedicto XVI, ha vuelto a incentivar el hecho de que las misas sean en latín.

Monseñor. Sí, pero es decir, en aquel entonces todas las misas para el gran público, eran en latín. Cuando aquello no era un año, eran cuatro años lo que había para estudiarlo, y no solamente por las misas, sino para el rezo del breviario, que es el rezo de las oraciones propias de los sacerdotes. Eran en latín. La administración de los sacramentos, todo eso, era en latín. El latín sigue siendo el idioma oficial de la Iglesia. Por ejemplo, los documentos de la Santa Sede, se traducen a las lenguas vernáculas, pero el idioma de la versión oficial es el latín. Pero eso nada más que lo manejan los latinistas. Ahora, para el pueblo en general, hay que tener una idea de la lengua, no solamente por la liturgia, por las misas, sino porque grandes teólogos y padres de la Iglesia se expresaron en latín y aunque se traduzcan al castellano, o al francés, o al italiano, hay giros que si tú no los entiendes en latín, estás un poco perdido.

Amaury. ¿Usted sería partidario de que volvieran las misas a ser en latín?

Monseñor. No, yo no. Yo no, porque esa es una lengua que la gente no entiende. Gustándome el latín enormemente, porque es una lengua que me gusta mucho, igual que el griego, no voy a hacer una misa en griego ni en latín para que no la entienda ninguna de mis viejitas buenas de San Agustín. Hay que ofrecerlas en castellano, y en un castellano, además, bastante llano para que todo el mundo pueda comprender lo que uno lee y lo que uno predica.

Amaury. Ahora, voy a ir saltando a algunos temas que seguramente a nuestros televidentes les llamarán la atención. La Iglesia se ha modernizado y hay gente que dice que no. ¿Siguen los feligreses yendo a confesión?

Monseñor. Sí, van, ¡cómo no! Quizás algunos van demasiado, porque van sin gran necesidad, porque tienen gusto de hablar con el sacerdote, y saben que ahí lo van a pescar, en el confesionario. Y otros quizás deberían ir con más frecuencia, porque tendrían más asuntos que confesar y pedir consejo. Pero sí, siguen confesándose. Yo estoy disponible para la confesión todos los días, antes de la misa.

Amaury. Normalmente, ya esto es indiscreción, pero usted me dirá y me callará, como ha hecho en otros momentos de la vida. ¿Cuáles son los pecados de los que la gente más se arrepiente?

Monseñor. De todo un poco, y depende de la persona, porque hay gente que quizás pueda tener un crimen en su vida; nunca he confesado a un criminal, y supongo que eso será algo que le pese sobre la conciencia. Pero esa feligresía habitual de las parroquias nuestras, se arrepiente más, por ejemplo, de la falta de caridad para con otras personas; de un ejercicio malo de la responsabilidad, sea en familia, sea en su trabajo. Cosas de ese tipo.

Amaury. Ahora, yo quisiera ir en este momento, antes de caer en su vida personal, que ya iremos, a hablar de la religiosidad en el cubano...

Monseñor.  ...O sea que yo no me voy a liberar de la confesión, con la característica de que el confesor vas a ser tú ahora. ¡Ah, yo creía! (risas)

Amaury. (risas) No, usted Padre me va a hacer ese favor. La religiosidad en el cubano, ¿cómo se manifiesta, cómo usted la percibe?

Monseñor. Es muy curioso, el pueblo cubano, yo creo que es un pueblo muy religioso, pero minoritariamente católico, en el estricto sentido de la palabra. El pueblo cubano, en general, tiene un sustrato católico antiguo, con una formación religiosa más bien pobre en la mayoría, y solo una minoría que ha permanecido siempre fiel, que la familia quizás trasmitió aquello, sí tienen un conocimiento de la fe y lo viven con mucha identidad.

Entonces, a eso se mezclan, sobre todo, las religiones de origen africano y así surge el fenómeno de la santería, que está muy expandido en el pueblo, más que cuando yo era joven. No sólo en las personas de origen africano, sino también en personas de origen europeo, blancos, que son también hoy día santeros, de un grado u otro, más o menos comprometidos.

Y después está el espiritismo, están las religiones protestantes, el anglicanismo y ahora, últimamente, este es un caso muy, muy curioso y nos revela esta especie de idiosincrasia del cubano frente a muchas cosas, hay un grupo de musulmanes cubanos que va creciendo.

Amaury. Sí, realmente es raro.

Monseñor. ¡Un grupo muy minoritario, claro!

Amaury. Pero, por ejemplo. Conozco, Padre, a muchísimos católicos que han perdido el hábito de ir a misa.

Monseñor. Es una falla, pero no por eso se pierde la identidad católica, o sea, un católico puede ser muy católico en los contenidos de la fe y en su ética personal y por razones cualesquiera, no tener esa valoración de la misa de domingo. Sin embargo, hay otros que van casi todos los días y no solo el domingo, que es el día prescrito como obligatorio, o sea, que en eso la variante es grande. Pero sin duda que hoy día -no solo en Cuba, en el mundo entero-,  la práctica religiosa dominical ha descendido no mucho, ¡muchísimo!.

Amaury. Usted, Padre, estudió Derecho, ¿por qué no ejerció?

Monseñor. Bueno, yo no lo terminé.

Amaury. ¿No lo terminó nunca?

Monseñor. No lo terminé nunca, porque cuando fui a entrar al Seminario en el año 56 que estaba en el cuarto año de Derecho, entonces era el plan de los cinco años, el Obispo del momento -el Monseñor Evelio Díaz-, el Administrador Apostólico y el Cardenal (Manuel) Arteaga, me dijeron que continuara la carrera, que estuviera en el Seminario y que la combinara como pudiera y así fue unos meses, porque el 2 de diciembre de ese año, fecha del desembarco del Granma, a la Universidad la cerraron hasta el año 59 cuando yo salía para Roma. Y cuando vine de Roma, ya la escuela de Derecho no era lo mismo. Pero después ya, claro, uno se va complicando con el trabajo sacerdotal, dando clases yo mismo en el Seminario. Pero que conste, que es una carrera que me gustó mucho, y me sigo interesando. Mantengo relaciones con algunos profesores. Hasta hace unos años con (Julio Fernández) Bulté, que era un gran amigo, y entonces, evidentemente, con Bulté me mantenía muy al corriente de todas las cosas de la Facultad.

Amaury. ¿Cuándo es que usted descubre su vocación religiosa?  ¿Cuándo decide que su vida va a estar encomendada al Señor?

Monseñor. Mira, eso estuvo presente desde que uno ya empieza a ser un adolescente, y se pregunta qué va a ser uno cuando crezca. Esa era una posibilidad. Ser sacerdote. Porque mi familia era muy cristiana, muy católica, los sacerdotes amigos eran visita en la casa y era una vida que era capaz de entusiasmar a un joven.

Cuando entré en la Universidad, la verdad que le cogí más el gusto todavía a la carrera de Derecho: vacilé entre Derecho y Arquitectura, eran las dos carreras que me gustaban. Al fin me decidí por Derecho, y me gustaba mucho, la verdad que me gustaba cantidad y me sigue interesando. Yo leo cuanto artículo bueno de Derecho me cae en las manos y libros, etc.

Pero llegó un momento en que dije: bueno, Carlos Manuel, ya tienes 20 años, no puede vivir así siempre uno en la provisionalidad. Y había un sacerdote franciscano, que era el asesor de las Juventudes Universitarias Católicas, en ese instante, el Padre Zabala, Luis de Zabala, con el que yo conversaba estas cosas y era muy simpático, muy poco ortodoxo y me dijo: Vamos a conversar sobre eso, sobre tu entrada o no al Seminario, pero quiero que te leas tres libros primero: El Diario de un cura rural, El Poder y la Gloria de Graham Greene y El mundo, la carne y el Padre Smith. Cuando te leas los tres libros, ven otra vez y hablamos del asunto.

Amaury. Que forma tan original de ponerlo a prueba...

Monseñor. ...Tres novelas. Yo lo vi una vez después, viejito él ya, en Puerto Rico, se lo conté y él ya ni se acordaba de aquello. Pero así fue. Y entonces, nada, ya eso fue como una decisión que tomé ayudado por el Padre Zabala y por el entonces Rector del Seminario, que era Monseñor Evelio Ramos, que quizás tú lo hayas conocido.

Amaury. ¡Sí, cómo no, claro que lo conocí!

Monseñor. Y ya todo fue paz y tranquilidad, nunca tuve ninguna vacilación después. Me fue muy bien en el Seminario y después como sacerdote.

Amaury. Pero usted, ya en esa época, Padre, porque son las cosas que la gente está interesada por saber. ¿Usted era consciente de la cantidad de privaciones que iba a sufrir como mortal encomendándose al Señor, con la cantidad, no vamos a decir frenos, pero sí condicionantes que pone la Iglesia, para una persona que entra al Seminario? Hablo del celibato, hablo de la dejación de las cosas materiales...

Monseñor. Todo eso es verdad, pero no son solo privaciones, más que privaciones son renuncias, si tú quieres. La más fuerte quizás sea la del celibato, no cabe la menor duda. Pero hay tantos dones que yo veía que me vendrían con el sacerdocio también. No solo en el orden espiritual, sino como servicio a los demás. El sacerdote tiene una serie de puertas abiertas en el trato con las personas, católicos y no católicos, y eso es muy consolador. Entonces uno pesa todas esas cosas y sí, yo era consciente de eso, cómo no. Más que a los veinte años ya un muchacho joven, pues, qué se yo, tiene amigos y amigas, y sale y va a fiestas y todo lo demás, y hay alguna que le gusta más que las demás y todo eso. Eso es así. Y eso se tiene en cuenta, y uno decide.

Amaury.  Está muy discutido el tema del celibato. Está en estos días, en estos tiempos, muy sobre el tapete, como se dice. ¿Qué opinión le merece a usted eso?

Monseñor. Mira...

Amaury. ...Yo sé que es una pregunta...

Monseñor. ...Es una buena pregunta muy indiscreta tuya, pero bueno, yo te la voy a contestar de todas maneras. (risas)

Amaury. (risas) Yo se lo pido, es que es la única persona que me la puede contestar.

Monseñor. No claro, no cabe duda que es una cosa muy costosa y podría discutirse. El otro día, hace muy pocos, 15 días quizás, descubrí en una publicación alemana una carta de cuatro teólogos del momento, uno de los cuales era Ratzinger, Papa actualmente. Hablaban, después del Concilio Vaticano II, cuáles eran las cosas que podrían discutirse y plantear una revisión. Una de ellas era el celibato.

Eso no es un dogma de fe, y de hecho los sacerdotes de las Iglesias Católicas Orientales unidas a Roma no están obligados al celibato, pero la Iglesia tiene eso como disciplina universal desde la Edad Media, y lo mantiene porque considera que es una riqueza para la Iglesia. Y te digo que sí, que lo es, sin entrar en detalles, que ya pertenecerían a otro ámbito.

Cuando uno vive su celibato con fidelidad, puede tener momentos fuertes, malos. Pero habitualmente uno vive una situación de disponibilidad interior frente a Dios y frente a las personas que eso no se cambia por nada. Yo te aseguro que yo he sido sacerdote célibe, y he sido muy feliz.

Amaury. Ha sido un hombre feliz, se le ve. Lo he percibido siempre en su mirada, en su bondad y en su caballerosidad.

Monseñor. Lo soy, la verdad que lo he sido, no quiere decir que no haya tenido dificultades, que no haya tenido situaciones duras. Pero en general sí, he sido un sacerdote muy feliz.

Amaury. Sí, pero claro no ha llegado al silicio, ni a la autoflagelación. (risas)

Monseñor. (risas) ¡No, no, hasta ahí no llegué!

Amaury. Padre, yo quiero, fíjese que le hice algunas preguntas de las que yo pensé, ¡el Padre me mata, me va a matar!

Monseñor. ¡No!

Amaury. Pero son preguntas que la gente se hace.

Monseñor. Pero además, no te des importancia, que las preguntas esas no eres tú el primero que me las hace.

Amaury. No, no, no, está claro, lo que no sé, en lo que entro en duda es...sí, en televisión, 8 y 30 pm, por el canal 6, un martes, alguna vez lo ha dicho. Por lo menos tengo esa duda.

Monseñor. ¡Claro en televisión! Yo contesto, no hay problemas.

Amaury. Bueno, un día estábamos en la Basílica de San Francisco de Asís, en un concierto, no sé si era de José María Vitier. Estábamos allí y alguien se acercó y le dijo una cosa muy cómica, porque le afirmó que usted era el bisnieto de Carlos Manuel de Céspedes. ¡Y usted no es bisnieto de Carlos Manuel de Céspedes!

Monseñor. Yo soy el tataranieto, el tataranieto.

Amaury. ¡Pero usted le dijo que sí!

Monseñor. Sí. Ah, bueno, porque es que la palabra bisnieto me suena bien. Tataranieto es una generación más arriba, más antigua, y me suena feo. Desde que yo era muchachito, la palabra esa, tataranieto, perdona la expresión que voy a usar, pero me parecía una expresión "chea", como dirían los muchachos de ahora, mientras que bisnieto parece una expresión mucho más noble. Nieto dos veces, entonces, pues, bisnieto. (Risas)

Amaury. ¿Y también de Mario García Menocal?

Monseñor. Nieto de Gabriel, que era hermano de Mario, y Mario era el tío abuelo. El tío Mario, como le decíamos siempre.

Amaury. ¿Y qué se comentaba en la familia, qué comentaban sus abuelos de Carlos Manuel?

Monseñor. Bueno, piensa que mis abuelos no conocieron a Carlos Manuel...

Amaury. ...No lo conocieron.

Monseñor. ¡No, qué va! Mis abuelos eran viejitos, pero no tanto. Carlos Manuel se murió en el 74.

Amaury. Pero en la familia se hablaba de Carlos Manuel.

Monseñor. Se hablaba mucho, pero no por conocimiento directo sino por lo que les habían contado a ellos sus padres. Mi bisabuelo, Carlos Manuel, a sus hijos sí les contaba muchas cosas de su padre, y esas cosas fueron pasando así por tradición oral. Me acuerdo, de cuando era niño, que mi madre decía que en la Historia de Cuba había muchos cuentos reales muy hermosos que hacerle a los niños y me contaba cosas de la Guerra de los Diez Años, de la Guerra de Independencia, del exilio en Cayo Hueso... Así me criaron a mí. Entonces, claro, después, cuando llegué a la escuela y empecé a estudiarlas en los libros, ya yo me las sabía, porque ya me las habían contado en mi casa como cuentos para niños, pero verdaderos. Me decían: esto no es cuento, es verdad, esto fue así.

Amaury. ¿Y sus compañeros de escuela, estarían sobrecogidos con el hecho de tener como condiscípulo a un descendiente del Padre de la Patria?

Monseñor. No, no, sobrecogidos, no. Todo depende de cómo se viva eso. También me enseñaron, afortunadamente, de que esa cuestión de apellidos y tal, no es como para preciarse, sería una vanagloria, pues en definitiva la gloria es del que siembra eso. Uno no es nada más que un deudor, que debe tratar de llevar ese apellido con todo lo que representa en Cuba. De eso se va dando cuenta uno mientras más crece. Lo que representa Carlos Manuel de Céspedes en la Historia de Cuba, y que uno tiene que tratar de llevarlo con honor, pero al mismo tiempo con sencillez y sabiendo que es algo dado.

Lezama (José Lezama Lima) cuando se refiere a Carlos Manuel, y lo tiene escrito, pero, además, me lo dijo en más de una ocasión, decía: "Ese es el señorío fundacional. Y de eso tú no puedes olvidarte nunca, aunque te pese, tienes que cargar con el señorío fundacional."

Amaury. Pero fíjese que Lezama Lima le dice: aunque le pese.

Monseñor. Claro, porque hay que tener siempre en cuenta que uno se llama Carlos Manuel de Céspedes y García Menocal. Eso pesa en el sentido de que hay que tener como una atención; una atención muy constante en muchas cosas. Yo no sé cuántos, no me acuerdo, porque tengo mala memoria para los números, pero Alba de Céspedes, la escritora descendiente de Carlos Manuel, nieta, pero por el lado de Carlos Manuel de Céspedes y Quesada, tuvo la curiosidad, con algunos historiadores, de sacar la cuenta de cuántos de la familia murieron entre las dos guerras. Y eran muchos, muchos.

Alba me decía: ¡Carlos Manuel, esto no lo podemos olvidar nunca! En las dos guerras, en la del 68 y en la del 95. Y entre los Menocal también hay muchos. Porque da la bendita casualidad, cosa que no se sabe mucho, que mi bisabuelo Menocal, Gabriel, el padre de mi abuelo Gabriel y de Mario Menocal fue el que encabezó el único alzamiento de una cierta importancia que hubo en Occidente cuando el 10 de Octubre del 68. Él era amigo de Carlos Manuel. Cuando se empezó a organizar el alzamiento del 10 de Octubre allá, él  empezó a organizarlo acá. Creo que duró quince días el alzamiento. porque le mandaron para enseguida las tropas españolas de Colón y se acabó. Pero había esa vinculación entre los García Menocal y los Céspedes desde entonces.

Amaury. Yo estoy mirando, primero, el entusiasmo con que usted me está hablando, cosa que me tiene  arrobado...

Monseñor. ...Es que eso es carne de mi carne. ¡Cómo no voy a poner entusiasmo!  ¡No lo pongo, me nace, yo no lo tengo que poner!

Amaury. Y además, usted es muy generoso. Pero, a ver, usted nunca ha hecho distingos entre personas de otras denominaciones religiosas. Hablamos de eso, casi al principio, ni de distintas maneras de pensar políticamente, ni ha tenido nunca reparos raciales. ¿Usted ha ejercido eso como disciplina propia, o piensa que esa tolerancia es un don divino?

Monseñor. Mira, creo que yo puntualizaría primero una  expresión tuya. Uno hace los distingos, yo los hago, por ejemplo, en el plano intelectual. Cuando me preparaba para venir a Cuba, ya como sacerdote, sabiendo la orientación ideológica, teórica, de la Revolución, yo me "meché" con los contenidos teóricos, porque hay que hacer distingos en ese plano. Qué cosa es cada cosa. Pero eso es con respecto a los contenidos intelectuales, pero no con respecto a las personas. Tenía amigos marxistas desde que yo estaba en la Universidad, compañeros míos de la Universidad que ya lo eran en aquella época. Y eso en mí no fue fruto de una disciplina. Yo creo que es algo que me nació ser siempre así. Eso, de verdad, espontáneamente no me ha costado nada, eso ha sido así tal cual. A los amigos míos marxistas los he querido igual que si fueran católicos de comunión diaria y a los protestantes y a todos los demás.

Amaury. Yo creo que por eso también a usted se le quiere tanto y se le respeta tanto en el ambiente intelectual cubano, porque bueno, ¡usted es un intelectual! (risas)

Monseñor. (risas) Yo no sé si será verdad lo que te voy a contar ahora. Pero me lo contaron a mí cuando entré en la Academia de la Lengua. Una de las normas de la Academia, no en Cuba, en todas las academias, es que no se pueden tratar, en el seno de la Academia, ni temas religiosos, ni políticos. No se puede tocar el tema. Y parece que cuando hubo alguien, porque normalmente cuando se va a elegir un miembro nuevo, hay tres que lo proponen. Y cuando me propusieron a mí, hubo alguien que dijo: Carlos Manuel de Céspedes es muy buena gente, pero que no nos vaya a meter el tema religioso aquí, porque acuérdense que él es sacerdote. Y ahí estaba entonces el Presidente de la Academia, Lisandro Otero, que era amigo mío desde muy joven y Lisandro dice: Mira, si Carlos Manuel acepta ser miembro de la Academia y sabe que una de las condiciones es esa, el último que va a tocar ese tema aquí va a ser él. Y si alguien se lo toca, él le va a decir: cuando salgamos de la reunión yo hablo contigo todo lo que tú quieras. Y después fue que me hicieron el cuento, después de los meses de estar allí dentro.

Amaury. ¿Y por qué dice que no tiene la certeza de que es cierto?.

Monseñor. No, no, yo sí la tengo, pero bueno yo no estaba allí.

Amaury. ¡Ah, claro!

Monseñor. Yo no estaba allí, eso me lo contaron porque yo no era miembro todavía.

Amaury. Bueno, cuando terminemos el programa, antes de que yo me vaya, usted me dice, no en televisión, ¿quién fue la persona que dijo eso?

Monseñor. ¡No, yo no lo sé!.

Amaury. ¿Ah, no lo sabe?.

Monseñor. Ah, no, eso no lo sé, a lo mejor está muerto, hijo.

Amaury. Bicho malo nunca muere, Padre. (risas). Cuando usted se gradúa en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, usted llega a Cuba en el 63, digo, si no estoy equivocado...

Monseñor. ...Sí, exacto, yo terminé la Licencia en Teología en julio y llegué aquí en agosto.

Amaury. Cuándo usted llega, ¿qué panorama se encuentra?

Monseñor. ¿El panorama que había en Cuba?

Amaury. Sí. ¿Qué panorama se encuentra en Cuba? La Iglesia estaba empezando a tener problemas con el Estado

Monseñor. No, en el 63 no los estaba empezando a tener, ¡ya los había tenido!.

Amaury. Ya los había tenido, claro.

Monseñor. Muy fuertes desde el 61.

Amaury. ¡Pero en el 63 todavía existían!

Monseñor. ¡Ah, claro muy fuertes!

Amaury. Muy fuertes. O sea, ¿cuál fue su posición ante eso? ¿Y cuál fue el conflicto, además? Si lo pudiera explicar.

Monseñor. Sí, primero mi posición, fue lo primero que dijiste. Cuando venía para Cuba en el avión, entré por México. Fui primero a Estados Unidos a ver a la familia mía, que ya se había ido. No tenía familia en Cuba cuando vine para acá.

Pero llegó un momento en que la azafata del avión, era por la noche, dijo: esas lucecitas que estamos viendo allá abajo, ya eso es Cuba, eso es Pinar del Río. Tuve así, como una emoción especial y le di gracias a Dios por estar regresando a Cuba, que era mi ilusión.

Pero le pedía a Dios realmente en mi oración íntima -esto lo he contado poco-, que me ayudara como sacerdote a hacer elemento siempre de unión y nunca de división en Cuba, cuando me tocara ejercer el ministerio aquí y lo he tratado de hacer. Pero como te dije, en la otra respuesta anterior, lo he sido casi naciéndome desde adentro, sin problema alguno.

Cuando llegué a La Habana, empecé a buscar a los que yo sabía que quedaban aquí, amigos míos de antes, algunos se incorporaron a la Revolución, algunos con cargos dirigentes, inclusive. Los empecé a buscar porque eran amigos y punto. Tenía que verlos después de cuatro años fuera y, desde el principio, tuve muy buena relación con ellos.

Ahora bien, en Cuba había habido enfrentamientos entre Gobierno e Iglesia. No es cuestión ahora de hacer balances pormenorizados, que yo he escrito y ha escrito otra gente sobre esa historia. Creo que la responsabilidad en eso es compartida. Además, Cuba no fue una excepción frente a los gobiernos marxistas. En todos los países que fueron marxistas, desde el punto de vista ortodoxo, hubo conflictos con las iglesias, sea con la católica, fuera con los protestantes o con los ortodoxos orientales.

Afortunadamente, afortunadamente, siempre hubo alguien, o más que alguien, no solo en singular, sino en plural, en los dos sectores, por decirlo de algún modo, que se preocupaba porque eso no fuera así e iban sembrando, iban sembrando. Y eso fue lo que creo que a la larga dio sus frutos. Que no ha sido una cosa ni impuesta, ni rápida, ha sido de una maduración lenta, pero creo que sincera por las dos partes.

Y hoy día, yo creo que no digo ningún disparate, la situación de la Iglesia en Cuba, es una situación normal, completamente normal, como puede ser en cualquier otro país católico y mejor que en muchos.

Amaury. ¿Y la visita del Santo Padre en el 98, usted cree que colaboró?

Monseñor. ¡Colaboró muchísimo! Fue un punto de giro para muchas cosas. Fue un punto de giro en el tema de las relaciones Iglesia-Estado. Pero también fue un punto de giro para mucha gente que se había alejado de la Iglesia, por lo que fuera, por temor, por enfriamiento, por lo que fuera, eso no hay que juzgarlo y con la visita del Papa -el entusiasmo que el Papa supo insuflar- mucha gente se acercó nuevamente a la Iglesia en aquel momento y siguen cerca.

Amaury. Hablemos de Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, escritor. Usted tiene una obra literaria apreciable (Carlos Manuel hace una mueca de desdén). Padre, le pido por favor que no sea modesto, porque es verdad y entonces me hace quedar a mí como un loco (risas) después la gente dice por ahí: ¡Amaury está adulando al Padre!

Monseñor. No, pero adularme ¿para qué?, ¿qué te puedo dar yo a ti? (risas)

Amaury. (risas) ¡Mucho! Usted sabe lo que vale su bendición para mí.

Monseñor. ¡Pero tú ya la tienes desde hace mucho tiempo. La bendición, el cariño, todo eso!.

Amaury. Hablemos de su vocación de escritor, de su trabajo  directamente con las letras. Y usted además es un melómano, a usted le gusta muchísimo la música. Y en algún momento, recuerdo que yo era muy joven, y andaba por ahí por los predios de Eusebio (Leal), bueno, de lo que iba a ser La Habana de Eusebio, como le llamamos muchos, y a mí me gustan mucho las obras de Broadway y me dijeron: el Padre Carlos Manuel de Céspedes las conoce todas. ¿Es cierto?

Monseñor. Eso no es cierto. Puede ser que si nos trasladamos a Nueva York, son las obras del Metropolitan, las que yo me sé. No soy tan amigo de los musicales americanos, pero de la Ópera, sí.

Amaury. ¡Ah, pues mire! La gente crea rumores con respecto a las cosas. Me decían, ¡sí, le gustan mucho las obras de Broadway!

Monseñor. No, yo no era muy fanático de eso. Me gustan algunas obras, por supuesto, pero no es lo mío. Lo mío sí es la Música, me gusta mucho desde que era niño, la Ópera, la Zarzuela, los Conciertos de la Sinfónica. Desde muy chiquito yo iba a todas esas cosas. Y me sigue gustando mucho. Además, tengo el vicio, que no sé si es bueno o malo, no, si fuera vicio... no es vicio, si es vicio sería malo, es una condición, de estudiar con música desde siempre, o sea, yo estudio, trabajo, escribo, todo con música al lado.

Amaury. ¿Pero no lo distrae? A mí muchas veces me distrae.

Monseñor. No, por ejemplo, Monseñor Jaime (Ortega), que es un gran amante de la música, siempre me dice eso: ¿Cómo tú puedes, porque yo me iría detrás de la música?

Amaury. Claro, es lo que me pasa a mí.

Monseñor. No, yo no. Yo necesito de ella para alimentarme. Cuando escribo cualquier cosa, aunque sea una cosa sencilla como puede ser un artículo de Palabra Nueva, u otra cosa más compleja, yo siempre lo hago con música.

Amaury. A ver, Padre, nos vamos acercando a la curva final de la entrevista. ¿Qué opinión le merece a usted la pretensión de llevar al Padre Félix Varela a los altares?

Monseñor. Yo creo que el Padre Varela fue un hombre santo, eso no me cabe la menor duda, independientemente de los procesos. La Iglesia no lo ha declarado y para declarar a un hombre beato, primero, Santo después, hay una serie de requisitos. En el caso de la comisión que hizo todos los estudios para le beatificación del Padre Varela, yo estaba. Estaba en la subcomisión teológica, que tiene que estudiar todos los escritos que se conservaran de Varela y no solo ver en que estaba de acuerdo Varela con el pensamiento humano, filosófico de la Iglesia, y si en materia religiosa había algo que se opusiera a la Doctrina eclesiástica; y es impecable, es impecable. En ese sentido, Varela es impecable.

Había otra comisión que se ocupaba de la vida, y la vida de Varela fue ejemplar siempre, más que ejemplar, casi heroicamente ejemplar, o sea, que yo creo que las condiciones están. Pero en un proceso de beatificación y de canonización entran otras cosas, porque entra la ejemplaridad. Se presenta un señor o una señora, que van a ser beatificados, canonizados y se supone que se presentan como modelos a imitar. Hay que conocer muy bien la época para entender bien algunas opciones de Varela, por ejemplo, su participación en Las Cortes.

Hoy día eso no se permite, un sacerdote no puede ser miembro de ningún parlamento y entonces eso, pues puede ser chocante, aunque se sepa que él fue al Parlamento y se presentó a elecciones porque el Obispo fue quién se lo mandó, el Obispo Espada, pero bueno, está eso ahí. Por otro lado, era partidario de la independencia de Cuba, y eso en aquella época, frente a España, era un problema. Cuba era un país que tenía concordato con la Santa Sede, etc. No solamente por la independencia, si no había otros medios que apelar a la guerra. Hoy día no se aprueba que se apele a la guerra por cualquier cosa, tiene que ser defensiva. Entonces hay una serie de inconvenientes que yo creo que, no digo que imposibiliten totalmente, no hay que cejar en eso, hay que seguir insistiendo y presentando por acá y por allá, porque realmente el hombre era santo, pero obstaculizan la marcha rápida de la beatificación de Varela.

Mira, el caso del hermano de San Juan de Dios, el Hermano Olayo, el que se beatificó hace un par de años.  Esa fue una causa de beatificación sin problemas, un hombre bueno, santazo, sencillo, pobre, humilde, hijo de la beneficencia que consagra su vida a los enfermos. No había ningún obstáculo que ponerle. No escribió una letra. Me acuerdo una vez que fui a Roma a una de las gestiones, precisamente por la causa de Varela, y el Postulador, que se ocupa de echar adelante esas causas de beatificación y canonización, hablando de los escritos de Varela, se quedó así, mirándome, tratando de que yo entendiera el por qué de muchas cosas. Dice: "Padre, ¿usted escribe?" Digo: "Sí, no soy un gran escritor, pero escribo, ¿por qué?" Y me dice: "Si usted quiere verse en los altares, no escriba ni una letra. (risas) A los escritores les es muy difícil llegar a los altares, porque le analizan hasta la última letra." "No hay problema ninguno; no voy a verme en los altares." (risas)

Amaury. ¿Pero no hay una simplificación también de la doctrina, cuando se dice que hay que reconocerle un milagro, dos milagros?

Monseñor. Eso puede cambiar, eso es disciplina eclesiástica. Inclusive es más simple ahora que hace cien años, pero bueno, eso es así.

Amaury. Quiero terminar la entrevista, se está conmemorando este año, el 400 Aniversario de nuestra Virgencita de La Caridad.

Monseñor. Del encuentro de la imagen...

Amaury. ...Del encuentro de la imagen, por supuesto, y se está haciendo una peregrinación por todo el país. En este momento en que nuestro programa está al aire, sabe Dios por dónde ande. ¿Qué valor en la reunificación de los cubanos -donde quiera que estén- usted le otorga a esa imagen de la Virgen de La Caridad?

Monseñor. Mira, la Virgen de la Caridad, para nosotros es ante todo, la Virgen María, la madre de Jesucristo. Sea cual sea la advocación -sea la Virgen de La Caridad, sea la Guadalupe, la advocación que sea-, tiene el valor de ser María, la madre de Jesús, pero, por condicionamientos históricos, que sería largo de expresar; esa imagen pequeñita...

Amaury.  ...¡muy pequeñita y muy grande a la vez!

Monseñor. Sí, se ha convertido con los siglos en el corazón del pueblo cubano. Y hay mucha gente que, a lo mejor no son católicos practicantes, que no ponen un pie en la iglesia casi nunca, pero al Cobre si van alguna vez en su vida y tienen en su casa alguna estampa de la Virgen de La Caridad, que le llamaron la Virgen Mambisa, porque los mambises la llevaron a la guerra, cuando fueron a combatir. Los mambises se ponían bajo la protección de María de la Caridad.

Creo que hay que aprovechar esa convocatoria de la imagen de La Caridad y las cosas que se organicen en torno a su presencia, en un pueblo, o en una iglesia de La Habana, precisamente para transmitir los valores que en otra situación, quizá no se van a oír tan claramente. O sea, que yo creo que sí, que es una cosa buena. Une a todos los cubanos, sean como sean, piensen lo que piensen, La Caridad por encima de todo y es una advocación preciosa, además, tener como advocación a María bajo La Caridad. Es decir, el amor, no hay más hermosa advocación en todo el mundo.

Y creo que sí, que eso es un vínculo de unión, pero hay que aterrizarlo más en la vida, no solamente quedarnos en el rato de la imagen o frente a la estampa que tengo en mi casa, sino, ¡vivir la caridad! Ese es el mensaje de la Virgen de la Caridad.

Amaury. Bueno, Padre, yo le agradezco muchísimo que usted haya hecho un espacio en su tiempo, yo sé que está muy ocupado y los televidentes se habrán dado cuenta, para venir a conversar conmigo y me voy a ir con la imagen, quiero irme con esta imagen, no solo con la imagen de su bondad, de su nobleza, de su inteligencia, de su amor por Cuba, sino con esta imagen, o sea, pensando...

Monseñor. ¡Cuba y la Iglesia son las dos pasiones mías! Siempre lo he dicho, porque es así. Es que es así.

Amaury. Pero, qué lindo pensar, y así me gustaría irme para mi casa, pensando en que usted es el tataranieto del Padre de la Patria y un defensor de la Madre de Cuba, la Caridad del Cobre.

Monseñor. Esa no necesita que la defiendan. ¡Ella se defiende sola!

Amaury. ¡Ella se defiende sola! (risas). Padre querido, su bendición y gracias.

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Con el equipo de realización de "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Se han publicado 383 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rafael Castellanos Díaz dijo:

    Hola:

    Para Jesús García Clavijo. Tengo abierta la página web http://WWW.HACIENDOALMAS.CULT.CU, pero no veo tus datos, como los hallo. También soy Santiaguero como tu.

    Saludos
    Rafael

  • Guillecito, El Curioso... dijo:

    AMAURY querido y queridos foristas de C2QSQ y cubadebate:

    Para DARDO RIBAS:
    Yo, que sí he revisado pacienzudamente foro por foro, intervención por intervención, desde que aquí en cubadebate existe este espacio para C2QSQ, nunca había encontrado una intervención tan aguda y necesaria lúcida y sincera, muy bien fundamentada y contundente como todas las tuyas. Para mí, justificadamente la mejor es esa larga intervención de las “aclaraciones personales, absurdos, verdades y tonterías...”. Mi hermano, eso que te sobra es justo lo que le ha faltado a este foro en un año y pico. ¡Y el que salte, por algo será! Lo repito: ha sobrado lisonja, aplauso y adoración excesiva y ha faltado madurez, cordura, prudencia, sensatez y civilidad cuando de valorar algunas de las emisiones de este necesario programa se trata. C2QSQ no ha sido perfecto, y hasta el propio Amaury lo reconoce, pero el 99,99 % de los foristas no lo ha enjuiciado y aprobado así. Supongo sepas, porque muy bien informado estás, que en los 60 (¡qué decir de los terribles 70 y los muy entretenidos 80!, pasando por la supuesta conciliación de los pavorosos y aterradores 90 y los globalizados 2000) la cosa entre Iglesia y Estado en Cuba nunca han sido lo normales que se quieren decir ahora, de las dos partes. ¿Se le olvidó a alguien la operación PETER PAN en 1960 y la carta de los Obispos “El amor todo lo espera” en el crítiquísimo 1993, por no extender un rosario de penas y olvidos? Como por cargo de conciencia, por amnesia o por el cubanísimo “aquí no ha pasado nada”, así andamos hoy y aquí. Hermano Dardo: me encantó eso de “EJÉRCITO DE FANÁTICOS E IGNORANTES”, porque además así (o peor) te han ripostado-¡dándote la razón, inteligentísimos todos ellos!-los sugestivos Torquemadas nuestros de cada día.

    Para MARIANA:
    Mayúsculamente repito y gimo contigo:
    SI TENGO QUE ESCOGER ENTRE UN PATRIOTA LUCHADOR POR LA LIBERTAD Y ENTRE UN SANTO, ME QUEDO CON EL PATRIOTA LUCHADOR POR LA LIBERTAD.

    Para buenp. : ¡Otra vez, otra intervención tuya espontánea, amable y veraz! ¡De acuerdo, hermano, en lo que dices!

    Para HAYDÉE HERMIDA:
    ¿Fuiste tú, de las finalistas anuales de TODO EL MUNDO CANTA? ¡Tengo esa duda, amiga!

    Para LIEN:
    Como tu, yo esperé más de esta no muy divulgada entrevista, que-digan lo que digan nuestros colegas del foro- le faltó profundidad en algunos temas evadidos o respondidos con ligereza. Ah, y fue demasiado lo de las sonrisas, las risas y la complicidad tácita de suposiciones presentidas entre ambos, que el televidente medio que no conoce a Monseñor se quedó literalmente botao.

    Para ENRIQUE MARESMA BALLESTEROS:
    Me sumaría gustoso hasta la capital para conocernos todos y poder estrechar su mano, amigo querido.

    Para JORGE, AGUSTÍN MOLINA PITÍN, REYNOL GUTIÉRREZ y otros…:
    ¡Se han expresado como indios manejables, fervientes y rendidos, salvaguardando sus razonamientos!

    Para HORTENSIA RIVERA:
    Oye, qué bien eso de ‘CULTO, SENSIBLE Y SENCILLO, COMO DEBEN SER LOS SACERDOTES” (y los seres humanos todos, agrego yo)

    Para PAQUITO EL DE CUBA:
    “¿A qué amar la estrella en el lago?” dijo Dulce María. ¿Qué tiene que ver en este foro que Lezama Lima fuese o no homosexual? ¡Qué manía, por Dios!

    Para ROGELIO RIVAS:
    ¡Dejas bien claro que no todos en cubadebate, y en Cuba completa, tenemos cultura de debate! ¡Pareces un fariseo inquisidor!

    Para SILVINA O'LEARY, ALFREDO ANTONIO CLEMENTI, ADOLFO, RAÚL FELIPE SOSA, NELSON, UNO QUE NO SABE NADA, GABRIEL, EL GÜIJE, CAROL, MANUEL GUERRERO y R.KUDROW:
    Comparto todas sus opiniones, amigos. ¡Qué bueno que seguimos siendo, a pesar del otoño, un arcoiris de verdades y pasiones! ¡Excelentes todos ustedes en lo que va de foro!

    Para CARLOS VALDÉS SARMIENTO:
    Si en esos inmemoriales e inolvidados años 60 fuiste coherente y absolutamente católico y recluta a la vez, ¡pobrecito de ti! ¿O no?

    Para NIELSEN y HARLEY:
    ¡Bravo por su respectiva reaparición, encantados condiscípulos!

    Para LÁZARO RICO GONZÁLEZ, y RAFAEL CASTELLANOS DÍAZ:
    Devuelvo vuestros saludos dejados al final del foro de Litz Alfonso. Claro que nos seguiremos encontrando en el foro. Y ojalá en el anunciado encuentro con los foreros de C2QSQ! Ojalá, como dice el invitado 60.

    OTRAS IDEAS:
    * ¡Qué pena cuando Monseñor dijo: “no te des importancia, que las preguntas esas no eres tú el primero que me las hace.”!
    *No entiendo eso de Benedicto XVI de rescatar las misas en latín, que como reconoce Monseñor, nadie entiende. ¿No estará de vuelta una Iglesia que había superado eso (y otras cosas similares o peores) en el Concilio Vaticano Segundo, hace 50 años?
    *Tuve, ahora leyendo la entrevista, que acordarme del genial Carlos Ruiz de la Tejera cuando en una estampa, de las que no repite tanto, aquello de: “Antes en Cuba todo el mundo era huérfano. ¡Ahora no! Ahora en Cuba todo el mundo es hijo de Shangó, de Yemayá, de Oshún…” ¿Alguien con más de 30 años olvidó esto?
    *Alguien dijo que en el mundo no hay más cristianos y religiosos por culpa de los cristianos y religiosos. ¡Qué muy mal testimonio andamos dando por este mundo, desde hace tiempo! ¡Y el que esté libre de pecado…!
    * ¿Cómo que la identidad católica no se pierde por no ir a misa?
    *La Iglesia, aquí y acullá, en Guamuta y en Burundi, ha estado de parte de los opresores, siempre considerados piadosos con Dios y satanizadores con el prójimo. ¡Recordemos que a Jesucristo lo crucificaron los buenos, no los malos, que eran los leprosos, las prostitutas, los pecadores y similares especimenes humanos!
    *Yo sé que es la historia patria y las tradiciones, pero ¿hasta cuándo María será llamada tan puerilmente La Virgencita? ¡Tan frágil y desvalida, como a veces nos la venden en el catecismo, Dios no la hubiera escogido como Madre del Salvador! ¡Tan regia y poderosa, tan llena de brillo encandilante y oro amarillo, ella no hubiera tenido que penar por el destino fatal de su único hijo! ¡Si era tan poderosa, no le matan a su Jesús!
    *Históricamente, hasta nuestros días, los curas “al lado del pueblo” han sido los menos. ¡No nos engañemos! ¡Por Dios!
    * ¡Qué horror! Nunca se habla, cuando de sacerdocio se trata, de los votos de obediencia y de pobreza. Es siempre lo mismo, una y otra vez, con lo del celibato y la castidad. ¡Qué gran oportunidad perdimos de saber por boca de Monseñor los otros dos votos!
    *Me atrevo a decir que la formación religiosa en la Cuba del siglo XXI no es “más bien pobre”, sino pobre, pobrísima y hasta tristemente limitada, elemental y condicionada. ¿Qué sabemos los cubanos de Adviento y Pascuas de Resurrección, por ejemplo? Pero nos sabemos de cuasi de memoria la historia, los cantos y los rezos de La Virgen del Cobre, la oración de San Luis Beltrán, el crucifico, la persignación, el guano bendito, la estampita con el azabache pál mal de ojo, la guaracha festiva y desordenada que traen los bautizos y la Navidad, hasta burlarnos del sagrado Día de los Inocentes, la Biblia en el librero, los rosarios de adorno, el cuadro del Sagrado Corazón en la sala o el cuarto, vestirnos del color del santo ese día, y mucho más que ahora no logro recordar?
    * ¡Vaya sorpresa saber que Benedicto XVI militó en las juventudes hitlerianas! ¡Como decían Los Compadres: Hay cosas que se están viendo, que no se pueden creer!!!!!!!
    * “Se necesita valentía para discrepar, cuando todo el mundo asiente”. 100 puntos por esta idea de CNK
    * ¡Claro que la Virgen María sí necesita que la defiendan, pero no nosotros los humanos, sino la Santísima Trinidad, que es únicamente quien tiene poder absoluto en esta vida! ¡Que ella subió al cielo, según el dogma de fe, junto a los ángeles (ASUNCIÓN) y no como lo hizo Jesucristo (ASCENSIÓN), que-aunque a veces se nos olvide-es Dios hecho hombre!
    * ¿Blanca Rosa Blanco conductora de televisión? ¡Genere eficiencia!

    Y faltando sólo un entrevistado para los 60 prometidos, voy con la estadística de hoy:

    Tenemos 11 mil 161 opiniones en el foro. Del 59 al 1, estamos así, hasta este minuto:

    59 Tin Cremata 68
    57 Frank Fernández 84
    58 Carlos Alfonso 84
    56 Miguel Barnet 92
    55 Sergio Vitier 94
    54 Vicente Feliú 101
    53 Mirtha Ibarra 102
    52 Reynaldo González 106
    51 Nelson Domínguez 109
    50 Virulo 110
    49 Eslinda 117
    48 Choco 127
    45 José María Vitier 128
    46 Sara 128
    47 Roberto Fabelo 128
    44 Enrique Pineda Barnet 129
    43 Loipa Araújo 135
    42 Enrique Molina 141
    41 Rosa Fornés 143
    40 Martha del Río 146
    39 Raúl Roa Kourí 148
    38 Zaida del Río 150
    37 Juan Formell 151
    36 Josefa Bracero 153
    35 Natalia Herrera 156
    33 Alexis Díaz Pimienta 158
    34 Aurora Basnuevo 158
    32 Zenaidita C. Romeu 163
    31 Digna Guerra 166
    30 Alicia Alonso 167
    29 Doimeadiós 169
    28 Manolo Micler 170
    27 Carlos Junior Acosta 172
    26 Lourdes Torres 174
    25 Marilyn Bobes 175
    24 Isabel Santos 177
    23 Eva Rodríguez 181
    21 Pichi Perugorría 183
    22 Carlos M. de Céspedes -EN PROCESO-183
    20 Sonia Silvestre 184
    19 Liuba 191
    18 Lázaro García 194
    17 Antolín 201
    16 Adalberto 202
    15 María Dolores Ortiz 205
    14 Antón Arrufat 210
    13 Jorge Pérez 212
    12 Manuel Calviño 217
    11 Litz Alfonso 226
    10 Albertico Pujol 239
    9 Luis Alberto García 242
    8 Adria Santana 245
    7 Broselianda Hernández 251
    6 Gerardo Alfonso 284
    5 Alfredo Guevara 333
    4 Carilda 384
    3 Reinaldo Taladrid 420
    2 Eusebio Leal 479
    1 Natalia Bolívar 525

    Seguimos curioseando…

  • Frank dijo:

    "Bueno, bueno, le dijo la mula al freno y siguió caminando"
    Me quito el sombrero ante la tremenda figura del tataranieto del Padre de la Patria, primeramente me lo quito igual ante la Virgen María, madre de Dios y patrona mambisa de todos los cubanos, cuanta generosidad, humildad, sabiduría y sencillez se pueden reunir en una sola persona, gracias Carlos M. por existir, eres también una bendición entre nosotros...
    Ahora bien, el comienzo de este comentario... ese va para dardo Ribas.

  • adia dijo:

    Hola Amaury gracias a ti y a todos lo que tienen que ver con la realizacion del programa. Estuve muy emocionada con la entrevista a Monseñor Carlos Manuel. He tenido la dicha de participar en sus misas cada sabado o domingo y cada vez lo admiro aun mas, todos en la parroquia San Agustin lo queremos mucho.
    Esperare anciosa el programa de Silvio. Una vez mas muchas gracias!

  • Lien dijo:

    A Amaury:
    Alguien escribió antes, que se había lucido con este programa y le doy toda la razón al Lic. Alejandro Armenteros con su acertado comentario, he tenido la oportunidad de releer cada entrevista de las publicadas y creáme, son hermosas, impregnadas de humanismo, excelencia y una novedad en nuestro medio.Gracias y que el`programa no desaparezca.

  • HAYDÉE HERMIDA dijo:

    OH queridos todos del colectivo, debemos hacer oídos sordos a las provocaciones contra Monseñor que es provocar a ls Patria y a la Revolución porque siempre ha sido respetado por nuestro gobierno revolucionario y nuestro querido comandante,por favor basta ya de contestarle a Dardo o a Tardo o a Retardo o a Felipe, y por favor Señores provocadores no sean tontos una persona con tanta capcidad de espiritu, amor e intelecto solo dirá si es que llega a molestarse o entristeserse, PERDONALOS PADRE QUE NO SABEN LO QUE HACEN.
    Tocanta a Amaury y el colectivo, han sido muchas horas de entrega y dedicación amorosa y respetuosa en su trabajo a nuestro pueblo para dejarse amilanar, adelante que aquí hay muchos, muchos cubanos que los quieren y respetan y saben que su trabajo ha sido contra viento y marea con mucho respeto para deleitar a los que saben apreciar lo bueno, cuantas cosas de cuantos intelectuales y artistas que desconicíamos, no alcanza el pliego para expresar lo que siento, no escribo mas solo pido que el colectivo y su director no se dejen intoxicar y vuelvan con el mismo espiritu de trabajo que en esta temporada, GrACIAS

  • IGlez dijo:

    Creo que la entrevista fue maravillosa y con todo respeto mi apoyo total a Dardo Ribas, estoy convencido que no fue su intención atacar a nadie, menos a Monseñor y habló de forma general de lo que fue la iglesia en america y su historia oscura, no de las particularidades de Cuba, ni de las condiciones que imperaban cuando llegó en 1963, simplemente de la iglesia, no la de Dios, la de los hombres y su posición contra los movimientos progresistas, contra los pobres, su apoyo total a los ricos a las clases explotadoras, creo que esa era la escencia de su comentario.

  • Edit dijo:

    Amaury siento mucho que tu programa se acabe, es cierto no llevaste a nadie que fuera de la estratosfera, solo personas normales con algunas caracteristicas que lo destacan del resto. Ha sido muy agradable verlos en pantalla. Tu conduccion ha sido casi perfecta, muy agradable e inteligente, eso hay que destacarlo.
    Felicidades para ti y tu colectivo. Que haya una segunda temporada se impone.

  • Frank dijo:

    Iglez + Dardo, si quieren hablar de la historia de la Iglesia católoca Y Apostólica Romana, primeramente deben argumentarse, no solamente de algunas posibles páginas oscuras que según ustedes han hecho curso en América Latina, sino más bien de las miles y milies de páginas bellas y gloriosas que ha escrito a través de la historia de la humanidad, por favor hágance una pregunta, ¿saben ustedes cuantos programas humanitarios en la esfera de la salud y la educación llevan adelante esta institución religiosa? por sólo citar estos dos ejemplos...

  • Rafael Arcia dijo:

    Querido Amaury, me permito usar este término para nombrarte, porque todo aquél que entra en mi casa con beneplácito mío y de mi familia, como lo haces cada martes, lo amerita. Dios te de mucha salud y te siga alumbrando en la realización de ese programa tan necesitado para la televisión cubana y de tanta aceptación en nuestro pueblo. No dejes de entrevistar a Silvio, es un reclamo de mucha gente con la que he hablado. Dios te bendiga.

    Rafael Arcia Manero.
    Isabela de Sagua. VC. Cuba.

  • Lien dijo:

    Gullecito:
    Tienes razón si, no obstante me gustan los programas todos, y en especial los de Litz y Jorge Perez. Que te vaya bien y nos encontremos de nuevo.

  • HAYDÉE HERMIDA dijo:

    OJALÁ GUILLECITO, GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Yordanis dijo:

    Saludos nuevamente para el colectivo y para Amaury.

    No estaría mal la idea de invitar a José Rubiera (meteorólologo), Laritza Ulloa (conductora del NTV).

    Saludos.

  • Julio Smith García-Menocal dijo:

    No porque sea mi primo, pero persona como él existen muy pocas, es uno de los seres más humildes que conozco, con una cultura de envidiar y una educación que debe ser imitada por muchos de los que participan en este Foro, es incapaz de ofender a nadie, ni a ninguna instución, y como bien dijo siempre esta buscando la unidad entre todos.
    Aclarar que la iglesia católica esta formada por hombres, por lo que nunca podrá ser perfecta. Pero me impresiona que algunos de los foristas son más que seres humanos, por la perfección que nos tratan de vender sobre ellos, solo aclarar que la entrevista se le realizo a Mons Carlos Manuel no a la iglesia Católica de la cual está siempre muyyyyyyyy orgulloso de representar y estoy muy orgulloso de formar parte de la misma, si quieren atacar a mi iglesia no se aprovechen de este espacio para hacerlo, vean lo genial del programa ( de todos ) y lo que pudimos aprender de cada entrevistado.
    Dios es Dios para todos, no solo para los que creemos en él, y un deseo muy personal, QUE EL MISMO NOS BENDIGA A TODOS Y SEAMOS CAPACES DE LLENARNOS DE SU AMOR, no por gusto nuestra Patona lleva el nombre dde Virgen de la Caridad.

  • Diliana dijo:

    Un programa sencillamente genial. Gracias Amaury una vez más.

  • Dardo Ribas dijo:

    BIEN, PROMETÍ UNA CONTRIBUCIÓN DE NOTABLES AUTORES
    AL TEMA RELIGIOSO... Y YO CUMPLO LO QUE PROMETO

    La historia de la Iglesia, está teñida de arbitrariedades, de monstruosidades. Se sostiene a lo largo de los siglos porque el ser humano tiene pavura a la muerte.

    La Iglesia, astuta y especuladora, maneja esa cuestión entre la enorme grey a la que le ha lavado el cerebro con este asunto.

    Si la gente, los pueblos, dejaran de creer en las promesas de "paraísos celestiales" y aceptaran la realidad de la vida, perdería sus prerrogativas y privilegios. Usaron a aquel pobre Cristo que se refugiaba en su convicción de que era hijo de Dios (no lo era, Dios no existe) para construir su ministerio de iniquidades al lado de los poderosos de todos los tiempos.

    La supuesta ternura u opción hacia los pobres, es una maniobra milenaria para doblegarlos, utilizarlos y embotar su conciencia.

    Lo saben en su interior desde el Papa, al monseñor entrevistado y hasta el último cura de Iglesia.

    Hay excepciones, claro está. Un Fray Betto, un Leonardo Boff y muchos más. Gente sincera, culta, criteriosa y... creyente. Pero son los menos. En los "seminarios", monasterios, iglesias de barrio, pulula la serpiente clerical, encargada de idiotizar a los fieles con la adoración a cachivaches místicos inanimados.

    Los "santos" sólo existen en su manipulación milenaria. Estampitas, imágenes varias, fastuosas catedrales, sólo están destinadas a impresionar a los incautos, que son millones. Hasta la adoración de un instrumento de tortura espantoso como fue la cruz, es otro contrasentido increíble.

    Si al Cristo lo hubieran guillotinado... ¿Andaría todo el mundo con una guillotina de plástico en miniatura colgando del cuello? ¿O una horca? ¿Una espada, tal vez?... ¡Por favor!

    Los conventos de monjas, son criaderos de víboras, muchas de las cuales se dedican a mortificar novicias, cuando no a utilizarlas sexualmente entre las sombras de los confesionarios.

    Cuesta creer cómo semejante fraude se mantuvo y mantiene a lo largo de los siglos. La estupidez humana no tiene fin.

    La ciencia, es el oponente a tanta mentira y crueldad. La ciencia que ayuda a la Humanidad con sus descubrimientos y certezas.

  • Walquiria dijo:

    Fantastico programa, que DIOS los bendiga a todos.

    Gracias Amaury para ti y tu colectivo, a Monseñor mi respeto y admiración

  • isvan dijo:

    me habría gustado que amaury no dejara que el padre esquivara la pregunta sobre su obra literaria. Al monseñor lo he leído esporádicamente en Palabra Nueva y Espacio Laical, pero han bastado esos artículos para considerarlo un razonador poderoso, que va trabajando la idea que expone o defiende con una gracia socrática, como si también hubiese sido hijo de partera. No dudo en decir que Monseñor es uno de los mejores escritores cubanos de estos tiempos, y si tanta letra le obstaculizará siquiera una beatificación, de seguro le ha de reparar otros altares. Me gustaría conocer pormenores de la obra litararia-ensayística del padre. Cómo acceder a ella?. Existe alguna compilación de su obra.? Sí? Dónde?. No? Por qué? Es el propio padre quien la hurta de la imprenta? Un saludo a todos

  • Alberto J. Fdez dijo:

    A todos nos gustó mucho erl programa con Monseñor.Que Dios bendiga mucho a Amaury y su equipo del programa.

  • Rogelita y José Manuel dijo:

    Nuestro agradecimiento y felicitación a Monseñor Carlos Manuel
    de Céspedes por la sabia y oportuna catequesis que con sencillez y talento le brindó a todo el pueblo cubano.
    Nos quedamos con deseos de seguir escuchándolo.
    La televisión cubana pudiera programar un curso de universidad para todos sobre valores humanos y cristianos, sería una buena oportunidad para contribuir a que un mundo mejor sea posible.
    A Jesús por María, la Caridad nos une ¡
    Desde Santa Clara: Rogelita y José Manuel

  • Alberto y Olivia dijo:

    SE MUY BIEN QUE NO PODRAS TENER TIEMPO DE CONTESTAR TANTOS CORREOS QUE DEBES DE RECIBIR, PERO NO PUEDO POR SEGUNDA VEZ DEJAR DE MANDARTE A DECIR QUE LO QUE HAZ LOGRADO CON TU BELLO RPOGRAMA DE LOS MARTES ES ALGO QUE HACIA MUCHO TIEMPO HACIA FALTA EN LA TELE, MI ESPOSO Y YO SOMOS FANS DE TU PROGRAMA,
    TE FELICITAMOS POR TANTO QUE LO DISFRUTAS Y HACES QUE LOS TELEVIDENTES LO DISFRUTEN TAMBIEN, OJALA TENGAS MUCHAS MAS PERSONAS QU ENTREVISTAR PARA SEGUIR SALIENDO AL AIRE TODOS LOS MARTES A LAS 8 Y 30 Y LLENAR ESE ESPACIO TAN ESPERADO
    FELICITACIONES POR EL DIA DE LOS PADRES, QUE LO PASES MUY BIEN Y CON MUCHA SALUD
    MAGISTRAL TU PROGRAMA, GENIAL TU CONDUCCION
    LO DISFRUTAMOS MUCHO, OJALA PUDIERAS DECIRNOS AL MENOS QUE LEISTE NUESTRO CORREO
    MUCHA SALUD Y VIDA PARA TI
    DOS FANS DE CON 2 QUE SE QUIERAN

  • curiosita dijo:

    Amaury, lo prometiste, preguntarle por Natalia Bolivar, nos quedamos esprando la pregunta

  • Jose Ernesto dijo:

    La verdad una de las entrevistas mas interesantes y disfrutables de toda la temporada— palabra muy puesta de moda ultimamente—, tal vez se debieran repetir los programas mas interesantes, el de moseñor, perugorria, loipa, carilda, en el verano en lo que esperamos sus nuevas propuestas. Siempre es un placer escuchar lo que tienen que decir personas acerca de su vision y de los contextos disimiles de sus vidas. Gracias por estos progrmaas que al menos en mi caso, como periodista en formación, ayudan a conocer los difernetes artilugios que se pueden seguir para conseguir una buena entrevista y salir de los lugares comunes.

  • José Antonio dijo:

    Genial Amaury, tu intrepidez al abordar cualquier tema se te agradece infinitamente.
    Gracias al padre por traernos acá al Padre de la Patria.
    Y gracias también por hacer posible que nuestro querido Julio Fernández Bulté, haya aparecido, como amigo del monseñor y amigo del pueblo cubano.

  • José Antonio dijo:

    Este foro siempre ha tenido un enfoque emancipador, los verdaderos protagonistas somos, los que además de gozar de lo lindo con cada programa, después intercambiamos abiertamente, sin presiones, sin opresión, sin orejera, sobre lo que nos dé el deseo.

    Yo soy libre, nadie me dice lo que tengo que decir.Y las gracias por ello a Cuba y a la Revolución.

    Y aunque no me considero un religioso empedernido, ando en mi billetera con una Virgencita, junto a la imagen de mi madre, en mi cuarto, junto al vaso con flores y sin larva de Aede, que le pongo al retrato de mi progenitora, está la imagen de Jesucristo, siempre que llego a La Jorobada donde nací, voy a ver mi tía Elba, la santera, y le pido por los míos y por mí, al Rincón del Viejo Lázaro voy a cada rato...

    Mis respeto para los Carlos Manuel de Céspedes.

    Mis respeto para el criterio de todos los forisatas.

  • Randy Aguila Valdivieso dijo:

    ¡Bueno!. !!! Esto está muy bueno!!!

    Tengo que reconocer que al buen amigo Dardo Ribas le encanta polemizar sobre este tema, me atrevería a decir que es una de sus pasiones. A mí en lo particular me han aportado mucho, he aprendido muchísimo, sobre todo de hechos históricos poco divulgado y que forman parte del desarrollo lineal de la historia de la civilización occidental.

    Quiero decir a todos que La Biblia nos enseña a no juzgar. Existen infinidades de versículos que hablan del mal hábito humano de juzgar a los demás, voy a citar solo los que a mi consideración me aportan más.

    Mateo: 7; 1-5

    No juzgues para que no seas juzgado.
    Porque con el juicio que juzgas, serás juzgado, y con la medida que mides, serás medido.
    ¿Por qué miras la paja del ojo ajeno, y no logras ver la viga de tu propio ojo?
    ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, no mirando la viga que hay en el tuyo?
    Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo para que puedas ver la paja en el ojo de tu hermano.

    Juan: 5; 22

    Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo.

    Juan: 12; 47

    Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo.

    Romanos: 14; 13

    Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros, sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al hermano.

    1ra Corintios: 5; 12

    Porque; ¿qué razón tendría yo para juzgar a los que están fuera? ¿No juzgan ustedes a los que están dentro?

    1ra Corintios: 11; 31

    Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados.

    Y precisamente en consonancia con este último, quiero citar al pensamiento de un grande que no fue cristiano y mucho menos conoció a Cristo. Filósofo, pensador, maestro, pedagogo, humanista y práctico. Su doctrina moral se resume a la bondad, la virtud, la honradez, a la observancia de todos los usos y costumbres existentes, al respeto a la ancianidad, y a la disciplina estricta en la educación de los jóvenes. Alababa también las delicias de la amistad y enseñaba a perdonar las ofensas recibidas. A él lo llamaron ” Maestro de Diez Mil Generaciones” y sus ideas y pensamientos nos llegan hasta hoy 25 siglos después de su existencia.
    Para él, la vida de los seres humanos comenzaba por el perfeccionamiento de sí mismo y proseguía con su armónica integración en la familia y en el país, expandiéndose en ondas concéntricas que abarcan un colectivo cada vez mayor.

    Decía:

    “Si hay rectitud en el corazón, habrá belleza en el carácter.
    Si hay belleza en el carácter, habrá armonía en el hogar.
    Si hay armonía en el hogar, habrá orden en la nación.
    Si hay orden en la nación, habrá paz mundial”

    Realmente no estaba equivocado. Su nombre, se los dejo de tarea.

    Una cosita que para mí es importante. Solo …. Curiosidad………………

    ¿Alguien notó la gran diferencia espiritual entre Monseñor Carlos Manuel y Natalia Bolívar?

    Aquella habló de envidias, celos, sentimientos encontrados, enemigos, etc, mientras que el otro habló de amor, paz, servicio, edificación, respeto, UNIÓN.

    Saludos a todos………….

  • JESUS GARCIA CLAVIJO dijo:

    1. AMAURY: SE ME OCURRE QUE NOS PUEDES AVISAR CUANDO VENGAS A LAS PROVINCIAS CON LOS DVD Y HACER UN APARTE CON LOS FORISTAS LUEGO DE TUS PRESENTACIONES Y VENTAS.

    TODO BIEN HERMANO, LADRAN, ES QUE ANDAMOS. TU TRANQUILO QUE VAS BIEN.

    TAMBIEN EL SILENCIO ES UNA FORMA DE RECONOCIMIENTO INTERNO, ES ADMIRARTE CON RABIA. AUNQUE A TODOS NOS GUSTARIA UNA OPINION EN NUESTRA PRENSA, AUTORIZADA Y NO EN EL BASURERO DE INTERNET DONDE CUALQUIERA PONE LO QUE QUIERE.

    SI VIENES A SANTIAGO Y NO AVISAS ALLA TU CON IRENITA.

    GRACIAS

    UN ABRAZO

    2. Rafael Castellanos Díaz:

    SALUDOS, EN LA WEB HACIENDO ALMAS ES FACIL, ARRIBA A LA DERECHA HAY UN BUSCADOR, PONES MI NOMBRE Y SALEN TODOS MIS ARTICULOS Y MIS DATOS.

    PERO PUEDES IR DIRECTAMENTE A LA PARTE DERECHA DONDE DICE CREADORES, ALLI DAS CLIC Y SALE UN LISTADO DE LOS CREADORES, ME BUSCAS, DAS CLIC Y SALEN TODOS MIS DATOS Y MIS ARTICULOS ABAJO.

    GRACIAS

    VIVO EN TROCHA.

    EN LA MAÑANA, 9 AM, ESTARE EN LA CASA DEL CARIBE EN UN RECITAL DE POESIA SOBRE COS CAUSE.

    UN ABRAZO

    J.

  • Yaniurka Ruiz dijo:

    Espero que al recibo de este correo te encuentres bien gozando de una
    buena
    salud al igual que yo. Soy una persona que me caracterizo por decir la
    verdad
    por eso tengo buenas amistades que me admiran por eso; por eso tengo
    que
    decirte la verdad de tu programa y de ti .
    Tu programa es aquello que muchos estabamos esperando por ver en la
    televisión,
    Es lo mejor de lo mejor , es exclusivo, no es aburrido como muchos
    otros , sabe
    como llegar a la gente , satisface a la mayoria de la teleaudiencia,
    hemos podido
    conocer a muchas personalidades que ni remotamente yo conocia , me
    gusto mucho
    la entrevista que le hiciste a Lis Alfonso, creo que es una de las
    mejores
    bailarinas de cuba , por supuesto contando a nuestra Alicia alonso.
    En fin no
    hay palabras para catalogar a tu programa.
    De ti ,te puedo decir sinceramente, que como cantante no me gustas
    mucho , hay
    algunas canciones me gustan otras no ; pero como locutor sabes como
    dirigirte
    a las personas que entrevistas, lo haces con seguridad, elocuencia, no
    tienes miedo
    a nada ni a nadie, eres como tu madre, que dios la tenga en la gloria.
    En fin con
    este programa has sabido llegar a los corazones de todas esas
    personas que entrevistas.
    Te deseo mucha suerte y que dios te siga alumbrando y ayudando.
    Muchas felicidades por el dia de los padres.
    Besos Yaniurka Ruiz Beatón

  • Rogelio Rivas dijo:

    Hola

    También estoy de acuerdo con lo que expresó Amaury sobre la prensa, muy veraz su comentario como siempre y compartido por muchos. Con dos que se quieran es de los mejores programas que he visto en mi vida, y no lo digo para adular a nadie, sino de corazón, lamentablemente creo que algunos de sus detractores se esconden en este mismo foro. Los que critican tan penosamente el trabajo de Amaury son unos envidiosos, es la palabra justa creo yo para categorizar los, eso va para los mal intencionados.
    Gracias a todos los que me conminan a ser mas mesurado, ya me disculpé por eso, La próxima ves trataré de serlo, pero a la iglesia cubana la defiendo, porque sucede que yo no tengo experiencia de ningún mal proceder por parte de esta, y además por qué vamos a hacer sentir mal a Monseñor por algo que el no hizo, ¿que cosa positiva hay en esto?. No desmiento lo que expresan algunos foristas sobre los errores u horrores que la iglesia halla podido cometer muchos años atrás, pero ya debe darse vuelta a esa página, es saludable ¿no creen?, yo tengo 30 años, amo profundamente mi país y no sería capaz de defender algo que lo pudiera perjudicar, he podido ver en la religión cosas buenas y una doctrina noble, incluso conozco algunos seminaristas, y para lo que se preparan es para hacer el bien ,no lo contrario. De la inquisición, eso ya es historia también, imagínense si a todas las personas les diera en este foro por sacar trapos sucios y criticar errores cometidos en nuestro país a la sazón del entusiasmo y la inmadures política que teníamos en los inicios de nuestro proceso, en que se convertiría este foro, sigo diciendo que es sano olvidar las cosas negativas de años anteriores, porque esa afortunadamente ya no es nuestra realidad.

    Ah, hay que ver que hay verdaderos inquisidores en este foro y no precisamente religiosos, además de asumir poses de Eruditos y Enciclopedias Vivientes son bastante extremistas, eso, si quiero ser generoso con ellos, después dicen que yo,ja,ja,ja,ja, léanse, suenan muy ¨respetuosos¨ con los comentarios que difieren, voy a bajarme los pantalones para que me peguen por no estar mi humilde comentario a la altura de la expectativa de ustedes.

  • buenp dijo:

    Dardo Ribas: He leido tus intervenciones, no te voy a atacar como hicieron algunos en el foro anteriormente pero si te voy a exponer mi punto de vista...
    Es muy ingenuo de tu parte pensar que los creyentes son personas de mentalidad débil manipuladas por un clero poderoso... porque yo puedo opinar lo contrario, puedo pensar y de hecho lo pienso, que los ateos y los desviados son personas de mentalidad débil manipuladas por el demonio.
    Es cierto qeu la iglesia católica a desviado un poco el centro de la adoración que es nuestro Dios sagrado... pero gracias al cielo surgio un hombre llamado Martin Lutero e inicio el movimiento de la reforma, con la biblia en mano, los protestantes se dieron cuenta que iban por el camino no correcto...
    No es biblico adorar imagenes, ni objetos, ni a ofrecer ofrendas, Dios quito esa carga de nosotros al mandar a su hijo a morir por nuestros pecados y a elaborar un nuevo pacto, un pacto de amor, en el cual lo unico que debemos hacer es aceptar a Cristo como nuestro salvador...
    Todo lo demás que expones no es biblico, es pura interpretacion y falla humana.
    Nuestro Dios es Todo Amor y así esta expuesto, nuestro Dios es un Dios compasivo, que no castiga, perdona, un dios que no amenaza, sugiere, es nuestro Padre...
    No es cuestion de ser fanatico ciego, es simplemente aceptar la realidad, la realidad es que nada es relativo, todo es absoluto.
    Existe el mal absoluto, y el bien absoluto, por medio de Dios aceptamos el bien absoluto, y esto nos hace santos ante los ojos de El, que perdona todos, absolutamente todos nuestros pecados y nos aloja en su morada en el fin de nuestro tiempo.
    Por otro lado soy una persona amante de las ciencias, pero no veo la negación... a mi entender la ciencia la creo Dios, son las bases, relgas y leyes que rigen nuestro entorno, Dios creo nustro mundo con estas reglas y nosotros en el Eden decidimos lanzarnos a conocer el bien y el mal, y a creer qeu podiamos controlar nuestro medio renegando a Dios, y apropiandonos de la creacion.
    Todo lo qeu se descubre en materia de Ciencia, no reniega al Señor, simplemente ayuda a verlo mas y mas grande...

Se han publicado 383 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amaury Pérez Vidal

Amaury Pérez Vidal

Cantautor cubano. Fundador de la Nueva Trova. Ha conducido varios espacios exitosos en la televisión nacional. Ha escrito varias novelas y poemas.

Vea también