Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Carlos Manuel de Céspedes: "Cuba y la Iglesia son las dos pasiones mías"

| 383

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Amaury. Muy buenas noches. Estamos en Con 2 que se quieran, ahora aquí, en 5ta. Avenida y calle 32, en los maravillosos Estudios Abdala. Hoy, ya en los programas finales de esta primera etapa. Hace unos meses nos encontramos en un recital de poesía de Marilyn Bobes y lo invité, pero los tiempos de grabación del programa no me habían permitido cumplir aquella promesa que había hecho con él.

Para mí es un honor tenerlo conmigo, por muchos motivos, y ustedes conocen algunos de ellos. Es un nuevo privilegio tener frente a mí, y ya con ustedes, a una persona que yo he admirado de toda mi vida. Que lo quiero, a veces en la distancia, a veces en la cercanía, y que siempre ha estado ahí, formando parte de la Cultura Cubana como eje-centro y como protector espiritual. Está con nosotros, llenando de gozo y luz el estudio, Monseñor, Padre, Carlos Manuel de Céspedes García Menocal.

Padre, mis respetos muy grandes y mi agradecimiento.

Monseñor. Los míos a ti, y muchas gracias por tus palabras tan amables, que no dejan de estar exageradas. Pero bueno, son las tuyas.

Amaury. Normalmente soy exagerado, pero prefiero ser exagerado en afectos que corto.

Monseñor. Ya lo sé. (risas)

Amaury. ¿Usted está cumpliendo 50 años de servicio?

Monseñor. ¿De sacerdote?

Amaury. De sacerdote, de servicio como sacerdote. ¿Cuánto pesa eso? Si pesa.

Monseñor. Depende de lo que se entiende por peso. Si es en el sentido positivo -porque hay una realidad con la que yo no puedo dejar de contar, porque la llevo muy adentro-, entonces sí pesa muchísimo, pesa, pero al mismo tiempo es una carga que se lleva con ligereza, porque no es uno quien la lleva: tú eres un hombre de fe y sabes que esa carga quien la lleva es otro y uno no hace nada más que tratar de seguir sus pasos.

Sí, son 50 años en diciembre. Yo fui ordenado sacerdote en Roma, en el año 61, por el Cardenal (Antonio) Samoré. De aquella época hay otro sacerdote aquí en La Habana que fue ordenado ese mismo día, en la misma celebración, Monseñor (Alfredo) Petit, que era compañero mío de estudios, y además, nos ordenamos juntos, como ya dije. Y después de eso, bueno, ya me quedé en Roma un par de años más para sacar la Licencia en Teología y vine para Cuba en el año 63.

Amaury. ¿Y vino ya, directo, a ser profesor en el Seminario?

Monseñor. Profesor. Suponía que lo iba a ser, porque había estudiado la Licencia en Teología en Roma, pero no sabía que iba a ir exactamente a vivir al Seminario como vicerrector -se decía entonces-, en el Seminario El Buen Pastor, sino que iba a estar en el Obispado con Monseñor Evelio Díaz, y viví con él una temporadita hasta que pidieron que fuera para allá como responsable de la disciplina en el Seminario y, al mismo tiempo, profesor. Y he seguido de profesor en el Seminario de muy distintas asignaturas, hasta ahora. Sigo siendo profesor en el Seminario.

Amaury. Yo creo que ya que estamos hablando del Seminario, no esperemos para hacer la pregunta: ¿Qué cosa es el Seminario? Aunque parezca una pregunta tonta, para las personas que no están familiarizadas con el tema, será bueno aclarárselo. ¿Y cómo funciona un seminario?

Monseñor.  Bueno, seminario quiere decir semillero, viene del latín, porque se supone que es la semilla de las vocaciones sacerdotales. Todos los que son sacerdotes han pasado por un seminario un tiempo para su formación espiritual, ante todo, interiorizando los valores que se deben vivir como sacerdote e intelectual de todas las materias que componen nuestra vida sacerdotal y también pastoral.

Amaury. ¿Cuáles son las materias que se imparten?

Monseñor. Filosofía, Teología, Humanidades -clásicos, por supuesto-. La más importante siempre es la Teología. Y la formación también pastoral, para el trato con las personas, la capacidad de presentar de la mejor manera el mensaje evangélico, con fidelidad. Eso es lo que se aprende en el seminario.

El Seminario de Cuba, actualmente, el de La Habana, que es el único completo, comprende dos ciclos: un primer ciclo de cuatro años, de Humanidades y Filosofía, y un segundo ciclo, de Teología, de otros cuatro años. Son ocho años en los cuales el seminarista va creciendo -se supone-, espiritualmente, intelectualmente y también en capacidades para el trato humano. Y por el camino, eso es libre, él que está allí, y piensa que sí, que eligió bien, pues sigue en el Seminario y llegado su momento es ordenado sacerdote. Pero otros no, por el camino lo dejan voluntariamente, porque piensan que no es ese su camino.

Amaury. ¿Y durante los ocho años estudian latín?

Monseñor. No, el latín se estudia nada más que uno de los años, lamentablemente. Yo soy profesor de latín y me quejo. Ahora han puesto para el próximo año, dos, lo cual ya es algo. Porque en un año de latín y un año de griego, que también enseño, es muy poco lo que se puede aprender. Es para tener una idea del idioma, nada más.

Amaury. Y qué curioso, porque yo recuerdo que cuando era niño, las misas eran en latín...

Monseñor. ...Sí, pero ya no, claro.

Amaury. Y después no como usted dice, pero sin embargo, su Santidad Benedicto XVI, ha vuelto a incentivar el hecho de que las misas sean en latín.

Monseñor. Sí, pero es decir, en aquel entonces todas las misas para el gran público, eran en latín. Cuando aquello no era un año, eran cuatro años lo que había para estudiarlo, y no solamente por las misas, sino para el rezo del breviario, que es el rezo de las oraciones propias de los sacerdotes. Eran en latín. La administración de los sacramentos, todo eso, era en latín. El latín sigue siendo el idioma oficial de la Iglesia. Por ejemplo, los documentos de la Santa Sede, se traducen a las lenguas vernáculas, pero el idioma de la versión oficial es el latín. Pero eso nada más que lo manejan los latinistas. Ahora, para el pueblo en general, hay que tener una idea de la lengua, no solamente por la liturgia, por las misas, sino porque grandes teólogos y padres de la Iglesia se expresaron en latín y aunque se traduzcan al castellano, o al francés, o al italiano, hay giros que si tú no los entiendes en latín, estás un poco perdido.

Amaury. ¿Usted sería partidario de que volvieran las misas a ser en latín?

Monseñor. No, yo no. Yo no, porque esa es una lengua que la gente no entiende. Gustándome el latín enormemente, porque es una lengua que me gusta mucho, igual que el griego, no voy a hacer una misa en griego ni en latín para que no la entienda ninguna de mis viejitas buenas de San Agustín. Hay que ofrecerlas en castellano, y en un castellano, además, bastante llano para que todo el mundo pueda comprender lo que uno lee y lo que uno predica.

Amaury. Ahora, voy a ir saltando a algunos temas que seguramente a nuestros televidentes les llamarán la atención. La Iglesia se ha modernizado y hay gente que dice que no. ¿Siguen los feligreses yendo a confesión?

Monseñor. Sí, van, ¡cómo no! Quizás algunos van demasiado, porque van sin gran necesidad, porque tienen gusto de hablar con el sacerdote, y saben que ahí lo van a pescar, en el confesionario. Y otros quizás deberían ir con más frecuencia, porque tendrían más asuntos que confesar y pedir consejo. Pero sí, siguen confesándose. Yo estoy disponible para la confesión todos los días, antes de la misa.

Amaury. Normalmente, ya esto es indiscreción, pero usted me dirá y me callará, como ha hecho en otros momentos de la vida. ¿Cuáles son los pecados de los que la gente más se arrepiente?

Monseñor. De todo un poco, y depende de la persona, porque hay gente que quizás pueda tener un crimen en su vida; nunca he confesado a un criminal, y supongo que eso será algo que le pese sobre la conciencia. Pero esa feligresía habitual de las parroquias nuestras, se arrepiente más, por ejemplo, de la falta de caridad para con otras personas; de un ejercicio malo de la responsabilidad, sea en familia, sea en su trabajo. Cosas de ese tipo.

Amaury. Ahora, yo quisiera ir en este momento, antes de caer en su vida personal, que ya iremos, a hablar de la religiosidad en el cubano...

Monseñor.  ...O sea que yo no me voy a liberar de la confesión, con la característica de que el confesor vas a ser tú ahora. ¡Ah, yo creía! (risas)

Amaury. (risas) No, usted Padre me va a hacer ese favor. La religiosidad en el cubano, ¿cómo se manifiesta, cómo usted la percibe?

Monseñor. Es muy curioso, el pueblo cubano, yo creo que es un pueblo muy religioso, pero minoritariamente católico, en el estricto sentido de la palabra. El pueblo cubano, en general, tiene un sustrato católico antiguo, con una formación religiosa más bien pobre en la mayoría, y solo una minoría que ha permanecido siempre fiel, que la familia quizás trasmitió aquello, sí tienen un conocimiento de la fe y lo viven con mucha identidad.

Entonces, a eso se mezclan, sobre todo, las religiones de origen africano y así surge el fenómeno de la santería, que está muy expandido en el pueblo, más que cuando yo era joven. No sólo en las personas de origen africano, sino también en personas de origen europeo, blancos, que son también hoy día santeros, de un grado u otro, más o menos comprometidos.

Y después está el espiritismo, están las religiones protestantes, el anglicanismo y ahora, últimamente, este es un caso muy, muy curioso y nos revela esta especie de idiosincrasia del cubano frente a muchas cosas, hay un grupo de musulmanes cubanos que va creciendo.

Amaury. Sí, realmente es raro.

Monseñor. ¡Un grupo muy minoritario, claro!

Amaury. Pero, por ejemplo. Conozco, Padre, a muchísimos católicos que han perdido el hábito de ir a misa.

Monseñor. Es una falla, pero no por eso se pierde la identidad católica, o sea, un católico puede ser muy católico en los contenidos de la fe y en su ética personal y por razones cualesquiera, no tener esa valoración de la misa de domingo. Sin embargo, hay otros que van casi todos los días y no solo el domingo, que es el día prescrito como obligatorio, o sea, que en eso la variante es grande. Pero sin duda que hoy día -no solo en Cuba, en el mundo entero-,  la práctica religiosa dominical ha descendido no mucho, ¡muchísimo!.

Amaury. Usted, Padre, estudió Derecho, ¿por qué no ejerció?

Monseñor. Bueno, yo no lo terminé.

Amaury. ¿No lo terminó nunca?

Monseñor. No lo terminé nunca, porque cuando fui a entrar al Seminario en el año 56 que estaba en el cuarto año de Derecho, entonces era el plan de los cinco años, el Obispo del momento -el Monseñor Evelio Díaz-, el Administrador Apostólico y el Cardenal (Manuel) Arteaga, me dijeron que continuara la carrera, que estuviera en el Seminario y que la combinara como pudiera y así fue unos meses, porque el 2 de diciembre de ese año, fecha del desembarco del Granma, a la Universidad la cerraron hasta el año 59 cuando yo salía para Roma. Y cuando vine de Roma, ya la escuela de Derecho no era lo mismo. Pero después ya, claro, uno se va complicando con el trabajo sacerdotal, dando clases yo mismo en el Seminario. Pero que conste, que es una carrera que me gustó mucho, y me sigo interesando. Mantengo relaciones con algunos profesores. Hasta hace unos años con (Julio Fernández) Bulté, que era un gran amigo, y entonces, evidentemente, con Bulté me mantenía muy al corriente de todas las cosas de la Facultad.

Amaury. ¿Cuándo es que usted descubre su vocación religiosa?  ¿Cuándo decide que su vida va a estar encomendada al Señor?

Monseñor. Mira, eso estuvo presente desde que uno ya empieza a ser un adolescente, y se pregunta qué va a ser uno cuando crezca. Esa era una posibilidad. Ser sacerdote. Porque mi familia era muy cristiana, muy católica, los sacerdotes amigos eran visita en la casa y era una vida que era capaz de entusiasmar a un joven.

Cuando entré en la Universidad, la verdad que le cogí más el gusto todavía a la carrera de Derecho: vacilé entre Derecho y Arquitectura, eran las dos carreras que me gustaban. Al fin me decidí por Derecho, y me gustaba mucho, la verdad que me gustaba cantidad y me sigue interesando. Yo leo cuanto artículo bueno de Derecho me cae en las manos y libros, etc.

Pero llegó un momento en que dije: bueno, Carlos Manuel, ya tienes 20 años, no puede vivir así siempre uno en la provisionalidad. Y había un sacerdote franciscano, que era el asesor de las Juventudes Universitarias Católicas, en ese instante, el Padre Zabala, Luis de Zabala, con el que yo conversaba estas cosas y era muy simpático, muy poco ortodoxo y me dijo: Vamos a conversar sobre eso, sobre tu entrada o no al Seminario, pero quiero que te leas tres libros primero: El Diario de un cura rural, El Poder y la Gloria de Graham Greene y El mundo, la carne y el Padre Smith. Cuando te leas los tres libros, ven otra vez y hablamos del asunto.

Amaury. Que forma tan original de ponerlo a prueba...

Monseñor. ...Tres novelas. Yo lo vi una vez después, viejito él ya, en Puerto Rico, se lo conté y él ya ni se acordaba de aquello. Pero así fue. Y entonces, nada, ya eso fue como una decisión que tomé ayudado por el Padre Zabala y por el entonces Rector del Seminario, que era Monseñor Evelio Ramos, que quizás tú lo hayas conocido.

Amaury. ¡Sí, cómo no, claro que lo conocí!

Monseñor. Y ya todo fue paz y tranquilidad, nunca tuve ninguna vacilación después. Me fue muy bien en el Seminario y después como sacerdote.

Amaury. Pero usted, ya en esa época, Padre, porque son las cosas que la gente está interesada por saber. ¿Usted era consciente de la cantidad de privaciones que iba a sufrir como mortal encomendándose al Señor, con la cantidad, no vamos a decir frenos, pero sí condicionantes que pone la Iglesia, para una persona que entra al Seminario? Hablo del celibato, hablo de la dejación de las cosas materiales...

Monseñor. Todo eso es verdad, pero no son solo privaciones, más que privaciones son renuncias, si tú quieres. La más fuerte quizás sea la del celibato, no cabe la menor duda. Pero hay tantos dones que yo veía que me vendrían con el sacerdocio también. No solo en el orden espiritual, sino como servicio a los demás. El sacerdote tiene una serie de puertas abiertas en el trato con las personas, católicos y no católicos, y eso es muy consolador. Entonces uno pesa todas esas cosas y sí, yo era consciente de eso, cómo no. Más que a los veinte años ya un muchacho joven, pues, qué se yo, tiene amigos y amigas, y sale y va a fiestas y todo lo demás, y hay alguna que le gusta más que las demás y todo eso. Eso es así. Y eso se tiene en cuenta, y uno decide.

Amaury.  Está muy discutido el tema del celibato. Está en estos días, en estos tiempos, muy sobre el tapete, como se dice. ¿Qué opinión le merece a usted eso?

Monseñor. Mira...

Amaury. ...Yo sé que es una pregunta...

Monseñor. ...Es una buena pregunta muy indiscreta tuya, pero bueno, yo te la voy a contestar de todas maneras. (risas)

Amaury. (risas) Yo se lo pido, es que es la única persona que me la puede contestar.

Monseñor. No claro, no cabe duda que es una cosa muy costosa y podría discutirse. El otro día, hace muy pocos, 15 días quizás, descubrí en una publicación alemana una carta de cuatro teólogos del momento, uno de los cuales era Ratzinger, Papa actualmente. Hablaban, después del Concilio Vaticano II, cuáles eran las cosas que podrían discutirse y plantear una revisión. Una de ellas era el celibato.

Eso no es un dogma de fe, y de hecho los sacerdotes de las Iglesias Católicas Orientales unidas a Roma no están obligados al celibato, pero la Iglesia tiene eso como disciplina universal desde la Edad Media, y lo mantiene porque considera que es una riqueza para la Iglesia. Y te digo que sí, que lo es, sin entrar en detalles, que ya pertenecerían a otro ámbito.

Cuando uno vive su celibato con fidelidad, puede tener momentos fuertes, malos. Pero habitualmente uno vive una situación de disponibilidad interior frente a Dios y frente a las personas que eso no se cambia por nada. Yo te aseguro que yo he sido sacerdote célibe, y he sido muy feliz.

Amaury. Ha sido un hombre feliz, se le ve. Lo he percibido siempre en su mirada, en su bondad y en su caballerosidad.

Monseñor. Lo soy, la verdad que lo he sido, no quiere decir que no haya tenido dificultades, que no haya tenido situaciones duras. Pero en general sí, he sido un sacerdote muy feliz.

Amaury. Sí, pero claro no ha llegado al silicio, ni a la autoflagelación. (risas)

Monseñor. (risas) ¡No, no, hasta ahí no llegué!

Amaury. Padre, yo quiero, fíjese que le hice algunas preguntas de las que yo pensé, ¡el Padre me mata, me va a matar!

Monseñor. ¡No!

Amaury. Pero son preguntas que la gente se hace.

Monseñor. Pero además, no te des importancia, que las preguntas esas no eres tú el primero que me las hace.

Amaury. No, no, no, está claro, lo que no sé, en lo que entro en duda es...sí, en televisión, 8 y 30 pm, por el canal 6, un martes, alguna vez lo ha dicho. Por lo menos tengo esa duda.

Monseñor. ¡Claro en televisión! Yo contesto, no hay problemas.

Amaury. Bueno, un día estábamos en la Basílica de San Francisco de Asís, en un concierto, no sé si era de José María Vitier. Estábamos allí y alguien se acercó y le dijo una cosa muy cómica, porque le afirmó que usted era el bisnieto de Carlos Manuel de Céspedes. ¡Y usted no es bisnieto de Carlos Manuel de Céspedes!

Monseñor. Yo soy el tataranieto, el tataranieto.

Amaury. ¡Pero usted le dijo que sí!

Monseñor. Sí. Ah, bueno, porque es que la palabra bisnieto me suena bien. Tataranieto es una generación más arriba, más antigua, y me suena feo. Desde que yo era muchachito, la palabra esa, tataranieto, perdona la expresión que voy a usar, pero me parecía una expresión "chea", como dirían los muchachos de ahora, mientras que bisnieto parece una expresión mucho más noble. Nieto dos veces, entonces, pues, bisnieto. (Risas)

Amaury. ¿Y también de Mario García Menocal?

Monseñor. Nieto de Gabriel, que era hermano de Mario, y Mario era el tío abuelo. El tío Mario, como le decíamos siempre.

Amaury. ¿Y qué se comentaba en la familia, qué comentaban sus abuelos de Carlos Manuel?

Monseñor. Bueno, piensa que mis abuelos no conocieron a Carlos Manuel...

Amaury. ...No lo conocieron.

Monseñor. ¡No, qué va! Mis abuelos eran viejitos, pero no tanto. Carlos Manuel se murió en el 74.

Amaury. Pero en la familia se hablaba de Carlos Manuel.

Monseñor. Se hablaba mucho, pero no por conocimiento directo sino por lo que les habían contado a ellos sus padres. Mi bisabuelo, Carlos Manuel, a sus hijos sí les contaba muchas cosas de su padre, y esas cosas fueron pasando así por tradición oral. Me acuerdo, de cuando era niño, que mi madre decía que en la Historia de Cuba había muchos cuentos reales muy hermosos que hacerle a los niños y me contaba cosas de la Guerra de los Diez Años, de la Guerra de Independencia, del exilio en Cayo Hueso... Así me criaron a mí. Entonces, claro, después, cuando llegué a la escuela y empecé a estudiarlas en los libros, ya yo me las sabía, porque ya me las habían contado en mi casa como cuentos para niños, pero verdaderos. Me decían: esto no es cuento, es verdad, esto fue así.

Amaury. ¿Y sus compañeros de escuela, estarían sobrecogidos con el hecho de tener como condiscípulo a un descendiente del Padre de la Patria?

Monseñor. No, no, sobrecogidos, no. Todo depende de cómo se viva eso. También me enseñaron, afortunadamente, de que esa cuestión de apellidos y tal, no es como para preciarse, sería una vanagloria, pues en definitiva la gloria es del que siembra eso. Uno no es nada más que un deudor, que debe tratar de llevar ese apellido con todo lo que representa en Cuba. De eso se va dando cuenta uno mientras más crece. Lo que representa Carlos Manuel de Céspedes en la Historia de Cuba, y que uno tiene que tratar de llevarlo con honor, pero al mismo tiempo con sencillez y sabiendo que es algo dado.

Lezama (José Lezama Lima) cuando se refiere a Carlos Manuel, y lo tiene escrito, pero, además, me lo dijo en más de una ocasión, decía: "Ese es el señorío fundacional. Y de eso tú no puedes olvidarte nunca, aunque te pese, tienes que cargar con el señorío fundacional."

Amaury. Pero fíjese que Lezama Lima le dice: aunque le pese.

Monseñor. Claro, porque hay que tener siempre en cuenta que uno se llama Carlos Manuel de Céspedes y García Menocal. Eso pesa en el sentido de que hay que tener como una atención; una atención muy constante en muchas cosas. Yo no sé cuántos, no me acuerdo, porque tengo mala memoria para los números, pero Alba de Céspedes, la escritora descendiente de Carlos Manuel, nieta, pero por el lado de Carlos Manuel de Céspedes y Quesada, tuvo la curiosidad, con algunos historiadores, de sacar la cuenta de cuántos de la familia murieron entre las dos guerras. Y eran muchos, muchos.

Alba me decía: ¡Carlos Manuel, esto no lo podemos olvidar nunca! En las dos guerras, en la del 68 y en la del 95. Y entre los Menocal también hay muchos. Porque da la bendita casualidad, cosa que no se sabe mucho, que mi bisabuelo Menocal, Gabriel, el padre de mi abuelo Gabriel y de Mario Menocal fue el que encabezó el único alzamiento de una cierta importancia que hubo en Occidente cuando el 10 de Octubre del 68. Él era amigo de Carlos Manuel. Cuando se empezó a organizar el alzamiento del 10 de Octubre allá, él  empezó a organizarlo acá. Creo que duró quince días el alzamiento. porque le mandaron para enseguida las tropas españolas de Colón y se acabó. Pero había esa vinculación entre los García Menocal y los Céspedes desde entonces.

Amaury. Yo estoy mirando, primero, el entusiasmo con que usted me está hablando, cosa que me tiene  arrobado...

Monseñor. ...Es que eso es carne de mi carne. ¡Cómo no voy a poner entusiasmo!  ¡No lo pongo, me nace, yo no lo tengo que poner!

Amaury. Y además, usted es muy generoso. Pero, a ver, usted nunca ha hecho distingos entre personas de otras denominaciones religiosas. Hablamos de eso, casi al principio, ni de distintas maneras de pensar políticamente, ni ha tenido nunca reparos raciales. ¿Usted ha ejercido eso como disciplina propia, o piensa que esa tolerancia es un don divino?

Monseñor. Mira, creo que yo puntualizaría primero una  expresión tuya. Uno hace los distingos, yo los hago, por ejemplo, en el plano intelectual. Cuando me preparaba para venir a Cuba, ya como sacerdote, sabiendo la orientación ideológica, teórica, de la Revolución, yo me "meché" con los contenidos teóricos, porque hay que hacer distingos en ese plano. Qué cosa es cada cosa. Pero eso es con respecto a los contenidos intelectuales, pero no con respecto a las personas. Tenía amigos marxistas desde que yo estaba en la Universidad, compañeros míos de la Universidad que ya lo eran en aquella época. Y eso en mí no fue fruto de una disciplina. Yo creo que es algo que me nació ser siempre así. Eso, de verdad, espontáneamente no me ha costado nada, eso ha sido así tal cual. A los amigos míos marxistas los he querido igual que si fueran católicos de comunión diaria y a los protestantes y a todos los demás.

Amaury. Yo creo que por eso también a usted se le quiere tanto y se le respeta tanto en el ambiente intelectual cubano, porque bueno, ¡usted es un intelectual! (risas)

Monseñor. (risas) Yo no sé si será verdad lo que te voy a contar ahora. Pero me lo contaron a mí cuando entré en la Academia de la Lengua. Una de las normas de la Academia, no en Cuba, en todas las academias, es que no se pueden tratar, en el seno de la Academia, ni temas religiosos, ni políticos. No se puede tocar el tema. Y parece que cuando hubo alguien, porque normalmente cuando se va a elegir un miembro nuevo, hay tres que lo proponen. Y cuando me propusieron a mí, hubo alguien que dijo: Carlos Manuel de Céspedes es muy buena gente, pero que no nos vaya a meter el tema religioso aquí, porque acuérdense que él es sacerdote. Y ahí estaba entonces el Presidente de la Academia, Lisandro Otero, que era amigo mío desde muy joven y Lisandro dice: Mira, si Carlos Manuel acepta ser miembro de la Academia y sabe que una de las condiciones es esa, el último que va a tocar ese tema aquí va a ser él. Y si alguien se lo toca, él le va a decir: cuando salgamos de la reunión yo hablo contigo todo lo que tú quieras. Y después fue que me hicieron el cuento, después de los meses de estar allí dentro.

Amaury. ¿Y por qué dice que no tiene la certeza de que es cierto?.

Monseñor. No, no, yo sí la tengo, pero bueno yo no estaba allí.

Amaury. ¡Ah, claro!

Monseñor. Yo no estaba allí, eso me lo contaron porque yo no era miembro todavía.

Amaury. Bueno, cuando terminemos el programa, antes de que yo me vaya, usted me dice, no en televisión, ¿quién fue la persona que dijo eso?

Monseñor. ¡No, yo no lo sé!.

Amaury. ¿Ah, no lo sabe?.

Monseñor. Ah, no, eso no lo sé, a lo mejor está muerto, hijo.

Amaury. Bicho malo nunca muere, Padre. (risas). Cuando usted se gradúa en la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, usted llega a Cuba en el 63, digo, si no estoy equivocado...

Monseñor. ...Sí, exacto, yo terminé la Licencia en Teología en julio y llegué aquí en agosto.

Amaury. Cuándo usted llega, ¿qué panorama se encuentra?

Monseñor. ¿El panorama que había en Cuba?

Amaury. Sí. ¿Qué panorama se encuentra en Cuba? La Iglesia estaba empezando a tener problemas con el Estado

Monseñor. No, en el 63 no los estaba empezando a tener, ¡ya los había tenido!.

Amaury. Ya los había tenido, claro.

Monseñor. Muy fuertes desde el 61.

Amaury. ¡Pero en el 63 todavía existían!

Monseñor. ¡Ah, claro muy fuertes!

Amaury. Muy fuertes. O sea, ¿cuál fue su posición ante eso? ¿Y cuál fue el conflicto, además? Si lo pudiera explicar.

Monseñor. Sí, primero mi posición, fue lo primero que dijiste. Cuando venía para Cuba en el avión, entré por México. Fui primero a Estados Unidos a ver a la familia mía, que ya se había ido. No tenía familia en Cuba cuando vine para acá.

Pero llegó un momento en que la azafata del avión, era por la noche, dijo: esas lucecitas que estamos viendo allá abajo, ya eso es Cuba, eso es Pinar del Río. Tuve así, como una emoción especial y le di gracias a Dios por estar regresando a Cuba, que era mi ilusión.

Pero le pedía a Dios realmente en mi oración íntima -esto lo he contado poco-, que me ayudara como sacerdote a hacer elemento siempre de unión y nunca de división en Cuba, cuando me tocara ejercer el ministerio aquí y lo he tratado de hacer. Pero como te dije, en la otra respuesta anterior, lo he sido casi naciéndome desde adentro, sin problema alguno.

Cuando llegué a La Habana, empecé a buscar a los que yo sabía que quedaban aquí, amigos míos de antes, algunos se incorporaron a la Revolución, algunos con cargos dirigentes, inclusive. Los empecé a buscar porque eran amigos y punto. Tenía que verlos después de cuatro años fuera y, desde el principio, tuve muy buena relación con ellos.

Ahora bien, en Cuba había habido enfrentamientos entre Gobierno e Iglesia. No es cuestión ahora de hacer balances pormenorizados, que yo he escrito y ha escrito otra gente sobre esa historia. Creo que la responsabilidad en eso es compartida. Además, Cuba no fue una excepción frente a los gobiernos marxistas. En todos los países que fueron marxistas, desde el punto de vista ortodoxo, hubo conflictos con las iglesias, sea con la católica, fuera con los protestantes o con los ortodoxos orientales.

Afortunadamente, afortunadamente, siempre hubo alguien, o más que alguien, no solo en singular, sino en plural, en los dos sectores, por decirlo de algún modo, que se preocupaba porque eso no fuera así e iban sembrando, iban sembrando. Y eso fue lo que creo que a la larga dio sus frutos. Que no ha sido una cosa ni impuesta, ni rápida, ha sido de una maduración lenta, pero creo que sincera por las dos partes.

Y hoy día, yo creo que no digo ningún disparate, la situación de la Iglesia en Cuba, es una situación normal, completamente normal, como puede ser en cualquier otro país católico y mejor que en muchos.

Amaury. ¿Y la visita del Santo Padre en el 98, usted cree que colaboró?

Monseñor. ¡Colaboró muchísimo! Fue un punto de giro para muchas cosas. Fue un punto de giro en el tema de las relaciones Iglesia-Estado. Pero también fue un punto de giro para mucha gente que se había alejado de la Iglesia, por lo que fuera, por temor, por enfriamiento, por lo que fuera, eso no hay que juzgarlo y con la visita del Papa -el entusiasmo que el Papa supo insuflar- mucha gente se acercó nuevamente a la Iglesia en aquel momento y siguen cerca.

Amaury. Hablemos de Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, escritor. Usted tiene una obra literaria apreciable (Carlos Manuel hace una mueca de desdén). Padre, le pido por favor que no sea modesto, porque es verdad y entonces me hace quedar a mí como un loco (risas) después la gente dice por ahí: ¡Amaury está adulando al Padre!

Monseñor. No, pero adularme ¿para qué?, ¿qué te puedo dar yo a ti? (risas)

Amaury. (risas) ¡Mucho! Usted sabe lo que vale su bendición para mí.

Monseñor. ¡Pero tú ya la tienes desde hace mucho tiempo. La bendición, el cariño, todo eso!.

Amaury. Hablemos de su vocación de escritor, de su trabajo  directamente con las letras. Y usted además es un melómano, a usted le gusta muchísimo la música. Y en algún momento, recuerdo que yo era muy joven, y andaba por ahí por los predios de Eusebio (Leal), bueno, de lo que iba a ser La Habana de Eusebio, como le llamamos muchos, y a mí me gustan mucho las obras de Broadway y me dijeron: el Padre Carlos Manuel de Céspedes las conoce todas. ¿Es cierto?

Monseñor. Eso no es cierto. Puede ser que si nos trasladamos a Nueva York, son las obras del Metropolitan, las que yo me sé. No soy tan amigo de los musicales americanos, pero de la Ópera, sí.

Amaury. ¡Ah, pues mire! La gente crea rumores con respecto a las cosas. Me decían, ¡sí, le gustan mucho las obras de Broadway!

Monseñor. No, yo no era muy fanático de eso. Me gustan algunas obras, por supuesto, pero no es lo mío. Lo mío sí es la Música, me gusta mucho desde que era niño, la Ópera, la Zarzuela, los Conciertos de la Sinfónica. Desde muy chiquito yo iba a todas esas cosas. Y me sigue gustando mucho. Además, tengo el vicio, que no sé si es bueno o malo, no, si fuera vicio... no es vicio, si es vicio sería malo, es una condición, de estudiar con música desde siempre, o sea, yo estudio, trabajo, escribo, todo con música al lado.

Amaury. ¿Pero no lo distrae? A mí muchas veces me distrae.

Monseñor. No, por ejemplo, Monseñor Jaime (Ortega), que es un gran amante de la música, siempre me dice eso: ¿Cómo tú puedes, porque yo me iría detrás de la música?

Amaury. Claro, es lo que me pasa a mí.

Monseñor. No, yo no. Yo necesito de ella para alimentarme. Cuando escribo cualquier cosa, aunque sea una cosa sencilla como puede ser un artículo de Palabra Nueva, u otra cosa más compleja, yo siempre lo hago con música.

Amaury. A ver, Padre, nos vamos acercando a la curva final de la entrevista. ¿Qué opinión le merece a usted la pretensión de llevar al Padre Félix Varela a los altares?

Monseñor. Yo creo que el Padre Varela fue un hombre santo, eso no me cabe la menor duda, independientemente de los procesos. La Iglesia no lo ha declarado y para declarar a un hombre beato, primero, Santo después, hay una serie de requisitos. En el caso de la comisión que hizo todos los estudios para le beatificación del Padre Varela, yo estaba. Estaba en la subcomisión teológica, que tiene que estudiar todos los escritos que se conservaran de Varela y no solo ver en que estaba de acuerdo Varela con el pensamiento humano, filosófico de la Iglesia, y si en materia religiosa había algo que se opusiera a la Doctrina eclesiástica; y es impecable, es impecable. En ese sentido, Varela es impecable.

Había otra comisión que se ocupaba de la vida, y la vida de Varela fue ejemplar siempre, más que ejemplar, casi heroicamente ejemplar, o sea, que yo creo que las condiciones están. Pero en un proceso de beatificación y de canonización entran otras cosas, porque entra la ejemplaridad. Se presenta un señor o una señora, que van a ser beatificados, canonizados y se supone que se presentan como modelos a imitar. Hay que conocer muy bien la época para entender bien algunas opciones de Varela, por ejemplo, su participación en Las Cortes.

Hoy día eso no se permite, un sacerdote no puede ser miembro de ningún parlamento y entonces eso, pues puede ser chocante, aunque se sepa que él fue al Parlamento y se presentó a elecciones porque el Obispo fue quién se lo mandó, el Obispo Espada, pero bueno, está eso ahí. Por otro lado, era partidario de la independencia de Cuba, y eso en aquella época, frente a España, era un problema. Cuba era un país que tenía concordato con la Santa Sede, etc. No solamente por la independencia, si no había otros medios que apelar a la guerra. Hoy día no se aprueba que se apele a la guerra por cualquier cosa, tiene que ser defensiva. Entonces hay una serie de inconvenientes que yo creo que, no digo que imposibiliten totalmente, no hay que cejar en eso, hay que seguir insistiendo y presentando por acá y por allá, porque realmente el hombre era santo, pero obstaculizan la marcha rápida de la beatificación de Varela.

Mira, el caso del hermano de San Juan de Dios, el Hermano Olayo, el que se beatificó hace un par de años.  Esa fue una causa de beatificación sin problemas, un hombre bueno, santazo, sencillo, pobre, humilde, hijo de la beneficencia que consagra su vida a los enfermos. No había ningún obstáculo que ponerle. No escribió una letra. Me acuerdo una vez que fui a Roma a una de las gestiones, precisamente por la causa de Varela, y el Postulador, que se ocupa de echar adelante esas causas de beatificación y canonización, hablando de los escritos de Varela, se quedó así, mirándome, tratando de que yo entendiera el por qué de muchas cosas. Dice: "Padre, ¿usted escribe?" Digo: "Sí, no soy un gran escritor, pero escribo, ¿por qué?" Y me dice: "Si usted quiere verse en los altares, no escriba ni una letra. (risas) A los escritores les es muy difícil llegar a los altares, porque le analizan hasta la última letra." "No hay problema ninguno; no voy a verme en los altares." (risas)

Amaury. ¿Pero no hay una simplificación también de la doctrina, cuando se dice que hay que reconocerle un milagro, dos milagros?

Monseñor. Eso puede cambiar, eso es disciplina eclesiástica. Inclusive es más simple ahora que hace cien años, pero bueno, eso es así.

Amaury. Quiero terminar la entrevista, se está conmemorando este año, el 400 Aniversario de nuestra Virgencita de La Caridad.

Monseñor. Del encuentro de la imagen...

Amaury. ...Del encuentro de la imagen, por supuesto, y se está haciendo una peregrinación por todo el país. En este momento en que nuestro programa está al aire, sabe Dios por dónde ande. ¿Qué valor en la reunificación de los cubanos -donde quiera que estén- usted le otorga a esa imagen de la Virgen de La Caridad?

Monseñor. Mira, la Virgen de la Caridad, para nosotros es ante todo, la Virgen María, la madre de Jesucristo. Sea cual sea la advocación -sea la Virgen de La Caridad, sea la Guadalupe, la advocación que sea-, tiene el valor de ser María, la madre de Jesús, pero, por condicionamientos históricos, que sería largo de expresar; esa imagen pequeñita...

Amaury.  ...¡muy pequeñita y muy grande a la vez!

Monseñor. Sí, se ha convertido con los siglos en el corazón del pueblo cubano. Y hay mucha gente que, a lo mejor no son católicos practicantes, que no ponen un pie en la iglesia casi nunca, pero al Cobre si van alguna vez en su vida y tienen en su casa alguna estampa de la Virgen de La Caridad, que le llamaron la Virgen Mambisa, porque los mambises la llevaron a la guerra, cuando fueron a combatir. Los mambises se ponían bajo la protección de María de la Caridad.

Creo que hay que aprovechar esa convocatoria de la imagen de La Caridad y las cosas que se organicen en torno a su presencia, en un pueblo, o en una iglesia de La Habana, precisamente para transmitir los valores que en otra situación, quizá no se van a oír tan claramente. O sea, que yo creo que sí, que es una cosa buena. Une a todos los cubanos, sean como sean, piensen lo que piensen, La Caridad por encima de todo y es una advocación preciosa, además, tener como advocación a María bajo La Caridad. Es decir, el amor, no hay más hermosa advocación en todo el mundo.

Y creo que sí, que eso es un vínculo de unión, pero hay que aterrizarlo más en la vida, no solamente quedarnos en el rato de la imagen o frente a la estampa que tengo en mi casa, sino, ¡vivir la caridad! Ese es el mensaje de la Virgen de la Caridad.

Amaury. Bueno, Padre, yo le agradezco muchísimo que usted haya hecho un espacio en su tiempo, yo sé que está muy ocupado y los televidentes se habrán dado cuenta, para venir a conversar conmigo y me voy a ir con la imagen, quiero irme con esta imagen, no solo con la imagen de su bondad, de su nobleza, de su inteligencia, de su amor por Cuba, sino con esta imagen, o sea, pensando...

Monseñor. ¡Cuba y la Iglesia son las dos pasiones mías! Siempre lo he dicho, porque es así. Es que es así.

Amaury. Pero, qué lindo pensar, y así me gustaría irme para mi casa, pensando en que usted es el tataranieto del Padre de la Patria y un defensor de la Madre de Cuba, la Caridad del Cobre.

Monseñor. Esa no necesita que la defiendan. ¡Ella se defiende sola!

Amaury. ¡Ella se defiende sola! (risas). Padre querido, su bendición y gracias.

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Con el equipo de realización de "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes en "Con 2 que se quieran", que conduce y dirige Amaury Pérez. Foto: Petí

Se han publicado 383 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ns dijo:

    Para guillecito el curioso, coincido en varios puntos d evista con ud, el comentario de Dardo Rivas, veraz y valiente, claro que puso la llama en el foro, aquí partcipa gente con todo tipo de creencia y opinión, y como se dice en buen cubano se lo han comido por una pata. yo soy católica paraticante de las uqe va a misa no siempre tanto como quisiera, pero tratando de crecer en mi fe, vivo en holg y desd e mi experinbcia sí he conocido sacerdotes uqe para myuchos son santos en la tierra, son 2 argentinos que hicieron aca una mision inolvidable, ya no están aquí pero en holg la obra de los Padres MArcos Y jaime vive en la Parroquia San José, así que no todos son el Padre Amaro de Eca de Queiroz( me refiero al libro El crimen del Padre Amaro), pero sí los hay que han enlodado la obra de la Iglesia cristiana, per porqué ver solo las manchas del sol? Solo Dios es perfecto y la iglesia es el hombre, impefecto en sí mismo.
    Las palabras de Monseñor un mensaje de reconciliación, amor y comprensión, brilllante y lúcido, que disfrute de buena salud y siga enalteciendo la obra de los religiosos cubanos en el mundo entero.
    Algo más, se habla de una peña, lástima solo partcipen los de La Habana, si a alguien se le ocurre algo hacer algo así en Holguín, pues que cuente conmigo.Saludos, N

  • Lumay dijo:

    Muy buena la entrevista y muy buenos los comentarios e incluso hay ciertas cosas de la historia universal latentes y ciertas que no se pueden obviar en cuanto a religión se trata sobre todo la católica, pero siempre es bueno respetar a cada persona con cada creencia que esta tenga, de todas formas la esencia de la entrevista estuvo buena, se pudo haber dicho más pero sabemos que el tiempo es limitado, para desgracia en muchas ocasiones, igual mis elogios una vez más para el conductor del programa y sus fantásticas ideas que siempre han sido muy bien acogidas en la televisión. Gracias, Amaury, una vez más.

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Amaury:
    Alguien se propuso distraer los comentarios de la entrevista de Monseñor, que toca un tema principal de gran repercusión mediática, como las relaciones Iglesia-Estado, especialmente con la Católica, no puedo decir quien, pero lo está logrando.
    Felicidades por el día de los padres.
    Carlos Valdés Sarmiento.

  • Ernesto dijo:

    Tengo el privelio de haber conocido a Carlos Manuel en el año 64, fui estidiante del seminario y fue mi prefecto de disciplina y Rector.
    Después la vida me llevó por otros caminos pero a fueza de ser justo encontré simepre en él un hombre fiel a sus principios y quizá uno de los pocos que de alguna manera defendía las trasnaformaciones que se iban produciendo en Cuba; también soy testigo de cuánto sufrió por la incomprensión de sus propios colegas por defender muchas de estas tranformaciones que se iban produciendo en el país. Ha sido sin duda un ejemplo en su vida personal, recuérdese que nació en cuna rica y a todo renunció por ser fiel a sus principios. Podemos estar o no de acuerdo con la filosofía a la que ha consagrado su vida, pero merece respeto.También tener en cuenta que es una perona que tiene un papel en la inteletualidad cubana.
    Necesitamos más que nunca la unidad del pueblo cubano y hechos como estos, o sea la entervista,nos adyuda a la consecución de ese fin,Búsquemos lo que nos une y no los que nos separa porque no se debe olvidar que la línea del bien del mal no divide los hombres en grupos sino que pasa por el corazón de cada hombre. La historia está llena de ejemplos de errores tanto de los grupos de derecha o de izqierda que nunca se podrá justificar pero que hay que analizar a partir del momento histórico en que se desarrolaron.No apresuremos criterios, sino respetemonos. No estamos acostumbrados a polemizar y debemos aprender pero desde una óptica socialista que siempre será my distante de lo que es la "polémica capitalista".El pueblo de Cuba ha sufrido mucho durante más de 100 años por la acción de los enemigos del bienestar del pueblo, quizá eso explica en parte el trabajo que nos cuesta mantener la calma en la polémica cuando entrevemos un acercamiento a posturas o filosofías que en un momento dado defendieron o apoyaron las causas de ese dolor del pueblo. No se trata de olvidar y menos aún de justificar pero si de cooperar conscientemente a perfeccionar nuestro sistema que es para todos y por el bien de todos. Felicito a Amaury porque fue valiente y ha dado un paso bien pensado para que aprendamos a escuchar a los que no en todo piensan igual que nosotros y que a mi juicio forma parte de las tranformaciones importantes que deben sufrir nuestros medios de radiodifusión masiva "sin prisa pero sin pausa". Mi reconocimiento y mis respetos Carlos Manuel, ha sido una entrevista agradable.

    Ernesto

  • nielsen dijo:

    Guille curiosillo,hermano:Cada vez te superas a tí mismo. Yo, como CASI siempre, estoy CASI de acuerdo con todos tus planteamientos. Reitero la esperanza de encontrarnos en otros foros.Dios te bendiga ,hermano.
    Nielsen DE CUBA Y EN CUBA. Amén

  • Enrique Maresma Ballesteros dijo:

    GUILLECITO EL CURIOSO.

    Amigo crece cada vez mas mi admiración por ud. Esta su última participación fue y es tremendamente interesante , importante, tremenda, solo le digo que mi admiración aumenta, y reitero...le decia que después de los principales Amaury e invitado busco su comentario, asi es y será, tambien incluyo a otros foreros, que le mencioné y tambien me resultan sus comentarios interesantes.

    No sigo porque me emociono de tremenda manera y entonces corro el riesgo de llenar este foro de faltas de ortografia, aunque diga y se entienda , no es lo correcto. Sucede que cuando me leo ...digo y quien escribió esto...jajaja.

    Bueno amigo el afecto de siempre para ud y los demás buenos participantes.

    Enrique Maresma Ballesteros

  • El Güije dijo:

    Bueno esto ya sobra pero a Amaury, muchas felicidades y ojalá puedas hacer muchos mas programas y propiciar muchso debates como estos.
    A Monseñor Don Carlos Manuel mis respetos y consideración.
    A Dardo compadre estoy contigo desde el principio y que conste que es sin guataquerías, pero de verdad que me gusta lo que dices, no dejas nada para nadie ja.
    Un abrazo a todos los foristas.

  • OTRO FELIPE dijo:

    Ya que salió otro Felipe al ruedo, pero negativo, voy a tener que cambiar el seudónimo, jejejejjejejejeje, a partir de ahora seré el OTROFELIPE, porque un servidor siempre ha exaltado a Amaury y su programa. Genial lo del Sultanato. Si no fuera porque hay mas cosas imprescindibles que arreglar, vendría bien una revisión a la prensa. Recordad aquellos llamados del Presidente a desterrar la fanfarria, el triunfalismo, la vulgaridad... Llegará su momento para los medios. Cuba tiene jóvenes talentosos y experimentados periodistas como para que nuestra prensa sea mucho mejor.Un ejemplo es Cubadebate. No será la perfección, pero se acerca.

  • OTRO FELIPE dijo:

    Como apareció otro Felipe, pero negativo, me cambio el seudónimo porque este servidor siempre ha exaltado a Amaury y al programa. Ahora voy con OTRO FELIPE.
    Amaury, genial lo del sultanato. Muy valiente. Tenemos excelentes jóvenes y experimentados periodistas capacer de hacer la prensa que necesita el país, pero lamentablemente, la burocracia es la que se escuda tras las supuestas líneas editoriales. Llegará el momento para la prensa, pues el llamado del Presidente a desterrar el triunfalismo, la fanfarria, la vulgaridad, y otras aberraciones, no se quedará ahí. Y sí, es preciso que te refleje la prensa plana. Recordemos que eso es lo que queda para la historia en las hemerotecas, aunque el pueblo te lleve en su mente y en el corazón. Un abrazo y espero la segunda temporada porque ... más palante hay más pueblo, como diría un amigo mío.

  • MCS dijo:

    Creo que Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, es una personalidad admirable y un gran compatriota, para orgullo de todos los cubanos, creyentes o no. Y no haré más elogios porque son bastante, y justos, los que anteceden.
    No comparto las ofensas que se han escrito en este foro, pues muestran ignorancia, fanatismo y en resumen estupidez, pues cada quien debe expresar, de manera respetuosalo que considera, segun su propia experiencia,y aunque los cubanos tenemos bastante experiencias negativas sobre el comportamiento de la Iglesia Católica y de otras tantas, y fíjese que digo Iglesias no digo religiones, el amigo argentino las tiene más cerca y puede que aún esté en la busqueda de familiar, amigo o compatriota desaparecido por la dictadura militar con la bendición de algún reaccionario representante de la oligarquía eclesiastica de Argentina, o el mismo haya sido victima.
    La entrevista a Monseñor fue cortés, tal como fueron sus respuestas, no creo que debió ser de otra manera. No es el sitio ni el tiempo suficiente para debatir asuntos tan complejos como los que solicitan algunos, para eso sería necesario un simposio, un seminario, una conferencia, o sea, cualquier otra cosa.
    De ese programa me gustan muchas cosas y muchas otras no, porque creo que están equivocadas: la "figura" es el estrevistado no el entrevistador; la cortesía no debe caer en la adulonería,como en tantos otros programas de la TV en que la saliva del "autobombo" salpica la pantalla del televisor. Tampoco debe ser utilizado el programa para autopromoción del conductor ni el foro en Cubadebate debe servir a algunos aprovechados que se creen "famosos" para autoelogiarse de carambola, "farandulear" ni "mostrar" que tienen MÁS DE UN MILLON DE AMIGOS, es decir que son muy amados. Por último no se debe olvidar que el programa lo pagamos todos NO ES PROPIEDAD DE NADIE EN PARTICULAR y al foro puede acceder con todo derecho cualquier terrícola que lo haga con corrección, de lo contrario que no aparezca en Internet.

  • Jorge Adalberto Núñez dijo:

    Sr. Amaury Pérez:
    Mi nombre es Jorge A. Nuñez Hernández. Trabajo en Ecovida, CITMA, en Pinar del Río. Pertenezco a la Iglesia Católica. Ante todo, deseo agradecerle por su programa. Aunque no he visto todas las salidas al aire, sí he podido apreciar que orienta los diálogos con inteligencia y respeto. También es perceptible esa forma de conversar tan propia de los cubanos, con el humorismo criollo, pero también con el calor humano y el respeto, que demuestra lo innecesario de caer en los extremos de programas de televisión de otros países, donde la privacidad deviene en otro objeto de mercado.
    Le felicito de manera especial por la entrevista a Mons. Carlos Manuel. Su familia no me es nada ajena, pues tuvimos a su hermano, el padre Manolo, como sacerdote durante muchos años en la parroquia de la Caridad del Cobre, de nuestra ciudad, donde dejó un recuerdo muy grato. Actualmente es obispo en la diócesis de Matanzas.
    Creo que tanto usted como Mons. Carlos Manuel abordaron temas calientes, pero lo hicieron con elegancia y desde el amor a Cuba. Considero que es un gran avance que se toquen esos temas en los espacios de la televisión y el resto de los medios en nuestro país, siento que es la mejor manera de contribuir a sanar el alma cubana, desde la bondad y el perdón, pero sin negar u ocultar la realidad. Nuestra cubanía necesita ser repensada, sin excluir a nadie que desee lo mejor para Cuba, aunque las posiciones ideológicas sean diferentes. Podemos trabajar juntos por una Cuba mejor, más abierta a todos sus hijos. Cada vez son más los cubanos que pensamos que el límite ideológico o geográfico no bastan para enmarcar a los cubanos. Como dice Antoine d´Saint- Exupery: "Nadie tiene el monopolio de la pureza de las intensiones". Una verdad no lo es menos por haber sido pronunciada en Miami o por alguien de cuyas posiciones disentimos. Una mentira no lo es menos por haberla dicho en el patio, entre nosotros.
    Aprovecho para agradecerle también su esfuerzo para que se llevara a feliz término el Concierto por la Paz. Le adjunto, por si no la ha leído, una carta que salió publicada al respecto en el Diario de las Américas, la autora es Uva de Aragón, una mujer de un gran corazón que siempre ha apostado por el diálogo.
    Le exhorto a que continúe en ese empeño por contribuir, desde la cultura y la televisión, a que Cuba sea cada día un mejor país.
    Reciba un cordial abrazo.
    Jorge Adalberto Nuñez Hernández

  • mel dijo:

    otro marte super especial como de costumbre, querido amauri tu manten la cama no te dejes probocar no vale la pena,no sera que los que critican lo que sienten es envidia por el bien que haces, mi familia te admira un beso y queremos ser tambien tus amigos

  • Loyola dijo:

    Para Dardo, estoy plenamente de acuerdo contigo, siempre leo tus comentarios con mucho interés, sobre todo los que haces en las Reflexiones de Fidel. Felicidades por el día de los padres para tí y para todos los foristas.

  • Elizabeth dijo:

    Oigan....esta entrevista ha sido genial! Allá los críticos, tecnicistas y fundamentalistas que pierden su tiempo dando criterios que están a todas luces permeados de subjetividad. Tal parece que simplemente quieren llamar la atención. Que pena!

    Yo me quedo con el buen sabor de la entrevista. Hubiera dado para dos horas. Tal vez entonces Amaurys pudiera haber sido más incisivo. Estuvo perfecto para un primer encuentro. Ojalá hubiera en nuestra TV espacio para más. Quizás así muchos cubanos pudieran ver "otras caras" de la iglesia católica. Eso podría ayudar a abrir espacios que muchos tienen cerrados en su mente bajo criterios que no han sido precisamente fruto de su experiencia personal.

    A mi simplemente me encantó.

  • Walquiria dijo:

    Fantastico el programa, que DIOS nos bendiga a todos

    Gracias Amaury, felicidades para ti y tu colectivo, a Monseñor mi respeto y admiración.

  • Frank Arteaga Salgado dijo:

    Amaury me sumo a las peticiones de otros foristas (hechas en otros post) de invitar a Carlos Varela.

    Tu programa es excelente.

  • Frank Arteaga Salgado dijo:

    Dardo, tu comentario hace olas en el foro. Yo tambi'en concuerdo con tus opiniones.
    Pienso que en cubadebate temos foristas muy cr'iticos y reponsables y Dardo es uno de ellos.

  • Frank Arteaga Salgado dijo:

    Disculpen: tenemos foristas muy cr’iticos y reponsables

  • Jacky dijo:

    nunca imagine que el monseñor sea tan locuaz,, me agrado muchisimo.. mis felicitaciones para amury,, no quiero que legue el martes.,. FELICIDADES A TODOS LOS PADRES ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

  • Adonis dijo:

    Estimado Dardo Ribas, si la Biblia tiene 10 mandamientos, yo tengo 4, gracias a los Toltecas hombres y mujeres de gran sabiduría que desde el sur de México nos legaron semillas del buen comportamiento humano, acuerdos que hago un máximo esfuerzo por cumplir.
    Su comentario fue brillante, y lo ha dejado en Cuba debate precisamente para eso, para debatir. Tristemente existen personas afanadas solamente en suponer cuando no tienen el valor de preguntar, porque tristemente también existen personas que no alcanzan a entendernos, cuando nosotros los que escribimos nos empeñamos en mostrarnos claros. Comparto 100 por ciento el contenido de su mensaje, lastimosamente mis coterráneos la emprendieron, contra usted, porque quizás no hubo el valor de decirle: _estimado dardo, no entiendo ni papa de lo que dijo (papa es una de nuestras cubanías para expresar que no entendimos nada), ¿podría usted decirme donde estaba La Iglesia del Medioevo? ¿Quién era Giordano Bruno? (…). Así actuamos cuando no sabemos de qué se habla y no tenemos el valor de preguntar, simplemente el Usuario, o los usuarios, que no he reparado ni en sus nombres ni iré arriba a buscarlos, aplican en el tercero de las acuerdos de los Toltecas que nos brinda el Dr, Miguel Ruiz sus en enseñanzas “No hacer suposiciones” supone que usted ofende a Carlos Manuel, y alistan sus fusiles y disparan palabras ofensivas para aplicar entonces en el primero de los 4 acuerdos que menciono “Ser impecable con las palabras”, entonces lo hace a usted tomarse las cosas personalmente y subsecuentemente incumple el primer acuerdo de los toltecas, “No tomarse las cosas personalmente” y el primero que ya he mencionado.
    Cuando pecamos con nuestras palabras y esto es más para el que tiene el fusil cargado de ofensas no para usted que carga solo sabiduría, podemos destruir, la palabra constituye el poder que tienes para crear, es un don que proviene directamente de Dios, y en esto Monseñor Carlos Manuel puede estar de acuerdo conmigo, mediante las palabras lo revela todo, lo que sueñas, lo que sientes y lo que realmente eres, es la herramienta más poderosa que tenemos como ser humano, una sola palabra puede cambiar una vida o destruirla, de ahí, la importancia de su uso.
    El no tomarnos las cosas personalmente, nos libra de esas palabras contaminadas con ofensas, y nos permite ser impecables con las nuestras, cosa que no aprendió el que trae un fusil cargado de ofensa y manda a vacunar a quien trae mensajes de historias que quizás muchos aquí desconocían.
    Suponer antes de preguntar, nos evita también pecar con las palabras, herir a quien quizás no lo merece, y lo peor, nos quedamos sin saber y una y otra vez volveremos a fallar.
    Haga usted el máximo esfuerzo en momentos como estos, de no tomarse las cosas personalmente, porque los llevará a herirse usted mismo, y eso realmente es lo que yo lamentaría, cuando la emprendemos con ánimos de defendernos de los desentendidos que nos juzgan mal, entonces nos estamos hiriendo a nosotros mismos, porque colocamos nuestra personalidad en alturas semejantes, son acuerdos difíciles, pero solo le pido su máximo esfuerzo, no tomarse las cosas personalmente cuando se nos dispara ofensas directo al corazón, es sumamente difícil, mas aun, ser impecable con nuestras palabras, se que es difícil pero para ello el cuarto y ultimo de los acuerdos Toltecas, “hacer siempre tu máximo esfuerzo.
    Quiero agradecerte cariñosamente y muy sincero, el sentido de tus palabras, y que se nos dé siempre la oportunidad de compartir sin miramientos la idea de un hombre (y me refiero ya a genero) sea cual sea el cielo que traiga por cobija y la tierra que lo guarde. Basta solo con que sean sinceras sus palabras lejos de toda adulación ordinaria, y que sin dudas no construirían nada.
    Gracias a Amauris Pérez por haber estado ahí todo este tempo entre nosotros, como el cubano grande que es. Gracias a monseñor por estar ahí, no me surgen preguntas, solo agradecerles esta oportunidad a todos por haberme dejado leerlos.
    Los abraza cariñosamente
    Adonis

  • Dardo Ribas dijo:

    PARA EL COLECTIVO DE "CON DOS QUE SE QUIERAN"

    Gracias, queridos amigos y aunque no les conozco, por su breve mensaje que acabo de ver más arriba, releyendo todo lo que se dijo. No lo había registrado.

    Ahora bien, he observado -con no poca sorpresa- que hoy viernes han extirpado una opinión mía, anterior, que había sido publicada y que titulé:

    "UN ALUD DE MANSOS CORDEROS DEL SEÑOR
    EN UNA CRUZADA `SANTA´ CONTRA UN SIMPLE COMENTARISTA"

    Allí respondí, a varios de los participantes que se dedicaron a agraviarme con diferentes argumentos. Calificándome como "perro", "cerdo"; "extranjero" -como si fuese un pecado-, hasta "rencoroso", "odioso", "maldito"... faltó... "h d P".

    Nótese, que posterior a éste, hay una aclaración mía sobre los "Testigos de Jehová", que pierde sentido si no está el anterior en el cual me referí, respetuoso, a ellos, como un grupo que observa con más fidelidad los textos bíblicos (ver asunto "idolatría"), aunque me manifieste contrario a ciertos dogmas que practican (caso no estar de acuerdo con transfusiones de sangre, etc.).

    Sin embargo, se han aceptado las participaciones de quienes me critican, calificándome, reitero, como "perro", "cerdo", "sujeto rencoroso", "lleno de odio" y donde alientan a que no intervenga por ser extranjero.

    Bien, es vuestro derecho. Como rezaba aquella vieja advertencia en los bares y restorantes: "la casa se reserva el derecho de admisión".

    Además, debo decírselos fiel a mi frontalidad, dos comentarios recientes míos tampoco han visto la luz en la página y otro, fue modificado groseramente en alguna mesa de evidente censura.

    No me interesa participar si quienes administran el espacio sacan de contexto y diseccionan lo que uno envía. He sido respetuoso y sólo he contestado con ardor cuando se me ataca descalificándome de manera vulgar. La prueba está a la vista si se lee todo el largo contenido del debate.

    Muchas gracias y espero procedan como caballeros. Saquen, por favor, todos mis mensajes de este espacio y con mi absoluta aprobación y hagan notar que es mi decisión.

    No intervendré más en esta cuestión y pensaré seriamente si lo hago en otras. Amo a Cuba, a la Revolución y hasta me he ofrecido como internacionalista si llegan momentos difíciles o agresiones hacia el país en el rol de simple soldado raso. He recibido a cambio, la solidaridad de unas pocas y esclarecidas personas y una verdadera lluvia de agravios que no creo merecer.

    Mi intuición y experiencia me indica "cambios" en Cuba. No precisamente los que muchos auspiciamos. Y, claro, entiendo, algunos se están ya posicionando para un posible regreso al redil capitalista. Falta que Fidel ya no esté con nosotros y algunos sólo están esperando ese momento para terminar con el sueño socialista. El tiempo dirá si estoy equivocado.

    Incluso, no lo dije, varias personas han abierto mi modesto espacio de videos comentados y han pretendido inscribir insultos y amenazas que no he publicado por elementales razones de dignidad. Sin duda, "cliquearon" en mi nombre (que aparece en rojo) en "Cubadebate" para señalar enlaces a mi página o a los de otros tantos que mantienen iniciativas similares.

    Queda claro que la intención de "Cubadebate" era instalar una tribuna a favor de la Iglesia y mis comentarios interfirieron con ese objetivo.

    Serán los "nuevos tiempos"... No habré sido "político", pero sí sincero y veraz. Cosa que algunos confunden -en su fanatismo ciego-, con una agresión a la fe de la feligresía. No he hecho otra cosa que ser fiel al espíritu y las enseñanzas del Che.

    Lamento el incidente, ratifico todo lo que dije y que fue publicado y todo lo que dije... y que no fue publicado.

    Muchas gracias por tolerar a este hijo del Demonio. Y espero cumplan con mi petición. Lo contrario, hablaría muy mal de ustedes. Si extirpan lo que les resulta irritante, den el mismo tratamiento a todo lo demás (lo mío, obvio).

    Eso sí, aclaro, se respeten todos los mensajes donde se me atacó e insulta. Incluso, los que se siguen sumando. Para mí representa un honor que la víbora clerical me ande mordiendo los talones. Será para mí un archivo imprescindible a efectos de certificar los oscuros laberintos del sectarismo humano.

    Un gran saludo a Randy Alonso Falcón y a las talentosas Miriam y Arleen. Los veo siempre en la "Mesa redonda".

    Hasta siempre, Dardo.

  • Pedro José dijo:

    Esta es la tercera vez que escribo a ese programa y
    no he recibido respuesta espero que ahora se me
    tenga en cuenta porque aunque este aqui en Tene-
    rife estoy con la Revolucion y seguire estando siempre
    saludos a todos los integrantes de ese colectivo
    Pedro Jose
    Enviado desde mi teléfono Nokia

  • Gilda dijo:

    Una feliz idea invitar a Monseñor, un hombre que prestigia no solo a la Iglesia, sino también a la cultura cubana. Enhorabuena, desde ahora esperamos la segunda temporada.

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Los comentarios demuestran lo que nos falta por aprender, que es mucho, en materia de intercambio de opiniones, el camino es largo no cabe duda, pero ya se están dando los primeros pasos; CAMINANTE NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR; es mucho lo que nos falta para que la prensa, de todo tipo, cumpla con el mandato martiano a el períodico "Patria", sirva para: "JUNTAR Y AMAR", PERO LO LOGRAREMOS DE ESO ESTOY SEGURO, SIN CAER EN EL CAPITALISMO NEOLIBERAL, ¿¿¿GARANTE????, EL QUE DURANTE ESTOS 50 AÑOS A MANTENIDO EN ALTO LAS BANDERAS DE LA LIBERTAD, LA SOBERANIA Y LA INDEPENDENCIA: !!! NUESTRO PUEBLO. !!!

  • Pedro Luis dijo:

    Plasmé antes un artículo del Nuevo Herald que refleja la oquedad intelectual de la fauna anticubana de Miami, ilustrando con ello “la otra mirada” de quienes rogando a Dios, nos quieren eliminar de la faz de la tierra a como sea (tocando el tema de la entrevista a Monseñor). Pero no me siento precisamente afectado por ello; creo sentir una incomodidad más profunda con lo que Dardo acaba de expresar y quizás yo esté equivocado, pero hay bastante razón en lo que dice. Gracias por su información, la que considero excelente y ahí continuaré, solo que MUDO.

  • Mauro E. dijo:

    Mi intervencion,se pretendia una corroboracion y detalle de la reciente noticia (que cubadebate,anuncio' ayer viernes)Referida a la pre-aprobacion por parte de la USAID,de 20 millones,para planes desestabilizadores contra Cuba,entre los cuales hay 9 millones,para un capitulo denominado...'LA CREACION DE COOPERATIVAS Y AYUDA A GRUPOS DE LA IGLESIA"...Viniendo de los que nos irrespetan,y desean nuestra perdida,crei pertinente,alertar,poniendo en perspectiva,el incesto historico y contemporaneo de las religiones de inspiracion judeo-cristianas,(tema inferido del foro de hoy), con el poder de las elites dominantes,sean estas,nobles,burguesas o simplemente halcones neoconservadores de la ultima hora.Al parecer hay quien,herido en su vanidad de creyente biblico o quizas,por haber vehiculado yo ,una "primicia" sensible,no conveniente,se decidio' no proceder,y aqui estoy de nuevo,tratando de llamar la atencion,sobre esta noticia,que no debe ser anodina y que ilustra,como otras,el porque de nuestra preocupacion como cubanos,ante la sumision del "espiritu critico"...Esta mi opinion,como complemento a lo que ya otros foristas menos "susceptibles" y algo mas realistas que romanticos, han tratado de enunciar,sin atacar personalidades,el programa o aun menos,la diversidad "opinionada".Quien tenga ojos que lea,quien tenga la varita de censor,que se defina y quien tenga,que leer entre lineas,pues que haga su tarea.Pues la revolucion se defiende a como de' lugar.No quiero tener otro "contratista",de justificacion religiosa,que facilite y provoque la posible razon,para una invasion ,tramada y"bendecida" por nuestros antagonistas y sus cohortes de eunucos mentales,que no ven el gran esquema de dominacion.Como otro forista sugirio',quizas mi comentario,le interese a otras instancias,politicamente mas comprometidas,pero no cejare' en alertar y promover la reflexion,sobre esta compleja dialectica de las relaciones y la ambiguedad,a la que nuestro laxismo,nos puede conducir.

  • Elba dijo:

    Hola a todos , no pude ver el programa el martes aunque he seguido el foro , solamente deseo expresar que la entrevista estuvo muy buena , le pido a Amaury que siga invitando a sus amigos , que sé que tiene muchos para que sigan presentándose como si fueran dos personas que están conversando en la sala de cualquiera de las dos casas , sin la carga de hiprocresía y poses estudiadas que irradian en otros programas de nuestra TV , quisiera que Guillecito el curioso me complaciera con la estadística de las opiniones que se ajustan al objetivo del foro , ahí tienes una tarea , aunque no dudo que ya lo tengas hecho BESOSSS Y ESPERO QUE SE CUMPLA QUE PODRAMOS ENCONTRARNOS EL PRÓXIMO AÑO

  • Rogelio Rivas dijo:

    ¿Ahora contra cubadebate?

    Señores, pero que persistencia la de la negatividad en este foro desde el martes, estoy impresionado.¿Ahora resulta que hay que atacar a la Iglesia para ser Revolucionarios? ¿En que años nos quedamos anclados? No salgo de mi asombro al observar el pretendido deseo de dividir y crear ruidos en nuestro sistema de algunos foristas. Por favor analicen el contesto en que se lleva a cabo este gratuito ataque que nada tiene que ver con lo positivo que hubo en el programa, las relaciones Iglesia-Estado en este país, en este momento, son constructivas, no destructivas como algunos pretenden sembrar por ahí. La revolución y la patria la defienden nuestro pueblo, como bien dijo mas arriba Carlos Valdés Sarmiento, con acciones positivas y edificando día a día , nuestro pueblo está compuesto por religiosos y no religiosos, por qué tenemos que hacer enemigos dentro de nuestro propio país, si todos somos cubanos y queremos, a nuestra manera claro, todo lo mejor para el, Por favor tienen todo el derecho del mundo a expresarse, y aquí en cubadebate estoy seguro nadie les quitará ese derecho porque este sitio es para eso, pero reflexionen, vamos a fundar y no a destruir, destruir es inherente a los seres humanos desde años incontables y no solo de los religiosos , ¿seguimos destruyendo o vamos a construir?

  • Guillecito, El Curioso... dijo:

    AMAURY querido y queridos foristas de C2QSQ y cubadebate:

    Hasta este minuto tenemos ya 11 mil 275 opiniones en la historia del foro, faltando sólo un último y esperadísimo invitado. Del 20 al 1, ya andamos así aquí:

    20 Liuba María Hevia 191
    19 Lázaro García 194
    18 Antolín, El Guajiro de Manacas 201
    17 Adalberto, El Caballero del Son 202
    16 La Doctora María Dolores Ortiz 205
    15 Antón Arrufat 210
    14 El Doctor Jorge Pérez 212
    13 Manuel Calviño 217
    12 Litz Alfonso 226
    11 Albertico Pujol 239
    10 Luis Alberto García 242
    9 Adria Santana 245
    8 Broselianda Hernández 251
    7 Gerardo Alfonso 284
    6 Monseñor Carlos M. de Céspedes 297
    5 Alfredo Guevara 333
    4 Carilda 384
    3 Reinaldo Taladrid 420
    2 Eusebio Leal 479
    1 Natalia Bolívar 525

    De entre las 205 figuras públicas solicitadas en la historia de este foro, desde inicios del 2010, los 20 más pedidos hasta el momento han sido:
    Abel Prieto
    Beatriz Márquez
    Carlos Varela
    Chucho Valdés
    Daysi Granados
    Edith Massola
    Fernando Pérez
    Fina García Marruz
    Frank Delgado
    Israel Rojas BUENA FE
    José Rubiera
    Juana Bacallao
    Luis Carbonell
    Mariela Castro Espín
    Míriam Ramos
    Omara Portuondo
    Pablo Milanés
    Pedro Luis Ferrer
    Teresita Fernández
    Verónica Lynn

    A los Súper-60 Primerísimos los conoceremos muy pronto. Fuera del Gran Cuadro de Honor de Favoritos Más Solicitados se quedaron estos otros preferidos:

    *Dayani Lozano Bárbaro Marín César Portillo de la Luz Fernando Hechavarría Ernán López Nussa Rafael Serrano y Jorge Gómez MONCADA
    *Ana María Muñoz Basch Pancho Amat Fernando Guardado Cándido Fabré Eduardo Ramos Reverendo Raúl Suárez Ángel Ramiz CABO PANTERA y Ambrosio Fornet
    *Alina Perera Robbio Alberto Méndez Rolando Brito Ernesto Rancaño Osvaldo Martínez ECONOMÍA Enrique Bonne y José Manuel Carreño
    *Zoila Lapique Los Aldeanos Eduardo Rosillo Alberto Garrandés Geonel Martín GUSTAVITO Roberto Méndez y Mario Coyula
    *Magaly Bernal Aldito López Gavilán Alberto Luberta, Javier Sotomayor Santiago Alfonso Enrique Pérez Mesa Roberto Perdomo y Luciano Castillo
    *Haila María Mompié Ariel Terrero Alden Knight Rufo Caballero + Robertico Carcassés José Villa Soberón Enrique Colina y Héctor Noas
    *Teresita Rúa Isidro Rolando Víctor Torres Crespo Adolfo Alfonso Julián P. Peña LA DOSIS EXACTA Rodulfo Vaillant y Armando Suárez del Villar
    *Rosario Cárdenas Pedro A. Romero Rogelio Blaín Alcides Sagarra Tomás Sánchez Rogelio Martínez Furé Gerardo Chijona y Carlos Galiano
    *Rosalía Arnáez Luis Báez Bebo Valdés Agustín Lage Dávila Franco Carbón Orlando Cardoso Vilavicencio Roldán González ORISHAS y Armando Hart
    *Perla Rodríguez Orlando Cruzata Agustín Bejarano Reverendo Sergio Arce Equis Alfonso Alfredo Sosabravo Denis Ramos SHIDARTA y Marino Luzardo
    *Niurka González Mario Balmaseda Guido López Gavilán Omar Linares Francis del Río Carlos Díaz Augusto Blanca y Paulo FG

    De la entrevista a AMAURY a propósito de C2QSQ en el sitio cubahora ( http://www.cubahora.cu/index.php?tpl=principal/ver-noticias/ver-not_cult.tpl.html&newsid_obj_id=1040599 ) quiero recordarles este fragmento que adelanta lo que vendrá en la emisión 60:
    “Terminamos con una entrevista superpersonal con Silvio. Dije “por dónde le entro que no sea repetido, que no diga lo mismo”. Y decidí preguntarle sobre su vida personal, pero cómo hacerlo que no se molestara, nunca había hablado de ello. Fue entonces cuando conversa por primera vez de sus hijos, de su esposa, de cómo la conoció, de cómo se enamoraron; aunque también tuvimos nuestros cruces de espada, más o menos, como los que tuve con (Reinaldo) Taladrid.”

    Para ENRIQUE MARESMA BALLESTEROS y NIELSEN:
    Gracias, hermanos foristas, no sólo por seguirme y salvaguardarme, sino por entenderme y lo que es peor: resistirme.

    EXCLUSIVAMENTE PARA TODOS:
    ¡Qué vergüenza, Dios mío, con la Santa Inquisición que le hemos hecho (y me circunscribo como cubano y por serlo) con Dardo Ribas! Cuando digo todos somos todos. ¡Qué nadie ose tener la cobardía de exceptuarse! ¡Qué pena con este nuevo crucificado, justo aquí, en cubadebate y la altura del Tercer Milenio de evolución humana! ¡Se verán horrores y los seguiremos haciendo! ¿Cuál es entonces el llamado que nos hacemos a no juzgar, a indultar y a amar a nuestros contrarios, si mira cómo nos comportamos con el hermano argentino que piensa diferente! ¡Cómo si fuese un terrorista! ¡Por Dios, cubanos!

    Seguimos curioseando…

  • Armín dijo:

    Sobre inaccesibilidad a la entrevista de Liz Alfonso:

    Gracias Editor, pero mire: parece, entonces que es RIMED quien ha bloqueado esta entrevista, no sé por qué lo ha hecho: fíjese, hoy es sábado 18 de junio/2011 y mire:

    ERROR
    El URL solicitado no se ha podido conseguir

    Mientras se intentaba traer el URL: http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/06/09/lizt-alfonso-yo-soy-como-el-timonel-de-un-barco/

    Ha ocurrido el siguiente problema:

    Acceso Denegado.

    Las reglas de control de acceso impiden que su petición sea permitida en este momento. Contacte con su proveedor de servicios si cree que esto es incorrecto.

    Generated Sat, 18 Jun 2011 13:45:01 GMT by cluster.rimed.cu (squid/2.7.STABLE9)

Se han publicado 383 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amaury Pérez Vidal

Amaury Pérez Vidal

Cantautor cubano. Fundador de la Nueva Trova. Ha conducido varios espacios exitosos en la televisión nacional. Ha escrito varias novelas y poemas.

Vea también