- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Desde el Reino Unido: Hilton

hilton-londres¿Recuerdan ustedes cuando hace unos años la cadena de hoteles Hilton comenzó a prohibir que ciudadanos cubanos se alojaran en sus hoteles?

Primero fue en México, cuando sacaron a 16 diplomáticos y empresarios de la Isla de uno de su hoteles. Después en Noruega se negaron a reservar alojamiento a una delegación comercial cubana, y más tarde ocurrió en un Hotel del Reino Unido. Ante las críticas que estos hechos levantaron, en febrero del 2007 Linda Bain, vicepresidenta de comunicaciones del Grupo Hilton, dijo al diario The Guardian:

"El Grupo Hilton esta prohibiendo el alojamiento de delegaciones cubanas en todos sus hoteles alrededor del mundo como mismo estaban haciendo otras compañías hoteleras norteamericanas. Nosotros somos una compañía norteamericana, el dilema que enfrentamos es que si aceptamos una reservación de una delegación cubana nosotros podemos ser objeto de multas o incluso prisión y si después de esto alguien de la compañía trata de entrar en los EEUU, seria arrestado."

En Noruega y en el Reino Unido llovieron entonces artículos de prensa, cartas de protesta e incluso una moción de 93 miembros del Parlamento al gobierno inglés pidiendo explicaciones. Pero el momento culminante tuvo lugar el 7 de febrero de 2007, cuando en una de esas famosas sesiones del Parlamento británico, con los dos partidos sentados frente, el Primer Ministro Tony Blair recibió la siguiente andanada de preguntas del diputado laborista Ian Davidson:

"¿Está consciente el Primer Ministro que ayer el Comité de Asuntos Escoceses canceló una reservación con Hoteles Hilton en Dundee?

"¿Está de acuerdo con la Unión Europea y conmigo de que las leyes estadounidenses, por ejemplo el boicot contra Cuba, no deben ser aplicadas a subsidiarias americanas en Gran Bretaña, Europa o en ningún otro lugar?

"¿Estará de acuerdo en tratar este asunto con George W. Bush la próxima vez que se reúnan?"

La respuesta de Tony Blair hizo época por obvias razones:

"Yo felicito al honorable amigo por lo que debe haber sido una intensa lucha emocional entre sus visiones de America (EEUU) y sus visiones de Europa. Yo no estoy seguro de que pueda prometerle a él de que trataré el asunto con el Presidente, pero estaré contento de mirar (el asunto) por mí mismo y si puedo ser de alguna ayuda, lo haré".

Olímpico pase con ficha. Para la historia.

Por supuesto, Blair ni hizo ni le dijo nada a Bush, pero lo interesante fue cómo se destrabó o se resolvió el asunto en el Reino Unido, de la manera menos esperada.  Se metió en el tema, a solicitud de CSC (Cuban Solidarity Campaign), nada más y nada menos que la Comisión para la Igualdad Racial del Parlamento Británico.

¿Por qué? Pues porque como nadie del gobierno escuchaba y nadie del gobierno respondía, y además el Presidente de esa Comisión tenía una opinión muy personal sobre Cuba -había sido delegado al XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en 1978 en La Habana-, entonces este decidió escribir una carta al Grupo Hilton

Luego de lo ocurrido con Tony Blair en el Parlamento, la Comisión por la Igualdad Racial anunció que había escrito a la Corporación Hilton lo siguiente:

"Hilton ha estado actuando de manera ilegal bajo lo establecido en el Acta de las Relaciones Raciales de 1976 al rehusar proveer de servicios a los cubanos. El Acta de Relaciones Raciales hace ilegal discriminar en proveer servicios, bienes o instalaciones por bases raciales, lo que incluye la nacionalidad"

Hilton se retractó y anunció que en el Reino Unido los cubanos se podían alojar en sus hoteles. Sin embargo, pocos cubanos de tránsito por Reino Unido han elegido este hotel como destino. Quién discrimina un día lo hace siempre. Y con Cuba, nunca se sabe.