- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Messi repite como Balón de Oro. Mourinho el mejor entrenador

messi-balon-de-oro-2010Lionel Messi, el delantero argentino que está marcando una época con el Barcelona con sus goles de fantasía y endiablada gambeta, ganó el lunes el premio Balón de Oro como el mejor futbolista del 2010.

Messi se llevó al trofeo por encima de dos compañeros en el Barcelona: Andrés Iniesta y Xavi Hernández, quienes figuraron en ese orden en la votación. Iniesta y Xavi salieron campeones con la selección de España en la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.

Quiero compartirlo y agradecerlo a todos mis compañeros'', declaró Messi al recibir el trofeo en una gala en el Palacio de Congresos de Zurich. Sin ellos obviamente no estaría acá''.

El atacante de 23 años repitió como ganador de un premio que ahora se ha fusionado con el de la FIFA.

Messi sacó el 22.65% de los votos emitidos por técnicos y capitanes de selecciones nacionales, además de un grupo selecto de periodistas. La lista original de candidatos incluyó a 23 jugadores.

Iniesta quedó segundo con 17.36%, mientras que Xavi registró 16.48% para figurar tercero por segundo año sucesivo.

Los tres tienen como denominador común el que se formaron en la Masía, la academia del Barcelona.

Se trata del octavo laurel para un jugador del Barcelona, el club que ha ganado los dos últimos campeonatos del fútbol español y lidera el actual torneo.

Con su excelso regate que hace lucir mal a los defensa y alucina a los aficionados, Messi marcó 58 goles para el conjunto catalán en el 2010.

Su Mundial, sin embargo, terminó en una gran decepción. La Albiceleste fue eliminada con un lapidario 4-0 por Alemania en los cuartos de final, mientras que Iniesta y Xavi levantaron la copa en Johannesburgo.

Messi tampoco tuvo la satisfacción de marcar goles en el mundial sudafricano, aunque su nivel de juego fue muy elogiado.

No me lo esperaba. Se hablaba mucho de Andrés Iniesta y de Xavi Hernández como ganadores y me sorprendió a mí también. Todos me han felicitado'', dijo Messi a medios españoles.

Es una felicidad enorme conseguir otro Balón de Oro y espero que las cosas sigan así en el Barcelona y hacer cosas con la selección'', recalcó.

Desde que la FIFA empezó a nombrar el Mejor Futbolista del Año hace 20 años, los otros ganadores azulgranas son los brasileños Romario (1994), Ronaldo (1996 y '97), Rivaldo (1999) y Ronaldinho (2004 y '05).

No sé si soy consciente de lo que estoy consiguiendo, sí soy consciente de que al Barcelona le están yendo muy bien las cosas y que estamos consiguiendo premios individuales'', declaró Messi. Esta vez me ha tocado a mí''.

El premio cambió de denominación este año cuando la FIFA lo fusionó con el galardón que la revista France Football ha entregado al mejor jugador en las ligas europeas desde 1956.

España también se quedó con las manos vacías en el premio al Técnico del Año, en el que el portugués José Mourinho superó a Vicente del Bosque y Pep Guardiola.

Fue la primera vez que se entrega un premio al mejor entrenador y, en este caso, Mourinho se impuso en una temporada en la que logró un inédito triplete de títulos al mando del Inter de Milán.

Aparte de conquistar la Liga de Campeones de Europa con un segundo club, Mourinho también sacó campeón al Inter en la Serie A y la Copa de Italia antes de irse al Real Madrid.

Del Bosque llevó a España a su primera Copa del Mundo, mientras que Guardiola guió al Barcelona al título de la liga española.

La brasileña Marta se adjudicó por quinta vez consecutiva el premio al mejor jugadora femenina, superando a las alemanas Birgit Prinz y Lira Bajramaj.

Silvia Neid recibió el trofeo a la mejor entrenador de un equipo femenino por su trabajo al frente de la selección de Alemania.

En tanto, el fútbol de Haití recibió el premio al fair play'' o juego limpio al recuperarse del terremoto que devastó la isla en enero del año pasado.

Messi, el heredero de Maradona sigue rompiendo moldes

Messi continúa marcando una época, como hizo su ilustre compatriota Diego Maradona.

El abrazo del 'Pelusa', entonces seleccionador, y de Messi, al borde de las lágrimas, tras la eliminación argentina en cuartos del último Mundial, fue reflejado por la prensa mundial como el símbolo del relevo entre dos mitos vivientes de la albiceleste.

"Messi va camino de ser el mejor de la historia. Me alegro por él, porque es argentino y porque es un gran chico", dijo Maradona hace apenas unos días, al hacer balance a lo ocurrido en 2010 y como premonición de lo ocurrido en la gala de Zúrich.

Maradona nunca llegó a conquistar un premio similar... porque las normas de entonces se lo impedían. El premio de la FIFA aún no había sido instaurado durante sus mejores años y el Balón de Oro estaba entonces destinado sólo a jugadores europeos.

Con una lluvia de 'flashes' cegándole en el Palacio de Congresos de Zúrich, Messi no tuvo reparos en reconocer que estaba muy sorprendido por la elección.

"La verdad no esperaba ganarlo hoy. Ya era una felicidad estar con estos compañeros entre los finalistas. Es un día especial ganarlo", dijo sin ocultar su perplejidad.

Messi sigue rompiendo moldes y esta vez liquidó la norma no escrita que decía que el premio al mejor jugador del año de la FIFA iba siempre a un jugador de la selección campeona en un año de Mundial.

Desde la instauración del galardón FIFA World Player, que este año se fusionó con el Balón de Oro de la revista francesa France Football, siempre había ganado un componente de la selección campeona del mundo, así ocurrió con el brasileño Romario (1994), el francés Zinedine Zidane (2002), el también brasileño Ronaldo (2002) y el italiano Fabio Cannavaro (2006).

Los méritos para lograr el premio incluyen dos títulos con el Barcelona (Liga española y Supercopa de España), pero sobre todo una soberbia actuación individual, acabando la temporada liguera española 2009-2010 con 34 tantos, lo que le valió además la Bota de Oro al artillero más eficaz del fútbol europeo.

La única mancha en su soberbio expediente es el Mundial de Sudáfrica-2010, donde llegaba con ganas de hacer historia, pero donde no pudo marcar y terminó con la dolorosa caída en cuartos ante Alemania (4-0), que precipitó el adiós de Maradona y relegó a Messi a un inhabitual papel secundario en el evento.

Ese adolescente con problemas de crecimiento que llegó a la cantera del Bar a procedente del Newell's Old Boys siendo un adolescente, tras impresionar al entonces técnico Carles Rexach, es hoy un auténtico ídolo de masas.

Su estreno oficial con el primer equipo azulgrana tuvo lugar en un derbi ante el Espanyol en 2004 y ya entonces se le presentaba como la gran promesa de la entidad, algo que no tardó en confirmar.

En el Mundial Sub-20 de Holanda-2005 fue la estrella en la victoria de su país y en 2006 participó en la consecución de la segunda Liga de Campeones del Bar a, aunque no pudo disputar la final por lesión.

Ya sin dudas sobre su talento, se fue convirtiendo poco a poco en la estrella del equipo y en 2009 fue amo y señor con un Barcelona imparable que conquistó seis títulos, entre ellos la Liga española, la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes.

La única mancha en su hoja de servicios se refiere a la selección argentina, con la que conquistó en 2008 el oro olímpico en Pekín, pero donde no ha conseguido brillar en la absoluta con la misma intensidad que en el Camp Nou.

Maradona cuenta con dos Mundiales y Messi sabe bien que si quiere entrar en la leyenda, tiene que tocar el cielo también con Argentina, algo que intentará empezar a cambiar en julio en la Copa América de su país, siempre sin perder de vista el reto, aún lejano pero convertido en obsesión, de Brasil-2014.

(Con información de agencias)