Imprimir
Inicio » Noticias  »

Proponen en Pleno del Partido dos nuevas provincias cubanas: Artemisa y Mayabeque (+ Infografía)

| 36

Las modificaciones que se proponen en la División Político Administrativa de La Habana, a partir de las cuales surgirían dos provincias: Artemisa y Mayabeque, tienen el propósito de ir plasmando en ellas las transformaciones que corresponden dentro del perfeccionamiento funcional y estructural de la administración y del Gobierno.

En esos términos se pronunció José Ramón Machado Ventura, miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, durante el Pleno Extraordinario del Comité Provincial del Partido en la provincia de La Habana, que examinó la propuesta de multiplicar por dos dicho territorio, con la concepción de nuevos límites territoriales.

Machado Ventura insistió en la importancia de que los cuadros del Partido y del Gobierno estén en capacidad de ofrecer argumentos a la población que expliquen la conveniencia de estas transformaciones desde el punto de vista práctico y funcional, pues sucede que La Habana es la única que no posee una cabecera provincial -sus entidades de dirección y un buen número de instituciones de carácter territorial se localizan en la capital-, además de contar con 19 municipios, la de mayor cantidad en el país, ubicados a largas distancias unos de otros.

Añadió que el correspondiente Proyecto de Ley será presentado a los diputados en el próximo periodo ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

De aprobarse, cada provincia contaría con su capital propia, hecho que permite desarrollar el sentido de pertenencia. Otras ventajas son el mejor funcionamiento de cada uno de los órganos, organismos e instituciones, bajo el principio de estructuras racionales en la utilización de la fuerza de trabajo y las plantillas de dirigentes, funcionarios, especialistas, técnicos y trabajadores administrativos y de servicios.

La reducción de las distancias entre las cabeceras municipales y su capital provincial facilita la gestión y los trámites de la población. Las capitales de las nuevas provincias serían Artemisa y San José de las Lajas.

En el encuentro, desarrollado en áreas de la Universidad Agraria de La Habana, Graciel Rodríguez, director del Instituto de Planificación Física, brindó los resultados del informe resumen de la Comisión que estudió durante varios años las posibles modificaciones a la División Político Administrativa.

Ulises Guilarte De Nacimiento, primer secretario del Partido en La Habana, señaló que no se trata de una división aritmética, sino de una labor de adecuación de las estructuras de la provincia para hacerlas más óptimas en su responsabilidad y desempeño. Añadió que los principales aspectos de la propuesta, recogidos en un documento, podrán discutirse entre los vecinos en las áreas de residencia.

Al Pleno asistió Jaime Crombet, vicepresidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, así como funcionarios del Comité Central del Partido y otros invitados.

Con la presencia de José Ramón Machado Ventura sesionó también con carácter extraordinario la Asamblea Provincial de La Habana, encabezada por su presidente Armando Cuéllar. En el intercambio se conoció que una vez aprobada la Ley se constituirían los órganos provinciales del Poder Popular, y comenzarían a funcionar el 1ro. de enero del 2011.

El examen de la propuesta continúa en lo adelante con los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular.

(Con información de Granma)

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • oscar rodríguez dijo:

    Estoy de acuerdo en la separación de la provincia La Habana, en dos nuevas provincias.

    No tener capital la provincia La Habana, provocó que la provincia vecina Ciudad de La Habana asumiera y representara en su territorio el trabajo administrativo y político de la misma, lo que hizó que perdiera identidad y pertenencia. Ademas como se nombra esa provincia igual que la capital de Cuba, ha creado muchas confusiones a nivel internacional, ya que en el mundo no entienden que una provincia que no es la capital del país se identifique por el mismo nombre que la ciudad que si tiene esa condición. Nacionalmente con la denominación de Ciudad de La Habana a la provincia capital del país, tambien creó confusión con el verdadero nombre para identificar la capital cubana.
    Estoy de acuerdo con la decisión de los plenos del partido desarrollado en las Provincias La Habana y Ciudad de La Habana, de dividir a La Habana en dos nuevas provincias Artemisa y Mayabeque y que la Ciudad de La Habana ceda los terrenos agricolas de La Habana del Este, Guanabacoa y Cotorro a la nueva provincia de Mayabeque.

    Aparte de cualquier otro fundamento, la capital de un país no debe tener extensiones de áreas agricolas, ya que la capital de un estado esta conformada por perimetros urbanos y otros para nuevos desarrollos urbanisticos.

    Propongo que cuando se reuna la Asamblea Nacional se acuerde tambien que se elimine como nombre de la provincia que obstenta la condición de capital de Cuba el nombre de Ciudad de La Habana y se le denomine solamente como "LA HABANA", como se le conoce en el mundo entero y en todo nuestro país.

  • Yoendrys Chacón Lagar dijo:

    Estoy de acuerdo con la multiplicacion de la Provincia en Mayabeque y Artemisa, así se trabajara mejor y es mucho más factible para el control, lo que garantiza la efectividad de las tareas cuendo este se cumple.

  • AZUANI QUINTANA dijo:

    ME QUEDA LA DUDA DONDE QUEDAN LOS PUEBLOS FRONTERISOS COMO CAMPO FLORIDO, LAS MINAS,BACURANAO, ETC REALMENTE A MI ME DA IGUAL PERO QUISIERA SE PUBLICARA UN MAPA MAS DETALLADO DE ESTOS SITIOS

  • angel dijo:

    No es necesario crear nuevas provincias. Veamos el caso de Alemania:
    1. Estado federal (Land). Estos equivaldrían al nivel de provincia en Cuba.
    2. Asociaciones comunales superiores (Höhere Kommunalverbände) como los Bezirke (Regiones). Pudieran ser “regiones” en Cuba.
    3. Distritos o “condados” (Kreis).
    4. Municipios (Gemeinde).
    5. Las ciudades independientes (Freie Hansestadte), como Hamburgo, Bremen.
    Con esta subdivisión. Alemania funciona mejor que Cuba. Tomen nota, por favor. Mejor es volver a
    las antiguas 6 provincias y subdividirlas en regiones, territorios, distritos y municipios. Ahora hacen falta más burocracias provinciales, más escudos, papelería, etc.

  • angel dijo:

    Estoy convencido de que Cuba no necesita tantas provincias. En la práctica, esas "provincias" están haciendo el papel de regiones. Yo recuerdo que de niño oía hablar del "Regional Mayabeque", el "Regional Amancio" y el "Regional Puerto Padre".
    La mejor división debe ser 6 provincias y 1 Distrito Metropolitano. Debe haber un eslabón intermedio entre la provincia y el municipio: la región. Los lugares poco o nada poblados pueden ser "Territorios", p. ej.: los Jardines de la Reina, el Archipiélago de Los Canarreos.
    Nosotros los cubanos creo que no llevamos las cosa a término. Hacer una provincia implica elaborar un escudo, una bandera, cuños, papel timbrado, instaurar un parlamento, etc. Siempre me pareció mal que La Habana tuviera la capital en la Ciudad de La Habana, o sea fuera de su territorio. ¡Es como si Guatemala tuviera su capital dentro de México!

  • Daydí dijo:

    EL ALBUR

    Un atuendo diseñó,
    -para el caimán que es padrino
    de nueva* nupcia- el destino,
    y en el pecho, le hilvanó
    dos mitades, y empató:
    la capital; de cornisa
    luce la ingente camisa;
    pespunta a Pinar del Río;
    y le borda, para el brío:
    Mayabeque y Artemisa.

    (*) Nueva División político-administrativa.

    Daydí Díaz Zas (La Doctora)

Se han publicado 36 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también