- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Diouf en huelga de hambre

Jacques DioufEl director general de la Agencia de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, comenzó una huelga de hambre a dos días de la apertura en la sede de este organismo de la cumbre mundial sobre seguridad alimentaria, como símbolo de la necesidad de adoptar medidas urgentes "para poner fin a la vergüenza del hambre".

Diouf explicó su decisión -a la que se asociaron el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el alcalde de Roma, Gianni Alemmano- subrayando que "existen los medios técnicos y los recursos para eliminar el hambre del mundo, y ahora todo es una cuestión de voluntad política, y la voluntad política es influenciada por la opinión pública".

Cabe, sin embargo, poner en dudas la existencia de esta voluntad política, si se comprueba que en la lista provisoria de los jefes de Estado y de gobierno que participarán en la cumbre hay una clara ausencia de líderes occidentales.

El presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo francés, Nicolas Sarkozy; el premier británico, Gordon Brown, y su colega alemana, Angela Merkel, no participarán de la cumbre.

El más alto representante de los ocho países del G8 será el jefe de gobierno italiano, Silvio Berlusconi, que oficiará de anfitrión junto a Diouf, ya que el presidente italiano, Giorgio Napolitano, se encontrará en Turquía en visita oficial.

El Papa Benedicto XVI participará en la inauguración de la cumbre, así como Ban, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; el presidente turco, Tayyip Erdogan, y sus homólogos de Brasil y Chile, Luis Inacio Lula da Silva, y Michelle Bachelet.

Esto significa, como dicen los analistas, que en la cumbre de Roma faltarán los gobernantes de esas naciones ricas que, justamente, deben renovar su empeño y su generosidad para lograr asegurar, si no los 44 mil millones de dólares que serían necesarios para apoyar la agricultura en los países pobres, por lo menos los 20 mil millones para financiar el programa de seguridad alimentaria definido por el G8 en L'Aquila en el pasado mes de julio.

En lugar de los líderes occidentales, uno de los primeros presidentes llegado hoy a Roma es el de Zimbabwe, Robert Mugabe, que es persona no grata en Estados Unidos y es acusado de todo tipo de violaciones contra los derechos humanos, por lo que es probable que mantenga un perfil bajo durante la cumbre.

También llegó Lula, quien el lunes se reunirá con Berlusconi antes de la cumbre en la FAO, en un encuentro en el que probablemente será abordado el caso de Cesare Battisti, el ex militante de izquierda italiano actualmente encarcelado en Brasil y cuya extradición ha sido requerida por la justicia de Roma.

El presidente brasileño será uno de los protagonistas más seguidos de la cumbre, luego de que la posición de su país respecto a la producción de biocombustibles, así como la insistencia del bloque latinoamericano en condenar los bloqueos internacionales (en alusión a Cuba) constituyeron algunos de los mayores puntos de fricción en la conferencia de alto nivel sobre seguridad alimentaria convocada por la FAO en 2007.

(Con información de ANSA)