Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

“Se palpaba la energía y la emoción”, afirma el diario El País

| +

Alegría en el Concierto Paz sin FronterasDe acuerdo con el diario El País, de España, aseguró en una nota que publicará la edición de este lunes, que “la plaza, desbordada hasta los jardines del Palacio de la Revolución, tembló cuando a media tarde empezó el ritmo violento de Juanes. ‘Es tiempo de cambiar el odio por amor’, dijo.  Y aquello se vino abajo… Se palpaba la energía y la emoción”.

El corresponsal, Mauricio Vicent, añadió que “para Juanes y los participantes en el concierto la iniciativa pretendía ser un puente de paz, un grito de tolerancia y por la reconciliación entre los cubanos. Según el exilio duro de Miami, Paz sin fronteras era sobre todo ‘un regalo al régimen dictatorial de los hermanos Castro’. Para Yoraidis y la mayoría de los que se reunieron este domingo en la plaza, el macroconcierto – de cinco horas de duración – era simplemente la oportunidad de escuchar en directo a artistas de fama mundial, en un país excluido de los circuitos comerciales de la música internacional”.

Añade El País, que “mereció la pena. Las palabras anteriores al evento y los meses de difíciles preparativos y amenazas fueron barridos por la música. La gente, ajena a estos intríngulis, bailó y disfruto de lo lindo. El concierto blanco de Juanes sirvió de catarsis colectiva a cientos de miles de cubanos ansiosos de buen arte. Exactamente 1.150.000 cubanos, según dijo Juanes”.

El final fue apoteósico: la orquesta Van Van, todo el mundo a menearse, concluye El País. “En Miami, horas antes, un loco había sacado a la calle una apisonadora de dos toneladas a destrozar la música de los participantes. Pero nadie lo mencionó. Solo Juan Formell, el director de Van Van, dijo: ‘Duelale a quien le duela, el concierto por la paz ya se hizo. Ya esta bueno ya de abusos’. Después, con todos en el escenario, sonó el Chan Chan de Compay Segundo.”

Concierto Paz sin Fronteras

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también