Inicio » Especiales  »

¡Soldado Bolivariano!

14 noviembre 2010 | 4
Raúl y Chávez en el Palacio de las Convenciones. Foto: Prensa Presidencial Venezuela

Raúl y Chávez en el Palacio de las Convenciones. Foto: Prensa Presidencial Venezuela

I

El lunes 8 de noviembre estuvimos celebrando, por todo lo alto, el décimo aniversario del Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela, en La Habana. No es poca cosa lo que hemos logrado durante estos diez años de su vigencia. Desde aquel luminoso 30 de octubre de 2000 en que fue firmado por el Comandante Fidel Castro y este servidor, Cuba y Venezuela le han dado vida a un nuevo modelo de relacionamiento entre dos países, entre dos pueblos.

Diez años… Se dice fácil, pero hay que ver la cantidad de obstáculos que hemos debido superar para hacer realidad el conjunto de grandes beneficios que ahora disfrutan nuestros pueblos: beneficios que, hoy más que nunca, ameritan el fortalecimiento del Convenio para transitar diez años más hacia la consolidación de nuestras Revoluciones, cada una con sus matices, visiones y propósitos diversos, pero con una poderosa raíz fundamental de donde nuestras Repúblicas reciben la savia nutricia. Me refiero al legado de Bolívar y Martí, uno y el mismo sentimiento nuestroamericano y de Patria Humanidad: es el legado del que es viva encarnación el Comandante Fidel Castro.

Tengamos presente que este Convenio fue la piedra fundacional de la ALBA. Cuba y Venezuela han trazado un camino común y compartido que va mucho más allá de la integración, para retomar y reivindicar plenamente la bandera histórica que nos legaron nuestros Libertadores: la unidad. La unidad fraterna que se basa en la cooperación, la complementación, la interdependencia, el apoyo mutuo y en la plena identificación con la causa del socialismo: del socialismo no como receta, como dogma, sino como construcción colectiva y, para decirlo con Mariátegui, como creación heroica de cada pueblo.

La gran hermandad entre Cuba y Venezuela tienen una larga historia. Una historia que comienza con los planes de Bolívar y Sucre para liberar a Cuba, abortados por esos enemigos históricos de nuestros pueblos, Páez y Santander, que también dejaron su legado, sí, pero de oprobio y desvergüenza patria: es el legado que encarnan las oligarquías que hacen lo posible y lo imposible por reducir a Nuestra América a un nuevo coloniaje.

Hablando de Bolívar y del proceso de Independencia tanta veces interrumpido y hasta frustrado, decía José Martí en 1893: Acaso en su sueño de gloria, para la América y para sí, no vio que la unidad de espíritu, indispensable a la salvación y dicha de nuestros pueblos americanos, padecía, más que se ayudaba, con su unión en formas teóricas y artificiales que no se acomodaban sobre el seguro de la realidad.

Y para actuar sobre el seguro de la realidad, nada más pertinente que asumir cambios radicales, fundamentados en una nueva subjetividad. El mismo Martí, en 1891, había dado con la fórmula: El problema de la independencia no era el cambio de formas, sino el cambio de espíritu. Durante estos diez años, Cuba y Venezuela hemos logrado, precisamente, el cambio de espíritu.

Son diez años que han estado jalonados por conquistas históricas de la mayor trascendencia, que muy difícilmente habríamos podido alcanzar sin el apoyo fraterno y solidario entre nuestros pueblos y gobiernos. Bien lo dijo Raúl el 8 de noviembre: Este convenio ha constituido, hasta el presente, la base fundamental para la consolidación de nuestros vínculos. Mediante su ejecución hemos llevado a cabo acciones de elevado beneficio económico y social para ambos pueblos.

Entre los sectores más favorecidos en estos programas se encuentran salud, educación, cultura, deportes, agricultura, ahorro energético, minería, informática, telecomunicaciones y la formación integral de cuadros, entre otros no menos importantes.

En el caso de Venezuela, basta con pensar en la Misión Robinson (la liberación de Venezuela del analfabetismo) y en la Misión Barrio Adentro (la primera experiencia histórica de ejercicio sistemático de la medicina social en nuestra Patria). Es por eso que contar con la Revolución Cubana, ha sido y es para la Revolución Bolivariana un poderoso motivo de aliento y estímulo en la batalla por nuestra definitiva Independencia.

Atrás, en el estercolero de la historia, quedarán los maquinadores y apátridas de siempre, a quienes Víctor Valera Mora apostrofaba con su verso rebelde en la década del 60 del pasado siglo: Rabian porque Cuba es el más inmediato querer / y la vergüenza de Fidel toda la dignidad en pie de guerra.

Parafraseando a nuestro Libertador, lo que Cuba y Venezuela ya hemos hecho es un preludio de lo que vamos a hacer en los próximos diez años.

II

La canalla ha convertido unas palabras de un soldado venezolano, palabras que expresan una firme posición de dignidad, en el pretexto para agredir a la Patria, transgrediendo lo que el buen sentido dictamina e insinuando cualquier tipo de intervención foránea contra Venezuela.

Esa canalla que aplaude todo lo que vomita desde Colombia un confeso narcotraficante en contra de los poderes nacionales, de nuestras instituciones y de compatriotas de dilatada trayectoria a los que me une la vergüenza patria y la vocación de servicio, es la misma canalla que pide que echemos a los leones al General Henry Rangel Silva, precisamente por diferenciarse años luz de aquella casta militar corrupta y complaciente con los intereses apátridas. Hoy algunos voceros de aquella casta liquidada históricamente por la Revolución Bolivariana, dirigen desde los medios y desde todos aquellos lugares en donde no vean en peligro la comodidad de la que gozan, cobardes como han sido siempre, todo clase de ataques contra nuestro respetado y querido compañero de armas.

A ellos se han unido ciertos actores internacionales, tan lamentablemente anodinos en atención a los inútiles organismos que representan. Me refiero, concretamente, al Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza. Sus infelices declaraciones no son otra cosa que un irrespeto contra nuestra soberanía, a sabiendas, como diplomático de largo rodaje, de las consecuencias que una declaración gratuita e irresponsable podía provocar.

Por todas estas razones que han convertido esta situación en un problema de carácter nacional, de dignidad y vergüenza patria, invité especialmente al General Henry Rangel Silva al Consejo de Ministros, el jueves 11 de noviembre, para brindarle nuestra solidaridad y sentar posición de Estado, reafirmando que Venezuela se respeta. No otra cosa pedimos.

El General Rangel, un soldado bolivariano, un soldado patriota, un soldado revolucionario, es el jefe del Comando Estratégico Operacional, y la campaña de infamias contra su persona, orquestada desde los medios golpistas, se convierte en una ofensa a nuestra dignísima Fuerza Armada Bolivariana.

Las declaraciones del General Rangel Silva son las de un soldado que ama lo que hace: un soldado comprometido con la transformación de nuestra Fuerza Armada Bolivariana; son las palabras de un oficial con un respeto sagrado a la profesión, manifiesto en la mesura e inteligencia de sus respuestas y afirmaciones.

Lo he ascendido al grado de General en Jefe como un reconocimiento a sus méritos y sus virtudes. Y como un reconocimiento, por todo lo que Rangel Silva encarna: a todos los soldados y soldadas de nuestra Patria; a las soldadas y soldados apegados al espíritu y a la letra de la Constitución Bolivariana; a las defensoras y defensores de las garantías sociales, de los derechos del pueblo.

Soldados que me leen: ¡Nunca más estaremos al servicio de la apátrida burguesía y sus amos imperiales!

Vamos para siempre con Bolívar: “Yo sigo la carrera gloriosa de las armas sólo por obtener el honor que ellas me dan; por libertar a mi Patria; y por merecer las bendiciones de los Pueblos”.

“Venceremos”.

Hugo Chávez

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Los hitos de la Historia, Cuba, Fidel y Cháve.

    Tomando de la Revolución Francesa de 1789, que marcara el inicio de la era moderna acá: La Comuna de París de 1871, la Independencia de los EE.UU el 4 de julio de 1776; la Independencia de Haití en 1804, la Independencia de América que se produjo durante todo el siglo XIX y terminó con la independencia de Cuba, cuya República se fundara el 20 de mayo de 1902, luego de que el combite de París se celebrara sin la presencia cubana y que perpetraran en el acto, la esclavitud de Puerto Rico; luego que en 1847 Karl Marx y Frederich Engel fundaran el Partido Comunista y elaboraran la teoría científica del comunismo hasta nuestros días, luego que José Martí calificara al Gobierno Americanos de los EE.UU. como imperialismo, cuestión que luego ampliara y fundamentara Vladimir Ilich Lenin en su fundamental obra “El Imperialismo Fase Cuperior del Capitalismo”.

    Luego que la Revolución proletaria Rusa del 7 de noviembre de 1917 cambiara nuevamente el curso de la Historia, iniciando con ello la era contemporánea que daría nacimiento al primer estado proletario del mundo que luego se convertiría en la Unión Soviética, que terminaría con lo que quedaba del sistema colinial imperialista; luego de la Primera Guerra Mundial y luego que Hitler ascendiera al poder e el fascismo y el nazismo y emergiera de tales prácticas la amenaza de convertir al mundo en un mundo de esclavos y esclavistas de nuevo tipo que llevaría a la II Guerra Mundial que costaría al mundo 50 millones de muertos, fundamentalmente en Europa, donde solo la URSS perdió 20 millones de sus hijos; luego que las huestes del Ejército Rojo llegaran triunfantes a Berlin, venciendo en dura lucha al imperio alemán.

    Luego que el imperio americano identificado por José Martí a fines del siglo XIX y con todas las ventajas interviniera en la guerra para salvar el capitalismo en Europa y el renacer del poder imperial dejado por Hitler y Musolini e impusiera la guerra fría e iniciara la carrera nuclear con el asesinato en masa de las poblaciones de Hirochima y Nagasaki.

    Luego de que al calor del triunfo de el Ejército Rojo sobre las huestes fascista nacieran en América, tras la primera gran crisis mundial capitalista de 1929, nacieran los partidos comunistas y los movimientos antimperialista en la América que tanta historia escribieran.

    Luego que con la independencia de Cuba le fueran impuesto maltratos como la imposición de bases navales o carboneras, tratados de reciprocidad comercial y la Enmienda Plat y que la pequeña nación con apenas cinco millones de habitantes intentara sacudirse el yugo imperial de los EE.UU. en 1933, cuando estaba aún distante la victoria contra el facismo y le fuera impuesto nuevamente por EE.UU. un regimen trivial como república bananera al servicio del capital americano y sujeto al sistema interamericano que fundaran con la OEA, calificado como el Ministerio de Colonias Yanki.

    Luego que la izquierda cubana colaborara con la resistencia de la República Española a fines de la II Guerra Mundial y entregara en holocausto decenas de sus hijos por la lucha proletaria en la República Española, sin menos cabo a su idalguía como república soberana.

    Luego que EE.UU. emergiera tras lanzar las bombas a Hiroshima y Nagasaki, intimidando a la URSS que emergía como gran potencia y se aseguraba en Europa tras liberar y proteger a un numeroso grupo de países que fundarían el Sistema Socialista Mundial y contribuyera a poner fin al sistema colonial del imperilismo; luego que EE.UU. desarrollara el Plan Marshal imponiendo a Japón y a Europa sus condiciones de fin del armisticio y se asegurara de realizar trasnsacciones que lo llevarían a apoderarse de la mayor parte de las riquezas en oro del universo.

    Luego que en Breton Good se asegurara de que fuera aprobado el dólar como divisa universal y EE.UU. como garante para imprimir y atesorarlo como divisa universal, asegurando una tasa de cambios contra el oro que dejaría sin efecto en la segunda mitad del siglo XX por decisión del presidente Nixon.

    Luego que impusiera condiciones de explotación extraterritoriales al mundo y que enviara tropas y fundara más de mil bases militares para el dominio mundial y se hiciera dueño del Consejo de Seguridad, del Banco Mundial, del Fondo Moneratio Internacional y de la OEA, esta última para el dominio de su patio tracero en América Latina,del Comercio Mundial y del dominio por la fuerza de todo el orden establecido, les salió un entuerno grave que puso fin definitivamente a la mentira a la unipolaridad imperial.

    Un pequeño pueblo de apenas 6 millones de habitantes, al frente del cual se puso un hombre nacido de español y cubana, con la herendcia cultural y patriotica de José Martí, que asimiló en muy poco tiempo histórico las enseñanzas de las luchas sociales universales y que reunió un caudal de pensamiento que basta para derrotar en forma y contenido toda la ideología imperialista, cuya potencia no está en seguir esquemas sino en ser dinámico y mantener la potencialidad en las ideas; que se fue un día a las montañas e hizo libre a su paíz y que cuando un pueblo africano les pidió ayuda par alcanzar su independecia no lo pensó dos veces, sintiendo que eramos deudores del Africa de donde habían venido como esclavos por lo menos la mitad de los que componían la etnia nacional y extendió al llamado el mundo su mano generosa y con ella la de todo un pueblo a los más aguerridos en América y en el mundo, despertando tales fuerzas que redundaron en esperanza de millones de personas.

    La Revolución Cubana y Fidel resultán un sol abrasador de ideas a las que teme el imperio mundial como a la peste, porque como dijera José Martí no hay espada que taje una nube de ideas y estas ideas son inmensas y fundadoras al calor de lo que se ha incrementado en América la verguenza y la dignidad que es una forma de fuerza que da lugar a la libertad y a la independencia.

    Luego de la Revolución Francesa, de los cambios radicales de la Revolución Rusa y del Surgimiento del Imperio Norteamericano como hechos históricos de trascendencia, la Revolución Cubana constituye la hechura más radical y hermosa de los hombres porque ha dado luz al universo. Eso ya no lo puede negar nadie y si no nos soportan tendrán que mudarse en geografía.

    Somos de hecho invencibles, no porque Cuba no pueda ser agredida y sometida, sino porque ya el mundo es otro y el imperio al fin deberá de ceder a la nueva era en que finaliza la prehistoria del hombre y se nace a la libertad.

    Luego que gane el hombre, ganamos todos.

  • Celso Aurelio Brizuela (Chester) dijo:

    No hay peor esclavitud, que la esclavitud consentida. ¡Ojalá los pueblos nuestros -me incluyo como paraguayo- dejen esos absurdos prejuicios inculcados por los años de ploimo de la Guerra Fría, y se sientan libres y soberanos, y sobre todo, solidarios con sus hermanos.
    Necesitamos recuperar soberanía política y cultural en Paraguay; soberanìa alimentaria y sobranía energética. Sé que entre todos juntos podremos, pero las criptocracias exógenas nos mantienen divididos.
    Mas sé también que el amanecer sucede inexorablemente a la noche… por larga que ésta sea.

    Chester el lobo estepario

  • Patricia dijo:

    El poder del imperio se cimenta en su riqueza y en su poderío militar. Por ejemplo el capitalismo salvaje (yanqui) consigue su riqueza de la explotación de los pueblos sometidos y de la apropiación de sus materias primas. La fuerza militar le sirve para defender los territorios ocupados robar sus riquezas agrandando la misma.
    Los pueblos más fuertes, han ejercido una política imperialista y la encarnan en un personaje característico como Alejandro de Macedonia, en Roma, Napoleón en Francia, entre otros, la superioridad de la civilización no es patrimonio eterno de ningún pueblo, por poderoso que éste sea, ya que después aparece su descenso.
    El imperialismo tiene como factores una doctrina, una política y un sentimiento que hablan en nombre de una raza superior, desentrañando a la multitud vendida, teniendo una doble moral que imponen a los cobardes y a los viles. No saben el significado del término paz, la cual ofrecen fingiendo. El proceso de formación del imperialismo yanqui comenzó con el exterminio del territorio mexicano, saqueando la materia prima de los países latinoamericanos, invadiendo, bombardeando, realizando la guerra lejos de su territorio nacional, como por ejemplo Vietnam, la tragedia de Hiroshima y Nagasaki, donde fueron asesinados miles de inocentes por la detonación criminal de dos bombas atómicas. Desde el infausto nacimiento, Afganistán, en Sudán, en Irak, el imperialismo yanqui impone su ley frente a estos crímenes de lesa humanidad, sus incondicionales aliados son cómplices. Cuando se ordena presentar alguna acusación sobre supuestas violaciones de los derechos humanos contra Cuba, deben hacerlo, siendo patética y míseras las conductas adoptadas en las acusaciones hacia Cuba por supuestas violaciones a los derechos humanos, en la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra y, frente a las violaciones de los derechos humanos de los prisioneros de guerra yanquis e ingleses en Irak, de las violaciones de los derechos humanos que los yanquis cometen a diario contra los prisioneros de guerra en sus bases militares, de ello no se dice nada.
    Un soldado Revolucionario es aquel que cumple con los compromisos y responde a los intereses de su pueblo, es una persona muy especial con vocación de servicio, con amor por proteger a su patria, que en cualquier momento de su existencia podría entregar su vida, esto es algo que todos debemos valorar, ya que se trata de una persona con sentimientos, transformando su amor cuando toma en sus manos su fusil, sube a su aeronave o navega en nuestro mar para darle a nuestra patria libertad, a nuestro pueblo tranquilidad y jamás tratar invadir otro territorio y mucho menos traspasar la soberanía de los mismos.
    Es importante tener en cuenta que un soldado puede ser padre – madres, hija -hijo, hermana- hermano, amigo-amiga, compañero-compañera, es igual a nosotros. El soldado necesita de su pueblo, por ello la mejor distinción que puede recibir un soldado es el reconocimiento de su pueblo. Por ello y muchas cosas más soldado revolucionario eres la irradiación en nuestro territorio revolucionario.

  • la voz de los niños dijo:

    SALUD PARA USTED CAMARADA PRESIDENTE

    UN SALUDO REVOLUCIONARIO DESDE LA CUBA DE FIDEL Y LA DE LOS VENEZOLANOS .

    CUBA Y VENEZUELA ANDAMOS POR EL MUNDO DE HERMANAS,NO DE PEDIGUEÑAS Y YA NO ESTAMOS SOLOS, SOMOS LA ADMIRACION DE LOS PUEBLOS HUMILDES Y LA ENVIDIA DE LOS RICOS POR QUE NUESTROS PAISES SE HAN UNIDO PARA FORMAR UNA SOLA PATRIA ,LA QUE SOÑARON BOLIVAR Y MARTI.

    ¿CUANTO DIERA LA OPOSICION POR TENER A ESTE GENERAL EN SU BANDO,ES POR ESO QUE RABEAN Y LLORAN,,,PERO LOS SOLDADOS DE LA NUEVA VENEZUELA SON LOS DE LA TROPA DE BOLIVAR LUCHANDO SIEMPRE CON LA BANDERA DE LOS POBRES SIEMPRE CON EL RESPALDO DE LOS PAISES DEL ALBA.

    VIVA CUBA Y CHAVES
    VIVA VENEZUELA Y FIDEL
    VIVA EL ALBA

    HASTA LA VICTORIA SIEMPRE CARAJO

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Hugo Chávez Frías

Líneas de Chávez y otros discursos o artículos del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías.

Vea también