- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Silvio en el Cotorro: Diálogo en cualquier casa

Presentación de Silvio Rodríguez, Trovarroco, Oliver Valdés y Niurka González en Águila Hatuey, Cotorro; con Vicente y Aurora de los Andes Feliú, Alejandro Valdés y Víctor Casaus como invitados.

Ahora tiene ya 24 años, pero todavía se acuerda. Y cuando Silvio la cantó, el recuerdo cobró cuerpo como nunca antes, la memoria afectiva le devolvió aquella escena feliz, limpiamente feliz. Limpio el olor de la sábana, limpia la voz dulce de su madre, Delia, limpio su cuerpo antes del reposo, limpio y claro su espíritu infantil…, limpia la letra de aquella canción en la noche fresca: aflojar los odios, apretar amores…

llega hasta el salón principal, donde está el motor que mueve la luz, y siempre allí hace su tarea mejor el reparador de sueños. Pero esa parte casi nunca alcanzaba a escucharla, cuenta su madre: se quedaba por fin profundamente dormido. Delia salía entonces muy callada del cuarto, apagaba la luz, y cerraba despacio la puerta, todavía mirándolo.

Se lo contó a Silvio anoche, después del concierto: “Yo siempre dormía a mi hijo con El reparador de sueños”, la “canción del enanito”, como le dicen.

Durante el concierto, había sido ella quien, después de que el trovador dijo al público: “No presento las canciones porque ya se las saben”, exclamó “¡Todas!”.

- No, verá que ahorita la sorprendo.- contestó él. Y la sorpresa llegó: “Ahora vamos con un estreno”, y se oyeron los primeros acordes de Ojalá. “Les dije que iba a sorprender”, dice con una risa.

También fue Delia quien reclamó cuando se despedía el trovador: “Ahora nos vamos con un son”.

- Llevamos mucho tiempo esperándote, ¿cómo te vas a ir ahora? No te vayas, Silvio…

Silvio sonríe:

- Bueno, en algún momento tengo que irme… ¿Ustedes quieren que duerma aquí?

- ¡Sí…!

- A ver: ¿dónde me quedo?

Y todos o casi todos ofrecieron a gritos su hogar.

“¡Amanecemos!”, le dijo Delia cuando se hizo silencio, y el trovador no dejaba de reír.

Y por lo menos luces como de alba había, Delia no tuvo trova toda la madrugada, pero escuchó Historia de las sillas, la que ella pidió, interpretada por hombre y guitarra, interpretada además, por vez primera en este viaje que se acerca mañana a los dos años.

Casita en el Cotorro

Casa de la Delegada /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Espíritu de equipo

Espíritu de equipo /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Amigos

Amigos /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Charla de ocasión

Charla de ocasión /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Chivichana colectiva

Chivichana colectiva /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Transporte

Transporte /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Vicente Feliú

Vicente, quien acompañó a Silvio en el primer concierto de la gira. Interpretó "A los que luchan toda la vida", dedicada a los Cinco Héroes /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Familia Feliú, acompañada por Alejandro Valdés en la guitarra /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Familia Feliú, acompañada por Alejandro Valdés en la guitarra /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Silvio Rodríguez

Silvio de nuevo en los barrios /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Público

Atención infantil /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Silvio en el Cotorro

Cantar la nueva trova /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Cotorro

Quien fue complacido con "Te doy una canción" la escucha atentamente, mirando al trovador como en sus inicios: acompañado de la guitarra y nada más /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Silvio en concierto en el Cotorro

…venimos por respeto a la gente. -¡Silvio, el Cotorro te ama! -Nosotros a ustedes también, por eso estamos aquí. /Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Delia saluda a Silvio

Prosigue el diálogo, ahora más cercano /Foto: Alejandro Ramírez Anderson