Fotorreportajes, Cultura  »

| 55
Cuba: concluye en occidente recorrido de la Virgen de la Caridad en Madruga. Foto: Ismael Francisco Cuba: concluye en occidente recorrido de la Virgen de la Caridad en Madruga. Foto: Ismael Francisco Cuba: concluye en occidente recorrido de la Virgen de la Caridad en Madruga. Foto: Ismael Francisco

La última etapa del recorrido nacional de la virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, concluyó este domingo en la Arquidiócesis de La Habana. La peregrinación, iniciada el 8 de agosto de 2010, reedita la realizada entre los años 1951-1952 del siglo pasado. Los fieles católicos acompañaron la escultura por pueblos y ciudades desde su partido del Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, provincia oriental de Santiago de Cuba »

Luces y sombras de una Isla  »

| 29
Yeni y Consuelo, su abuela. Foto: Alejandro Ramírez Anderson Yeni y Consuelo, su abuela. Foto: Alejandro Ramírez Anderson Yeni. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Un aula, un busto de Martí, un asta, una bandera: la escuela del Cafetal del
 Padre, en Madruga (Mayabeque). Todos los días acoge a los cinco niños que la justifican, y a su
maestra, que es casi una niña también. Tiene 18 años y se llama Yenisleydi 
Simanca.

 »

Luces y sombras de una Isla  »

| 5
Pensador. Foto: Alejandro Ramírez Anderson Pensador. Foto: Alejandro Ramírez Anderson Retrato. Foto: Alejandro Ramírez Anderson

Todos los secretos de la tierra los conoce Ismael. Le llegan por los pies. Así sabe lo que susurra la hierba cuando la mueve el viento, lo que dicen las raíces de los árboles, qué se oculta en el silencio de las piedras, qué húmedo mensaje deja el rocío en las mañanas limpias y luminosas del campo. Le llegan historias de las sombras proyectadas sobre el suelo y de las hojas secas cuando crujen. Todo le habla su lenguaje, y él es un magnífico intérprete.

Luces y sombras de una Isla  »

| 10
El monte, actual morador de la antigua casa de vivienda. Foto: Alejandro Ramírez Contorno. Foto: Alejandro Ramírez Levante. Foto: Alejandro Ramírez

Aquí la gente se saluda como si se conociera de siempre; el tiempo se escurre entre labores y charla; y el estado del ternerito "más nuevo" (que estuvo enfermo), la poca lluvia, los pavos que se comen los sembrados del vecino... son preocupaciones comunes. Aquí un olor a verde se respira, se escucha, casi se puede tocar. Y, en las noches, el alumbrado artificial no alcanza, como en las grandes ciudades, a "hacerle sombra" al firmamento.