Imprimir
Inicio » Especiales, Ciencia y Tecnología  »

Bola de fuego en Cuba oriental: Nuevas evidencias del peligro de caída de cuerpos celestes

| 87 |

Imagen similar a la anterior, a las 22:05 horas, en la que se muestra a la derecha de la pequeña saeta de color rojo, el flashazo de la explosión, captada por el GLM del satélite GOES – 16 de la NOAA, USA.

Desde la noche del viernes diversos medios formales e informales han reportado la ocurrencia de un evento atmosférico inusual que se ha descrito como bola de fuego, meteorito o explosión en la atmósfera superior. Aquí aportamos una síntesis de las evidencias que se han recopilado hasta el momento, con el objetivo de llamar la atención sobre el peligro de caída de cuerpos celestes en cualquier parte de Cuba.

En este esfuerzo he tenido la colaboración de un grupo de colegas que me han compartido sus observaciones directas, sus opiniones y una variedad de informaciones verificables pues fueron reportadas por distintos testigos.

Asimismo he consultado algunos sitios oficiales de agencias internacionales y cubanas que han aportado información relevante. Agradezco en especial la cooperación de Enrique Arango Arias, Yasmani Ceballos Izquierdo, Rafael Guardado Lacava, y a la periodista Iramis Alonso que me indujo a interesarme en este tema.

El evento

En la noche del viernes 19 de marzo 2021, a las 22:06 horas (hora local) cuatro estaciones sismológicas localizadas en Cuba oriental registraron un "ruido ambiente inusual" que por sus características, según reportó el Dr. Enrique Arango Arias, no se corresponde con algún evento sismológico. Esto coincidió en tiempo con dos explosiones que se escucharon en el entorno de Sagua de Tánamo hasta Moa, en la provincia de Holguín, de las cuales fueron testigos muchos observadores, así como estudiantes y profesores del Instituto Superior Minero Metalúrgico de Moa. En consecuencia, distintas personas pensaron que se trataba de un terremoto, debido a que sintieron ruidos fuertes y vibraciones de ventanas, cristales, techos y otros objetos, lo cual fue denegado por el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas.

Cual si fuera poco, estas explosiones se acompañaron con el avistamiento de un fuerte destello de luz roja, blanca o amarilla en el cielo, el cual fue reportado por varias personas de toda confianza, sugerente de un evento semejante a una bola de fuego (fireball) o la trayectoria de un meteoroide, que parece haber seguido un curso aproximado de Sur a Norte, a veces trazable por una estela de humo. Los testigos del intenso destello de luz en el cielo se encuentran desde Las Tunas, Holguín, Sagua de Tánamo, Baracoa, Maisí, Guantánamo, Salvador, Jamaica, Bayamo, Guisa, Santiago de Cuba y localidades cercanas.

El hecho de que el evento se haya originado en la atmósfera superior del planeta se pudo confirmar mediante las imágenes del sistema que registra las tormentas eléctricas, el cual captó un intenso destello luminoso al este de la Bahía de Nipe (Fig. 1). Si se compara este destello con el provocado por el Meteorito Viñales en febrero del año 2019, captado por el mismo sistema de satélites, se evidencia que el de Nipe es mucho más pequeño, probablemente proporcional a las dimensiones menores de este objeto.

Fig. 1. Destello luminoso intenso (verde=color falso) al ESE de la Bahía de Nipe, obtenido por el sensor de relámpagos (GLM) del satélite GOES-East. Imagen: Dakota Smith-@weatherdak

Esta información precedente es insuficiente para afirmar que se trata de un meteorito, pues para ello es necesario que se recupere alguna evidencia física del mismo. Como han señalado distintas fuentes, es conocido que alrededor de nuestro planeta circulan infinidad de objetos considerados "basura tecnológica", los cuales van penetrando a la atmósfera inferior eventualmente, donde se incendian y fracturan en pedazos debido al incremento de la densidad del aire y la turbulencia que provoca la fricción. Hasta ahora no se ha reportado ningún cráter de impacto u objeto caído del cielo durante este evento, lo cual puede responder a que se trataba de un cuerpo pequeño que se fundió y sublimó a su paso por la atmósfera, de acuerdo a la nota confeccionada por varias instituciones del CITMA, especialmente el Instituto de Geofísica y Astronomía.

De acuerdo a los registros de las estaciones sismológicas publicados en distintas fuentes, la onda expansiva de las explosiones originadas en la atmósfera superior se registró sucesivamente en los sismómetros localiados en Presa Nuevo Mundo (PM), Universidad de Moa (UM), Quimbuelo (QB) y Caimanera (CM), lo cual recoge el avance de la onda expansiva desde el NNW (Fig. 2).

Esta información pudiera tener distintas interpretaciones, pero ciertamente no define la trayectoria del objeto ni permite precisar su origen con mayor precisión que los satélites, pues si hubiera sismómetros de alta precisión en otras localidades, estos la habrían detectado. Para encontrar el punto de caída de eventuales fragmentos del cuerpo de interés, lo más conveniente es realizar las búsquedas a partir del lugar del impacto con la atmósfera, y siguiendo el rumbo de la trayectoria del cuerpo celeste, ya que se conoce que a partir del impacto, los fragmentos caen atraídos por la gravedad con una componente balística reducida. En consecuencia, si la trayectoria fue de Sur a Norte como se ha sugerido, entonces es muy probable que un eventual fragmento o fragmentos hayan caído al mar. En la figura 2 se reúne la información compilada hasta el presente.

Fig. 2. Mapa que reúne algunas de las evidencias preliminares del impacto de un objeto extraterrestre con la atmósfera superior en la región de Nipe, provincia de Holguín.

Antecedentes y catalogación

Según Ceballos-Izquierdo (2019) el registro histórico de bolas de fuego y meteoritos reportados en Cuba oriental comienza a partir del 14 de agosto de 1833, cuando la prensa dio a conocer el impacto de un bólido que destruyó la tercera parte de la iglesia parroquial de Baracoa, y que el investigador Miguel Rodríguez-Ferrer describió como bolas de fuegos en el cielo acompañado de una lluvia de meteoritos. El año 1871 se reportó un meteorito tipo siderita cuyos fragmentos se encuentran etiquetados como "Cuba" en varios museos del mundo.

Muy interesante es el evento caracterizado como "bola de fuego" ocurrido el 25 de abril de 2019 en Moa, que dejó un gran rastro de humo al caer verticalmente durante al menos 10 segundos, sin que se sepa de explosiones. Varios observadores reportaron el aterrizaje de un objeto inusual, al parecer en el macizo montañoso, cerca de un área minera, pero no hay evidencias materiales.

Este evento no se registró en la base de datos mundial de bolas de fuego y meteoritos.

La ocurrencia del evento de Cuba Oriental que nos ocupa fue reportado por dos personas desde la base de Guantánamo y quedó recogida en la base de datos internacional de fireballs con el número 1755-2021. De acuerdo al catálogo mencionado este mismo día se reportaron avistamientos de bolas de fuego en la isla de Jamaica al sur de Cuba y en Naples, península de la Florida (Ver tabla 1). Sin embargo, debido a la limitada cantidad de reportes el sistema no pudo reconstruir la trayectoria teórica de algún objeto o conjunto de ellos.

Tabla 1. Reportes de Fireball en la base internacional simplificada

Peligro de caída de cuerpos extraterrestres

La ocurrencia de este evento en Bahía de Nipe (Holguín) y la historia de la caída de meteoritos en Cuba (Ceballos-Izquierdo 2019) tiene dos lecturas fundamentales. La primera es que los impactos contra el suelo y las bolas de fuego son eventos muy poco frecuentes en Cuba, así como en el resto del mundo, a pesar de que cada día impactan con la atmósfera innumerables cuerpos celestes que se destruyen antes de llegar a la superficie terrestre. Esto significa que el riesgo es estadísticamente menor. Sin embargo, la segunda lectura es que ciertamente, estos eventos ocurren, y que algún día pudieran ocasionar daños o afectar a las personas. Por eso, a pesar de la poca frecuencia, el peligro de impactos está presente y no debe ignorarse.

Referencias:

Ceballos – Izquierdo, Y. 2019: Recuento de los meteoritos reportados en Cuba y Bibliografía sobre el tema. En Anales de la Academia de Ciencias de Cuba (19)(1): 16 pp.
Nota informativa no. 2 sobre la explosión ocurrida en la alta atmosfera terrestre en la provincia de Holguín. <https://www.citma.gob.cu/nota-informativa-2-sobre.../&gt;
Catálogo Internacional de Fireballs y Meteoritos. Bola de Fuego de Cuba Oriental <https://fireball.amsmeteors.org/.../imo_view/event/2021/1755

(Tomado del Perfil de Facebook del autor)

Se han publicado 87 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Wicho dijo:

    Yo en mi vida hasta ahora he visto 2 bolas de fuego, una allá por 1984, estaba yo becado en el plan citrícola Jagüey Grande, y la otra hace casi 2 años la ví en Varadero más o menos en dirección oeste hacia Matanzas, fueron impresionantes.

  • PILAR dijo:

    Apocalipsis 8:7. el primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde. ...

    ¡Ay de los que moran en la tierra, por razón de los otros toques de trompeta que los tres ángeles todavía han de tocar!

  • el profe dijo:

    En horas de la noche (8:00pm-9:00pm) mi hijo y yo vimos la caida de un cuerpo luminoso con un movimiento mas lento que el usual de un meteorito y de mayor tamaño en la direccion S-N.
    Lugar: Ciudad de Las Tunas
    Direccion del avistamiento: Oeste
    Tiempo del suceso: aproximadamente 6 segundos
    Rango de inclinacion de la trayectoria: entre 7 y 10 grados aproximadamente
    Inclinacion de la visial hacia el punto en que desaparece: 10 grado aproximadamente

  • el profe dijo:

    se corresponde con la misma fecha de los avistamientos

  • Heriberto dijo:

    Yo ví todo el fenómeno con las caracteísticas señaladas, alumbró de rojo fuerte el edificio donde estaba, pero la trayectoria era de Norte a sur y no como manifiesta el periodista( de Sur a Norte). vi que la bola roja descendía hacia el sur Holguín - San germán - Santiago y quedaba la raya de humo que se desvanecía poco a poco

  • El Gallo de Moron dijo:

    ¿ Existe en Cuba alguna ciudad que oficialmente se nombre " Victoria de Las Tunas?....Por favor ese , me parece a mi, es un nombre antiquisimo de la actual Ciudad de Las Tunas y fue dado por los Españoles luego de una victoria militar sobre fuerzas mambisas y hace mucho ,pero mucho que se le quito a esa ciudad.....me parece que el mapa de la Fig. 2 es anacronico en ese aspecto......

  • SOY CUBANA dijo:

    El sabado sobre las 8:45 pm, en San Antonio de los Baños, al estar mirando el cielo, con mi niña de 13 años, avisoramos una estrella que pensamos que era fugaz y resulto que en lugar de desaparecer de nuestra vista rapidamente, en la medida que se alejaba en la distancia crecio y decrecio unas 3 veces como una bola de luz, que a mi me parecia fuego, dandome soberano susto y a mi niña una esfera luminosa inmensamente Hermosa.
    No senti ruido alguno, y aunque escandalizada lo conte a mis familiares y hoy a mis compañeros de trabajo; lo que mas he escuchado es:
    A si, dicen que han caido meteoritos en Oriente.

  • Serio?? dijo:

    Fotossss de lo que sucedió ,en el lugar donde calló

  • Yasell Toledo dijo:

    Mi madre que vivía en el oriente de Cuba,en el municipio Urbano Noris en holguin,me cuenta que hace muchos años fueron testigos de un fenómeno igual,al escuchar de este y sus características ella me asegura que es lo mismo

  • Yvd dijo:

    ?????hubiera querido presenciar ese fenómeno uffffff.....

Se han publicado 87 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Manuel Iturralde Vinent

Manuel Antonio Iturralde Vinent. Ingeniero Geólogo, Doctor en Ciencias Geológicas, Investigador Titular, Profesor Titular del Instituto Superior Politécnico "José A. Echeverría". Académico de Mérito de la Academia de Ciencias de Cuba, Especialista en Geología, Paleogeografía, Paleontología General, Carsología Ambiental y riesgos geológicos de Cuba y del Caribe. Presidente de la Sociedad Cubana de Geología.

Vea también