Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Carta urgente al presidente Biden

| 283 |

Presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Foto: AP.

Estimado presidente Biden: Hace 17 años yo era un soldado USA y fui enviado a Irak, a la guerra. En noviembre de 2004 participé en la batalla de Fallujah. Han pasado más de tres lustros, pero recuerdo como si fuera hoy las bombas, las explosiones, la sangre y la muerte.

Entre humo y metralla yo, cubanoamericano, médico de combate al servicio de mi país adoptivo, socorrí a soldados estadounidenses heridos y le cerré los ojos a jóvenes marines muertos. Creo que lo que he hecho, lo que he vivido, me da algún derecho a escribirle, a abrir mi corazón, incluso a suplicarle.

Hoy sigo sirviendo a los Estados Unidos. Pero mi misión por estos días no pasa por la guerra sino por paz. Soy maestro de español en un preuniversitario de Seattle, Washington. Durante los últimos años, muchos de mis alumnos han visitado Cuba conmigo. Ver a esos jóvenes norteamericanos compartir, cantar y reír junto con jóvenes cubanos, es el presente más grande que pudiera recibir alguien como yo; hijo de Cuba y de los Estados Unidos.

Sí, señor presidente. Cuba y los Estados Unidos son como mi madre y mi padre. Nací y me crié en Cuba. En aquella Isla conocí el primer amor. Años después, en los Estados Unidos, fundé una familia. Aquí logré realizar mis más caros sueños. Mi vida, como la de tantos cubanoamericanos e inmigrantes, gira y se nutre de la tierra que me vio nacer y de la que me acogió como un hijo. No hay contradicción en tener dos patrias y desear lo mejor para ambas.

Por eso, en octubre 2020, en medio de la campaña presidencial, le enviamos una petición. En aquel momento, le solicitábamos a usted que, al llegar a la Casa Blanca, derogara las sanciones que pesan sobre el pueblo cubano. Nos motivaba la fe y la esperanza. Usted prometió que levantaría las medidas anti familia impuestas por Trump; por eso le dimos todo nuestro apoyo a su candidatura.

Durante la presidencia de Donald Trump, las sanciones económicas contra el pueblo cubano se recrudecieron. En medio de la pandemia de COVID-19, Trump limitó y prohibió los envíos de remesas familiares a Cuba. Además, persiguió a los barcos de combustibles que abastecían la Isla.

Era como si viviésemos en una realidad alternativa macabra. Mientras el coronavirus dejaba una estela de dolor y muerte en Estados Unidos y el mundo, Trump se empeñaba en cortarle la luz a los hogares y a los hospitales en la Isla. Mientras el planeta clamaba por solidaridad y cooperación, el presidente de Estados Unidos perseguía a las brigadas médicas cubanas. Mientras la humanidad trataba de encontrar un respiro, Trump asfixiaba al pueblo de Cuba.

Presidente: Sabemos de las prioridades y retos que usted enfrenta al asumir la presidencia. Con humildad y respeto creemos que una de esas prioridades debe ser modificar la brutal y obsoleta política de los Estados Unidos hacia el pueblo cubano. Las restricciones actuales castigan a estadounidenses, cubanoamericanos, cubanos y gente de todo el mundo. En tiempos de pandemia, las consideraciones políticas deben de ceder a las consideraciones humanas.

Estimado presidente: Hace años, en la guerra yo socorrí a jóvenes soldados que pudieran haber sido hijos suyos o míos. Vi morir a compañeros de armas que eran como hermanos. Sostuve la mano del caído. Elevé una oración a Dios y cerré los ojos del que había muerto. Me asiste el derecho presidente Biden, tengo derecho a pedirle, a implorarle: ¡Ayude a mis hermanos y hermanas en la Isla! ¡Levante las sanciones que pesan sobre el pueblo cubano! ¡Por el amor de Dios! ¡Derribe esos muros y construya puentes! ¡Puentes de amor!

Se han publicado 283 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Pablo Rolando González Hernández dijo:

    Muy emocionado con tan sentida y humanitaria petición.
    Considero que la misma debe divulgarse íntegramente en la radio, la televisión y la prensa cubana,
    así como en las redes sociales, para que llegue a la mayoría del pueblo cubano y a los cubanos residentes en el exterior.
    ¡Mis felicitaciones para Carlos Lazo!

  • Sniper82 dijo:

    Siempre he creído que el deber de un líder es escuchar su pueblo. Y tenemos fe en que el señor presidente Biden pueda hacer honor a sus promesas. Como dijo el ex presidente Obama, este es tu tiempo. Por nuestra parte nos queda seguir construyendo el futuro, sin olvidar que los puentes se construyen en dos orillas. La historia no nos deja olvidar, pero es tiempo de cerrar heridas y en nombre del amor avanzar al futuro.

  • Orlando dijo:

    Vamos, mis hermanos cubanoamericanos! Alcen también sus voces en EEUU y en todo el mundo por el bien de los cubanos todos. Juntos podemos lograrlos. Se necesitan muchas, pero miles, millones de cartas como esta del Profe Lazo. Unidos todos se que podemos lograrlo. # No hay contradicción en tener dos patrias y desear lo mejor paras ambas.

  • El Árbitro dijo:

    #No hay contradicción en tener dos patrias y desear lo mejor para ambas. Repitamos todos y que se viralice en todas las redes sociales en todo el mundo.

  • ÉL dijo:

    #No hay contradicción en tener dos patrias y desear lo mejor para ambas.

  • Runny dijo:

    Gracias por ser tan fuerte en redactar esta carta tan constructiva y llena de amor como la carta que acabas de redactar, gracias.

  • Basilio H eredia dijo:

    Es la carta más bien documentada que e leído Felicidades amigo y que Jehová permita buenas cosas para nuestros crees querido y pueblo de Cuba.

  • miguelo dijo:

    A mí en particular me mueve el alma escuchar que un cubano que sirvio al ejercito de la usa,clame de dolor x Cuba, mientras los que están lucrando con el negocio Cuba no quieren ni saber que Cuba Vive y vivirá, eso se me parece a aquellos que suben y suben los precios sin importarle nada ni nadie es como si se olvidaran de Fidel Castro y recuerden Ser Cultos es la Única manera de ser Libres, en lo personal prefiero morir a ser humillado, a que me tiren por la cara papel higienico y maldigo por siempre a los traidores y a aquellos que mandan a tirar balas contra sus hermanos sencillamente son moscas verdes. Coño tirate contra el inmenso mar y bueno, el buen pintor, el buen actor, el buen periodista no lo pide tanto lo demuestra y llega o también quieres regalitos de papito para luego volver a traicionar.

  • rosario dijo:

    Equivocación completa de usted Armando Gonzales, aqui en Cuba no se reprime el pueblo trabajador, luchamos todos unidos por salir adelante, como usted ha podido ver su pais es el tirano de conjunto con todos los presidentes que han pasado por el podio, pero no se preocupe por Cuba que esa la defendemos nosotros

  • Alberto N. D. dijo:

    Excelente carta. Ojalá que logre sensibilizar el alma de las personas de buen corazón en los EE UU y el presidente Biden logre disminuir y poco a poco eliminar el genocidio que comete la mayor potencia del mundo contra nuestra noble y humanista isla de caribe.

  • raquel dijo:

    El sistema político en Washington por más de 60 años, con relación a Cuba, ha estado determinantemente influenciado, primero por los batistianos que salieron huyendo despues de 1959, y despues y hasta hoy por sus descendientes y otros cubanos lacayos y serviles, a pesar de las promesas electoreras del actual presidente, nada va a cambiar, ya escucharon al secretario de relaciones exteriores el señor Blinken, cediendo a presiones de Maria Elvira Salazar y otros cubano americanos que se dedican a cabildear en contra de Cuba, antes fueron Mas Canosa, Ileana Ross, etc, hoy son otros, el bloqueo y su recrudecimiento seguirán siendo votos del partido de turno

  • Rolando dijo:

    Una humana petición, que hacemos nuestra, la gran mayoría de cubanos de allá y de acá.
    ¡Mis felicitaciones para Carlos Lazo!

  • Rigoberto Cruz dijo:

    Parece que el nuevo administrador del imperio ya empieza a coger su paso, primero bombardea zonas de Siria y ahora amenaza con sanciones a los que no se retiren del Nord Stream 2, cada día en su itinerario hegemonista, se proyectan como una fiera acorralada, no importa quien sea el administrador, manda el imperio, ojalá reflexionen y no se metan por su ambición desmedida en teatros de operaciones que no le competen.

  • fk dijo:

    Gran contraste, mientras algunos que se dicen cubanos siembran dudas, odios y cizaña, otros como este, levantan su voz para exigir cambios en la política norteamericana hacia Cuba, esos gestos reafirman que como dijo Martí: Patria es Humanidad.

  • Beatriz dijo:

    Puentes de amor . Un mundo mejor si es posible. Vivamos todos en armonía .

  • Livan dijo:

    Eres un digno ejemplo de cubano americano, no de esos que lo que quieren que nos invadan que nos maten de hambre. Ambos pueblos necesitamos puentes de amor y de esperanzas.

  • santiago chongo madrazo dijo:

    Me sentí profundamente emocionado por las palabras de esta persona hacia nuestro país q bueno apelar a la solidaridad en estos tiempos difíciles, se siente un sano orgullo de ser cubano, pero me gustaría saber quien firma esta carta

  • Dayron dijo:

    Quisiera tener este señor delante de mí para darle un fuerte apretón de manos.Me encanta ver personas que aman a su patria.LO ÚNICO QUE VERDADERAMENTE IMPORTA ES EL AMOR.Ojalá sea el presidente Biden un hombre sabio y sensato.Tiene la oportunidad de demostrarlo.

  • Lazara Hernández dijo:

    Bonito mensaje, pero para defender a Cuba hay que vivir junto a nosotros, que si somos guerreros, ser como marti, maceo, che, Fidel. Y muchos más, que lucharon pero aquí en esta tierra.

  • Yuniel Lamorú Blanco dijo:

    Conmovedoras palabras compatriota. Tus palabras revelan un sentimiento de verdadero patriotismo, humanismo y amor. Gracias por no olvidar a quienes continuamos aquí creyendo y esperando tiempos mejores. Dios te bendiga.

Se han publicado 283 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también