Imprimir
Inicio » Especiales, Historia  »

Lo que no pudo contar Raúl Díaz-Argüelles

| 44

Raúl Díaz-Argüelles García. Foto: Archivo.

Cuentan que en la madrugada del 11 de diciembre de 1975 fue el primero en despertar en el puesto de mando de Hengo, Angola. Había llegado a tierras africanas en agosto de ese año, designado por la dirección de la Revolución cubana como jefe de la misión militar de la Isla en aquel país. Dejaba en Cuba a tres hijas de 16, 15 y 14 años. La posibilidad de no volverlas a abrazar fue, quizás, la duda impenitente para él, mientras peleaba por la independencia angolana.

Con el alba de aquel diciembre, el comandante Raúl Díaz-Argüelles García se puso de pie antes que el resto de la tropa cubana. La humedad del clima en las selvas angolanas le provocaba un dolor intenso en su tobillo derecho, fracturado al escapar de un tiroteo con la policía batistiana. Tal vez sintió la misma molestia que le hacía cojear, pero nadie lo supo entonces. No pudo contar lo que sucedería ese día.

Antes, el 23 de noviembre en la localidad de Ebo, a 400 kilómetros al sur de Luanda, cubanos y angolanos derrotaron a los invasores sudafricanos. Díaz-Argüelles decidió que tenderles una emboscada, justo en el puente sobre el río Mabassa, podría definir la victoria de las Fuerzas Armadas para la Liberación de Angola (FAPLA) y las tropas de la Isla. “Aquí es donde hay que detenerlos”, dijo. Y los detuvo.

Sobre la batalla de Ebo, el exministro de Defensa de Angola, Iko Carreira, diría que aquella victoria se debió, fundamentalmente, a Díaz-Argüelles quien, desde entonces, se convirtió en una leyenda para la historia del país africano.

El 11 de diciembre fue la ofensiva. “No creo que vuelvan a atacar. Pero no te preocupes, si lo hacen, no pasarán”, le había dicho el combatiente internacionalista cubano al nuevo jefe de la misión militar de la Isla en Angola, Leopoldo Cintra Frías. Sin embargo, los sudafricanos lograron aproximarse a la zona de Condé y Díaz-Argüelles ordenó cerrarle el paso a las fuerzas invasoras.

Viajaba rumbo a Hengo para el combate con el enemigo en esa zona del centro del país, cuando se detuvo la marcha. El terreno estaba minado. Tras el trabajo de los zapadores se reanudó el trayecto de la columna. De pronto, una explosión en uno de los BTR. El blindado que trasladaba al comandante Raúl Díaz-Argüelles había caído en una mina antitanque que le destrozó las piernas y le fulminó, en pocas horas, sus cortos 39 años.

Natasha, su hija mayor, supo la noticia al día siguiente. Tenía 16 años cuando su madre le dijo “tu papá sufrió un accidente”, y ella salió corriendo de la casa. Lloró. Sabía que su padre “no estuvo nunca en el vértice de las acciones, siempre se introducía en la tempestad”. Lo había demostrado antes cuando luchó en el Directorio Revolucionario contra la dictadura de Batista, cuando se unió al grupo guerrillero de esa organización en el Escambray y el Che lo hizo Comandante, cuando cumplió misión en Guinea Conakry, Sierra Leona, Somalia, Guinea Bissau, y cuando estuvo en el centro de la lucha independentista en Angola.

Raúl Díaz-Argüelles, o el coronel Domingo da Silva —su nombre de guerra en Angola— , no pudo ver a su hija Natasha graduada de los Camilitos, ni con su título de Licenciada en Relaciones Internacionales. La guerra le impidió volver a abrazar a los suyos. Una mina le quitó el deseo que todo hombre tiene de conocer, con los años, a sus nietos.

Sobre él, diría el comandante de la Revolución, Guillermo García:

“No era fácil llamarle la atención, era una gente de un carácter serio, rígido, muy fuerte, exigente, cumplidor. Era una gente joven pero madura, había madurado muy temprano. Tenía mucho criterio y lo discutía a la saciedad siempre que pensaba que tenía la razón”.

Y verdad que tuvo la razón. Lideró una emboscada contra los invasores sudafricanos y la ganó. No se equivocó, pero las minas no creen en la razón, ni creen en la entereza de un hombre. ¡Quién sabe si Domingo, quién sabe si Raúl, hubiera salido también victorioso en Cuito Cuanavale!

Se han publicado 44 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos dijo:

    Carlos afirma que el dia que Raúl Díaz-Argüelles García se puso de pie ante el resto de las tropas cubanas en Angola, a pesar de su dolor intenso en su tobillo derecho, fracturado.Se estaba gestando otra victoria de la operación Carlota que deterninaba la victoria de la tropas cubanas y angolanas contra el ejercito sudafricano.Hoy sentimos orgullo de nuestro Comanadante Argüelles,esos son nuestros hombres firmes y decididos que en poco tiempo hiciern más.Gloria eterna Comandante Argüelles .

  • Papirriki dijo:

    Gloria eterna a todos los combatientes internacionalistas que lucharon en Angola, en especial al Comsndante Diaz Arguelles, asegurando su independencia y la liquidación del régimen de segregación racial en Sudáfrica y la liberación de Namibia.
    Mas de dos mil combatientes cayeron en esta gesta, otros miles fueron heridos y varios cientos de miles que estuvimos allí, no olvidaremos jamás ese acontecimiento.
    Ojalá nunca tengamos que decir como el Mambí de la historia de "El Elegante" en la serie LCB II, "No soy ningún héroe, pero estuve allí".
    He visto algunos combatientes del Ejército Rebelde en total olvido y me pregunto siempre, ¿Por qué, si no eran tantos?

  • Alejandro Pazo dijo:

    Muy bonito homenaje

  • Pedru Luis González Domínguez dijo:

    Ese es un joven cubano,
    lleva en su pecho azucar de las frondosas cañas,
    en su mirada siempre un gesto solidario y sano
    y el ejemplo de Fidel en sus entrañas.

    Ese es un joven cubano,
    dice la historia que lo vió romper fronteras
    y derramar su sangre en suelos africanos
    convirtiendo las derrotas en banderas.

    Ese es un joven cubano,
    todo esfuerzo y modestia juvenil
    y lo mismo en la montaña que en el llano
    es estudio, es trabajo y es fusil.

  • Eddy dijo:

    Honor a quien honor merece, estuve en Angola y no lo pude conocer personalmente pero siempre me ha llamado la atención su figura histórica y su leyenda revolucionaria desde su lucha y sus misiones internacionalista, estoy convencido que es hora de hacer un serial,documental,película etc que sirva de material ideológico para las futuras generaciones, se lo merece.Gracias.

  • AII dijo:

    Para los combatientes de Angola de todas las etapas de aquella gesta era una leyenda. Gloria eterna a su ejemplo.

  • J@vier pch dijo:

    Muy bueno este artículo sobre el comandante Argüelles un gran hombre, ejemplo a seguir de todo el que se sienta cubano. También coincido con otros comentarios que se debía publicar más de los héroes de Angola.

  • julito dijo:

    Parece que fue ayer y ya hace 32 años que llegue a Angola a la ciudad de Luanda primero, luego Benguela y finalmente Lobito en la Sub base de Armamentos de este lejano lugar del centro sur Angolano, muchos hermanos de Remedios a mi lado, muchos amigos engólanos, que aun conservo en mi memoria y la experiencia, la experiencia de un adolescente de solo 18 años. Honor y gloria a los caídos y el agradecimiento eterno a la tierra del lento, la palanca y el funche, a mis compañeros de barraca y unidad, a la UJC que me hizo crecerme como cuadro y militante a mis viejos que ya no están y me vieron crecer en tan difíciles condiciones y a mi Cuba por darme la posibilidad de servirla.

  • Luis Fernández Hernandez dijo:

    Gran militar cubano. Coincido en que está algo olvidado. Arguelles no dudo hubiese llegado a la mismísima frontera con Namibia dirigiendo ofensiva al sur y escoltado a Polo Cintras Frías en negociaciones con sudafricanos. No puede obviarse que sobre sus hombros recayó la tarea harto difícil de echar cimientos de la MMCA y crear los centros de entrenamientos en varios puntos de la geografía angoleña, lo que implicaba tensiones y operatividad extremas atenazado el país por el enemigo y con misión específica de garantizar la declaración de independencia el 11 de noviembre. Supo cumplir y coordinar todo como primer jefe de la misión y contener al enemigo en Quinfangondo junto a otros destacados altos oficiales y hasta tomando decisiones audaces con Espinosa, moviendo hombres de Cabinda y retornandolos allí luego del combate victorioso a las puertas de Luanda. Enfrentó a sudafricanos en Benguela y no quería retirase pese a superioridad enemiga. Fue el estratega de la emboscada en Ebo, ejecutada brillantemente por Gattorno. Su imagen era emblemática con sus gafas oscuras, barbas y ak
    plegable. Emblema de un soldado extranjero diferente, no agresor ni mercenario. Jefe de tropas especiales en línea inexpugnable en Quibala. Y para mayor dramatismo su absurda muerte en terreno propio para pesar de sus hombres y Furry advirtiendo a Gattorno que el enemigo no se podía enterar de su muerte porque atacará creyendo acéfala a tropas cubanas. Coincido... Hay en vida, muerte y huella de este hombre material suficiente para Roly deleitarnos con una miniserie dinámica y trepidante sobre un gran general, héroe cubano y leyenda en Angola. Alguien que le haga llegar a Roly este sentir de muchos.

  • Fiera dijo:

    En 1969, me puso mos grados de sub tte un gran hombre, de los grandes cubano, nunca sera olbidado

  • tatiana moragues dijo:

    Tuve el honor de conocer a su hija Natacha hace unos años, cuando cumplia misión en Angola. Fue un un emotivo encuentro con las feminas de la Corporación,que recordaré toda la vida. Gloria eterna a Raúl Diaz Arguelles!

  • Mariana dijo:

    Gloria a todos los internacionalistas de Angola, mi esposo fue uno de ellos, conoció a nuestra hija mayor con cuatro meses de nacida, han pasado 35 años que regreso de su misión y aun recordamos con orgullo su valentía, mas de 30 medallas en toda su vida como militar. Esta feliz porque ahora su chequera de jubilado hasta cinco veces.

Se han publicado 44 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Andy Jorge Blanco

Andy Jorge Blanco

Periodista de Cubadebate. Licenciado en Periodismo por la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en 2020. Trabajó como redactor multimedia de Telesur (2019-2020). En twitter: @ajblancocu

Vea también