Imprimir
Inicio » Especiales, Salud  »

El testimonio desgarrador de un hijo que contagió a su madre con la COVID-19

| 218 |


En momentos en que cada vez más se necesita una mayor responsabilidad individual para evitar contagios del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, es muy necesario interiorizar el testimonio de Jorge Ramón Hernández Marrero, habitante de Guanabo que se infectó en un bar en el municipio Playa, en La Habana y contagió luego a sus padres. Él fue asintomático, pero por muchos días su madre estuvo al borde de la muerte. En una segunda publicación, le propondremos el testimonio del padre y, como cierre, el de la madre, cargado de la sabiduría ganada por haber vivido un episodio tan desgarrador y del agradecimiento a los médicos y a su país. Ahora, las vivencias de un joven sobreviviente de una experiencia que merece ser compartida, gracias por hacerlo:

“Cuando pasó La Habana a la Fase 1 de la Covid, nosotros nos pusimos de acuerdo, vaya y nos confiamos un poco, la verdad. Yo tenía desenvolvimiento en la calle y en el trabajo y eso, y no había pasado nada grave y yo sinceramente pensé que se había acabado eso del coronavirus.

Fuimos tres amigos con sus parejas al bar, el QBolá, la dirección exacta no la sé. El bar normal, una cosa normal, fuimos y compartimos, nos sentamos, nos tomamos unas cervecitas, vaya una cosa tranquila, nada del otro mundo. Cuando llegamos al bar cada cual se ubicó en su área, en su zona y se le permitían andar sin nasabuco con el grupo que nosotros habíamos ido, porque dentro del bar cada cual en su zona, en su parte, andaba sin nasobuco, ¿me entiendes? donde quiera andaba sin nasobuco en el área donde compartía con mis amistades.

El bar estaba lleno, pero cada cual en su lado, el bar estaba todo cerrado, climatizado; pero cada cual en su lado a la distancia más o menos de un metro o cuatro metros, entre mesa y mesa. Estuvimos la noche entera.

La novia del amigo mío va y se hace las pruebas y dio positivo y a través de él nos contactan a nosotros y le dicen que tenemos que irnos a chequear porque posiblemente éramos positivos a la Covid. Éramos unos cuantos, la mayoría de las personas que se relacionaban con nosotros, todos dieron positivo, gente de la zona, conocidos porque andaban con nosotros y familiares. Nos aislaron, nos llevaron al Centro de Aislamiento. De mí, salieron mis padres nada más, mi novia no cogió la Covid.

Fue algo complicado, muy complicado porque tenía un poco enredada la pincha, el trabajo, y aparte de eso la preocupación tan grande de verme separado, solo, sin nadie que me atienda, me preocupé mucho.

Cuando me llevan para el aislamiento, primero me llevan para Cojímar y cuando me llevan ahí ya me separan de mi novia, porque supuestamente ella tenía síntomas y la llevaron para otro aislamiento, yo nunca presenté síntomas; pero estaba muy preocupado por mis padres, porque me preocupaba que les fuera a pasar algo malo y al otro día es cuando me dan la noticia que se llevaron a mi mamá ya grave para el hospital. Fue un momento muy duro, porque estaba en un lugar aislado sin poder hacer nada y que sea por culpa mía y negligencia que tuve, por todo, no seguí las medidas que debían haber sido, como lo hice al principio, me preocupé mucho.

Nos pasaron para el Naval y ahí estuve, gracias a dios, con un compañero mío aquí de la zona, me dio bastante apoyo, estaba en esa situación solo. Ahí tuvimos un par de días, hasta que me trasladaron para la UCI….fue una situación que nunca había vivido, cada vez que mi madre estaba en una situación que podía perder la vida, fueron momentos para mí muy complicados, no quisiera volver a vivir eso de nuevo…mi padre me llamó en un momento y me dijo (llora)

Tuve varios momentos duros, pasé por momentos muy difíciles, sobre todo cuando me trasladaron para el Naval, porque ahí sí perdí un poco el contacto con mis padres, llevaron a mi mamá para allá, y todo estaba bien hasta ese momento; pero de repente se puso muy mal y es cuando la pasan para terapia. Ella me llama llorando y me dice: me pasaron para terapia, no sé qué. Me pongo muy triste; pero ya, le dije: tú vas a salir bien, tranquila, y pasaron los días y se fue empeorando y empeorando hasta que no podía ni hablar y para mí era complicado el momento que viví, porque me llama mi padre y me dice que a mi madre le hacía falta un milagro para salvarse, que se podía morir y en ese momento entré en shock, no sabía qué hacer. La directora del hospital donde yo estaba pensaba que iba a suceder algo, porque me paré en el balcón para tomarme un vaso de agua y rezarle a dios...y tuve mucho apoyo ahí, la gente en el hospital me ayudaron, me dijeron que iban a rogar por ella, que iba a salir bien, y que no sé qué, me apoyaron mucho.

Yo llamaba todos los días a la terapia del hospital para averiguar cómo estaba mi mamá y los doctores siempre me decían lo mismo, que estaba de gravedad; pero que estaba estable, que mantenía todos los signos vitales estables. Cada vez que llamaba me daban mucho ánimo, casi no podía hablar y para mí eran días muy largos ahí en el hospital, pensaba mucho, por negligencia, por mi falta de conciencia, ella me lo dijo, que no saliera al bar, que no fuera a ningún lado y al final le contagié el virus.

Eso le pudo haber pasado a otra persona, es algo que no tiene rostro y uno no sabe en qué momento lo coges, tal vez te cuides y te pase cuidándote, puede llegar un momento de negligencia, te bajaste el nasobuco y tuviste contacto con el que es y en ese momento te contagiaste y no valió de nada que te cuidaras, esto es algo que hay que estar arriba de él, seguir las medidas, evitar el contacto con otras personas, porque uno no sabe quién pueda tenerlo.

Para mí fue duro ese día porque ver a mi madre destrozada, llena de moretones, sin fuerzas, fue algo bien difícil para mí y me sentía con mucha culpa, porque se podía haber muerto por mi culpa; pero gracias a Dios que estuvo siempre conmigo y me dio fuerzas y me permitió que pasara por esta pesadilla sin dejar mayores secuelas. Ya después se fue mejorando poco a poco y se fue recuperando.

Ahora yo evito tener contactos con ellos, como estoy en la calle, me aislé en una zona en la casa y no tengo contacto con nadie, me cuido como debe ser, yo estoy aislado en la misma casa, tengo que evitar el menor roce.

Esto me cambió mucho la vida porque antes nosotros vivíamos muy apegados, ¿me entiendes? Siempre hemos sido una familia unida y ahora no puedo darle un beso a mi madre, un abrazo, todo el tiempo es distante para evitar cualquier cosa. No comemos juntos en la mesa, es por miedo.

Esto ha dejado en mí un recuerdo que no quisiera volver a pasarlo en mi vida, a partir de eso he tenido muchas pesadillas cuando duermo y cosas incómodas que no logro superar, ¿me entiendes? Trato de mantenerme tranquilo; pero siempre te afecta y te cae mucha inseguridad.

Quisiera regresar a la vida normal en la casa, poder estar al lado de mis padres constantemente, sentarnos a comer juntos, hacer todo lo que hacíamos en el día a día... Les aconsejo que se protejan mucho y que ojalá nunca tengan que pasar por una situación como la que yo pasé, porque es algo bien difícil”.

(Tomado de Naturaleza Secreta)

Se han publicado 218 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Reynier Barba dijo:

    Conmovedor testimonio.
    LOS jóvenes tienen gran responsabilidad con su actuar.
    No lo sufren mucho físicamente, pero como este muchacho sienten mucho cuando son fuente de contagio de sus familiares.
    Gracias a Jorge Ramón por su valentía de dejarnos conocer su triste historia.
    Palante muchacho, tus padres están recuperados, a veces tienen que pasar algo muy duro para entender algunas cosas.
    Sigue cuidandore y cuidando a tu familia.

  • Arlety dijo:

    Este testimonio me ha hecho llorar
    Cuánta valentía de el al contarlo
    Cuánta tristeza en sus palabras
    Esto es un ejemplo q una vez más debemos seguir cuidandonos
    Gracias

  • Miguel 8a dijo:

    Triste testimonio, es una lástima que ésta amarga experiencia vivida por éste joven, no sea del conocimiento de todas las personas y en especial de la inmensa mayoría de los irresponsables que hoy transitan por la vida. A pesar de lo que se ha vivido desde marzo, para acá, de lo que se ha divulgado y hemos tenido que vivir y limitarnos la vida. La concepción de la vida, no las ha cambiado la pandemia, nos está obligando a comprender a la fuerza que no somos, tan bárbaros, como pensamos y sí nos deja entrever, lo irresponsables e indisciplinado, que somos

  • Un Padre cubano dijo:

    Y buen artículo y muy malos recuerdos para este joven.
    Es muy importante que los jóvenes lean este artículo y reflexionen lo importante que es cuidarse y sobre todo hacerle caso se sus padres, que por suerte tenemos un cúmulo de conocimientos y experiencia que cuando le decimos a un hijo nuestro no vayas por aquí o por allá no es por controlarlos, es por su bien.
    Y cuando digo que sobre todo los jóvenes deben de leer este artículo, es que aún están en las calles sin necesidad alguna.
    Hemos vuelto a la normalidad, pero esto de normal no tiene nada, es que podemos salir tal vez más tiempo, pero lo que NO tenemos claro es dónde está el virus para darnos el tiro de gracia como si fuera un francotirador.
    A cuidarse.

  • ldt dijo:

    Estremecedor!!!.Te felicito por tu valor al hacer pública tu historia que para bien termino como debía ser,pero no te culpes tanto,sí te contagiastes,pero no necesariamente tiene que ser porque fuistes irresponsable.Nadie,ni el mismísimo Doctor Duran mantiene al 100%la guardia en alto todo el tiempo,y es porque somos humanos,además que a este bicho solo le das una uña y se coge el cuerpo entero.Estas historias te dicen más que mil consignas y llamados a la cordura,por qué no andar más este camino?.Muchas bendiciones para ti y para tus padres,en especial para tu mami.Se que aprendistes a que a ella no se le discute,cuando dice,no hagas esto jjjj.Yo pase por un aislamiento,trabajo en La Epoca,y aunque no fui positivo,se perfectamente la angustia que vivistes,eso hay que vivirlo para saberlo.Un abrazo hermanito.

  • Ilia dijo:

    Conmovedora historial de la vida real, gracias por compartirla. Creo que es así como se logra hacer conciencia. Esos descuidos o excesos de confianzas,también los hemos tenido mucho, pero a partir de ahora seré más responsable con el uso del nasoboco. No podemos confiar nuestras vidas a otros.

  • Alexander dijo:

    Muy dura su experiencia por esto debemos mantener la disciplina y llevar bien las medidas de proteccion , me alegro que todos se hayan recuperado y se encuentren juntos de nuevo en casa.

  • Janusz dijo:

    Es duro,cada cual escarmienta y aprende de las circunstancias con sus propias vivencias,,uno toma sus decisiones,,es verdad q en ocasiones te dan consejos,te explican como supuestamente te ira en la vida,pero hasta q uno mismo no choca de frente con esa cruda y aspera realidad no se da cuenta de q cada decision q uno toma viene aparejada con sus consecuencias buenas o malas,de ahi nace la madurez,la experiencia y la forma de encarar el futuro,,fuerza y pa'lante,,la habana pronto saldra de esto,igual q las provincias q aun faltan,,y todos festejaremos,riendonos de los malos ratos pasados y quizas algunos como tu entre risa y festejo x un momento apretaras los dientes y pensaras en lo dificil q fue sentir a un ser querido sufriendo,,,,,fuerza cuba,,slds

  • Frank dijo:

    Es muy triste la historia del muchacho. Es cierto que corrio el riesgo de contagiarse al irse para un bar pero hay que pensar tambien que el fue a un bar en un momento en el que los bares estaban abiertos para todos. No se puede ser extremista y ahora querer lincharlo porque ahi hay culpa mas para arriba al tomarse una medida que no ayudaba a nadie, al contrario. Parece que quien toma estas medidas tiene un bar porque nadie entendio en ese momento como fue que quedaron abiertos con la habana llena de casos.

    • Mas dijo:

      Y la responsabilidad individual dónde queda?, x más q hubieran venido los dueños del QBolá a buscarme a la puerta de mi casa, yo no hubiera ido
      Cómo mismo no voy ahora a ninguna playa ni piscina, x una simple razón, aún el riesgo es latente y si me he cuidado y he cuidado a mi familia x 7 meses, no me voy a arriesgar x tomarme 3 cervezas o darme un baño de playa
      Eso no me lo tiene q enseñar nadie, así q no vale escudarse en q si la fase 1 o la fase 3
      Es una pena q hayan vivido tan amargas experiencias, la vida es la mejor maestra, cobra caro pero enseña bien
      Les deseo que s recuperen bien y q pronto todos podamos regresar a nuestra cotidianidad sin miedo a enfermar o contagiar a otros

  • QUEMADENSE AUSENTE dijo:

    Sé que sobradas han sido las preguntas y los esfuerzos tanto por parte de la población como por parte de los directivos del MINSAP para esclarecer las dudas y temores con respecto a la covid-19, pero siempre quedan dudas y temores sin esclarecer y es mi caso. Soy seropositivo con terapia antiretroviral desde hace ya 8 meses, no padezco de ninguna enfermedad asociada ni padecimiento alguno q me conlleve a una complicación mayor en caso de contagiarme de la enfermedad. Sé que poder adquirirla es un hecho puesto q es una enfermedad q no perdona si no nos cuidamos y protegemos bien y créanme q ha sido esa mi
    mayor meta desde el inicio de la pandemia, pero mi Pregunta a los especialistas o mejor dicho al Doctor Duran que me gustaría q la respuesta fuera en su voz: que complicaciones y respuesta puede tener una persona como yo seropositivas con las características antes expresadas sobre mi persona si llegara a contagiarse de covid-19? Puede el solo hecho de ser seropositivo con un nivel de células CD-4 altas y una baja carga viral ser una complicación Clinica a la hora de responder a los tratamientos una vez adquirida la enfermedad?

  • Ali dijo:

    Gracias por tu testimonio. Gracias por alertarnos. Salud para toda tu familia. Qué bueno que tu historia tuvo un final feliz.

  • M. F. A dijo:

    Todo parte de un hecho: haber abierto los bares, que son cerrados, lo demás es consecuencia directa. El muchacho confió en que por algo se abrieron los bares, porque son lugares seguros si se mantienen las distancias???? nada más lejos de la verdad. lamentamos profundamente lo sucedido. El bar está en La Copa, Miramar. Pueden pasar historias dramáticas parecidas con las playas y piscinas que aunque son abiertas, estimulan la concentración de personas y el consumo de bebidas entre los jóvenes. En las casas estarán las mamás y las abuelas expuestas a la llegada de los hijos y nietos que estuvieron allí. De la conducta de ellos y dela suerte, dependerá la salud de ellas. Esta medida no tiene que ver con reactivar la economía y los servicios que tanat falta nos hace.

  • Ariadne dijo:

    Para que publican estas historias si lo primero que están pensando es en comenzar el curso escolar el 2 de noviembre. Tengo 2 hijas las dos en edad de escuela y tanto mi madre como mi abuela están en la edad de riesgo llevo 7 meses siendo la única que sale a buscar las cosas para protegerlas a las 4 en casa para que ahora todo se valla por la borda con la decicion absurda de mandar a los más inconscientes a la calle y digo inconsciente porque mi hija mayor tiene 9 años y la menor 5 que sentido tiene explicarles una y otra vez los protocolos cuando sabemos perfectamente que en esa edad no existe conciencia del peligro.

  • Jesús Garcia dijo:

    Que difícil es que este artículo lo logren ver, leer, conocer muchos jóvenes porque la desidia no los invita a leer Cubadebate. El muchacho carga su culpa pero sus padres deben cargar con la suya también, perfecto tiene edad para irse al bar, para no oír el consejo, también tiene edad para no regresar a la casa, para irse a alquilar su propio lugar donde vivir y no traer el virus a casa de sus padres, ahí es donde nos equivocamos casi todos los padres nuestros hijos tienen edad para tomar decisiones y nosotros no tomamos las que corresponden, para su suerte la mamá logro sobrevivir y me alegro mucho por ella, no obstante el debía ser juzgado penalmente por propagación de epidemias.

    • Idarmis Francisco dijo:

      Qué te pasa Jesús te volviste loco, el muchacho fue al Bar porque se permitió que abrieran los bares con las medidas requeridas, que según entendí estaban tomadas, mala decisión por parte de las autoridades, se ha dicho que los locales cerrados y con aire acondicionado son los más propicios para la transmisión y sin embargo se abrieron como ahora mismo autorizaron la apertura de cines y teatros peor aún más cantidad de personas y siu ahora voy a un cine porque lllevo 7 meses encerrada con ansias de salir y ver una buena película y alguien estornuda a mi lado contagiado asintomático y yo me contagio es mi culpa y hay que juzgarme, no me digas,piensa mejor lo escribes, te pasaste de verdad.

    • Niurka dijo:

      De verdad, juzgado por propagar epidemia me puede decir que fue lo q violó cuando fue a un bar que se abrió autorizado por el gobierno y cumplió con lo establecido , te pasaste

  • Nelson dijo:

    Afortunadamente todo salió bien. Sólo una observación:
    Orar y darle gracias a Dios fué gratis, lo demás no, costó mucho.

  • Pierre dijo:

    Saludos muy agradecido por tu testimonio y virtud de transmitir tus experiencias muy aterradoras para un joven de tu edad.
    Sería importante que jóvenes y otros grupos de personas aprecien lo importante de cumplir con las medidas sanitarias para evitar ser contagiados con el mortal virus Covid-19, que tengamos presentes lo que nos puede ocurrir si nos contactamos, que podemos perder un ser querido, con en su caso, tu mamá, un amigo, un hijo, por cometer negligencias.
    Te deseo lo mejor para ti y tu familia, adelante con tu vida, cuidate y los demás que lean tu testimonio lo hagan, para el bien de todos los cubanos, y salir adelante.
    Gracias por tu nobleza y sinceridad por tus enseñanzas, a pesar de vivir momentos muy triste para ti

  • Agapito Pérez dijo:

    Poco seso y Gracias a dios. Y los médicos? Bien, gracias. Otra vez poco seso. Dios te mandó la enfermedad y, los dioses cubanos, más conocidos como Médicos, te salvaron, a ti, y a tus padres. Ojalá y hayas madurado. Aunque no estoy seguro!

  • Manu dijo:

    Ánimo Jorgito lo q pasaste es muy duro pero dios te ayudó y te acompañó, es sólo una experiencia de la vida. Fuerzas y pa lante ahora. Un abrazo

  • Pedro Fiqueredo Sigas dijo:

    Me saco las lágrimas hermano

  • Mark nuñez dijo:

    muy lamentable, realmente no sé como se permitió la apertura de bares con la experiencias negativas de otros países por haber cometido ese mismo error antes que nosotros. En todos los paises pasó lo mismo, los jóvenes se contagiaron y complicaron a los de la tercera edad. Quién puede pensar que con alcohol alguien se acuerda de la distancia social si se sabe que con alcohol se pierde hasta la vergüenza. Esto es un caso que termina feliz pero deben haber otros cuantos con un final terrible.Yo no culpo al muchacho, eso era previsible. No se puede abrir bares ni peluquerías hasta que no esté totalmente erradicada la pandemia

  • jk dijo:

    esto demuestra que no basta la responsabilidad individual, que no está solo en manos de uno mismo la solución. la responsabilidad también es de todos y primero del propio Estado. Qué necesidad tenemos de abrir bares y playas, como una invitación al contagio? el testimoniante dice que en el bar mantuvieron la distancia entre las meses. Sí y qué? se evitó el contagio? miremos la película al revés: no fueron al bar. cuál hubiera sido el resultado? por lo pronto, este muchacho se hubiera evitado las pesadillas que confiesa que sufre. le hubiera quitado sufrimiento a sus padres, etc etc.

    • Mas dijo:

      La decisión correcta era no ir, no cabia otra
      hasta cuándo lo van a cuidar uno como si fuera un bebé y repetir todos los días el mismo disco
      A mí q me importan las fases, yo sé lo q tengo q hacer, si ni lo hago las consecuencias pueden ser fatales

  • Abel dijo:

    Gracias joven por compartirnos tu experiencia y que nos sirva a todos para meditar en las consecuencias que puede traer el tener el más mínimo descuido. Gracias equipo de Cubadebate.

  • Zenia dijo:

    Gracias Jorge por este testimonio que nos has brindado, debe haber sido muy dificil para tí rememorar esos terribles momentos, que felizmente tuvieron un buen final, Tengo un hijo adolescente al que le puede servir de mucho tu triste experiencia, a él y a todos nuestros jóvenes, que vean que solo con disciplina podremos vencer a este Virus.

  • Paloma dijo:

    Qué fuerte x lo q ha pasado esa familia, x suerte lograron regresar todos a casa.
    Es bueno q divulguen estos testimonios a ver si la gente acaba de entender q esto es mortal y puede cambiarle la vida a cualquiera

  • Michel dijo:

    Me alegra que sea una historia con final feliz. El trabajo del estado es muy importante y complicado. Ya que es ue también decide que locales se habrán y que locales se cierra. Ambas decisiones tienen un costo social. En fin tema polémico. Como este de las playas y más piscinas ahora

  • PP dijo:

    “Cuando pasó La Habana a la Fase 1 de la Covid, nosotros nos pusimos de acuerdo, vaya y nos confiamos un poco, la verdad. Yo tenía desenvolvimiento en la calle y en el trabajo y eso, y no había pasado nada grave y yo sinceramente pensé que se había acabado eso del coronavirus."
    ¿Ven? Eso debe estar pasando ya de nuevo con la apertura anticipada de la capital. Muchos piensan que ya terminó el peligro y harán lo que hizo este joven: confiarse, ir a una piscina, a un bar, a un restaurante, a una fiesta... y comenzará de nuevo la pesadilla.

  • Keyla dijo:

    Nadie piensa en sus padres solo en su diversión muchos ya mataron a sus familias y ahora se lamentan jóvenes cuídense es d voy da o muerte ya no solo d salud

  • Jiset dijo:

    Desgarradora historia. Me ha hecho saltar las lágrimas. No soy tan joven, ya tengo 42 años y un hijo de 20 y otro de 9 pero mi miedo ha sido siempre que alguno podamos contagiar a los mayores de la familia. Mi abuela, mis suegros y mis padres que se han quedado varados fuera del país son mi mayor preocupación y siempre me digo q no
    se cómo podría aguantar ser la responsable de q alguno se enfermera y ni pensar en gravedad y muerte. Es definitivamente una enfermedad sin rostro y que no sólo depende de la responsabilidad y el cuidado aunque sea lo único q podamos hacer por ahora. Fuerza

  • Nene dijo:

    Es una historia bien triste que como bien el dice ajala y nadie tenga que pasar por eso, pero ahi esta el resultado de la medicina cubana por lo que debemos mantener todas las medidas higienico sanitaria y cumplir con la misma y de esta forma evitariamos la propagacion del virus y los gastos por los que el pais ha incurrido que es bastante elevado.

  • Carol dijo:

    Gracias a Jorge Ramón Hernández por dar la entrevista y permitir que la publiquen.Gracias a Naturaleza secreta y a Cubadebate.Estas historias son las que más pueden lograr un cambio de actitudes en aquellos que aun están confiados.
    Gracias

Se han publicado 218 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también