Eusebio Leal: Es necesario un pacto para la ciudad

“La Habana Vieja que empecé a caminar se convirtió en mi mundo y aquel palacio en mi casa (...) Yo no caminé sobre las espaldas de Emilio Roig; él siempre ha estado delante de mí. Sus pasos guían los míos. Hoy, cuando la Oficina del Historiador desarrolla la obra de restauración, algunos, a veces sutilmente, tratan de separar la obra de la Oficina".