- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Ranking de las consolas más influyentes y de mayor impacto en medio siglo de videojuegos

Una familia juega Atari 2600 Video Computer System, en 1978. Foto: Interfoto / Alamy.

En el umbral de una nueva generación de consolas con el PlayStation 5 y la Xbox Series X, The Guardian publica un ranking de las más influyentes y que mayor impacto han tenido en medio siglo de videojuegos.

25. 3DO (1993)

La segunda consola de 32 bits luego de FM Towns Marty, la 3DO estuvo disponible a través de un modelo de negocios único: la compañía 3DO (formada por Trip Hawkins, fundador de Electronic Arts founder) licenció sus especificaciones técnicas a fabricantes externos como Sanyo y Panasonic, que produjeron sus propias versiones.

Desafortunadamente, este enfoque hizo que el hardware se hiciera extremadamente caro (699 dólares a su lanzamiento, equivalentes a 1 267 dólares o 990 libras actuales) en comparación con consolas rivales que pudieron ser vendidas con algunas pérdidas por sus fabricantes. Había títulos excelentes, incluyendo el Need For Speed original y Return Fire, de estrategia y disparos (acción), pero el PlayStation los dejó atrás

24. Atari Jaguar (1993)

La consola definitiva de la veterana compañía presumía de una enrevesada y poderosa arquitectura basada en dos chipsets (llamados Tom y Jerry) y un procesador Motorola 68000. Algunos afirman que era difícil codificarlo, le faltaba un catálogo un amplio catálogo de juegos y, por un precio de 249 dólares, era también muy caro. Ahora mejor conocido por el trío de excelentes videojuegos de acción Tempest 2000, Doom y Alien vs Predator, sigue siendo una rareza técnica interesante.

23. Sega Master System (1985)

En los inicios de los ochenta, Sega hizo varios intentos de transferir su experiencia en arcade al mercado doméstico de consolas. El Master System fue el más exitoso. Más poderoso y con una paleta de colores más completa que la del Nintendo Entertainment System (NES), la consola de 8 bits traía transformaciones arcade decentes, pero es mejor recordada por sus plataformas con desplazamiento (scrolling), incluyendo Alex Kidd en Miracle World, Wonder Boy, Phsyco Fox y una hábil versión reducida de Sonic the Hedgehog.

22. Intellivision (1979)

Intellivision. Foto: National Football Museum.

Con su chasis de colores marrón y dorado, revestimiento con efecto madera y mandos retrofuturistas, Intellevision de Mattel gritaba “¡Son los setenta!” desde cualquier perspectiva. Pero, desarrollado un año después del Atari VCS, era una consola mucho más sofisticada gracias a un procesador central de 16 bits y una generosa paleta de 16 colores. Famoso por su uso pionero de títulos deportivos bajo licencia y sus convincentes puertos arcade Burger Time, Donkey Kong Jr, Bump N Jump …), había también títulos originales interesantes como el raro simulador de sala de operaciones Microsurgeon y B-17 Bomber, que incluyó un sintetizador de voz para efectos hablados “realistas”.

21. PC Engine (1987)

En los ochenta, la mayoría de las consolas parecían juguetes. PC Engine, con su chasis blanco futurista y agradables minicartuchos (o HuCards), parecía algo salido de Akira. Diseñada por el gigante de la electrónica NEC y el desarrollador de juegos Hudson Soft, la consola contenía chips gráficos de 16 bits gemelos que proporcionaban una singular calidad estética a conversiones arcade como R-Type, Splatterhouse y Ninja Spirit. Presentado más tarde en Estados Unidos como el Turbografx-16, es un genuino clásico de culto.

20. Sega Saturn (1994)

Llegado a las tiendas japoneses dos semanas antes que PlayStation, la consola de 32 bits de Sega sería definida por su fallida rivalidad con Sony. Su arquitectura interna fragmentada estaba construida en torno a la innovadora tecnología de consola arcade de Sega. Los estudios Sega triunfaron con Fighter, Nights into Dreams y Sega Rally, y su profusión de impresionantes juegos 2D de disparos y lucha entusiasmó a los jugadores expertos.

El difunto Ralph Baer en una imagen de 2009, con su prototipo de 1960 de la primera consola de juegos. Foto: Jens Wolf/ dpa/ AP.

19. ColecoVision (1982)

Con un procesador Z80 tres veces más poderoso que el Atari VCS y unos inmensos 16 Kb de RAM de video, ColecoVision fue un significativo salto tecnológico, al permitir una fluida animación y visuales coloridos. Entre sus 125 juegos había títulos originales interesantes como la aventura de scrolling Tarzan y Fortune Builder, un temprano antecesor de SimCity. Módulos de expansión posteriores permitieron a los propietarios correr cartuchos de Atari y usar un mando en forma de timón. La consola es mejor conocida por excelentes conversiones de arcade como Gorf, Zaxxon y Donkey Kong. Nintendo estaba tan impresionado, que su jefe de Investigación y Desarrollo, Masayuki Uemura, usó el ColecoVision como inspiración para el NES.

18. Magnavox Odyssey (1972)

La primera consola de juegos de la historia fue desarrollada por el ingeniero Ralph Baer mientras trabajaba para el contratista de defensa Sanders Associates, bajo el atractivo nombre en clave Brown Box. Consistía en una caja de colores blanco y marrón con 40 transistores y 40 diodos, con cables conectando a una TV y a dos mandos en forma de bloques. Los juegos, básicamente variantes de Pong, no tenían sonido y el color se lograba colocando cubiertas plásticas en la pantalla. Sin embargo, ahí nació el concepto de interactuar con gráficos en tu aparato de televisión.

17. SNK Neo Geo (1990)

Como Sega, SNK fue un gigante de arcade de los ochenta con el deseo de penetrar el mercado doméstico de consolas, pero su enfoque era mucho más ambicioso. SNK buscaba construir una consola usando exactamente la misma tecnología que en sus éxitos de máquinas arcade. El resultado fueron asombrosas versiones domésticas de Fatal Fury, Art of Fighting y The King of Fighters. El único “pero” es que el sistema Neo Geo costaba tres veces más que sus competidores y los cartuchos de juegos de 330 MB costaban hasta 200 dólares por unidad. No extraña que se le conociera como el Rolls-Royce de las consolas de juego.

16. Atari VCS/2600 (1977)

Por un tiempo, a finales de los setenta, Atari fue sinónimo de videojuegos. Luego del éxito de su consola doméstica Pong en 1975, los diseñadores de la compañía pasaron un año construyendo un sistema basado en microprocesadores que podía correr juegos con base en cartuchos ROM. Durante la Navidad de 1977 llegaron a las tiendas de Estados Unidos 400 000 consolas y se vendieron casi instantáneamente. La apariencia del aparato, con su carcasa negra y panel frontal de madera, y su joystick simple con ocho direcciones, sentaron el comportamiento estético de la industria, mientras que sus juegos, con sus cajas bellamente decoradas, fueron clásicos del diseño tanto en forma como en funciones. Penetrando la cultura popular por vía de películas tan diversas como Airplane (¿Dónde está el piloto?) y Blade Runner, Atari fue más que una consola, e incluso sus fracasos, especialmente el juego ET inspirado en el filme de Steven Spielberg, se convirtieron en materia de leyenda.

15. Nintendo GameCube (2001)

Además del poderoso diseño y la potencia técnica de PS2 y Xbox, con su conectividad de internet y soporte en DVD (el Xbox vía un extra), el GameCube lucía como un bloque Lego gigante con un mango y su procesador IMB PowerPC estaba seriamente limitado en poder en comparación con la máquina de Microsoft. Pero Nintendo quería una consola divertida, con mucho carácter, que fuera barata y fácil de desarrollar. Eso fue lo que obtuvimos. Y más, Metroid Prime, Legend of Zelda: Wind Waker, Resident Evil 4 y Super Mario Sunshine compitieron con cualquier oferta de otras consolas.

14. PlayStation 3 (2006)

Asediado por dificultades y demoras relacionadas con su ambicioso procesador Cell y la inclusión de una unidad de Blu-ray, el PS3 fue un proyecto intimidante desde el principio. Su servicio multiplayer en línea era generosamente de suscripción libre pero inferior a la oferta de Xbox 360 y los desarrolladores encontraron difícil trabajar con la serie de múltiples SPUs. Y, sin embargo, es aquí donde floreció una nueva forma de rica experiencia cinemática de juego: Uncharted 2, God of War III, Demon’s Souls, Heavy Rain y Journey apuntaron a un futuro de narrativa retadora, imaginativa, dentro de mundos diversos y ricos en los que sumergirse. Sus lecciones aún están siendo enseñadas y aprendidas.

13. Nintendo 64 (1996)

Desarrollado en conjunción con el especialista en supercomputadoras Silicon Graphics Inc y originalmente bautizado con el nombre en código de Project Reality, el N64 fue un contradictorio paso hacia atrás con cartuchos en lugar de los más extendidos CD-ROM, pero innovador en su uso de un joystick analógico para permitir movimiento 3D preciso. Esto, por supuesto, llevó a Super Mario 64, el juego que definió la era, pero la consola tuvo otros muchos clásicos, incluyendo GoldenEye, Banjo-Kazooie, Wave Race 64 y Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Foto: SNK.

12. Xbox One (2013)

Construida más como una agradable caja de PC que una consola tradicional, la Xbox One incluye procesadores multicore AMD, compatibilidad con HDR (y video 4k), almacenamiento en la nube, game streaming y una buena cantidad de opciones multimedia. Y cuando la máquina estaba comenzando a envejecer, sus iteraciones S y X llegaron para impulsar sus bondades. Junto con hermosas versiones de los éxitos multiplataforma Witcher 3, Assassin’s Creed Origins y Fallout 4, también nos ha traído Forza Horizon 4, Sea of Thieves, Halo 5 y Ori and the Blind Forest. Vanguardista, en muchos sentidos.

11. Xbox (2001)

Con un avance ofrecido por el propio Bill Gates en la 2000 Game Developers’ Conference, Xbox fue concebida por el equipo detrás de Direct X (el middleware de Microsoft para desarrolladores de juegos de PC) como un caballo Troya para colocar los productos de la compañía al frente. De esos cimientos casi orwelianos salió una robusta, poderosa y excitante consola, su catálogo de más de 600 juegos que incluía en Halo uno de los más grandes disparadores de consola en primera persona, así como el rudo peleador Ninja Gaiden, la aventura surrealista Psychonauts y la épica Star Wars: Knights of the Old Republic. Desde el inicio, Xbox entendió la creciente importancia del juego en línea, con su puerto Ethernet integrado y la robusta infraestructura Xbox Live. La más significativa consola de diseño estadounidense desde Atari VCS.

10. Nintendo Wii (2006)

Muchos expertos de la industria de juegos vieron las especificaciones técnicas de Wii en 2005 y lo dieron por perdido como “dos GameCubes vendados juntos”. Lo que no habían notado era el mando joypad único, que empleaba controles de movimiento dando acceso libre de barreras a juegos simples y perfectamente diseñados como Wii Sports, Wii Play y Wii Fit. De pronto, la familia completa podía jugar junta, desde los más jóvenes a los mayores, y como resultado, Nintendo vendió más de 100 millones de unidades. Una victoria del diseño utilitario sobre la obsesión tecnológica.

9. Sega Dreamcast (1998)

Con sus modernos y muy innovadores mandos integrados (completa con sus tarjetas de memoria extraíbles duplicándose como máquina de juego portátiles), Dreamcast era una pieza de hardware visionaria, apoyada en los asombrosamente creativos equipos de desarrollo de Sega. La consola ofrecía una serie de juegos característicos (Jet Set Radio, Shenmue, Seaman, Rez, Phantasy Star Online) que estrenaron nuevos géneros o revolucionaron totalmente los viejos. Pero la falta de soporte por parte de los desarrolladores occidentales y el poder de PS2 hicieron que su vida fuera tan corta como tan bella.

8. Nintendo Switch (2017)

La continuación del interesante pero defectuoso Wii U replicó el enfoque de dos pantallas de esa consola, pero hizo su display HD integrado verdaderamente portátil, añadiendo dos controles sensibles al movimiento a la mezcla. Switch es una consola doméstica magníficamente flexible, cambiando sin interrupción el multiplayer local entre la sala de estar y el mundo, de cierta forma combinando el genio de Wii y de Game Boy. Sus mejores juegos (Legend of Zelda: Breath of the Wild, Animal Crossing: New Horizons, Super Mario Odyssey, Mario Kart 8 Deluxe, Super Mario Maker) aprovechan perfectamente las encantadoras peculiaridades de esta consola.

GameCube en 2001. Foto: Yoshikazu Tsuno/ EPA.

7. PlayStation (1994)

Hacia 1993, Sony no había logrado entrar a la industria de consolas a través de colaboraciones con Sega y Nintendo, así que el genio de hardware de la compañía, Ken Kutaragi, pensó “¡al diablo!, hagamos nuestra propia máquina. Diseñó una arquitectura que era poderosa pero fácil de desarrollar y centrada en llevar formas 3D por la pantalla tan eficientemente como fuera posible. Sony resolvió su falta de experiencia en desarrollo comprando el desarrollador de videojuegos británico Psygnosis y formando un trato exclusivo con el veterano japonés de arcade Namco. La consola resultante reinó en los años noventa, entusiasmando a los veinteañeros con tiempo libre con títulos como Tekken, Gran Turismo y Tony Hawk’s Pro Skater. Esta consola lo cambió todo.

6. Famicom/Nintendo Entertainment System (1983)

Es un hecho frecuentemente repetido, pero que siempre vale la pena recordar: a lo largo de los ochenta, en Estados Unidos no se jugaban “videojuegos”, se jugaba Nintendo. La marca se convirtió de tal manera en sinónimo de la actividad, que se hizo genérica. Esto se redujo a NES, una entrada anticuada y en forma de caja en el mercado de consolas, que llegó con curiosos joypads pequeños y planos (altamente inspirados por los dispositivos portátiles del exitoso Game & Watch de Nintendo) y cartuchos macizos. ¡Pero los juegos! (Super Mario Bros, Legend of Zelda, Contra, Mega Man, Final Fantasy, Excitebike…). Ahí fue donde el genio del diseño de Nintendo (y específicamente el de Shigeru Miyamoto) floreció originalmente y donde aprendimos la máxima de la compañía, que la vieja tecnología, bien usada, podía ser reformulada y generar cosas sorprendentes.

5. PlayStation 4 (2013)

Basado en tecnología similar a la de Xbox One y lanzado casi simultáneamente, el PS4 mostró a Sony concentrándose en juegos más que en funcionalidad multimedia, ganando la guerra de relaciones públicas contra Microsoft. Con su excelente mando, su muy mejorada infraestructura en línea, su estabilidad para compartir y funciones de streaming, es un sistema innovador. Uncharted 4, Horizon Zero Dawn, Marvel’s Spider-Man, God of War, Bloodborne, Death Stranding son juegos que empujan las posibilidades de los videojuegos como un medio de narrativa visual.

4. Sega Mega Drive (1988)

Construyendo una arquitectura capaz de convertir con exactitud éxitos de arcade como Golden Axe, Strider y Altered Beast y dirigirlos al mercado de los adolescentes, Sega hizo que Nintendo luciera desafasado y pasado de moda. Esta actitud fue amplificada en 1991 con el arribo de Sonic the Hedgehog, un tipo de pelos puntiagudos, obsesionado con la velocidad, perfectamente en sintonía con la cultura MTV de los tempranos noventa. Mega Drive llegaría a vender 35 millones de unidades e incluir un amplio rango de experiencias desde aventuras románticas de roles hasta simulaciones militares en tiempo real. No temía ser raro y ruidoso y rudo, y muchos se identificaron con ello. En el proceso, para bien o para mal, inventó la idea completa del juego en consola como un estilo de video, una identidad.

3. Xbox 360 (2005)

La primera consola de la era de la banda ancha, Xbox 360 puso la funcionalidad multiplayer en línea en el centro de su oferta desde los mismos inicios. Innovaciones como Achievements y Gamer Score convirtieron la base de usuarios global en una vasta comunidad competitiva, fuera Call of Duty 4: Modern Warfare, Halo 3 o Forza Horizon el campo de batalla. Se podría decir que fue también la primera máquina que tuvo versiones superiores de aventuras épicas como Mass Effect 2, Elder Scrolls V, Bioshock y Read Dead Redemption, marcando el inicio de nuestra moderna era de madurez narrativa del diseño de juegos.

2. PlayStation 2 (2000)

Sony presenta PlayStation 2. Foto: Yoshikazu Tsuno/ EPA.

Es difícil ganar la guerra de las consolas durante dos generaciones consecutivas. PlayStation 2 no solo igualó el éxito de of PlayStation, sino que se convirtió en la consola más vendida de todos los tiempos, alcanzando los 155 millones de unidades. Su dominio total, su poder técnico y su entorno de desarrollo familiar permitieron a estudios de videojuegos en todo el mundo ser extraordinariamente creativos. Esta fue la edad dorada en la que aparecieron éxitos establecidos como Grand Theft Auto, Metal Gear Solid, Gran Turismo, Pro Evo Soccer, Burnout y Ratchet & Clank, pero también tesoros peculiares como Katamari Damacy, Ico y Okami, y a través de Guitar Hero y Singstar se convirtió también en plataforma de entretenimiento para toda una generación. Aquí fue donde creativos de la TV, el cine y la música despertaron y se percataron de que los juegos son el futuro, “ah, sí, mejor nos metemos en esto”. Y entonces todo lo hicieron.

1. Super Famicom/Super Nintendo Entertainment System (1990)

La influencia duradera del SNES se debió a los juegos. Foto: SNES

Días completos frente a Street Fighter 2, el cuarto lleno de amigos, la mesita cargada de tentempiés y latas de Coca. Trasnochadores en Legend of Zelda: a Link to the Past, Super Metroid y Secret of Mana. Compartiendo Yoshi’s Island y Harvest Moon con tu hermana menor. Estallando a través de las series de Super Star Wars. Descubriendo Donkey Kong Country. Millones de nosotros tenemos memorias así. La SNES llegó a una industria ya cambiada por Mega Drive, pero Nintendo se quedó afincado en lo que ya sabía: tecnología sólida y sorprendente, creatividad fecunda. La consola producía visuales coloridos y bellos y exuberantes sonidos, y tenía la flexibilidad de permitir cartuchos mejorados más tarde en su ciclo de vida. Pero, realmente, la influencia más duradera fueron los juegos, más de 1 700.

(Tomado de The Guardian / Traducción Cubadebate)