Mario Kindelán: “Creo en Fidel como otros creen en Cristo” (+ Video)

“Para lograr títulos olímpicos y mundiales entrené salvajemente. Puedes tener talento, pero si no te preparas es imposible. En la finca del Wajay, en La Habana, existía un artefacto de hierro, un simulador de combate. La mayoría apenas lo utilizaba. Varias veces acabé con la boca rota. Al final logré una maestría tremenda”.