Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Treinta febreros de Amor para una Colmena (+ Fotos y Videos)

| 1380 |

La Colmenita al finalizar una reciente actuación en el teatro Sauto de Matanzas. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Si de niños, magia y amor se trata, a mi mente llegan - como en ráfaga-, diferentes imágenes en tonos amarillos y negros, con alas y antenitas en constante movimiento. Con una banda sonora de sonrisas y corazones latiendo al compás del Bien. Con rostros pequeñitos y otros no tanto. Traviesos, juguetones y cariñosos, porque como dijera sabiamente el Apóstol “son los que saben querer, son la esperanza del mundo”.

Y en este planeta tan convulso en que vivimos La Colmenita es un rayito de luz que se va abriendo paso entre las nubes más oscuras; que salva y que sana, que impulsa, que forma y completa.

La Colmenita no es una escuela, pero enseña. No es un hospital, pero cura. No es un parque, pero divierte. No es una casa, pero la habitas. Tiene la virtud de ser una y a la vez muchas otras cosas. Y viene con un complemento añadido: las personas maravillosas que la conforman.

Es una inmensa obra de amor.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Un poco de historia

El 14 de febrero de 1990 surgió un pequeño grupo de teatro compuesto por niños y jóvenes, bajo la dirección de Carlos Alberto “Tin” Cremata y su mamá, Iraida Malberti; que hasta 1993 se mantuvo estrenando obras del Teatro Cubano y el Siglo de Oro Español.

En 1994, un pequeño cambio marcaría el destino del grupo para siempre; estrenaron en el Karl Marx, una versión del clásico Meñique interpretada solo por niñas y niños. Ese sería el inicio de lo que, al paso de los años se ha convertido en La Colmenita, Compañía Infantil de Teatro de los Niños de Cuba.

La idea de Cremata fue sumando abejitas y zánganos. Cuando ya eran tantos los que iban hasta el panal fundador, Tin le pidió a Jaime Fort (el guionista de buena parte de los programas de Vivir del Cuento) que abriera un Taller anexo por Alamar, y después se abrió otro en Plaza, y así en otros municipios de La Habana. Por eso hoy en la Colmenita actúan niños del Vedado, pero también de San Miguel, La Lisa, el Cotorro y casi todos los lugares de la capital.

Tiempo después el sueño se multiplicó y se abrieron Colmenitas en casi todas las provincias de Cuba. De algunas vinieron a enterarse cuando visitaron ese territorio y Tin y sus compañeros quedaban maravillados de la calidad de aquellos proyectos.

La Colmenita en la cima del Turquino. Foto: Cortesía de La Colmenita

Una gran familia

Eso es La Colmenita. Así la forjaron sus fundadores. Así la han sostenido generaciones de maestros, instructores, productores y técnicos. Así la han vivido generaciones de niños.

Algunos que llegaron siendo pequeñines con ganas de fantasear desde el teatro y la música, hoy son parte de la compañía como maestros. Algunos encontraron el amor en aquellos predios. Otros ya tienen a sus hijos criándose en La Colmenita.

Allí todos hacen de todo. Como los mosqueteros actúan: todos para uno, uno para todos. Jaime Fort lo cuenta con gracia en este testimonio:

Soy Fundador de La Colmenita y durante muchos años tuve un pequeño problema, que no por pequeño dejaba de ser inquietante. Cada vez que debía rellenar alguna de las muchas planillas que los cubanos tenemos que cumplimentar a lo largo de nuestras vidas; y me topaba con la pregunta “profesión” ahí mismo me entraba una indecisión muy grande. Yo, como trabajaba en La Colmenita, lo mismo hacía de actor, que de profesor, que de técnico de sonido, utilero, tramoyista, atrezo, auxiliar de iluminación, escritor de guiones, ayudante de vestuario, repartidor de merienda, electricista, y algunas veces, hacía hasta la dirección general y puesta en escena de algún espectáculo. También desarrollaba en la Colmenita otras actividades relacionadas con el teatro, pero de forma más indirecta, como: desmontador de ascensores, ayudante de mecánico de guagua, chapistería y pintura, traductor e intérprete, cuidador de niños, estibador, espantador de ranas o relaciones públicas. Pero la casilla de “profesión” era un solo cuadrito y yo nunca supe qué diablos poner. En realidad, podría haber escrito una sola palabra; una palabra que lo resumía todo, pero estoy seguro que el burócrata de turno no iba a entender nada si ponía ahí, “Profesión”: COLMENERO…

La Colmenita celebró los 25 años de la primera puesta en escena de su versión de La Cucarachita Martina. Foto: Daylén Vega/ Cubadebate

Del Teatro Nacional a La Bajada

Siempre agradece Cremata a la Juventud, los Pioneros y a Nisia Agüero por haber creído en la valía del proyecto, cuando apenas nacía. El Teatro Nacional, que dirigió Nisia le abrió las puertas hace 25 años para aquella producción de "La Cucarachita Martina", a la que ahora le han celebrado sus bodas de plata.

Después han paseado por los mejores teatros de Cuba maravillosas versiones de obras como “Sueño de una noche de Verano”, “La Cenicienta… según Los Beatles”, “Los Cuentos Cubanos de Andersen”, “Alicia en el país de las Maravillas”, “Y sin embargo, se mueve”, “Fábula de un país de cera”, “Ajiaco de Sueños”, “Elpidio Valdés y los Van Van”, “Abracadabra”, “Pedro y el Lobo”, “Meñique”, “Bululú y Medio”, “Los Balcones de Madrid”, “El gato con Botas”, “Ricitos, los Tres Ositos… y la Década Prodigiosa”, “Blancanieves y los siete enanitos”, “Las aventuras de Pinocho”, “El Concertazzo de La Colmenita”, “Travesía Mágica”…

Junto a la magia que le ponen los niños a esas obras, en sus elencos han participado integrantes de lujo como Silvio Rodríguez, Juan Formell y Los Van Van, Omara Portuondo, Compay Segundo, Eliades Ochoa, Adalberto Álvarez y su son, Alexander Abreu, la Orquesta Aragón, Virulo, Teresita Fernández, Buena Fe, Liuba María Hevia, Issac Delgado, Pancho Amat, Beatriz Márquez, Vocal Sampling, Los Papines, Oscar Valdés, Enrique Plá, Ernán López Nusa, Julito Padrón, Orlando Valle “Maraca”, Rolando Luna, David Álvarez, Moncada, y María de los Ángeles Santana, entre muchos otras joyas de la cultura nacional.

Hola, soy Omara Portuondo, quiero enviarle un beso muy grande a Tin y a todos los colmeneros en este cumpleaños. Gracias por invitarme a cada rato a compartir sus aventuras y muchas gracias por lo que hacen por nuestra Cultura. Yo también me siento parte de esa familia, como una abejita más, endulzando el alma de Cuba. ¡Felicidades Colmenita!

Pero las abejitas no están hechas para encerrarse sólo en los teatros; han salido a repartir sus mieles por decenas de lugares de toda Cuba. Han realizado decenas de Giras Nacionales por las zonas más intrincadas o las llamadas Áreas de Silencio, por aquellas que han sido afectadas por desastres naturales o por las comunidades rurales del Plan Turquino-Manatí.

En escenarios improvisados al aire libre, a veces al amparo de las luces del ómnibus que los traslada, en ocasiones actuando para sólo una decena de niños (que eran todos los niños de esa comunidad), La Colmenita ha dejado sus huellas en Maisí y La Bajada, en Moa y Guaracabulla;  llevando un mensaje de aliento y con la premisa de que tener talento es tener buen corazón.

Junto al Movimiento de Payasos Terapéuticos han promovido también una labor de hermoso alcance humano por los Hospitales Oncológico y Pediátrico de La Habana, que ya se extiende por todo el país.

En 1998 La Colmenita se integró al Ministerio de Cultura de Cuba como un proyecto oficial del Consejo de Artes Escénicas, y en 2006 fue nombrada Centro de Promoción de Salud, por el Ministerio de Salud Pública cubano.

Con Cristina Fernández en la Casa Rosada, Argentina. Foto: Cortesía de La Colmenita

Libando por el mundo

El paradigmático modelo pedagógico y teatral que La Colmenita ha desarrollado en estos treinta años ya es reconocido en diversos continentes.

Más de 25 países de Asia, Europa y América, han disfrutado de las actuaciones de la compañía cubana. Hasta a los propios Estados Unidos, pese al bloqueo, llegó el mensaje de paz y amor de Cremata y sus pequeñines.

Y en no pocos lugares por donde han pasado han dejado sembrada la semilla. Así han surgido Colmenitas en España (Sevilla, Cantabria y Tenerife), México (Querétaro, Chiapas y San Luis Potosí), Panamá, Nicaragua, República Dominicana, Colombia (San Cristóbal, Bogotá), Canadá (Winnipeg), seis en Argentina (Buenos Aires), 50 en los diferentes estados de Venezuela y 31 en todos los departamentos del Salvador. Cada una con una membresía de entre 50 y 100 niños.

La Colmenita fue el primer grupo teatral del mundo en ser proclamado Embajadores de Buena Voluntad del Fondo de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Yalcin Baykul (Turquía) – Yo sueño con que haya muchas más Colmenitas alrededor del mundo… y más, sueño que el mundo todo – sea una gran Colmenita.

La ColmenaTV. Foto: Cortesía de La Colmenita

Teatro, Cine, Música y TV

La Colmenita ha realizado coproducciones exitosas con Bread and Puppet Theater (EE.UU.), Odin Theatre (Dinamarca), Deep Mountain (EE.UU.), People´s Little Theater (Bangladesh), Les Mordus du Théatre (Bélgica), Corporación Cantoalegre (Colombia), Big Band Ribe (Dinamarca), CoopFilarmónica de Bogotá y un largo etcétera.

Pero La Colmenita en su quehacer ha trascendido la puesta en escena teatral, produciendo tres largometrajes con y para niños: “¡Viva Cuba!”, “Habanastation”, “Y sin embargo…”; los tres con gran acogida por el público y multipremiados internacionalmente.

Asimismo, obtuvo el Premio Especial Extraordinario del Festival CUBADISCO 2014 con el DVD “Siempre habrá Van Van” y Premio Especial del CUBADISCO 2017 con los DVD “Pedro y el Lobo” y “¡Feliz Cumpleaños Fidel!”. Su disco “Añejo Jardín”, producido por la EGREM, fue nominado a los Premios Grammy Latinos en el 2017.

En 2017, 2018 y 2019, el grupo teatral produjo y protagonizó “La Colmena TV”, un programa de televisión que se ganó un espacio de preferencia en los hogares de Cuba.

Desde 2005 La Colmenita tiene su propio coliseo, en la Sala de Teatro de la Orden Tercera del Convento de San Francisco de Asís, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad, en La Habana Vieja.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Sólo el Amor salva

La Colmenita siempre ha gozado del gusto popular. La simpatía y el aprecio hacia el grupo y sus integrantes, es una constante en el corazón de los cubanos. Los teatros se llenan cuando actúan. En las provincias los esperan con entrañable cariño y deferencia.

Quizá nunca Tin imaginó que aquellas tardes en que su padre (*) inventaba obras de teatro y los ponía a actuar a él y sus hermanos serían el embrión de este hermoso proyecto de amor por los niños que trasciende a sus hacedores y que enaltece a Cuba.

Bien lo ha dicho Eusebio Leal:

Eusebio Leal. Foto: Archivo.

Siempre creí y creo que Tin, como le llamamos cariñosamente a Cremata, es un discípulo puro de Luz y Caballero; quiere decir, el Teatro es para ellos el vehículo para formar y para educar el alma de esos niños y prepararlos para la vida.

De esa manera, a través del Arte, logran lo incocebible, lo inimaginable, que criaturas de este tamaño, no ya hagan algo, porque los hacen meditar, los hacen pensar, sino que actúen concertadamente para crear una maravilla como es la obra de La Colmenita.

Esa Colmenita ha trascendido y hoy forma parte de un legado generacional; hoy hay muchos niños, que son adolescentes y que son jóvenes y que se formaron al calor de Tin y de sus colaboradores, un maestro de generaciones, alguien que se ha entregado por completo, con amor, alguien que fue muy herido y que sin embargo convirtió la herida en Amor, eso es lo más importante, lo convirtió en una voluntad creativa, en una voluntad salvadora. Él me ha hecho a mí creer firmemente, en lo que una vez dije: "Solo el Amor, salva".

Se cierra el telón. Todos se reúnen con las manos apretadas en el círculo como tras cada función. Un nuevo bien se ha hecho. La Colmenita comienza a mirar hacia los próximos treinta años.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

(*) El padre de Carlos Alberto Cremata es una de las 73 víctimas de abominable sabotaje contra un avión de Cubana en Barbados en 1976. Su madre, Iraida Malberti, fue una de las más importantes creadoras de teatro y televisión para niños en Cuba.

El llamado de Tin a los Colmeneros

Carlos Alberto Cremata, director de La Colmenita en un ensayo. Foto: Bill Hackwell / Archivo de Cubadebate

Treinta años cumple hoy la Colmenita de Cuba, que tuvo la suerte de nacer un día de los enamorados, cuando recién comenzaba el período especial (14 de febrero de 1990).

Catorce jóvenes, que enseguida fueron veinte y ocho, y que estuvimos del 90 al 98 sin recibir salario, unidos solo por el placer de estar juntos compartiendo aventuras de Teatro Musical por toda Cuba

Invito a todos los colmeneros de antes y de ahora, los cientos de niños que hoy tienen 40, 30 y 20 años y que andan dispersos por todo el mundo, sus familiares, los miembros de las Colmenitas nacionales e internacionales, amigos y público en general - a que escriban sus recuerdos, anécdotas, impresiones, vivencias, opiniones, dudas – y las envíen a esta especie de foro que puede tornarse para nosotros Cubadebate, y así atesorar una suerte de almacén virtual de nuestra treintañera y melífera historia de vida… que además publicará este sitio - para todos los que a él acudan de Cuba y de todo el mundo. 

¡Cuántos recuerdos!... en primer lugar mi Papá (Carlos Alberto Cremata Trujillo), que siempre he dicho - ha sido el verdadero director de nuestra Colmenita desde muuucho antes de fundarse… mi Mamá (Iraida Malberti Cabrera) eterna Abeja Reina y la siempre respuesta a las más difíciles preguntas del Arte y la Vida… La fuente originaria y pretexto para fundar - mi primogénita Camila, que hoy ronda la treintena y educa a muchos niños (como su Papá) en la Tampa de nuestro Martí… y además reencarna en mi hija menor Maria Carla de 15 recién cumplidos.

Los primeros: Alex, Yoha, Ernan, Mao, Ramfis… Alpízar, Janecita, LuisMa, Amarilys, Yanín, YanCap, Arielito, Julio el policía, Anmerix, Nenita, Lourdes, Mayra, Patri… Susy, Joselín, Yanai, Gretell, Carlitín, Yasbel, Churrisquito, Malú, Gabo, las Claudias, Riquifito, Thais, Marlon…

Las inolvidables asistentes de dirección Marisela Hernández Arocha e Ingrid León Vila, la tiernas creadoras de los textos teatrales en verso Julia González Carid y “Titi” Oltuski, los músicos Yamel Romero, Amaury Ramírez, Mónika O’Reilly, Tony Carrera, Ivis Reyes y René Baños (Sampling), el guionista Jaime Fort (¡el del programa de Pánfilo!), la Maga de las Luces - mi tía Saskia Cruz, las diseñadoras de vestuario Nora Mesa, Magalys Acosta y Melba Cortés, los productores Leonardo Buenaventura (¡que nos abrió al mundo!), Lupe Rey, Marta Palacios y Cristina Leyva, los directores de arte Yoqui Tornes y Juan García, la directora de sonido de siempre Janet Rodríguez del Sol, las Almas del Panal: en el teatro - mi Muma de todos los recuerdos lindos  y en la música - Rocío Calle, mi “Puchi” (hoy Directora Orquestal)

Los Maestros que nos dieron a luz y amamantaron: Berta Martínez (Teatro Hubert de Blanck), Nisia Agüero (Teatro Nacional de Cuba), Enith Alerm y Laritza Díaz (Organización de Pioneros José Martí), Teté y su Escuela “Solidaridad con Panamá”, José Arroyo de Bogotá, Ulvi Icil de Estambul y Miguel Adan de Sevilla, Michel Frank… y por supuesto: Fidel, Raúl y Martí.

Las tantas aventuras nacionales e internacionales a JAPÓN, la Ciénaga de Zapata, ESTADOS UNIDOS, Guaracabulla, RUSIA, el Pico Turquino, KUWAIT, Mangos de Polilla, FRANCIA, Naranjo Agrio, TURQUÍA, La Isabelita, CANADÁ, Mamanantuabo, ALEMANIA, Pinar de las Canas, MÉXICO, Mangos de Baraguá, ESPAÑA, San Pablo de Yao, HAITÍ, Arroyo Seco, BANGLADESH, La Bajada, PORTUGAL, Las Martinas, VIET NAM, Chafarina, DINAMARCA, Piedrecita, RUMANÍA, La Tinta, BULGARIA, Potrerillo, NICARAGUA, Dos Ríos, REPÚBLICA DOMINICANA, Magarabomba, EL SALVADOR, Birán, VENEZUELA, Cauto Embarcadero, ECUADOR, Minas de Matahambre, BÉLGICA, Caimanera, ARGENTINA, Boquerone, PANAMÁ, Guamuta, COLOMBIA, Playitas de Cajobabo…

¡Escriban, escriban! - queridos colmeneros de estos inolvidables treinta años!

Tin Cremata

La Colmenita llevando alegría tras el desastre natural. Foto: Cortesía de La Colmenita

Con Juan Formell Foto: Cortesía de La Colmenita

Encuentro de los presidentes Fidel Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y Ministros de Cuba y Hugo Rafael Chávez Frías Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, En el Teatro Karl Mark de la Capital cubana, En el marco de la visita que realiza a cuba el presidente Venezolano.
En la foto Ambos presidentes saludan a niños cubanos integrantes del grupo Infantil La Colmenita.
Fecha: 29 Abril de 2005
Foto: Roberto Suárez

En la celebración de los 90 de Fidel. Foto: Cortesía de La Colmenita

La Colmenita recibe su teatro nuevo. Teatro de la orden tercera en La Habana Vieja. Foto: Archivo / Cortesía de La Colmenita

En video, La Colmenita de Cuba

Se han publicado 1380 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ernesto dijo:

    Me sumo a la felicitación para esa gran familia, tuve la oportunidad de compartir con ellos en el año 1996 en el querido Festival Cantándole al Sol donde mi hija Tania cantó una canción de mi autoría “A mi Circulo” hoy ella es profesora. Años después del Festival La Colmenita vino a Guayos (Provincia de Sancti Spíritus) y cuando nos vimos fue como si el tiempo no hubiera pasado, fue muy estimulante ver como la naturalidad, y los valores que reflejan en sus obras los practican a diario.
    Gracias por existir FELICIDADES

  • Emilio Galván Cruz dijo:

    La Colmenita: una obra de infinito amor para Cuba y para el mundo. Felicidades a los colmeneros. Que las ganas de hacer se multipliquen en los niños y niñas que desde las primeras edades piensan como país, llevando espiritualidad lo mejor de la cultura a rincones insospechados de esta isla bella.

  • Yanet dijo:

    Felicidades a todos nosotros los colmeneros, mi nena de 4 añitos pertenece al taller de la Colmenita del Cerro con su profe Amanda al frente, una muchacha que sábado a sábado nos trasmite todo lo que eprendió dentro de la colmenita y junto a tin, mi niña es feliz solo de ponerse el traje, hace muy poco estuvimos en la actuación de la colmenita central celebrando los 25 años de la cucarachita y fue una experiencia fenomenal, gracias Tin por entregar tanto sin pedir nada a cambio. FELIZ DÏA A TODA LA FAMILIA DE LA COLMENITA.

  • molina dijo:

    FELICIDADES COLMENEROS DE CORAZÓN Y CON MUCHO AMOR.

  • Isael Ernesto Pantoja Novoa dijo:

    A todos los colmeneros, estén donde estén, a todas las generaciones que han transitado en todos estos años, a ustedes que fueron, son y serán un verdadero orgullo para nuestro pueblo cubano, que alegría que son nuestros!!!, de todos los que amamos esta tierra, de todos los que la defendemos con uñas y dientes de todo aquel que quiera ultrajarla y apoderarse de ella, a ustedes que son y seguirán siendo un valuarte inexpugnable de nuestra Patria, a todos ustedes MUCHAS FELICIDADES!!!
    Y sabemos que hay Colmena para rato!!!, para seguir endulzándonos con la miel de su cariño!!!

  • M.H.A. dijo:

    Fantástica Colmenita

  • Lourdes Palacios dijo:

    Felicidades a la Colmenita de Cuba

  • Randy Alonso Falcón dijo:

    He visto crecer, casi desde el principio, este maravilloso empeño de Tin Cremata y sus tremendos compañeros. Los he visto regar su miel desde La Habana a toda Cuba, y de este archipiélago al mundo. He podido percibir la gran familia que son, la riqueza espiritual que los desborda y que ha alimentado la fantasía de generaciones de niños. Los pude disfrutar como espectador, admirarlos como amigo y ahora ser cómplice como padre. ¡Felicidades para La Colmenita de Cuba​! Como escribió en Cubadebate un admirador y colaborador turco: ¡Ojalá el mundo se convirtiera en una gran Colmena!

    • Colmenita dijo:

      ¡Gracias Randy porque nos has acompañado, desde el principio durante todo el camino, desde que eras un cuadro de la UJC de Pinar del Río y nos llevabas en los 90 - al Cabo de San Antonio, La Bajada, Las Martinas, Sandino, Minas de Matahambre, Sabanilla, La Palma, San Andrés, Pons, Los Palacios, San Cristóbal, aquella función de más de 25 mil personas en el Estadio "Capitán San Luis"... y sobre todo la histórica función para el Buró Nacional de la UJC en la Casona de A y 25 de la obra de Teatro - Restaurante del Siglo de Oro Español - "Bululú y Medio"

      • tin cremata dijo:

        Tengo la suerte de tener un Randyto en La Colmenita de solo 5 años, al que una vez le preguntaron: "¿Y dónde trabaja tu Papá?", y dijo: "En una Mesa"... ¿Y tu Mamá?... Y ripostó: "¡¡¡En una silla!!!"... Imaginen la calidad de ocurrencias diarias de ese mambisito, que me hace partirme de la risa en todos los ensayos, círculos, entrenamientos y cuanto encuentro tengo la dicha de estar y gozar en esta vida junto a él... Me recuerda siempre a Camila, mi hija mayor, que cuando tenía 3 o 4 años, me preguntó: - "Papi, y ¿donde tú trabajas?"... Y yo le dije: - "Mi vida, en La Colmenita!"... y volvió: - "No, Papi, tú no me entiendes, ¿dónde tú TRABAJAS?"... Y yo: - "En La Colmenita, mi amor!"... Y ella: - "Papito, tú no acabas de entender, mira, mi Mamá trabaja en el ICRT... pero ¿dónde tú trabajas?"... Y yo: - "Cami, La Colmenita es - Mi trabajo"... Hasta que desesperada, me disparó: - "No, Papi, tú sabes bien que la Colmenita NO ES un "trabajo"!!!
        ... ¡Nadie ha hecho mejor definición del "Juego Colmenero"!... para mi Camilita, muy pequeña, un "trabajo" no podía ser su parque de atracciones, ¡porque en los parques de diversiones, no se pasa ningún "trabajo"!

  • Antonio Sendín Orozco dijo:

    Felicidades inmensas y larga vida a ese bello proyecto que hace 30 años creó un loco, no bajito como los de Serrat, sino, un loco, como bien dice Leal, discípulo de Luz y Caballero, inmenso en sus ideas y ganas de hacer el bien, gracias a La Colmenita y los Colmeneros por estar ahí y alegrarnos con todo lo que hacen repartiendo alegrías y mucho amor. Martí escribió: Si inspiramos fe hoy, es porque hacemos todo lo que decimos, adelante, sigan inspirando y repartiendo mucho amor.

  • Robertico Díaz dijo:

    Primero que todo, quiero felicitar a “La Colmenita” por su Aniversario 30. Hablar de esta compañía causa mucha nostalgia en mí. Desde MUY PEQUEÑO, casi aprendiendo a caminar comencé en dicha compañía, parte de culpa que esto sucediera la tiene el Luisma, jejejeje. Bueno creo que fueron más de 14 años de mi infancia y adolescencia los que pude disfrutar junto a ustedes. Me han halagado, me han regañado, me han educado, castigado, aconsejado, en fin, TODO lo que sucede en una verdadera familia me sucedió ahí. Hay un detalle que he aprendido con el paso del tiempo que siempre está presente en TODOS LOS VERDADEROS COLMENEROS, que da igual dónde estemos, en cualquier parte del mundo, en cualquier sector laboral, el tiempo que haya pasado sin vernos, aunque nunca hubiésemos sido los mejores amigos, novios o compañeros en “La Colmenita”, SOLO POR SER COLMENERO, nos ayudamos mutuamente siempre que necesitamos uno del otro. Gracias a “La Colmenita” he conocido 16 países en el mundo entero, conozco casi CADA RINCÓN DE CUBA, pude compartir escenario con los principales artistas de Cuba y en los principales teatros cubanos y en varios del mundo. Tengo que recordar que soy un “Mosquetero” gracias a Tin y SOBRE TODO A MALÚ, jejeje, el poco inglés que sé es gracias a ustedes también. Si sé tocar algo de percusión se los debo a ellos, lo poco que sé cantar se los debo a ellos, si sé ocupar el espacio en el escenario se los debo a ellos, si sé respetar “La Regla de Oro” también se los debo a ellos, hay tantas cosas que he aprendido tanto en lo profesional como en lo personal de La Colmenita que posiblemente canse a los lectores al escribir tanto. Que sepan que estaré eternamente agradecido CON TODOS USTEDES COLMENEROS, principalmente a ti Tin, que me diste la oportunidad de defenderme y poder dar lo mejor de mi en cada función. Solo si hablas desde el corazón de “La Colmenita” les aseguro que si fueron o son realmente colmeneros se les caerían las lágrimas de los ojos como mismo me está ocurriendo a mi en este momento por todo el cariño que siento por ustedes, y PORQUE ENTREGAMOS Y ENTREGAREMOS NUESTRO FUEGO HASTA EL FINAL!!!

    • Amanda Santiago dijo:

      El nudo en la garganta y las lágrimas no nos lo quita nadie. Algo q también nos enseñó Tin fue a ser modestos y esto lo podemos ver en tu escrito...

    • René Pascual dijo:

      Ja, ja, Robertico pone, modestamente como es él: "lo poco que sé cantar"... Y es uno de los mejores cantantes operáticos jóvenes de nuestro país. Busquen el video Gran Premio Especial Cubadisco "Siempre habrá Van Van", para que vean la cara de Formell, el Lele, Robertón y Jenny, cuando Robertico le canta a los Van Van con la Orquesta de La Colmenita en el 43 cumpleaños del tren de Cuba, en el Hotel "Cohíba"... Todos los Vanvaneros están diciendo con sus gestos: "¡Pero cómo sonea el chama ese!, es el futuro del Songo y la Timba!".. Ja, ja, ja, y ahora además - es Cantante de Ópera!!

    • La Fanatica dijo:

      Ayyyy q lindo mi Robe!!! Me encantaba verte en los espectáculos de La colmenita!!!

  • Cira Garrido dijo:

    Excelente Colmenita, muy útil para Cuba. Felicidades

  • Peñalver dijo:

    Me encanta la colmenita

  • Circe la Maga dijo:

    Gracias a Tin y bueno a La Colmena que es lo mismo me convertí en actriz, gracias a Tin entendí que era el Teatro, gracias a Tin sentí los primeros aplausos como actriz, conocí la disciplina, el sacrificio, el respeto al compañero, el amor al vestuario, a la escenografía, a los ensayos… Con Tin aprendí cómo conectar con el público, a mirarlo a sentirlo, aprendí a desplazarme sin miedo, a sentirme dueña de la escena, a proyectar la voz y sentir que mi voz llegó al final, aprendí que puedo hacer reír a los demás, que puedo ser buena en muchas otras cosas que ni sabía podía servir de algo, aprendí tantas, tantas cosas valiosas, actualmente soy maga profesional, después que me gradué de actriz en el ISA solo hice los dos años de servicio social y nunca más hice Teatro aunque he seguido arriba de los escenarios como ilusionista y bueno definitivamente haber pasado la escuela de la Colmena ha sido clave para mi carrera como maga, siempre recordaré con mucho cariño a Tin y a todos mis queridos hermanos colmeneros porque éramos como una gran familia. Felicidades y ojalá exista colmena por muchos años más, gracias Tin te quiero siempre❤

    • tin cremata dijo:

      Circe, me has revuelto el corazón, ahora no tengo el tiempo que merece una respuesta a una colmenera tan inolvidable, pero te debo pronto mi abrazo por estas páginas. Tú me quieres siempre y yo te quiero siempre... y más!

  • Armando “Guayasamín” Carzola dijo:

    A ver. Mis años de Colmenita fueron buenos. Más allá del hecho de que me forme un poco más como actor, aprendí una de mis grandes pasiones q es la música. Durante muchos años estuve en una 2da casa donde tenía montones de amigos y una familia. Marcó mucho ese sentimiento de solidaridad y sobre todo ese afán al trabajo que no es tan común creo yo en los jóvenes de mi generación. Muchos valores se inculcaron en mi en todos esos años. Y nada que más decir que la Colmenita fue junto con mis padres, la gran impulsora de la persona y el profesional q soy hoy en día

    • Jico dijo:

      Y lo escribió uno de los mejores bajistas que ha pasado por la Orquesta de La Colmenita, que brilló especialmente interpretando la bella obra de Silvio Rodríguez...

  • Marelis Torres dijo:

    Quiero felicitar de todo corazón a La Colmenita y a todos sus integrantes por su treinta cumpleaños

  • Luisa Ferrer dijo:

    Soy maestra de las de antes y puedo dar fe que lo que ha hecho La Colmenita en estos treinta años está en la tradición de lo mejor de la pedagogía cubana

  • Ernestico Escalona Jara dijo:

    La Colmenita es como mi casa, donde tengo a mis amigos, mis hermanos, mis tíos y mis padres. Parte de mi educación, de forma de ser, manera de vivir y de relacionarme. Fue esa abeja que me pico y que el aguijón se quedó para toda la vida, jajaja. No hay manera de que pueda hacer algo sin recordar a La Colmenita. Es algo que es imposible desprenderse, es otro tatuaje más, pero este en el corazón (puede sonar cheo, pero lo siento así jejeje). Me siento muy honrado y dichoso de haber vivido 20 de los 30 años de esta compañía, mejor dijo, esta familia. Gracias x todo y... como siempre decimos: "¡Hasta la próxima función!"

    • Anmerix dijo:

      Erne me da mucho orgullo verte crecer y desarrollarte en la colmenita!!! Yo que te vi desde pequeñito te cuidaba en todas las giras y recuerdo que siempre fuiste muy disciplinado
      Te quiero mucho Erne

      • Lázaro El Portero dijo:

        Y a mi me da mucho orgullo decirte a ti Anmerix, que has sido una excelente jefa del departamento de vestuario durante tantos años en la Colme, y que el valor más importante que te distingue es la LEALTAD!

    • Mayito y Rebeca dijo:

      Le rogamos a Tin, que cuente por estas páginas la anécdota de "los pajaritos y el sueño de Ernestico", cuando tenía 4 añitos y se fue con La Colmenita para Guantánamo...

  • Lily dijo:

    Quiero en pocas palabras transmitir lo que para mi vida ha significado "La Colmenita" y me cuesta trabajo porque una vida como antes mencioné no se puede descifrar en dos palabras. A los 4 años comencé siendo una niña sin ninguna facilidad para bailar ni actuar. Pero es que La Colmena es mucho más. Ahí aprendes jugando a ser feliz con valores. Somos una Burbuja llena de una familia grande que no tenemos la misma sangre, pero la escogemos nosotros mismos. Juntos estudiamos, jugamos, exploramos. Recuerdo como fueron mis primeras duras lecciones de inglés y Tin nos decía: “Insisto porque es bueno para ustedes para sus vidas, recuerdo como aprendí a tocar la Flauta, cuantas lindas experiencias. Cuando nos vimos tocando para y junto a la Orquesta Los Van Van. Mis grandes amigos de aventuras están ahí, juntos conocimos toda la Isla y lugares marcados en nuestra Historia de Cuba. Que ricas nos sabían las clases en la escuela cuando hablaban de donde vivió Fidel, de La Demajagua, de la vida de Vilma, de Frank País, cuando recién habíamos visitado sus casas y nosotros ya habíamos estado ahí. Con quién? - Con La Colmenita. Una vida entera junto a Muma, que a veces era una niña jugando con nosotros y en otras veces era la mamá que nos llamaba la atención por algo. Así funciona La Colmenita, por eso pasa a ser una de las partes más importantes e inolvidables de nuestra vida, es la infancia más linda que se puede tener y que ojala todos los niños pudieran decir cuando crecieran como digo yo: Viví y Crecí en un Panal de Sueños.

  • Yiyi López dijo:

    La Colmenita para mí, más que la compañía en la que estuve toda mi infancia y adolescencia, es un estilo de vida. Es familia, es compañerismo, es aprendizaje. Lo que yo viví aquí fue mágico fue como vivir en una aventura infinita en la cual conocí y aprendí muchísimo y además lo hice de la mano de mis mejores amigos. La familia es para toda la vida y la Colmenita también lo es.

  • Leo dijo:

    En mi modesta opinión es de lo mejorcito que tiene Cuba en arte infantil. Le gusta lo mismo a los niños que a los adultos.

  • Ana Margarita dijo:

    Felicidades mil para Tim y los colmeneros todos, en este día, por la bella obra que hacen desde hace 30 años, muchos besossssss

    • Pistolita dijo:

      Ani, si tú te decides a contar, entonces si que va a arder Troya, porque tú si le sabes todos los secretos a la Colmenita jaja

  • Olito Tamayo dijo:

    La Colmenita para mí era un lugar lindo donde empezaron mis hermanos jimaguas desde chiquititos, al principio no pensé estar pero como siempre pasa cuando uno conoce este lugar nos involucramos de tal manera que nos cuesta trabajo salir de la compañía. Y quien me diría que terminaría siendo el Lapatun en la obra “Y sin embargo, se mueve” que más tarde fue llevada al cine. Mis amigos con los que compartí inolvidables momentos y aventuras siguen siendo mis amigos de hoy. Todo lo que junto conocimos como una gran familia, como hacen los padres con los hijos cuando planifican las vacaciones. Pues aquí en La Colmenita se vive aprendiendo sin planificar. Somos amigos, hermanos hijos de los adultos que nos guían y enseñan, todos aprendemos y nos enseñan para la vida las mejores cosas. Por eso todos los días doy gracias por haber estado en ese lugar y por aun sentirme parte de este lugar.

    • tin cremata dijo:

      Olito, mi hijo, nunca olvidaré que, ante la increíble organicidad de tu Lapatún, en "Y sin embargo, se mueve... desde Silvio Rodríguez", el gran actor Raúl Pomares, me dijo: "Tin, no dejes que Olito "actúe" nunca, porque él no encarna ese personaje, Olito - es Lapatún!"

  • José el Colombiano dijo:

    Soy José F. Arroyo violinista durante 47 años de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y también el responsable "director" de la Colmenita de Colombia. Creo que la historia, en mi caso, sobre la Colmenita resulta muy anecdótica: En el 2010 por un azar de la vida (Tin conoce con detalles la historia) me comentaron unos amigos Cubanos sobre este inigualable proyecto, pero por más que me lo explicaban no lo lograba entender. Así fue que "cerré los ojos " y dije para mí: “Si es algo Cubano tiene, sin duda, que ser Excelente”, y vino una avanzada y comenzamos… Para no hacer más larga la historia, tengo que contar que 18 meses más tarde, noviembre 19 y 11 del 2011, la Colmenita de Colombia se presentó con rotundo éxito en el Teatro “Karl Marx” de la Habana.
    Somos la única Colmenita que interpreta la música de las obras teatrales, acompañadas en vivo por su propia orquesta filarmónica juvenil.

  • Susy dijo:

    ¡Que agradable de leer todas esas historias de la Colmenita!

  • Sochi Alay dijo:

    阿雷 - 古巴儿童戏剧集团 “La Colmenita” 成立30周年。
    我们祝你们30周年快乐!!
    愿你们继续向这个世界的各个角落传播爱心和善良。
    恭喜恭喜!!!❤
    30 años del grupo teatral infantil cubano "La Colmenita".
    Les deseamos un feliz 30 aniversario!!!
    Que continúen esparciendo amor y bondad a todos los rincones de este mundo. Felicidades!!!

  • Marta Palacios Cabrera dijo:

    Yo era una madre como muchas de esa que aunque había estado de pequeña y después un poco más grande en clases de ballet y en grupos de danza, nunca pasé de ahí, por lo que cargaba con mi artista frustrada dentro y siempre al mirar a mi hija moverse con cualquier música o aprenderse con solo 4 años los Zapaticos de Rosa de José Martí y recitarlos delante de cualquier público familiar cuando se lo pedíamos sin ningún tipo de miedo "escénico", me decía "esta si va a ser artista" y ni hablar de mi madre, que en su condición de abuela chocha le decía a todos "mi nietecita es única, va a ser artista" claro, todas las abuelas tienen nietos únicos.
    Pues un día una vecina de los bajos, me avisó que estaban haciendo una convocatoria para entrar a La Colmenita y yo como muchas madres cubanas, soñaba con que mi hija fuera una de esas abejitas, así que ni corta ni perezosa para allá me fui con Dana de 7 años a probar suerte, iba todo el camino diciéndole lo que tenía que hacer o decir y repasándole todas las poesías que se sabía, ella estaba entusiasmada y asustada, pero me prestaba atención y trataba de calmarme diciéndome "mami yo me acuerdo de todo" como para que me callara. Llegamos al lugar donde estaban haciendo la "prueba" y resultó que no había que hacer ni decir nada, solo inscribir a la niña o al niño en una planilla y listo, estabas dentro, pero yo había llegado una hora después. - La convocatoria fue para las tres (me dijo una señora muy amablemente) - Mi amiga me dijo que era a las cuatro (le dije casi llorando) Y la señora me explicó que ya estaban reunidos con los profesores los niños que habían sido inscritos y que quizás para la próxima que sería dentro de unos meses....pero ya para ese entonces yo había visto una ventana abierta en un costado del salón donde estaban reunidos los profesores y los niños y tenía una idea fija en mi cabeza "lanzar a mi niña por ese agujero", así que me alejé como pude de aquella señora y con la complicidad de tres madres (Ileana, Kira y Leonela) que después nos haríamos amigas para siempre y que se encargaron de entretener a esta señora de Relaciones Públicas llamada Melba, levanté a mi hija y la metí por aquel hueco sin hacerle ningún caso a su cara de terror y a los ojos que se le querían salir y me alejé de la ventana corriendo.
    Una hora después se abrió la puerta del salón y esta señora Melba, anunció que los padres podíamos pasar y se me quedó mirando intrigada al verme allí todavía, pero no me dijo nada, yo iba metida entre las otras madres que como abejas a su reina me protegían. Así que una vez dentro, resultó que era un pequeño teatro donde estaban los niños sentados como espectadores y habían unos 7 adultos en el escenario que nos explicaron que eran los profesores del Grupo y que a partir de ese momento empezaría una etapa de ensayos todos los miércoles a las 5 de la tarde, que los profesores de este Grupo serían Patricia y Yoqui y que necesitaban escoger a una madre para que representara a las demás. Dijeron madre porque en aquel momento no había ningún padre allí, solo madres.
    Entonces yo que me sentía en desventaja porque aquella señora Melba me seguía mirando y creí que quizás al terminar la reunión me decía que no podía estar , levanté mi mano y dije que yo podía ayudar en lo que hiciera falta y ahí mismo habló Ileana, una de las madres solidarias y me cobró el favor "pues yo te propongo para que nos representes", aplausos generalizados y ya está, desde ese momento mi hija y yo pasamos a ser parte de esta familia increíble que un día se le ocurrió crear a Tin y que se llama muy acertadamente LA COLMENITA.

  • Luis Manuel Reyes dijo:

    Otro personaje imprescindible de esos inicios fue Jorgito “Escopeta”, el papá de Anita, disimiles anécdotas en las funciones, fiestas, giras, en esta última en una ocasión que estábamos en Cayo Saetía, en Holguín, íbamos a dormir en él un campamento de Pioneros ,este no estaba conectado a el sistema energético nacional y solo había una planta que la encendían en la noche, en esas giras llevábamos nuestro ventiladores para apaciguar el calor y sobre todo los mosquitos… pues ponen la planta y todos empezamos a averiguar si los tomas de la corriente eran de 110 o 220 y él , que otras de sus características eran la tozudez, decía que ¿cómo esa plantica iba a generar 220? , que eso era imposible y conectó su ventilador en el primer toma que vio y continuó disertando de sus conocimientos de electricidad… fuimos a comer y al regresar el olor a plástico quemado era horrible… pues el ventilador estaba prácticamente “derretido” en el piso de albergue, pero Jorgito seguía porfiando que allí no podía haber 220… es más hoy todavía lo sigue porfiando!!, jajaja

  • Walter El Mozote dijo:

    Les escribe Walter el Director de la Casa de Cultura de El Mozote en El Salvador, que quiere contarles esta pequeña historia: Joshe fue un niño de La Colmenita del Mozote, un día supimos que estaba enfermo, muy enfermo, que la muerte era algo cercano para él y que a sus escasos 10 años iba a morir, los niños de La Colmenita sentados en el círculo al terminar la clase estaban muy tristes y entonces uno propuso "hagamos un Bien, vamos a recaudar pisto para ayudar a su familia que es muy pobre", todos se unieron y durante una semana hicieron dulces y palomitas y las vendían en el camino, fue una semana sin dar clases, solo se reunían en las tardes para hacer y vender y cada centavo, lo metían en una botella que después le entregaron a Joshe, además iban a cantar las canciones de La Colmenita a su casa y aunque murió unas semanas más tarde, todos se mantuvieron acompañándolo hasta el último día. Eso marcó a los niños de La Colmenita de El Mozote, pero también los hizo más unidos. Nos gusta decir que Joshe nos sigue de cerca en cada presentación y que nos ayuda con la energía de un ángel bueno y alegre.

    • Marta Palacios dijo:

      Walter y Joshe son descendientes de una población entera MASACRADA, a principios de los 80 en El Salvador, pero hay que saber - ¿Qué es El Mozote en El Salvador?... La dictadura salvadoreña realizó una acción antiguerrillera en el norte de El Salvador, denominada Operación Rescate. En ella participó el siniestro batallón Atlácatl

      En la tarde del 10 de diciembre de 1981, El Mozote era una pequeña población rural con cerca de veinticinco casas situadas alrededor de una plaza, además de una iglesia católica y, detrás de ella, una casita conocida como el Convento, que usaba el sacerdote durante sus visitas a la población. Cerca de la aldea había una pequeña escuela. A su llegada, los soldados ordenaron a los pobladores que salieran de sus casas y se formaran en la plaza. Allí les pidieron información sobre las actividades de la guerrilla del FLMN y luego les ordenaron que volvieran a sus casas y permanecieran encerrados hasta el día siguiente, advirtiendo que dispararían contra cualquier persona que saliera. Los soldados permanecieron en el aldea durante toda la noche.

      A la madrugada del 11 de diciembre de 1981, los soldados volvieron a reunir a la población entera en la plaza. Separaron a los hombres y ancianos de las mujeres y de los niños, y los encerraron en grupos separados: en la iglesia al primer grupo y en una casa al segundo.​ Durante toda la mañana procedieron a interrogar mediante torturas a los pobladores. Cada hombre, mujer y niño, al terminar la sesión de tortura, ERA EJECUTADO...

      En El Mozote y en los demás caseríos fueron asesinados MÁS DE QUINIENTOS POBLADORES CIVILES INOCENTES (entre ellos todos los niños desde un día de nacido hasta los 15 años) identificados, y varios centenares de víctimas que aún no han podido ser identificadas...

  • Santa Pérez dijo:

    Excelente Colmenita y mucha profesionalidad de sus pequeños actores. Felicidades

    • Andrés Rojas dijo:

      En la colmenita tenemos tambien una trabajadora que se llama Santa que es la profesora repasadora de Español de todos nuestros niños, es la abuelita de un niño muy bueno que se llama Oscar y es verdaderamente una Santa

  • Robertico Díaz dijo:

    15 de Julio del 2010, Sevilla, España, La Colmenita estaba realizando un concierto único para más 3 mil personas en la Alameda de Hércules de dicha ciudad. Ese día 15 de julio, si recuerdan, era el cumpleaños de Amaury Ramírez, nuestro “Tío Amaury”, pero él no estuvo en esa gira con nosotros. Bueno, el concierto empezó sobre las 10:30pm si mal no recuerdo, yo estaba con la adrenalina al 100% porque el concierto estaba saliendo fenomenal, a la gente le estaba gustando mucho y bailaban y cantaban con nosotros. Luego de tocar varias canciones y de mencionar a nuestro “Tío Amaury” en varias de ellas, literalmente diciendo “Desde Sevilla queremos felicitar a Amaury Ramírez nuestro director musical porque hoy está cumpliendo años” y todo el público aplaudía en respeto a dicha fecha tan importante para nosotros. PEROOOOO lo que no me había dado cuenta que al día siguiente era mi cumpleaños también, pues con la concentración y adrenalina que tenía en ese momento se me había olvidado por completo. Pues luego que terminamos de tocar la penúltima canción del concierto me dirijo rápidamente a la pata para tomar agua como de costumbre, sin saber que ya habían pasado las horas y ya eran las 12:01 de la madrugada del día 16 de julio, Ernestico me llama desde la tumbadora, voy corriendo para saber qué pasaba, en realidad pensé que me llamaba para pedirle a Yanet que le subiera la tumbadora o algo parecido, PERO NO, se me acercó al oído y me dijo “Felicidades Berta”, BUMMMM, AHÍ VERDADERAMENTE EXPLOTÉ DE LA EMOCIÓN, PORQUE NO ME HABÍA DADO CUENTA QUE YA HABÍA LLEGADO EL DÍA DE MI PROPIO CUMPLEAÑOS, pues inmediatamente me emocioné tanto al ver en la situación en que me encontraba, a punto de comenzar a tocar y cantar la última canción del concierto delante de cientos de personas que comencé a llorar. Tin se dio cuenta de lo que estaba pasando y anunció a toda Sevilla que era mi cumpleaños, y lo que NUNCA me pude imaginar es que TODO el público iba a comenzar a cantarme “FELICIDADES”, IMPRESIONANTEEE Y MUY EMOCIONANTEEE!!!! De verdad se los digo, fue un momento y una anécdota muy especial de mi trayectoria por “La Colmenita”.

    • Janet Rodríguez del Sol dijo:

      Ese fue uno de los días más lindos de toda la historia de La Colmenita, la Alameda de Hércules en Sevilla es un espacio inmenso al aire libre, que lo circundan muchos cafés, bares, tabernas, pubs... donde montaron una supertarima para nosotros, con todos los equipos sofisticados que se puedan soñar para que toque una Orquesta, y cuando nuestro Grupo (que ese día estaba "enyunfado") empezó a tocar Van Van, Adalberto, Issac, Polo Montañez, Arsenio Rodríguez, Silvio... Empezaron a salir decenas y decenas de parejas sevillanas y aquello no paró hasta que tuvimos delante a más de tres mil personas que aplaudieron a rabiar...

Se han publicado 1380 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Daylén Vega Muguercia

Daylén Vega Muguercia

Periodista cubana. Amante de la fotografía y los audiovisuales. Colabora con Cubadebate y otros sitios digitales. En Twitter: @DailenVega

Vea también