Imprimir
Intercambio Renovado Inicio » Especiales, Cultura  »

Treinta febreros de Amor para una Colmena (+ Fotos y Videos)

| 929 |

La Colmenita al finalizar una reciente actuación en el teatro Sauto de Matanzas. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Si de niños, magia y amor se trata, a mi mente llegan - como en ráfaga-, diferentes imágenes en tonos amarillos y negros, con alas y antenitas en constante movimiento. Con una banda sonora de sonrisas y corazones latiendo al compás del Bien. Con rostros pequeñitos y otros no tanto. Traviesos, juguetones y cariñosos, porque como dijera sabiamente el Apóstol “son los que saben querer, son la esperanza del mundo”.

Y en este planeta tan convulso en que vivimos La Colmenita es un rayito de luz que se va abriendo paso entre las nubes más oscuras; que salva y que sana, que impulsa, que forma y completa.

La Colmenita no es una escuela, pero enseña. No es un hospital, pero cura. No es un parque, pero divierte. No es una casa, pero la habitas. Tiene la virtud de ser una y a la vez muchas otras cosas. Y viene con un complemento añadido: las personas maravillosas que la conforman.

Es una inmensa obra de amor.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Un poco de historia

El 14 de febrero de 1990 surgió un pequeño grupo de teatro compuesto por niños y jóvenes, bajo la dirección de Carlos Alberto “Tin” Cremata y su mamá, Iraida Malberti; que hasta 1993 se mantuvo estrenando obras del Teatro Cubano y el Siglo de Oro Español.

En 1994, un pequeño cambio marcaría el destino del grupo para siempre; estrenaron en el Karl Marx, una versión del clásico Meñique interpretada solo por niñas y niños. Ese sería el inicio de lo que, al paso de los años se ha convertido en La Colmenita, Compañía Infantil de Teatro de los Niños de Cuba.

La idea de Cremata fue sumando abejitas y zánganos. Cuando ya eran tantos los que iban hasta el panal fundador, Tin le pidió a Jaime Fort (el guionista de buena parte de los programas de Vivir del Cuento) que abriera un Taller anexo por Alamar, y después se abrió otro en Plaza, y así en otros municipios de La Habana. Por eso hoy en la Colmenita actúan niños del Vedado, pero también de San Miguel, La Lisa, el Cotorro y casi todos los lugares de la capital.

Tiempo después el sueño se multiplicó y se abrieron Colmenitas en casi todas las provincias de Cuba. De algunas vinieron a enterarse cuando visitaron ese territorio y Tin y sus compañeros quedaban maravillados de la calidad de aquellos proyectos.

La Colmenita en la cima del Turquino. Foto: Cortesía de La Colmenita

Una gran familia

Eso es La Colmenita. Así la forjaron sus fundadores. Así la han sostenido generaciones de maestros, instructores, productores y técnicos. Así la han vivido generaciones de niños.

Algunos que llegaron siendo pequeñines con ganas de fantasear desde el teatro y la música, hoy son parte de la compañía como maestros. Algunos encontraron el amor en aquellos predios. Otros ya tienen a sus hijos criándose en La Colmenita.

Allí todos hacen de todo. Como los mosqueteros actúan: todos para uno, uno para todos. Jaime Fort lo cuenta con gracia en este testimonio:

Soy Fundador de La Colmenita y durante muchos años tuve un pequeño problema, que no por pequeño dejaba de ser inquietante. Cada vez que debía rellenar alguna de las muchas planillas que los cubanos tenemos que cumplimentar a lo largo de nuestras vidas; y me topaba con la pregunta “profesión” ahí mismo me entraba una indecisión muy grande. Yo, como trabajaba en La Colmenita, lo mismo hacía de actor, que de profesor, que de técnico de sonido, utilero, tramoyista, atrezo, auxiliar de iluminación, escritor de guiones, ayudante de vestuario, repartidor de merienda, electricista, y algunas veces, hacía hasta la dirección general y puesta en escena de algún espectáculo. También desarrollaba en la Colmenita otras actividades relacionadas con el teatro, pero de forma más indirecta, como: desmontador de ascensores, ayudante de mecánico de guagua, chapistería y pintura, traductor e intérprete, cuidador de niños, estibador, espantador de ranas o relaciones públicas. Pero la casilla de “profesión” era un solo cuadrito y yo nunca supe qué diablos poner. En realidad, podría haber escrito una sola palabra; una palabra que lo resumía todo, pero estoy seguro que el burócrata de turno no iba a entender nada si ponía ahí, “Profesión”: COLMENERO…

La Colmenita celebró los 25 años de la primera puesta en escena de su versión de La Cucarachita Martina. Foto: Daylén Vega/ Cubadebate

Del Teatro Nacional a La Bajada

Siempre agradece Cremata a la Juventud, los Pioneros y a Nisia Agüero por haber creído en la valía del proyecto, cuando apenas nacía. El Teatro Nacional, que dirigió Nisia le abrió las puertas hace 25 años para aquella producción de "La Cucarachita Martina", a la que ahora le han celebrado sus bodas de plata.

Después han paseado por los mejores teatros de Cuba maravillosas versiones de obras como “Sueño de una noche de Verano”, “La Cenicienta… según Los Beatles”, “Los Cuentos Cubanos de Andersen”, “Alicia en el país de las Maravillas”, “Y sin embargo, se mueve”, “Fábula de un país de cera”, “Ajiaco de Sueños”, “Elpidio Valdés y los Van Van”, “Abracadabra”, “Pedro y el Lobo”, “Meñique”, “Bululú y Medio”, “Los Balcones de Madrid”, “El gato con Botas”, “Ricitos, los Tres Ositos… y la Década Prodigiosa”, “Blancanieves y los siete enanitos”, “Las aventuras de Pinocho”, “El Concertazzo de La Colmenita”, “Travesía Mágica”…

Junto a la magia que le ponen los niños a esas obras, en sus elencos han participado integrantes de lujo como Silvio Rodríguez, Juan Formell y Los Van Van, Omara Portuondo, Compay Segundo, Eliades Ochoa, Adalberto Álvarez y su son, Alexander Abreu, la Orquesta Aragón, Virulo, Teresita Fernández, Buena Fe, Liuba María Hevia, Issac Delgado, Pancho Amat, Beatriz Márquez, Vocal Sampling, Los Papines, Oscar Valdés, Enrique Plá, Ernán López Nusa, Julito Padrón, Orlando Valle “Maraca”, Rolando Luna, David Álvarez, Moncada, y María de los Ángeles Santana, entre muchos otras joyas de la cultura nacional.

Hola, soy Omara Portuondo, quiero enviarle un beso muy grande a Tin y a todos los colmeneros en este cumpleaños. Gracias por invitarme a cada rato a compartir sus aventuras y muchas gracias por lo que hacen por nuestra Cultura. Yo también me siento parte de esa familia, como una abejita más, endulzando el alma de Cuba. ¡Felicidades Colmenita!

Pero las abejitas no están hechas para encerrarse sólo en los teatros; han salido a repartir sus mieles por decenas de lugares de toda Cuba. Han realizado decenas de Giras Nacionales por las zonas más intrincadas o las llamadas Áreas de Silencio, por aquellas que han sido afectadas por desastres naturales o por las comunidades rurales del Plan Turquino-Manatí.

En escenarios improvisados al aire libre, a veces al amparo de las luces del ómnibus que los traslada, en ocasiones actuando para sólo una decena de niños (que eran todos los niños de esa comunidad), La Colmenita ha dejado sus huellas en Maisí y La Bajada, en Moa y Guaracabulla;  llevando un mensaje de aliento y con la premisa de que tener talento es tener buen corazón.

Junto al Movimiento de Payasos Terapéuticos han promovido también una labor de hermoso alcance humano por los Hospitales Oncológico y Pediátrico de La Habana, que ya se extiende por todo el país.

En 1998 La Colmenita se integró al Ministerio de Cultura de Cuba como un proyecto oficial del Consejo de Artes Escénicas, y en 2006 fue nombrada Centro de Promoción de Salud, por el Ministerio de Salud Pública cubano.

Con Cristina Fernández en la Casa Rosada, Argentina. Foto: Cortesía de La Colmenita

Libando por el mundo

El paradigmático modelo pedagógico y teatral que La Colmenita ha desarrollado en estos treinta años ya es reconocido en diversos continentes.

Más de 25 países de Asia, Europa y América, han disfrutado de las actuaciones de la compañía cubana. Hasta a los propios Estados Unidos, pese al bloqueo, llegó el mensaje de paz y amor de Cremata y sus pequeñines.

Y en no pocos lugares por donde han pasado han dejado sembrada la semilla. Así han surgido Colmenitas en España (Sevilla, Cantabria y Tenerife), México (Querétaro, Chiapas y San Luis Potosí), Panamá, Nicaragua, República Dominicana, Colombia (San Cristóbal, Bogotá), Canadá (Winnipeg), seis en Argentina (Buenos Aires), 50 en los diferentes estados de Venezuela y 31 en todos los departamentos del Salvador. Cada una con una membresía de entre 50 y 100 niños.

La Colmenita fue el primer grupo teatral del mundo en ser proclamado Embajadores de Buena Voluntad del Fondo de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Yalcin Baykul (Turquía) – Yo sueño con que haya muchas más Colmenitas alrededor del mundo… y más, sueño que el mundo todo – sea una gran Colmenita.

La ColmenaTV. Foto: Cortesía de La Colmenita

Teatro, Cine, Música y TV

La Colmenita ha realizado coproducciones exitosas con Bread and Puppet Theater (EE.UU.), Odin Theatre (Dinamarca), Deep Mountain (EE.UU.), People´s Little Theater (Bangladesh), Les Mordus du Théatre (Bélgica), Corporación Cantoalegre (Colombia), Big Band Ribe (Dinamarca), CoopFilarmónica de Bogotá y un largo etcétera.

Pero La Colmenita en su quehacer ha trascendido la puesta en escena teatral, produciendo tres largometrajes con y para niños: “¡Viva Cuba!”, “Habanastation”, “Y sin embargo…”; los tres con gran acogida por el público y multipremiados internacionalmente.

Asimismo, obtuvo el Premio Especial Extraordinario del Festival CUBADISCO 2014 con el DVD “Siempre habrá Van Van” y Premio Especial del CUBADISCO 2017 con los DVD “Pedro y el Lobo” y “¡Feliz Cumpleaños Fidel!”. Su disco “Añejo Jardín”, producido por la EGREM, fue nominado a los Premios Grammy Latinos en el 2017.

En 2017, 2018 y 2019, el grupo teatral produjo y protagonizó “La Colmena TV”, un programa de televisión que se ganó un espacio de preferencia en los hogares de Cuba.

Desde 2005 La Colmenita tiene su propio coliseo, en la Sala de Teatro de la Orden Tercera del Convento de San Francisco de Asís, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad, en La Habana Vieja.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Sólo el Amor salva

La Colmenita siempre ha gozado del gusto popular. La simpatía y el aprecio hacia el grupo y sus integrantes, es una constante en el corazón de los cubanos. Los teatros se llenan cuando actúan. En las provincias los esperan con entrañable cariño y deferencia.

Quizá nunca Tin imaginó que aquellas tardes en que su padre (*) inventaba obras de teatro y los ponía a actuar a él y sus hermanos serían el embrión de este hermoso proyecto de amor por los niños que trasciende a sus hacedores y que enaltece a Cuba.

Bien lo ha dicho Eusebio Leal:

Eusebio Leal. Foto: Archivo.

Siempre creí y creo que Tin, como le llamamos cariñosamente a Cremata, es un discípulo puro de Luz y Caballero; quiere decir, el Teatro es para ellos el vehículo para formar y para educar el alma de esos niños y prepararlos para la vida.

De esa manera, a través del Arte, logran lo incocebible, lo inimaginable, que criaturas de este tamaño, no ya hagan algo, porque los hacen meditar, los hacen pensar, sino que actúen concertadamente para crear una maravilla como es la obra de La Colmenita.

Esa Colmenita ha trascendido y hoy forma parte de un legado generacional; hoy hay muchos niños, que son adolescentes y que son jóvenes y que se formaron al calor de Tin y de sus colaboradores, un maestro de generaciones, alguien que se ha entregado por completo, con amor, alguien que fue muy herido y que sin embargo convirtió la herida en Amor, eso es lo más importante, lo convirtió en una voluntad creativa, en una voluntad salvadora. Él me ha hecho a mí creer firmemente, en lo que una vez dije: "Solo el Amor, salva".

Se cierra el telón. Todos se reúnen con las manos apretadas en el círculo como tras cada función. Un nuevo bien se ha hecho. La Colmenita comienza a mirar hacia los próximos treinta años.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

(*) El padre de Carlos Alberto Cremata es una de las 73 víctimas de abominable sabotaje contra un avión de Cubana en Barbados en 1976. Su madre, Iraida Malberti, fue una de las más importantes creadoras de teatro y televisión para niños en Cuba.

El llamado de Tin a los Colmeneros

Carlos Alberto Cremata, director de La Colmenita en un ensayo. Foto: Bill Hackwell / Archivo de Cubadebate

Treinta años cumple hoy la Colmenita de Cuba, que tuvo la suerte de nacer un día de los enamorados, cuando recién comenzaba el período especial (14 de febrero de 1990).

Catorce jóvenes, que enseguida fueron veinte y ocho, y que estuvimos del 90 al 98 sin recibir salario, unidos solo por el placer de estar juntos compartiendo aventuras de Teatro Musical por toda Cuba

Invito a todos los colmeneros de antes y de ahora, los cientos de niños que hoy tienen 40, 30 y 20 años y que andan dispersos por todo el mundo, sus familiares, los miembros de las Colmenitas nacionales e internacionales, amigos y público en general - a que escriban sus recuerdos, anécdotas, impresiones, vivencias, opiniones, dudas – y las envíen a esta especie de foro que puede tornarse para nosotros Cubadebate, y así atesorar una suerte de almacén virtual de nuestra treintañera y melífera historia de vida… que además publicará este sitio - para todos los que a él acudan de Cuba y de todo el mundo. 

¡Cuántos recuerdos!... en primer lugar mi Papá (Carlos Alberto Cremata Trujillo), que siempre he dicho - ha sido el verdadero director de nuestra Colmenita desde muuucho antes de fundarse… mi Mamá (Iraida Malberti Cabrera) eterna Abeja Reina y la siempre respuesta a las más difíciles preguntas del Arte y la Vida… La fuente originaria y pretexto para fundar - mi primogénita Camila, que hoy ronda la treintena y educa a muchos niños (como su Papá) en la Tampa de nuestro Martí… y además reencarna en mi hija menor Maria Carla de 15 recién cumplidos.

Los primeros: Alex, Yoha, Ernan, Mao, Ramfis… Alpízar, Janecita, LuisMa, Amarilys, Yanín, YanCap, Arielito, Julio el policía, Anmerix, Nenita, Lourdes, Mayra, Patri… Susy, Joselín, Yanai, Gretell, Carlitín, Yasbel, Churrisquito, Malú, Gabo, las Claudias, Riquifito, Thais, Marlon…

Las inolvidables asistentes de dirección Marisela Hernández Arocha e Ingrid León Vila, la tiernas creadoras de los textos teatrales en verso Julia González Carid y “Titi” Oltuski, los músicos Yamel Romero, Amaury Ramírez, Mónika O’Reilly, Tony Carrera, Ivis Reyes y René Baños (Sampling), el guionista Jaime Fort (¡el del programa de Pánfilo!), la Maga de las Luces - mi tía Saskia Cruz, las diseñadoras de vestuario Nora Mesa, Magalys Acosta y Melba Cortés, los productores Leonardo Buenaventura (¡que nos abrió al mundo!), Lupe Rey, Marta Palacios y Cristina Leyva, los directores de arte Yoqui Tornes y Juan García, la directora de sonido de siempre Janet Rodríguez del Sol, las Almas del Panal: en el teatro - mi Muma de todos los recuerdos lindos  y en la música - Rocío Calle, mi “Puchi” (hoy Directora Orquestal)

Los Maestros que nos dieron a luz y amamantaron: Berta Martínez (Teatro Hubert de Blanck), Nisia Agüero (Teatro Nacional de Cuba), Enith Alerm y Laritza Díaz (Organización de Pioneros José Martí), Teté y su Escuela “Solidaridad con Panamá”, José Arroyo de Bogotá, Ulvi Icil de Estambul y Miguel Adan de Sevilla, Michel Frank… y por supuesto: Fidel, Raúl y Martí.

Las tantas aventuras nacionales e internacionales a JAPÓN, la Ciénaga de Zapata, ESTADOS UNIDOS, Guaracabulla, RUSIA, el Pico Turquino, KUWAIT, Mangos de Polilla, FRANCIA, Naranjo Agrio, TURQUÍA, La Isabelita, CANADÁ, Mamanantuabo, ALEMANIA, Pinar de las Canas, MÉXICO, Mangos de Baraguá, ESPAÑA, San Pablo de Yao, HAITÍ, Arroyo Seco, BANGLADESH, La Bajada, PORTUGAL, Las Martinas, VIET NAM, Chafarina, DINAMARCA, Piedrecita, RUMANÍA, La Tinta, BULGARIA, Potrerillo, NICARAGUA, Dos Ríos, REPÚBLICA DOMINICANA, Magarabomba, EL SALVADOR, Birán, VENEZUELA, Cauto Embarcadero, ECUADOR, Minas de Matahambre, BÉLGICA, Caimanera, ARGENTINA, Boquerone, PANAMÁ, Guamuta, COLOMBIA, Playitas de Cajobabo…

¡Escriban, escriban! - queridos colmeneros de estos inolvidables treinta años!

Tin Cremata

La Colmenita llevando alegría tras el desastre natural. Foto: Cortesía de La Colmenita

Con Juan Formell Foto: Cortesía de La Colmenita

Encuentro de los presidentes Fidel Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y Ministros de Cuba y Hugo Rafael Chávez Frías Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, En el Teatro Karl Mark de la Capital cubana, En el marco de la visita que realiza a cuba el presidente Venezolano.
En la foto Ambos presidentes saludan a niños cubanos integrantes del grupo Infantil La Colmenita.
Fecha: 29 Abril de 2005
Foto: Roberto Suárez

En la celebración de los 90 de Fidel. Foto: Cortesía de La Colmenita

La Colmenita recibe su teatro nuevo. Teatro de la orden tercera en La Habana Vieja. Foto: Archivo / Cortesía de La Colmenita

En video, La Colmenita de Cuba

Se han publicado 929 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Shakira Guerra Gomez dijo:

    Hoy quiero felicitar con gran orgullo a nuestra colmenita , este grupo de familia que solo ha logrado crecer cada vez más en cuanto a valores humanos y grandeza de personas. Desde muy chiquitita tuve la oportunidad de formar parte del taller " La Colmenita de Plaza" . Donde crecí inmensamente feliz , donde compartí desde mis primeros pasos hasta mis grandes amores, aprendí a compartir , a hacer amigos, donde creamos una hermandad que ha durado para siempre. En la Colmenita nos divertimos tanto que no queríamos ni crecer ni que pasaran los días para estar todo el tiempo juntos. Más que interpretar personajes jugábamos a hacerlo con muchas alegrías y entrega . Solo teníamos que ser feliz y eso era muy fácil. Yo en la personal estoy muy muy feliz de haber formado parte de esa compañía y tanto fue así y mi admiración era tan grande que actualmente tengo a mis mejores amigos y se que ellos son mi familia . Tengo muchas vivencias y experiencias vividas dentro de la colmenita, conozco a Cuba entera gracias a la colmenita y los lugares más recónditos a los que nadie puede llegar nosotros lo hicimos y hacemos con mucho amor y nos fortalece compartir alegrías y el agradecimiento de todos al vernos. Gracias Colmenita por permitirme crecer en esta enorme familia , feliz 30 años

  • Dayi dijo:

    A La Colmenita, una compañía que irradia Amor y Esperanza, muchas felicidades.

  • Beatriz Pulido dijo:

    Muchas Felicidades a las Colmenita en este dia tan especial saludos desde Joven Club Cienfuegos

  • sool2 dijo:

    Es muy bella la obra de todos estos nenes son un orgullo para nuestra nación.Felicidades!!!!!!!

  • Denise dijo:

    La Colmenita para mi, más que la compañía en la que estuve toda mi infancia y adolescencia, es un estilo de vida. Es familia, es compañerismo, es aprendizaje. Lo que yo viví aquí fue mágico fue como vivir en una aventura infinita en la cual conocí y aprendí muchísimo y además lo hice de la mano de mis mejores amigos. La familia es para toda la vida y la Colmenita también lo es.

  • Ülke Çınar İçil (Estambul / Turquía) dijo:

    Queridos hermanos de La Colmenita de Cuba. Tenía 3 años cuando conocí a La Colmenita por primera vez en 2008. Entonces en el 2010, cuando tenía 5 recuerdo haberlos visto actuar y cantar en el escenario, claro con ayuda de las fotografías y los videos. Recuerdo que tuve muy agradables momentos con los miembros de La Colmenita especialmente en el jardín del Centro Cultural “Nazim Hikmet”. Me acuerdo especialmente de Luisito, el hijo del Tío Luis Manuel. Recuerdo a mi tío Tin, Janet y María Carla, que se quedaron en mi casa (que es la suya en Estambul). Yo y mis padres pasamos un tiempo inolvidable con La Colmenita. Gracias muchas por esos momentos. Ahora yo tengo 14. Sé que ese número es especial para La Colmenita y pienso que es una agradable coincidencia que mis 14 años coincidan con el año 30 de La Colmenita. Cuando yo observo a La Colmenita, puedo entender lo que La Colmenita y Cuba significan para el mundo y para nosotros, un ejemplo maravilloso para el dominio de la igualdad y la libertad para nuestro pueblo y amado país, como para Cuba. ¡Cuánto deseo poder ver de nuevo a los miembros de La Colmenita, a mi Tío Tin, Janet y Maria Carla! Felicidades por el 30 aniversario de nuestra Amada Colmenita. Amor para todos ustedes.

    • tin cremata dijo:

      ¡Mi sobrino Ulke País, te envío un beso del tamaño del Sol, desde tu Isla de la Libertad!

      • Janet Rodríguez del Sol dijo:

        Hola Ulke, soy Janet, la mamá de Maria Carla Cremata, tu primita cubana. Primero recordarles, porque ya ustedes lo saben, el Amor que sentimos por ustedes y los recuerdos taaannn hermosos que tenemos de nuestras vivencias juntos. Quiero contar algo que guardo como uno de los recuerdos más simpáticos de la vida de mi Princesa. Resulta que cuando íbamos a Turkía nos quedábamos a vivir esos días en casa de esa familia increíble que es la de Ulvi, Tullin y Ulke. Era un apartamento pequeño, muy acogedor, y yo sentada en la sala, al final del pasillo podía ver el baño... Recuerdo que Maria Carla y Ulke no tenían más de 4 añitos y a pesar de la una solo hablar español y el otro solo turco, increíblemente Maria invitaba a Ulke a acompañarla, mientras ella hacía caca... Y era muy gracioso verlos conversar por largo rato, la una sentada en la taza y el otro - al frente... ¿Qué se decían?... Solo lo sabían ellos!!! Lo cierto es que nunca dejaron de comunicarse, a pesar de la barrera del idioma... ¡Esa es una de las grandes libertades de los niños, de los que debemos aprender todos los días!

  • Gilberto Hernández Miteff dijo:

    He vivido toda mi vida en Jarahueca, Sancti Spiritus. A mi me operaron de corazón abierto y fue la Colmenita mi casa, mi medicina, después que me recuperé. Yo siempre espero que el taller de la Colmenita de Jarahueca esté ahí justo cerca de mi trabajo, actuando, ensayando, porque yo formé parte de la Colmenita de Jarahueca y amo este noble proyecto,

  • Ulvi Icil (Turquía) dijo:

    Mis momentos más especiales con La Colmenita son de dos tipos. Aquellos en que yo estuve junto a La Colmenita en el 2008 y el 2010 en Estambul y luego en el 2010 en La Habana. Especialmente los días de ensayo del 2010 cuando La Colmenita preparaba sus “Esencias” para nuestros Cinco Héroes, fueron de una importancia emocional muy grande para mí. También cuando pude ver “Y sin embargo, se mueve”, una obra de puro teatro, un gran trabajo, mi pieza teatral favorita de La Colmenita, en su propio Teatro en La Habana Vieja en el 2010.
    El segundo tipo de mis Momentos Colmenita fue aquel en que yo no tomé parte directamente, sino que los estaba mirando desde Turquía. Recuerdo aquella celebración del Primero de Mayo cuando un bloque gigante de Abejitas se detuvo en la Plaza de la Revolución y se volvió hacia el General de Ejército Raúl Castro Ruz para preguntarle: “¿Qué otra cosa podemos hacer?”. Ese será un eterno gran momento para mí.
    El segundo, el 90 cumpleaños del Comandante en Jefe Fidel en el Teatro Karl Marx, al que fui invitado por mi querido hermano Tin Cremata, pero no pude asistir debido a la difícil situación en mi país. Ese fue otro gran momento porque pude ver la felicidad de Fidel y Raúl esa noche, que me hizo muy feliz, pero también porque aquella fiesta de felicidad había estado organizada por mi Colmenita.
    La Colmenita es un gran logro histórico de la humanidad, de su infancia, de su juventud. Es uno de esos monumentos a la Revolución Cubana, cuyo escultor es ese hombre lleno de amor por la humanidad, Carlos Alberto Cemata “Tin”, a quien tengo la dicha y el honor de llamar hermano y amigo.

    • Ulvi Icil dijo:

      Corrección: no fue el 1 de mayo de 2011 sino el 16 de abril de 2011, el desfile del 50 Aniversario de la proclamación del carácter Socialista de la Revolución y la victoria de Playa Girón.

  • Víctor Hernández dijo:

    Soy un joven de Jarahueca, estudiante de preuniversitario, y amo a la colmenita, me siento colmenero siempre, y disfruto de la Colmenita, ella marcó pautas en mi vida, gracias a la Colmenita aprendí a valorar lo hermoso de la vida y tantas cosas, la lleva dentro como parte de mi cuerpo, mi sangre y sé que seré colmenero por siempre

    • Ulvi Icil dijo:

      Amor y respeto por Ada Elba Perez, su ciudad y pueblo desde Estambul/Turquia.

      • Alina dijo:

        Ulvi, todos los habitantes de Jarahueca te envían abrazos, besos y que por favor se los extiendas a todos nuestros amigos en Turquía

  • Esther María Caraballo dijo:

    La Colmenita, indudablemente un producto de mi Cubita la bella

  • Luis Manuel Iglesias dijo:

    ¡Ya me embullé a contar!. Yo desde que era un niño tenía vocación para el arte, bueno de eso me di cuenta después porque en realidad lo que me gustaba era imitar a la gente ,de la TV, a los maestros y profesores, participaba en matutinos, festivales de pioneros y hasta en mi barrio montaba espectáculos con amigos donde hacíamos fonomimias, se las copiábamos a Centurión, cantábamos y hasta actos de circo hacíamos, me fascinaba el circo, iba mucho a la carpa de la Feria de La Juventud, que estaba frete a la terminal de Ómnibus, recuerdo que en las colas de la pizzería me ponía hacer chistes rodeado de los que esperaban su turno hasta que nos tocara entrar, siempre me gustó todo eso. Nunca mis padres me llevaron a hacer prueba artística alguna en las escuelas de Arte, no los culpo ya que se pasaban el tiempo trabajando muy duro para mantenernos a los 4 hermanos, bueno en fin que era un artista frustrado, mi otra vocación era ser maestro y por suerte si la pude ejercer, lo que dando vueltas llegué a el trabajo con los pioneros. Corría el año 1995 y en los pioneros continuábamos trabajando con la Colmenita en casi todas las actividades, ese año comenzaron a realizar’’ Los Cantándole al sol’’ y en verano apoyamos la realización de una temporada de la compañía en el teatro ‘’Karl Marx’’ se presentaban las obras ‘’Meñique’’ y ‘’El gato con Botas’’ , yo me sentía feliz trabajando como una especie de productor de todas esas actividades, pero loco por poder actuar con ellos en algún momento. En esa temporada se iba a estrenar el Himno de La Colmenita y se quería dramatizar y se quería fuera el opening de todas las futuras presentaciones, participarían todos los actores niños y jóvenes de la compañía… Yo ya había comentado de mi vocación por la actuación y me invitan a estar en este momento, por suerte Enith Alerm, la Presidenta Nacional de la OPJM , mi jefa, me entendió siempre y no se opuso a que participara, y ya se pueden imaginar me sentí el hombre más feliz del planeta ¡¡.Solo se me puso como condición que tenía que conseguirme el traje de zángano y me puse a revolver el baúl de la ropa que no usaba y a recabar al ayuda de familiares y amigos al final resolví unas zapatillas de boxeador, unas mayas azules , que resultaron ser unos calzoncillos para el frio, un pullover y gorra … y nada pa´rriba de escenario¡¡. Se había preparado una escenografía que simulaba una colmena gigante, imagínense que ocupaba todo el escenario, con muchos andamios y tarimas. Tim me situó en el extremo derecho, recuerdo que estaba con otros padres inexpertos también pegados a la pata, más bien detrás de la pata, jajaja, como para que no llamáramos mucho la atención y el público casi no se fijara en nuestra falta de energía que por la inexperiencia de seguro íbamos a tener. Yo estaba muy nervioso pero con unos deseos de hacerlo y defender con dignidad mi zángano y, cuando empezaron a escucharse los acordes del inicio del himno me di cuenta que debí haber ido al baño antes¡¡… Nosotros teníamos que estar como dormidos e ir despertando poco a poco, yo casi no podía moverme de los nervios quizás fui el último en reaccionar pero cuando lo hice y me vi frente a más de 5000 espectadores y me di cuenta que estaba actuando en el mayor teatro de Cuba, no sabía si salir corriendo al baño u orinarme allí mismo¡, por suerte reaccioné y volqué toda mi energía, la que tenía guardada durante años desde chamaco y al terminar y escuchar los aplausos lloré , lloré como lo que era en ese momento - el Niño más feliz de la tierra¡¡.
    Después, me contaba Enith, que Iraida Malberti (la mamá de Tim y abeja reina de la Colmenita), al terminar el opening corrió hasta ella y le dijo refiriéndose a mí: - ‘’Enith ahora sí que lo perdiste, porque ese muchacho nació para esto!’’… Esta sentencia marcó mi orgullosa condición de Colmenero

    • Amanda Santiago dijo:

      Q bella historia por Dios... Eres un pilar en La Colmenita!!!

      • Marta Palacios dijo:

        Si, por Dios, qué bellísima historia!!, por eso eres uno de los seres más adorados en toda la historia de La Colmenita y su fundador más noble, ocurrente y simpático

  • Mensaje de los alumnos de 4 grado de la escuela José Antonio Labrador, Pinar del Rio dijo:

    Colmenita muchas felicidades
    Muchas felicidades, quisiera participar en la colmenita.
    Feliz día del amor y la amistad, quisiera ser uno de las abejitas.
    Siguen adelante con sus sueños y feliz día del amor
    Nos gusta mucho su trabajo y feliz día del amor.
    Felicidades a todos, no me pierdo ningún programa, sigan adelante.
    Feliz aniversario para todos y también día del amor y la amistad.
    Yo quisiera ser tan grande y tan chiquita, como ustedes, abejitas.
    Felicidades, por este 30 aniversario. No me pierdo ningún programa.
    Feliz aniversario y que lo pasen bien, en una linda fiesta.
    Me gusta su trabajo y quiero felicitarlos a todos.

    • tin cremata dijo:

      ¡Qué lindo!... Un aula de 4to grado, que nos escriben desde Pinar del Río... Si mal no recuerdo ese era precisamente el grado en que fue profesor el inolvidable Frank País, cuando instauró en su aula, como Maestro - la "República Escolar"... ¡Gracias hermanitos pinareños de todos los recuerdos lindos!

  • Marisela León dijo:

    ¡Lindo todo lo que cuentan, cuantas experiencias y sueños y aventuras!

  • Nimia Rodríguez dijo:

    No podíamos esperar menos de algo que proviene de ese ser tan especial que se llama Tim Cremata

  • Luis Ma dijo:

    Ser colmenero no es un simple nombramiento sino hay que sentirlo, sufrirlo, hay que ganárselo con trabajo, consagración, con humildad, sencillez, es un sentido de vida, hay que ser aceptado en el grupo o como se dice en la Colmenita “entrar en la Burbuja”, así que hay que demostrar ante la familia que puedes serlo.

    • Claudita Alvariño dijo:

      Para entrar en "La Burbuja", como dice Tin, hay que cumplir dos condiciones: una - que al pretendiente le guste la "Burbuja", y segundo: que a la "Burbuja" le guste el pretendiente... O sea, es como los noviazgos y no como los matrimonios. El matrimonio a veces es falso y deriva en un "arreglo" y la doble moral, y...
      el noviazgo se puede acabar dignamente cuando ya no funciona, y depende solo de uno, que no se postergue en una falsa e hipócrita relación de amor

  • Yanny dijo:

    Excelente proyecto cultural; otro de los tantos bien pensado por la Revolución cubana para fomentar valores, trasmitir alegría y contagiar optimismo en cada pedacito del plantena al que logran llegar.

  • Yasnelys Orta dijo:

    Cuanto me hubiera gustado ser una niña de la colmenita, pero padezco el determinismo geográfico

  • Sheyla Vega dijo:

    Jajajajajajajajajajajajajajaja de esta anécdota solo me puedo reír, era una niña, no me acuerdo ni qué edad tenia. La Colmenita estaba de gira, había mucha gente, el teatro se repletó de tal manera que muchísimas personas no pudieron entrar incluso fue imposible cerrar las puertas, lo que propició que la música de la obra se escuchara fuera… Luego de la función, la TV Cubana me entrevistó y dije: “Estoy muy feliz ya que las personas que no pudieron entrar… por lo menos escucharon la música afuera”… Fue muy cruel... lo que dije, porque había que imaginarse a esa gente de pie y malhumorada por no poder entrar y yo diciendo que estaba feliz, pero era una niña y no fue eso lo que quise decir o de lastimar a nadie... Afortunadamente creo que eso nunca lo sacaron por la TV, al menos mi familia que estaba atenta a las informaciones culturales para ver si salíamos, no lo vieron.

  • Luis Manuel Iglesias dijo:

    Recuerdo la primera participación, fue en “Movimiento de Aficionados” – un sketch humorístico para adultos ,la obra se desarrollaba en una unidad del ejército donde se recibía una visita del mando superior para revisar como estaba el movimiento de aficionados al arte allí, ese movimiento no existía y comienzan a improvisar para salir bien en la visita, en esa atípica unidad hay de todo tipos de personajes desde soldados jodedores, hasta un “amarillo” inspector del transporte, A mí me invitan a participar en la obra y me dan un personaje que llevaba puesta un máscara de gas, me dicen que estar con esta me ayudará por si me daba un poco de pena y que desde el punto de vista actoral era importante, y yo ni corto ni perezoso me puse mi máscara y a actuar se ha dicho!!.... miren fue de madre la experiencia!!, lo primero casi no podía respirar y cuando había logrado adaptarme a tomar un poco de aire, comenzaron a darme galletas y pescozones!! Y lo peor era que no los veía venir!!, yo solo sentía risas no solo del público sino del resto de los actores y tuve que resistir hasta en final de la escena, yo no podía echar a perder la obra!!, pero a qué costo!!.Miren llegó el momento que estuve a punto de devolver los golpes pero nada , al terminar entre risas todos me felicitaban y me daban la bienvenida al grupo, me decían los muy…. que ese había sido mi “bautizo” como actor de la compañía!! y para desquitarme tuve que esperar a que llegara otro iniciado!!

    • A. Martín dijo:

      Eso le pasó a todos los inciados en el sketch humorístico "Movimiento de Aficionados", era pagar la novatada, todos pasamos por eso!... Y eran Tin, Ernán y Alex los que lo organizaban todo

  • Al dijo:

    Muchas felicidades a la colmenita y que sigan dando amor a cuba y el mundo

  • Tainara (Mamá Aliha Meñiquitos ) dijo:

    Feliz cumple !!!!

  • Seminternado Ciro Redondo San Diego de los Baños dijo:

    Muchas felicidades en su aniversario, los niños del Seminternado Ciro Redondo de la localidad San diego de los Baños han creado un grupo de las colmenitas que con ayuda de los padres , esparcimos la miel de la amistad y el amor en toda la comunidad.

  • Nadia dijo:

    Muchas Felicidades, para los niños que se han desarrollado en este hermoso proyecto de Cremata, tuve la dicha de ver como cada mañana llegaban los niños a la casona para aprender día a día. Nos demuestran a diario el talento y la educación que reciben. Gracias Cuba por la entrega desmedida a nuestra infancia.

  • Silvia dijo:

    Mi hija tiene solo 5 añitos y desde que tenia 2 que veía la colmenita por televisor me insistìa que quería ir a ver esos niños, y yo actuación tras actuación siempre la llevaba incluso varias veces a ver la misma obra. Con tres añitos casi al cumplir los 4 comenzó en la colmenita de la PNR y hoy con solo 5 añitos ya ha vivido tantas experiencias increíbles y ha hecho reír a tantos niños, ha hecho que se paren de una silla y se pongan a jugar, ha ido a un hospital a brindarle un poquito de alegría a aquellos que no pueden ir al teatro. Es un orgullo muy grande para mi como madre que mi pequeña colmenera con solo 5 añitos, que ni siquiera sabe leer porque esta ahora en preescolar puede incidir en tantas personas que necesitan que le brinden ese poquito de amor con bueno corazón.

  • maria dijo:

    Felicidades colmeneros, a todos los que han sido parte en algun momento de este maravilloso proyecto, a Tim, Iraida y a nuestro estado revolucionario por su apoyo incondicional al desarrollo de nuestros niños.FELICIDADES

  • Tere López dijo:

    Felicidades, ustedes son la imagen de la niñez cubana.

  • Sergio Medina García dijo:

    Tin y La Colmenita:
    "Sólo el amor engendra la maravilla" así lo dijo el poeta hace 42 años parafraseando a nuestro José Martí, tal vez, sin saberlo, estaba pensando que 12 años después o algún día, nacería esa gran obra de amor que es La Colmenita y a la cual Tin y su querida madre Iraida Malberti dedicaron y dedican todas su energías. Amor también para Iraida, que estará siempre presente.
    Amor, mucho amor, igualmente, para el equipo que trabaja con Tin, para Muma y los demás, para Lisbet a quien vemos la dulzura y carinó que entrdega todos los miercoles a los niños de la Colmenita de Diez de Octubre para que sean en el futjuro "hombres buenos" o "hombres de bien", como nos pedía el maestro.
    Tin las experiendias que se viven cuando uno asiste a una actuación de "La Colmenita" es realmente indescriptible, la felicidad que uno observa en los niños que la conforman, padres, madres, abuelos, otros niños y todos los que asisten a ver sus funciones es algo que queda para toda la vida.
    Hay que oir los comentarios de padres y abuelos que llevan los niños a La Colmenita de Diez de Octubre, a donde asisten pequeñitos de Santos Suarez, La Víbora, Lawton, Luyanó, San Miguel y otros sitios. La dmiracion y cariño hacia los que laboran junto a Lisbet es infinito, porque saben que sus niños estan felices y formandose para el presente más cercano y para el futuro.
    Los padres y abuelos, todos muy humildes, se la pasan comentando como encontrar o confeccionar los trajes de sus niños para las actuaciones y se oyen muchas frases que expresan su ayuda a los que les falta alguna prenda: tengo una cinta amarilla, tengo una licra negra, tengo una saya que le puede servir a alguna niña, que puedo hacer para ayudar.
    Ese es el sentimiento y el agradecimieno que se aprecia entre los que llevamos a nuestros niños a esa Colmenita de Diez de Octubre.
    Eso es lo que engendra "La Colmenita", amor, mucho amor, amor a la patria, a sus heróes a Fidel, al Che, al Camilo de Diez de Octubre con su sombrero alón y la sonrisa eterna, amor por el porvenir, por el futuro y que se reparte por toda Cuba, por sus lugares más intrincados y por muchos otros países.
    En nombre de Silvia, Sergio y Sergio Joel ( nuestro nieto colmenero menor) un fuerte abrazo, muchas felicidades y un beso grande, tan grante, como grande es lo que tú (Tin) haces junto a todos los que contigo colaboran porque perdure esta gran obra de amor y esperanza que es "La Colmenita".
    Gracias Tin por existir.
    Felicidades.
    Sergio

  • Joven club cumay3 dijo:

    Felicidades en su 30 aniversario para esos "hijos absolutos de la Revolución, de Fidel y de Martí" que tanto amor y tanto bien entregan al mundo cada día. @Colmenita de Cuba
    La Colmenita no es una escuela, pero enseña. No es un hospital, pero cura. No es un parque, pero divierte. No es una casa, pero la habitas. Tiene la virtud de ser una y a la vez muchas otras cosas. Y viene con un complemento añadido: las personas maravillosas que la conforman.

  • Aurora Delahanty Fernández dijo:

    Muchas Felicidades para La Colmenita. Este grupo de niñas, niños, adolescentes y su profesores, nos enseñan cada día que un mundo mejor es posible, solamente tenemos que tener BUEN CORAZÓN

  • Ada dijo:

    Muchas FELICIDADES a sus integrantes y creadores¡¡¡. Realmente es un bálsamo un espectáculo de la Colmenita. Cada vez que puedo verlos por la TV los disfruto grandemente y ya no soy una niña, ni una jovencita. Como educadora que soy la considero un verdadero proyecto Educativo en cualquiera de sus puestas en escena, me he emocionado grandemente en algunos hasta salirse las lágrimas , en otros he reído feliz, por eso creo que el Proyecto debe ser eterno, siempre tienen cosas nuevas que brindar. Muchos éxitos

    • Marta Palacios dijo:

      Recuerdos de El Salvador... En una reunión con los padres de La Colmenita de San Isidro (República de El Salvador), había un papá que nos estaba escuchando atentamente y con ese brillo en los ojos del que está encantado con lo que le llega, Luisma y yo estábamos hablando de La Colmenita y lo hacíamos desde el corazón, con ese enamoramiento bobo de los novios que saben que no hay nada mejor en el Mundo mundial y decíamos de los valores, del juego, de divertirnos, de ser felices, de ocupar el tiempo en alimentar el corazón y el espíritu. De repente este padre pide la palabra y nos dice “yo los estoy escuchando hablar tan enamorados de lo que hacen y defender con tanta fuerza el tiempo que deben tener los niños para jugar y para reír, que me siento muy feliz de que mi hijo pueda estar en este Proyecto y les quiero agradecer por venir hasta este sitio tan alejado y traernos La Colmenita.”

Se han publicado 929 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Daylén Vega Muguercia

Daylén Vega Muguercia

Periodista cubana. Amante de la fotografía y los audiovisuales. Colabora con Cubadebate y otros sitios digitales. En Twitter: @DailenVega

Vea también