Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Treinta febreros de Amor para una Colmena (+ Fotos y Videos)

| 1667 |

La Colmenita al finalizar una reciente actuación en el teatro Sauto de Matanzas. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Si de niños, magia y amor se trata, a mi mente llegan - como en ráfaga-, diferentes imágenes en tonos amarillos y negros, con alas y antenitas en constante movimiento. Con una banda sonora de sonrisas y corazones latiendo al compás del Bien. Con rostros pequeñitos y otros no tanto. Traviesos, juguetones y cariñosos, porque como dijera sabiamente el Apóstol “son los que saben querer, son la esperanza del mundo”.

Y en este planeta tan convulso en que vivimos La Colmenita es un rayito de luz que se va abriendo paso entre las nubes más oscuras; que salva y que sana, que impulsa, que forma y completa.

La Colmenita no es una escuela, pero enseña. No es un hospital, pero cura. No es un parque, pero divierte. No es una casa, pero la habitas. Tiene la virtud de ser una y a la vez muchas otras cosas. Y viene con un complemento añadido: las personas maravillosas que la conforman.

Es una inmensa obra de amor.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Un poco de historia

El 14 de febrero de 1990 surgió un pequeño grupo de teatro compuesto por niños y jóvenes, bajo la dirección de Carlos Alberto “Tin” Cremata y su mamá, Iraida Malberti; que hasta 1993 se mantuvo estrenando obras del Teatro Cubano y el Siglo de Oro Español.

En 1994, un pequeño cambio marcaría el destino del grupo para siempre; estrenaron en el Karl Marx, una versión del clásico Meñique interpretada solo por niñas y niños. Ese sería el inicio de lo que, al paso de los años se ha convertido en La Colmenita, Compañía Infantil de Teatro de los Niños de Cuba.

La idea de Cremata fue sumando abejitas y zánganos. Cuando ya eran tantos los que iban hasta el panal fundador, Tin le pidió a Jaime Fort (el guionista de buena parte de los programas de Vivir del Cuento) que abriera un Taller anexo por Alamar, y después se abrió otro en Plaza, y así en otros municipios de La Habana. Por eso hoy en la Colmenita actúan niños del Vedado, pero también de San Miguel, La Lisa, el Cotorro y casi todos los lugares de la capital.

Tiempo después el sueño se multiplicó y se abrieron Colmenitas en casi todas las provincias de Cuba. De algunas vinieron a enterarse cuando visitaron ese territorio y Tin y sus compañeros quedaban maravillados de la calidad de aquellos proyectos.

La Colmenita en la cima del Turquino. Foto: Cortesía de La Colmenita

Una gran familia

Eso es La Colmenita. Así la forjaron sus fundadores. Así la han sostenido generaciones de maestros, instructores, productores y técnicos. Así la han vivido generaciones de niños.

Algunos que llegaron siendo pequeñines con ganas de fantasear desde el teatro y la música, hoy son parte de la compañía como maestros. Algunos encontraron el amor en aquellos predios. Otros ya tienen a sus hijos criándose en La Colmenita.

Allí todos hacen de todo. Como los mosqueteros actúan: todos para uno, uno para todos. Jaime Fort lo cuenta con gracia en este testimonio:

Soy Fundador de La Colmenita y durante muchos años tuve un pequeño problema, que no por pequeño dejaba de ser inquietante. Cada vez que debía rellenar alguna de las muchas planillas que los cubanos tenemos que cumplimentar a lo largo de nuestras vidas; y me topaba con la pregunta “profesión” ahí mismo me entraba una indecisión muy grande. Yo, como trabajaba en La Colmenita, lo mismo hacía de actor, que de profesor, que de técnico de sonido, utilero, tramoyista, atrezo, auxiliar de iluminación, escritor de guiones, ayudante de vestuario, repartidor de merienda, electricista, y algunas veces, hacía hasta la dirección general y puesta en escena de algún espectáculo. También desarrollaba en la Colmenita otras actividades relacionadas con el teatro, pero de forma más indirecta, como: desmontador de ascensores, ayudante de mecánico de guagua, chapistería y pintura, traductor e intérprete, cuidador de niños, estibador, espantador de ranas o relaciones públicas. Pero la casilla de “profesión” era un solo cuadrito y yo nunca supe qué diablos poner. En realidad, podría haber escrito una sola palabra; una palabra que lo resumía todo, pero estoy seguro que el burócrata de turno no iba a entender nada si ponía ahí, “Profesión”: COLMENERO…

La Colmenita celebró los 25 años de la primera puesta en escena de su versión de La Cucarachita Martina. Foto: Daylén Vega/ Cubadebate

Del Teatro Nacional a La Bajada

Siempre agradece Cremata a la Juventud, los Pioneros y a Nisia Agüero por haber creído en la valía del proyecto, cuando apenas nacía. El Teatro Nacional, que dirigió Nisia le abrió las puertas hace 25 años para aquella producción de "La Cucarachita Martina", a la que ahora le han celebrado sus bodas de plata.

Después han paseado por los mejores teatros de Cuba maravillosas versiones de obras como “Sueño de una noche de Verano”, “La Cenicienta… según Los Beatles”, “Los Cuentos Cubanos de Andersen”, “Alicia en el país de las Maravillas”, “Y sin embargo, se mueve”, “Fábula de un país de cera”, “Ajiaco de Sueños”, “Elpidio Valdés y los Van Van”, “Abracadabra”, “Pedro y el Lobo”, “Meñique”, “Bululú y Medio”, “Los Balcones de Madrid”, “El gato con Botas”, “Ricitos, los Tres Ositos… y la Década Prodigiosa”, “Blancanieves y los siete enanitos”, “Las aventuras de Pinocho”, “El Concertazzo de La Colmenita”, “Travesía Mágica”…

Junto a la magia que le ponen los niños a esas obras, en sus elencos han participado integrantes de lujo como Silvio Rodríguez, Juan Formell y Los Van Van, Omara Portuondo, Compay Segundo, Eliades Ochoa, Adalberto Álvarez y su son, Alexander Abreu, la Orquesta Aragón, Virulo, Teresita Fernández, Buena Fe, Liuba María Hevia, Issac Delgado, Pancho Amat, Beatriz Márquez, Vocal Sampling, Los Papines, Oscar Valdés, Enrique Plá, Ernán López Nusa, Julito Padrón, Orlando Valle “Maraca”, Rolando Luna, David Álvarez, Moncada, y María de los Ángeles Santana, entre muchos otras joyas de la cultura nacional.

Hola, soy Omara Portuondo, quiero enviarle un beso muy grande a Tin y a todos los colmeneros en este cumpleaños. Gracias por invitarme a cada rato a compartir sus aventuras y muchas gracias por lo que hacen por nuestra Cultura. Yo también me siento parte de esa familia, como una abejita más, endulzando el alma de Cuba. ¡Felicidades Colmenita!

Pero las abejitas no están hechas para encerrarse sólo en los teatros; han salido a repartir sus mieles por decenas de lugares de toda Cuba. Han realizado decenas de Giras Nacionales por las zonas más intrincadas o las llamadas Áreas de Silencio, por aquellas que han sido afectadas por desastres naturales o por las comunidades rurales del Plan Turquino-Manatí.

En escenarios improvisados al aire libre, a veces al amparo de las luces del ómnibus que los traslada, en ocasiones actuando para sólo una decena de niños (que eran todos los niños de esa comunidad), La Colmenita ha dejado sus huellas en Maisí y La Bajada, en Moa y Guaracabulla;  llevando un mensaje de aliento y con la premisa de que tener talento es tener buen corazón.

Junto al Movimiento de Payasos Terapéuticos han promovido también una labor de hermoso alcance humano por los Hospitales Oncológico y Pediátrico de La Habana, que ya se extiende por todo el país.

En 1998 La Colmenita se integró al Ministerio de Cultura de Cuba como un proyecto oficial del Consejo de Artes Escénicas, y en 2006 fue nombrada Centro de Promoción de Salud, por el Ministerio de Salud Pública cubano.

Con Cristina Fernández en la Casa Rosada, Argentina. Foto: Cortesía de La Colmenita

Libando por el mundo

El paradigmático modelo pedagógico y teatral que La Colmenita ha desarrollado en estos treinta años ya es reconocido en diversos continentes.

Más de 25 países de Asia, Europa y América, han disfrutado de las actuaciones de la compañía cubana. Hasta a los propios Estados Unidos, pese al bloqueo, llegó el mensaje de paz y amor de Cremata y sus pequeñines.

Y en no pocos lugares por donde han pasado han dejado sembrada la semilla. Así han surgido Colmenitas en España (Sevilla, Cantabria y Tenerife), México (Querétaro, Chiapas y San Luis Potosí), Panamá, Nicaragua, República Dominicana, Colombia (San Cristóbal, Bogotá), Canadá (Winnipeg), seis en Argentina (Buenos Aires), 50 en los diferentes estados de Venezuela y 31 en todos los departamentos del Salvador. Cada una con una membresía de entre 50 y 100 niños.

La Colmenita fue el primer grupo teatral del mundo en ser proclamado Embajadores de Buena Voluntad del Fondo de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Yalcin Baykul (Turquía) – Yo sueño con que haya muchas más Colmenitas alrededor del mundo… y más, sueño que el mundo todo – sea una gran Colmenita.

La ColmenaTV. Foto: Cortesía de La Colmenita

Teatro, Cine, Música y TV

La Colmenita ha realizado coproducciones exitosas con Bread and Puppet Theater (EE.UU.), Odin Theatre (Dinamarca), Deep Mountain (EE.UU.), People´s Little Theater (Bangladesh), Les Mordus du Théatre (Bélgica), Corporación Cantoalegre (Colombia), Big Band Ribe (Dinamarca), CoopFilarmónica de Bogotá y un largo etcétera.

Pero La Colmenita en su quehacer ha trascendido la puesta en escena teatral, produciendo tres largometrajes con y para niños: “¡Viva Cuba!”, “Habanastation”, “Y sin embargo…”; los tres con gran acogida por el público y multipremiados internacionalmente.

Asimismo, obtuvo el Premio Especial Extraordinario del Festival CUBADISCO 2014 con el DVD “Siempre habrá Van Van” y Premio Especial del CUBADISCO 2017 con los DVD “Pedro y el Lobo” y “¡Feliz Cumpleaños Fidel!”. Su disco “Añejo Jardín”, producido por la EGREM, fue nominado a los Premios Grammy Latinos en el 2017.

En 2017, 2018 y 2019, el grupo teatral produjo y protagonizó “La Colmena TV”, un programa de televisión que se ganó un espacio de preferencia en los hogares de Cuba.

Desde 2005 La Colmenita tiene su propio coliseo, en la Sala de Teatro de la Orden Tercera del Convento de San Francisco de Asís, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad, en La Habana Vieja.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Sólo el Amor salva

La Colmenita siempre ha gozado del gusto popular. La simpatía y el aprecio hacia el grupo y sus integrantes, es una constante en el corazón de los cubanos. Los teatros se llenan cuando actúan. En las provincias los esperan con entrañable cariño y deferencia.

Quizá nunca Tin imaginó que aquellas tardes en que su padre (*) inventaba obras de teatro y los ponía a actuar a él y sus hermanos serían el embrión de este hermoso proyecto de amor por los niños que trasciende a sus hacedores y que enaltece a Cuba.

Bien lo ha dicho Eusebio Leal:

Eusebio Leal. Foto: Archivo.

Siempre creí y creo que Tin, como le llamamos cariñosamente a Cremata, es un discípulo puro de Luz y Caballero; quiere decir, el Teatro es para ellos el vehículo para formar y para educar el alma de esos niños y prepararlos para la vida.

De esa manera, a través del Arte, logran lo incocebible, lo inimaginable, que criaturas de este tamaño, no ya hagan algo, porque los hacen meditar, los hacen pensar, sino que actúen concertadamente para crear una maravilla como es la obra de La Colmenita.

Esa Colmenita ha trascendido y hoy forma parte de un legado generacional; hoy hay muchos niños, que son adolescentes y que son jóvenes y que se formaron al calor de Tin y de sus colaboradores, un maestro de generaciones, alguien que se ha entregado por completo, con amor, alguien que fue muy herido y que sin embargo convirtió la herida en Amor, eso es lo más importante, lo convirtió en una voluntad creativa, en una voluntad salvadora. Él me ha hecho a mí creer firmemente, en lo que una vez dije: "Solo el Amor, salva".

Se cierra el telón. Todos se reúnen con las manos apretadas en el círculo como tras cada función. Un nuevo bien se ha hecho. La Colmenita comienza a mirar hacia los próximos treinta años.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

(*) El padre de Carlos Alberto Cremata es una de las 73 víctimas de abominable sabotaje contra un avión de Cubana en Barbados en 1976. Su madre, Iraida Malberti, fue una de las más importantes creadoras de teatro y televisión para niños en Cuba.

El llamado de Tin a los Colmeneros

Carlos Alberto Cremata, director de La Colmenita en un ensayo. Foto: Bill Hackwell / Archivo de Cubadebate

Treinta años cumple hoy la Colmenita de Cuba, que tuvo la suerte de nacer un día de los enamorados, cuando recién comenzaba el período especial (14 de febrero de 1990).

Catorce jóvenes, que enseguida fueron veinte y ocho, y que estuvimos del 90 al 98 sin recibir salario, unidos solo por el placer de estar juntos compartiendo aventuras de Teatro Musical por toda Cuba

Invito a todos los colmeneros de antes y de ahora, los cientos de niños que hoy tienen 40, 30 y 20 años y que andan dispersos por todo el mundo, sus familiares, los miembros de las Colmenitas nacionales e internacionales, amigos y público en general - a que escriban sus recuerdos, anécdotas, impresiones, vivencias, opiniones, dudas – y las envíen a esta especie de foro que puede tornarse para nosotros Cubadebate, y así atesorar una suerte de almacén virtual de nuestra treintañera y melífera historia de vida… que además publicará este sitio - para todos los que a él acudan de Cuba y de todo el mundo. 

¡Cuántos recuerdos!... en primer lugar mi Papá (Carlos Alberto Cremata Trujillo), que siempre he dicho - ha sido el verdadero director de nuestra Colmenita desde muuucho antes de fundarse… mi Mamá (Iraida Malberti Cabrera) eterna Abeja Reina y la siempre respuesta a las más difíciles preguntas del Arte y la Vida… La fuente originaria y pretexto para fundar - mi primogénita Camila, que hoy ronda la treintena y educa a muchos niños (como su Papá) en la Tampa de nuestro Martí… y además reencarna en mi hija menor Maria Carla de 15 recién cumplidos.

Los primeros: Alex, Yoha, Ernan, Mao, Ramfis… Alpízar, Janecita, LuisMa, Amarilys, Yanín, YanCap, Arielito, Julio el policía, Anmerix, Nenita, Lourdes, Mayra, Patri… Susy, Joselín, Yanai, Gretell, Carlitín, Yasbel, Churrisquito, Malú, Gabo, las Claudias, Riquifito, Thais, Marlon…

Las inolvidables asistentes de dirección Marisela Hernández Arocha e Ingrid León Vila, la tiernas creadoras de los textos teatrales en verso Julia González Carid y “Titi” Oltuski, los músicos Yamel Romero, Amaury Ramírez, Mónika O’Reilly, Tony Carrera, Ivis Reyes y René Baños (Sampling), el guionista Jaime Fort (¡el del programa de Pánfilo!), la Maga de las Luces - mi tía Saskia Cruz, las diseñadoras de vestuario Nora Mesa, Magalys Acosta y Melba Cortés, los productores Leonardo Buenaventura (¡que nos abrió al mundo!), Lupe Rey, Marta Palacios y Cristina Leyva, los directores de arte Yoqui Tornes y Juan García, la directora de sonido de siempre Janet Rodríguez del Sol, las Almas del Panal: en el teatro - mi Muma de todos los recuerdos lindos  y en la música - Rocío Calle, mi “Puchi” (hoy Directora Orquestal)

Los Maestros que nos dieron a luz y amamantaron: Berta Martínez (Teatro Hubert de Blanck), Nisia Agüero (Teatro Nacional de Cuba), Enith Alerm y Laritza Díaz (Organización de Pioneros José Martí), Teté y su Escuela “Solidaridad con Panamá”, José Arroyo de Bogotá, Ulvi Icil de Estambul y Miguel Adan de Sevilla, Michel Frank… y por supuesto: Fidel, Raúl y Martí.

Las tantas aventuras nacionales e internacionales a JAPÓN, la Ciénaga de Zapata, ESTADOS UNIDOS, Guaracabulla, RUSIA, el Pico Turquino, KUWAIT, Mangos de Polilla, FRANCIA, Naranjo Agrio, TURQUÍA, La Isabelita, CANADÁ, Mamanantuabo, ALEMANIA, Pinar de las Canas, MÉXICO, Mangos de Baraguá, ESPAÑA, San Pablo de Yao, HAITÍ, Arroyo Seco, BANGLADESH, La Bajada, PORTUGAL, Las Martinas, VIET NAM, Chafarina, DINAMARCA, Piedrecita, RUMANÍA, La Tinta, BULGARIA, Potrerillo, NICARAGUA, Dos Ríos, REPÚBLICA DOMINICANA, Magarabomba, EL SALVADOR, Birán, VENEZUELA, Cauto Embarcadero, ECUADOR, Minas de Matahambre, BÉLGICA, Caimanera, ARGENTINA, Boquerone, PANAMÁ, Guamuta, COLOMBIA, Playitas de Cajobabo…

¡Escriban, escriban! - queridos colmeneros de estos inolvidables treinta años!

Tin Cremata

La Colmenita llevando alegría tras el desastre natural. Foto: Cortesía de La Colmenita

Con Juan Formell Foto: Cortesía de La Colmenita

Encuentro de los presidentes Fidel Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y Ministros de Cuba y Hugo Rafael Chávez Frías Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, En el Teatro Karl Mark de la Capital cubana, En el marco de la visita que realiza a cuba el presidente Venezolano.
En la foto Ambos presidentes saludan a niños cubanos integrantes del grupo Infantil La Colmenita.
Fecha: 29 Abril de 2005
Foto: Roberto Suárez

En la celebración de los 90 de Fidel. Foto: Cortesía de La Colmenita

La Colmenita recibe su teatro nuevo. Teatro de la orden tercera en La Habana Vieja. Foto: Archivo / Cortesía de La Colmenita

En video, La Colmenita de Cuba

Se han publicado 1667 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Servilio dijo:

    Esos chamas están escapaos. Felicidades a la colmenita

  • Laritza Díaz Cotayo dijo:

    Eran tiempos difíciles pero con muchos deseos de hacer, para la dirección de los Pioneros la llegada de Tin y su propuesta de acompañarnos en nuestros deseos de hacer por los niños se convirtió en un incentivo. Recuerdo que soñábamos en cómo llegar a cada rincón de Cuba, el reto era el cómo?, era pleno período especial, alquilar un ómnibus era difícil pero no imposible. Logramos encontrarlo para una gira que empezaba por Guantánamo, el tubo de escape del ómnibus partido, un ruido enorme y todo el humo hacia nosotros. Nos ponchamos varias veces en la carretera, pero aunque parezca loco, éramos felices, toda una fiesta, solo nos movía el deseo de hacer, recibiendo a cambio la satisfacción y alegría de los niños y personas que disfrutaban de aquel acontecimiento cultural

    • tin cremata dijo:

      Ja, ja, ja Lary... Y llegamos todos tiznados de pies a cabeza, y en la secundaria adonde llegamos de madrugada, unos minutos antes de salir el sol, no había agua, y nos tuvimos que quitar lo que pudimos del tizne, en una guardarraya, con un tubito que había a ras de tierra, y que tenía unos huequitos por donde salían unos paupérrimos chorritos de agua... Y, al ratico - ¡volando para la función!, no recuerdo si fue en Boquerón o Caimanera, medio tiznados , después de muuuuchas horas "de vuelo" en una guagua "de palo, en llamas", sin dormir, porque "el cuero" y las carcajadas estaban a la orden del día... Pero ¡qué tronco de función en aquella unidad frente a la Base Naval!... Nunca antes los "negritos del teatro vernáculo" que actuamos ese día, lo habían hecho con tanta Pasión y ganas de "dejar el tizne en el terreno"

  • Sahilys dijo:

    Uno de las anécdotas que recuerdo con mucho cariño es cuando era nuestro cumpleaños y al final de las funciones,los adultos colmeneros nos cantaban Felicidades pero diferente .Se reunían los hombres en el medio del círculo y nos tiraban para arriba ,casi volamos a mi me tiraron varias veces y me encantaba ese momento lo disfrutaba muchísimo.

  • María Yamila dijo:

    Felicidades a todos los niños de la colmenita y principalmente a esos profesores que tanto se esfuerzan para que esos niños sean muy felices,deseo que cumplan muchos añitos más.

  • Daylén Vega (la mamá de Dany) dijo:

    Tuve la satisfacción ENORME de escribir este trabajo especial por los 30 años de La Colmenita, en un intento de contar en unas líneas la HISTORIA de una agrupación teatral cuya obra no puede enmarcarse en un lapso de tiempo, porque su grandeza sobrepasa los límites temporales.
    A La Colmenita me unen lazos especiales y el acercamiento a ese mágico espacio, ha sido de dos formas: la profesional y la personal. Ahora, quien escribe estas líneas no es la periodista, sino la madre de uno de los pequeños que –con inmenso orgullo lo digo- forma parte de esa gran familia Colmenera (de la que sus padres y abuelos también nos sentimos parte).
    Dany (mi pequeño) llegó a La Colmenita hace unos diez meses, con 4 añitos. Recuerdo el primer día, Tin y su equipo lo recibieron como si lo conocieran de siempre, con el cariño propio de los padres, tíos y primos que conforman la más unida y hermosa de las familias.
    Él entre asustado y expectante, lo miraba todo. El asombro era visible en su rostro, y también en el nuestro. Su abuela (mi mamá) y yo, estábamos atrapadas también. Fue una suerte de encanto con enamoramiento a primera vista, como sucede en los cuentos de hadas.
    Luego pasó lo que no esperaba, cuando lo llevábamos a sus ensayos, a veces escapaba del aula, con el temor propio de la edad. No quería separarse de nosotros, nos abrazaba fuerte (aunque esto solo duraba unos minutos, porque luego salía corriendo con el resto de los niños).
    Varias veces pensé en no volverlo a llevar, lo confieso. Y recuerdo a Tin diciéndome: tranquila mamá, eso pasa, verás que luego lo que no va a querer es irse a su casa. Y cuánta razón tenía!!!!
    Hoy Dany es un feliz zángano colmenero. Y orgulloso le cuenta a todos de sus amigos de La Colmenita, de sus profes (los amigos grandes, como dice), y presume de las cosquillas de “Tin Cremata”, para agregar luego: “él es mi amigo”. Y nos dice que Sahylis es la persona más cariñosa del mundo, y que Odalis (la mamá de Sahylis) es su abuelita. Que él se enamoró de Carolina, pero que Cristofer es su amigo, su papá de gira (aunque todavía le falta saber hacerle bien los pinchos, sin los pegotes de gel jejejejeje)… que Daniela es como su mamá, que lo cuida y lo protege. Que Yiyi le dice “chiquillo loco”… y entonces estalla en risa y nosotros también.
    Y en nuestra casa escuchamos historias sobre el Galleguito, el chivo nativo, el gallo malayo, la cucarachita, paloma blanca… en fin, sobre todos los personajes, sus amigos; y luego nos va diciendo los nombres uno a uno, y nos cuenta de Lucas y su FELICIDAD, FELICIDAD, FELICIDAD...ehhhh!!!
    Y nos habla de Muma, Lisbel “su amiga secreta”, Rita, El Guille, Santa, la mamá de Cristofer; así nos va hablando de cada uno. Porque los conoce y los quiere como lo que son: su familia.
    Dany es un niño feliz. Es un niño feliz, en su casa, en la escuela y en La Colmenita. Y se ha crecido. Nosotros hemos sido emocionados testigos de ese crecimiento. Y hemos también, crecido con él.
    A veces me sorprendo mirando desde lejos a los niños y no tan niños de La Colmenita y pienso lo maravilloso que debe ser crecer en ese ambiente. Es magia, pura magia. Y ese talento y buen corazón MERECE TODAS LAS ALABANZAS DEL MUNDO.
    FELICIDADES Colmenita!!!
    FELICIDADES Tin!!!
    FELICIDADES a todo el colectivo de La Colmenita!!!

    PD: si me animo, en otro comentario, les cuento de Dany y su primera gira, la primera vez que se separó de nosotros y cuando yo casi muero al ver alejarse la guagua.

    • Colmenita dijo:

      No imaginas cuánto La Colmenita te Agradece, Daylen, por el hermoso artículo y por tus igualmente hermosos recuerdos de madre colmenera. Parece que te conocemos desde siempre. Eres una digna sucesora de tu coterráneo Ángel Guerra, héroe de las tres guerras, que desembarcó por Playitas con Gómez y Martí. GRACIAS.

      • tin cremata dijo:

        Daylén es la mamá de Danielito, un colmenerito de apenas 5 años, con quien viví una anécdota muy simpática, que me recordó otra hermosa de mi hija mayor Camila... Resulta que viene la mamá avanzando con un plato de comida hacia Danielito, pero que él no mira hacia el plato, ni hacia la madre, porque estaba jugando... la mamá caminando hacia él, le pregunta: - "Danielito, ¿quieres así o más?"... Y él, sin mirar, ni abandonar su juego, ni corto, ni perezoso, le dispara a quemarropa: - "¡Más!"

    • tin cremata dijo:

      El de mi Camila es que cuando era muy pequeñita, más o menos la edad de Danielito, la llevo al Coppelia y la camarera que le va a servir el barquillo, me pregunta: - "¿Lo lleno mucho?"... Y yo le pregunto a mi Cami: - "¿Quieres mucho o normal?, y Camila me responde: - "No Papá, normal"... Y entonces yo le digo: - "Pero Cami, con lo que a ti te gusta el chocolate!!!, no prefieres que te lo desborde, mira, la misma camarera te lo está proponiendo"... Y me responde lacónica y segura: - "No Papá, porque mucho, se bota"... Y esa frase de mi hijita pequeña la conservé como lección filosófica para todo el camino... Aunque me guste demasiado... Mucho... ¡se bota!...
      Luego redescubrí con Martí la misma lección estremecedora: "Los chinos dicen, no debe haber exageración, ni en las virtudes"

  • Omar dijo:

    Felicidades sigan regalando fantasías y amor. Saludos d Stgo

    • Colmenita dijo:

      Y ustedes , por favor, saluden a nuestros Hermanos Mayores, Lazarito Expósito (nuestro "San Lázaro") y Doña Beatriz Jhonson Urrutia (nuestra Beatrice del Dante)... ¡En este verano vamos para allá!

  • Yelesnie dijo:

    Felicitaciones desde Santiago

  • María Eduarda dijo:

    Felicidades los esperamos en Santiago

  • Greici dijo:

    Muchas Felicidades sigan así!!! Saludos de Santiago de Cuba

  • Dayán dijo:

    Uno de mis recuerdos junto a la Colmenita como chófer es del año 2005, q autorizaron a Nenita a llevar a los niños a Varadero. En el camino nos pararon más de 69 policías en inspectores, nos reímos mucho. Usando llegamos a la playa nació la frase "esto está rico".
    Felicidades a la Colmenita, que vengan muchos años más de alegría.

    • Nenita dijo:

      Esa es la frase histórica de Dayan que bien podría resumir estos 30 años de Colmenita: "¡E'to 'tá rico!"

  • Yoqui dijo:

    "Vivir y Crecer en la Colmenita" A través de este espacio estaré contando vivencias que a lo largo de todos estos años, la mitad de mi vida, han sido parte de la historia de mi familia colmenera...mis inicios y anécdotas que recuerdo con mucho cariño... La Lista de Tin... Todos los que vivimos los inicios conocemos que Tin siempre hacia un pase de lista cuando se reunía en el círculo, recuerdo que en esa lista estaban, los primeros, fundadores, los colmeneros del principio y muchos que ya estaban probados... Luego tenía una lista de todos los amigos y colaboradores que aportaban ideas, el apoyo incondicional y lo que hiciera falta, ahí empezó mi historia en la lista de los del banco...poco a poco el sacrificio, la constancia, el aporte de nuestras facultades y la lealtad eran vital para entrar en la burbuja, por alguna de estas razones un día me convertí en titular y ahí comenzó mi historia oficial en la Colmena... Años del periodo especial, y de la más cruda realidad vivida siendo casi un adolescente, inexperto, crudito y alimentado por la energía de un grupo de soñadores que poco a poco se fueron convirtiendo en mi gran familia espiritual...

    • Colmenita de Plaza dijo:

      Sigue contando Profe Yoqui, que nos encanta tu Vivir y Crecer en La Colmenita!!!!!

  • Yoqui dijo:

    "Vivir y Crecer en la Colmenita" Nuestros encuentros eran siempre una aventura, viajábamos desde el ISA hasta el Echevarría, un club social que para esos años estaba casi abandonado... recuerdo que desde el inicio recibía pedidos de Alpi, casi mi mentor por decirlo de alguna manera, pasó de ser mi profesor de educación física general a inseparable compañero de aventuras... muchas veces su bicicleta era el transporte hasta que pude hacerme de una... siempre salíamos a las 5 pm de la residencia estudiantil deI ISA para estar a las 6 en el Echevarría, era casi siempre la hora acordada, allí podíamos estar hasta las 9, 10 o 11 de la noche...el regreso al ISA otra aventura, sí había bicicleta emparrillado, sí no cazar un guagua en la calle línea en pleno periodo especial...y luego si había luz, calentatabamos en una cocina eléctrica la comida que nos guardaban los compañeros de cuarto, sí no había luz comer la comida fría...y aún así no se si por locura o por utopía realizábamos esa rutina cada día y siempre había algún motivo para divertirse... porque eso sí nos divertíamos que jode...

  • Yoqui dijo:

    "Vivir y Crecer en la Colmenita" Recuerdo que parte de las primeras misiones en la Colmena era restaurar cosas, arreglar baúles,atrezar cajas, pintar guacales, y crear carteles de propaganda para dar a conocer lo que se hacía o que sirviera para ubicar en los lugares y que sirviera de fondo o camerinos...nunca se me olvida que un día me llamó Tin muy preocupado porque habían dañado el cartel de presentación de Meñique que estaba fuera del guiñol como cartelera de anuncio.... recuerdo que era inspirado en la carátula del libro la edad de oro y tenía todos los créditos de la puesta en escena, todo rotulado a pincel, para ese entonces ya comenzaban a aparecer algunos detractores de la Colmena y le habían vertido de mala fe un frasco de tinta negra como chapapote... cuando Tin me llama me dice eso muy afligido y yo ni corto ni perezoso le dije que no se preocupara, claro había función el fin de semana siguiente y en par de días debía estar listo nuevamente, era comprensible su preocupación y conociendo a tin eso era grave... pero... volvimos a rehacerlo y nuevamente ese fin de semana estaba listo el cartel de Meñique en el exterior del guiñol como si nada hubiera pasado...

  • Yoqui dijo:

    "Vivir y Crecer en la Colmenita" Es difícil recordar cada detalle, ya ha pasado mucho tiempo y de alguna manera siempre escuchamos las anécdotas de Tin y vamos dejando a un lado las vivencias nuestras...el también tenía algo muy particular y era que todo lo escribía en agendas, y marcaba frases, fechas, cumpleaños, nombres y dejaba siempre espacio para escribir algunas de las anécdotas...eso creo que lo estudiaba porque nunca se le iba un detalle... cuando han pasado tantos años, se que es difícil narrar con precisión cada encuentro, momento o vivencias, más cuando recuerdo que de todos los varones yo era el más joven de todos los integrantes y es más difícil porque cada jornada para mí era como un sueño, me emocionaba cada vez que iba a un ensayo, y más la primera vez que me vi involucrado en un personaje, formar parte de un elenco habiendo tanto talento allí y actrices de la talla de Amarilis Núñez, Gretel Trujillo, Odeisis Baulloza, Alexis Martín, julio Mendoza y bisoñas como JanCap, Yanin, Yipsia, Marelis, Tatiana, Seide, el inolvidable Yamil todo un galán, ellos todos discípulos de tin, era como entrar en el Olimpo, creo que aún yo no tenía 19 años, estaba en segundo año del ISA, y cada sesión de encuentro era después de las 6 porque era la hora en la que todos dejaban sus labores diarias, el policía, la doctora, los atletas, el mecánico, los estudiantes del ISA, los ya graduados o graduadas del ISA o estaban por hacerlo, en fin si había un grupo diverso era la Colmena... ahí había de todo y lo raro es que esa mezcla nos hizo fuertes y hoy grandes seres humanos, aún dispersos por el mundo, y lo curioso cuando nos reencontramos, es como si volvieras a sentir lo mismo de cada jornada de ensayo en los 90...

    • Indi dijo:

      Que lindo Yoqui!!!!! Me encantan tus anécdotas!!!!
      Más por favor!!!! Vivir y Crecer en la Colmenita!!!! Uufff... No alcanzan las páginas!!!!
      Demasiado ha sido lo vivido y vamos por más!!!

  • Suset dijo:

    Mi experiencia en esta familia colmenera a sido de gran ayuda a mi hija, dándole enseñanzas para toda la vida como la disciplina, el esfuerzo para lograr sueños y el compromiso con lo que ama. Mil gracias a:
    " La Colmena "❤

  • Maria Cristina dijo:

    Para mi la Colmenita es un proyecto muy bueno. Ojalá todos los niños tuvieran la posibilidad de participar en él.
    Yo estoy eternamente agradecida a la compañía, porque le da un desarrollo a los niños que es incomparable. Y las instructoras Indira y Devorah, de los Chiquirriticos, la verdad que no tengo palabras para agradecerles, son muy capaces y desarrolladas para su juventud.
    Somos una gran familia, no solo acoge a los niños, sino también a las familias y sin dudas hacen válidos los pensamientos del nuestro Apóstol.
    Muchas Felicidades!!!

  • Ailyn dijo:

    La Colmenita ha sido y sigue siendo la casa preferida de mis hijos y de nosotros. todo empezó un día en que, estando ya enamorados de este proyecto y con una niña de 3 años, frene bruscamente en 13 casi llegando a G y dejé el carro parado en el medio de la calle. Ahí, normal, sentada conversando estaba Muma (yo solo la conocía por las revistas colmeneras y la Tv). Fui directa, empecé a hablar como una loca, de lo maravillosa que era mi hija (como para todas las madres lo es su hijo) y que ella soñaba con ser abejita y que ......... Muma me miraba con los ojos muy abiertos como diciendo (después supe que era exactamente lo que pensaba) "... y esta loca de donde salió" Tuve que tomar unos segundos para respirar y ahí Muma aprovechó para decirme muy rápido por si no la dejaba terminar. "Traela mañana, empieza un taller con Iraida de ballet, dile que es prima mía, pero ...... tiene que venir con leotard negro, medias pantys negras, lazos amarillos y ....." Agradecí y salí corriendo a buscar todo aquello que parecía un imposible pero madre al fin encontré TODO y al otro día estaba Adriana iniciando en su maravilloso primer Taller con Iraida Malberti (abeja reyna, siempre presente) y con Saylis. Así comenzó este hermoso viaje en La Colmenita de nuestra hija Adriana (para la Colmenita es Adrianita) .... y sigue y seguirá en ella y con ella (vendrán más anécdotas) todas con AMOR como esencia....

    • Muma Taladrid dijo:

      Ja, ja, ja, ja, ja Ailyn, es verdad, en aquel momento no solo yo, TODO el mundo en la Colmenita pensó que tú estabas irremediablemente loca, pero después nos dimos cuenta... que seguías parqueando el carro en el medio de la calle!!!!... "Saquen ustedes sus propias conclusiones"!

  • Marta dijo:

    Haciendo Colmenitas por otros países algunos colmeneros amigos me van contando historias, un día Devorah que fue niña colmenera y ahora crea Colmenitas me habló de Wilmer un niño venezolano de diez años cariñoso y dulce que hacía el Charro de Cucarachita genialmente. Me dijo que Wilmer tenía un padre macho remacho, babalao, con un criterio "corto y limitado" porque es de los que dicen "esa bobería del teatro y el baile no es para los hombres" y que cuando fue a ver una función por la insistencia de su hijo, descubrieron que este macho venezolano lloraba como un niño cuando le entraron un montón de abejitas y zánganos por los ojos y fueron volando directamente hasta su corazón y le rompieron de un solo viaje todos sus miedos y dudas, que abrazó a su hijo y miró a Devorah a los ojos  sin poder decir una palabra pero con una mirada tan intensa que ella leyó perfectamente un "gracias" del tamaño del Sol. Dice Devorah que  desde ese día este "papá orgulloso" no faltaba a una función y que se había enamorado tanto del Grupo que hasta se ponía el sombrero del Charro cuando todo terminaba y se pasea con el puesto para que todos vieran que era el papá del niño maravilloso que hacía el personaje y solo se lo quitaba cuando se bajaba de la guagua recuperando a duras penas el "personaje de hombre rudo" que conocen en su barrio. Su esposa le contó a Devorah que él le dijo que La Colmenita le hacía bien al niño y a él también.

  • María del Pilar dijo:

    En el año 94 mi hija tenía tan solo 6 años y era muy atrevida, siempre estaba cantando, bailando, disfrazandose y participaba en todas las actividades del Comité, ella sin pensarlo daba un paso al frente destacándose. Una vecina q hoy en día le tengo q agradecer mucho no se equivocó y me comentó lo de la Colmenita que recién inaguraba el taller de Plaza. Allí me recibió un profesor llamado Yoqui y Patricia, excelentes personas y a partir de ahi el Yoki preparó 100%a mi hija haciendo personajes en distintas obras q se entregaba por completo. A veces en la casa nos tenía locas con un espejo haciendo muecas y cantando, recuerdo q mi mamá le llamaba mucho la atención y yo le decía, déjala q tu no sabes la sorpresa q te puedes llevar con esa niña.
    Pues así ha sido hoy en día y estoy agradecidísima con el Yoki y Tin  porque después en una obra llamada Rivales él la vio y la pasó para la colmena Central teniendo aún más amor para darle al mundo.
    Cuanto tenía 21 años el Yoki la pidió para q hiciera una Colmenita en la República de Venezuela, donde estuvo 2 años y fue otra experiencia vivida.
    Yoki eres grande nunca dudes de tu talento gracias.. gracias no sólo por ser el gran maestro de mi hija sino por acogerla como el padre que nunca tuvo.
    Agradecida con todo tu  trabajo y cariño q le brindas a todos. Te Queremos!!!!

  • Dayana Bernal Sancti Spiritus dijo:

    Para mi es un gran privilegio contar con el talento y amor de esa gran colmena (LA COLMENITA DE CUBA) a todos estos grandes amigos les doy mil gracias por acoger desde ese lindo rinconcito de La Habana en primer lugar a mi hijita Anyeli Bernal y en Segundo lugar a la idea de que en Sancti Spiritus existiera en estos momentos uno de sus lindos frutos como lo es LA COLMENITA DUEÑOS DE LA FELICIDAD proyecto comunitario infantil de Sancti Spiritus.

  • Beatriz Marcheco Teruel dijo:

    Queridos Tin y Colmeneros todos,

    Qué lindo día de fiesta! Qué dicha la de leer en estas páginas de cientos de comentarios el latido de regocijo de un pueblo que les quiere y les admira y que celebra otra vez hoy, la dicha de un nuevo cumpleaños de los conquistadores de sueños, que son ustedes.

    Y saben por qué?
    Porque les sabemos útiles y bondadosos

    Celebraremos juntos treinta años más y de una obra cada vez mejor!!!
    Lo sé porque he visto el alma del Colmenero mayor y la de todos los Colmeneros. En ella está dibujado, con grafía indeleble, el precepto martiano de que el gusto mayor es el de servir de algo a los demás! y sé que su obra de todos los días es la que nos ayuda a todos y esa es la felicidad mayor, para ustedes y para nosotros.

    Esas, las pequeñas obras de la vida cotidiana son las más importantes, las de ayudarnos y querernos y cuidarnos entre todos, las que nos enseñen a distinguir lo que necesitamos en una de las cinco mil rosas o en un poco de agua...como decía el Principito, Y así tendremos siempre a nuestro lado las estrelas que saber reír.

    Seguramente lo saben, porque ustedes saben mucho de lo bueno y de lo útil que es lo más importante, pero se los recuerdo hoy porque es más necesario que siempre ...unos versos de una maestra chilena, la primera mujer iberoamericana que ganó un nobel, Lucila, o mejor Gabriela... Gabriela Mistral...

    (perdonen porque sé que no lo recuerdo con toda precisión)

    La naturaleza toda es un anhelo de servicios,
    sirve la lluvia, sirve el viento,
    sirve el surco...

    Cuando haya un árbol por plantar, plántalo tú
    Cuando haya un error por enmedar, enmiéndalo tú,
    Cuando haya un esfuerzo que todos esquivan, acéptalo tú.

    Sé tú quien apartó el odio entre los corazones,
    la piedra del camino,
    las dificultades del problema

    Qué triste sería el mundo si no hubiese una obra que emprender, una injusticia que reparar un rosal que plantar!!!

    Un fuerte abrazo

    • Colmenita dijo:

      ¡Gracias siempre a la Hada más Hada de La Colmenita!

      • tin cremata dijo:

        Beatriz Marcheco Teruel es nuestra herencia biológica toda y nuestro ADN (o sea nuestro ácido desoxirribonucleico)... y es y será responsable de nuestra melífera transmisión hereditaria!

  • Dayana Bernal Sancti Spiritus dijo:

    La primera vez que conocí esa gran familia de colmeneros descubrí que si existe la magia en mundo, porque ustedes mis amigos son eso en escencia (Magia). La Magia del amor, de la comprensión, del sacrificio, de la igualdad, del respeto y sobre todo la magia de la Felicidad. Treinta años para el mundo.

  • Indi dijo:

    La primera obra que hice un personaje fue en la obra "Rivales". Era entre animales débiles y fuertes. Yo era del bando de los más fuertes, no porq tenía algo que ver conmigo, ni mucho menos con mi constitución, yo era flaca mala mala como una lombriz ji.. Heydi que también era del bando fuerte y hacía el perro era más flaca que yo y tenía un texto que decía: FUERTES FUERTES Y REQUETEFUERTES!!! Nada que ver con el trío que hacíamos el equipo de los más fuertes jejejejeje... Todos estábamos encandelitas...
    Pero esa es parte de la magia del teatro, que nos permite hacer tantos personajes diferentes a nosotros. Por suerte!!! jjjj..
    Yoqui siempre nos decía que actuar era un JUEGO (la filosofía de la Colmenita) había que divertirse, por eso para mí era como llegar a un parque y los aparatos de diversión, era todo lo que componía el escenario de una plaza, una escuela, un hospital o aquel escenario del Cine 23 y 12, que recuerdo con tanto cariño, dónde ensayábamos cada sábado o cualquier día de la semana que hiciera falta y donde también presentabamos todas las obras del Taller.
    Así transcurría mi infancia y la de muchos entre obras cómo Meñique, El Perrito Riquifito, Caperucita Roja, Cucarachita, Juegos y canciones, Fiesta de payasos y todo lo que se le ocurriera al Yoqui!!!! Pero siempre Jugando, la palabra de orden.
    NO importa si hacíamos un personaje o la Abejita 315, nunca podía faltar la energía!! Eso me enseñó a entregarme con el máximo de pasión a lo más mínimo que haga en mi vida personal y profesional!!!

  • Maniurbis Argota bornot dijo:

    Soy la madre de una niña que tiene 9 años y es integrante de la colmenita desde los 4 años soy natural de Guantánamo y en la colmenita encontré una verdadera familia y gracias a ese corazón tan grande que tienen siempre repartiendo alegrias a los lugares más intrincados del país y cuando más han necesitado de ellos han puesto alegria en cara tristes .... Que cumplan muchos años más y siendo lo que son un universo de alegría y conocimiento

  • Anita dijo:

    Durante 15 años (1995-2010) como familia, entregamos y recibimos tanto, tanto de ese hermoso proyecto... siempre lo agradeceremos y lo llevamos en nuestro corazón.
    Uno siempre piensa que deja una huella, más sin embargo, se da cuenta que el proyecto nos trasciende cual pequeñas abejitas que quedan entre las flores tras la polinización...
    He leído el artículo con suma nostalgia...

  • Jorge Delgado dijo:

    Felicitaciones para la Colmenita en su 30 aniversario, yo como padre de una de las niñas del Taller de los Chiquiriticos me siento orgulloso de q mi hija esta ahí por sobre todo por la formación de valores q les son inculcado ahí, el respeto a los demás y el compartir. Mi niña cuando comenzó hace 3 años era muy tímida y ahora ha dado un cambio abismal lo q repercute en sus buenos resultados escolares. Siempre estaré agradecido infinitamente por la existencia de este gran proyecto cultural, muchos éxitos y que cumplan muchos más años.

  • Indi dijo:

    Las clases de ballet con Iraida quedaban al doblar de mi casa. Cómo a mi me daba igual cantar, bailar, actuar, pues también me apuntaron!!! Recuerdo que una amiga d mi mamá me mandó un leotal rosado bello y yo iba para mi ballet cómo si fuera la primera bailarina jjjj...
    Entre grandes espejos (que me encantaban, yo era súper fans d los espejos), tabloncillo, barra y piano también nos entrenábamos los nacientes colmeneros para buena postura, desenvolvimiento y más...
    Al final de cada clase, Iraida hacía un círculo e iban entrando uno a uno al centro a improvisar un baile clásico, por supuesto, esa era la parte q más le gustaba a muchos. Yo debo confesar que a mi me ponía a temblar, me sudaban las manos y explico por que.
    Casi siempre entre las primeras que se lanzaba a bailar era Camila Cremata que la verdad se ROBABA EL SHOW jjjj... Ella se desplazaba por todo aquel círculo, con tremenda soltura, pura divinidad... Después de eso no había improvisación que superara aquello jejejejje...
    Pero bueno siempre me lanzaba porque había que hacerlo si o si, pero lo más lindo es que nunca estaba mal, por muy simple que fuera, era lo que salía en ese momento del corazón y nuestra Abeja Reina siempre felicitaba a cada uno!!!
    Esa fue otra lección!!! Hay que lanzarse, hacer TODO como uno lo sienta. No hay nadie que lo haga mejor, ni mal. Todos aportamos y de todos aprendemos algo nuevo!!!!!

    • Cary dijo:

      ¡Ay, Iraida, Iraida, Iraida Malberti, todos los días la sueño y la lloro. Uno de los seres más hermosos y justos que ha pasado por esta tierra!

      • Muma dijo:

        Hace dos años fui con Tin a un evento cultural muy lindo - que hace la División "Commercial Lauros", en el Hotel "Miramar Trade Center", y coincidimos en la mesa que nos tocaba - con Hectico y Aramis (los conocidos repentistas cubanos, por cierto el segundo es Diputado a la Asamblea Nacional), y nunca se me olvida, porque además lo grabé con mi celular - una Décima extraordinaria que uno de los dos nos regaló que dice:

        "Pídele que se retrate
        y que una foto te ofrezca;
        no sea que se le aparezca
        la muerte, y te la arrebate
        Guárdala en tu escaparate
        como perla nacarina;
        que este pobre que camina,
        sabiendo de donde viene -
        Hace diez años que tiene
        la Madre de cartulina"

  • Dayne Rivera dijo:

    Un día hace 10 años me dice el papá de mis hijas...-prepara un maletín que llevo a las jimaguas para SantIago, que me mandaron a asegurar una visita que va a dar La colmeneta por aquella provincia....(yo recién parida de la tercera), aquello fue maravilloso,y arrancaron muy dispuestas y contentas, como siempre.durante todo el fin de semana cada vez q llamaba ....él me decía....no te las puedo poner ,ellas no están conmigo... andan para arriba y para abajo con los niños de La Colmena ... LES GUSTA ESE AMIENTE ....yo como gallina sacá.... le decía ...yo no conozco a esas personas ,las cuindan bien ... y él me tranquilizaba... finalmente regresaron ....con tantas historias,que no querían dormir... y desde entonces nunca más pudimos separarlas de esa su otra familia ......ahora ya tienen 14 años y cada vez que hablamos de la separación de La Colmena ... que hay q dar prioridad a la formación académica ... que hay q ue pensar en la Lenin... me responden conn una carita que yo sólo entiendo......UN POCO MÁS MAMI UN POCO MÁS ......es así , esa miel se te mete en el alma y creo q nunca podrá salirse .
    un beso grande a todos ..... a Tin ... a sus trabajadores , a sus profesores a sus niños que inundan mi casa ...a las madres que hoy somos amigas inseparables MUCHAS GRACIAS ........ siempre cuenten conmigo....besos

  • amanda dijo:

    Es un lugar donde he sido feliz ,allí comparto mis alegrías y tristezas ,,,aqui tengo mis mejores a amigas ...es mi espacio a donde pertenzco ....soy muy feliz... besoss

  • Yuris Leidys dijo:

    Yo soy madre de una comenera de Moa estoy muy orgullosa por la lavor que realizan estas personas que trabajan con los niños. Trasmitiendo sus experiencias y enseñanzas le dese muchs felicidades por su aniversario 30 y Rayitos de Lucero cumple 15 años.

    • Rita Lina León de los Reyes dijo:

      Y allí estará con ustedes en abril, la Colmenita de La Habana, junto al infatigable Turro, disfrutando una vez mas de La Colmenita de Moa y viendo como inauguran la nueva sede de "Rayitos de Lucero"

      • Liudmila Llamos dijo:

        Yo soy la hermana de Rita, la productora de Plaza, que fue La Colmenita que ayudó, bajo la dirección del excelente Maestro y Músico Holguinero Don Turro a crear la ya quinceañera Colmenita de Moa, en Holguín.

      • tin cremata dijo:

        "El Número MÁGICO de La Colmenita - el 14"
        Si no me equivoco, un día 14 de... hace algunos años - se fundó la Colmenita de Moa (la mágica tierra del Polvo Rojo y Reina del Níquel)... Aprovecho el final de esta página 14 de Comentarios - para intentar la historia de: ¿Por qué - el 14?... Y convocar a todos - a que la completen con sus "Catorceadas" Personales:
        Un 14 de febrero de 1990 - se fundó La Colmenita, y la lista (en una página amarilla que todavía conservo del primer encuentro) - tiene 13 jóvenes (que se apuntaron ese día), y que, conmigo - hacíamos 14... La primera obra que montamos "Dios te salve, Comisario" de Enrique Núñez Rodríguez - solo pudo hacer 14 representaciones en la Casa Central de las FAR (nuestra sede), y también está la famosa foto de los botes que nos prestó la Casa (para una Fiesta Final de despedida - de la puesta fundacional), en la dársena, con un grupo musical en la arena, y una patana en medio del mar, donde se expedían vino y fiambres (a la que solo se podía llegar en bote, todos - en posesión de los colmeneros)... Eran 14 botes, los que aparecen en la foto... Luego, a mí personalmente me ha perseguido una sucesión interminable de habitaciones números 14 - en todos los hoteles, moteles, etc - de Cuba y el mundo (al principio casualmente y ya después - con toda intención... de la Producción)... Entre 1994, 1995 y 1996 – La Colmenita realizó un total de 14 giras a provincias (2 - en el 1994, 3 - en el 1995 y 9 – en el 1996)… Un 14 de febrero de 1997 - hicimos sendas históricas actuaciones en La Tinta y Chafarina (Guantánamo) y llegamos por primera vez - al Faro de Maisí... El 14 de noviembre de 1997 - nace el Taller de Ballet de La Colmenita con su Maestra - Iraida Malberti… Ya en el 1997 – logramos, en ese solo año – hacer 14 giras nacionales en total, y en ese propio año – La Colmenita realizó un total exacto de 114 funciones en todo el año… El día 14 de enero de 1998 – conocimos a Bertica Casañas, con quien fundamos la excelente “Bebé Colmenita" (nuestra Ala Danzaria)... Un 14 de febrero de 1998 - comenzamos la construcción del famoso Estudio de Sonido de “cartones de huevos”, un 14 de marzo de ese 1998 - nace La Colmenita del Ministerio de la Construcción… Un 14 de agosto de 1998 se realizó - la primera Función Internacional de La Colmenita - en Port-au-Prince, República de Haití... El 14 de febrero de 1999 – intentamos por primera vez - el ascenso a la cima del Pico Real del Turquino…

        Sé que quedan muchísimos 14 más, pero lo iremos completando, entre todos…

Se han publicado 1667 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Daylén Vega Muguercia

Daylén Vega Muguercia

Periodista cubana. Amante de la fotografía y los audiovisuales. Colabora con Cubadebate y otros sitios digitales. En Twitter: @DailenVega

Vea también