Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Treinta febreros de Amor para una Colmena (+ Fotos y Videos)

| 1377 |

La Colmenita al finalizar una reciente actuación en el teatro Sauto de Matanzas. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Si de niños, magia y amor se trata, a mi mente llegan - como en ráfaga-, diferentes imágenes en tonos amarillos y negros, con alas y antenitas en constante movimiento. Con una banda sonora de sonrisas y corazones latiendo al compás del Bien. Con rostros pequeñitos y otros no tanto. Traviesos, juguetones y cariñosos, porque como dijera sabiamente el Apóstol “son los que saben querer, son la esperanza del mundo”.

Y en este planeta tan convulso en que vivimos La Colmenita es un rayito de luz que se va abriendo paso entre las nubes más oscuras; que salva y que sana, que impulsa, que forma y completa.

La Colmenita no es una escuela, pero enseña. No es un hospital, pero cura. No es un parque, pero divierte. No es una casa, pero la habitas. Tiene la virtud de ser una y a la vez muchas otras cosas. Y viene con un complemento añadido: las personas maravillosas que la conforman.

Es una inmensa obra de amor.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Un poco de historia

El 14 de febrero de 1990 surgió un pequeño grupo de teatro compuesto por niños y jóvenes, bajo la dirección de Carlos Alberto “Tin” Cremata y su mamá, Iraida Malberti; que hasta 1993 se mantuvo estrenando obras del Teatro Cubano y el Siglo de Oro Español.

En 1994, un pequeño cambio marcaría el destino del grupo para siempre; estrenaron en el Karl Marx, una versión del clásico Meñique interpretada solo por niñas y niños. Ese sería el inicio de lo que, al paso de los años se ha convertido en La Colmenita, Compañía Infantil de Teatro de los Niños de Cuba.

La idea de Cremata fue sumando abejitas y zánganos. Cuando ya eran tantos los que iban hasta el panal fundador, Tin le pidió a Jaime Fort (el guionista de buena parte de los programas de Vivir del Cuento) que abriera un Taller anexo por Alamar, y después se abrió otro en Plaza, y así en otros municipios de La Habana. Por eso hoy en la Colmenita actúan niños del Vedado, pero también de San Miguel, La Lisa, el Cotorro y casi todos los lugares de la capital.

Tiempo después el sueño se multiplicó y se abrieron Colmenitas en casi todas las provincias de Cuba. De algunas vinieron a enterarse cuando visitaron ese territorio y Tin y sus compañeros quedaban maravillados de la calidad de aquellos proyectos.

La Colmenita en la cima del Turquino. Foto: Cortesía de La Colmenita

Una gran familia

Eso es La Colmenita. Así la forjaron sus fundadores. Así la han sostenido generaciones de maestros, instructores, productores y técnicos. Así la han vivido generaciones de niños.

Algunos que llegaron siendo pequeñines con ganas de fantasear desde el teatro y la música, hoy son parte de la compañía como maestros. Algunos encontraron el amor en aquellos predios. Otros ya tienen a sus hijos criándose en La Colmenita.

Allí todos hacen de todo. Como los mosqueteros actúan: todos para uno, uno para todos. Jaime Fort lo cuenta con gracia en este testimonio:

Soy Fundador de La Colmenita y durante muchos años tuve un pequeño problema, que no por pequeño dejaba de ser inquietante. Cada vez que debía rellenar alguna de las muchas planillas que los cubanos tenemos que cumplimentar a lo largo de nuestras vidas; y me topaba con la pregunta “profesión” ahí mismo me entraba una indecisión muy grande. Yo, como trabajaba en La Colmenita, lo mismo hacía de actor, que de profesor, que de técnico de sonido, utilero, tramoyista, atrezo, auxiliar de iluminación, escritor de guiones, ayudante de vestuario, repartidor de merienda, electricista, y algunas veces, hacía hasta la dirección general y puesta en escena de algún espectáculo. También desarrollaba en la Colmenita otras actividades relacionadas con el teatro, pero de forma más indirecta, como: desmontador de ascensores, ayudante de mecánico de guagua, chapistería y pintura, traductor e intérprete, cuidador de niños, estibador, espantador de ranas o relaciones públicas. Pero la casilla de “profesión” era un solo cuadrito y yo nunca supe qué diablos poner. En realidad, podría haber escrito una sola palabra; una palabra que lo resumía todo, pero estoy seguro que el burócrata de turno no iba a entender nada si ponía ahí, “Profesión”: COLMENERO…

La Colmenita celebró los 25 años de la primera puesta en escena de su versión de La Cucarachita Martina. Foto: Daylén Vega/ Cubadebate

Del Teatro Nacional a La Bajada

Siempre agradece Cremata a la Juventud, los Pioneros y a Nisia Agüero por haber creído en la valía del proyecto, cuando apenas nacía. El Teatro Nacional, que dirigió Nisia le abrió las puertas hace 25 años para aquella producción de "La Cucarachita Martina", a la que ahora le han celebrado sus bodas de plata.

Después han paseado por los mejores teatros de Cuba maravillosas versiones de obras como “Sueño de una noche de Verano”, “La Cenicienta… según Los Beatles”, “Los Cuentos Cubanos de Andersen”, “Alicia en el país de las Maravillas”, “Y sin embargo, se mueve”, “Fábula de un país de cera”, “Ajiaco de Sueños”, “Elpidio Valdés y los Van Van”, “Abracadabra”, “Pedro y el Lobo”, “Meñique”, “Bululú y Medio”, “Los Balcones de Madrid”, “El gato con Botas”, “Ricitos, los Tres Ositos… y la Década Prodigiosa”, “Blancanieves y los siete enanitos”, “Las aventuras de Pinocho”, “El Concertazzo de La Colmenita”, “Travesía Mágica”…

Junto a la magia que le ponen los niños a esas obras, en sus elencos han participado integrantes de lujo como Silvio Rodríguez, Juan Formell y Los Van Van, Omara Portuondo, Compay Segundo, Eliades Ochoa, Adalberto Álvarez y su son, Alexander Abreu, la Orquesta Aragón, Virulo, Teresita Fernández, Buena Fe, Liuba María Hevia, Issac Delgado, Pancho Amat, Beatriz Márquez, Vocal Sampling, Los Papines, Oscar Valdés, Enrique Plá, Ernán López Nusa, Julito Padrón, Orlando Valle “Maraca”, Rolando Luna, David Álvarez, Moncada, y María de los Ángeles Santana, entre muchos otras joyas de la cultura nacional.

Hola, soy Omara Portuondo, quiero enviarle un beso muy grande a Tin y a todos los colmeneros en este cumpleaños. Gracias por invitarme a cada rato a compartir sus aventuras y muchas gracias por lo que hacen por nuestra Cultura. Yo también me siento parte de esa familia, como una abejita más, endulzando el alma de Cuba. ¡Felicidades Colmenita!

Pero las abejitas no están hechas para encerrarse sólo en los teatros; han salido a repartir sus mieles por decenas de lugares de toda Cuba. Han realizado decenas de Giras Nacionales por las zonas más intrincadas o las llamadas Áreas de Silencio, por aquellas que han sido afectadas por desastres naturales o por las comunidades rurales del Plan Turquino-Manatí.

En escenarios improvisados al aire libre, a veces al amparo de las luces del ómnibus que los traslada, en ocasiones actuando para sólo una decena de niños (que eran todos los niños de esa comunidad), La Colmenita ha dejado sus huellas en Maisí y La Bajada, en Moa y Guaracabulla;  llevando un mensaje de aliento y con la premisa de que tener talento es tener buen corazón.

Junto al Movimiento de Payasos Terapéuticos han promovido también una labor de hermoso alcance humano por los Hospitales Oncológico y Pediátrico de La Habana, que ya se extiende por todo el país.

En 1998 La Colmenita se integró al Ministerio de Cultura de Cuba como un proyecto oficial del Consejo de Artes Escénicas, y en 2006 fue nombrada Centro de Promoción de Salud, por el Ministerio de Salud Pública cubano.

Con Cristina Fernández en la Casa Rosada, Argentina. Foto: Cortesía de La Colmenita

Libando por el mundo

El paradigmático modelo pedagógico y teatral que La Colmenita ha desarrollado en estos treinta años ya es reconocido en diversos continentes.

Más de 25 países de Asia, Europa y América, han disfrutado de las actuaciones de la compañía cubana. Hasta a los propios Estados Unidos, pese al bloqueo, llegó el mensaje de paz y amor de Cremata y sus pequeñines.

Y en no pocos lugares por donde han pasado han dejado sembrada la semilla. Así han surgido Colmenitas en España (Sevilla, Cantabria y Tenerife), México (Querétaro, Chiapas y San Luis Potosí), Panamá, Nicaragua, República Dominicana, Colombia (San Cristóbal, Bogotá), Canadá (Winnipeg), seis en Argentina (Buenos Aires), 50 en los diferentes estados de Venezuela y 31 en todos los departamentos del Salvador. Cada una con una membresía de entre 50 y 100 niños.

La Colmenita fue el primer grupo teatral del mundo en ser proclamado Embajadores de Buena Voluntad del Fondo de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Yalcin Baykul (Turquía) – Yo sueño con que haya muchas más Colmenitas alrededor del mundo… y más, sueño que el mundo todo – sea una gran Colmenita.

La ColmenaTV. Foto: Cortesía de La Colmenita

Teatro, Cine, Música y TV

La Colmenita ha realizado coproducciones exitosas con Bread and Puppet Theater (EE.UU.), Odin Theatre (Dinamarca), Deep Mountain (EE.UU.), People´s Little Theater (Bangladesh), Les Mordus du Théatre (Bélgica), Corporación Cantoalegre (Colombia), Big Band Ribe (Dinamarca), CoopFilarmónica de Bogotá y un largo etcétera.

Pero La Colmenita en su quehacer ha trascendido la puesta en escena teatral, produciendo tres largometrajes con y para niños: “¡Viva Cuba!”, “Habanastation”, “Y sin embargo…”; los tres con gran acogida por el público y multipremiados internacionalmente.

Asimismo, obtuvo el Premio Especial Extraordinario del Festival CUBADISCO 2014 con el DVD “Siempre habrá Van Van” y Premio Especial del CUBADISCO 2017 con los DVD “Pedro y el Lobo” y “¡Feliz Cumpleaños Fidel!”. Su disco “Añejo Jardín”, producido por la EGREM, fue nominado a los Premios Grammy Latinos en el 2017.

En 2017, 2018 y 2019, el grupo teatral produjo y protagonizó “La Colmena TV”, un programa de televisión que se ganó un espacio de preferencia en los hogares de Cuba.

Desde 2005 La Colmenita tiene su propio coliseo, en la Sala de Teatro de la Orden Tercera del Convento de San Francisco de Asís, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad, en La Habana Vieja.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

Sólo el Amor salva

La Colmenita siempre ha gozado del gusto popular. La simpatía y el aprecio hacia el grupo y sus integrantes, es una constante en el corazón de los cubanos. Los teatros se llenan cuando actúan. En las provincias los esperan con entrañable cariño y deferencia.

Quizá nunca Tin imaginó que aquellas tardes en que su padre (*) inventaba obras de teatro y los ponía a actuar a él y sus hermanos serían el embrión de este hermoso proyecto de amor por los niños que trasciende a sus hacedores y que enaltece a Cuba.

Bien lo ha dicho Eusebio Leal:

Eusebio Leal. Foto: Archivo.

Siempre creí y creo que Tin, como le llamamos cariñosamente a Cremata, es un discípulo puro de Luz y Caballero; quiere decir, el Teatro es para ellos el vehículo para formar y para educar el alma de esos niños y prepararlos para la vida.

De esa manera, a través del Arte, logran lo incocebible, lo inimaginable, que criaturas de este tamaño, no ya hagan algo, porque los hacen meditar, los hacen pensar, sino que actúen concertadamente para crear una maravilla como es la obra de La Colmenita.

Esa Colmenita ha trascendido y hoy forma parte de un legado generacional; hoy hay muchos niños, que son adolescentes y que son jóvenes y que se formaron al calor de Tin y de sus colaboradores, un maestro de generaciones, alguien que se ha entregado por completo, con amor, alguien que fue muy herido y que sin embargo convirtió la herida en Amor, eso es lo más importante, lo convirtió en una voluntad creativa, en una voluntad salvadora. Él me ha hecho a mí creer firmemente, en lo que una vez dije: "Solo el Amor, salva".

Se cierra el telón. Todos se reúnen con las manos apretadas en el círculo como tras cada función. Un nuevo bien se ha hecho. La Colmenita comienza a mirar hacia los próximos treinta años.

La Colmenita. Foto: Cortesía de La Colmenita.

(*) El padre de Carlos Alberto Cremata es una de las 73 víctimas de abominable sabotaje contra un avión de Cubana en Barbados en 1976. Su madre, Iraida Malberti, fue una de las más importantes creadoras de teatro y televisión para niños en Cuba.

El llamado de Tin a los Colmeneros

Carlos Alberto Cremata, director de La Colmenita en un ensayo. Foto: Bill Hackwell / Archivo de Cubadebate

Treinta años cumple hoy la Colmenita de Cuba, que tuvo la suerte de nacer un día de los enamorados, cuando recién comenzaba el período especial (14 de febrero de 1990).

Catorce jóvenes, que enseguida fueron veinte y ocho, y que estuvimos del 90 al 98 sin recibir salario, unidos solo por el placer de estar juntos compartiendo aventuras de Teatro Musical por toda Cuba

Invito a todos los colmeneros de antes y de ahora, los cientos de niños que hoy tienen 40, 30 y 20 años y que andan dispersos por todo el mundo, sus familiares, los miembros de las Colmenitas nacionales e internacionales, amigos y público en general - a que escriban sus recuerdos, anécdotas, impresiones, vivencias, opiniones, dudas – y las envíen a esta especie de foro que puede tornarse para nosotros Cubadebate, y así atesorar una suerte de almacén virtual de nuestra treintañera y melífera historia de vida… que además publicará este sitio - para todos los que a él acudan de Cuba y de todo el mundo. 

¡Cuántos recuerdos!... en primer lugar mi Papá (Carlos Alberto Cremata Trujillo), que siempre he dicho - ha sido el verdadero director de nuestra Colmenita desde muuucho antes de fundarse… mi Mamá (Iraida Malberti Cabrera) eterna Abeja Reina y la siempre respuesta a las más difíciles preguntas del Arte y la Vida… La fuente originaria y pretexto para fundar - mi primogénita Camila, que hoy ronda la treintena y educa a muchos niños (como su Papá) en la Tampa de nuestro Martí… y además reencarna en mi hija menor Maria Carla de 15 recién cumplidos.

Los primeros: Alex, Yoha, Ernan, Mao, Ramfis… Alpízar, Janecita, LuisMa, Amarilys, Yanín, YanCap, Arielito, Julio el policía, Anmerix, Nenita, Lourdes, Mayra, Patri… Susy, Joselín, Yanai, Gretell, Carlitín, Yasbel, Churrisquito, Malú, Gabo, las Claudias, Riquifito, Thais, Marlon…

Las inolvidables asistentes de dirección Marisela Hernández Arocha e Ingrid León Vila, la tiernas creadoras de los textos teatrales en verso Julia González Carid y “Titi” Oltuski, los músicos Yamel Romero, Amaury Ramírez, Mónika O’Reilly, Tony Carrera, Ivis Reyes y René Baños (Sampling), el guionista Jaime Fort (¡el del programa de Pánfilo!), la Maga de las Luces - mi tía Saskia Cruz, las diseñadoras de vestuario Nora Mesa, Magalys Acosta y Melba Cortés, los productores Leonardo Buenaventura (¡que nos abrió al mundo!), Lupe Rey, Marta Palacios y Cristina Leyva, los directores de arte Yoqui Tornes y Juan García, la directora de sonido de siempre Janet Rodríguez del Sol, las Almas del Panal: en el teatro - mi Muma de todos los recuerdos lindos  y en la música - Rocío Calle, mi “Puchi” (hoy Directora Orquestal)

Los Maestros que nos dieron a luz y amamantaron: Berta Martínez (Teatro Hubert de Blanck), Nisia Agüero (Teatro Nacional de Cuba), Enith Alerm y Laritza Díaz (Organización de Pioneros José Martí), Teté y su Escuela “Solidaridad con Panamá”, José Arroyo de Bogotá, Ulvi Icil de Estambul y Miguel Adan de Sevilla, Michel Frank… y por supuesto: Fidel, Raúl y Martí.

Las tantas aventuras nacionales e internacionales a JAPÓN, la Ciénaga de Zapata, ESTADOS UNIDOS, Guaracabulla, RUSIA, el Pico Turquino, KUWAIT, Mangos de Polilla, FRANCIA, Naranjo Agrio, TURQUÍA, La Isabelita, CANADÁ, Mamanantuabo, ALEMANIA, Pinar de las Canas, MÉXICO, Mangos de Baraguá, ESPAÑA, San Pablo de Yao, HAITÍ, Arroyo Seco, BANGLADESH, La Bajada, PORTUGAL, Las Martinas, VIET NAM, Chafarina, DINAMARCA, Piedrecita, RUMANÍA, La Tinta, BULGARIA, Potrerillo, NICARAGUA, Dos Ríos, REPÚBLICA DOMINICANA, Magarabomba, EL SALVADOR, Birán, VENEZUELA, Cauto Embarcadero, ECUADOR, Minas de Matahambre, BÉLGICA, Caimanera, ARGENTINA, Boquerone, PANAMÁ, Guamuta, COLOMBIA, Playitas de Cajobabo…

¡Escriban, escriban! - queridos colmeneros de estos inolvidables treinta años!

Tin Cremata

La Colmenita llevando alegría tras el desastre natural. Foto: Cortesía de La Colmenita

Con Juan Formell Foto: Cortesía de La Colmenita

Encuentro de los presidentes Fidel Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y Ministros de Cuba y Hugo Rafael Chávez Frías Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, En el Teatro Karl Mark de la Capital cubana, En el marco de la visita que realiza a cuba el presidente Venezolano.
En la foto Ambos presidentes saludan a niños cubanos integrantes del grupo Infantil La Colmenita.
Fecha: 29 Abril de 2005
Foto: Roberto Suárez

En la celebración de los 90 de Fidel. Foto: Cortesía de La Colmenita

La Colmenita recibe su teatro nuevo. Teatro de la orden tercera en La Habana Vieja. Foto: Archivo / Cortesía de La Colmenita

En video, La Colmenita de Cuba

Se han publicado 1377 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Vázquez dijo:

    Felicidades colmena . Alegría inmensa siento al saber que cumplen sus 30 años. Desde Barcelona un fuerte abrazo a a todos los integrantes y en especial a Tim y al Guille maestro de maestros. Gracias por brindar tanto amor. Desde aquí lejos pero cerca sigo con mucho orgullo de ser cubano a la colmenita. Desde pequeño cuando vivía en Cuba me encantaba y ahora me siento tan feliz que mi sobrina Ainhoa de La Caridad sea parte de ese grupo tan especial. Gracias colmena Gracias taller de los Meñiquitos sigan brindando amor que desde aquí estaremos siempre pendiente y narrando sus historias por aquí por España Felicidades que cumplan muchos más.

  • Yanet dijo:

    Subiendo al Pico Turquino, como familia, cumplimos nuestra promesa e hicimos de Alpízar, el hombre más feliz del mundo. Eso vale mucho para todos los que aquel día tuvimos que dormir en tablas, imaginándonos que era un colchón, pasar frio, hambre y sed. Pero al llegar allá arriba, nadie salió mal en la foto. Eso era la Colmenita, no importara el sacrificio, siempre enseñar la mejor sonrisa.

  • Başak Kerimoğlu (Istanbul/Melbourne) dijo:

    Cuando yo pienso en mis recuerdos de La Colmenita, una gran sonrisa instantáneamente me llega con ellos. Ahora yo estoy en Australia, muy lejos de Turquía, donde yo oí hablar de La Colmenita por primera vez y ha pasado mucho tiempo, pero los sentimientos que me llevan atrás, son muy refrescantes y vitales. Fue en mi habitación cuando yo era el director de un preescolar de Estambul y me trajeron dos excelentes revistas donde yo podía ver fotos de La Colmenita y leí su maravillosa historia. La alegría, el calor, la pasión y el esfuerzo colectivo se reflejaban en cada foto… Mi admiración por La Colmenita comenzó desde aquel día y se mantuvo creciendo mientras leía el libro que se editó aquí en Turquía sobre La Colmenita y luego los pude ver en Estambul sobre el escenario. Nosotros todos sabemos cómo las experiencias nos forman y cuanto cada Niño debe ser visto, escuchado y bienvenido.. Pienso que La Colmenita es el mejor ejemplo de cuánto un niño podría ofrecer.. Un amoroso, contribuyente, creador y divertido suelo para crecer.. Vuelen alto y largo las Abejitas!

  • El entusiasta dijo:

    ¡Que viva la Colmenita y Cuba!!!

  • María Delia Cepeda Pérez dijo:

    Soy natural de Jarahueca.Graduada de Literatura,poeta,promotora cultural y prima hermana de Ada Elba Pérez.Justo en septiembre año 1997 en el evento que por primera vez se le dedicara a esta intelectual jarahuequense, (Bienal “Identidad”) ,tuve el honor de conocer a Carlos A Cremata quien es un hacedor de sueños y fantasías,un terapeuta q sana los corazones y con ese jugar al teatro que es su compañía La Colmenita, hace que los niños y jóvenes se vuelvan gigantes en el escenario de la vida.Por eso admiro su trabajo porque significa poner el talento en función de los valores y contribuir a formar mejores seres humanos.Asi lo hemos vivido en nuestra Colmenita de Jarahueca donde con amor del bueno, los niños y adolescentes agradecen haber sido parte de un proyecto que les ha enseñado a hacer el camino de las obras grandes para caminar derecho por la vida.Felicidades a Tin a por su empeño en estos treinta años.

    • Lisbel Arrastía dijo:

      María Delia, si supieras cuanto Tim habla de ti siempre, y de Ada Elba Pérez y de su hermana sabia, y de Martha Julia y de aquella primera vez en el 97, y sobre todo cuanto habla de Jarahueca y su gente unica! La primera colmenita que se creó fuera de la Habana

  • Ulvi Icil Turquía dijo:

    Mi Colmenita. Yo empecé a saber de la Colmenita en los años 2000 cuando ella aparecía más y más frecuentemente in el periódico Granma y en las páginas acerca de los eventos nacionales e internacionales de la República de Cuba, especialmente en actividades junto a la presencia del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Entonces yo imaginé La Colmenita como una de las más hermosas flores de “el hecho más hermoso que ha realizado el pueblo cubano, la Revolución” (tomando prestada una expresión del General de Ejército Raúl Castro Ruz)

  • Cristóbal Martínez dijo:

    Soy el Jefe del Grupo de Psiquiatría Infanto Juvenil de Cuba y con mucho orgullo tengo que escribir que el Grupo Nacional de Salud Mental Infanto Juvenil del Ministerio de Salud Pública, tomó hace ya muchos años el acuerdo de declarar a la Compañía Infantil de Teatro La Colmenita – como Centro Promotor de Salud Mental de la República de Cuba.

    • María Edilia Álvaro Pereda dijo:

      Voy a fundamentar el por qué se mantiene con esa categoría. Está plenamente aceptado que el Arte se puede y es usado para promover la salud, para prevenir, diagnosticar y tratar los trastornos y para rehabilitar las secuelas. La Colmenita es una muestra fehaciente de ello porque: logra una mejor comunicación entre los participantes; alegría, bienestar, amistad, seguridad, autoestima, optimismo e inclusive solución de conflictos y algo muy importante - consigue la integración de las familias al colectivo.

      • Filomeno Materia dijo:

        Suscribo todo lo que dicen los Doctores en Medicina

    • tin cremata dijo:

      A María Edilia Álvaro Pereda, nuestra inefable "Yiyi", esposa y fiel colaboradora del Doctor Cristóbal, le escribí una vez esta Décima:

      "Hay quien prefiere el Foie Gras
      con mango y maíz crujiente
      Hay quien se afila los dientes
      con Codorniz al Champán
      Hay quien de Trufa y Caviar
      sus recetas santifica
      hay quien con Ostras salpica
      su Kiwi y su Champiñón
      ¡Pero yo me muero con…
      mi Yiyi y sus croqueticas!"

  • Annelys Prol del Río dijo:

    Soy la primera Cucarachita Martina que hubo en Jarahueca, de la primera generación. Qué les puedo decir, la Colmenita para mí significó mucho, muchísimo, éramos un grupo de niños que pudimos soñar , fantasear, reír y celebrar a plenitud la suerte de ser niños. Mediante la hermandad de la Colmenita. Pudimos cumplir nuestros sueños de actuar, de jugar al teatro. Cada actuación fue una fiesta, fue un privilegio conocer tantos lugares, desde los más remotos, hasta la mismísima capital a la que solo conocíamos desde el televisor. Inolvidable la acogida y el cariño con q nos recibía el público, eso es algo q te marca para siempre. Fuimos muy felices en la Colmenita porque nos brindaba una libertad que no se puede describir con palabras. Le mando un Felicidades enorme a la Colmenita, por sus 30 años, ojalá cumplan muchos años más. Un abrazo inmenso para ti Tin por acogerme en tu casa con tanto cariño. ¡QUE SIGAS JUNTO A LA COLMENA POR MUCHO TIEMPO - Regalando tanto amor y tanta miel al corazón de los que disfrutan de cada espectáculo. Muchos besos a los Colmeneros de Annelys Prol. Cucarachita del 1er taller fundado fuera de la capital, el poblado de Jarahueca.

    • tin cremata dijo:

      Annelys preciosa y chiquitica, te prometo hacer por aquí las anécdotas de cuando ustedes por primera vez viajaron a La Habana, desde Jarahueca (que era la primera vez que salían de su terruño "a fuera"), y cómo te hospedaste en la casa de mi Mamá, y le gastaron todo el dinero, ja,ja,ja, de la cuenta del teléfono, porque se pasaban hasta altas horas de la madrugada, hablando con sus otras amiguitas Jarahuequeñas, que estaban en las otras casas de colmeneros de La Habana, porque para ustedes el teléfono fijo en la casa era toda una novedad... Y el de las "luces en colores"... Y el de... continuará...

  • Eléctrico dijo:

    Me gusta mucho la colmenita, excelente grupo infantil

  • Luis Manuel Iglesias dijo:

    En la Colmenita se hizo casi una costumbre subir El Pico Turquino en los meses de febrero, coincidiendo con el aniversario de la compañía, siempre fue algo esperado por todos y hacia que previamente trazáramos un plan de preparación física, todas las ocasiones que subimos fueron estelares llenas de vivencias y anécdotas pero creo que la primera fue la que mayor expectativas creó sobre todo porque muy pocos habíamos subido y porque la hicimos coincidir con una gira que culminaría con el ascenso, las otras , no recuerdo bien, creo que no tuvieron esta característica.
    Pues comenzamos nuestra gira, organizada como siempre en esos años (década del 90) por la OPJM, no recuerdo ahora que provincias fueron pero la última era Granma. Lo normal para el ascenso era llegar a un Campismo popular, ubicado en el municipio Bartolomé Masso, y desde allí se organizaba todo y se llegaba en un camión hasta “El Alto del Naranjo” y de allí se empezaba a subir a pie, pero como en esta ocasión todo estaba organizado por los pioneros, iríamos hasta el campamento de exploradores “Ramón Paz” que estaba en Santo Domingo, allí organizábamos todo , continuábamos hasta el Alto del Naranjo y seguíamos pero….al llegar a Providencia, serían las 11 de la noche, nos reciben los compañeros de pioneros y nos dicen que había que continuar “a Pie” hasta el campamento porque tenían prohibido que los niños se trasladaran en los camiones del centro de exploradores por el mal estado que estos se encontraban, pues así mismo dejamos al guagua allí y seguimos, estábamos a más de 4 kilómetros del campamento. Llegamos muy cansados, recuerden que veníamos de otra provincia, después de hacer 2 funciones, reposamos un poco. Pues bien como a las 5 de la mañana comenzamos el camino hasta “El alto del Naranjo” que estaba como a 4 Kilómetros y ¡señores esa loma es infernal!! Es una carretera y esta tiene la “curva” de más pendiente de Cuba!! Fue muy duro, muchos casi llegamos arriba a gatas, ya con todo lo que habíamos caminado desde la noche anterior era para descansar por lo menos en un mes!!.Ya en el punto de partida al Turquino comenzamos el ascenso, desde el comienzo muy agotados pero con buen ánimo y deseosos de llegar a lo más alto de nuestra isla para muchos la mayor prueba de voluntad de su vida Pudiera contar muchas anécdotas pero haré una que marcó este agotador día. Pues resulta que como consecuencia de la diferencia en la preparación física y unido al no haber dormido bien y el extra de kilómetros caminados, un grupo nos quedamos atrás , dirigido por el médico que nos acompañaba , que supuestamente se sabía el recorrido, caminábamos tratando de alcanzar a la vanguardia, algo difícil ya que habían algunas mujeres y niños muy cansados y su andar era muy lento, entre los niños estaba Anita , con su papá Jorgito “escopeta” y este la conminaba a que se apurara y Anita solo decía ”,..¡ ay no puedo más …. Pistolita (señalándose la cabeza con la mano en forma de pistola), banderita blanca (y se tiraba en el suelo rindiéndose)” hubo un momento que el paisaje empezó a cambiar, si porque desde el principio del camino , en los lugares de difícil ascenso o descenso habían unas barandas y escalones rústicos que te ayudaban un poco y el camino era lo suficientemente ancho para que pudieran pasar en grupo y habían señalizaciones , pero de momento el camino se puso estrecho, había que pasar de uno en uno, y mucha hierba alta y nada de señalizaciones, yo le comenté a Marta que parecía que estábamos perdidos pero todavía confiábamos en el guía, llegó un momento que alguien del grupo dijo que había encontrado agua y allí mismo el guía preguntó asustado “¿… agua...¿ ¡ay, ahora si estamos perdidos, porque en el camino al turquino no hay arroyuelo con agua!!, miren allí mismo se formó! ,algunos comenzaron a llorar, se pusieron muy nerviosos y el guía no sabía dónde meterse, tratamos de calmar un poco la cosa pidiendo silencio para llamar a la gente a ver si nos oían, pero a cada grito nuestro solo escuchábamos el sonido de las aves que ya buscaban refugio porque estaba al ponerse el Sol!!. Nos calmamos y nos preparamos a acampar allí mismo a esperar a que nos encontraran, todos empezamos a sacar hamacas, Nylon para protegernos de la lluvia, estaba nublado, Jorgito dijo que el traía unos espaguetis que se podían hervir con el agua , y que tenía también unos perritos y Anita le exigió ”… mis perritos los quiero fritos!!.... y imagínense la perreta , estábamos a punto de contagiarnos con el llanto de Anita cuando apareció, cual héroe de telenovelas ,Penalba, yo en realidad vi a Dios ¡ pero enseguida se convirtió en el “diablo” cuando empezó a pelearnos por habernos perdido!, el guía lo miraba incrédulo pensando “y este loco de donde salió!”, yo a punto de mandar al Pena un poco más allá del ” Himalaya”, le dije, recordando esa frase histórica de Tere “ si estás aquí para regañarnos por donde mismo viniste te vas!! ,el reaccionó recogió las mochilas de los niños se las echó al hombro y dijo “..síganme ¡”.En el camino nos cogió un agua tremenda y llegamos empapados a la” Aguada de Joaquín”, el punto intermedio al Turquino, y gracias a la solidaridad del resto de los Colmeneros, que nos prestaron algo de ropa dormimos todos secos, Al otro día, debido a el agua que cayó durante toda la noche no nos dejaron seguir subiendo. Es verdad que no llegamos a lo alto pero cuando resumimos los kilómetros recorridos a pie desde Providencia hasta la Aguada de Joaquín, sumaron casi 24!, para subir al Turquino normalmente se suben 10 .De la bajada hay muchas anécdotas pero eso es “ otra historia, otra historia ¡”

    • Ana Vega dijo:

      Entré en La Colmenita muy muy pequeñita, al principio no era tan grande como lo es ahora, éramos un grupo más reducido! La Colmenita ha sido un pilar esencial para mi: mis mejores recuerdos de infancia, mis amigos incondicionales que sé que siempre estarán, años de aprendizaje continuo siempre desde la diversión. Fue una escuela de valores pero sobre todo de la mejor energía.

      Recuerdo una anécdota: yo era muy pequeñita y hacíamos una función en el Habana Libre Tryp), estaba repleto de personalidades de la cultura. Yo Antes de salir al escenario estaba llorando ya, mis compañeros me preguntaban que me pasaba, pero yo me moría de vergüenza y me secaba las lágrimas y no dije nada. Cuando salimos a escena, que me tocó decir mi texto, todo iba muy bien.........hasta que...............LLEGÓ EL MOMENTO DE DECIR EL NOMBRE DEL HOTEL.......y me quedé en blanco, totalmente en blanco.........después de repetir como 15 veces: Habana libre.....Habana Libre.........ya no pude más y comencé a llorar, pero a llorar muchísimo. Y Tin vino al escenario (por favor ubicarse que era en plena función, con personalidades de la cultura...) se sentó a mi lado super calmado, me abrazó y terminó de decir el texto conmigo! HABANA LIBRE TRYP.

      Y en esa anécdota esta mucho el espíritu de lo que para mi era la Colmenita, no había presión si no la búsqueda de que los niños siempre siempre estuvieran felices disfrutando, siendo el teatro una excusa!!!

    • Rey, el Galán de Sampling dijo:

      La Colmenita ha subido varias veces el Turquino, pero cuando subió con los Sampling hay para escribir un libro, la bronca con los alemanes en el Alto del Naranjo y la bajada, recuerdo que Tim decía "estamos al llegar a unos campos frutales, donde hay muchas frutas, hasta fresas y manzanas", y lo decía tan de verdad, que se lo creímos, caminamos muchos kilómetros de noche, sin ver nada y ¡Ni esta fruta por aquel camino infernal!

      • René Porro dijo:

        Felicidades porque también tú eres un colmenero casi fundador, pero hace rato que ya no eres el galán, sino el galón de Sampling, ja,ja,ja

  • Cristóbal Martínez dijo:

    Como psiquiatra infanto juvenil aseguro que La Colmenita usa Instrumentos muy efectivos como: Adaptación de los Clásicos de la Cultura Infantil a nuestra cultura. Enseñanza práctica y con buen humor de la actuación, la música, el baile y los idiomas. Exaltación de los valores éticos y morales. Manejo de las dinámicas de grupo, inclusión de la familia en las actividades culturales y docentes. Por lo tanto promueve la salud mental de los niños, niñas, adolescentes y sus familias.

    • Maruchi dijo:

      Efectivamente Cristóbal - La Colmenita basándose en criterios avalados científicamente mediante el uso de la actuación, la música, el baile y la narración logra: Promoción de salud mental mediante la alegría, bienestar, amistad, seguridad, autoestima y optimismo que a su vez origina prevención y solución de conflictos, mejor comunicación y mejor integración de las familias.

  • Carmen Cabrera dijo:

    Linda La Colmenita

  • Danna Barcia Vázquez dijo:

    Yo llevo desde el principio, con ayuda de mi mamá un diario de la Colmenita. Entré en la Colmenita en Febrero del 2012 en el Taller de los Chiquirriticos. Soy Fundadora de ese Taller. Mi primera función en la Colme fue 3 de abril de 2012. Papel: Lechuza. La Colmenita es el lugar que me pone contenta, donde si no estoy lo extraño. Ahí tengo amigos que serán para toda la vida, me gusta cuidar a Maria Carla Sánchez, tengo un hermano que se llama Lucas, enseñé a Erica a abrocharse los cordones pero a mí, cuando tenía dos años y medio, tres años en adelante también me enseñaron muchas cosas cuando me iba de gira con los demás niños. Cuando empecé en pre escolar ya Seba, Lucas, Luisito, Rubén, Daniela, y MUCHOS que ya crecieron y no están en La Colme me habían enseñado los números, las vocales, el abecedario. Conocí, conversé con personas muy importantes para mí y para el mundo como el Comandante Fidel y los dirigentes del país, Raúl, Díaz Canel y otros. También he podido conocer y entrevistar a Presidentes de otros países; conocer el teatro, el cine, la televisión, el radio. He actuado en todos esos lugares y lo más importante, me enamoré de la música cuando hice el personaje LA PAJARITA en PEDRO Y EL LOBO de Prokofiev y después BASTIANA en BASTIAN Y BASTIANA de Mozart. Eso me ayudó a estudiar música como hago ahora en tercer año de la Escuela. Con el personaje Meñique aprendí a improvisar en escena e intercambiar con el gigante, de las cosas de la naturaleza lo hice en EN MI PAIS NO CAE NIEVE, de Alberto Falla, con el personaje de Ricitos de Oro aprendí una música que no conocía y hoy todavía canto con la década prodigiosa, me encantó también la música de los Beatles cuando hice RINGO en CENICIENTA SEGÙN LOS BEATLES y con todas las giras que he hecho, he podido conocer mi país pero sobre todo, he aprendido mucho de historia, de la Historia de Cuba, contada en los lugares de los hechos históricos y crecer con los valores transmitidos por Martí en el estudio de su obra con Tin. Todo eso me sirve mucho para mi escuela.

    • Muma Díaz dijo:

      Danna Barcia Vázquez fue la niña que Fidel llamó a su lado en el Karl Marx, en su 90 cumpleaños, y que aparece en la foto histórica junto a Raúl, Maduro y la Primera Combatiente.. Dannita, sería bueno que contaras por aquí, ¿qué te susurró Fidel ese día inolvidable?..

  • El Lolo dijo:

    ¡Enhorabuena a La Colmenita desde la “Madre Patria”!

  • Danna dijo:

    En el 2012 hicimos una función con el Taller de Zahyly de Cucarachita y yo, hacía de Lechuza y no recuerdo bien pero una periodista me preguntó –
    P- ¿Cómo llegaste a La Colmenita?
    D- Caminando.
    Si recuerdo bien que todos se rieron de mí y cuando hice el cuento en mi casa, también.

  • Camilón dijo:

    Colmenas y colmenitas van libando y libando por toda Cuba y el mundo mundial

  • ALE dijo:

    Recuerdo cuando era apenas un muchacho de 10 años y vivía en Jarahueca donde existía una Colmenita y yo hacía de Gigante en la obra Meñique, para mí era siempre un momento especial, pero en una ocasión la Colmenita central fue a visitarnos e hicimos una función donde Jaime Fort (el escritor del programa de Pánfilo) hacía de Gigante y Tin, con esas cosas que lo caracterizan decidió unir los dos elencos y tuve la oportunidad de trabajar con Jaime, haciendo improvisaciones en los textos del personaje fue muy divertido, y a partir de esa experiencia el Gigante de La Colmenita de Jarahueca siempre tenía textos nuevos y el público lo agradecía mucho

  • Danna Barcia dijo:

    El 23 de agosto de 2013 fue mi primera función como Meñique en Sierra de Cubitas durante la Gira por Camagüey. Yo, ya había hecho de “Meñiquita”, un papel que Tin Bigote inventó para mí, para que yo empezara con Meñique, diciendo solo los trabalenguas, pero ese día, hice la función completa. ME ENCANTABA Y ME ENCANTA ESE PERSONAJE.
    Pues esa mañana, hice mi función y cuando se acabó, una periodista muy amable me entrevistó:
    P- ¿Te gusta Sierra de Cubitas?
    D- No.
    P- ¿Te gustaría regresar?
    D- No.
    No recuerdo los detalles de por qué dije que no me gustaba porque siempre nos trataban muy bien, era mi tercera gira por el país (primera en Santiago de Cuba, la segunda en Villa Clara), pero parece que fue la primera vez que vi lugares diferentes para bañarme e ir al baño, pero si me acuerdo que mi mamá me regañó y Tin fue y le dijo a la periodista que me disculpara porque los niños se disparan y….no me acuerdo.

    • tin cremata dijo:

      Ja, ja… ¡Lo de Danna es mucho!. En el programa televisivo “La Colmena TV” Primera Temporada, salió en el Periódico: Periodista - "¿Danna qué te atrae de La Colmena TV?"... Respuesta de Danna - "¡La merienda y el almuerzo, porque como son niños nuevos, está más rica!"

  • Pedro dijo:

    A pesar de que mi niña tiene solo 5 añitos es verla crecer mucho más rápido pues lo mismo baila que canta y sin olvidar que siempre viene con un nuevo verso sencillo y me pide sentarnos juntos para poder enseñármelo. Son momentos muy lindos los que vivo cuando la veo

  • Joselín dijo:

    "Colmena y Colmenita, laboriosas Abejitas”

  • Yoyi dijo:

    En la Colmenita he encontrado una familia, mi niña pertenece al taller de Arroyo Naranjo y después que entró al Taller el cambio que ha tenido ha sido notable en la escuela y en casa, pues cada encuentro deben decir alguna buena acción que hayan hecho y siempre está pensando en que puede ayudar, y para mi es muy agradable esperar a que acabe el ensayo pues los padres nos reunimos y pasamos momentos lindísimos, lo mismo haciendo algo para los niños que apoyándonos ante cualquier problema.

  • Dánice Vázquez dijo:

    El 10 de febrero de 2015 hicimos una gira a Mayabeque, la periodista le preguntó a mi hija Danna: ¿Qué expectativas tienes con esta gira de La Colmenita? Y ella respondió: - Bueno, yo he ido a otras giras de La Colmenita y he pasado por Matanzas y vi a mi abuela (¿?)

    • René Vázquez dijo:

      Jejeje, y el 17 de febrero de 2015 – en una Gira por Artemisa, en la entrevista, le mandó besos a todos los niños “artemiseros”.

  • Dulce dijo:

    Soy una mamá de La Colmenita de Arroyo Naranjo, para mi es como un oasis, cuando llego todo es alegría y olvido mis problemas personales, y cuando hacemos alguna función ver a mi niño actuar tan desinhibido es algo especial. Cada vez que tiene un nuevo personaje nos pone a todos en casa a aprendérnoslo.

  • Celia dijo:

    ¡Colmenita, Colmenita, qué dulce suena esa palabra en Cuba!

  • Dannita dijo:

    El 28 de febrero de 2015 en una Gira a Cienfuegos, en la entrevista:
    P- Qué haces en Meñique?
    D- Juego con los duendes y con mi hermano, señalando a Tin.

  • Yuly dijo:

    A mi me gusta mucho la Colmenita porque tengo muchos amiguitos y hacemos piyamadas, vamos a diferentes lugares juntos y nos divertimos muchísimo.

  • Dánice Vázquez dijo:

    2013 – Mi hija Danna en el ensayo de MEÑIQUE para el estreno en el Carlos Marx, en el texto de Meñique que tenía que decir “y con falta de ortografía” dijo: “y con falta de coreografía”.

  • LuisMa dijo:

    En los finales de los años 90 realizábamos giras a las provincias, casi todos los meses, poseyendo ya - una “Guagua Amarilla”, donada por “los Pastores por la Paz” y auspiciados por la OPJM, salíamos por una semana abarcando de 3 a 4 provincias y realizábamos hasta TRES funciones diarias! Era agotador, paro muy gratificante y divertido. Siempre íbamos niños y adultos, compartíamos escenario con los pequeños, también llevábamos padres que ayudaban. Recuerdo de giras de solo llevar a un niña (Malú) que se hacía acompañar con su abuela Zoila o su mamá Lourdes, que es médico y cumplía esa función también. Llevábamos, generalmente, la obra Meñique, Malú hacía ese personaje y el resto éramos adultos, a mí siempre me tocaba el personaje de Pedro, el hermano bueno y medio tonto, pero me gustaba, ya que los niños se reían mucho con las cosas que hacía. La obra era conducida por un personaje: El Juglar Zascandil y este lo interpretaba Yancap, de verdad que era heroico lo que hacia porque debía estar todo el tiempo en escena narrando la historia, se agotaba mucho en cada función, imagínense cuando teníamos que hacer 3 diarias!!!, Yancap es una excelente actriz, pero como nos ocurre a todos, en ocasiones el intenso trabajo le jugaba malas pasadas que provocaban risas y el grito de Tin desde la pata “…YANCAAAAAAP …!!, como en una ocasión, en el juego de las adivinanzas, un niño dice esta: Es un animal que es mamífero, tiene pelos y pico, ¿cuál es?, y responde otro niño: LA GALLINA!... y sentencia Yancap: - COOOOOORRECTO!!, y se oye inmediatamente a Tin: YANCAAAAAP!!!!!”…!!.En otra ocasión, cuando al comienzo de la obra el Juglar le cuenta a los niños que él se llama Zascandil y que se escapa de los libros para contar historias, y seguidamente les pregunta: “¿…Y saben de qué libro me acabo de escapar?... Y los niños generalmente dicen ..”NO!!... pero uno gritó: - “¡Del Gato con
    Botas “! Y ella respondió”… - "Eyyyy yo dije que me escapé de un libro, no de un cuento …!,…¿¿????¿¿??,….. Tin : YANCAAAAAP!!!!!!!!!!
    Alpizar, representaba, en Meñique el personaje de Pablo, el hermano “malo” , él es muy ocurrente y cuando salía a escena, lo hacía lo mismo con un periódico, un tabaco, etc. En una ocasión, en que Claudia “Muma” Alvariño, estaba haciendo la Princesa , sabiendo que le tenía miedo a las gallinas, sale al escenario con una caja y dice a la Princesa, que traía un regalo de Meñique para ella; y cuando esta abre, inocente, la caja, sale disparada una gallina muy asustada!... y al momento sale la Muma gritando por el público, que aplaudía y reía con la actuación súper orgánica de Muma … y la gallina , por supuesto ¡!!!

    • Chela dijo:

      Yan Cap (Janet "Capetillo" Carrasco Pérez) es la miembro colmenera que más anécdotas simpáticas tiene de su paso por La Colmenita, si escribiera un libro solo con sus vivencias, sería un best seller de la Literatura del Humor. Hoy vive en España y se dedica con éxito al Teatro Infantil.

  • María Cristina Leyva Isaacs dijo:

    Tuve la suerte de que el maestro José Arroyo, de la orquesta Filarmónica de Bogotá me invitará un par de veces a las presentaciones de la Colmena. Los niños hicieron una representación estupenda de la Cucarachita Martínez. Esos programas educativos y artísticos son los que contribuyen a qué nuestros niños tengan una educación de calidad.

  • Danna Barcia dijo:

    2015 - En el ensayo de EN MI PAIS NO CAE NIEVE en el texto del Zunzuncito tenía que decir: Me han hecho el honor….por eso necesito de la colaboración de todos y dije: Por eso necesito de la “coloración” de todos. Es que Lilita salía pintada de negro.

    • Lily López dijo:

      "En mi país no cae nieve" es una obra genial del excelente y muy culto músico cubano Alberto Falla, que habla del rescate de nuestra flora y fauna autóctona. ¡Cómo nos divertimos haciendo esa maravilla!. Yo era la Tortuga, jajajajaja

Se han publicado 1377 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Daylén Vega Muguercia

Daylén Vega Muguercia

Periodista cubana. Amante de la fotografía y los audiovisuales. Colabora con Cubadebate y otros sitios digitales. En Twitter: @DailenVega

Vea también