- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Marriage Story: ¿Qué aprendimos de Nicole y Charlie?

No nos agradan las historias tristes por regla. Preferimos los finales felices, a fin de cuentas, a eso nos han acostumbrado. Sin embargo, a pesar de los múltiples desgarres que vemos en dos horas y diecisiete minutos no podemos despegarnos de Scarlett Johansson y Adam Driver en sus roles de Nicole y Charlie. Somos voyeurs de una situación que no por común deja de ser dolorosa.

Los protagonistas de Marriage Story son un matrimonio joven con varios años de casados y un hijo. Ambos pertenecen al teatro y trabajan juntos en New York; donde ella es actriz y él director. La historia comienza con su separación como pareja y los retos que esto supone para continuar sus vidas.

Muchos espectadores han puntualizado que el título de la película debiera ser otro: Historia de un divorcio. Baumbach, el director, no nos permite pensar siquiera un momento en la posibilidad de que la pareja se reconcilie. La trama empieza prácticamente post-separación. Aun cuando al inicio podamos pensar que hay un atisbo de esperanza, la realidad es que todo está perdido desde el principio. Según la lógica de Baumbach, desde que concibió el proyecto era importante para él contar una historia de amor, al tiempo que narraba el proceso de un divorcio.

El film, producido por Netflix, ha recibido numerosos premios y tiene 6 nominaciones a los Oscar. No hay dudas de que ha sido un total exitazo con mucho que comentar, no solo por el intimismo que desprende la puesta en escena, sino también por las historias de fondo.

Captura de la película.

Uno de los elementos más manejados por la prensa y los sitios de cine es que la película posee cierta conexión con la vida personal del director. Dicen las malas lenguas que el film tiene carácter autobiográfico, puesto que en el año 2013, el también escritor se divorció de la actriz Jennifer Jason Leigh (la fugitiva Daisy Domergue, en The Hateful Eight). A Baumbach le han preguntado en más de una ocasión por esta cuestión, pero siempre ha negado que exista una similitud con su matrimonio anterior.

Yo le creo, pero seamos honestos, hay coincidencias (aunque dejemos este tema para los sitios de chismes).

Una de las esencias de Marriage Story, a mi juicio, reside en que es inútil buscar culpables. Hubo muchas malas acciones de ambos lados, imperdonables podríamos decir. Por una parte está la infidelidad de Charlie, que humilla a Nicole no solo por el acto en sí, sino porque fue con una colega de trabajo de ambos. Por otro, está la partida de Nicole hacia Los Ángeles, lo cual es el punto de giro de la película, lo que la hace evolucionar hacia las situaciones complejas que veremos luego. Pero de nuevo, ¿quién puede juzgar?

Scarlett Johansson. Captura de la película.

Adam Driver. Captura de la película.

A pesar de que el duelo y la tristeza son palpables en la trama, la mayor parte del dolor no proviene del final del vínculo amoroso. Las tensiones que genera el proceso de divorcio son la verdadera fuente de incomodidad. Si hasta el momento hemos visto a una pareja tratando de resolver sus problemas de forma armónica y apacible, cuando comienzan los encuentros con los abogados todo se va al traste. A partir de ahí ellos comienzan a perder su voz, guiados por dos profesionales que, no hay dudas, saben lo que hacen.

El film aborda con maestría una relación amorosa que sigue estructurándose como subordinación de un ente al otro. A pesar del cariño presente, la pareja no logra desligarse de la configuración patriarcal que rige toda la sociedad.

En la película hay una frase dicha a Nicole por su abogada, que ciertamente puede ser considerada como uno de los momentos más reales del film (en realidad creo que los diálogos entre ambas partes, son piezas que reflejan el sentir de muchas mujeres actuales).

Laura Dern como Nora. Captura de la película.

Nora (Laura Dern), en uno de los ensayos para la audiencia judicial que tiene Nicole, la alecciona:

“Aceptamos un padre imperfecto. Admitámoslo, el concepto del buen padre se inventó apenas hace 30 años. Antes de eso, se esperaba que el padre fuera silencioso, ausente, poco confiable y egoísta. Los amamos por sus falibilidades, pero la gente no admite para nada eso mismo en una madre. No lo aceptamos estructural ni espiritualmente. Porque la base de este blablá judeocristiano es María, la madre de Jesús, y ella es perfecta. A la mujer siempre le ponen la vara más arriba. Y es una mierda, pero es lo que hay”.

Ese pequeño discurso llama la atención y hace reflexionar en torno a las pautas sociales que miden el comportamiento de hombres y mujeres. Las brechas continúan ahí. Las renuncias que deben hacer los personajes se leen de manera diferente.

Finalmente creo que lo más disfrutable de todo es que en definitiva ellos, Nicole y Charlie, estarán bien. Su hijo parece bien adaptado, ambos tienen trabajos satisfactorios; la pesadilla del divorcio acabó. Comienza una nueva etapa.

Ficha técnica

Título: Marriage Story
Año: 2019
Duración: 136 min
País: Estados Unidos
Dirección: Noah Baumbach
Guion: Noah Baumbach
Música: Randy Newman
Fotografía: Robbie Ryan
Reparto: Scarlett Johansson, Adam Driver, Laura Dern, Azhy Robertson, Alan Alda, Julie Hagerty, Merritt Wever, Mary Hollis Inboden, Amir Talai, Ray Liotta, Wallace Shawn, Emily Cass McDonnell, Matthew Maher, Ayden Mayeri, Kyle Bornheimer, Mark O'Brien, Gideon Glick, Brooke Bloom, Matthew Shear, George Todd McLachlan, Annie Hamilton, Juan Alfonso, Justin Claiborne, Mickey Sumner
Productora: Netflix
Premios y Nominaciones
Oscar: 6 nom. (mejor película, guion original, actor y actriz)
Globos de Oro: Mejor actriz secundaria (Laura Dern). 6 nominaciones
Premios BAFTA: 5 nominaciones, incl. mejor actor (Driver) y actriz (Johansson)
Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actriz secundaria (Laura Dern)