Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Jóvenes buscando un alquiler, como nómadas por la ciudad

Por: Liudmila Peña Herrera, Iviany Padín y Lisandra Gómez
En este artículo: Cuba, Economía, Jóvenes, Juventud, Sociedad, Vivienda
| 172 |

La convivencia intergeneracional supone algo más que un desafío demográfico para los jóvenes cubanos. Foto: Elio Mirand/Alma Mater.

“Asere, tienen q salir d mi ksa esta misma tarde. Ni 1 día +”. Yoan Domínguez guardó el celular en el bolsillo y marcó un número desde el teléfono fijo. Del otro lado del auricular, su esposa estaba histérica. El dueño de la casa había llegado sin avisar, había abierto la puerta y se había metido en la habitación donde ella dormía, con el pretexto de buscar una pieza extraviada. La discusión fue en grande y el resultado estaba claro en el SMS. Lo peor es que, ante el abuso, no encontraron con quién quejarse.

“La cosa estaba dura y Yoan quería partirle la cara al tipo. Tuve que hacerle ver que teníamos un problema mayor. Otra vez estábamos en la calle, preguntándole a todo el mundo, como un par de locos, si sabían de algún alquiler. Tuvimos que coger el único alquiler que nos apareció en 140 CUC”, recuerda la joven pinareña Rocío Delgado, mientras acomoda los panes que sacará a la venta en la cafetería donde la contrataron después de abandonar su puesto como especialista en artes plásticas en una importante galería, para poder pagar la renta.

Casas, cosas, causas…

El mayor problema para quienes “se alquilan” es la inestabilidad en los lugares. Foto: Elio Mirand/Alma Mater.

A la santiaguera Luna Brito, de 23 años, esta experiencia pudiese parecerle pequeña si la comparara con sus propios tropiezos. La muchacha, tras el sueño de convertirse en actriz de teatro, ha conocido —según ella misma asegura— más barrios habaneros que tabloncillos teatrales.

“En cuatro años son más de 15 las casas en las que he estado alquilada. Los precios que he pagado van desde 30 hasta 80 CUC, en lugares muy confortables y también en sitios sin cama, refrigerador y hasta sin agua. Solo me quejo de la inexistencia de la legalidad y los contratos”, comenta.

Para quienes están ajenos al asunto, pudiese parecer que este es un fenómeno capitalino, asociado más a las grandes urbes y a los intereses que despiertan las posibilidades que en ellas se abren. Mas el problema se extiende a lo largo y ancho del país, y se relaciona con las aspiraciones profesionales y personales de los jóvenes, quienes no siempre encuentran su desarrollo en los lugares de origen y migran hacia otras provincias, donde chocan, entonces, con dificultades para conseguir vivienda.

Bien lo sabe la holguinera Suriannis López, quien lleva siete años pagando precios entre 20 y 25 CUC en la ciudad cabecera de su provincia. ¿Por qué lo hace si su salario no rebasa ese monto?

“Provengo de un municipio alejado de Holguín, y no hay trabajo allí para una licenciada en Estudios Socioculturales como yo, así que opté por alquilarme. De lo contrario, debía guardar el título y ponerme a ordeñar vacas. En medio de este jelengue nació mi hijo y creo que conoce niños en Holguín entero, porque cuando está haciendo amistad con los de un barrio, ya nos tenemos que ir”, dice quien se niega a sacar cuentas de cuánto ha gastado en este tiempo, pero el monto, según los cálculos bastante conservadores de nuestro equipo de prensa, podría ascender a casi 2000 CUC.

La historia nómada de Yosvany Sánchez, trabajador por cuenta propia en la ciudad del Yayabo, inició cuando egresó de la Universidad Central de Las Villas “Marta Abreu” y decidió, junto a su novia Claudia Roque, que lo mejor para sostener una vida en pareja sería que él viniera de Quemado de Güines (Villa Clara) a vivir a Sancti Spíritus. La opción era rentar una casa, mas ya suman 13 años de “rotar como gitanos por toda la ciudad”.

A su juicio, el mayor problema para quienes “se alquilan” es la inestabilidad en los lugares. Asegura que en todo ese tiempo jamás han encontrado uno donde existan “papeles legales de por medio”.

Cuando la entrevistamos, la ingeniera civil Yaíma Gómez apenas comenzaba sus peripecias en el mundo de las rentas y ya había conquistado tres, de las cuales el trago más amargo había sido la primera:

“Fue difícil porque ni siquiera vivía sola con mi pareja, pues alquilamos un cuarto dentro de la casa de la dueña. Era una situación muy complicada porque ella tenía un hermano borracho y había que soportar su malacrianza y su falta de respeto, hasta que decidimos irnos”, recuerda la holguinera.

Tocar puertas al azar es la especialidad de Roberto Gómez, quien se graduó de Medicina en Las Tunas, pero tuvo que ir a Holguín a hacer parte de su residencia.

“Es casi imposible encontrar una renta adecuada en esta ciudad. Parece que todos los lugares ya están ocupados y cuando encuentro uno decoroso, el precio está por las nubes. Hay gente que prefiere tener la casa cerrada antes que rebajar 5 CUC”, analiza el joven médico.

Así como Roberto llegó a Holguín buscando un alquiler, Ariagna Santos abandonó su trabajo en la Ciudad de los Parques y se mudó a Santiago de Cuba, donde viven los padres de su esposo, por la situación de las rentas.

“Desde que mi hija nació, vivió en cinco lugares. Se acostumbraba a un medio y tenía que irse cuando le pareciera al dueño”, rememora ella. Añade: “El problema mayor es la desprotección que uno tiene ante la persona que alquila. Estuve en lugares buenos, pero también en otro donde una parte del techo se estaba cayendo, lleno de humedad y polvo. Pero no había opción, pues la casa de mis padres tenía un solo cuarto y éramos tres parejas y una niña”.

Aunque los espirituanos Yoanca Torres y Carlos Miguel Vázquez ya tienen casa propia gracias a una herencia familiar, el estrés que les impuso el pago de los alquileres puso en riesgo su estabilidad como pareja.

“Hubo un momento en que nos sentimos asfixiados porque nos preocupábamos todo el tiempo por completar el dinero, por lo que trabajábamos en cuanto lugar encontrábamos y dejamos un tanto de atendernos”, confiesa la muchacha.

Del otro lado de la puerta

“Por eso pongo el precio bien alto, pa’ que paguen por lo que cuidan y por lo que puedan romper también”. Foto: Elio Mirand/Alma Mater.

Marisol González, una habanera que renta su apartamento en el municipio del Cerro hace 12 años, dice que es cierto, que “este negocio es bueno si se escoge bien a la persona, pero es “candela” si te equivocas y te sale gente sucia y despreocupada”.

“Por eso pongo el precio bien alto, pa’ que paguen por lo que cuidan y por lo que puedan romper también”, dice y niega con la cabeza cuando le preguntamos si alguna vez ha pensado en alquilar mediante un contrato legal.

“Ni siquiera sé cómo es eso. Ni me preocupo. Hay tanta gente buscando alquiler, que me llueven las propuestas sin necesidad de poner un cartel o pagar un impuesto”, asegura.

En cambio, el holguinero Ricardo Diéguez decidió cerrar su casa en el reparto Pueblo Nuevo ante las visibles afectaciones que cada inquilino dejaba tras su paso, sin indemnizaciones o reparaciones. “Hasta los tomacorrientes y las lámparas me llevaron la última vez. Ahora, ni aunque vengan rogándome con una situación extrema le alquilo a nadie”, dice visiblemente molesto.

Aunque las partes suelen buscar alternativas para, de alguna manera, garantizar el cumplimiento de un contrato moral, como el que redacta y firma Yaíma Gómez con todos los artículos que le dejan en la casa, lo cierto es que donde impera la ilegalidad cualquier situación es posible, y de ella pueden salir afectados unos y otros.

Desde la legalidad y la ciencia

Natacha Doimeadiós. Foto: Elder Leyva/Alma Mater.

La inexistencia de los contratos referida por los entrevistados no es, en modo alguno, resultado de una ausencia de herramientas legales que posibiliten a las personas naturales rentar sus viviendas. Es, más bien, hija del desconocimiento y otras razones.

Si es cierto que en el país han existido diversos y contrapuestos momentos para quienes desearon alquilar sus casas o espacios habitables, también lo es que en la actualidad hay disponibles instrumentos que no solo posibilitan este particular, sino que norman y ordenan tal actividad del sector no estatal o cuentapropista, como es conocida por la población.

La jurista Natacha Doimeadiós Batista, licenciada en Derecho y Especialista de Grado en Derecho Civil y de Familia, de la Dirección Provincial de la Vivienda en Holguín, conoce la problemática, pues tuvo la oportunidad de investigar sobre el asunto, con el rigor científico de un estudio de Maestría, del cual derivó la tesis cuyo tema fue el arrendamiento de viviendas urbanas de propiedad personal para el ejercicio del trabajo por cuenta propia en Cuba. La especialista conversó con Alma Mater sobre los resultados de su estudio y otras cuestiones que pueden ser de interés para la población.

Acerca de los instrumentos legales que posibilitan el arrendamiento de viviendas de propiedad personal, Doimeadiós Batista explicó que este tiene su amparo legal en el artículo 74 de la Ley №65 Ley General de la Vivienda, de diciembre de 1988, la cual aún está vigente, pero ha sufrido reiteradas modificaciones. La última, con respecto al artículo 74, fue la dispuesta por el Decreto Ley №353, de 2018.

Asimismo, aclaró que han existido, desde 1997, varios reglamentos para regular los trámites a realizar para el arrendamiento de viviendas de propiedad personal, que antes de esta fecha era libre y sin la necesidad de trámite administrativo alguno, ni del pago de impuesto. Dicha reglamentación está actualmente contenida en la Resolución 11/18 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, aunque también existen otras normas que complementan cuestiones sobre el tema.

“Las normas jurídicas para el arrendamiento de viviendas de propiedad personal amparan el arrendamiento por horas, días, meses o años para cubanos o extranjeros, tanto a personas naturales como jurídicas, y se aplican para arrendamiento de viviendas completas o de habitaciones o espacios, tanto para servicios de hospedaje o de alojamiento como para el ejercicio del trabajo por cuenta propia”, apuntó la especialista.

Acerca de las razones por las cuales las personas que rentan sus casas no optan, generalmente, por la forma legal, a pesar de que no está prohibida dicha actividad y existen los instrumentos antes declarados, la jurista distinguió las de tipo burocrático y las relacionadas con la evasión de impuestos o continuas verificaciones.

“Estar autorizado como trabajador por cuenta propia en la modalidad de arrendador de viviendas, habitaciones o espacios, presupone la posibilidad de inspecciones y controles que pueden recibir en cualquier momento y podrían conllevar a multas y medidas. Ello sin contar con que la autorización podría ser denegada por diversas razones que constan en el Reglamento, y entonces el titular caería en evidencia y podría ser visitado en nuevas ocasiones para verificar que no está rentando ilegalmente. Estos son algunos de los aspectos que temen los propietarios”, aseveró la investigadora.

El arrendamiento en cualquier forma o modalidad implica, además de trámites para la autorización, una serie de requerimientos, como ir a reuniones de vez en vez, recibir visitas de inspectores, llevar talón de cobro del arrendamiento, y el cumplimiento de las regulaciones de higiene que no siempre disponen las viviendas, habitaciones o espacios que se rentan.

De sus indagaciones, estudios y observaciones, así como de sus experiencias personales también como arrendadora de vivienda, Doimeadiós Batista considera que “el arrendamiento a cubanos por largo tiempo no es común, además de por las razones generales apuntadas, porque quien tiene determinadas condiciones en su vivienda y decide arrendar, prefiere no hacerlo a cubanos por largo tiempo y que paguen poco porque con ello no pueden ni siquiera asumir las reparaciones que precisa el inmueble. Aunque por norma jurídica las reparaciones menores corresponden al inquilino o arrendatario, en ocasiones no se cumple y ante la imposibilidad de lograr con reclamaciones que se restablezca lo dañado por el inquilino, queda desamparado el titular de la vivienda”.

Todo esto conduce también a la realidad de que hoy existe, como apunta la jurista, mayor control estatal sobre los arrendamientos legales que sobre los ilegales, y aunque pueden ser multados tanto el ilegal como el legal, en este último es más probable detectar una contravención porque está controlado.

“Las contravenciones pueden ser hasta por una pelea en el núcleo familiar del arrendatario o por cualquier cosa que suceda en el inmueble, y es el propietario arrendador el máximo responsable, por lo cual debe convertirse en celador, pues es importante señalar que podría llegar incluso a perder su vivienda.

“De cualquier forma, el arrendamiento legal presupone la ventaja de estar ejerciendo legalmente la actividad y de poder enfrentar al arrendatario en los casos en que se precise dar por terminado el arrendamiento, se incumplan las normas dispuestas por el arrendador y pactadas entre arrendador y arrendatario.

“De todas maneras, también ello conllevaría procesos lentos, complejos, en los que el arrendador lleva tanto las de ganar como las de perder, porque no existe un mecanismo eficaz para extraer a las personas que permanezcan en el inmueble después de haber cesado el arrendamiento. O sea, que las ventajas de estar legal son muy relativas y subjetivas”, explicó Doimeadiós Batista.

Proteger el tiempo de la juventud

No hay dudas de que el problema de los precios, la arbitrariedad con que son tratados quienes necesitan pagar una renta y las dificultades para encontrar un lugar decoroso, sin contar los conflictos a los que se enfrentan no pocos propietarios, pasan por el tamiz de la compleja realidad que vive el país en cuanto a la vivienda. Pero sí resulta evidente que el problema merece ser estudiado en profundidad para que puedan generarse soluciones que aligeren la tensa y compleja circunstancia que hoy protagoniza un número no despreciable de la fuerza joven trabajadora del país. El tiempo de la juventud debe ser aprovecharlo, pero también defendido.

Con la Ley de Reforma urbana del 14 de octubre de 1960, se proscribió el arrendamiento de viviendas. Años después, la Ley №48 Ley General de la Vivienda, de diciembre de 1984, lo autorizó nuevamente, sin que fueran necesarios trámites administrativos.

La ley №48, en sus 6to. y 7mo. por cuantos, reconoció que “la propiedad personal de la vivienda debe entenderse en el verdadero sentido de esa forma de propiedad (…)” y que “resulta conveniente, como una solución marginal a nuestro déficit habitacional, autorizar que los propietarios de viviendas que posean espacios sobrantes alquilen esos espacios, dentro de determinadas limitaciones”.

Sin embargo, en la Ley №65 Ley General de la Vivienda que derogó la ley №48 (Artículo 74), ese dejó de ser un objetivo expreso, aunque se siguió regulando la posibilidad del arrendamiento de hasta dos habitaciones con o sin servicio sanitario propio previa autorización de la Dirección Municipal de la Vivienda correspondiente.

Posteriormente, con la promulgación del Decreto Ley 171 (ya derogado), de 1997, y otras muchas normas que han regulado sobre el arrendamiento de viviendas de propiedad personal, incluyendo las vigentes, se ha establecido la inscripción o autorización administrativa, así como la observancia de disímiles cuestiones regladas para los arrendadores.

El 10 de julio de 2018 se dio a conocer el Decreto-Ley №353 Modificativo de La Ley №65 Ley General de la Vivienda, del 23 de diciembre de 1988. En su Artículo 74.1 se declaraba que “los propietarios pueden arrendar sus viviendas, habitaciones y espacios, a personas naturales y jurídicas, al amparo de lo establecido en la legislación civil común, siempre que esté en correspondencia con las regulaciones urbanas y territoriales vigentes, mediante precio libremente concertado y previa autorización de la Dirección Municipal de Trabajo”.

Se han publicado 172 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • bomba dijo:

    Primero se ha perdido el respeto por el dinero, los precios estan por los cielos, una bobería te cuesta un dineral, yo soy ingeniero hace un año ya, y mis espectativas se me estan derrumbando, orita estoy montado en los 30 años y no tengo mi propia casa, un carretillero tiene mas posibilidades que cualquier profecional eso es increible y no estoy dudando del esfuerzo de ellos ni mucho menos menospreciando a nadie, es simplemente el hecho de que la universidad de la calle esta generando mucho mas economía e ingresos a un nucleo familiar que la universidad de profecionales.
    El tema casa es muy complicado y el no poder independizarse con nuestra pareja para formar una familia es triste. Tenemos un presidente que nos da confianza y siempre esta atento al pueblo, confío en que algun día esto se pueda solucionar.

  • Karen dijo:

    Me parece perfecto que existan leyes para el arrendamiento de vivienda, pero...estas leyes se cumplen??? Yo soy original de Mayabeque y he pasado por 4 alquileres en 2 años, no me quedé aqui en La Habana para perder el tiempo, soy Licenciada en Microbiología y estoy haciendo mi Maestría con 25 años que tengo, que debo hacer, renunciar a un futuro mejor porque me tocó el ''fatalismo geográfico'' de no nacer en la Habana???? Debo colgar mi título en la pared y trabajar en una cafetería porque no me puedo pagar el alquiler con un salario estatal. Incluso los que arrendan viviendas en ''moneda nacional'' declaran un precio mucho más bajo del que realmente cobran para pagar menos impuestos. Y para nadie es secreto que en menos de 50 cuc no se consigue un alquiler en la Habana, por decir un precio mínimo, que en realidad ya ni a ese precio existen. Quien controla esto? Vivienda? La verdad no sé en teoría quien lo hace, pq en la práctica no lo hace nadie. Despúes se preguntan porqué está tan desmotivada la juventud, porque se termina el servicio social y nadie quiere seguir en los centros estatales, los bares, cafeterias, restaurantes, estan llenos de jóvenes Universitarios. A veces me pregunto si todo este esfuerzo valdrá la pena.

  • Valeria dijo:

    Muy buen articulo, me siento identificada pues soy una de esas personas que ha rotado por alquileres y ha tenido que dejar de trabajar en lo que estudie Ing. para ponerme a trabajar de dependiente en varias cafeterias. Es estresante y el salario a nivel estatal no alcanza.

  • KARLOZ dijo:

    ESPERO QUE ESTE ARTICULO NO SOLO SE QUEDARA AQUI, ESPERO QUE LO PUEDAN DIBULGAR EN MUCHOS LUGARES PARA QUE ASI SE NOS PUEDA TOMAR EN CUENTA AL LOS JOVENES QUE NECESITAMOS DE NUESTRO ESPACIO PARA PODER DESARROLLAR NUESTRA VIDA PERSONAL, Y ESTOY DE ACUERDO CON LA MAYORIA DE LOS COMENTARIOS AQUI EXPONEN CON LA EXCEPCION DE ALGUNOS ACOMODADOS QUE DE SEGURO NO TIENEN ESTA NECESIDAD.

  • Teresa dijo:

    Gladys, ya en Camilo no hay terreno, se construyeron una serie de edificios nuevos, como otro reparto pequeño.
    En el exterior las viviendas son propiedad de un dueño.
    Antes del 59, habian alquileres, pero eramos 6 millones de personas, no habia casi migracion.
    Era salvese el que pueda, ahi si, al dueño no le importaba lo que ganaras, cuando no podias pagar, pa la calle no habia
    vivienda subsidiada, no habia recargo, porque no pudiste pagar, no echemos la culpa al estado.
    Si se hiciera la prueba y todo lo pagaramos.
    En una serie de chicago pd, el policia estaba pagando la operacion de su padre que hacia 5 meses que habia
    fallecido.
    Recuerden que el estado nos subsidia lo fundamental

  • Reynaldo dijo:

    Muy positivo el tema y mejor aun el contenido del articulo, solo que invito a revisar lo que hoy sucede con los alquileres por hora, esos que supuestamente sustituye la carencia de los desaparecidos Albergues init (las antiguas posadas). Considero que eso esta peor y va mucho mas alla de los jovenes, recordar que para la inmensa mayoria de la poblacion, tampoco estan asequibles los hoteles.

  • KPR dijo:

    Felicidades por este excelente trabajo hay miles de propuesta para resolver esto.

  • jgadi dijo:

    MUY APROPIADO EL ARTICULO Y DE BUENA ACTUALIDAD. ES UN PROBLEMA SERIO QUE CHOCAN LOS JOVENES. CREO QUE EL PAIS DEBERIA PENSAR EN CONSTRUIR CONDOMINIOS, LOS CUALES PODRIA PONER EN ALQUILER, DONDE SE FIRMARIAN CONTRATOS DE CONVIVENCIA Y DEMAS ASPECTO LEGALES, INCLUSO EL PAGO DEL MISMO PODRIA SER DIRECTAMENTE DEL DESCUENTO DE SALARIO. PODRIAN EXISTIR HABITACIONES DE CALIDAD DIFERENTE Y EN FUNCIO DE ESO SERIA LOS PRECIOS. PUES EN ESTOS DIAS PARA UNA PAREJA JOVEN QUE DESEE INDEPENDIZARSE ES MUY DIFICIL PENSAR EN CONSTRUIR O COMPRARSE UNA CASA. ESTO ES SOLO UN PUNTO DE VISTA.

  • Metralla...!!! dijo:

    Por DESGRACIA mis padres se separaron un tiempo y dividieron la casa por SUERTE se reconciliaron y me dejaron una de las partes la mas pequeña doinde tuve que de dos habitaciones hacer 4 tuve que vivir alquilado por un año y pase por dos viviendas.
    a todas las hitorias de arriba reales o ficticias les deseo mucha suerte
    Me disculpan, o no, pero Sale mas barato emigrar a otro pais que vivir alquilado todo una vida en Cuba

  • jiph dijo:

    simplifiquen los tramites para alquilar una vivienda o un cuarto y se veran mejores resultado. esos trámites son una odiseas de papeles y demora desde que ud solicita a que te dan la liciencia definitivamnete

  • yordan dijo:

    yo creo q estamos embarcados, esa una de las respuestas al porq el envejecimiento poblacional, a no nosotros no nos va a doblegar nadie, lo q nos vamos es a extinguir

  • Yony80 dijo:

    Es una realidad escalefriante...

  • elliott dijo:

    tema complejisimo... mi opinión: ...el estado debe organizar inmobiliarias que erijan bloques de apartamentos hoteleros para que el que así lo desee se alquile a precios "creibles"...no seguir creciendo en espacios pues traen otros problemas, sino aprovechar espacios y cimentaciones de derrumbes y demoliciones, viejas y abandonadas naves para ese empeño. Hay gran número de extranjeros aprovechando nuestro descontrol...vi al pie de Soroa muchas opulentas casonas levantadas con el fin de hospedar y así en toda Cuba...nuevos ricos gastando a manos materiales y terrenos y otros la mayoría que tiene que padecer todo lo que describe el artículo...saludos a todos

  • Melizza Maura dijo:

    Sobre este tema, considero que el Estado debería construir apartamentos y casas para arrendar, desde el más económico y modesto hasta el más costoso y lleno de lujos. Eso resolvería muchos problemas a gran parte de la población y aportaría mucho al país, restándole además las preocupaciones por parte de la vivienda.
    Muchas personas estarían agradecidas de poder tener esa opción (incluyéndome), podrían optar o no por diferentes precios y la seguridad de un contrato estatal que les ampare con las regulaciones que se establezcan, lo cual haría que ambas partes ganaran. ¿Imaginan?, si las personas son capaces de pagar los montos antes expuestos en el artículo y otros que yo sé a particulares, sin amparo legal ninguno, con esta opción harían olas en las inmobiliarias (y yo la primera).
    El tema de la vivienda es muy polémico, pero si se le puede sacar provecho y de paso así resolver el problema de la población, pues qué estamos esperando, El gobierno no tiene que ocuparse de todo, contruyan casas, apartamentos, estudios y arrenden para que una gran parte pueda independizarse y cumplir sus sueños de estudios, trabajos, familia o simplemente privacidad, que en ese caso sería sinónimo de tranquilidad.
    Yo tengo 8 años con mi esposo viviendo en un apartamento de 1 solo cuarto donde vivimos 4 adultos y un niño, todos hacinados y sin privacidad, anhelamos cada día poder tener nuestro apartamentico para ser independientes y sobre todo porque quisieramos incrementar nuestra descendencia por lo menos en uno más, pero nuestra situación actual nos impide realizar nuestros proyectos sociales y a veces hasta profesionales, carecemos de la economía necesaria para comprar un apartamento por mínimo que sea, pero eso para nosostros sería una opción, en otros paises las personas por lo general viven alquiladas y muchos viven asi toda la vida.

  • La esperanza dijo:

    Buenas tardes yo pienso que se deben hacer condominios o edificios para renta eso esta establecido en todos los paises del mundo socialistas o no, o hacer edificios y hacer entrega de apartamentos por centros de trabajo, tengo un hermano drogadicto que vive con mi hermana, ella es enfermera de 2o años y con una persona asi no hay quien viva, tiene una hija y se ha criado hasta nerviosa por qué no podemos hacer como esos paises, el que trabaje que rente una vivienda por un contrato y paga una cifra modica. Saludos

  • Dlv dijo:

    Afortunadamente nunca he tenido necesidad de alquilarme pero conozco muchos que lo han estado y no es fácil. Tengo una amiga que le pasó similar a la historia del artículo, el dueño entro hasta el cuarto donde ella estaba acostada pero ella, de armas tomar, solo le faltó pegarle al hombre. Creo que el estado debe acabar de hacer algo al respecto en este tema o dejar que alguien mas lo haga. Hasta cuando jóvenes y no tan jovenes rodando por ahí como indigentes, personas a los que la vida le jugó una mala fortuna en albergues insalubres. En muchos paises la mayoría viven alquilados todas sus vidas por que no podemos crear las condiciones para lo mismo?

  • yusniertrinidad dijo:

    Amigos llevo casi tres años alkilado con mi mujer por no contar con espacio en la casa de mis padres ni el dinero q hoy se necesita para construir q no es poco y les digo q no es facil. Dormimos con la idea de q al siguiente día nos llamaran para q dejemos la casa.
    Creo en mi modesta opinión q si por cada hotel q construyen también construyeran un edificio de 5 plantas hoy estaríamos mejor. Pero no nos keda otra q seguir esperando a q se acuerden de los pobres de esta tierra.

  • El Maseta dijo:

    Mi comentario no tiene mucho que ver con este pero se asemeja... Señores porque no se retoman las antiguas "Posadas", el Estado ya no piensa en retomar ese necesario espacio que necesitamos los seres humanos, es una fuente de ingresos para el estado por encima de los precios de las posadas particulares y que genera empleos tambien y suavisa el bolsillo de los que queremos tirar una canita al aire.... Por favor piensen un poco en esto, Gracias.

  • leo I dijo:

    Forista Guacanayabo, deja usted ver con toda claridad que es desconocedor total de la ciencia económica y que por demás, desconoce cómo evoluciona en materia constructiva el mundo de manera ordenada. En cuestión de construir y más, de edificar viviendas no existe magia. La propuesta del forista Néstor para nada es descabellada según usted la interpreta; para crecer en este necesario espacio hay que hacerlo con calidad, con elegancia, con diseños atractivos y hasta atrevidos, tiene que estar presente las posibilidades financieras de los que puedan acceder a estas, nuestro sistema es inclusivo pero no igualitario y es lo que no cuaja en la mayoría de las mentes cubanas. Derechos para todos no significa igualitarismo para todos porque nos conduciría a una catástrofe, la arquitectura urbanística se nutrirá de valores solo si se descentraliza el programa para construir viviendas tanto por la vía estatal como la privada, hay muchos actores que hoy obstaculizan y en consecuencia multiplican el déficit, el desorden urbano o lo que es igual la indisciplina o atentado al orden urbano, hoy se están construyendo viviendas con muy mala calidad, pésimo acabado y deplorable estética, es como si renunciáramos al orgullo de legar esos valores estéticos a las futuras generaciones. En este sentido, urgen cambios de concepciones que son lo que se refiere la persona que usted crítica. Este problema que es tan sensible tiene pocas posibilidades de dar respuesta en nuestro país en la actualidad a las crecientes necesidades de jóvenes familia y no tan jóvenes que naturalmente se multiplican. Lo que publica este trabajo periodístico es una dura y triste realidad y es la única oportunidad temporal para estas personas de convivir con independencia e intimidad. De manera que urge pensar como pais para todos y por el bien de todos.

  • Maritza Sayu dijo:

    Felicidades para los periodistas con este articulo con un análisis profundo.
    No sé porque tantos comentarios ofensivos, si se habla de antisociales nada existen en provincias del interior no creo.

    Todos tenemos derecho de vivir donde se quiera y se pueda, las emigraciones surgieron con la humanidad por favor.

  • Indomable dijo:

    Cuente con migo, el pais, cuente con migo el presidente, quieren una casa digna y diaria no las chapuserias q he visto en la TV me siento con las condiciones fisicas y junto a un grupo de amigos que tienen deseos de trabajar y DE VIVIR EN ESTE PAIS de hacerlas de echar andar las canteras de San Jose de las Lajas. De hacer cosas y casas con CALIDAD y que sea sentirme util la causa la causa de vivir aqui

  • Odalis dijo:

    Desde hace tiempo he pensado que el país debe trazarse estrategias, políticas dirigidas a mejorar condiciones sobre todo de vivienda para jóvenes trabajadores o parejas, familias de jóvenes de profesionales, técnicos que son necesarios sobre todo para los municipios, su desarrollo, para lograr estabilización de la fuerza de trabajo, permanencia en los territorios, frenar la migración de zonas rurales a las grandes ciudades, y hasta para el exterior, ademas de incrementar la natalidad como tarea vital ante el envejecimiento poblacional en Cuba. Aunque es cierto que se está priorizando con el programa de viviendas a los más vulnerables en un primer momento (Casos sociales, combatientes, afectaciones de ciclones y otros, ahora mujeres con 3 ó más niños menores de 12 años. Tener en cuenta también que estamos en muy difíciles condiciones económicas para implementar todo al unísono y menos en el tema de la vivienda. Pero considero si hay que tenerlo en cuenta, proyectar a mediano y largo plazo al respecto, incluso tener en cuenta la propuesta del arrendamiento estatal de alguna construcción que en algún momento se pueda construir, o comunidades nuevas, puede ser edificaciones de 2 ó 3 plantas, porque se debe pensar que ya no hay espacios, y hay que pensar en crecer para arriba. Tengo ya 53 años y mi esposo está en construcción, es cierto que es muy dificil, y sin dudas es uno de los temas más tensos del país actualmente, aún cuando se avanza y el apoyo y atención, dedicación estatal, de nuestros dirigentes a todos los niveles, es inmenso.

  • Rosa María dijo:

    Un tema con muchas aristas, difícil y complejo. Pero hay que buscarle alternativas y variantes. La vivienda en alquiler es a considerar. Reorganizar y minimizar oficinas radicadas en viviendas, es un tema que se a tocado en reuniones del gremio de arquitectos varias veces. Los edificios de oficinas se resuelven con soluciones concentradas de las redes sanitarias e hidráulicas, muy diferente a los edificios de viviendas, cada una con su cocina, baños, patio de servicio, etc. Cuando convertimos un edificio de viviendas en oficinas, estamos cometiendo un grave error. Revisar lo que sucede con el edificio Focsa, restaurado hace no muchos años, abundan oficinas, está descuidado. Otro ejemplo son los edificios Someillán, dos Torres que están desocupadas, desconozco las razones....Así, solo de un vistazo recuerdo estos ejemplos. Si, es importante seguir buscando alternativas al problema habitacional...otra alternativa es la cooperativa de propietarios de viviendas, con amplio y exitoso desarrollo en Uruguay. Debemos seguir...queda mucho por analizar y proponer.

  • leo I dijo:

    Es un derecho universal o humano que toda persona sin detrimento de nada ni de nadie pueda elegir el lugar o país donde desee vivir; pero la realidad se impone y la dialéctica dicta o impone otras leyes; esta aspiración solo será posible si para vivir en el lugar elegido primero logras un empleo que te genere los ingresos necesarios para obtener de la forma que se aun techo y el pan de cada día. Cuba y su estado no son magos, los problemas que se generan en la vida de cada ciudadano cubano pueden ser la preocupación del estado pero no la ocupación y esto se traduce a no igualitarismo: La ley del socialismo ¨De cada cual según su capacidad a cada cual según su trabajo¨ debe de impulsarse y en tema vivienda, diversificar formas de crecer en este rubro que no habrán de siempre ser según reflexiono las estatales; ya conocemos lo que nos proporciono, aquí se ha comentado sobre esto. Control y más control habrá de ser la premisa y es por lo que el estado debe de sin miramientos hacer cumplir, hoy premisa con mucha debilidades.

  • lili dijo:

    en mi opinión, si se dejaran de hacer solo dos hoteles de los muuchos que hoy mismo hay en construcción en la capital, se podrían financiar la construcción de al menos 10 edificios con apartamentos decorosos para los cubanos que tanta necesidad tenemos, y la renta de los mismos bien podría emular con los precios que en la calle existen.....de todas formas, bien preferiria yo pagar un poquitico mas por un sitio donde me ampare un contrato y con condiciones para vivir decentemente, que tener que vivir con la incertidumbre de ........y si llegan mañana y me sacan?????????? las ganancias.......habria que estudiarlas, pero casi seguro serán mas que las miles de habitaciones vacías en todos los hoteles que ya hay.

  • Miguelangel dijo:

    Ese problema lo planteamos nosotros cuándo la discusión de los lineamientos, porque el estado no revive los aparta_hoteles, a precios adecuados a las personas que tienen la necesidad, mediante contratos, según las posibilidades de los que tienen esa necesidad y el dinero va al estado y la persona tendrá un albergue seguro... pero el que no se ha visto en la calle no le interesa de lo que se habla

  • Rossell dijo:

    No tengo problemas de vivienda. Lamento mucho que jóvenes y no tan jóvenes estén pasando por tal situación. Pero horita llego a la tercera edad y desde que tengo uso de razón existe en Cuba el mismito problema con el tema vivienda. El tema alquiler desapareció en las décadas de los años 60 y 70. Muy bueno que se retomara en la legislación a partir de los años 80, aún con toda la inedtabilidad y cambios en las normas legales, lo que permitió "resolverle" en parte al estado cubano la escacés de viviendas, a la vez que permitía que personas naturales también pudieran obtener sus propios ingresos. Pero no se debe poner la papa caliente en manos de las personas propietarias de sus viviendas, que tienen el derecho ciudadano de alquilar o no SU vivienda. El mayor responsable de garantizar vivienda a sus ciudadanos es el estado. Lo demás son herramientas colaterales que nunca serán la solución definitiva. Se reconoce el esfuerzo estatal en el contexto que ha vivido el país, pero no es suficiente. Y los ciudadanos no tienen la culpa. Gracias por la atención.

  • Latino dijo:

    Alquilar un apartamento en cualquier País del Mundo tiene una sola dificultad....
    Tener dinero.
    Nosotros los cubanos además de esa dificultad.
    No encontramos la opción.
    Creo que sí los particulares no la dan . El Estado debe apoyar en eso, pues es el dueño de todos los bienes . Por tanto tiene más opciones para resolver esta situación.

  • Avileña dijo:

    Este problema no se va a resolver, sencillamente porque hay más demanda que oferta. Los dueños de las casas no van a tomarse el trabajo de hacerlo legal porque secillamente detrás del que exige que se haga como debe ser, hay cinco más desesperados dispuestos a que los exploten. Y se puede extrapolar a los precios topados del transporte, las ofertas gastronómicas... En fin, la ley del más fuerte, que en Cuba es cualquiera menos el trabajador/a

  • Dane dijo:

    Ahora me pregunto si con tanto blablabla de nosotros alguien arreglará algo.Acaso alguien nos escucha? Yo he sufrido bastante en alquileres , hasta embarazada estuve prácticamente en la calle.Y obligada a estar en la ciudad donde estaba para ganarme los 4 kilos para mi bebé.Es que nadie la verdad se pone para eso.Porque si se lo tomaran en serio pondrían una brigada de inspectores por los lugares o fuerzas mayores para erradicar el problema que para mí ,y muchos estarán de acuerdo es bien grave. Ilegalidades sin número y la gente cuelga los letreros aún cuando es ilegal y nadie hace nada !!!!Claro pero que no sea una renta para turistas , ahí si que no dejan vivir a la gente que renta.Donde está el derecho del cubano ????Vivimos como perros en nuestra propia casa.No entiendo .Que triste!!!!!

Se han publicado 172 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Liudmila Peña Herrera

Liudmila Peña Herrera

Periodista cubana. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba. Trabaja en el semanario Ahora, en la provincia de Holguín.

Vea también