Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

¡Participa! en el IV Concurso de Microrrelatos, convocan Ocean Sur, la AHS y Cubadebate (+ Video)

| 1039 |

Cubadebate, la casa editorial latinoamericana Ocean Sur y la Asociación Hermanos Saíz (AHS) convocan a la cuarta edición de nuestro Concurso de Microrrelatos, que desde 2017, dedicamos al advenimiento de la Feria Internacional del Libro en Cuba.

¡Participa! Demuestra en un relato corto tus capacidades como narrador. El ganador obtendrá una colección de novedades editoriales de Ocean Sur, presentes de la AHS y Cubadebate, así como la oportunidad de publicar su obra en este sitio web.

Si quieres ser el ganador, solo tienes que escribir un texto, que no exceda los mil (1 000) caracteres (sin espacios), que nos permita descubrir al escritor que eres. Inspírate y echa a volar tu imaginación, escribe un cuento, el inicio de una novela o testimonio…

Deja tu microtexto como un comentario en esta entrada. El plazo de admisión vence el domingo 16 de febrero, el día que concluye la XXIX Feria Internacional del Libro de La Habana.

Escogeremos tres premios. El jurado estará integrado por reconocidos escritores y periodistas cubanos seleccionados por la AHS. Los resultados se publicarán el 12 de abril, justo el día que concluye la Feria en Santiago de Cuba.

Nos comunicaremos con los ganadores a través del correo electrónico que escriban al enviar el comentario con su obra.

Ocean Sur, la AHS y Cubadebate quieren premiar a los amantes de las letras con este concurso dedicado a la microliteratura.

En video, convocatoria al IV Concurso de Microrrelatos

Se han publicado 1039 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Rosa dijo:

    La Huerfana

    Una vez oí decir que no se era huérfano cuando morían los padres sino cuando morían los hermanos y también oí que si querías que Dios se riera de ti que le contaras tus planes y no lo comprendí hasta hace poco que me sucedió y se me murió mi hermanita Cecilita, joven, llena de vida y con muchos planes pero que no eran los que Dios le tenia reservado, una repentina y cruel enfermedad nos la arrebato, y aunque no quede sola porque tengo una hija maravillosa Rosy y mi hermana me dejo un sobrino súper especial mi Humbertico el vacío que siento es indescriptible, hoy aunque estoy rodeada de personas que amo y me aman soy huerfana.

  • elliott dijo:

    ...aprendí algo de albañilería y con lo poco de carpintero que era me comprometí con La Muda en fundirle la plaquita del cuarto del Ñato...Alguien no recuerdo ya quien me adelantó que La Muda no era fácil y que más de uno salió tostao por tratos con ella...pero na me dije plaquita de 7 metros cuadrados y pan comío ...la misma cosa; fue un domingo de mañanita en que entre señas, buches de café y buena onda sellamos el contrato en el portalito de su casa. Revisé el rollo de cabilla que arrinconado estaba al ladito del corral de los pollos y no pude evitar pensar...COJOPIA.. y con lo perdida y cara que está. Pues ná que partí con el dinero de la susodicha a comprar unos clavos y madera de encofrar y de camino compartí unos buches con dos de los de los jodedores que me embarcaron con La Muda el viejo Panchito y Lachy el Loco que apenas me vieron comenzaron el cameleo pa joderme..que si era posible fundir una placa sin cabillas...y el Lachy que no coño que el no era verraco..y el viejo cabrón que si que él en Santiago hizo burujón pila de placas sin esta cabilla y si no que le preguntaran al Bemba si no era verdad, y yo de punto pensé coño si es así le ahorro la cabilla a La Muda y si pensar mucho seguí a pie juntillas el consejo de los dos bellacos...pa no hacer el cuento más largo estoy ahora en el portalito de La susodicha y al lado tengo a Ñaño y al Lachy el loco su cuñado conminándome a desencofrar la placa pues la madera les es necesaria desde ayer...de pronto mi desgracia aterrizó y mi corta carrera de albañil trizas se hizo cuando Ñaño inocente y con señas preguntó a La Muda en cuanto le vendía el rollo de cabilla que seguía intocable al ladito del corral de los pollos...esta por señas le espetó que esa cabilla era para la placa del cuartico del Ñato y parece que se dio cuenta de mi dislate pues partió pa rriba de mi con un mocho de escoba que pa qué les cuento......ya no he vuelto a fundir placas ni con ni sin cabillas...tuve que dar a La Muda para que dejara el lequeleque a Pochola mi mejor puerca paridora y al Ñaño una bici de medio palo y un rollo de soga entimbalao por el costo de la madera que se malogro en la aventura...pal caray compa...hay que ver...

    Lachy con su pejiguera

    Pancho uno salió medio tostao de los tratos con ella...pero yo en mis trece...o así lo creía.

  • Yoylán Cabrales Gómez dijo:

    DISTANCIA (NO) QUIERE DECIR OLVIDO
    Por: Yoy
    Y ahí estaba ella, queriéndose alejar una vez más; poniendo distancia de por medio aun sabiendo que era imposible separarse de él. Ya estaban unidos para siempre y cerrar los ojos no sería la solución. Ni siquiera poner kilómetros entre ambos y mucho menos darse la espalda. Estaban atados por el pensamiento, por el alma y por cada uno de los sentidos, con nudos tan fuertes que parecen hechos hace siglos, desde otras vidas.

  • Liss dijo:

    “Amor imposible”
    Desde pequeña le habían enseñado que no se debe desear algo si estaba al tanto de que le pertenecía a otro. Pero no pudo evitarlo, se enamoró de él no más verlo. Y al parecer fue recíproco, porque él no demoró en acercársele. A los pocos minutos, ya parecían conocerse de toda la vida y hablaban su propio lenguaje. Sin apenas notarlo, comenzaron a compartir caricias y abrazos. Ella se deleitaba con la textura de su piel y él adoraba el olor y sabor de su cuerpo. Juntos compartieron un momento tan mágico e íntimo que olvidaron al resto del mundo. Rodaron enredados por todo el cuarto y ambos terminaron extenuados y jadeando. Finalmente llegó la hora de irse. Ella rogó por quedarse más tiempo, pero no hubo respuesta a su ruego. Él intentó seguirla, mas le detuvieron el paso. Ella se alejó llorando, lamentando el hecho de querer algo que jamás sería suyo. Él la observó alejarse con un quejido de tristeza.
    ─ Lorna, deja ya de llorar mi vida, prometo que te voy a comprar un cachorro como el de la tía Ana…

    • Zzz dijo:

      Precioso "Amor imposible"... le quedó perfecto el doble sentido.... me encantó-

  • Ana María Leyva Burgos dijo:

    Título del relato:
    La historia de Ernesto

    Ernesto, un anciano de 65 años, que vivía solo.
    Se había jubilado y no sabía que hacer.
    En las noches, leía un libro, el mismo de muchos años.
    Por el día, recorría varias cuadras, buscando alguien para hablar.
    - Maestro, con voz suave alguien lo llamó.
    Con mirada sorprendida, contestó.
    - Dígame.
    -¿Usted no era el maestro más viejo, de mi escuela?.
    -¿De cuál ?.
    - De la mía, la Roberto Amarán.
    - Si, hace muchos años, con semblante firme, contestó.
    - Maestro, lo extrañamos mucho.
    Con asombró, preguntó
    - ¿Por qué?.
    - Por las anécdotas que nos hacia.
    -Por los días alfabetizando.
    -Te gustaron mis clases?
    -Si, maestro, todavía la recordamos.
    - Cada clase era alegría y enseñanza a la vez.
    …...Vaya por la escuela, lo esperamos.
    Para que cuente su historia, a los nuevos que empezaron.
    -Ya me jubilé, mi niño.
    No importa, su historia, sigue viva en sus pasos.
    Todos, lo agradecemos…..Es maestro de los años.
    De mi mamá, mi tía y mi hermano.
    El niño entrando a la escuela
    Maestro deme su mano.
    Venga a vernos, cuando quiera.
    !!Fue mi maestro preferido…..
    -¿Cómo es su nombre, maestro?
    Me llamo Ernesto Gutiérrez Peldaño.
    Será Maestro Ernesto ….
    …...por muchos años

  • María Cristina NS dijo:

    Creo que pudiera haber un premio de los más populares, así habrían resultados de los especialistas y de los lectores.

    • Lediher dijo:

      También lo creo

  • Jorge Abel Herrera Sarria dijo:

    Érase una vez en el reino de Oyo, olofin mandó a elebbara a hacer una prueba de paciencia a los habitantes de ese reino. En el trayecto se encontró con un hombre llamado Obi muy orgulloso y egocentrista, elebbara siendo un niño le empezó a hacer preguntas que colmaron la paciencia de este perdiendo la misma y casi golpea a elebbara, en eso intervino olofin y le dijo: Obi, has perdido la paciencia por eso te envio a lo alto de una palma hasta que madurez desde entonces Obi tiene que tener la paciencia de esperar a madurar para bajar de la palma

  • Jorge Abel Herrera Sarria dijo:

    Hubo en un tiempo nadando en aguas profundas peces de escamas doradas y pescadores de almas pobres los cuales fueron en busca de ellos y tan grande fue la sorpresa ante tal belleza que los pescadores de tan pobres eran sus almas que pelearon entre ellos cayeron al agua y fueron devorados por su egoísmo

  • Una historia dijo:

    El sol le castiga los hombros y ella lamenta no haber traído la sombrilla, pero la verdad que la jaba de guano que tiene que pasar de una mano a otra constantemente no le hubiera dejado taparse el sol.
    Le queda por lo menos una hora caminando de un vendedor a otro, comparando precios y escogiendo las verduras sucias de tierra con las manos. Al menos no se ha hecho cola todavía para el maíz. Ella sabe que tiene que dejar algún dinerito para el final, para comprar unas mazorcas, y hacer los tamales que una vez al año le piden los niños.
    Da unos pasos indecisa y se llena los pies de polvo, persiguiendo unas cebollas que tanta falta le hacen desde ayer, que se acabaron. Pero se está acabando el maíz y decide no gastar más. Resuelta se dirige a comprarlo y...
    Son las seis y media y ella se despierta. Un copo de nieve se estampa contra su ventana de cristal. Se levanta apurada a despertar a los niños. Se viste rápido, pensando en las tareas del día.
    Su vida no tiene cabida para las colas, ni el sol fuerte, ni las viandas recién sacadas de la tierra. Hace más de tres años que no prueba un buen tamal. Ahora es más de supermercados y bolsas de cereales. En la realidad necesita abrigos gruesos en vez de sombrillas. Pero en sus sueños (¡caprichoso inconsciente!), en sus sueños, no.

  • Amado Riol Pirez dijo:

     Ahora entiendo
    La niña es cubana, tiene tan solo 9 años. En su casa reina el hambre, su padre no tiene trabajo, sus tres hermanas no llegan a su edad. Nació gordita, es fuerte, de rodillas frota un cepillo contra los azulejos del baño.
    Alguien le grita: “Que brille, quiero que ese baño sea un crisol”. Suda a raudales, sus manitos le quedan pequeñas al cepillo.
    La apuran, después viene el banquito sobre el que sabe tendrá que encaramarse para poder fregar la lujosa vajilla. Se incorpora, cree que ha terminado, pero le ordenan que pula “la esquinita”. Vuelve obediente, se arrodilla y hace danzar el cepillo con locura sobre los azulejos, solo hay una espectadora, esa señora que se hace llamar “La patrona”.
    No protesta, su mama le enseñó que a los mayores no se les contesta.
    Llego el momento, vuela al banquito, sus manitos le quedan pequeñas a la esponja con que limpia grandes calderos, fuentes, platos, etc.
    Se escucha una risotada que viene de la sala, después que alguien dice algo que quiere ser chiste: “Las sobras se la das a la gordita”.
    Al fin terminó de fregar, sus manitos quedan grandes para unos centavos que “La Patrona” le deja caer. La niña está feliz, esos centavos serán tesoro en su casa. La Patrona la despide, no sin antes sentenciar: Si no fuera por mí ustedes estarían muertos
    por hambre.
    Le digo a mi madre que pare el cuento de lo que fue su infancia en la Cuba de 1948 y suena ficción en la Cuba de abril del 2017.
    Ahora entiendo, porque durante toda mi infancia me dijo: “Tu único deber es estudiar, tú no sabes lo que es pasar trabajos”. Ahora entiendo lo que me enseño durante mi juventud: “De rodillas ante nadie y contra Fidel ni en la pelota como decía Camilo”.

    A la memoria de mi madre

    Amado Riol Pirez

    • Yai dijo:

      Hermoso relato. Espero llegue lejos porque narra una gran verdad que muchos jóvenes ignoran y otros no tan jóvenes pretenden obviar,segados por promesas ilusorias. Hay que seguir estudiando,trabajando y dado lo mejor de nosostros para que esa historia jamás se repita. Gracias

  • Jorge Luis Rodríguez-Aguilar dijo:

    La esmeralda maldita

    La vieja Anacleta sintió cómo las hormigas le recorrían el cuerpo y le comían sus ojos, imposibilitada de mover un solo milímetro de su maltratada osamenta. Había sido golpeada hasta el cansancio y, dada por muerta, lanzada en un hueco a medio cavar en el fondo del patio de la casa. Allí nadie la intentaría buscar. La maleza se había apoderado del antiguo jardín y los árboles que alguna vez dieron frutas, se amontonaban estropeados desde el último ciclón. Una lágrima melancólica le rodó con dificultad por la mejilla, mientras la respiración aumentaba su ritmo y un imperceptible jadeo intentaba dejarse escuchar. Entreabrió los labios, tratando de mojarlos con su lengua, pero las fuerzas le abandonaron. Había caído bocabajo y aunque la tierra la tapaba por completo, un pequeño cajón de aire todavía la mantenía con vida. Un minuto, tal vez dos, pensaba mientras veía pasar, en destellos, su vida por delante.

  • Cecilia Hernández Hernández dijo:

    Soñe con alas de colibrí y el sieño me convirtió en maestra de la Escuela Regional Marta Abreu de Santa Clara, donde niños y niñas con discapacidad igual que yo comparten el placer de aprender y yo de enseñar. Dentro del mágico mundo de las artes plásticas donde todo sueño es reñozable, gracias a esta Revolución que con su obra de amor nos da a todos los colores de la vida.

  • Mendiola dijo:

    Título: Presencia.
    Amanece y regreso a casa, a esa misma casa donde nací y me crié, y ahi estás aunque no estés.
    Llego y después de mucho tiempo, me esperas en la puerta. Tu silueta me impresiona y me alegra, esperas y me lo comentas... llevo días esperando que vengas..... y nos sentamos y hablamos de deportes, de la familia, de tus nietos.
    Es nuestra última conversación, el dichoso Alzheimer nos dió un respiro y lo tomamos como aferrados a un último momento, a un último beso en lucidez.
    Mientras, yo sigo extrañandote, sigo llorando tu ausencia de más de 800 días y esas noches interminables donde extraño tu manaza en mi cabeza con un consejo o tan siquiera una caricia. Te extraño mi viejo y siempre será el recuerdo de esa última conversación lo que me dé la fortaleza que necesito para paliar tu ausencia.

  • Raúl dijo:

    Llega la noche y el cansancio se apodera de mi.....
    Gracias

  • Ysabel dijo:

    CUBO DE CARNE
    Los que viven en la ciudad y toda su vida lo han hecho, no comprenden del todo la soledad. Aquí es
    diferente, los fantasmas que existen son los que andan contigo, porque de verdad, aquí no hay nadie.
    Sin embargo vivimos, y bien cuando lo piensas, mejor, porque siempre comemos carne roja.

    Es un buen día, me siento bien descansado, como si el sol hubiese demorado en salir o el gallo se
    quedara dormido. Mis compañeros se quedaron detrás, hoy seré el primero en comer y al parecer hay
    regalo.

    Se puede escoger cualquiera, mis animales están saludables porque los crio con cariño. Triste la vida del
    carnero, tanta yerba, tranquilidad y ojito de bobo para terminar con el degüelle. Este no chilla tanto,
    hasta da pena, pero es lo que vale el chilindrón. Hace falta que venga bastante gente.

    No me gusta que me cojan por las patas, pero da lo mismo, ya con tal de que me saquen de este corral.
    La perra está ladrando, sabe que hoy se va a dar banquete. Ojalá se atragante con tanto mondongo.

    La mejor posición es guindarlo por las patas de atrás, así terminas rápido de, una sola tajada. Verdad
    que esa sangre es hemoglobina pura. Pellejo, pezuñas, cabeza, nada de eso sirve, hay que tirarlos lejos,
    si no esto se llena esto de auras. Tremenda pieza, dio un cubo entero de carne.

    (Campo cubano. Doce del mediodía. En el portal lo espera su mujer, el guajiro se acerca al caserón
    apoyando el machete en el hombro izquierdo. Con aire satisfecho lleva en su derecha una cubeta metálica
    que balancea armoniosamente, repleta de los pedazos comestibles del carnero. ¿Pensará aún en lo que
    dejó atrás o estará muy mareado por el viaje?)

  • Dr. Eduardo Sagaro dijo:

    Esta es la 3a version. Separe los parrafos porque asi vi otros trabajos

    El detector de mentiras
    Estaba en un país lejano. Había sido reclutado hacia unos meses por la tenebrosa CIA de los Estados Unidos pero en realidad era un agente doble. Estaba advertido de lo que le iba a pasar una vez que lo reclutaran. Se había leído en el libro “Inside the Company” de Phillip Agee el capítulo en que este relata sus experiencias, de cómo era el ritual, como le ponían un esfigmómetro para controlarle la presión arterial y la frecuencia del pulso; le ponían unas bandas elásticas alrededor del tórax para registrarle la frecuencia respiratoria y al mismo tiempo un electrodo en las manos para medir la resistencia galvánica de la piel, en otras palabras el sudor frio. Sabía que este era el parámetro más sensible. Agee relataba lo impresionante de la prueba y que lo hacían bajo condiciones de máxima tensión, amenazándolo con cosas horribles si la prueba le daba positiva y no confesaba previamente que era agente de un servicio enemigo y que lo interrogaban con preguntas a las que solo podía responder si o no. Preguntas que alternaban, unas inocentes y otras comprometedoras para comparar en el registro sus parámetros fisiológicos. Sabía que era una prueba de stress que lo que perseguía era que él se quebrara y confesara. Esas eran sus perspectivas en aquel entonces.
    Había sido reclutado por el Jefe de la estación de la CIA en ese país. Este siempre andaba de traje, sin importarle el calor que hubiera y presumía de sus zapatos de $200 dólares, siempre lustrosos. Este lo transfirió al oficial que lo sustituyo en ese cargo. A diferencia de aquel este andaba en pitusa, todo desgreñado, con las uñas sucias y era el sumun de la prepotencia. Se hacía llamar Fred y estaba acompañado siempre por su mujer, que también era agente de la CIA. Él pensaba que Fred quería descubrirlo para echarle fango a su predecesor y ganarse el mérito del descubrimiento ante la Agencia. Era como si le hubieran cambiado el pitcher y le hubieran puesto otro que lanzaba rectas de más de 90 millas. Andaba en un campo minado.
    Había entrado en conflicto con Fred por la insistencia de su mujer para interrogarlo cosa a lo que él se negó. Le había dicho a Fred que no tenía confianza en ella y que solo aceptaba ser interrogado por el. A partir de ese momento las relaciones oficial-agente se tensaron. Iban de mal en peor. En la última entrevista Fred le dijo que dentro de un mes iba a venir desde Washington un técnico a hacerle una prueba. Que no se preocupara, que era un hecho rutinario. Sin embargo el sabia a lo que Fred se refería. Pensó que todavía tenía un mes para prepararse. Quedo con Fred en volverse a reunir la semana entrante en un parque obscuro, en una zona apartada de la ciudad a la 8 de la noche.
    Esa noche vio al Peugeot de Fred acercarse a toda velocidad manejado por la mujer de este. Cuando lo recogieron se puso una barba postiza, un abrigo azul y un sombrero para enmascararse. Fred le dijo que su mujer manejaba porque el antes de llegar a la casa de contacto quería hablar con él porque en la casa lo esperaba el técnico que le iba a poner la prueba que se había “adelantado”. Se dio cuenta de que ese era el día y que iba a pelear por su vida.
    Se dio cuenta de que sus manos eran un bloque de hielo y de que ese era el punto crítico de la prueba. Le quedaban alrededor de 10 minutos para llegar a la casa donde lo iban a interrogar. No le quedaba más remedio que serenarse en ese breve espacio. A su mente vino la imagen de Fidel diciendo “a ese cielo, esa bandera y esta tierra la defenderemos al precio que sea necesario”. Fidel desde lejos lo ayudo a serenarse pero ahora era preciso transformarse y sentirse como un agente CIA de verdad para salir victorioso de la prueba del Polígrafo, conocida como el detector de mentiras. Cuando llegó a la casa, cuidada por un perro, lo estaba esperando el “técnico”. Lo miro y le pareció un hibrido con el cuerpo de Stevenson y la cara de Pinochet.
    Lo invitaron a subir hasta el ático, donde tenían instalado el equipo. A medida que subía la escalera noto que sus manos otra vez eran un bloque de hielo, que tenía muy poco tiempo para tener control de sus reacciones y lo peor era que a medida que subía las escaleras las manos estaban cada vez más frías. Lo tenían todo dispuesto, el polígrafo y todos sus aditamentos. Tenían una silla para él, donde lo amarrarían con todos los cables a la máquina infernal; la maquina a sus espaldas y detrás de la maquina el técnico al que él no podría ver. Pensó que lo podía estrangular sin tener ni chance a verlo. Lo instaron a que confesara si había trasladado información de la CIA a otro servicio. Que si lo había hecho que confesara, que entonces no le pasaría nada y se podría ir sin problemas.
    Le empezó a poner los cables y mientras tanto él pensaba que tenía que demorar el inicio de la prueba para controlar el stress que tenía, que si no lo hacia lo iban a descubrir. El problema era como hacerlo. Su mente estaba acelerada y al fin encontró la forma de cómo hacerlo! El técnico le había dicho que tenía que estarse quieto en el transcurso de la prueba para que el polígrafo fuera fiel en su registro y cada pregunta él se movía para hacer eso imposible. El técnico se molestó, se paró y se puso al costado de él. Le pregunto que que le pasaba y el muy tranquilo le dijo “Soy médico. Vivo y trabajo con colegas míos: Me tienes puesto un esfigmomanómetro en el brazo por largo tiempo. Eso me puede provocar manchas hemorrágicas en el brazo que no tengo como justificar”. Ahora él era el que jugaba con el gringo, que puso una cara de sorpresa y de que no sabía qué hacer. Eso le dio confianza y le permitió ganar el tiempo que necesitaba pero el gringo se repuso de la sorpresa y le subió la pierna al pantalón y le dijo “ ahora nadie te lo vera!” Le quito el esfigmomanómetro del brazo y se lo puso en la pierna y comenzó de nuevo la prueba. Ya no se podía mover más pero ya él era otro. Era un combatiente con pleno dominio de el mismo. Ya la CIA no podría con él.
    Comenzó el interrogatorio. Le preguntaban si trabajaba solo para la CIA; si trabajaba para el servicio de su país, si lo hacía para el servicio del país donde estaban, si lo hacían para la OTAN, si era que la OTAN quería saber los intereses de la CIA en su país, etc., etc., etc. Le preguntaban cosas alrededor de sus primeros encuentros con oficiales CIA, si los había visto por iniciativa propia o del servicio de su país. Le preguntaban también cosas acerca de su familia Se dio cuenta de que tenía confundida a los mejores oficiales y analistas y especialistas de la CIA, que no sabían nada de el ni de su actividad. La prueba se prolongaba. Habían pasado horas y seguían en lo mismo. Para burlar al equipo usaba técnicas de biofeedback acelerándose el mismo su pulso y aumentándose sus cifras de tensión arterial para que los registros fisiológicos le dieran alterados con las preguntas inocentes y con las no inocentes. El gringo se molestó otra vez y lo agarro por la solapa de su camisa e intento zarandearlo. El se defendió como pudo. El gringo le dijo que la prueba le estaba dando mal que, lo iba a dejar solo para que recapacitase y confesara antes de que fuese demasiado tarde. Él se dio cuenta de que era una medida activa, de que lo que decía el gringo era mentira y espero pacientemente a que este regresara. De nuevo la misma historia.
    El interrogatorio fue suspendido 4 horas después de haber sido iniciado. El técnico le dijo que iban abajo a hablar con Fred acerca de los resultados de la prueba. Lo esperaban Fred y la insoportable de su mujer. Le dijeron que había pasado satisfactoriamente la prueba. Tenían preparado un buffet con caviar negro y whiskey escoses puro malteado. El se dio cuenta de miradas de asombro entre todos los oficiales CIA presentes Era una demostración de su confusión y frustración. Le pidieron que los excusara que no era nada personal, que era un problema profesional. El tenía un fuerte dolor de cabeza y después del brindis les pidió que lo llevaran a donde había dejado su carro. Pensó que no podía confiarse de ellos, que todavía podían tramar algo más y se dijo “tenso hasta el final”. Cuando se montó en su escarabajo VW lo llevo que chirriaban las gomas.
    Pero esa historia no había terminado La CIA no se había quedado satisfecha. Dos meses después en un país europeo, vísperas de su regreso a su país lo llevaron a las afueras de la ciudad donde estaba y en un escenario más complejo con un equipo más sofisticado y más agentes presentes lo sometieron por segunda vez al para ello infalible detector de mentiras. El se dijo “el que hace una canasta, hace 100” Ya era un agente experimentado y burlo por segunda vez al “todopoderoso” detector de mentiras. Aun le esperaban largos años en “las entrañas del monstruo” La lucha continuaba.

  • Ysabel dijo:

    CUBO DE CARNE
    Los que viven en la ciudad y toda su vida lo han hecho, no comprenden del todo la soledad. Aquí es
    diferente, los fantasmas que existen son los que andan contigo, porque de verdad, aquí no hay nadie.
    Sin embargo vivimos, y bien cuando lo piensas, mejor, porque siempre comemos carne roja.
    Es un buen día, me siento bien descansado, como si el sol hubiese demorado en salir o el gallo se
    quedara dormido. Mis compañeros se quedaron detrás, hoy seré el primero en comer y al parecer hay
    regalo.
    Se puede escoger cualquiera, mis animales están saludables porque los crio con cariño. Triste la vida del
    carnero, tanta yerba, tranquilidad y ojito de bobo para terminar con el degüelle. Este no chilla tanto,
    hasta da pena, pero es lo que vale el chilindrón. Hace falta que venga bastante gente.
    No me gusta que me cojan por las patas, pero da lo mismo, ya con tal de que me saquen de este corral.
    La perra está ladrando, sabe que hoy se va a dar banquete. Ojalá se atragante con tanto mondongo.
    La mejor posición es guindarlo por las patas de atrás, así terminas rápido de, una sola tajada. Verdad
    que esa sangre es hemoglobina pura. Pellejo, pezuñas, cabeza, nada de eso sirve, hay que tirarlos lejos,
    si no esto se llena esto de auras. Tremenda pieza, dio un cubo entero de carne.
    (Campo cubano. Doce del mediodía. En el portal lo espera su mujer, el guajiro se acerca al caserón
    apoyando el machete en el hombro izquierdo. Con aire satisfecho lleva en su derecha una cubeta metálica
    que balancea armoniosamente, repleta de los pedazos comestibles del carnero. ¿Pensará aún en lo que
    dejó atrás o estará muy mareado por el viaje?)

  • Canariocu dijo:

    Hablarle a un cubano de criquet, siendo el beisbol su deporte nacional y lo que corre por sus venas, es como hablarle en chino. Quiso el destino que fuera el Windsor Park Sports Stadium en Roseau, Dominica quien acogiera a los cubanos que venimos a trabajar en el sector eléctrico de este devastado país. El huracán María destruyó la magnifica instalación terminada de construir en el 2007 con diseño y ayuda del gobierno Chino. Los techos de las gradas volaron, dos de las cuatro torres de iluminación colapsaron, el río inundó sus predios, dejando a su paso toneladas de fango y escombro. En el fondo del campo, el pabellón Billy Doctrove, nombrado así en honor a un destacado deportista dominiquense quien durante su amplia carrera deportiva fue merecedor de numerosas condecoraciones así como su nombramiento en el 2006 como "Embajador de Buena Voluntad" por el Gobierno de Dominica.
    Cuando llegamos a este edificio estaba inhabitable. Mientras acondicionabamos el lugar para convertirlo en nuestro transitorio hogar, reservamos algunas horas para jugar un "taco" al mejor estilo cubano o para hacer unos pininos con el criquet que juegan los militares caribeños albergados en una escuela cercana. Quizás nunca logremos entender bien las reglas de este deporte inglés, pero nuestra ayuda desinteresada y solidaria tendrá un gran y positivo impacto en esta hermana nación y el Windsor Park jamás se borrará de nuestra memoria.

  • VAZQUEZ dijo:

    ¿ACASO FUE REALMENTE UN FRAUDE…?
    Después de laborar varios años en importantes actividades técnicas de diferentes organismos, a los que nunca les presentó físicamente su Titulo de Ingeniero Agrónomo, profesión en la se destacó magistralmente y aportó sus bastas experiencias a los más jóvenes, llegó el momento en que mi viejo amigo se viera obligado a admitir que jamás se había llegado a graduar de esa especialidad.
    Una seria preocupación reinó durante varios días alrededor del caso en su centro de trabajo, hasta que deciden crear una comisión para que visitara la Secretaría Docente de la Universidad.
    Después de una minuciosa búsqueda en los archivos, su nombre no aparecía en el Registro de Graduados; ya a punto de marcharse la comisión, un viejo profesor, que le había conocido de sus años de estudiante, se interesa por el caso y solicita unos minutos más, regresando de los archivos con un expediente completo en sus manos, donde aparecía desde la primera hasta la última nota de la carrera aprobadas de manera excelente, además del proyecto de tesis de grado, aun sin discutir.
    Los compañeros de la comisión regresan atónitos a su centro laboral con la noticia, cuando ya el trabajador, avergonzado, había renunciado al trabajo y a las responsabilidades que tenía en las organizaciones políticas, reconociendo que había mentido al ostentar un cargo que no le hubiese correspondido.
    Esto motivó a que se convocara por la dirección administrativa a una nueva reunión, con los miembros de la comisión, las organizaciones políticas y el cuestionado trabajador, donde este expondría finalmente las causas que le decidieron no concurrir a discutir su tesis, lo que le habría hecho acreedor del preciado título:
    “Con una gran tristeza reflejada en sus palabras explicó, que tras la muerte de su padre cuando él era un jovencito, su madre había dedicado íntegramente su vida, su sudor y su trabajo como doméstica, lavando y planchando para la calle, con el sueño de que su hijo continuara sus estudios y se graduara...pero lamentablemente, ella había fallecido 3 días antes de la fecha fijada para la discusión de la tesis. El joven, abrumado, le había hecho la promesa ante su tumba, de que jamás colgaría el título en su vivienda sin que ella hubiese podido verlo ni disfrutarlo, algo que había sido su única obsesión…”
    Sus compañeros le escucharon en silencio. Quizás muchos pensaron que el mejor premio a la memoria de su madre hubiera sido que se graduara, pero por respeto nadie se lo expresó. Al final no quedaba otra alternativa que adoptar las medidas requeridas tomando en cuenta sus agravantes y atenuantes, pero desde el punto de vista humano, en el pensamiento de todos quedó reinando una sola pregunta: ¿ACASO FUE
    REALMENTE UN FRAUDE…?

  • VAZQUEZ dijo:

    El Desmochador de la PALMA REAL
    Severino dedicó toda su vida al ya casi desaparecido oficio de “desmochador” de palmiche, frutilla que proviene de la palma real. La misma ocupación de su padre y su abuelo de los cuales aprendió casi todos sus secretos. En Cuba abundaban los palmares y siempre tenía trabajo aunque no bien remunerado, teniendo en cuenta los enormes riesgos de subir cada palma, cortar las pesadas pencas y hacerlas llegar al ayudante mediante una veta de soga. Era un campesino humilde que vivía con su esposa y sus cinco hijos en un bohío, los que podía mantener a duras penas con los escasos recursos que lograba obtener por su trabajo. Su ayudante, Pablo, mucho más joven, se esforzaba por aprender observando a Severino y escuchando sus consejos. A los pocos años ya Pablo también subía las palmas.
    Era muy raro que un desmochador fuese solo al palmar, con uno o dos ayudantes y que no llevasen otro juego de trepaderas, que supieran al menos subir las palmas, porque a pesar de la experiencia, si al desmochador se le safaban las manos debido al sudor o el cansancio, el cuerpo se volteaba hacia atrás, quedando con la cabeza hacia abajo y nadie recuerda que haya podido levantarse allá arriba sin la ayuda de otro desmochador, aunque algunos corrían ese riesgo, por la necesidad económica para el sustento familiar y no contaban con otra ayuda.
    Severino y Pablo vivían relativamente cerca y eran muy trabajadores y amigos a la vez. Generalmente iban juntos a los desmoches, pero Pablo, el más joven, sedujo a la esposa de su amigo Severino; esta se marchó del hogar dejándole al más viejo nada menos que sus cinco hijos. No hubo una desgracia en los primeros tiempos por pura casualidad, pues muchos amigos le aconsejaron no agredir al otro porque iría a parar a la cárcel y tenía cinco muchachos que mantener. Algunos familiares se llevaron a sus casas a los más pequeños y los mayorcitos continuaron ayudándole en las labores de desmoche.
    Dos años después, ya el más joven había tenido su primer hijo con la mujer “robada” a Severino.
    Un fatal día, se encontraba Pablo en pleno palmar con un inexperto ayudante, cuando se produce el trágico incidente de quedarse colgado por la rodilla en lo alto de la palma, sin que hubiesen mas trepaderas, ni el ayudante sabía utilizarla; solo atinó a avisarle a las familias mas cercanas aunque todas coincidían que el único que podía salvarlo era Severino, convertido ya en su peor enemigo. Por fin decidieron ir a verlo, pero sus palabras iniciales fueron: “MERECE QUE SE MUERA ALLÁ ARRIBA COMO UNA LEGARTIJA”
    Por experiencias se sabía que una persona no dura en esa posición más de dos o tres horas pues la sangre se le acumula en la cabeza y pierde el conocimiento hasta que muere, por lo que los más allegados a Pablo usaron todo tipo de argumento incluyendo hasta pasajes de la Biblia. Solo les quedaba la alternativa de insistir en la única solución, tanto que finalmente el hombre dio media vuelta, entró en el bohío y tomó las trepaderas, diciéndoles, “lo voy a hacer por ustedes,… él no se lo merece…”.
    Llegaron al lugar, no muy lejano, puso las trepaderas y subió con la mayor rapidez que pudo. Al llegar al cuerpo casi inconsciente, colocó su hombro por debajo del otro y comenzó un ascenso lento, pulgada por pulgada, por duplicarse el peso. Al fin lo colocó en posición normal y esperó el tiempo necesario para que se pudiera valer por sí mismo. El hombre, ya fuera de peligro allá arriba, solo atinó a darle las gracias llorando. Comenzó a bajar y el otro se mantenía un poco más abajo por si acaso. En el suelo los esperaban un grupo de personas, aunque el salvador se limitó a recoger sus trepaderas, dio media vuelta y se marchó sin decir palabra. Algunos recordaron las frases bíblicas del Libro de Lucas.

  • VAZQUEZ dijo:

    ”LA HUELLA DEL ALAMBRE”
    Florentino era un personaje de mi pueblo, que lamentablemente no alcanzó a ver el siglo XXI, aunque si preguntabas por ese nombre, quizás nadie sería capaz de adivinar que se trataba del viejo “Floro”.
    Negro, de origen humilde, tuvo que ganarse la vida desde niño en los cañaverales y cuando llegaba el “tiempo muerto”, entonces a inventar, a guapear en la calle para ayudar al sostén de su nutrida familia. Tuvo muy poco tiempo para ir a la escuela. Cuando triunfó la Revolución intentaron alfabetizarlo, pero ya a su edad era muy difícil asimilar el estudio, aunque al menos, en las nóminas de su centro laboral ya no tendría que poner las huellas digitales para cobrar.
    Poco después del triunfo revolucionario lo ubicaron como CVP en la recién inaugurada Agencia Bancaria y había que verlo con aquel uniforme azul y gris que lucía con orgullo. Su único hobby era rotular con sus pinceles. Hacía maravillas geométricas y adornos con las letras, tanto que llamaba la atención hasta de los profesionales en la materia. Algo increíble para su bajo nivel escolar.
    No había comercio ni organización política que no lo llamara para rotular puertas, murales, telas o vallas. Claro, solo ponía como condición que le escribieran bien claras las frases en un papel. Si le ponían una falta ortográfica, así mismo él la escribiría y además, cuando tenía que pintar consignas y letreros en muros, paredes, colgados de alambres o cordeles, en lugares públicos, había que ponerle siempre, al lado, el lugar donde tenía que colocarlo: Siempre se valía de algún transeúnte, -por si acaso- , que le leyera lo que decía el papel.
    Recuerdo aquella zafra de 1970, “Floro” casi tuvo que recibir licencia laboral o le prestaban un CVP sustituto al banco, para que él pudiera salir a pintar las consignas que le orientaban las organizaciones del pueblo, o simplemente colocar las que llevaba hechas en cartones y telas; pero siempre estas historias tienen una anécdota. Quizás, la más interesante de todas fue aquella cuando le dieron una serie de frases y consignas encaminadas a lograr el máximo de aprovechamiento de las cañas y evitar pérdidas en la transportación al ingenio. Tenía que roturarlas en varios lugares del poblado, como siempre, al lado de cada frase o consigna aparecía el lugar donde tenía que ponerla. Salió temprano con sus pinceles, pintura y papel en mano, también llevaba algunas elaboradas para colgar en lugares donde no se permitía pintar directamente sobre paredes y muros por indicaciones urbanísticas; se esperaba una inminente visita regional de chequeo emulativo. Al poco rato los vecinos leían admirados la consigna colgada elegantemente de un alambre en el centro del pueblo, que fue la que más les llamó la atención:
    ¡“COMPAÑERO CHOFER, ASEGÚRATE DE QUE TUS CAÑAS VAYAN BIEN AMARRADAS, FRENTE AL PARTIDO”!
    Imagínense el revuelo que se formó, antes de que ordenaran retirarla a toda prisa. A partir de entonces siempre se le vio rotulando, pero en compañía de un asistente…que al menos le ayudara a cargar los instrumentos y la pintura…

    Cualquier parecido o semejanza con el título de una conocida película no es un plagio sino una simple coincidencia.

  • VAZQUEZ dijo:

    ESTADÍSTICAS PERFECTAS
    El “Moro”, un jovial responsable de las estadísticas de una conocida granja agropecuaria recibió aquel día al técnico del Banco, el cual, con el plan en sus manos, fue chequeando las producciones reales de aquel trimestre contra lo planificado y le solicitaba explicación de las causas de los incumplimientos o sobrecumplimientos, de lo cual tomaba nota para su informe al nivel regional.
    - Moro, en este trimestre ustedes tenían un plan de producción de X quintales de boniato con un rendimiento de tantos quintales por caballería. Hay un incumplimiento casi de un 50% y ya dan por concluida la cosecha. ¿Por favor, puedes explicarme las razones del incumplimiento?-
    - Bien, como usted conoce –comenzó a explicar el estadístico- tuvimos una total sequía en este período. Eso provocó el ataque de plagas que…etc. etc. incluso tuvimos un litigio con la Empresa de Acopio local por el incumplimiento del contrato.
    - El técnico tomaba nota cuando de pronto, al leer el encabezamiento del plan que traía en su portafolio, nota que se ha equivocado de empresa y le estaba leyendo el de otra granja. Localiza de inmediato el correcto y era todo lo contrario, esta granja había sobrecumplido el plan casi al 170%. Pidiéndole disculpas al “Moro” le rehace la pregunta.
    - Este, sin inmutarse en lo más mínimo, se sonría y explica lo siguiente:
    - ¡Qué buena cosecha hemos tenido este año con el boniato, imagínate que sorprendimos a Acopio y ni alcanzaban los envases: fue mucha la comida que le aportamos a la población…bla, bla, bla¡
    Con aquellos truenos…saque usted sus propias conclusiones. –Moraleja-

  • VÁZQUEZ dijo:

    LA EMPRESA PECUARIA EN EL CENTRO DEL MUNICIPIO

    En un municipio villaclareño existían dos empresas de la rama pecuaria, una situada al norte y otra al sur. Ambas, como es lógico, tenían su aparato de dirección, oficinas administrativas, talleres, almacenes y demás instalaciones por separado, lo que motivó a que por acuerdo de la dirección provincial de la agricultura se fusionasen en una sola gran empresa para reducir las plantillas de su equipo de dirección y administrativo.
    A la hora de escoger la sede principal de la nueva empresa, se decidió por la del norte, pues estaba junto a la carretera y de los mayores centros poblaciones del municipio, con mejores posibilidades de comunicación, personal administrativo más calificado, bancos, centros de estudio técnico y superior más cercanos, incluyendo otros medios de la infraestructura; aunque de inmediato algunos funcionarios del Nivel Central del Ministerio de la Agricultura, comenzaron a desaprobar esa idea, considerando que la dirección empresarial no debía estar ubicada en el extremo norte, sino en el centro de todo el territorio que abarcaba la gran empresa, precisamente donde radicaba la del sur.
    Varias fueron las visitas y reuniones donde se insiste en este cuestionamiento por el nivel nacional, no así por el provincial que sí estuvo de acuerdo con los argumentos de dicha empresa desde el primer momento. Fue entonces que se convoca por el Viceministro de la rama pecuaria a una reunión con todos los factores del municipio y la provincia.
    El viejo director, de apellido Veitía, insistía y explicaba una vez más su argumentación, consciente de que perdería a su personal más calificado y el resto de las condiciones si se aprobaba el traslado hacia el interior; no había formas de convencer al funcionario que continuaba aferrado a sus punto de vista; cuando ya lo tenían prácticamente vencido…aunque no convencido, el experimentado director esgrimió su último recurso, que dejó atónitos a todos los presentes y al final ganó la discusión definitivamente.
    -Miren compañeros, si realmente cada dirección tiene que estar en el centro de su radio de acción, entonces, que alguien me explique ¿por qué entonces el Consejo de Ministros, está en la Plaza de la Revolución de la Ciudad de la Habana y no en Guaracabuya, que es realmente el centro geográfico de Cuba…?
    Ahí mismo se dio por terminada la reunión y la empresa se quedó en el norte.

    *Guaracabuya está en Villa Clara, Municipio Placetas, está considerado como el centro de Cuba en medio del campo.

    ______________________________________________________________________

  • VÁZQUEZ dijo:

    “BRUJITO”
    La Campaña de Alfabetización movilizó hacia todos los rincones del país a millares de jóvenes dispuestos a llevar la luz de la enseñanza a cada ciudadano que la necesitara -y que fueron muchos-, sobre todo en campos, bateyes y montañas, rezagos heredados de un pasado colonial de explotación.
    Una joven ama de casa estuvo dentro de los alfabetizadores, pero el cuidado de su pequeño hijo le imposibilitó realizar la labor fuera de su casa. Fue entonces que los coordinadores de su municipio les asignaron a 3 analfabetos que irían a su casa en los horarios acordados para, a través de la cartilla, enseñarles y alfabetizarlos hasta donde le fuese posible.
    Uno de ellos, conocido por “El Brujito”, que no reconocía hasta ese momento ni una letra ni un número, recibió de su maestra, con la mayor paciencia, día tras día, las explicaciones del método de enseñanza. Pero al Brujito, lo que más le había interesado en su existencia eran las peleas de gallos y kíkeres; no era extraño verlo deambular por vallas, gallerías y patios de los galleros; conocía las razas, sabía tusarlos y prepararlos, ponerle espuelas y casi todo lo que requieren estas aves de pelea, además; él no tenía dinero para apostarle a un gallo, -algo que por aquella época no estaba prohibido-, pero siempre sus amigos galleros le regalaban unos pesos, sobre todo cuando ganaban; esos sí que los sabía contar, pero en cuanto a lectura y escritura no avanzaba casi nada.
    Transcurrían los meses de la Campaña de Alfabetización y un día llegaron dos inspectores a la casa en el horario de enseñanza, para comprobar el avance de sus tres alumnos:
    Después de la presentación y el saludo, uno de ellos saca un libro de zoología con láminas de animales y le muestra a “Brujito” la página donde aparece un erizo de mar con su puntiagudo y redondeado cuerpo. Como pie de foto la palabra erizo de mar y más abajo una explicación con las características del animalito.
    Le pregunta al “Brujito” señalando con su dedo, lo qué decía en el pie de foto. El brujito lo mira atentamente y dándole un tono de lectura dice lentamente: G U A N Á B A N A
    De más está decir que a 50 años de la exitosa campaña, todavía en este territorio se recuerda la humorística anécdota…pero, finalmente el “Brujito” aprendió muchas cosas que le han servido en su vida futura cuando ya hoy está llegando a los 60 y es un jubilado honrado, serio y decente, aunque todavía le apasionan los gallos finos.

    \

  • Claudia dijo:

    Título: Historia de una joven. Era tan solo una niña cuando se casó tenía 18 añitos y era todo un cuento de Adas, un joven hermoso, educado, amoroso y enamorado. Pasaron 5 años y todo color de rosa, tuvieron una niña hermosa, pasado un año empezaron los problemas todo empezó a cambiar él tomaba un trago hoy otro mañana y la niña viéndolo todo. La joven decidió terminar con el corazón partido porque lo amaba. Pasado un mes el juro que no iba a beber más y ella lo perdono, nada era como antes pero la más feliz era la niña. Pasaron 2 años y volvieron a tener otra niña tan hermosa como la primera. Ya el alcohol era parte de la familia ya que él rompió su promesa una fiesta hoy, un trago mañana, una llegada tarde del trabajo y las discusiones y las faltas de respeto llovían. La joven en lo único que pensaba era en las niñas, quien mejor para criarla que su papá, nadies las va a atender mejor pero ya las faltas de respeto eran muchas y cada vez mayor. Él le tenía la autoestima por el piso “quien te va a querer con dos niñas, ya el cuerpo no es el mismo etc, etc, etc”. La joven se decidió a dejarlo nueva mente pro esta vez para siempre. La joven salió sola adelante y ahora es feliz con su nueva pareja y sus princesas y el pobre hombre solo piensa en el alcohol.

  • Littleleo612 dijo:

    Camina en torno del abismo de la muerte. Desfila su borde sin recuerdos, ni palabras, sin esperanzas. A su alrededor nadie puede identificar sus emociones aunque todos suponen que son aterradoras, de miedo, frustracion. Tal vez quiera caer ya, pero hay algo mas grande que ella que no le permite, la vida se aferra a ella egoistamente. La maltrata. La destruye a pedazos. Agoniza.

    Se aproxima el atardecer y nada cambia, sigue postrada. Llora. ¡Me muero! decía en sus quejidos frecuentes, que nadie entendía. Desistió, decidio callar hasta que la vida se viera obligada a abandonarla y lanzarla al abismo.

    Está anocheciendo. Se ha vertido en un sueño, aunque sus ojos permanecen abiertos como gritando auxilio. Ya ha tenido este sueño otras veces, todo le parece familiar. Bajo la luna llena, un estrecho laberinto, una niña corre tras un señor, al que solo ve de espaldas. Cuando logra agarrarlo de un brazo y jala, respirando agitada e invadida por una emocionante intriga, en ese justo momento acaba el sueño y ella cae de un tirón en su desgraciada realidad.

  • Ana dijo:

    De toda la vida, de todo lo que he logrado vivir anhelaré siempre el caminar por París a las 3 de la mañana y la niebla y el frío y él. Y su caminar pausado por la calle desierta y el humo de su cigarrillo disolviéndose en el aire y su brazo rodeando mi cintura y yo con ganas de besarlo, como siempre. Y su risa tan suave y a la vez contagiosa por algo que acababa de decir, que acababa de hacer. Y su mirada sobre mí que no fue como la de ningún otro hombre. Y sus manos tiernas rozando mi pelo y su boca en mi boca, sin previo aviso, sus labios en los míos, cálidos y a la vez fríos, por el aire que nos calaba hasta los huesos, por la nieve que empezaba a caer lentamente y nos dejaba motas en el pelo y de nuevo su risa cuando me caía un copito de nieve en la nariz y arrugaba la cara y él entonces me besaba dejándome la sensación cálida de su boca, de su aliento. Y gritaba alto que me quería, que era lo mejor que le había pasado en la vida, que no iba a perderme nunca. Y yo que tenía miedo que despertara a alguien en esa madrugada y le tapaba la boca con mis manos y se volvía a reír y entonces me reía con él porque mis momentos de felicidad fueron esos momentos a su lado, su risa, su boca, sus manos, sus ojos, el humo de su cigarrillo disolviéndose en el aire a las 3 de la mañana, en París, en cualquier lugar del mundo.

  • Juan Pettinari dijo:

    No había demasiado tiempo para deliberaciones. La infección avanzaba por el costado del abdomen de José, el dueño del Café y bar del Teatro. Habían pasado dos días, y cientos de pústulas, todas juntas, formando una elipse de granos asquerosos, enrojecían la piel, y comenzaban a tomar parte de la espalda. Tyson pasó de cliente a curandero en un instante:
    - Dame una birome y vamos a la galería, eso es Fuego de San Antonio, mi vieja me enseñó a curarlo, pero no te puedo asegurar resultados, porque es la primera vez que lo voy a intentar...eso, o esperar que dé toda la vuelta, y si eso pasa, morirás.
    La pomada que había recetado el médico no estaba dando resultados. Había que probar. - Te hicieron una brujería amigo, profundizó su saber Tyson.
    Sentados en el suelo del oscuro pasillo que conducía a los baños, comenzó la ceremonia.
    - Va a doler, aguantá. Acto seguido, clavó la punta de la birome marca Bic, trazo grueso, en el centro de la figura geométrica, y la movió con fuerza hacia afuera. Pus, sangre, y mucho dolor, se unieron a los rezos del advenedizo manosanta. Los pinchazos siguieron hasta penetrar en el último grano. Luego, el hombre con apodo de boxeador ordenó: lavate, vestite, y mañana…

  • Macabra Respuesta dijo:

    TITULO: INERCIA 0

    Sabia que el tiempo no se habia detenido, porque sentia los toques del reloj, más este estaba detenido a las 7.45 pm. No lo podía entender ni cómo ni el por qué estaba usando su guayabera azul, aunque todo estaba oscuro, sentía una claridad en los ojos y la sensación de que se movia, algo se movia y lo hacía a él moverse sin su consentimiento. Su reloj de muñeca seguia su tic-tac sin detener su sonido, y marcaba la misma hora. Tampoco comprendía qué hacia bañado cuando él detestaba el baño y sobre todo afeitar los pocos pelos que le nacian desordenadamentes en el rostro, ni por qué tenía sus medias de salir puesta cuando nunca la habia y usado, ni por qué ponián repetidas veces su canción favorita. Entonces sintió que algo de él se despedia: era su alma, comprendió entonces que estaba muerto

  • Dariel Rocha dijo:

    Cuestión de Amor:

    Hay está él, escondido, silencioso, esperando la oportunidad, ella pasa por el frente, le coquetea un poco, le hace un gesto con la cabeza y se mete para la casucha, él entusiasmado decide esperar un poco más, las manos le tiemblan, la frente le suda, ya es el momento, sale disparado como una bala y unos metros antes de llegar aparece el rey del gallinero kikiriki ella sale cocoroco, se acurrucan. El niño de tan solo 7 años, tendrá que esperar otra oportunidad.

    • lalipulia dijo:

      Ahí *

Se han publicado 1039 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también