Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

¡Participa! en el IV Concurso de Microrrelatos, convocan Ocean Sur, la AHS y Cubadebate (+ Video)

| 1039 |

Cubadebate, la casa editorial latinoamericana Ocean Sur y la Asociación Hermanos Saíz (AHS) convocan a la cuarta edición de nuestro Concurso de Microrrelatos, que desde 2017, dedicamos al advenimiento de la Feria Internacional del Libro en Cuba.

¡Participa! Demuestra en un relato corto tus capacidades como narrador. El ganador obtendrá una colección de novedades editoriales de Ocean Sur, presentes de la AHS y Cubadebate, así como la oportunidad de publicar su obra en este sitio web.

Si quieres ser el ganador, solo tienes que escribir un texto, que no exceda los mil (1 000) caracteres (sin espacios), que nos permita descubrir al escritor que eres. Inspírate y echa a volar tu imaginación, escribe un cuento, el inicio de una novela o testimonio…

Deja tu microtexto como un comentario en esta entrada. El plazo de admisión vence el domingo 16 de febrero, el día que concluye la XXIX Feria Internacional del Libro de La Habana.

Escogeremos tres premios. El jurado estará integrado por reconocidos escritores y periodistas cubanos seleccionados por la AHS. Los resultados se publicarán el 12 de abril, justo el día que concluye la Feria en Santiago de Cuba.

Nos comunicaremos con los ganadores a través del correo electrónico que escriban al enviar el comentario con su obra.

Ocean Sur, la AHS y Cubadebate quieren premiar a los amantes de las letras con este concurso dedicado a la microliteratura.

En video, convocatoria al IV Concurso de Microrrelatos

Se han publicado 1039 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • kmelot dijo:

    Hoy
    Y es que definitivamente hoy, no me encuentro. Pensé que quizá me había ido a dormir temprano y dejado a mi cuerpo deambular solo pero no, no estoy en cama. Creí que tal vez rondaba por la casa o paseaba por las calles de mi barrio pero tampoco. Recordé todos los lugares que visité y los momentos que viví y me di cuenta que siempre estuve conmigo.
    No sé en qué momento me perdí, ni dónde me quedé, de repente me di cuenta que no estaba conmigo. Al principio estaba molesto y no tenía razón alguna para estarlo, se lo adjudiqué al estrés, al trabajo acumulado y pendiente, al cansancio, a la falta de cordura de estos últimos días, pensé en mil razones para justificar mi enojo y descubrí que era porque me faltaba algo… ese algo era yo.
    Esta noche voy a dormir solo, sin mi, intentaré descansar y dejar de pensar en dónde podré estar. Quizá mañana amanezca conmigo o me visite durante el día para volverme a fundir en uno solo y ya quedarme aquí, pero hoy… ¿Dónde estoy?

  • kmelot dijo:

    He de partir
    He de partir. Tengo un poco de miedo. Pero sólo me queda seguir adelante. Los motivos que me impulsan no sé bien de donde vienen, puede que desde la raíz de mi ser. Cuando uno se aleja de sus orígenes vuelve a sus raíces, se encuentra consigo mismo, uno no sabe quién es hasta que no se va. Viraré la espalda y no miraré atrás, alguien derramará una lágrima, pero yo podré respirar más tranquilo que nunca.
    Necesito respirar, siento mi pecho oprimido, siempre he estado acompañado por una espiral circular que termina en sí misma, como un ratón en un laberinto sin salida, como si fuera parte de un experimento, pero he encontrado una salida, para desde la distancia ver en perspectiva... ahora me espera algo distinto, al menos siento eso... luego será lo que tenga que ser, y sabré si quiero volver, o si lo hago, al menos algo más sabré.
    Uno sólo aprende a levantarse cuando se cae, yo creo que me caeré muchas veces, me dolerá, pero no me quedará otro remedio que salir adelante, los transeúntes no pararán para socorrerme y como mucho me pisotearán…necesito sentir el dolor de la vida, que me atraviese el tiempo y saborear el placer de la risa. Más auroras y ocasos, más música, más aventuras, más derrotas y victorias, más de mí mismo...
    Mi amigo tiene razón, “cuando no se puede retroceder, sólo debe preocuparnos la mejor manera de seguir hacia delante”. Eso haré, caeré, me levantaré, y seguiré firmemente hacia mí, a fin de cuentas yo camino, necesito caminar, hacia fuera y hacia mí...
    El dolor me hace sentir, los placeres también, ¿Qué dolores y placeres encontraré en esta partida...? ¿Qué clase de partida estoy empezando, ajedrez, cartas...? ¿Ganaré o perderé esta vez?
    Lo pienso, y creo que estoy en una partida de ajedrez, que ahora va en serio. Es mi turno y muevo ficha. Cada acción de mi vida será un nuevo movimiento, a veces atacaré, a veces me contendré, a veces buscaré la simpleza, la rapidez, el riesgo, el sacrificio o una simple retirada. Sólo al final, cuando la muerte juegue su último movimiento, sabré si la “partida” valió la pena.

  • kmelot dijo:

    Cursilerías mías
    Soy un completo cursi y como los descreídos que siempre abundan dicen que este es un día comercial inventado por un imbécil me siento bonito hoy, con la esperanza siempre presente y romanticona de que alguien me diga algo diferente que tenía escondido desde hace tiempo y que no se atrevía a decirme...
    Tengo 23 años casi 24 y todavía sigo esperando a la cómplice y amante que esté a mi lado inventando a diario la payasada que es mi vida, todavía me queda tiempo para seguir esperando con calma y toda la paciencia que debería ir aprendiendo a tener con todas las desventuras que me han pasado y que todavía no encuentro.
    A todos los que tienen un amor correspondido cuídenlo y respétenlo como sea y a los que no lo tengamos todavía o lo hayamos perdido esperemos pacientemente, fumémonos un cigarrito que uno no sabe cómo le puede cambiar la vida en los próximos cinco minutos...
    A todos los cursilones como yo “Éxitos en la vida”, a los que no creen en nada ya los quiero ver cuando se enamoren lo tarados que se van a poner.

  • Andy dijo:

    No soy escritor ni mucho menos, solo soy un estudiante que no tiene ningún conocimeinto para obras ni nada por el estilo, pero me apasiona reflejar realidades de la vida mediante mis textos.
    ..................................................................................
    El joven Eduardo, era solo otro muchacho más cursando una carrera universitaria, persiguiendo sus sueños, o, al menos eso creyó él, todo comenzó en el pre universitario, donde desgraciadamente, el joven no contó con una explicación mínima de cada carrera que podía solicitar; a largo plaso esto provocó que, aunque el joven se pasara noches sin dormir y días enteros estudiando, no se sintiera bien con lo que estudiaba, no se encontraba motivado a seguir estudiando y mucho menos a pasarse su vida ejerciendo esa profesión, que, sin ánimos de ofender a él tanto lo aburría. A veces el joven se rompía la cabeza pensando en que iba a hacer con su vida, si seguía en esa misma carrera o si se cambiaba para otra que le alimentara más su alma, y una y otra vez, llegaba a la misma conclusión, "sigo aquí"; el creía que si ya había empezado ahí, lo mejor era terminarla, pero en realidad, a mi entender, creo que era más miedo al cambio de carrera, al cambio de amistades y de costumbres, que el interés que tenía de terminar su carrera, lo veo más como un miedo a fallarle a factores tan importantes en esta ecuación como lo son los padres y la familia en general, miedo a fallarse a sí mismo. Pero como todo en la vida, hoy te acuestas y no sabes que te depara el mañana, experimentó un cambio repentinó en su vida que él nunca creyó que ocurriera, una persona que siempre deseó con locura, una muchacha hermosa que siempre despertó en él los deseos más ardientes y las fantasías más intensas que pasaron alguna vez por su mente; sin lugar a dudas, llegó a su vida en un momento de mucha incertidumbre e indecisión. Esta muchacha supo despertar en él de nuevo a ese soñador que alguna vez les dijo a sus padres que quería ser médico o bombero para poder salvar personas, lo llevó darse cuenta de que si no tomaba la decisión correcta ahora, sino hacía lo que lo hiciera sentirse bien, eso lo acabaría marchitando poco a poco, hasta llegar a un punto de vivir una vida sin sentido, una vida sin motivación alguna, sin metas de crecimiento personal y espiritual. Es así que el joven se enfrentaba a la decisión más dura de su vida, o seguía viviendo haciendo algo que no le gustaba o perseguía sus sueños de una vez por todas aunque tuviera que empezar de nuevo en una nueva carrera universitaria.....

    Muchas gracias...

  • Luis (rectificando) El consejo dijo:

    El consejo.

    Regresé sobre mis propios pasos hasta encontrar el camino perdido. No presté mucha atención a todo el que me avisaba que estaba retrocediendo. Descubrí a mi abuelo en el campo, trabajando duro para alimentar a sus padres y hermanos. En ese camino raro e inverso no alcancé a ver mi padre, ocupado de seguro, en quehaceres de menos pragma y más ideas, que los de mi ¨viejo bello¨. Estando juntos, una vez más me dijo: sientate y come algo, no pienses tanto.

  • Assembler dijo:

    LA TRISTEZA
    Su vida siempre fue fácil. No había ni siquiera uno que se le resistiera. Entre las paletas y las estrías era feliz. Entonces fue que la vio, brillante y semi esférica. Aquella cabeza de tronillo en forma de estrella de seis puntas con un diminuto punto en el centro. ¿Cómo y con qué desatornillo este? Ahí fue que supo lo que era la tristeza.

    • Maño dijo:

      Me encanto...Gracias

  • Assembler dijo:

    NO VAS A SENTIR NADA
    Llegó temprano al trabajo, con la cabeza baja y un peso grande al andar. A duras penas pudo saludar:
    - Tengo dolor en un diente y no quiero ir al dentista.
    - ¡Yo te lo saco! Y no vas a sentir nada.
    Eso acordaron y el auxiliador puso un fierro en la fragua a la par que comenzaba a amarrar el diente del aquejado con un fino hilo de nailon. Siguió con mucha paciencia y destreza a fijar el otro extremo en una de las vigas que sostenían el techo no sin dejar de mirar nunca el instrumental que acababa de dejar en las llamas: un minuto, dos, cinco y estuvo al rojo vivo. En ese momento lo sacó con la destreza de un cirujano y lo acercó con violencia a la cara del doliente, que fue al suelo desmayado y el diente enfermo quedó colgando del poste.
    - ¿Viste? Te dije que no ibas a sentir nada.

  • Henry Ricardo Mora dijo:

    Hola a todos. Aqui va mi escrito. Espero lo disfruten. saludos Henry

    Amor en 5G

    No hay señal. Decía para si el estudiante con cara de quien ve el Armagedón en la pantalla de su móvil. Parada repleta. Pregones sin cesar. Ya volvió, recupera el semblante. Algunos likes. Fotos de Manuel en Pekín. Twitazo viral. El amigo de antaño que vive en Bakú. Llega la guagua. Sube como por arte de magia guiado por la fuerza resultante. No importa el empujón, hay señal. Entonces, el milagro.

    Rubia cabellera y curvas de photoshop desconcentran a nuestro internauta quien, sin querer, envía solicitud de amistad a un enemigo jurado del Pre. ¡Nada importa! señal, cobertura o recarga doble con bono de 4G. La musa se baja del P2 en G y 5ta mirando con picardía a nuestro amigo, quien pone cara de emoticon. Tiene que compartir su dicha con la comunidad de WhatsApp.

    Frenazo del bus. Mensaje enviado e inconcluso que reza “He encontrado la felicidad en 5G”. Al otro lado de WhatsApp Nancy, la despistada del grupo, le grita a su mulato ¿por qué yo no tengo 5G?

    • Aileen Díaz Bernal dijo:

      Me pareció fresco y divertido, además muy actual.

    • cuta dijo:

      like!

  • Yami dijo:

    “La ventana”

    _Dónde estará Vicente? No ha venido a tomar café esta mañana?
    Francisco pregunta, mientras Lucinda mira distraída por la ventana. Cuántas cosas habrá visto por esa ventana. Por allí se despidió del novio, tan elegante con su uniforme. Por allí le contó la vecina que lo habían hallado con un balazo en la sien. Por esa ventana vigilaba a su madre que, senil ya, se empeñaba en recoger cada basurita a la orilla del camino. Hasta que se perdió. La encontraron tres días después a doce leguas de la casa, con el cuerpo engarrotado y los ojos vidriosos.
    _Adónde dijo Lydia que iba con Luisito?
    _A pasar el día con sus padres, Paco. No preguntes más y levanta a los muchachos para que desayunen.
    Mientras le sirve el desayuno a sus sobrinos, los que a partir de ahora serán sus hijos, Lucinda recuerda la última imagen que contempló por la ventana maldita: a Lydia, la mujer de Francisco, escapando con Vicente, hermano de este.
    Está decidido, va a clausurar esa ventana.

    Yamisleisy Tamayo Quintero.
    Holguín, 31 de enero de 2020

  • dsr dijo:

    Mi primera vez
    Atravieso las puertas azules con cristales y a su lado el número 9826 y que gran impresión, encontrarme toda una orgia de personas sincronizadas en sus movimientos arriba, abajo, derecha, izquierda. Yo mirando aquello me pongo nervioso, se me acelera el pulso y las hormonas comienzan su trabajo, tengo deseos incontenibles por entrar en esa multitud los olores, los quejidos todo al final provoca en mi las ganas de lanzarme y lo hago, abro zipper por aquí, rompo botones por allá, meto un dedo por aquí y aguanto con la mano por allá. Después de cinco minutos de frenesí alguien grita: Chofer coño para que me carteriaron.

  • Amado Avila Estrada dijo:

    Y los premios de los eventos anteriores??????....ya participe en una ocasion y nunca supe quienes fueron los premiados, considero que es un riesgo enviarlo pues alguien puede plagiarlo e inscribirlo como obra propia....
    Por que el Centro Onelio Jorge Cardoso no esta vinculado a este evento de micro relatos, pues ellos tambien tiene un concurso similar???????????
    saludos

    • Anakhsunamún dijo:

      Yo tenia la misma duda. Envié uno el año pasado y me quedó el bichito: "No es que mi cuento se vaya a convertir en el boom literario del siglo, pero no lo quisiera perder: no quisiera que me lo plagiaran..." Lo volvi a poner esta vez con una adaptación, pero aun temo. Después de todo, que te plagien un cuento es como que te quiten un hijo, ¿no?

      • pillina dijo:

        No!!! Perder un cuento nunca será perder a un hijo. Y si te.lo.plagian, pues porque sería muy bueno y gustó. A me me plagiaron una mini obra y sigo aquí, sin rencores. Yo puedo escribir otra. Otra obra, otro cuento, pero nada te va a reemplazar un hijo.
        El que tenga miedo...que no escriba
        Yo agradezco a todos los que han compartido un pedacito suyo y me han hecho volar de nuevo

  • Alex dijo:

    Como olvidar yo, aun siendo un niño visitara un cementerio el cual parecía algo tétrico para mí, pero como iba a imaginar que allí se encuentran muchas historias impresionantes de las cuales hacen duda de la realidad. La que más me conmovió fue la estatua de la milagrosa, su historia contada por muchos cubanos. Una mujer que su deseo mas grande era el de tener un hijo, lo cual no podía ser por que era incapaz de salir embarazada. Todas aquellas que quieren ser madres se acercan a ella, buscando quizás una bendición, una luz, una esperanza. Me contaron a mi que esa mujer incapaz de salir embarazada tuvo un hijo al cual ella amaría por toda la vida como el tesoro mas sagrado que existe, pero murió en el parto al igual que su bebe. Fueron enterrados juntos, la madre junto a su pequeño bebe recién nacido entre los pies de ella. Una triste tragedia, pero al pasar el tiempo y exhumar el cadáver se llevaron la sorpresa de que el bebe no estaba en los pies de la madre si no en sus brazos junto a su corazón, para tenerlo cerca de ella hasta el final de sus días. Así lo escuche y me dieron deseos de llorar tenia menos de 10 años, pero entendí como si fuera un adulto. El amor de una madre desafía todo, incluso la muerte.

  • Yuri Suarez Casado dijo:

    Herencia
    -Esos fueron años en los que intentaba aprender de cualquier oficio que me fuera útil para el futuro o necesario en el presente, parece que estos ensayos me vienen como herencia de mi padre quien degustaba de incursionar en cuanta idea se le atravesara entre ceja y ceja, y tenía talento, solo que muchas de esas incursiones las empezaba y luego las dejaba a medias o sin terminar, como si se aburriera de repente, o, cuando apreciaba que se demoraba más de lo previsto, eso me provocaba un sentimiento raro, una mescla de tristeza y enojo, de impotencia por no ver su obra terminada y por tanto ingenio desperdiciado, yo ciertamente no tengo esos tinos, esa finura, esa delicadeza para el arte manual, porque una cosa es trabajar el oficio y otra cosa es tener arte, para eso hay que tener paciencia y mucha concentración, en cambio siempre termino lo que comienzo y esta condición me viene de mi madre de esa perseverancia, de esa resistencia genéticamente otorgada por sincretismos culturales a lo largo de generaciones...

  • yadira dijo:

    Ellos son Frank y Guillermo, torreros de la División Territorial ETECSA Cienfuegos. Hoy trabajan en operaciones asociadas a las redes externas de telecomunicaciones y sin dudas favorecen a mejorar la calidad en los servicios que se brindan a la población.
    Desde la altura, como en un hacer rutinario, entretejen sistemas y direccionan la Red y es desde esa propia altura que los acoge con celo, donde terminan siendo protagonistas de cientos de miradas.
    Los transeúntes hacen suyo el osado puesto de trabajo, opinan, debaten y hasta detienen la marcha para dedicar unos minutos a dar ideas o extrapolar sensaciones. Mientras, los dos jóvenes sureños, hacen suya la escena que han practicado una y otra vez desde la teoría.
    Quizás Frank y Guillermo no se han dado cuenta. Pero desde su intrépido quehacer, en un puesto de trabajo algo inusual, ellos también hacen Cuba.

  • Dorcas dijo:

    !El REY no ha muerto,esta vivo!
    Al principio de todas las cosas,cuando no estabas tú,cuando no estaba yo,ya vivía el REY en su palacio.Un REY lleno de amor ,misericordioso,paciente,piadoso que quería compartir sus bienes y riquezas con las multitudes y así se dio la tarea de comenzar a crear todo ser viviente incluyendo al hombre y de este a la mujer.Al ver su creación más perfecta les dió un lugar para que morasen en su reino,donde no les faltaba nada y podían estar cerca de él,también les dió instrucciones de como podían aprovechar todo lo que había en aquel lugar y solamente les prohibió descubrir su secreto sagrado.
    Después de disfrutar de tantos beneficios y vivir tan comodamente ,aquellas dos personas se dejaron llevar por el engaño desobedeciendo la voluntad del REY,cuando este supo se entristeció tanto su corazón que...

  • Regla dijo:

    Alquízar, una tarde de 1996. Alguien se acercó al director, lo que le susurró lo hizo concluir la reunión y lo seguimos a la portada de la empresa.
    El visitante descendió de su jeep, saludó y, contento, inició un intercambio con el director.
    Una anciana entró y pidió hablarle al visitante. Mientras le pedía justicia por la muerte accidental de su hijo, el rostro de él se transformó: un dolor solidario se reflejaba en su cara. La abrazó y suavemente la consoló, aunque le explicó que ya ese caso se había analizado y la sentencia se cumplió con el administrador del taller por ser el responsable del centro: "la entiendo, el dolor que Ud siente nada lo va a consolar, y no hubo elementos para enjuiciar a nadie en particular; pero si le va a servir de consuelo, volveremos a investigar". Pidió a uno de sus escoltas que anotara los datos y la miró con tristeza mientras ella se alejaba. En su rostro se seguía viendo el dolor, el que se siente cuando nuestra madre tiene una pena y no podemos aliviarla... Después, nuestro Comandante en Jefe regresó a su jeep y partió, dejándonos un nuevo testimonio de su grandeza...

  • Moi dijo:

    ! Qué bueno que existen estos concursos ¡

  • Claudia Ortega Valido dijo:

    Epitafio
    T. era un gran hombre. Solía decir que su padre le había enseñado todo lo que sabía. "No puede desagradarte algo que no hayas probado nunca" era su lema para la comida gourmet y para la vida. Lo enunciaba con un vino de arroz y puré de chícharos. Me lo encontré esta mañana sobre la mesa con un vaso de cloro y los pantalones bajados.

  • Alexander dijo:

    Como olvidar yo, aun siendo un niño visitara un cementerio el cual parecía algo tétrico para mí, pero como iba a imaginar que allí se encuentran muchas historias impresionantes de las cuales hacen duda de la realidad. La que más me conmovió fue la estatua de la milagrosa, su historia contada por muchos cubanos. Una mujer que su deseo mas grande era el de tener un hijo, lo cual no podía ser por que era incapaz de salir embarazada. Todas aquellas que quieren ser madres se acercan a ella, buscando quizás una bendición, una luz, una esperanza. Me contaron a mi que esa mujer incapaz de salir embarazada tuvo un hijo al cual ella amaría por toda la vida como el tesoro mas sagrado que existe, pero murió en el parto al igual que su bebe. Fueron enterrados juntos, la madre junto a su pequeño bebe recién nacido entre los pies de ella. Una triste tragedia, pero al pasar el tiempo y exhumar el cadáver se llevaron la sorpresa de que el bebe no estaba en los pies de la madre si no en sus brazos junto a su corazón, para tenerlo cerca de ella hasta el final de sus días. Así lo escuche y me dieron deseos de llorar tenia menos de 10 años, pero entendí como si fuera un adulto. El amor de una madre desafía todo, incluso la muerte.

  • Onelia Bárbara Herrera González dijo:

    Mis rutinas
    Me río sola cuando pienso en mis rutinas y en cómo las adoro, son mías y no sé si otros las tengan también, seguro algunas sí. Varias las hago casi inconscientemente. Todas me dan alegría de estar viva, dispuesta a enfrentar el día, las que significan complacer a mis seres queridos y amigos las tengo muy presentes todo el tiempo.
    El cafecito mañanero, el comentario de cómo dormimos, lo que vamos a hacer en el día y en qué podemos ayudarnos, escuchar Radio Reloj en el momento de la hora en punto y los comentarios de mayor interés para mí, mi programa favorito de la radio, todos esos momentos les echo de menos cuando no estoy en la casa por cualquier razón y son tesoros de mi vida.
    Otras son visitar todos los días a mis nietos, recibir sus besos, oír sus reclamos diciendo, abuela te quiero mucho, abrazarlos, esas me llenan de energías hasta llegar la noche volver a casa, ver el noticiero, mis series preferidas de Multivisión y dormir casi siempre un rato en mi sillón antes de ir a la cama.
    La más repetida en mis 67 años es agradecer que he vivido ese día y desear otro más con paz y salud y mucho amor para compartir y ayudar en lo que pueda a todos y volver a disfrutar mis rutinas al despertar y reír.

  • ARL dijo:

    Relato:
    Ayer fue de gris: enfermé del cólera, conocí al rojo y mordí a mi perro.
    Ayer pensé que moría; me caí de la cama.
    Hoy una brisa fresca despeinó mi mal.
    Y ayer se quedó allí sin mi; boquiabierto

  • Nestor dijo:

    La ESPERA

    Era una tarde fria de enero, la muchacha esperaba sentada sobre un pequeño muro al lado del camino, los minutos pasaban y el frio aumentada, vio a alguien quien a lo lejos se acercaba a ella, su corazon latio mas rapidamente, se decepciono´al ver que no era la persona que con tanto deseo esperaba. El recien llegado con porte de buena educacion despues del saludo le pregunto: Espera Usted a Jaime? Si respondio la muchacha. Pues no lo espere mas el envió esta nota, el partió bien temprano a cumplir su deber con la PATRIA.

  • Jacqueline Martínez dijo:

    Reconoces que llegaste a un límite imaginario, pero a la vez real, no lo ves y sin embargo lo sientes, una gran herida en tu corazón que te desangra, sin poder controlar la salida a borbotones de la savia de tu vida ¿Te cansaste? ¿No seguirás intentándolo? ¡No mientas! Siempre vuelves a caer, tus sentimientos son genuinos. Eres muy buena persona para abandonar esta batalla, pero al mismo tiempo no quieres seguir mendigando consideración y respeto, porque lo mereces. Te has gastado la vida en ello y al final, nos has logrado nada ¡Tú que diste tanto! Quizás no sepas que eres única y aunque estés muy dolida esto no puede impedirte continuar. Así que recoge los fragmentos del limpio cristal quebrado de tu alma y dile adiós a tu vieja vida, ésta, la nueva, sigue su curso, estés presente o no, quieras montarte en su tren o no. Ella nunca, óyelo bien, nunca, va a esperar por ti.

  • Mazarine dijo:

    "Me extraño..."
    Me extraño en tu cama, entre tus labios
    devorada, con el café de tus ojos
    despertándome los sentidos, mientras con
    tu mirada me penetrabas.
    Me extraño enredada entre tus piernas,
    sobre ti
    y a tus dedos que jugaban a recorrerme,
    provocándome y acallándome los gemidos,
    todo a la vez, como si
    el contraste entre tu deseo y mis sentimientos
    no fuese suficiente:
    Ying Yang.
    Me extraño en tu boca, culta y grosera,
    cuando sonreías,
    cuando relajado leías para mí
    y me hablabas de pasiones, de trabajo,
    de canciones, de viejos amores, y yo no podía
    ocultar la felicidad, a pesar de, otra vez,
    los contrastes.
    Me extraño en tu espalda,
    fuente de mis fantasías,
    desnuda o vestida,
    cargada de estrellas;
    y en esa barba, con atisbos de plata, que
    una vez me regalaste entre mi hombro y mi cuello,
    donde ya me sabías perdida antes de tocarme.
    Me extraño intentando descifrarte,
    porque jodidamente a veces, son más los daños que los años, lo que encanta.
    Me extraño en la perversión que se quedó en palabra, nunca hecho; en la miel, en el mar bravío, en el baño de un hotel.
    Me extraño en los buenos momentos que parimos juntos,
    será por mi predisposición genética al Alzheimer que hace que, de lo malo poco recuerde; cuando miro tus manos, me extraño contigo.
    Pero más me extraño sin ti, cuando no había nostalgia aunque tampoco suspiro, cuando no sabía de contrastes entre dos cariños, cuando cruzar puentes no era una empresa imposible, cuando nadie hablaba de "complacer", sino de explorar, de compartir momentos porque de eso se trata la vida.

    Me extraño antes de ti....

    Mazarine

  • Pavel Daniel Lopez Castillo dijo:

    El sueño
    Tuve un sueño y fue posible.
    Tuve un sueño y estuve ahi.
    Tuve un sueño y hoy lo sueño
    tuve un sueño y lo perdí.

  • Maño dijo:

    …al final de este viaje
    en la vida quedará
    nuestro rastro invitando a vivir
    por lo menos por eso es que estoy aquí…
    (“Al final de este viaje”, Silvio Rodríguez)

    FINITUD

    Llego a la puerta de su departamento y mas atormentada que de costumbre no encontraba la llave para abrir. Finalmente entro como siempre dejando el bolso sobre la mesa del living y las llaves del auto en el primer lugar que encontró, estaba agotada, sus ojos llorosos la hacían envejecer 10 años al menos. Fue al cuarto donde dormía su esposo y cerró la puerta para no molestarlo con los ruidos. Se baño con agua bien caliente que no calmaba sus escalofríos intermitentes, estaba débil, se habría pasado junto a su hermano mayor todo el día y parte de la madrugada sin comer, con el ajetreo de internar en algún hospital privado o público a su madre de 80 años con fuertes dolores en el bajo vientre.

    Los primeros análisis de los doctores habían concluido. Abrió la puerta del dormitorio y lentamente se introdujo bajo la frazada al lado de su marido. Este ultimo la sintió, ella temblaba y poco a poco se enrosco en sí misma, colocando sus rodillas a la altura del pecho, era un gesto involuntario grabado en el subconsciente, allí estaba, en silencio como alguna vez estuvo durante nueve meses en el vientre de su madre, era un regreso al origen en medio del final, él la abrazo y con su cuerpo copio la silueta de ella:

    - ¿Qué dijeron los médicos?, corto él ese silencio fetal.
    - Creo que este es el fin.

    Luego de haber dicho esto comenzó un llanto desconsolado, mordaz, antagónico a aquel que ella manifestó, en el día que su madre le diera la posibilidad de ver la luz de este Mundo.

  • Pedro Luheso dijo:

    Aquella tarde mi Hermano y yo nos disponíamos a tumbar aguacates, habíamos dejado para la ocasión la más cargada de todas las matas de la finca, debajo del árbol dispusimos unas mantas de sacos estiradas sobre el colchón de hojas para la fácil recolección, de pronto el cielo comenzó a oscurecerse, negros nubarrones, olor a humedad, tempestad al acecho y rachas de viento, las rachas de viento comenzaron a tumbar aguacates y vino el aguacero, nos refugiamos, cuando todo pasó recolectamos 628 aguacates con menos trabajo del que pensábamos, al día siguiente comenzó la venta, recolecté 3 391 cup (135.65 cuc), me compré un celular y les he podido contar esta historia.
    Nota: Mi hermano ya había cogido el dinero de la tumbada anterior.

  • mercyrh dijo:

    Me lo contó mi papá.
    En mi pueblito por los años treinta, recostados al mostrador de la bodega de Tillo, estaban dos pichones de esclavo y un isleño (mi abuelo).
    Entra Margarita la hija de Doña Merced, de unos siete años a comprar creo que café.
    __ ¡Niña Margot, Ud. no tiene “lo blume pusío”!!!!!!
    __No se dice “pusío”, si no “punío”, Taita.
    Mi abuelo: Ni “pusío” ni “punío”, se dice “puecto”.

  • Dispuesto dijo:

    Madre Rebelde.
    En mi juventud nunca pude imaginar, que mi familia me sorprendiera con historias no contadas ,como todo joven, nacido con la revolución ,pretendía conocer la participación familiar en el proceso revolucionario pues ello constituía un orgullo personal, escuchaba hablar de mi abuelo materno de su militancia en el partido comunista, de su enfrentamiento al abuso, de mis tíos paternos guías de la columna 17, mencionados por Raúl en el libro cuando se refería a los Hermanos González , pero de que mi madre con solo 16 años se integrara al ejército rebelde Eso si era una noticia. Lo conocí por una de mis tías, Ale como se le decía cariñosamente fue una mujer bonita rubia de ojos verdes, guapa. Se enrolo en el movimiento a través del tío y comenzó de forma activa a militar, hubo de cambiar varias veces de lugar de convivencia por seguridad, cuentan que una vez pidieron voluntarios para buscar la leche en casa de un campesino y los hombres no se decidían, pues por esos días el enemigo estaba tiroteando con su aviación de entonces. Y ella con un atrevimiento muy característico. Tomo la cantara y dirigiéndose a los presente exclamo, “aquí no hay hombres “, Y se fue a buscar la leche para el desayuno. Desde ese día cumplió la tarea hasta que la relevaron.

  • Dr. Eduardo Sagaro dijo:

    El detector de mentiras
    Estaba en un país lejano. Había sido reclutado hacia unos meses por la tenebrosa CIA de los Estados Unidos pero en realidad era un agente doble. Estaba advertido de lo que le iba a pasar una vez que lo reclutaran. Se había leído en el libro “Inside the Company” de Phillip Agee el capítulo en que este relata sus experiencias, de cómo era el ritual, como le ponían un esfigmómetro para controlarle la presión arterial y la frecuencia del pulso; le ponían unas bandas elásticas alrededor del tórax para registrarle la frecuencia respiratoria y al mismo tiempo un electrodo en las manos para medir la resistencia galvánica de la piel, en otras palabras el sudor frio. Sabía que este era el parámetro más sensible. Agee relataba lo impresionante de la prueba y que lo hacían bajo condiciones de máxima tensión, amenazándolo con cosas horribles si la prueba le daba positiva y no confesaba previamente que era agente de un servicio enemigo y que lo interrogaban con preguntas a las que solo podía responder si o no. Preguntas que alternaban, unas inocentes y otras comprometedoras para comparar en el registro sus parámetros fisiológicos. Sabía que era una prueba de stress que lo que perseguía era que él se quebrara y confesara. Esas eran sus perspectivas en aquel entonces. Había sido reclutado por el Jefe de la estación de la CIA en ese país. Este siempre andaba de traje, sin importarle el calor que hubiera y presumía de sus zapatos de $200 dólares, siempre lustrosos. Este lo transfirió al oficial que lo sustituyo en ese cargo. A diferencia de aquel este andaba en pitusa, todo desgreñado, con las uñas sucias y era el sumun de la prepotencia. Se hacía llamar Fred y estaba acompañado siempre por su mujer, que también era agente de la CIA. Él pensaba que Fred quería descubrirlo para echarle fango a su predecesor y ganarse el mérito del descubrimiento ante la Agencia. Era como si le hubieran cambiado el pitcher y le hubieran puesto otro que lanzaba rectas de más de 90 millas. Andaba en un campo minado. Había entrado en conflicto con Fred por la insistencia de su mujer para interrogarlo cosa a lo que él se negó. Le había dicho a Fred que no tenía confianza en ella y que solo aceptaba ser interrogado por el. A partir de ese momento las relaciones oficial-agente se tensaron. Iban de mal en peor. En la última entrevista Fred le dijo que dentro de un mes iba a venir desde Washington un técnico a hacerle una prueba. Que no se preocupara, que era un hecho rutinario. Sin embargo el sabia a lo que Fred se refería. Pensó que todavía tenía un mes para prepararse. Quedo con Fred en volverse a reunir la semana entrante en un parque obscuro, en una zona apartada de la ciudad a la 8 de la noche. Esa noche vio al Peugeot de Fred acercarse a toda velocidad manejado por la mujer de este. Cuando lo recogieron se puso una barba postiza, un abrigo azul y un sombrero para enmascararse. Fred le dijo que su mujer manejaba porque el antes de llegar a la casa de contacto quería hablar con él porque en la casa lo esperaba el técnico que le iba a poner la prueba que se había “adelantado”. Se dio cuenta de que ese era el día y que iba a pelear por su vida. Se dio cuenta de que sus manos eran un bloque de hielo y de que ese era el punto crítico de la prueba. Le quedaban alrededor de 10 minutos para llegar a la casa donde lo iban a interrogar. No le quedaba más remedio que serenarse en ese breve espacio. A su mente vino la imagen de Fidel diciendo “a ese cielo, esa bandera y esta tierra la defenderemos al precio que sea necesario”. Fidel desde lejos lo ayudo a serenarse pero ahora era preciso transformarse y sentirse como un agente CIA de verdad para salir victorioso de la prueba del Polígrafo, conocida como el detector de mentiras. Cuando llegó a la casa, cuidada por un perro, lo estaba esperando el “técnico”. Lo miro y le pareció un hibrido con el cuerpo de Stevenson y la cara de Pinochet. Lo invitaron a subir hasta el ático, donde tenían instalado el equipo. A medida que subía la escalera noto que sus manos otra vez eran un bloque de hielo, que tenía muy poco tiempo para tener control de sus reacciones y lo peor era que medida que subía las escaleras las manos estaban cada vez más frías. Lo tenían todo dispuesto, el polígrafo y todos sus aditamentos. Tenían una silla para el, donde lo amarrarían con todos los cables a la máquina infernal; la maquina a sus espaldas y detrás de la maquina el técnico al que él no podría ver. Pensó que lo podía estrangular sin tener ni chance a verlo. Lo instaron a que confesara si había trasladado información de la CIA a otro servicio. Que si lo había hecho que confesara, que entonces no le pasaría nada y se podría ir sin problemas. Le empezó a poner los cables y mientras tanto él pensaba que tenía que demorar el inicio de la prueba para controlar el stress que tenía, que si no lo hacia lo iban a descubrir. El problema era como hacerlo. Su mente estaba acelerada y al fin encontró la forma de cómo hacerlo! El técnico le había dicho que tenía que estuviese quieto en el transcurso de la prueba para que el polígrafo fuera fiel en su registro y cada pregunta él se movía para hacer eso imposible. El técnico se molestó, se paró y se puso al costado de él. Le pregunto que que le pasaba y el muy tranquilo le dijo “Soy médico. Vivo y trabajo con colegas míos: Me tienes puesto un esfigmomanómetro en el brazo por largo tiempo. Eso me puede provocar manchas hemorrágicas en el brazo que no tengo como justificar”. Ahora él era el que jugaba con el gringo, que puso una cara de sorpresa y de que no sabía qué hacer. Eso le dio confianza y le permitió ganar el tiempo que necesitaba pero el gringo se repuso de la sorpresa y le subió la pierna al pantalón y le dijo “ ahora nadie te lo vera!” Le quito el esfigmomanómetro del brazo y se lo puso en la pierna y comenzó de nuevo la prueba. Ya no se podía mover más pero ya él era otro. Era un combatiente con pleno dominio de el mismo. Ya la CIA no podría con él. Comenzó el interrogatorio. Le preguntaban si trabajaba solo para la CIA; si trabajaba para el servicio de su país, si lo hacía para el servicio del país donde estaban, si lo hacían para la OTAN, si era que la OTAN quería saber los intereses de la CIA en su país, etc., etc., etc. Le preguntaban cosas alrededor de sus primeros encuentros con oficiales CIA, si los había visto por iniciativa propia o del servicio de su país. Le preguntaban también cosas acerca de su familia Se dio cuenta de que tenía confundida a los mejores oficiales y analistas y especialistas de la CIA, que no sabían nada de el ni de su actividad. La prueba se prolongaba. Habían pasado horas y seguían en lo mismo. Para burlar al equipo usaba técnicas de biofeedback acelerándose el mismo su pulso y aumentandose sus cifras de tensión arterial para que los registros fisiológicos le dieran alterados con las preguntas inocentes y con las no inocentes. El gringo se molestó otra vez y lo agarro por la solapa de su camisa e intento zarandearlo. El se defendió como pudo. El gringo le dijo que la prueba le estaba dando mal que, lo iba a dejar solo para que recapacitase y confesara antes de que fuese demasiado tarde. Él se dio cuenta de que era una medida activa, de que lo que decía el gringo era mentira y espero pacientemente a que este regresara. De nuevo la misma historia. El interrogatorio fue suspendido 4 horas después de haber sido iniciado. El técnico le dijo que iban abajo a hablar con Fred acerca de los resultados de la prueba. Lo esperaban Fred y la insoportable de su mujer. Le dijeron que había pasado satisfactoriamente la prueba. Tenían preparado un buffet con caviar negro y whiskey escoses puro malteado. El se dio cuenta de miradas de asombro entre todos los oficiales CIA presentes Era una demostración de su confusión y frustración. Le pidieron que los excusara que no era nada personal, que era un problema profesional. El tenía un fuerte dolor de cabeza y después del brindis les pidió que lo llevaran a donde había dejado su carro. Pensó que no podía confiarse de ellos, que todavía podían tramar algo más y se dijo “tenso hasta el final”. Cuando se montó en su escarabajo VW lo llevo que chirriaban las gomas. Pero esa historia no había terminado La CIA no se había quedado satisfecha. Dos meses después en un país europeo, vísperas de su regreso a su país lo llevaron a las afueras de la ciudad donde estaba y en un escenario más complejo con un equipo más sofisticado y más agentes presentes lo sometieron por segunda vez al para ello infalible detector de mentiras. El se dijo “el que hace una canasta, hace 100” Ya era un agente experimentado y burlo por segunda vez al “todopoderoso” detector de mentiras. Aun le esperaban largos años en “las entrañas del monstruo” La lucha continuaba.

Se han publicado 1039 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también