Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

¡Participa! en el IV Concurso de Microrrelatos, convocan Ocean Sur, la AHS y Cubadebate (+ Video)

| 1039 |

Cubadebate, la casa editorial latinoamericana Ocean Sur y la Asociación Hermanos Saíz (AHS) convocan a la cuarta edición de nuestro Concurso de Microrrelatos, que desde 2017, dedicamos al advenimiento de la Feria Internacional del Libro en Cuba.

¡Participa! Demuestra en un relato corto tus capacidades como narrador. El ganador obtendrá una colección de novedades editoriales de Ocean Sur, presentes de la AHS y Cubadebate, así como la oportunidad de publicar su obra en este sitio web.

Si quieres ser el ganador, solo tienes que escribir un texto, que no exceda los mil (1 000) caracteres (sin espacios), que nos permita descubrir al escritor que eres. Inspírate y echa a volar tu imaginación, escribe un cuento, el inicio de una novela o testimonio…

Deja tu microtexto como un comentario en esta entrada. El plazo de admisión vence el domingo 16 de febrero, el día que concluye la XXIX Feria Internacional del Libro de La Habana.

Escogeremos tres premios. El jurado estará integrado por reconocidos escritores y periodistas cubanos seleccionados por la AHS. Los resultados se publicarán el 12 de abril, justo el día que concluye la Feria en Santiago de Cuba.

Nos comunicaremos con los ganadores a través del correo electrónico que escriban al enviar el comentario con su obra.

Ocean Sur, la AHS y Cubadebate quieren premiar a los amantes de las letras con este concurso dedicado a la microliteratura.

En video, convocatoria al IV Concurso de Microrrelatos

Se han publicado 1039 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • RACHO VICENT MONTO 97 dijo:

    Relato:
    TRADICIÓN Y CULTURA
    SE PREGUNTAN MUCHOS ¿QUÉ ES UN CUBANO? EN MI MODESTA RESPUESTA DIRÍA QUE UN CUBANO SON MUCHAS COSAS, ES EL CAFÉ FUERTE Y AMARGO EN LA MAÑANA, ES LA MEZCLA CULINARIA PERFECTA, ES EL ALARDE, EL SENTIMIENTO, LA HUMILDAD, LAS DISTINTAS RELIGIONES, ES LA INNOVACIÓN DEL DÍA A DÍA. UN CUBANO SON TANTAS COSAS QUE NO TENDRÍA DEFINICIÓN POR SU GRANDEZA, SI SE RESUMIERA UN CUBANO SERÍA "CUBA TRADICIÓN Y CULTURA".

  • Heriberto Feraudy Espino dijo:

    Créalo o no lo crea.

    El otro día una anciana me dijo: - “Yo le digo a usted que yo quiero a mi perro más que a mi propio hijo. ¿! Usted no me cree!? Pues mire, yo tengo a mi perro visco; cuando él se puso así, con los ojos jorobados, lo llevé al veterinario y el médico me preguntó si él había tenido algún susto, y entonces recordé que mi perrito se había puesto así el mismo día que mi hijo me maltrató.

  • Julio J. Cubría Peregrino dijo:

    EL TOCORORO

    La alteración no lo dejaba dormir. Sentía un peso muy grande sobre su conciencia. Destellos como rayos blancos, azules, rojos incidían constantemente en su mente. ¿Cómo explicar que si en las prácticas en el campo de tiro nunca acertaba en la diana, sin siquiera apuntar, había dado con su disparo en el pecho de aquella avecilla tan hermosa? Vio desplomarse desde lo más alto de aquella rama al tocororo destacándose en la caída sus colores tan semejantes a los de nuestra bandera. Le había quitado la vida, sin proponérselo, a uno de los símbolos más bellos de la Patria. Se levantó y con pasos vacilantes caminó hasta la cama donde se encontraba su hijo, lo miró y acarició con suma ternura, cerró sus ojos y comenzaron a brotar lágrimas.

    Julio Cubría Peregrino

  • Guillermo Echevarría Cabrera. dijo:

    TÍTULO: TIEMPOS DE CÓLERAS.
    ¡Era un alucinante escritor!. Meditaba para sus adentros (después dejaba el papel embarrado con sus tintas). Escribió con exactitud y entendibles letras: Son tiempos de cóleras, relojes detenidos y pájaros de acero vomitando misiles. Mares de lágrimas nos ahogan, hambres y manantiales de odios .Caballos púrpuras galopan bajo pólvoras, sangres y alboradas afligidas. Hombres con rostros celados, tras murallas de apetencias y sin aventurar corbatas “decretan”. Noticias quebradas, desmanes en ristre, vergeles desflorándose y cientos de necrópolis apostando a no más muertes. Los que armonía cortejan; con cantos enaltecen palomas, mientras millones de miradas se preguntan:¿Cuándo enderezaremos las jorobas de este mundo?. ¡Sabio párrafo del viejo escritor!

  • Jorge Abel Herrera Sarria dijo:

    Milagro :
    Hoy como un día otro cualquiera, aparecen gotas de luz sobre las hojas de los árboles, se levanta el cielo imponente, las nubes apresuradas corren de un lado hacia otro acompañadas del viento, El riachuelo las persigue en su reflejo, las aves cantan y danzan pero para los árboles del pueblo es un día especial porque disfrutan del despertar de su semilla

  • Miguel de la Torre dijo:

    Cuando llegamos a Vallegrande el Cristo de la ciudad nos esperaba con los brazos en alto,a su derecha a horcajadas sobre su Rocinante estaba El,nos saluda con su boina y al galope nos conduce hacia el Hospital Señor de Malta,sitio donde estuvo yacente señalando con la mirada el camino a seguir,se encontraba feliz por nuestra llegada,aun con nuestras batas blancas cubiertas por el polvo de los caminos,con su hablar pausado nos dio las ordenes,en un primer momento nos convertiriamos en constructores trayendo la juventud a este viejo hospital,y finalmente aliviariamos el dolor a estos humildes pobladores,la noticia de nuestro arribo llegaria a los lugares mas remotos de los Andes.
    Con su blanca sonrisa nos abraza a cada uno de nosotros;satisfecho de que el camino ha sido trazado.Hasta siempre Comandante.

  • Raulink dijo:

    En un pequeño jardín a las afueras de un pueblo vivía un hermoso bonsai de roble, que a pesar de su belleza y las atenciones que su dueño le brindaba , el soñaba con crecer y parecerse a sus hermanos que se encontraban del otro lado del camino. Cansado de solo soñar decidió irse y aprovechando una fuerte lluvia saltó y el agua lo arrastró hasta el otro lado. Los años pasaron y su tamaño era tan grande como su orgullo, hasta que llegó el momento que podía ver su antigua casa y a su cuidador que no era ya un niño, también había crecido fuerte como el. Un día se dio cuenta que desde el jardín lo miraba su amigo y movió sus ramas para saludarlo, cuando notó que venía hacia el pero en sus manos no traía una vasija con agua sino una gran sierra, volvió a mirar al jardín y se dio cuenta que su tamaño provocaba tanta sombra que todas las plantas estaban muriendo . Crecer es un derecho pero que esto no sea la causa del sufrimiento de otros.

  • Made dijo:

    Mis arañas
    Las arañas del comedor de mi casa son radioactivas. Ellas habitan en el micromundo de la lámpara porque saben que allí los insectos voladores seducidos por la luz caen atrapados en su hilado mortal. Pero es que mis arañas son muy laboriosas, y en solo una noche pueden hilvanar toda esa compleja tela. Y ahí fue cuando tuve yo, no sé bien si, un encontronazo con ellas o más bien una epifanía gracias a ellas.
    Durante mi tradicional limpieza de fin de año, quité toda la telaraña que había bajo la lámpara, pero al día siguiente, ¡estaba ahí de nuevo! Entonces recordé la película de Spiderman y cómo había obtenido su superpoder y me dije: ¡ñó, estas arañas son radioactivas!
    Sentí una mezcla de asombro con frustración y pensé: de nada sirvió que arruinara su tejido, no les importó empezar todo de nuevo.
    Sé que estas cavilaciones sobre las arañas son harto conocidas pero fue su ‘filosofía de vida’ la que me llevó a reflexionar.
    ¿Y qué tal si hacemos como mis arañas? ¿Qué tal si alguien o algo viene de repente como un tornado y de un plumazo destruye lo que con tanto esfuerzo hemos logrado, pero no nos dejamos amilanar, y comenzamos todo de nuevo?
    Este es un relato inspirado en hechos reales.

  • Corona dijo:

    No me importa que se trate de Relatos Cortos. Los que opinan aquí no son parte de Jurado.
    Muy lindo su relato Juan Carlos Subiaut !!!
    Ojalá todos los relatos ó micro- relatos, que sean enviados a CUBADEBATE, sean tan lindos como el que acaba de enviar usted.
    Felicidades !!

  • Hector L Barrios Gonzalez dijo:

    Práctica de tiro

    El teniente ordena fuego y los tres soldados disparan. Uno de ellos, Rodríguez, asegura que esta vez sí acertaron. El teniente lo duda, camina hasta el fondo del polígono. Frente a la pared salpicada de rojo se agacha, examina el rostro del cadáver y sonrie al comprobar que solo dos orificios lo atraviesan; un tercer proyectil desgarró la garganta. Total, murmura, nunca hablaste, y tacha en su bloc el número que identifica al muerto. De regreso al área de tiro Rodríguez le insiste, pregunta si, en efecto, dieron todos en el blanco. El teniente responde que no, que han vuelto a fallar, hay un tiro en la garganta. Rodríguez se molesta, culpa a sus camaradas. Al fin se calla y dice, voy por otra diana.

  • Lediher dijo:

    Viajaba con algunos semejantes en el estómago apretado de la ruta P-9. La oportunidad de escape llegó al ritmo de los datos móviles. Por minutos la enhorabuena teletransportación me empujó a un mundo diverso y raro, cargado de fotos, textos e imágenes -el tránsito entre videos resultaba muy caro-, y me marché cómodo con desconocidos que en ocasiones me acercaban algunas caras familiares, muchas dueñas de olvidos. Entonces me sacudo al compás de los frenos del transporte más tangible, levanto la mirada y me ataca la disyuntiva entre mi parada que llega, un viaje digital interrumpido-un relato inconcluso- y la mirada terrible de aquella bella muchacha que sonríe a medias...

    • Lediher dijo:

      Mi relato se titula “Inconcluso”

  • Luis Raúl Vázquez Muñoz dijo:

    Título: El viento entre las piedras
    Autor: Luis Raúl Vázquez Muñoz
    El sol acabó de salir detrás de los cerros e iluminó toda la pradera. Los soldados tenían la vista enrojecida. Ya no sabían si eran diez u once los días que llevaban combatiendo. Lo único que recordaban es que no dormían desde hacía mucho. Guillermo se arropó para ahuyentar el frío, y observó las ruinas de la iglesia. En su mente resonaron las explosiones de días atrás. La aviación cubano-angolana atacaba, y sus disparos y los de la UNITA tronaban por doquier.
    "Aquello traqueaba como la candela en un cañaveral, periodista", me dijo con los ojos muy abiertos en el comedor de su casa. Aquel día bombardeaban con un mortero portátil desde el patio de la iglesia. Los proyectiles lanzados desde allí tenían convertidos en un infierno a las posiciones de las FAR y las FAPLAS.
    Un MiG-21 había picado insistentemente sobre el lugar, pero sin resultados. Al final de un ataque, después de soltar todas sus bombas, se escuchó la voz del piloto por la radio del apuntador. "¡¿Dime?!", preguntó. "¡Sigue ahí!", le respondieron. Se escuchó un silencio, y luego una voz colérica: "¡Voy a cargar a Luena!".
    Pocos minutos después el caza volaba de nuevo sobre Cangamba. El apuntador pasó los datos de tiro y preguntó: "¿Todo claro? "Bárbaro", respondió el piloto. "Si no le doy ahora, me voy con el MiG-21 contra la iglesia". "¿Tú estas loco, coño? ¡No lo hagas!", gritaron por la radio.
    Una calle larga, bordeaba a ambos lados por inmensos eucaliptos, desembocaba en la misma puerta de la parroquia. El avión se desprendió del cielo, se viró de costado y pasó entre los árboles, casi a ras del suelo, y a la velocidad de un rayo, soltando toda su metralla contra la iglesia. Cuando ya trepaba en vertical, se oyó por la radio: "¡¿Dime?!" "¡Se jodió, cojones, se jodió!", vociferó el apuntador en medio de la gritería y los vivas de los cubanos y angolanos.
    Sin embargo, ahora todo estaba en silencio. Los escombros de la edificación ya no humeaban, y solo las hojas de los eucaliptos dejaban oír su voz al soplar la brisa. Alguien a un costado de Guillermo, dijo:
    — Esta calma es mala; después de este silencio, lo que nos debe venir pa'rriba es un mundo, un verdadero y jodido mundo.
    Los hombres apretaron los fusiles con un sobrecogimiento en el pecho. Se dieron cuenta, entonces, que esa sensación la tenían desde la noche anterior. A diferencia de las otras, los morteros de la UNITA se escuchaban apagados y distantes. Debía pasar un intervalo inmenso para que se oyera uno. Los que sentían que los ojos se les cerraban, los abrían sobresaltados por una sospecha agobiante y que se mantenía a esa hora de la mañana.
    "Nos van a joder", pensó Guillermo encorvado sobre su AK. "Esto es para acabar de jodernos." Un MiG pasó en dirección a los cerros. Desde abajo se le vio su panza metálica coloreada con franjas azules. Sobrevoló las montañas, dio dos o tres pases sobre sus faldas y volvió a remontar el cielo para caer de nuevo sobre el área.
    Un comunicador se acercó a su equipo. "Informa", le pidió al piloto. Guillermo pestañeó varias veces. "Informa", se oyó de nuevo. "Dime qué hay". La bocina dejó escuchar unos ruidos de frecuencia. "No hay nada", se escuchó por la radio. "¿Qué tú dices?" Los soldados se miraron unos a los otros. "Que no hay nada; que se fueron. En la zona no hay nadie. Se retiraron completo.". Guillermo observó los círculos que daba el avión. Bajó la vista y se fijó en la pradera de Cangamba, que se extendía ante él. No existía nada. Solo los muertos de la guerra y el viento que silbaba entre las piedras.

    • Agramontina dijo:

      Me gustó mucho la foma en que narra. Felicidades. Saludos y éxitos.

  • yayabero100porciento dijo:

    Mi héroe
    Desde pequeños todos soñamos con nuestro héroe, un personaje a veces inexistente que te visita cada noche y dibuja tus sueños; yo tuve la suerte de soñar con uno, pero esta persona era real, soñaba en las noches y compartía cada día con ese ser que idolatraba y era mi personaje favorito, no lleva capa ni espada, ni poseía poderes mágicos, pero él era mi héroe, hacia lo imposible por lograr mi felicidad y de todos los que le rodeaban; igual era de enérgico cuando se hacía algo incorrecto; a veces no entendíamos sus requerimientos, no imaginábamos de su enseñanza hasta después de crecer y saber que hoy somos personas de bien gracias a él. Muy temprano nos abandonó físicamente, me acompaño solo por 13 años de mi existencia; cuanta falto me ha hecho este ser, que aún me visita cada noche y buscó siempre su consejo ante cada problema y disfruto con él de mis logros, aun después de partir sigue siendo mi héroe, gracias papá.

  • Jorge Yanes dijo:

    Juegos Mortales

    Su respiración era tibia. Podía sentirlo.
    El olor repugnante de su piel vieja y acartonada me daba asco. Una mezcla de grasa de auto y cigarro. Cuando por primera vez sus sucios dedos acariciaron mi rostro, abrí los ojos, hasta entonces impedidos de mirar por el temor que calcinaban mis huesos. Y entonces sucedió lo peor: lo vi. Esa cara arrugada me hizo recordar una vieja película de terror, tan mal hecha que causaba risa. Aunque no así en mi caso.
    ¿Qué deseas? Le dije en un intento por contener mis
    nervios, más desbordados que nunca. Pero no respondió. Ese silencio cruel era lo que más me aterraba. Estaba allí, a escasos centímetros de mi piel, mirándome. En ese punto comencé a cuestionarme si había sido buena idea aceptarle el juego. Ese juego loco que sólo él dominaba. En el que me sometía. En el que me llevaba ventaja. Y en el que siempre ganaba.

    ¡Me gustas cuando pierdes! Refirió en una ocasión. Fue la primera vez que escuché su voz atormentada por las muertes del pasado. Esas que llevaba a cuesta, tras de sí, como una auténtica maldición de la que no podía liberarse. Tampoco lo deseaba. Loco, frustrado y amargamente venenoso. Así se describió. Y yo, que conocía de todos sus desquicies y delirios, estaba a su lado cumpliendo con una tonta petición. Un ridículo deseo: jugar es lo que quiero. Sus palabras sonaron desafiantes, tanto como escalar el monte Everest en una noche cualquiera sin guía ni aditamentos para el frío. Me atrapó. Sentí curiosidad por saber que tenía que ofrecerme. Y aquí estoy, a su merced, tan desprotegida como un bebé recién nacido.

    Me conocía. Al menos lo suficiente como para saber que aceptaría su pretensión. Adicta a los desafíos y las aventuras. Hija del mismísimo Dios del reto que nadie venera por temor a cortarse con espadas afiladas. Luchar o morir en el intento: era mi consigna. El cuarto era negro, sólo la tenue claridad que se colaba por las rendijas de la única ventana que existía permitían perfilar su rostro. Mitad luz, mitad oscuridad. En el centro estaba yo, gozando del privilegio de utilizar la única silla disponible. Pero todo tiene un precio. El mío: estar atada de manos y pies, justo como él quería. Era su fantasía favorita, aunque no sexual. Me imaginaba que las cosas serían de ese modo. Así había sido siempre, mucho antes de mi, y no permitiría que nadie viniese a cambiarle las reglas de lo que consideraba su ritual.
    El ritual de la muerte. Sentí escalofríos. Seguía parado delante de mi. Mugriento. Asqueroso. Y a pesar de todo, sonreía. Fue entonces cuando lo vi con algo en la mano que puso mi mente a especular de mil maneras distintas. Unas más angustiosas que otras, pero todas muy peligrosas.
    Cuando se me abalanzó supe entonces que serían mil maneras de morir.

  • Rafael Eulogio Carela Ramos dijo:

    Buen día, aquí les va mi propuesta

    ! DE PIE!
    Autor: Rafael ECarela Ramos

    !De pie! es un grito que detiene, penetra, rompe en pedazos el sueño; alerta la madrugada.
    El eco traspasa la puerta de entrada de la barraca y, rápido, corre por entre las hileras de hamacas; las rodea, se desliza por sobre las lonas y mosquiteros, busca el oído desprevenido de los hombres y por ahí entra, llegando hasta regiones tranquilas, oscuras; como un relánpago lo ilumina todo y hace que piernas y brazos se muevan un poco.
    El grito es eso, un relámpago breve, alucinante; una luz que unos ven y otros no. Y, juguetón, se va alejando por la puerta del fondo de la barraca, por las ventanas, por los hoyitos del techo de zinc, por donde entra la claridad opaca del cielo.
    Entonces, llega el alivio, y todo vuelve a quedarse tranquilo.Pero, luego, como cansado de andar por lugares tan solitarios, en medio de tanto silencio, el grito regresa, recorre el camino andado, llega al punto de partida, y súbitamente revive...
    ! De pie!. Vamos caballeros que ya son las cinco de la mañana. Algo allá adentro quiere resistirse;pero, no hay remedio, los sentidos, ya definitivamente alertados no pueden evadir el reto lanzado al dolor de los músculos, de brazos y piernas, a las ampollas de las manos. Los cuerpos se desperezan; los miembros entumecidos van dejando el calor de las colchas lentamente.
    Entonces, todo vuelve a ser como ayer, como mañana, para los hombres de la brigada de macheteros, porque !De pie! es un grito que rompe en pezados el sueño y enseña los secretos de la madrugada al machetero. .

  • Lediher dijo:

    “Inconcluso”

    Viajaba con algunos semejantes en el estómago apretado de la ruta P-9. La oportunidad de escape llegó al ritmo de los datos móviles. Por minutos la enhorabuena teletransportación me empujó a un mundo diverso y raro, cargado de fotos, textos e imágenes -el tránsito entre videos resultaba muy caro-, y me marché cómodo con desconocidos que en ocasiones me acercaban algunas caras familiares, muchas dueñas de olvidos. Entonces me sacudo al compás de los frenos del transporte más tangible, levanto la mirada y me atrapa la disyuntiva entre mi parada que llega, un viaje digital interrumpido-un relato inconcluso- y la mirada terrible de aquella bella muchacha que sonríe a medias...

  • Rafael Eulogio Carela Ramos dijo:

    Buenas tardes, aquí les va mi segunda propuesta
    BAUTISMO EN LA LIMPIA
    Autor: Rafael E.Carela Ramos

    Ninguno de los hombres de la brigada de macheteros creyó que ese día se podría trabajar. Ni Benito. ni Otto, ni Fulgencio , que traían encima el sudor de las lomas, de esos montes altos llenos de tanta hierba y tanto azadón.
    No lo creyeron cuando se levantaron y se encontraron con que nunca había sentido en la tierra oriental ese frío que les dio los buenos días. ni tampoco lo creyeron al comprobar que la resistencia de los cordones de las botas era mucha para sus dedos, engarrotados, duros, torpes, incapaces de sostener nada. Los hombres se miraron las manos, preocupados por el peso del azadón.
    No creyeron tampoco que esas cinturas, con el bautismo en la limpia de caña del día anterior, podrían volver a flexionarse de arriba-abajo, siguiendo el impulso de los brazos, sin que algo fallara.
    Y la certeza la tuvieron ya sobre la tierra sembrada de caña y la caña sembrada de hierba que tenían que limpiar ese día, porque era mucho el peso del azadón, la protesta de las manos, y el resto del cuerpo.
    Pero, después, ninguno podría explicárselo, con los primeros golpes del azadón, imprecisos y dolorosos contra la tierra enyerbada, agradecieron el calor que les iba entrando en el cuerpo, la docilidad de la cintura y la flexibilidad de las manos.
    Y, así, poco a poco, tuvieron la certeza de que ese día también limpiarían la caballería de caña, en esa tierra agromontina, De eso estaban seguros aunque, al recibir al saludo de la madrugada, ninguno dlo creyó.

  • VÁZQUEZ dijo:

    “BRUJITO”
    La Campaña de Alfabetización movilizó hacia todos los rincones del país a millares de jóvenes dispuestos a llevar la luz de la enseñanza a cada ciudadano que la necesitara -y que fueron muchos-, sobre todo en campos, bateyes y montañas, rezagos heredados de un pasado colonial de explotación.
    Una joven ama de casa estuvo dentro de los alfabetizadores, pero el cuidado de su pequeño hijo le imposibilitó realizar la labor fuera de su casa. Fue entonces que los coordinadores de su municipio les asignaron a 3 analfabetos que irían a su casa en los horarios acordados para, a través de la cartilla, enseñarles y alfabetizarlos hasta donde le fuese posible.
    Uno de ellos, conocido por “El Brujito”, que no reconocía hasta ese momento ni una letra ni un número, recibió de su maestra, con la mayor paciencia, día tras día, las explicaciones por el método de enseñanza. Pero al Brujito, lo que más le había interesado en su existencia eran las peleas de gallos y kíkeres; no era extraño verlo deambular por vallas, gallerías y patios de los galleros; conocía las razas, sabía tusarlos y prepararlos, ponerle espuelas y casi todo lo que requieren estas aves de pelea, además; él no tenía dinero para apostarle a un gallo, -algo que por aquella época no estaba prohibido-, pero siempre sus amigos galleros le regalaban unos pesos, sobre todo cuando ganaban; esos sí que los sabía contar, pero en cuanto a lectura y escritura no avanzaba casi nada.
    Transcurrían los meses de la Campaña de Alfabetización y un día llegaron dos inspectores a la casa en el horario de enseñanza, para comprobar el avance de sus tres alumnos:
    Después de la presentación y el saludo, uno de ellos saca un libro de zoología con láminas de animales y le muestra a “Brujito” la página donde aparece un erizo de mar con su puntiagudo y redondeado cuerpo. Como pie de foto la palabra erizo de mar y más abajo una explicación sobre las características del animalito.
    Le pregunta al “Brujito” señalando con su dedo, lo qué decía en el pie de foto. El brujito lo mira atentamente y dándole un tono de lectura dice lentamente:
    G U A N Á B A N A
    De más está decir que a 50 años de la exitosa campaña, todavía en este territorio se recuerda la humorística anécdota…pero, finalmente el “Brujito” aprendió muchas cosas que le han servido en su vida futura cuando ya hoy está llegando a los 60 y es un jubilado honrado, serio y decente, aunque todavía le apasionan los gallos finos.
    “BRUJITO”
    La Campaña de Alfabetización movilizó hacia todos los rincones del país a millares de jóvenes dispuestos a llevar la luz de la enseñanza a cada ciudadano que la necesitara -y que fueron muchos-, sobre todo en campos, bateyes y montañas, rezagos heredados de un pasado colonial de explotación.
    Una joven ama de casa estuvo dentro de los alfabetizadores, pero el cuidado de su pequeño hijo le imposibilitó realizar la labor fuera de su casa. Fue entonces que los coordinadores de su municipio les asignaron a 3 analfabetos que irían a su casa en los horarios acordados para, a través de la cartilla, enseñarles y alfabetizarlos hasta donde le fuese posible.
    Uno de ellos, conocido por “El Brujito”, que no reconocía hasta ese momento ni una letra ni un número, recibió de su maestra, con la mayor paciencia, día tras día, las explicaciones por el método de enseñanza. Pero al Brujito, lo que más le había interesado en su existencia eran las peleas de gallos y kíkeres; no era extraño verlo deambular por vallas, gallerías y patios de los galleros; conocía las razas, sabía tusarlos y prepararlos, ponerle espuelas y casi todo lo que requieren estas aves de pelea, además; él no tenía dinero para apostarle a un gallo, -algo que por aquella época no estaba prohibido-, pero siempre sus amigos galleros le regalaban unos pesos, sobre todo cuando ganaban; esos sí que los sabía contar, pero en cuanto a lectura y escritura no avanzaba casi nada.
    Transcurrían los meses de la Campaña de Alfabetización y un día llegaron dos inspectores a la casa en el horario de enseñanza, para comprobar el avance de sus tres alumnos:
    Después de la presentación y el saludo, uno de ellos saca un libro de zoología con láminas de animales y le muestra a “Brujito” la página donde aparece un erizo de mar con su puntiagudo y redondeado cuerpo. Como pie de foto la palabra erizo de mar y más abajo una explicación sobre las características del animalito.
    Le pregunta al “Brujito” señalando con su dedo, lo qué decía en el pie de foto. El brujito lo mira atentamente y dándole un tono de lectura dice lentamente:
    G U A N Á B A N A
    De más está decir que a 50 años de la exitosa campaña, todavía en este territorio se recuerda la humorística anécdota…pero, finalmente el “Brujito” aprendió muchas cosas que le han servido en su vida futura cuando ya hoy está llegando a los 60 y es un jubilado honrado, serio y decente, aunque todavía le apasionan los gallos finos.

  • VÁZQUEZ dijo:

    EL VIEJO PABLO

    Se cuenta que alrededor de los años 30, Pablo visita la tienda de Yull, interesado en comprarse su primer radio de baterías, que por esa época comenzaban a salir al mercado. El propietario de la tienda, amigo personal de Pablo, le muestra enseguida un hermoso radio RCA Víctor, que de inmediato es conectado, escuchándose las notas de una música conocida; pero cuando ya están a punto de cerrar la venta, el locutor de la estación anuncia los radios “Motorola”, como “los mejores del mercado”. Inmediatamente Pablo detiene la compra…:
    -¡Qué vaaá, amiguito!, ya no me quedo con ese radio...si él mismo está diciendo que hay otro mejor que este, avísame cuando lleguen…
    Sin embarco, poco tiempo después el comerciante le avisó y Pablo adquirió al fin el radio Motorola, motivado por escuchar las famosas aventuras de “Los Tres Villalobos” que se trasmitían a las 12 del mediodía, además de otros programas nocturnos como “Rafles”, “Chang Li Po” y “El Derecho de Nacer”; pero como no llevaba reloj al campo, a veces llegaba después de las 12 y se le pasaban las aventuras, lo que resolvió dándole a la esposa la siguiente orden:
    -¡Que nadie me encienda el radio hasta que yo no llegue, para que no se me pasen más los “Villalobos”...!.

  • Arlen del Corral Howland dijo:

    Lo más digno de nuestro país es su historia y nuestra revolución comenzó con Céspedes,Maceo,Marti; Continuo con Fidel y Raúl y ahora con Miguel Diaz-Canel somos continuidad y pensamos como País.
    Como dijo Maceo ..."Quien intenté apoderarse de Cuba solo recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre sino perese en la contienda" . y nuestro líder reafirmó este pensamiento cuando expresó..."Cuba es y será un eterno Baraguá.
    Nuestro pueblo continuará el curso de la Historia con principios y actitud digna como siempre lo ha caracterizado, el recrudecimiento del bloqueo genocida, ni ninguna otra medida contra nuestra revolución podrá jamás doblegarnos .
    Los Cubanos seguiremos el legado que nos dejó nuestro líder en el concepto de Revolución y seguiremos a nuestro actual presidente Miguel Diaz-Canel pensando como País porque todos somos Fidel Castro Ruz .

  • Vicente dijo:

    No sabía si ella, aún me quería, tenia que probar, que nada había cambiado. La espere toda la noche, cuando ya estaba bien avanzada la madrugada, me desperto con un tierno beso. Nunca me sentí tan feliz, aquél fue

  • Wilmer Ramírez Carmona dijo:

    Una historia de dos! Un dia de octubre, aguardaba el transporte hacia mi trabajo y entonces vi con dificultad, por el resplandor cegador, a quien sería la mujer de mi vida. Seguro pensarán que el amor a primera vista es solo en filmes o novelas, pero esta es mi historia. Comencé a detallar tanta hermosura como mis ojos pudieron lograr alcanzar, ella no demoró en darse por enterada. Durante el camino y a pesar de lo incómodo del viaje le pedí para ayudarla con su mochila. Ella había terminado la facultad y, aunque no lo crean, trabajábamos en el mismo policlínico, no la volví a ver en todo un mes hasta coincidir en la guardia, ella como estomatóloga y yo de médico y ahí surgió una bonita relación que hasta el dia de hoy podemos disfrutar. Pero como toda buena historia, no podía contarse sin su parte más triste, sucedió que no siempre las cosas van como uno quiere. Un dia me dice que tenía la posibilidad de estudiar fuera del pais, superarse haciendo una maestría que es lo que siempre quiso, la apoyé y esperé incondicionalmente. Viajó, y fue difícil estar lejos, nos separaba todo un continente. Después de un año logramos encontrarnos nuevamente dándole así continuidad a nuestra historia de amor.

  • Minia Chibás Tait dijo:

    Por dónde me quedé?

    Era nerviosa de veras, de tratamiento como se dice, bueno... una loca más bien, pero por respeto siempre se decía de ella que estaba enferma de los nervios.

    Vivía por los alrededores y cuando entraba en crisis, la dejaban encerrada hasta que alguien de la casa regresara. Pasaba tiempo sola, hablando sola, así que cuando alguien pasaba cerca de su ventana, aprovechaba para saludar y si le dabas tiempo te contaba todas sus desgracias.
    De niña siempre le tuve un poco de miedo, porque a veces se ponía violenta la doña.
    Aquel día conversábamos tranquilamente mi amigo y yo, caminábamos despacio recuerdo, una charla muy amena que se vio súbitamente interrumpida...

    - Oye niña , sabes si ya abrió la lechería? Hay yogur de sabor? - interrumpe ella bruscamente.

    Miro a mi amigo, ya había fruncido el ceño entre sorprendido y asustado ante la impetuosa voz. Yo que la conocía me detuve para responderle.
    - Buenos días
    - Serán muy buenos para ti - me replica con un tono grave en la voz.

    Alcé mis hombros y le respondí
    - Bueno no sé, es que no vengo de por allá, sabe...
    Esto lo dije dando un paso hacia atrás y mirándola a los ojos como esperando a que la tigresa saltara, pero recordé que no podía.

    Mi amigo me miraba como diciendo "Vámonos",pero no me quería ir y dejarla con la palabra en la boca, por educación y por miedo, porque cuando la cogía con un vecino, aquella fijación duraba años, y maldecía a toda una generación, hasta a las venideras...

    - Me han dejado encerrada y no puedo buscar el yogur de sabor? - se queja

    Yo siempre alimenté a mis hijos con yogur de sabor, sabes?, me ocupé de ellos, los crié como solo una madre hace, los bañaba, los paseaba, los cuidaba con mimo,con mimo!!!- enfatizó - y ahora ellos me trancan y guardan los cuchillos, he tenido que cortar el pan con la mano y no me gusta porque no queda parejo,
    y para untar queso he tenido que usar cuchara de sopa, en mi casa siempre se puso la mesa con mantel y cubiertos, un cubierto para cada cosa!!!, todo muy fino, como se debe.
    En mis tiempos,ésto no pasaba, trancar a una madre con llave, y dejarla sin cubiertos, porqué guardan los cuchillos? donde se ha visto?

    Ladeo la cabeza en señal de comprensión y le respondí - Tiene razón...pero bueno tenemos que seguir oyó, pase buen día.

    Y agregó
    - Buen día?, de nuevo la misma tontería? El tiempo está malo, y cuando el cielo se cierra, me cierro yo, me pongo mal por los truenos, me dan miedo.
    Yo quiero que me lleven a pasear, que me dejen la puerta abierta para conversar, que me den los cuchillos, son tan elegantes mis cuchillos, lucen tan lindos en la mesa!!!, tal vez piensan que no los sé usar o que son peligrosos, verdad?pero bueno...- preguntó pensativa

    Por dónde me quedé?

    Mi amigo que aunque quería irse, había estado muy atento le respondió aliviado,

    Por el yogur de sabor...

  • Raulink dijo:

    Anoche soñé que Augusto Monteroso era mejor escritor que yo. Pero llegó la mañana y desperté.

  • Julio Cristino González Vruz dijo:

    Al inicio de los tiempos, Dios expulsó a Adán y a Eva del Edén por comer la fruta prohibida. Ahora, en venganza, entre los hombres se gesta un complot que pretende expulsar a Maria por ser virgen y a José por ser honrado.

  • Julio Cristino González Cruz dijo:

    Al inicio de los tiempos, Dios expulsó a Adán y a Eva del Edén por comer la fruta prohibida. Ahora, en venganza, entre los hombres se gesta un complot que pretende expulsar del Paraíso a Maria por ser virgen y a José por ser honrado.

  • Jocelyne Cabañas González dijo:

    Ay, Míster James
    - Excuse me.
    - Sí.
    - ¿Usted es cubano?
    - Sí.
    - I´m James, nice to meet you.
    - Yo soy Juanito. Mucho gusto.
    - ¿Tú me poder decir qué ser bloqueo? It´s everywhere in Cuba.
    - Mira, el bloqueo… prohíbe a empresas americanas y de otros países comerciar con Cuba.
    - Oh, sí. Tú decir embargo.
    - No chico, no es lo mismo. El embargo es la forma legal de retener bienes para asegurar el cumplimiento de una obligación y el bloqueo es un acto de guerra. Por tanto, ¡es bloqueo!
    - Nosotros decir embargo.
    - Pues, no.
    - Cuál ser la diferencia? I don´t understand.
    - Sencillo. Imagínate un ring de boxeo.
    - Yes, boxing.
    - Dos boxeadores, ¿verdad?
    - Sí.
    - El de la esquina azul tiene guantes, botas, uniforme y protectores. Un entrenador bien pagado. Un gimnasio donde entrenar…o sea, todo para pelear.
    - Ok, yes.
    - Bueno, en la esquina roja hay un boxeador sin guantes, ni uniforme, ni ná, porque se los quitaron antes de entrar al cuadrilátero. Solo tiene talento y apoyo de su gente. Además, el árbitro que debe ser imparcial y velar por el cumplimiento de la ley, le amarra las manos. Y… ¡por si fuera poco, en la televisión no ponen ni la mitad!
    - But, that is unfair.
    - SinEmbargo, ¿captaste? ¿o te lo dijo el entrenador?

    • Nina.cu dijo:

      Muy original

  • Arelys Villar Perez dijo:

    Hola,supe de esta oportunidad y estaré encantada de participar.

  • Vicente dijo:

    Somos
    A veces pienso, que ya no me quiere. La estuve esperando, toda la noche. En la madrugada, me despertó con un beso. Cuanta felicidad si se que ella duerme a mi lado.

  • Gilda dijo:

    La incomparable meca del calor.
    Amanece y es increíble desde los primeros rayos del sol, el aroma que irradia esta ciudad, que respiramos con una pasión ardiente que misteriosamente nos envuelve. Santiago De Cuba, es incomparablemente la meca del calor y sus simientes en cualquier punto de su geografía irradian un frenético ardor que sofoca hasta en las noches; para nada es sol, es también sus entrañas, cuando uno cree que las ventiscas al ocultarse el sol nos aliviaran del perpetuo ardor del astro rey. Para nada me molesta y es que esta ciudad no puede vivir sin ello. Determina la manera de ser de sus gentes, sus doctrinas, su ego poseedor, sus contagiosos ritos, los bailes de cajón, las mescladas gamas del verbo cantado, sus risas, sus bondades de corazón abierto, la prisa del pasatiempo, el cantar de los pregones (no tan genuinos, pero continúan siendo pregones), sus relatos tan verdaderos y de aspavientos, las lágrimas que lloramos por los mártires, con sus sueños truncados en plena juventud, los refugios benignos de una taberna, sus comercios y ahora las carpas en bien social y muy sabiamente diseminadas por toda la urbe y todo lo que guardan sus lomas y el embrujo divino de una y otra vez volver a conocerla.
    Y aún en este dulce invierno que nos obligó a cubrirnos un día, continúa siendo Santiago de Cuba la incomparable meca del Calor.
    2 de febrero de 2020.

Se han publicado 1039 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también