Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Béisbol cubano: El ojo del tigre

| 477

El nacimiento de las Series Nacionales abrió el movimiento más amplio de captación y desarrollo de talentos en esta disciplina dentro de Cuba.

Tiempo atrás, un entrenador cubano, ante la pregunta de qué le faltaba a un otrora campeón mundial para recuperar sus grandes resultados fue sintético y aleccionador: “el ojo del tigre”. Por estos días, nada parece más cercano para analizar, interpretar y opinar sobre nuestro béisbol que volver a esa sentencia, pues la mirada del felino encierra experiencia anterior, cálculo preciso, fuerza, valentía, creatividad, deseos, ganas, inteligencia, ambición y respeto.

Un torrente de ideas, criterios y hasta soluciones desembocan en aguas turbulentas y pocas veces coincidentes cuando se trata del pasatiempo nacional. Sin embargo, propongo volver a las expectantes pupilas del animal de rayas y garras furiosas para, lejos de cualquier verdad absoluta, penetrar en el mundo de las bolas y los strikes con autocríticas, insatisfacciones y una profunda preocupación no solo por los fracasos internacionales de los últimos años, sino también por cuánto debemos y podemos hacer hacia dentro de nuestra “selva beisbolera”.

Experiencia anterior, un necesario primer paso

El nacimiento de las Series Nacionales abrió el movimiento más amplio de captación y desarrollo de talentos en esta disciplina dentro de Cuba, mucho mayor incluso que en las ligas profesionales existentes antes del Triunfo de la Revolución. Y eso es lo primero que debemos preservar, no por capricho del concepto de territorialidad, sino por el impacto sociocultural en todo el país.

Con nombres actuales: Pinar del Río, Industriales, Sancti Spíritus, Villa Clara, Ciego de Ávila, Las Tunas, Holguín, Granma y Santiago de Cuba, o distintos como Ganaderos (Camagüey), Henequeneros (Matanzas) o la antigua provincia La Habana (Artemisa y Mayabeque)— todas las provincias del país han disfrutado al menos una corona en los certámenes nacionales, con la excepción de Guantánamo, Isla de la Juventud y Cienfuegos.

La pasión por batazos y lanzamientos llevó a la creación de campeonatos provinciales de primera categoría, lides hexagonales y todo un sistema piramidal (infantil y juvenil) en crisis hoy por la pobre cantidad de juegos, suspensión o desaparición en muchas provincias. Recuperar ese eslabón es imprescindible en el ojo del tigre.

Es cierto que las Selectivas subieron luego la calidad en una época dorada, pero la vida impuso su final por la poca atención material y política que recibían los conjuntos de parte de los gobiernos provinciales y demás entidades, ya que un híbrido de tres o cuatro provincias caía en territorio de todos y de nadie. Y al menos en Cuba ese apoyo es consustancial al espectáculo, en tanto la identificación de muchos aficionados seguía privilegiando al conjunto de su tierra natal y no un conjunto mixto de nombres.

Devolverle a la Serie Nacional (marzo - agosto) un calendario lo más cercano a los 90 juegos con un play off final —estructura evaluada por casi todos los peloteros y entrenadores como la mejor en 59 ediciones—; y la creación de una Liga Cubana de Béisbol (noviembre -enero) con las seis primeras selecciones de la temporada nacional e incluyendo los lógicos refuerzos para disputar no más de 45 partidos, son también coincidencias, casi unánimes, entre todos los actores.

Omar Linares ganó cinco coronas de bateo en series nacionales y una en la selectiva de 1992. Foto: IBAF

Cálculo preciso: dinero, recursos y transparencia

A diferencia de otras ligas beisboleras en el mundo, el concepto empresarial no se ha entronizado en la nuestra, aunque valdría la pena evaluar la introducción de algunas variables como patrocinio de empresas a los conjuntos y el de unidades presupuestas con tratamiento especial para los estadios, en los cuales se pueden arrendar más espacios a los trabajadores por cuenta propia o cooperativas en función de mejorar la gastronomía y tener mayor variedad de ofertas.

Es urgente igualmente resolver el pago diferenciado a quienes jueguen en la Serie Nacional y logren después llegar a la Liga Cubana de Béisbol, algo que no sucede en la actualidad con las dos etapas de la campaña y desmotiva a más de un jugador, pues los inactivos tras la primera fase ganan igual a quienes siguen en el terreno en la segunda.

Asimismo, es inconcebible que un director de equipo gane mucho menos que los peloteros a quienes dirige; o que exista demora de varios meses para pagarle el salario a los jugadores y mucho más en el caso de los conjuntos ocupantes de los tres primeros lugares y los ganadores de premios individuales.

Tampoco costaría pensar en un pago adicional para quienes participen por su rendimiento en los Juegos de Estrellas y ganen las pruebas de habilidades, incentivos inexistentes hasta hoy, pero estimulantes en un contexto donde cada edición recibe cada vez menos interés por parte de los peloteros, cuando debería ser todo lo contrario, incluso contar en su palmarés a la hora del retiro.

Por otra parte, duele ver también, a partir de los líquidos diarios que les corresponde en los hoteles, como la mayoría de los involucrados en la Serie Nacional vende los refrescos en función de aumentar sus economía individual, lo cual no puede resolverse ya con llamadas éticas ni quitándoselos, porque sería botar el sofá por la ventana.

Cálculos agradecidos serían también transparentar el dinero invertido por la Federación Cubana de Béisbol (FCB) a partir de lo recibido por las contrataciones de nuestros peloteros en ligas foráneas. ¿Acaso no pudiera disponerse de un 30 % de esos ingresos (en divisas directamente y a partir de un escala aprobada) para repartir en la Liga Cubana de Béisbol, lo cual elevaría la motivación y hasta disminuiría seguramente las gestiones personales de muchos peloteros para jugar en Colombia, Nicaragua y otras naciones?

Fuerza para crecer, valentía para cambiar

No hay secreto alguno sobre tres aspectos claves y objetivos que torpedean el béisbol cubano desde hace más de una década y han provocado su debilitamiento actual: la imposibilidad de lograr un acuerdo con la Major League Baseball (MLB) —el concretado en diciembre del 2018 duró apenas cuatro meses—; el éxodo de peloteros hacia el circuito profesional norteño y caribeño; y una fuerza técnica disminuida por la emigración, desde la base hasta los equipos nacionales.

Sobre ese trío de obstáculos reales se trabaja, pero los resultados son lentos y se necesita mucha fuerza para crecer en medio de este panorama, así como una extraordinaria valentía para cambiar cosas y no perder ese imán de cultura y pueblo que solo el béisbol puede provocar en Cuba.

El acuerdo reciente con la Confederación Mundial de Béisbol- Sóftbol dará apertura a todos los mercados de Asia, Europa y América, excepto MLB; en tanto es previsible aventurar que cada vez serán más los retornos de quienes probaron suerte, con éxito o no, en ligas profesionales y pedirán jugar y hasta retirarse delante de su gente. Bárbaro Arruebarruena, Pavel Quesada, Leslie Anderson y Carlos Juan Viera, por solo citar algunos, son ejemplos que se deben incrementar por años.

Por supuesto, donde más se pudiera avanzar, con acciones concretas y prácticas, es en el trabajo con los entrenadores de base, municipio y provincia. ¿Por qué no se estimula con un porciento que puede llegar hasta el 30% de su salario —o hasta divisas— a ese entrenador del Consejo Voluntario Deportivo o Academia local por cada pelotero que busque en los lugares más intricados, enseñe y promueva a equipos nacionales en cualquiera de las categorías?

Esa es la fuerza vital para crecer y mantener la vitalidad de este deporte. El otro acto de valentía sería convocar, con un carácter proactivo por parte de la FCB, a todos los peloteros con contratos personales en ligas profesionales, en función de que puedan integrar no solo selecciones nacionales, sino que vuelvan a sus equipos provinciales si así lo desean, acatando la disciplina y el reglamento de nuestros clásicos.

Es totalmente falso que después de tener dinero en abundancia no quieren vestirse con nuestros trajes, deslizarse en terrenos nada modélicos o ganar medallas en Clásicos Mundiales, Premier o Juegos múltiples.

Los riesgos de la contratación no van por ahí, pues República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela y México, por poner cuatro ejemplos, cuentan con jugadores tan o más millonarios que nuestros Despaigne, Gracial y Moinelo, y dejan alma, corazón y vida con sus uniformes nacionales.

La moraleja entonces es que hay que aprender a dirigir ahora un equipo de jugadores profesionales con mucho dinero —algo que no hicieron nunca Jorge Fuentes, Pedro Chávez, Pineda, Higinio u otros—, con fatiga extrema en algunos momentos del año y con comportamientos adquiridos en ligas profesionales no vistos antes en nuestras Series Nacionales.

Y claro que le puede fallar la bomba a más de uno en momentos tensos, pero su calidad nadie puede desaprobarla y hay pruebas de eso con lideratos de jonrones, premios de jugador más valioso, entre otros lauros.

Creatividad permanente, deseos y ganas de la mano

Un concepto básico si queremos pensar el béisbol como país es desterrar de una vez y por todas que la única responsabilidad sobre los desastres de esta disciplina la tiene un hombre (Higinio Vélez, titular de la FCB), una Comisión Nacional o en el mejor de los casos, el INDER. No obstante, cambios en la presidencia de la FCB y en otros cargos deben sucederse ya por lógica renovación y gestiones no del todo efectivas a la luz pública.

El béisbol para dar un salto como el que esperamos debe lograr la alianza más grande y eterna de este país. Tiene que interesarle y aportar ideas el Ministerio de Cultura (para elevar el nivel artístico entre inning y ayudar al espectáculo), Transporte (para que los árbitros no se trasladen sin un vehículo permanente), Turismo (porque en sus hoteles siempre se puede mejorar más), Energía y Minas (para lograr encender las luces cuando lo permita la situación de combustible y la arcilla de los terrenos), Agricultura (mejorar el césped de los terrenos), Comercio Interior, Salud Pública, Industria Alimentaria, Relaciones Exteriores, Ciencia y Tecnología, Industria, Inversión Extranjera y así hasta llegar al último organismo o instancia. Solo así podremos ver algunos frutos a corto y mediano plazo.

La creatividad encuentra también su más alto reto en la motivación a los niños desde los 6-7 años en campos y ciudades (ahora que la tecnología quiere robarse la diversión sana y el ejercicio físico); en olvidar que el padre de mayor poder adquisitivo no tiene que ser el padre del gran pelotero, pues los talentos naturales existen y son mejores que los impuestos por el maldito dinero; en lograr más pelotas, bates, guantes y demás implementos desde la producción local que crece en el país y no siempre es divulgada ni se aprovecha como merece por trámites burocráticos.

Pero también hay que crear estímulos morales y nada mejor que acabar de darle vida al socorrido, necesario y reclamado Salón de la Fama del Béisbol Cubano, bombardeado sin sentido por las propias autoridades deportivas cuando estuvo a punto de echar a andar nuevamente en el 2018.

Hay que acabar con quienes siguen viviendo del béisbol y no para el béisbol, en todos los niveles. Son caras de las derrotas que no se ven, pero están y hacen tanto daño como los ponches que nos propinan y las derrotas que crecen en la arena internacional.

Es tiempo de deseos y ganas, que significan darles reconocimientos a hombres tan anónimos y sencillos como Nicolás, el Dios de todos los sueños infantiles de béisbol en el Pontón, del municipio Centro Habana; y a otros tan grandes e imprescindibles como el pinareño José Manuel Cortina, quizás el entrenador de pitcheo que más brazos ha hecho y salvado en la historia de nuestra pelota.

No olvido los deseos y ánimos de hablar más sobre nuestros árbitros, merecedores de una mejor remuneración a la hora de salir a impartir justicia, pues es casi ridículo lo que se le paga por las tensiones a que están expuestos. De paso, habrá que exigirles superaciones constantes, ubicaciones certeras para decidir jugadas y carácter más recio para hacer valer el orden sin necesidad de botar peloteros y mánagers ante la más mínima protesta.

Inteligencia y ambición: binomio ganador

La mirada del tigre cuenta con la inteligencia y la ambición como cartas de presentación inconfundibles. Sobre las dos líneas de un campo verde todo se define entre una correcta estrategia y ese poderoso bastión psicológico que hace entrar a cada pelotero en la caja de bateo pensando siempre en darle una conexión efectiva, inolvidable o definitoria al lanzador que tiene a 60 pies y seis pulgadas.

Los últimos triunfos medianamente importantes para nuestra selección nacional se remontan ya a los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 y la Serie del Caribe en San Juan, 2015, donde regresamos monarcas. Desde entonces, fracaso tras fracaso, presión y desespero, orfandad de podios cimeros y una profunda preocupación por la casi siempre anémica ofensiva han dejado ver fallas visibles y otras que solo a partir de tendencias modernas del béisbol pueden ser leídas o explicables.

Impaciencia en el home, poca producción de carreras, swing de fuerza en lugar de swing de contacto, mal corrido de las bases, falta de liderazgos ofensivos y en el staff de pitcheo, demasiado conservadurismo a la hora de dirigir, muchos cambios de mentores en poco tiempo y una generación que se ha envejecido sin la debida renovación de éxitos colman las causas de nuestros reveses, aunque no son las únicas.

Pero para corregir eso debemos comprar máquinas de bateo que no tenemos y en el mercado internacional pueden costar unos 11 mil dólares. Es imperioso un conocimiento mayor de la sabermetría desde la Serie Nacional, para aplicarla luego internacionalmente no como moda, sino de herramienta necesaria y vital para ganar partidos.

Finalmente, un director que no esté involucrado en la temporada regular y se haga cargo por un ciclo competitivo del equipo Cuba parece la fórmula ideal para ese cargo, mientras el mentor ganador en la Serie Nacional sería el encargado de conducir los destinos de sus muchachos en la Serie del Caribe.

Hoy la ciencia puede ganar un juego, darle la bienvenida a un campeonato y regalar muchos triunfos si se aplica con serenidad, sin maratones o por la fuerza. Estadísticas que antes nadie miraba pueden decidir turnos en una alineación, en la cual, por ejemplo, ya está demostrado que el mejor hombre no es el tercero, sino el segundo.

Entrenar jugando, en lugar de preparaciones largas marca el ritmo en el planeta béisbol y nosotros seguimos aferrados muchas veces a un pasado glorioso, pero sin vigencia para recuperar lo perdido.

Impulsar carreras, dar jonrones, mejorar el control, entrenar mucho la defensa de campo, saber realizar ajustes en cada turno al bate y hasta en cada lanzamiento persisten como espadas afiladas y garantía de triunfos.

La realidad es que todo eso y más lo hemos perdido en las selecciones nacionales, no lo aplicamos en la justa doméstica y menos en categorías juveniles. Y nuestros rivales crecen y ya no son solo Estados Unidos o Japón los verdugos más fuertes, se han sumado Canadá, Holanda, Puerto Rico, Venezuela y hasta Colombia.

El respeto por nuestros paradigmas, por Cuba

Desde el 25 de noviembre, toda Cuba tendrá la posibilidad de aportar más ideas para el renacer de nuestro béisbol. Con seguridad se escuchará hablar de terrenos exigiendo manos y voluntades para sus rescates, de una demanda insaciable de implementos (específicamente pelotas y guantes), y de estudios relacionados con el béisbol engavetados en las Facultades de Cultura Física.

Tampoco faltarán voces que se quejen sobre la poca fuerza técnica en poblados y municipios como si instrumentar cursos emergentes con peloteros retirados costara una barbaridad al sistema del Inder. Se comprobará también, por disgustos o maltratos, la lejanía o distanciamiento de no pocas glorias deportivas.

Y por supuesto varios abogados defenderán la asesoría foránea a nuestra pelota, cual invasión de amnesia total, pues Cuba es la de mayor número de entrenadores esparcidos por el mundo enseñando béisbol, y más recientemente hasta Béisbol Five.

Por desgracia, hoy el paradigma de llevar las cuatro letras en el pecho cede ante el efecto monetario en muchas familias y tener un hijo, hermano, primo o nieto bateando o lanzando se convierte, en muchos casos, en una apuesta presumible a salir del país hacia cualquier liga extranjera cuando ya tengas las herramientas aprendidas.

El compromiso con quien lo descubrió y su sociedad se diluye entre carencias reales y la famosa idea de querer probarse en el mejor béisbol del mundo, aunque ya sabemos que solo un 10 % de los peloteros cubanos que han decidido ese camino acaban jugando en la MLB. La mayoría termina en ligas de menores (AA y AAA), academias dominicanas y con un gorrión tremendo. Solo que de esto último apenas se habla.

El respeto a una potencia beisbolera en América y el mundo, con 25 coronas mundiales y tres olímpicas, pasará siempre por nuestro pasado glorioso y teorías futuristas acerca de cómo levantarnos de este pésimo momento, en el cual prevalece intacta, eso sí, la pasión más encendida por ver ganar a su equipo favorito, aunque parodiando a aquel entrenador, hoy nos sigue faltando en el béisbol cubano “el ojo del tigre”.

Cubadebate le invita a sumar sus opiniones a este gran debate, entre todos podemos aportar más ideas para el renacer de nuestro béisbol. 

Estados de opinión sobre el béisbol y la SNB presentados en la Asamblea Nacional

Fragmentos de los estados de opinión sobre el béisbol y la Serie Nacional presentados en la Comisión de Salud y Deportes de la Asamblea Nacional (2018)

Sobre la Serie Nacional

  • La Serie Nacional sigue siendo el principal espectáculo sociocultural y deportivo del país, a pesar de algunos problemas de calidad y de la baja asistencia a los estadios, comparados con etapas anteriores.
  • A pesar de que algunos han insistido en disminuir equipos, la mayoría de los peloteros, entrenadores y aficionados apoyan los 16 conjuntos, al menos en una primera fase, pues es la garantía de continuidad del trabajo, al tiempo que permite que cada provincia disfrute del principal pasatiempo nacional con una representación local, con total sentido de identidad.
  • La calidad de los terrenos no es igual en todo el país, lo que motiva en ocasiones errores, o que los peloteros no hagan determinadas jugadas por miedo a lesionarse.
  • Los esfuerzos para la iluminación en los estadios son notables, pero todavía hay algunos con grandes problemas que no permiten los juegos nocturnos, mucho más factibles para el público y que permitiría a los equipos poder entrenar en jornadas vespertinas para luego jugar en horario de noche.
  • El arbitraje mejora en comparación a las últimas temporadas, pero todavía se aprecian malas ubicaciones de los árbitros en las bases, lo cual se traduce en decisiones erradas. Asimismo, es demasiado amplia la zona de strike en comparación a lo que se ve internacionalmente y se sigue cantando más la horizontal que la vertical, lo que luego perjudica en las competencias internacionales.
  • No en todas los dogouts es posible contar con frutas para los equipos visitantes y home club, un alimento necesario para el pelotero que juega como promedio más de tres horas, la mayoría de las veces al sol intenso.
  • Es positiva la incorporación de figuras emblemáticas y populares a la dirección de los conjuntos, aunque sigue siendo una preocupación que no haya una escuela para formar mánagers o directores, pues no siempre ser buen pelotero es sinónimo de ser buen director.
  • Los promedios de bateo (individual y colectivo) son demasiado altos en comparación a lo que sucede en la media de los torneos internacionales, y a nuestra propia historia, lo que podría ser debido a un pitcheo muy débil en la mayoría de los equipos.
  • El pitcheo tiene entre sus males mayores el descontrol (demasiados boletos), a lo que se suma un pobre pensamiento técnico-táctico de los lanzadores, pocos lanzan por encima de las 90 millas y un solo poseer un staff de abridores con calidad que no sobrepasan de tres por cada conjunto. El espectáculo es uno mientras está el abridor y es otro cuando entran los relevistas, los que a veces desfilan de forma interminable.
  • La defensa ha mejorado, pero a las malas condiciones de los terrenos se suma que es lo que menos tiempo se dedica en las prácticas de cada conjunto, lo que repercute a la larga en la calidad del espectáculo.
  • Los índices de robos de base han disminuido notablemente año tras año, con raras excepciones; en tanto aumentan los toques de bola, contrario a lo que sucede en otras ligas del mundo y en la estrategia moderna del béisbol.

Sobre el sistema de béisbol en todo el país

  • Algunos consideran que hay carencias técnicas y tácticas, y desconocimiento de elementales fundamentos del juego de béisbol en los muchachos que llegan a las categorías juveniles, incluso entre quienes están hoy en la Serie Nacional. Por ejemplo, no saben adónde tirar en caso de un batazo a los jardines, no dominan las conexiones por detrás del corredor, no saben anticiparse a un batazo o jugada del contrario, entre otras.
  • Muchos consideran que es imprescindible elevar la preparación científica de entrenadores, desde la base hasta la Serie Nacional, no sólo con nuestros mejores profesores internos, sino también con cursos y postgrados con invitados extranjeros a partir de las tendencias internacionales.
  • Algunos proponen rescatar áreas emblemáticas en cada provincia, donde se organicen copas, certámenes locales, de 15 a 20 juegos, que permitan mantener a los futuros peloteros jugando una importante parte del año. Eso se hizo en un momento, pero hoy es casi nulo.
  • Es positiva la celebración de los campeonatos de béisbol sub 23, aunque se puede perfeccionar el sistema de competencia, pues se hace por grupos hoy, en función de que los jugadores al terminar tengan más partidos celebrados. La calidad y el horario todavía no son los óptimos, pero es imprescindible mantenerlos y ponerle más ciencia, y en la medida de las posibilidades más recursos, como escalón imprescindible para la Serie Nacional.
  • Existe el comentario de que el éxodo de peloteros ha comenzado a crecer en edades tempranas, es decir, se van los prospectos que luego afecta el ciclo de la Serie Nacional.
  • Valorar experiencia de algunos territorios que deben ser generalizadas, como la escuela de pitcheo de Camagüey.

Del espectáculo en general

  • No todos los territorios ven a los Estadios como el lugar que necesita prioridad en cuanto a la gastronomía y los mantenimientos constructivos puntuales para cada Serie antes que comience.
  • La transmisión televisiva no siempre coincide con la mejor subserie de la semana, a veces por el tema de transportación y disponibilidad de remotos, pero otras por falta de coordinación ICRT-Federación Cubana de Béisbol.
  • Sigue siendo escasa y a veces nula todo lo concerniente a la divulgación de las hazañas de los peloteros y la comercialización de souvenir, camisetas, gorras, pelotas, postales, fotos, afiches, entre otras cosas, como parte del espectáculo, lo cual afianzaría los vínculos entre protagonistas y aficionados.
  • Las conferencias de prensa en los play off han mejorado, pero todavía hay resistencia de mentores para asistir, lo cual debe estar reglamentado, gane o pierda, tal y como es la práctica internacional y desea nuestro pueblo.

Sobre los resultados internacionales

  • Algunos creen que ya Cuba no ganará más ningún torneo internacional si no se convocan a los peloteros cubanos de otras Ligas que no residen en Cuba, pero que tampoco han sido desertores.
  • La confección de los equipos Cuba con los mejores jugadores, incluso los contratados por nuestra Federación en otros países, no es directamente proporcional a los resultados, pues hay menos producción de carreras en los torneos y tenemos un pitcheo inferior a la media de los torneos.
  • Otros creen que la dirección de los conjuntos han cometido errores tácticos en la toma de decisiones, algunos de los cuales han costado victorias, aunque se sabe que hay más variables que inciden, pero estas son las más ilustrativas.
  • Se reconoce que enfrentamos ya a jugadores profesionales en casi todos los eventos, pero la calidad histórica de los peloteros cubanos que integraron esas selecciones, la inteligencia de nuestros entrenadores y la tradición beisbolera nuestra, son la base que siempre hemos contado para levantar títulos y coronas, a pesar de todas las dificultades.

Se han publicado 477 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Calejo dijo:

    Empiencen por buscarle otro trabajo a Rodolfo Garcia y a Evian Guerra, no les cae sueño cuando ellos narran?...a mi me funden ademas Rodolfo Garcia , como ya lo habia dicho todo, no tiene mas nada que decir, que hace ahi entonces?
    mandenlo pa de la gran escena, ya esta ahi tienen una buena reubicacion... El siempre dice..
    : ya lo habiamos dicho o ya se lo deciamos¨,, entonces el respeto por el beisbol tambien empieza por la Television, diganme a que muchacho de este pais , le llama la atencion un partido de beisbol por television, donde locutores mal preparados, ignorantes, no estudian nada de historia y si lo hacen es vagamente,, los mismos disfuminados tiros de camara, que no mueven las camaras de donde estan, hace mas de medio siglo, ni para hacer una ponencia en el forum de ciencia y tecnica, los estadios sombrios en la señal de telerebelde, en el HD mejora pero, en fin ningun muchacho ni por asomo le entra el bichito del beisbol, si por la television fuera y si ellos que aun muchas veces, ni se pueden llevar al estadio, al menos no le llama la atencion el pesimo espectaculo sonoro y auditivo de la tv,,,jamas se les ocurrira ni asomarse a intentar jugar al beisbol
    Otros tiempos ..pasado aclaro, un Eddy Martin te llenaba el entre inning con las mas fanaticas historias, bobby salamanca, ni hablar, la pasion, la emocion que le imprimieron a este deporte, en el pasado es dificil de superar, pero no imposible de igualar, llamese al tan criticado Reinier,, para mi es el unico valido, el unico que le pone alma, historia y corazon , los demas estan tristes pensativos cabisbajos y meditabundamente perdidos en la narracion....a cualquiera se formaba una bonca en casa entre novela y pelota, hoy ....yo prefiero ver novela y en el 90 % de los hogares cubanos, ni se discute, el televisor es todo de ellas cuando empieza , LA DESPASION...
    Solo digo Comparese, con el recien culminado premier 12,, donde el espectaculo sonoro del estadio estaba a full y el visual.......HD HD...un saludo

  • kiki dijo:

    Actualmnte la serie nacional 59 que se juega tiene caraceristicas subjetivas que entorpecen el buen desmpeño de la serie.Es preocupante a nivel nacional el poco abordaje noticioso de los eqipos que encabezan la tabal de posiciones,lo cual desalienta tanto al deporte colectivo como al público sobre el dempeño de los equipos,como se han desempeñado en la preparación los objetivos de cada equipo,como esta el temna de la logistica y la atención por parte de los gobiernos provinciales y el PCC en la atención de los mismos.Predomina la atención en los equipos de la capital que aunque esten lejos en la tabla de posiciones siempre se mediatizan sus acciones a diferencia de los que se han esfozado más en lograr la estabilidad y la calidad de los juegos de la serie.es un llamado de atención a los que tengan que ver directamente con este tema,periodismo,televisión,redes sociales etc.Se debe plantear por los directores de equipos y hasta de las direcciones de gobierno de las provincias que los medios enaltezcan los meritos de sus equipos territorales,com un gesto mas de apoyo el deporte nacional.

  • Fjglez dijo:

    José Brian con k Pistola si no hay ni para el juego k transmite la tv

  • Ramón dijo:

    Para que exista calidad en nuestra serie nacional se debe tener 6 equipos arriba y 6 en una segunda división el peloteros que este mal baja y el que este bien en la segunda división sube

  • Calle 12 dijo:

    Joel, magnífico tu artículo, objetivo, de lo mejor que hemos leído poniendo aparte todo el apasionamiento que nos ciega cuando queremos encontrar soluciones a tanto desastre y a tanta pena que venimos sufriendo por años y no se avizora hasta cuándo. Solo agregar y tú lo sabes y muchos más también que el beisbol es un espectáculo, un show al que, por la masividad de los aficionados que concurren a los estadios a apoyar al equipo de su preferencia, llamamos en nuestro país: pasatiempo nacional.
    Pienso en consecuencia que a la par de la actualización que requiere nuestro beisbol en métodos e incentivos como vía inobjetable que conduzca a directivos, técnicos, jugadores y árbitros al nivel que exige la confrontación con equipos del área y de otros países, hay que lograr que los juegos al menos los correspondientes a la SN y así también los de más alto nivel que puedan tener lugar en nuestro país sean todo un espectáculo para el público asistente y sea lo que la televisión transmita hacia los hogares cubanos y otras latitudes. Espectáculo que vemos en mayor o menor escala en cada partido de las diferentes ligas extranjeras, ni qué decir de la MLB, a donde van los amantes del beisbol y otros no tan fanáticos, solamente por pura diversión.
    Para ello los estadios donde se disputan los juegos de nuestra SN deben tener las mejores condiciones técnicas (en la propia instalación, el terreno, el alumbrado, pizarras informativas, el audio y de confort en las secciones de gradas y palcos para los aficionados que pasarán unas tres horas sentados), así como una oferta gastronómica en instalaciones internas y externas de estadio y móvil en las gradas y palcos, que no tenga nada que envidiar a la red comercial con la finalidad de apoyar el arribo de una mayor cantidad de público al espectáculo.
    Lo anterior, por supuesto, no podrá lograrse solamente ni con el presupuesto, ni las buenas intenciones del INDER, ni del gobierno provincial o municipal donde esté enclavado el estadio. Los recursos de uno y otros nunca han sido suficientes para mantener un estadio en óptimas condiciones, menos para tales empeños.
    En fin, que además del apoyo gubernamental mencionado algo hay que hacer para que los estadios muestren su mejor semblante y puedan brindar el espectáculo que todos deseamos sea el beisbol. Ahora la Federación Cubana de Beisbol (FCB) empieza a disponer recursos provenientes de los contratos de jugadores en ligas foráneas y muy bien algo de ellos pudiera dedicarse a apoyar el funcionamiento de los estadios.
    Por otra parte mencionas el patrocinio de empresas. Sin embargo, el objetivo de las empresas es lograr un beneficio mediante su actividad productiva o de servicios. Por tanto deben sentirse incentivadas, interesadas en el patrocinio y en el caso de los estadios en la publicidad estaría la respuesta pues los estadios nuestros disponen en su estructura de condiciones idóneas, que hoy se desaprovechan, para mostrar el mensaje publicitario mediante vallas expositoras y otros medios audiovisuales, lo que le daría mayor vida y belleza al recinto, tal como observamos en estadios de otros países.
    El cobro de dichos mensajes publicitarios de marcas, productos o servicios formaría parte del autofinaciamiento de los estadios que incluiría además el cobro de los espacios y facilidades arrendadas a cuentapropistas y cooperativas que allí se desempeñen. Es una propuesta, pudieran ser muchas otras...

  • RM dijo:

    No se hagan los que no saben las razones de porque el beisbol esta mal,solo hay una sola razon por la cual es beisbol en Cuba esta tan mal y es que nuestros mejores peloteros han abandonado el pais.Ni hagan mas estructuras ni planes que lo principal es eso.

  • Marvin dijo:

    CONT.
    11 - acondicionar espacios bien diseñados con el concurso d TCP, para crear locales gastronómicos y licitar servicios x concurso tanto la gastronomía estatal socialista como la del sector privado incluyendo servicio dentro de las gradas .
    12 - las ventas d las entradas tienen que dejar d ser simbólicas xq eso no es serio . La gradas d sol 5 pesos MN, las gradas altas techada 10 pesos MN, las gradas bajas 15 MN , palcos lejanos 20 pesos MN y los palcos cercas 25 pesos MN. Seguirá siendo asequible para la población y se recaudará miles d pesos MN x juegos . Permitir con organismo encargado temas económicos en el país , que un % determinado d la recaudación diaria se quede en los estadios para uso d contratación d limpieza y reparación y mantenimiento d fuerzas d trabajo .
    13 - los árbitros tienen que tener su autonomía y logística propia para su actividad totalmente independiente d los equipos involucrados .
    14 - permitir que las provincias sin alterar la base d los colores d sus uniformes tradicionales , propongan diseños d sus preferencias y romper la monotonía lineal d todos los uniformes.
    15 - que las emisoras radiales d cada provincia puedan viajar y trasmitir a sus equipos como se hacía antes . Precisamente con parte d ese % d recaudacion que generan los juegos en los estadios se pueden sufragar los gastos d movilidad, alimentación y alojamiento d los comentaristas provinciales. ( es insoportable escuchar x obligación, otra emisora terrorista trasmitiendo el juego ).
    Y más y más y más.

  • Maury dijo:

    Excelente artículo, todas sus propuestas son exelentes, ojalá y no caigan en saco roto y la FCB algún dia tiene que comprender que Higinio Velez y su camarilla TIENEN QUE DESAPARECER de esa entidad si fuera una empresa de seguro hace más de 10 añoos que ya hubiesen salido y por la parte de atras, toda la culpa no es de ellos pero si la mayor parte porque no han sabido, con los recursos que tienen, hacer más, no han buscado alternativas y solo ponen trabas y trabas, además, cuando se ha visto que en una serie de beísbol, como ha ocurrido en está, haya que dictar tantas circulares y aclaraciones a la prensa cuando sucede cualquier dificultad, es que acaso no hay una planificación y un consenso inicial donde se plasme en una estrategia cualquier problema que surja y cual será su solución, a mi me parece que en la mencionada FCB, MÁS DE UNO DEJA LAS COSAS A LA BUENA DE DIOS, como de cia mi abuelita o VA A COMERSE LA MERIENDA. AL TRABAJO.

  • Manuel dijo:

    Matematicas puras: Remuneración monetaria = gran espectaculo= Calidad de peloteros = mejor liga = venta de souvenirs a nivel nacional e internacional = amor a la patria = victorias en planos internacionales = exportacion de talentos a otras ligas = ganancias para el beisbol cubano = mejores estadios = mejor vestimenta = alias patrocinadores internacionales y nacionales = al hran sueño cumplido.
    PD: incluyo como opinion invitar a equipos extranjeros a participar de nuestra serie. Para ganar en calidad se necesita invertir. Es mi humilde opinion.

  • JOSE CARLOS GARCIA JACOMINO dijo:

    QUE PUEDES DECIR DE UN BEISBOL NACIONAL DONDE SOMOS UN PAIS QUE NO PUEDE VER LO QUE HIZO YULIESKI GOURRIEL EN LA SERIE MUNDIAL ...NO TE LO CREEN EN NINGUN LADO.Y NO SIMPATIZO CON EL,PERO ES CUBANO Y RINDE.ES COMO SI LOS ARGENTINOS NO PUDIERAN VER A MESSI NI LOS PORTUGUESES A CRISTIANO O LOS VENEZOLANOS A ALTUVE.CUENTAME...QUE CHAMA SE VA A GUIAR POR QUIEN PARA QUE LE GUSTE EL BESBOL.

  • Emeregildo dijo:

    Concuerdo con su articulo al 100 por ciento,no nos deja nada que pedir,es un resumen muy completo de las quejas de cada cubano y esa mezcla de amor y odio por nuestro deporte nacional.Pienso que debe ser visto por todo el que esta involucrado en el beisbol en cuba y ser tomado como una referencia,nunca había visto un articulo tan sincero y que vaya a la raiz de los problemas que todos sabemos.Ahora queda el paso mas dificil,aplicar todo lo aqui expuesto,confío en que pueda hacerse.FELICITACIONES!!!

  • el-observador dijo:

    Perdimos una buena chance de clasificar a los JJOO. Ojala clasifiquemos en la última chance pero para eso hay que ser al menos terceros en Arizona. De fallar no hay que rendirse, sino prepararse para los próximos Series Caribe, Centroamericanos, Panamericanos, Hay que crear el Equipo Nacional de Cuba. Eso implica un salario para los que esten ahi e implica un compromiso superior tambien y mas que todo un honor deportivo y cualquiera no se puede estar cambiando al director del equipo nacional ni a su equipo de direccion por cualquiera que se destaque o por un juego que se pierda. La serie debe tener su Etapa Elite Ya no esperar Mas sino como mismo quitaron los siete Juegos cosa mala para esta serie y para el beisbol hacer los cambios que hay que hacer con relativa rapidez y crear la Etapa Elite con franquicias para poder estar al nivel de otras naciones o al menos tener posibilidades de enfrentarnos con ellas. Hay que empezar por el ABC de nuevo ya no ganamos ni en Centroamericanos, volvamos a pensar en esos objetivos Ganar en Panamericanos y No dejar de Pensar el los Clasicos y en los Premier 12 y en las categorias inferiores. Incluso si clasificamos a los JJOO hay que hacer eso transformar el beisbol y que se actualice al nivel de los tiempos actuales como lo estan haciendo otros deportes y ya se visualizan los resultados y quenque no somos campeones se ven buenas actuaciones de nuestros deportistas

  • Ernesto dijo:

    No soy un fanatico de la pelota pero cubano al fin la he jugado y veo muchos problemas que intentare enumerar, puedo estar equivoacod pero es lo que veo.

    1-Ausencia o debilidad de creacion de equipos desde la base, infantiles, juveniles , en cada municipio, para poder ir captando lo mejor d elo mejor e ir entrenando a estas personas, como mismo se hacia antes y se hace en todo el mundo, quien ve television puede verlo en cualquier pelicula deportiva, no es nuestro caso, pero en ellas quien es bueno, hasta becas universitarias tienen, en nuestro caso seria la promocion a mejores categorias o al equipo Cuba en un futuro.

    2- Mala direccion en los equipos, a veces parece que los directores estan aprendiendo ahora a jugar pelota, mucho paternalismo, confian mucho en un pitcher aunque este dando bases por bolas, no mandan a nadie a robar, jugadores lentos al correr con respecto a otros equipos foraneos que tienen hasta jugadores mas gordos.

    3-Mala decision de la direccion al conformar los miembros de un equipo que nos representara internacionalmente e inclusive luego de elegidos si el 4to bate no le da ni a una calabaza sigue siendo el cuarto bate por poner un ejemplo, no se mueve la estructura.

    4-Rigidez o dogmatismo en el equipo, no nos adaptamos al cambio, si algo noe sta resultando en los juegos hay que cambiar las estrategias estudiando a los contrarios y aprendiendo de las experiencias pasadas.

    5- Mas fogueo internacional, pero como equipo, como personas aisladas ha demostrado que no es rentable, en cada juego internacional nuestros jugarores que estan contratados en el extranjero nunca han demostrado que rinden frutos en nuestro equipo, posiblemente sea hasta losq ue mas mal han trabajado.

    6- Antes tantos problemas que estamos arrastrando tal vez se requiera un analisis d ela comision nacional para quitar ideas paternalistas o que alguien se "case" con algun pelotero especial, el que este en el equipo Cuba debe ganarselo, no ir solo por su nombre, por tanto es hora de que si alguien piensas asi sea renovado e inyectar nuevas estrategias y mentalidades en la direccion nacional.

    7- Reparar los estadios en los municipios,no solo en las cabeceras, al menos con los recuros minimos, hay lugares donde hoy dia son lugares para alimentar animales o llenos de hiera, en desuso,

    8- Implantar discicplina y sancionar con rigor las violacones. Se comenta hasta de equipos que anteriormente iban hasta borrachos a jugar.

    9- Darle una mejor preparacion a los arbitros para evitar decisiones difusas que pueden crear situaciones.

    10- Imparcializar a los narradores de television o en su defecto eliminarlos, el comentarista deportivo debe ser imparcial, aunque tenga su equipo preferido y ser mas analitico a la hora de las transmisiones, que juego transmitiir y cual no, no casarse con ninguno, aunque esto ha mejorado ultimamente.
    Y por ultimo olvidarnos de que provincia somos, eso no importa, todos somos cubanos, si el bueno es de la Punta de maisi o dle Cabo de San Antonio eso no importa.

  • jorge llorente dijo:

    Amigo joel,soy un oyente de todos los sabados.tengo 68 y he visto toda la pelota revolucionaria,envié trabajos a la polemica y lo felicito por esta aproximacion a los problemas. los problemas fundamentales son:
    1-- La ciencia y la tecnica aplicada,especialmente el descanso,sin este aspecto, todo lo demás sobra.
    2-- soy licenciado en economia, trabajo en el INDER y puedo decirle que en nuestras condiciones economicas no podemos tener una serie larga y que jueguen equipos como Guantanamo.
    3--El inder elimino la selectiva y de paso elimino la instancia donde nuestros atletas adquirian el mejor nivel.
    4--Muchos no recuerdan,solo aurelio prieto, que cuba ganó una serie de cuatro juegos a los grandes ligas venezolanos,usted debiera hacer un trabajo al respecto.
    5--los problemas del actual equipo estan dados por el bajo nivel de la serie nacional.
    6--linares no tiene resultados como entrenador de bateo,el problema no son ni Borroto ni Higinio.
    7--en lugar de las asambleas por provincias deseo que ud le proponga a los decidores pedirle opiniones a los interesados en volver a tener un beisbol digno y ganador

    saludos

  • José González dijo:

    En varias ocasiones he dejado mi opinión acerca de este deporte, que es pasión y orgullo y por eso es que causa tanto dolor ver cómo, cual flor marchita, ha ido perdiendo el brillo, las hojas y los pétalos.
    En su artículo, Joel, Ud., ha sintetizado muchas de las propuestas que se han hecho por parte de los aficionados, o del pueblo, que es casi lo mismo.
    Mejorar la remuneración de todos los implicados en el béisbol, desde los jugadores, hasta los recogedores de pelotas, diferenciar por su calidad, lugar del equipo, rendimiento, etc., etc.
    Concentrar la calidad en una liga cubana, patrocinada por las empresas de mayor solvencia y resultados económicos, incrementar el cobro de las entradas en los estadios, con ello se van a incrementar los ingresos (si mejora la calidad), además de que los delincuentes y desajustados que van a provocar a los jugadores y hacer pasar in mal momento a las familias y todos los aficionados se limitarían.
    También debe transformarse la Federacion Cubana de Béisbol, lo que implica sustituir la actual que no han encontrado el camino de mejorar al menos los resultados de todas las categorías, han sido parte del problema y no la solución, y deben ser personas del béisbol, que todos los jugadores, entrenadores, aficionados y hasta el gato, sepan que ha vivido para el béisbol y puede tener la capacidad de sacr adelante nuestro deporte nacional.
    Mejorar las condiciones de los terrenos de juego, crecer en campos para los niños y niñas, hasta llegar a las categorías superiores.
    Es perentorio acercarse a entrenadores que están actualizados en los más modernos sistemas de bateo, en YouTube se publican numerosos videos de entrenadores y de la ciencia aplicada a los lanzamientos y el bateo.
    Hay muchas más cosas que Ud menciona y otras que pueden hacerse, entre ellas la más importante por su inmediatez para poder hacer un equipo competitivo al clasificatorio es llamar a todos los jugadores cubanos que pueden legalmente, ante la WSBC y el país, jugar por Cuba, ellos son cubanos, basta ver la entrevista realizada a Leonys Martin por Tabares, Enriquito y Yassel para entender el orgullo que puede representar para muchos de ellos hacer el equipo de SU PAIS, donde nacieron, donde él mismo recordó a sus primeros entrenadores, que lo formaron y sentaron las bases para ser el extraordinario atleta que hoy es, además de estar jugando en Japón, o sea que ya no tiene vínculos con la MLB, al ser despedido por el encuentro sostenido con Francisco Lindor. Hay muchos otros en Japón, también a Core fueron ahora Osrisamer Despaigne y Yasmany Tomás, es lógico que no todos podrán o querrán hacer el equipo, algunos han cambiado su forma de pensar y también tendrán la presión de muchos que no quieren verlos jugando por su país, por su patria, quizá hasta sientan la presión en contra como le están haciendo a Gente de Zona, Decemer Bueno y otros artistas que residen en los Estados Unidos y estan siendo atacados por los nuevos representantes de lo más retrógrado del exilio, aupados por vaya que saber quiénes.
    Pero, independientemente a todo esto, hay que acercarse a todos los que tienen, repito, la posibilidad legal de representar a Cuba, acogerlos en el seno de la patria que los vio nacer y comenzar a crecer, si quieren o no, ya queda por ellos, que también debe entenderse.
    En Cuba solo queda trabajar, entregarse, jugadores y entrenadores, levantar nuevamente el deporte que tantas alegrías le ha dado al pueblo, pero se hace imprescindible romper la inercia.

  • jorge llorente dijo:

    Joel, muchos piden la sustitucion de higinio sin conocer cual es su trabajo, pienso que las sustituciones deben comenzar por los jefes inmediatos del comisionado. muchos no saben quienes son y hablan de higinio sin conocer que existen cargos intermedios que influyen en los malos resultados con sus deciciones

  • ANTONIO RAMOS QUINTANA dijo:

    HAY QUE HACER COMO MUCHOS PAÍSES TRATAR DE QUE SUS ESTELARES QUE JUEGAN EN EL EXTERIOR SE LES PERMITA FORMAR EL EQUIPO DE SU NACIÓN Y DEFENDER SU BANDERA SOMOS CUBANOS Y ESOS PELOTEROS GRACIAS A LA REVOLUCIÓN QUE LOS FORMÓ HOY JUEGAN EN LAS GRANDES LIGAS DEL BÉISBOL PROFESIONAL.

  • jorge llorente dijo:

    Joel,espero que el sabado ud nos hable sobre la fatiga y porque el Inder no entiende que la relacion trabajo descanso es muy importante para el resultado.

  • Virtuoso dijo:

    Saludos, considero que ya estamos en condiciones para dar un salto cualitativo en el orden estructural del béisbol cubano. Me refiero a la estructura actual, la estructura de la serie nacional referida a los 45 juegos entre provincias, es una estructura obsoleta, arcaica para estos tiempos, esa estructura respondió a un béisbol diferente como lo fue el amateur, en aquel instante, fue todo un éxito, nadie lo cuestiona, pero el béisbol que estamos enfrentando es de mayor calidad, y se adiciona el incremento del nivel del béisbol en las demás naciones. Los primeros 45 juegos no son nada productivos para elevar el techo de la pelota cubana porque no hay calidad en el picheo, consecuentemente, esto exige al bateador buscar tácticas de bateo para picheo difícil porque simplemente el picheo actual en esos 45 juegos, no es exigente, por lo que es un tiempo perdido y recursos económicos perdidos.
    Considero que el camino está en la concentración de la calidad en 6 u 8 equipos como máximo para efectuar los 90 juegos desde el mismo principio de la Serie. Concentrar a los asesores más capacitados que están fuera del país para la preparación de esos equipos durante un período de tiempo cuando se decida poner de manifiesto esta proyección. Favor de beber de la historia del béisbol antes de la revolución en cuanto a estructura, la calidad estaba concentrada , por eso ganamos varias series del caribe consecutivamente. Hoy puede hacerse pero con concepciones socialistas, por algo tenemos un desarrollo cultural incomparable en relación a aquella etapa, hay suficiente talento juvenil y científico que debemos utilizarlos para perfeccionar nuestro béisbol.
    Cuando se concentre la calidad en 6 u 8 equipos, entonces no se perderá la territorialidad si lo pensamos bien, mi idea es simplemente , usted escogerá los mejores estadios de cada región ( oriental, central y occidental), y le planificara de los 90 juegos, un nivel de juegos para cada provincia dentro de cada región, habrá provincias que tendrán estadios no certificados, bueno los ciudadanos que quieran ver los juegos, se trasladaran como los guantanameros lo hacían hacia Santiago de Cuba cuando predominaba el deseo de ir a ver a los equipos de serranos compuestos por Guantanameros y Santiagueros, esto económicamente satisface porque permitirá emigración interna que gastará para trasladarse, para la compra de alimentos por el camino, etc. Los que no pueden verlo directamente, pues lo hagan por la televisión, que muchas veces causa más placer verla por esta vía. La concentración será más económica para el país, usted no tendrá que invertir gastos de uniforme para 16 equipos, sino para el 50 %. Por tanto el transporte a necesitar es menor.
    De ahí agregaríamos de manera gradual, la selección de empresas en el país que tengan poder adquisitivo para que de manera gradual y por años, definan en que pueden apoyar a esos equipos selectos por rendimiento, no por nombres, para tratar de darles todas las condiciones para que puedan darlo todo en el terreno, sin preocupaciones.
    Considero que por ahí esta parte del camino……..gracias , por acá un servidor de ideas para la reflexión…………….

  • Candido Benitez dijo:

    Incrementar el baseball desde la base. La base la constituyen los ninos y a partir de ahi comienza a desarrollarse y crecer cualquier deporte, en particular la pelota. No existen, o mejor, desaparecieron todos los terrenitos de barrio de antano donde por las tardes y los fines de semana se reunian los ninos de ese barrio a hechar "pitenes". Habian campeonatos informales y formales de barrios y municipales de todas las categorias. . Existian equipos tradicionales y rivalidad entre los municipios. Todo se ha perdido. Por que inculpar a los que estan en el extremo del arbol? Hasta que no miren para abajo y actuen no se resolvera este problema. Lleva tiempo por supuesto.

  • Osqui dijo:

    Cuando tengamos una Dirección de béisbol q trabaje como la máxima dirección de nuestro país, con inteligencia, objetividad, sin chapucerias, y escuche la opinión del pueblo beisbolero. Entonces empezaremos a ver un cambio

  • Humberto dijo:

    Por qué se juega ahora más el fútbol?Si los futbolistas Cubanos son malísimos,juegan más porque ponen fútbol de calidad,pongan la pelota de la MLB y si tienen complejos,la liga japonesa.

  • José Sánchez dijo:

    Me parece un comentario muy bueno, si en algo pudiera discrepar es que prevalece como solución el problema monetario,que no deja ser importante pero parece la solución mágica.Por otra parte y. Aunque no tiene que ver con la,sí con las intalaciones,seria bueno conocer el tiempo que nuestros estadis permanecen sin uso,creo necesario que cuando no se juegue se programen actividades culturales que permitan hacer recaudaciones para su mantenimiento y para el uso de la SN

  • Ivox dijo:

    Fácil. Sabemos cuál es la mejor liga. Sabemos cuál es su estructuras, reglas y características... Cómo son dirijidos sus equipos... actualizaciones... promociones... la TV es imparcial... el arbitraje y la zona de strike, el famoso cuadrito del home...

  • Frr dijo:

    Me pregunto q se tarden tanto en pagarle los salarios q son bajos por ciierto a los peloteros por sus resultados. Donde esta el sindicato o sera como en otros lugares q esta por estar

  • osmany desde ijv dijo:

    Es una lastima que solo se piense en el béisbol como deporte que nos gusta a todos los cubanos y digo esto aquí porque no se promueve este debate para otros deportes, pero están olvidados , la federación de caza deportiva de la cual soy integrante, el paracaidismo, en moto cross, el carting, el aeromodelismo, la inserción profunda que tantas victorias nos dio con Devora Andollo y muchas mas disciplinas.
    Siempre se hace referencia a la falta de recursos, pero hoy se ha dado un paso en nuestra economia que hace mucho se tenia que haber hecho, me refiero a la forma de captar divisas en las tiendas que venden USD. Estas alternativas se pueden ajustar al deporte, se puede recojer dinero mediante la formación de federaciones o clubes de nas diferentes disciplinas, así cada cubano se afiliara y pondrá su aporte en el deporte que siga, seria una forma no despreciable de captar dinero con eL cual no cuenta nuestro estado y a veces se va por fuera para otros países. Así los que aman el paracaidismo contribuye en ese club, y el que le guste el motociclismo apoyara dicha disciplina y habrá entonces dolares para fortañecernos y disfrutar de diversos espectáculos y variados, pues me gustaría ver como antes carrera de motos, paracaidistas los día de feria espectáculos de tiro etc.no solo existe el béisbol y todos tenemos derecho de disfrutar con responsabilidad de lo que nos gusta.para no salirme mas del tema cuando yo era niño en mi escuela todos los años competiamos y se nos daba desde los espay con tacos de acero, uniforme gorras, cascos , guantes, de todo, merienda, transporte, topabamos constantemente, los estadios limpios y arreglados" los beisbolitos" etc. Hoy un padre para vestir un niño para el béisbol gasta alrededor de 100 cuc entre los implementó deportivos.ejemplo. 1 bate 25 cuc, un guante 10 cuc" baratico", los zapatos mínimo 30 cuc, etc.la base esta desatendida en el béisbol y es la piedra fundamental.es la génesis del problema.

  • Junior dijo:

    Joel, interesante comentario, lastima que la realidad es otra, cuando los directivos del beisbol van a darle la cara al pueblo, llegamos de los centroamericanos y nadie dio la cara, de los juegos de lima y nadie dio la cara y ahora del premier 12 y nadie dio la cara. tenemos un nuevo comisionado, cuando va a dar la cara al pueblo, que hacemos con un comisionado nuevo, si los asesores son los mismos que han llevado al beisbol cubano al abismo y todo es responsabilidad desde higinio hasta el ultimo directivo del beisbol, el pueblo y la aficion piden a grito FUERA HIGINIO Y NO PASA NADA

  • Nacho Graña dijo:

    El béisbol se a superado en el mundo entero nuestra pelota está en picada hace rato por muchos factores que todos sabemos,hay que cambiar muchas cosas desde la misma base,cuando tengamos cambios entonces podremos pensar en grande

  • Arl dijo:

    ...porque no creo que un tigre tuerto sea el que resuelva el problema.

  • alex dijo:

    Yo creo q ya esta mas q comprobado q con este equipo cuba no ganaremos evento internacional alguno y si creo o x lo menos es lo q nos queda por probar es jugar con los peloteros q tenemos en otras ligas q pueden aportal mucho pues llevan años ya jugando en un nivel de beisbol superior al q existe actual en cuba, creo q solo asi podremos pelear con cualquier equipo internacional y ganar nuevamente algun titulo de nuevo

    • ramon dijo:

      Tienes razón. Ya lo demostraron los "japoneses"

Se han publicado 477 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007. En twitter: @joelgarcialeon

Vea también