Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Béisbol cubano: El ojo del tigre

| 477

El nacimiento de las Series Nacionales abrió el movimiento más amplio de captación y desarrollo de talentos en esta disciplina dentro de Cuba.

Tiempo atrás, un entrenador cubano, ante la pregunta de qué le faltaba a un otrora campeón mundial para recuperar sus grandes resultados fue sintético y aleccionador: “el ojo del tigre”. Por estos días, nada parece más cercano para analizar, interpretar y opinar sobre nuestro béisbol que volver a esa sentencia, pues la mirada del felino encierra experiencia anterior, cálculo preciso, fuerza, valentía, creatividad, deseos, ganas, inteligencia, ambición y respeto.

Un torrente de ideas, criterios y hasta soluciones desembocan en aguas turbulentas y pocas veces coincidentes cuando se trata del pasatiempo nacional. Sin embargo, propongo volver a las expectantes pupilas del animal de rayas y garras furiosas para, lejos de cualquier verdad absoluta, penetrar en el mundo de las bolas y los strikes con autocríticas, insatisfacciones y una profunda preocupación no solo por los fracasos internacionales de los últimos años, sino también por cuánto debemos y podemos hacer hacia dentro de nuestra “selva beisbolera”.

Experiencia anterior, un necesario primer paso

El nacimiento de las Series Nacionales abrió el movimiento más amplio de captación y desarrollo de talentos en esta disciplina dentro de Cuba, mucho mayor incluso que en las ligas profesionales existentes antes del Triunfo de la Revolución. Y eso es lo primero que debemos preservar, no por capricho del concepto de territorialidad, sino por el impacto sociocultural en todo el país.

Con nombres actuales: Pinar del Río, Industriales, Sancti Spíritus, Villa Clara, Ciego de Ávila, Las Tunas, Holguín, Granma y Santiago de Cuba, o distintos como Ganaderos (Camagüey), Henequeneros (Matanzas) o la antigua provincia La Habana (Artemisa y Mayabeque)— todas las provincias del país han disfrutado al menos una corona en los certámenes nacionales, con la excepción de Guantánamo, Isla de la Juventud y Cienfuegos.

La pasión por batazos y lanzamientos llevó a la creación de campeonatos provinciales de primera categoría, lides hexagonales y todo un sistema piramidal (infantil y juvenil) en crisis hoy por la pobre cantidad de juegos, suspensión o desaparición en muchas provincias. Recuperar ese eslabón es imprescindible en el ojo del tigre.

Es cierto que las Selectivas subieron luego la calidad en una época dorada, pero la vida impuso su final por la poca atención material y política que recibían los conjuntos de parte de los gobiernos provinciales y demás entidades, ya que un híbrido de tres o cuatro provincias caía en territorio de todos y de nadie. Y al menos en Cuba ese apoyo es consustancial al espectáculo, en tanto la identificación de muchos aficionados seguía privilegiando al conjunto de su tierra natal y no un conjunto mixto de nombres.

Devolverle a la Serie Nacional (marzo - agosto) un calendario lo más cercano a los 90 juegos con un play off final —estructura evaluada por casi todos los peloteros y entrenadores como la mejor en 59 ediciones—; y la creación de una Liga Cubana de Béisbol (noviembre -enero) con las seis primeras selecciones de la temporada nacional e incluyendo los lógicos refuerzos para disputar no más de 45 partidos, son también coincidencias, casi unánimes, entre todos los actores.

Omar Linares ganó cinco coronas de bateo en series nacionales y una en la selectiva de 1992. Foto: IBAF

Cálculo preciso: dinero, recursos y transparencia

A diferencia de otras ligas beisboleras en el mundo, el concepto empresarial no se ha entronizado en la nuestra, aunque valdría la pena evaluar la introducción de algunas variables como patrocinio de empresas a los conjuntos y el de unidades presupuestas con tratamiento especial para los estadios, en los cuales se pueden arrendar más espacios a los trabajadores por cuenta propia o cooperativas en función de mejorar la gastronomía y tener mayor variedad de ofertas.

Es urgente igualmente resolver el pago diferenciado a quienes jueguen en la Serie Nacional y logren después llegar a la Liga Cubana de Béisbol, algo que no sucede en la actualidad con las dos etapas de la campaña y desmotiva a más de un jugador, pues los inactivos tras la primera fase ganan igual a quienes siguen en el terreno en la segunda.

Asimismo, es inconcebible que un director de equipo gane mucho menos que los peloteros a quienes dirige; o que exista demora de varios meses para pagarle el salario a los jugadores y mucho más en el caso de los conjuntos ocupantes de los tres primeros lugares y los ganadores de premios individuales.

Tampoco costaría pensar en un pago adicional para quienes participen por su rendimiento en los Juegos de Estrellas y ganen las pruebas de habilidades, incentivos inexistentes hasta hoy, pero estimulantes en un contexto donde cada edición recibe cada vez menos interés por parte de los peloteros, cuando debería ser todo lo contrario, incluso contar en su palmarés a la hora del retiro.

Por otra parte, duele ver también, a partir de los líquidos diarios que les corresponde en los hoteles, como la mayoría de los involucrados en la Serie Nacional vende los refrescos en función de aumentar sus economía individual, lo cual no puede resolverse ya con llamadas éticas ni quitándoselos, porque sería botar el sofá por la ventana.

Cálculos agradecidos serían también transparentar el dinero invertido por la Federación Cubana de Béisbol (FCB) a partir de lo recibido por las contrataciones de nuestros peloteros en ligas foráneas. ¿Acaso no pudiera disponerse de un 30 % de esos ingresos (en divisas directamente y a partir de un escala aprobada) para repartir en la Liga Cubana de Béisbol, lo cual elevaría la motivación y hasta disminuiría seguramente las gestiones personales de muchos peloteros para jugar en Colombia, Nicaragua y otras naciones?

Fuerza para crecer, valentía para cambiar

No hay secreto alguno sobre tres aspectos claves y objetivos que torpedean el béisbol cubano desde hace más de una década y han provocado su debilitamiento actual: la imposibilidad de lograr un acuerdo con la Major League Baseball (MLB) —el concretado en diciembre del 2018 duró apenas cuatro meses—; el éxodo de peloteros hacia el circuito profesional norteño y caribeño; y una fuerza técnica disminuida por la emigración, desde la base hasta los equipos nacionales.

Sobre ese trío de obstáculos reales se trabaja, pero los resultados son lentos y se necesita mucha fuerza para crecer en medio de este panorama, así como una extraordinaria valentía para cambiar cosas y no perder ese imán de cultura y pueblo que solo el béisbol puede provocar en Cuba.

El acuerdo reciente con la Confederación Mundial de Béisbol- Sóftbol dará apertura a todos los mercados de Asia, Europa y América, excepto MLB; en tanto es previsible aventurar que cada vez serán más los retornos de quienes probaron suerte, con éxito o no, en ligas profesionales y pedirán jugar y hasta retirarse delante de su gente. Bárbaro Arruebarruena, Pavel Quesada, Leslie Anderson y Carlos Juan Viera, por solo citar algunos, son ejemplos que se deben incrementar por años.

Por supuesto, donde más se pudiera avanzar, con acciones concretas y prácticas, es en el trabajo con los entrenadores de base, municipio y provincia. ¿Por qué no se estimula con un porciento que puede llegar hasta el 30% de su salario —o hasta divisas— a ese entrenador del Consejo Voluntario Deportivo o Academia local por cada pelotero que busque en los lugares más intricados, enseñe y promueva a equipos nacionales en cualquiera de las categorías?

Esa es la fuerza vital para crecer y mantener la vitalidad de este deporte. El otro acto de valentía sería convocar, con un carácter proactivo por parte de la FCB, a todos los peloteros con contratos personales en ligas profesionales, en función de que puedan integrar no solo selecciones nacionales, sino que vuelvan a sus equipos provinciales si así lo desean, acatando la disciplina y el reglamento de nuestros clásicos.

Es totalmente falso que después de tener dinero en abundancia no quieren vestirse con nuestros trajes, deslizarse en terrenos nada modélicos o ganar medallas en Clásicos Mundiales, Premier o Juegos múltiples.

Los riesgos de la contratación no van por ahí, pues República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela y México, por poner cuatro ejemplos, cuentan con jugadores tan o más millonarios que nuestros Despaigne, Gracial y Moinelo, y dejan alma, corazón y vida con sus uniformes nacionales.

La moraleja entonces es que hay que aprender a dirigir ahora un equipo de jugadores profesionales con mucho dinero —algo que no hicieron nunca Jorge Fuentes, Pedro Chávez, Pineda, Higinio u otros—, con fatiga extrema en algunos momentos del año y con comportamientos adquiridos en ligas profesionales no vistos antes en nuestras Series Nacionales.

Y claro que le puede fallar la bomba a más de uno en momentos tensos, pero su calidad nadie puede desaprobarla y hay pruebas de eso con lideratos de jonrones, premios de jugador más valioso, entre otros lauros.

Creatividad permanente, deseos y ganas de la mano

Un concepto básico si queremos pensar el béisbol como país es desterrar de una vez y por todas que la única responsabilidad sobre los desastres de esta disciplina la tiene un hombre (Higinio Vélez, titular de la FCB), una Comisión Nacional o en el mejor de los casos, el INDER. No obstante, cambios en la presidencia de la FCB y en otros cargos deben sucederse ya por lógica renovación y gestiones no del todo efectivas a la luz pública.

El béisbol para dar un salto como el que esperamos debe lograr la alianza más grande y eterna de este país. Tiene que interesarle y aportar ideas el Ministerio de Cultura (para elevar el nivel artístico entre inning y ayudar al espectáculo), Transporte (para que los árbitros no se trasladen sin un vehículo permanente), Turismo (porque en sus hoteles siempre se puede mejorar más), Energía y Minas (para lograr encender las luces cuando lo permita la situación de combustible y la arcilla de los terrenos), Agricultura (mejorar el césped de los terrenos), Comercio Interior, Salud Pública, Industria Alimentaria, Relaciones Exteriores, Ciencia y Tecnología, Industria, Inversión Extranjera y así hasta llegar al último organismo o instancia. Solo así podremos ver algunos frutos a corto y mediano plazo.

La creatividad encuentra también su más alto reto en la motivación a los niños desde los 6-7 años en campos y ciudades (ahora que la tecnología quiere robarse la diversión sana y el ejercicio físico); en olvidar que el padre de mayor poder adquisitivo no tiene que ser el padre del gran pelotero, pues los talentos naturales existen y son mejores que los impuestos por el maldito dinero; en lograr más pelotas, bates, guantes y demás implementos desde la producción local que crece en el país y no siempre es divulgada ni se aprovecha como merece por trámites burocráticos.

Pero también hay que crear estímulos morales y nada mejor que acabar de darle vida al socorrido, necesario y reclamado Salón de la Fama del Béisbol Cubano, bombardeado sin sentido por las propias autoridades deportivas cuando estuvo a punto de echar a andar nuevamente en el 2018.

Hay que acabar con quienes siguen viviendo del béisbol y no para el béisbol, en todos los niveles. Son caras de las derrotas que no se ven, pero están y hacen tanto daño como los ponches que nos propinan y las derrotas que crecen en la arena internacional.

Es tiempo de deseos y ganas, que significan darles reconocimientos a hombres tan anónimos y sencillos como Nicolás, el Dios de todos los sueños infantiles de béisbol en el Pontón, del municipio Centro Habana; y a otros tan grandes e imprescindibles como el pinareño José Manuel Cortina, quizás el entrenador de pitcheo que más brazos ha hecho y salvado en la historia de nuestra pelota.

No olvido los deseos y ánimos de hablar más sobre nuestros árbitros, merecedores de una mejor remuneración a la hora de salir a impartir justicia, pues es casi ridículo lo que se le paga por las tensiones a que están expuestos. De paso, habrá que exigirles superaciones constantes, ubicaciones certeras para decidir jugadas y carácter más recio para hacer valer el orden sin necesidad de botar peloteros y mánagers ante la más mínima protesta.

Inteligencia y ambición: binomio ganador

La mirada del tigre cuenta con la inteligencia y la ambición como cartas de presentación inconfundibles. Sobre las dos líneas de un campo verde todo se define entre una correcta estrategia y ese poderoso bastión psicológico que hace entrar a cada pelotero en la caja de bateo pensando siempre en darle una conexión efectiva, inolvidable o definitoria al lanzador que tiene a 60 pies y seis pulgadas.

Los últimos triunfos medianamente importantes para nuestra selección nacional se remontan ya a los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 y la Serie del Caribe en San Juan, 2015, donde regresamos monarcas. Desde entonces, fracaso tras fracaso, presión y desespero, orfandad de podios cimeros y una profunda preocupación por la casi siempre anémica ofensiva han dejado ver fallas visibles y otras que solo a partir de tendencias modernas del béisbol pueden ser leídas o explicables.

Impaciencia en el home, poca producción de carreras, swing de fuerza en lugar de swing de contacto, mal corrido de las bases, falta de liderazgos ofensivos y en el staff de pitcheo, demasiado conservadurismo a la hora de dirigir, muchos cambios de mentores en poco tiempo y una generación que se ha envejecido sin la debida renovación de éxitos colman las causas de nuestros reveses, aunque no son las únicas.

Pero para corregir eso debemos comprar máquinas de bateo que no tenemos y en el mercado internacional pueden costar unos 11 mil dólares. Es imperioso un conocimiento mayor de la sabermetría desde la Serie Nacional, para aplicarla luego internacionalmente no como moda, sino de herramienta necesaria y vital para ganar partidos.

Finalmente, un director que no esté involucrado en la temporada regular y se haga cargo por un ciclo competitivo del equipo Cuba parece la fórmula ideal para ese cargo, mientras el mentor ganador en la Serie Nacional sería el encargado de conducir los destinos de sus muchachos en la Serie del Caribe.

Hoy la ciencia puede ganar un juego, darle la bienvenida a un campeonato y regalar muchos triunfos si se aplica con serenidad, sin maratones o por la fuerza. Estadísticas que antes nadie miraba pueden decidir turnos en una alineación, en la cual, por ejemplo, ya está demostrado que el mejor hombre no es el tercero, sino el segundo.

Entrenar jugando, en lugar de preparaciones largas marca el ritmo en el planeta béisbol y nosotros seguimos aferrados muchas veces a un pasado glorioso, pero sin vigencia para recuperar lo perdido.

Impulsar carreras, dar jonrones, mejorar el control, entrenar mucho la defensa de campo, saber realizar ajustes en cada turno al bate y hasta en cada lanzamiento persisten como espadas afiladas y garantía de triunfos.

La realidad es que todo eso y más lo hemos perdido en las selecciones nacionales, no lo aplicamos en la justa doméstica y menos en categorías juveniles. Y nuestros rivales crecen y ya no son solo Estados Unidos o Japón los verdugos más fuertes, se han sumado Canadá, Holanda, Puerto Rico, Venezuela y hasta Colombia.

El respeto por nuestros paradigmas, por Cuba

Desde el 25 de noviembre, toda Cuba tendrá la posibilidad de aportar más ideas para el renacer de nuestro béisbol. Con seguridad se escuchará hablar de terrenos exigiendo manos y voluntades para sus rescates, de una demanda insaciable de implementos (específicamente pelotas y guantes), y de estudios relacionados con el béisbol engavetados en las Facultades de Cultura Física.

Tampoco faltarán voces que se quejen sobre la poca fuerza técnica en poblados y municipios como si instrumentar cursos emergentes con peloteros retirados costara una barbaridad al sistema del Inder. Se comprobará también, por disgustos o maltratos, la lejanía o distanciamiento de no pocas glorias deportivas.

Y por supuesto varios abogados defenderán la asesoría foránea a nuestra pelota, cual invasión de amnesia total, pues Cuba es la de mayor número de entrenadores esparcidos por el mundo enseñando béisbol, y más recientemente hasta Béisbol Five.

Por desgracia, hoy el paradigma de llevar las cuatro letras en el pecho cede ante el efecto monetario en muchas familias y tener un hijo, hermano, primo o nieto bateando o lanzando se convierte, en muchos casos, en una apuesta presumible a salir del país hacia cualquier liga extranjera cuando ya tengas las herramientas aprendidas.

El compromiso con quien lo descubrió y su sociedad se diluye entre carencias reales y la famosa idea de querer probarse en el mejor béisbol del mundo, aunque ya sabemos que solo un 10 % de los peloteros cubanos que han decidido ese camino acaban jugando en la MLB. La mayoría termina en ligas de menores (AA y AAA), academias dominicanas y con un gorrión tremendo. Solo que de esto último apenas se habla.

El respeto a una potencia beisbolera en América y el mundo, con 25 coronas mundiales y tres olímpicas, pasará siempre por nuestro pasado glorioso y teorías futuristas acerca de cómo levantarnos de este pésimo momento, en el cual prevalece intacta, eso sí, la pasión más encendida por ver ganar a su equipo favorito, aunque parodiando a aquel entrenador, hoy nos sigue faltando en el béisbol cubano “el ojo del tigre”.

Cubadebate le invita a sumar sus opiniones a este gran debate, entre todos podemos aportar más ideas para el renacer de nuestro béisbol. 

Estados de opinión sobre el béisbol y la SNB presentados en la Asamblea Nacional

Fragmentos de los estados de opinión sobre el béisbol y la Serie Nacional presentados en la Comisión de Salud y Deportes de la Asamblea Nacional (2018)

Sobre la Serie Nacional

  • La Serie Nacional sigue siendo el principal espectáculo sociocultural y deportivo del país, a pesar de algunos problemas de calidad y de la baja asistencia a los estadios, comparados con etapas anteriores.
  • A pesar de que algunos han insistido en disminuir equipos, la mayoría de los peloteros, entrenadores y aficionados apoyan los 16 conjuntos, al menos en una primera fase, pues es la garantía de continuidad del trabajo, al tiempo que permite que cada provincia disfrute del principal pasatiempo nacional con una representación local, con total sentido de identidad.
  • La calidad de los terrenos no es igual en todo el país, lo que motiva en ocasiones errores, o que los peloteros no hagan determinadas jugadas por miedo a lesionarse.
  • Los esfuerzos para la iluminación en los estadios son notables, pero todavía hay algunos con grandes problemas que no permiten los juegos nocturnos, mucho más factibles para el público y que permitiría a los equipos poder entrenar en jornadas vespertinas para luego jugar en horario de noche.
  • El arbitraje mejora en comparación a las últimas temporadas, pero todavía se aprecian malas ubicaciones de los árbitros en las bases, lo cual se traduce en decisiones erradas. Asimismo, es demasiado amplia la zona de strike en comparación a lo que se ve internacionalmente y se sigue cantando más la horizontal que la vertical, lo que luego perjudica en las competencias internacionales.
  • No en todas los dogouts es posible contar con frutas para los equipos visitantes y home club, un alimento necesario para el pelotero que juega como promedio más de tres horas, la mayoría de las veces al sol intenso.
  • Es positiva la incorporación de figuras emblemáticas y populares a la dirección de los conjuntos, aunque sigue siendo una preocupación que no haya una escuela para formar mánagers o directores, pues no siempre ser buen pelotero es sinónimo de ser buen director.
  • Los promedios de bateo (individual y colectivo) son demasiado altos en comparación a lo que sucede en la media de los torneos internacionales, y a nuestra propia historia, lo que podría ser debido a un pitcheo muy débil en la mayoría de los equipos.
  • El pitcheo tiene entre sus males mayores el descontrol (demasiados boletos), a lo que se suma un pobre pensamiento técnico-táctico de los lanzadores, pocos lanzan por encima de las 90 millas y un solo poseer un staff de abridores con calidad que no sobrepasan de tres por cada conjunto. El espectáculo es uno mientras está el abridor y es otro cuando entran los relevistas, los que a veces desfilan de forma interminable.
  • La defensa ha mejorado, pero a las malas condiciones de los terrenos se suma que es lo que menos tiempo se dedica en las prácticas de cada conjunto, lo que repercute a la larga en la calidad del espectáculo.
  • Los índices de robos de base han disminuido notablemente año tras año, con raras excepciones; en tanto aumentan los toques de bola, contrario a lo que sucede en otras ligas del mundo y en la estrategia moderna del béisbol.

Sobre el sistema de béisbol en todo el país

  • Algunos consideran que hay carencias técnicas y tácticas, y desconocimiento de elementales fundamentos del juego de béisbol en los muchachos que llegan a las categorías juveniles, incluso entre quienes están hoy en la Serie Nacional. Por ejemplo, no saben adónde tirar en caso de un batazo a los jardines, no dominan las conexiones por detrás del corredor, no saben anticiparse a un batazo o jugada del contrario, entre otras.
  • Muchos consideran que es imprescindible elevar la preparación científica de entrenadores, desde la base hasta la Serie Nacional, no sólo con nuestros mejores profesores internos, sino también con cursos y postgrados con invitados extranjeros a partir de las tendencias internacionales.
  • Algunos proponen rescatar áreas emblemáticas en cada provincia, donde se organicen copas, certámenes locales, de 15 a 20 juegos, que permitan mantener a los futuros peloteros jugando una importante parte del año. Eso se hizo en un momento, pero hoy es casi nulo.
  • Es positiva la celebración de los campeonatos de béisbol sub 23, aunque se puede perfeccionar el sistema de competencia, pues se hace por grupos hoy, en función de que los jugadores al terminar tengan más partidos celebrados. La calidad y el horario todavía no son los óptimos, pero es imprescindible mantenerlos y ponerle más ciencia, y en la medida de las posibilidades más recursos, como escalón imprescindible para la Serie Nacional.
  • Existe el comentario de que el éxodo de peloteros ha comenzado a crecer en edades tempranas, es decir, se van los prospectos que luego afecta el ciclo de la Serie Nacional.
  • Valorar experiencia de algunos territorios que deben ser generalizadas, como la escuela de pitcheo de Camagüey.

Del espectáculo en general

  • No todos los territorios ven a los Estadios como el lugar que necesita prioridad en cuanto a la gastronomía y los mantenimientos constructivos puntuales para cada Serie antes que comience.
  • La transmisión televisiva no siempre coincide con la mejor subserie de la semana, a veces por el tema de transportación y disponibilidad de remotos, pero otras por falta de coordinación ICRT-Federación Cubana de Béisbol.
  • Sigue siendo escasa y a veces nula todo lo concerniente a la divulgación de las hazañas de los peloteros y la comercialización de souvenir, camisetas, gorras, pelotas, postales, fotos, afiches, entre otras cosas, como parte del espectáculo, lo cual afianzaría los vínculos entre protagonistas y aficionados.
  • Las conferencias de prensa en los play off han mejorado, pero todavía hay resistencia de mentores para asistir, lo cual debe estar reglamentado, gane o pierda, tal y como es la práctica internacional y desea nuestro pueblo.

Sobre los resultados internacionales

  • Algunos creen que ya Cuba no ganará más ningún torneo internacional si no se convocan a los peloteros cubanos de otras Ligas que no residen en Cuba, pero que tampoco han sido desertores.
  • La confección de los equipos Cuba con los mejores jugadores, incluso los contratados por nuestra Federación en otros países, no es directamente proporcional a los resultados, pues hay menos producción de carreras en los torneos y tenemos un pitcheo inferior a la media de los torneos.
  • Otros creen que la dirección de los conjuntos han cometido errores tácticos en la toma de decisiones, algunos de los cuales han costado victorias, aunque se sabe que hay más variables que inciden, pero estas son las más ilustrativas.
  • Se reconoce que enfrentamos ya a jugadores profesionales en casi todos los eventos, pero la calidad histórica de los peloteros cubanos que integraron esas selecciones, la inteligencia de nuestros entrenadores y la tradición beisbolera nuestra, son la base que siempre hemos contado para levantar títulos y coronas, a pesar de todas las dificultades.

Se han publicado 477 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yunior Velazquez Santana dijo:

    La pasión de los cubanos pasa por una crisis y siguiendo el concepto magistral de revolución expresado por nuestro Comandante en Jefe, debemos: «cambiar todo lo que debe ser cambiado».
    Mi modesta opinión de proyecto para hacer despegar nuestro deporte nacional es solo una idea que quiero compartir y tendrá puntos de vista polémicos, pero en términos beisboleros siempre habrá polémicas. Hace ya unos meses que publique esta idea y hoy aprovechando la oportunidad que se nos presenta para mejorar nuestra pelota rectifico algunos de los puntos en mi idea inicial.
    Proponemos iniciar esta revolución desde arriba.
    1. Dejar solo una instancia rectora nacional como existe en los demás deportes, Comisión ó Federación Nacional de Béisbol. (Estaba en el artículo publicado y me han esclarecido la función de cada una y su estatus gubernamental en una y no gubernamental de la otra respectivamente). Sigo opinando que con una basta.
    2. Desarrollar un proyecto de fortalecimiento económico que permita tener ingresos para darle impulso al trabajo del deporte en todas las instancias desde el barrio hasta la nación.
    Con el auge pelotero tienen ingresos varias esferas; Gastronomía, Artex, Transporte y por mucho el sector privado por tan sólo poner ejemplos de lo vivido en Matanzas con la era VM32. ¿Aportarán todos ellos algo por las cuantiosas ganancias que reciben alrededor de un buen juego a gradas llenas? Debemos revisar y ser lo más justo posible.
    3. Establecer una nueva tarifa de precios para las entradas a nuestros estadios. «El precio actual es simbólico» Con una escala de entre 3 y 10 pesos. Aclaro que no pueden verse estos precios como un aumento relacionado con el incremento salarial, es una necesidad para darle impulso al desarrollo del deporte nacional.
    4. Vínculos entre cultura y deporte para el espectáculo antes, durante y después de cada juego de béisbol.
    5. Incentivar juegos de participación con el público. Los premios pueden relacionarse con entradas al terreno y fotos con los atletas entre otras iniciativas.
    6. Realizar una campaña de fortalecimiento de los equipos de bases en todas las categorías realizándose torneos al estilo del célebre «Melchor Anido en Baguanos»
    7. La liga nacional sería una continuidad de un representante por provincia con no menos de 75 juegos más los siempre excitantes play off.
    8. Los equipos tendrían el derecho a un porcentaje de los ingresos diarios a sus estadios.
    9. Subir el premio al Campeón Nacional hasta  1 millón de pesos. ¿Es mucho? Todo lo contrario, ¡Es poco! Los ingresos con el precio actual de 1 peso por persona en 40 juegos donde entre los 8 estadios reciban 25 mil aficionados ya esta el premio del campeón «me refiero a que es posible la presencia de 5 mil en un escenario pero en otro pueden ingresar 20 mil, estoy seguro que en menos de 40 juegos se llega a mucho más». De los equipos tener hasta 50 integrantes con derecho al premio, serían 20 mil por cada uno. (Ojo : Tenemos entendido que los premios de la pasada serie no se han otorgado) ¿?
    10. Realizar una serie élite con 6 equipos. La fórmula puede ser la actual u otra, pero siempre con el incentivo de mantener la calidad vs rendimiento. Permitiendo patrocinadores de nuestras empresas, organismos y firmas.
    11. No realizar concentrados de equipos nacionales por más de 15 días «El entrenamiento de los atletas han de haberlo hecho en sus equipos» Concentrar los esfuerzos en lograr la mecánica de juego colectivo ¿Cómo? ¡Jugando!
    12. Designación de un director del equipo nacional por una contratación por ciclos de Clásico Mundial. Durante esta etapa no puede dirigir equipo Provincial. El director campeón de la Serie Élite ó Nacional será miembro de la dirección como invitado.
    13. Permitir inversión en nuestras instalaciones deportivas. El capital extranjero «y por qué no nacional» nunca superior al 49 por ciento funcionando como gerencia mixta de conjunto al equipo que representa.
    14. Crear el sindicato de peloteros «sin querer copiar las fórmulas de otras ligas pero si tomando lo positivo que nos puedan aportar»
    15. Crear una dirección de reglas y arbitraje con autonomía propia. Que tenga independencia y trabajará bajo contratación de la dirección de béisbol.
    16. Cada equipo incluirá en las capacidades de alojamiento y transporte el grupo de transmisiones radiales con 2 locutores y un estadístico. Esto sería como visitador y así los aficionados rescatarian el seguimiento de narraciones dirigidas a la pasión de su terruño «Es totalmente diferente escuchar victoria o derrota en la voz de los rivales»
    17. La contratación de jugadores tiene que aportar al desarrollo de la provincia que lo forma. Esto es válido para los que quieran cambiar de equipo por intereses personales dentro de nuestra liga nacional. Si un equipo se verá afectado por una contratación fuera de Cuba, debe recibir parte directa de los ingresos.
    18. Trabajar en el cumplimiento estricto de los horarios. Entrenamiento, Juego y Descanso. Salidas y entradas al terreno, ganar en el dinamismo multando a los que atenten contra el espectáculo.
    19. Recuperación de los terrenos abandonados y sin temor alguno arrendar los que por una razón u otra no puedan ser mantenidos por las direcciones provinciales o municipales «Hay quienes pudieran querer tener un entrenamiento privado, habría que valorar lo positivo o negativo de este tema»
    20. Retomar el trabajo de las Academias de Béisbol desde las categorías infantiles. Las matrículas de las EIDE hoy no garantizan la continuidad por la que fueron creadas.
    Esperamos que la consulta traiga los resultados esperados. Como dice Raúl

  • Félix Adolfo dijo:

    Creo que hay que cambiar muchas cosas, por ejemplo volver a los juegos nocturnos, los niños no pueden ir a los estadios porque desde 1er grado hasta el preuniversitario están en clases a las 2 de la tarde o quien no sabe eso, si el más grande espectáculo cultural en CUBA es la SN lo estamos matando jugando diario a las 2 de la tarde.
    Sería bueno una SN más larga sin refuerzos, con 27 atletas permanentes en los equipos, y una serie de desarrollo con 20 peloteros y menos juegos quizás pero al mismo tiempo que la SN, con posibilidades de subir y bajar atletas con su correspondiente reglamento. Al finalizar una serie con los 6 mejores clasificados pero sin perder los nombres de identidad por ejemplo si clasifica la Isla (Piratas), Pinar (vegueros), Camagüey (Toros)…
    Que vendan implementos principalmente para los niños, que la industria deportiva se proponga un plan por provincias y que a todas lleguen los mismos.
    Que la contratación se organice mejor y que un porciento de los ingresos del contrato se quede en la provincia donde se formó ese atleta.
    Y CAMBIAR TODO LO QUE DEBA SER CAMBIADO

  • Panda dijo:

    Creo q deberían cobrar un poco más cara las entradas a los estadios y así con ese dinero invertir en el espectáculo, en la renovación de los estadios q mucha falta hace, y eso no solamente motiva al espectador sino también al pelotero porq con un peso cubano por entrada no creo q se haría mucho y si subimos el precio q este se utilice verdaderamente en lo q dije o en más cosas, hay q renovar también la dirección y eliminar esas trabas q tenemos por gusto q podrían ser solucionadas, también en la rehabilitación de terrenos, q los entrenadores pasen por las escuelas de los niños para q se apunten en el deporte, entre otras cosas..

  • Zugor Seg. dijo:

    …1ra sugerencia: Eliminar inmediatamente y de raíz, el freno, obstaculoy estorbo que ha representado y todavía representa higinio y su claque con sus influencias malignas que han dado al traste con la Pelota Cubana, empujandola hasta el fondo y el ridiculo, dejandonos con un sucedáneo infernal y maléfico de beisbol con propositos mercantilistas del deporte rentado bajo manto y justificaciones.
    2da sugerencia: Atender a las opiniones, criterios, discernimientos y juicios de nuestra población, toda vez que siguen diciendole ‘el respetable’ y ‘el objetivo principal por el que se juega’, aunque la práctica vaya por otros derroteros.
    3ra sugerencia: Recuperar la memoria deportiva, la vergüenza y sencillez de antaño, cuando a pesar de las dificultades materiales para el entrenamiento, tan o mayores que las actuales, los sacrificios reales que representaron viajar en guaguitas Girón, hospedarse en albergues en los propios estadium o similares, de alimentarse en comedores cuasi obreros, esos veraderos Peloteros (no pocos de los cuales estan entre nosotros), dejaban el alma en el terreno, sin retribución meonetaria, y que aún con el out 26 encima, sacaban garra y nos mantenian la confianza en la victoria hasta el final, alcanzandola muchas veces. No hay que negar 'el desarrollo', pero tampóco se puede olvidar o ignorar la historia y sus enseñanzas.
    Espero esta opinion se publique, como mismo han publicado cuanta insensatez se ha escrito para justificar errores y hasta burradas evidentes, e imponer criterios de anteriores direcciones en el pasado reciente, por encima de las realidades, aún en contra de la razón y el sentido común, solo por complacer.
    Deso mucha suerte y empeño en la dificil, pero NO imposible, tarea de resucitar el ave Fenix de la Pelota Cubana.

  • Carlos Alberto SA dijo:

    Sugerencias personales:
    -Recuperar el público.Los narradores se engañan diciendo que hay tremendo entusiasmo, hace años que en esta segunda etapa solo hay entusiasmo en seis provincias, pasen por las demas para que vean,buena la idea de que jueguen 75 juegos todas las provincias , lo ideal sería que en la serie cubana, los seis equipos tuvieran alguna identidad territorial, que pasaría si todos se inclinaran al este o al oeste, Cuba es Cuba y no identificamos por territorio,la imparcialidad de los medios nacionales, que le den el merito a los mejores desde 1976 en adelante que es que existen estas provincias.

  • Cm dijo:

    Inversión para la pelota y que la dirigan los más capacitados

  • LEOPOLDO dijo:

    Saludos, si de pelota se trata cada cubano tiene un librito aparte, tenemos numerosos criterio de que se debe hacer en esta materia, a mi consideración que no soy experto, ni he jugado pelota pero me apasiona el beisbol como a muchos cubano y me entristezco cada vez que CUBA pierde en un evento internacional y cuando UD. Analiza las causa siempre es por lo mismo, NO SE BATEA, el picheo en ocasiones se ha portado bien pero la ofensiva ha estado nula y será que nuestros pelotero van a las competencia muy presionado y que psicológicamente esto los afecte, no es posible que los peloteros que están jugando en Japón en la segunda liga del mundo tengan buen promedio ya sea de average como de jonrones y en el premier 12 no tengan un rendimiento aceptable porque oportunidades tuvieron para demostrarlo, es un síndrome generalizado de la mayoría de los peloteros, no es posible que un pelotero de la calidad sobrada de Cepeda se haya ponchado tantas veces y con bolas que nada tienen que ver con él para citar un ejemplo y no estoy diciendo que tengan que batear de 4-4 ni de 3-3 pero al menos en 3 juegos lucir bien en uno, ¿Que se está haciendo mal en el bateo? con tantos especialistas que tenemos y no hemos podido descifrar esa interrogante, ante los peloteros cubanos iban relajado, seguros de que la victoria era de ello, pero ahora se ven preocupado, tensos, ansiosos, desesperados, impacientes. Hay que buscar que están haciendo las demás liga en cuanto al bateo y picheo, este librito que tenemos ahora está obsoleto, HAY QUE BUSCAR OTRO

  • leonardocantillo riveri dijo:

    En los comentarios se habla mucho de varios aspecto pero el problema de la dieta(comida) que deben llevar los peloteros no se dices nada .Yo que es coincididos con ellos en hosteles los veo a ello alimentandose principalmente con dulce y refresco en cantidades industriales sin nadie que le diga que es los mejor para su desrrollo .Por eso vemos pelotero que no aumentan una libra y otro que cada dias estan mas barrigones.La comida en el hotel a veces no es la mas adecuada .

  • leonardocantillo riveri dijo:

    En los comentarios se habla mucho de varios aspecto pero el problema de la dieta(comida) que deben llevar los peloteros no se dices nada .Yo que es coincididos con ellos en hoteles los veo a ello alimentandose principalmente con dulce y refresco en cantidades industriales sin nadie que le diga que es los mejor para su desrrollo .Por eso vemos pelotero que no aumentan una libra y otro que cada dias estan mas barrigones.La comida en el hotel a veces no es la mas adecuada .

  • leonardocantillo riveri dijo:

    Muy de acuerdo con los 75 o 90 juego para todas la provincia asi se podria llevar mas juego a los municipio que tengan terreno de beisbol en condiciones .Los otros es la captacion de los niño para la EIDE que tienen que ser mas rigurosas ,sin descriminar a nadie hay que ver la caracteristica fisica de la familia para buscar mejores biotipo de peloteros.

  • Tico dijo:

    En mi modesta opinión están son algunas medidas que se deben tomar
    Cada equipo de la serie nacional se debe convertir en una empresa que tenga libertad para:
    • Fijar el salario de los jugadores en función de su calidad y su aporte real a la causa. Esto se hará efectivo a partir de contratos con los jugadores que fijarán su salario por la temporada y bonificaciones en caso de obtener una determinada cantidad de jonrones, hits, juegos ganados etc. Es tiempo de eliminar el hecho de que todos los jugadores cobren lo mismo no importa lo que hagan. De esta manera se estimula a los jugadores a superarse para obtener mejores dividendos.
    • Subir considerablemente el precio de la entrada a los estadios. El precio no será estático, el equipo tendrá la facultad de fijarlo en función de la oferta-demanda, el atractivo de la subserie y el momento del calendario (un Playoff debe costar considerablemente más que un juego de la etapa regular, una subserie Santiago-Industriales debe costar más que una subserie Guantámamo - Matanzas)
    • Cada equipo como empresa debe contar con su propia imagen de marca y por consecuencia obtener ingresos de la comercialización de merchandising (camisetas, gorras, carteles con la imagen del equipo etc.)
    • Cada equipo, dedicará una parte de sus ingresos a la captación y desarrollo de talentos en la provincia, se encargará de fundar academias o “canteras” y trabajar en la base.
    • Como empresa puede obtener ingresos del patrocinio de otras empresas (nacionales o extranjeras).
    • Se puede favorecer la inversión extranjera e incluso valorar que los equipos se conviertan en empresas mixtas.
    • Utilización del marketing y en específico del marketing digital. Crear sitios web corporativos para cada equipo y gestionar la comunidad de fanáticos a través de las redes sociales, para brindar mayor difusión (rotación de abridores, alineación, altas y bajas del equipo etc.)
    • Todo lo anterior se hará extensivo al equipo sub-23 y otras categorías inferiores las cuales constituirán franquicias o “sucursales” del equipo principal.

  • Alfredo Porro dijo:

    Estos temas son tan complejos, que no es facil, en una sola opinion abordarla, yo solo quisiera expresar el hecho de que casi todo el mundo coincide en que se ha perdido mucho terreno en le beisbol por las diferentes razones expuestas en el articilo. Pero hay una fundamental para mi y esta relacionada con la esencia del sistema del beisbol en el pais, aceptar esta realidad y no hacer nada, seria como aceptar la inferiridad del sistema aficionado de competición del beisbol con respecto al sistema rentado y que solo el talento se podria desarrollar en este ultimo.
    Tenemos que demostrar que eso no es realmente asi, tenemos ejemplos que lo demuestran, ante esta interrogante de que si el sistema aficionado o el rentado?, tuvimos el gran colofon en el 23 de abril de 1999, cuando se jugo por primera vez con los Orioles de Baltimore, estos encuentros dieron la respuesta a la interrogante, un juego para cada equipo.
    Tenemos que ante todo rescatar el prestigio que demostro ese beisbol y recuerdo que no era un todos estrellas de aquel momento, algunos nombres eran: José Estrada, Oscar Machado, Robelquis Videaux, Luis Ulacia, Daniel Lazo, Javier Méndez, Grabiel Pierre, Oscar Macias, German Mesa, Danel Castro, Eduardo Cardenas, Yobal Duenas. Todos estos peloteros, se hicieron y estaban jugando aqui series nacionales.Ni el propio comisionado de las mayores, Bud Selig podia pensar que iban a ganar por resultado de 3 a 2 en el latino y que luego alla Cuba le ganara 12 por 6. Ese es el beisbol que tenemos que rescatar.

  • Ramon Alberto García Hernández dijo:

    La Pelota
    Propuesta de Ramón A Garcia Hernández
    Lic Economía Auditor Principal Especialista Principal ETECSA
    Master en Ciencias: Profesor Adjunto de la Facultad de Contabilidad y Finanzas de la Universidad de la Habana.

    Aspectos a considerar.
    En la base.
    o Deben mejorarse los terrenos y buscar los implementos, guantes pelotas y otros.
    o Deben mejorarse las condiciones de los entrenadores en la base con incentivos salariales y estímulos morales y materiales recordar que ellos trabajan con niños que son el futuro del béisbol y de la Patria.
    o Deben organizarse torneos inter-escuelas, inter-barrios y otros hasta lograr un buen torneo municipal con la participación de todos los que jueguen pelota para lograr la masividad. (Liga Azucarera, FAR, MININT,Otros).
    Torneos Provinciales.
    o Organizar los torneos provinciales con mayor calidad y masividad, convocar a que participen todos los peloteros e incluso entrenadores y otros conocedores del béisbol que juegan actualmente en los torneos o Ligas, Azucarera de las FAR del MININT y otros que unido a la búsqueda de talentos donde quiera que están construyan un hermoso espectáculo y una serie provincial de calidad que sirva de base para la selección del equipo que representaría a la provincia en la Serie nacional.
    o En nuestro criterio se debe organizar la Serie Nacional con 16 equipos que representen a las provincias y que finalmente sin refuerzo salga el campeón nacional que se debe estimular con una participación en un evento internacional.
    Liga de Invierno.
    Organizar la Liga Invernal (Liga Cubana de béisbol), donde deben participar 6 equipos.
    Aspectos a considerar.
    La liga debe jugarse en los mejores estadios, del país la sede deben estar en las ciudades cabecera con mayor población con condiciones de alojamiento con los mejores centros de entrenamientos y otras condiciones.
    Los equipos deben contar con un patrocinador que pueden ser Suchel ,Moa Niquel Cubaron, Tabacuba y otras compañías que puedan destinar un capital de trabajo para ayudar a resolver el pago adecuado a los peloteros y entrenadores y que sean salarios atrayentes para otros peloteros y entrenadores contratados en el exterior tanto cubano como extranjeros que pueden participar en la Liga y contribuir con su desarrollo.
    Este capital de trabajo ayudaría a resolver el problema delos implementos deportivos, guantes pelotas y otros a mejorar las condiciones de los estadios a proveer los centros de entrenamiento con el desarrollo de la ciencia del deporte que se utilice en la actualidad para ponernos en tono con los más desarrollado, el desarrollo de la estadística y otros a saber.
    Los equipos pueden llevar un brazalete con el nombre del patrocinador, sus principales productos exponerlos en vallas para lograr la divulgación en definitiva estamos promocionando compañías aprobadas a operar en nuestro país nunca divulgaremos la COCA-COLA.
    Los parques se deben convertir en un espectáculo Deportivo-Cultural-Social propiciar que la familia vaya desde horas tempranas de la mañana a disfrutar los sábados y domingos que lleven los niños, por la mañana espectáculo para los niños ventas de articulo deportivos buena gastronomía conciertos de buenas orquesta y finalmente el Plato fuerte “El juego de Pelota”
    La Estructura.
    Equipos Provincia que representa

    Avispas Orientales Santiago, Holguín, Granma, Tunas y Guantánamo

    Toros o Búfalos Agramontinos
    Ciego de Ávila y Camagüey
    Azucareros de las Villas Santa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus
    Cocodrilos de Matanzas Matanzas y refuerzo de otras provincias occidentales
    Leones de la Habana Antigua provincia Habana incluyendo la Ciudad de la Habana.
    Vaqueros de Pinar Antigua provincia de Pinar del Rio

    Los equipos seleccionan en primer orden los de su antigua provincia y posteriormente se debe realizar una bolsa de todo el país con los peloteros que no han sido incluidos y pasarían a reforzar las posiciones con carencias en los equipos para lograr un equilibrio.
    Esto ayudaría a la participación de todos los peloteros del país atendiendo a su calidad y permitiría la participación de peloteros contratados, evitando lo que sucedería si se considera los 6 equipos clasificados, que pasaría sino queda entre los 6 equipos Industriales la mayor urbe del país se quedaría con su estadio cerrado, si quieren hacerlo por los 6 equipos la variante debería ser la historia al menos de 10 años anteriores para lograr que lleguen los 6 grandes.(Pinar,Matanzas,Industriales, Villa Clara , Camagüey y Santiago de Cuba).

  • Titico dijo:

    Porque no dan la Champions Lesgue los martes y miércoles si es la competición deportiva más grande a nivel mundial ?

  • Miguel dijo:

    Se deben hacer muchas cosas para salvar nuestro Béisbol, yo solo propongo una, rescatar la serie selectiva paralela en calendario a la serie del caribe y que tenga solo cuatro equipos: Orientales, Centrales, Occidentales y Habana, pues considero que para que exista una verdadera especialización del picheo como la que Cuba debe enfrentar en los eventos internacionales debemos tener concentrados los mejores 52 lanzadores, 13 por cada equipo, lo cual permitiría a un bateo también concentrado enfrentarse a un picheo de mucha mas calidad al de la serie nacional, disminuyendo los exorbitantes promedios de bateo, pero ademas se podría contar con más de un jugador de calidad por posición, lo cual beneficiaria el empleo de los jugadores del banco en función de los requerimientos tácticos de cada juego. Creo que tener un torneo selectivo con los seis primeros equipos de la serie nacional, aunque se refuercen no aportaría mucho para elevar el techo de nuestro béisbol y seguiríamos arrastrando un picheo en desventaja ante la ofensiva y estaríamos modelando un evento muy inferior en calidad a la mas débil liga invernal del caribe. Si la Selectiva vuelve a renacer tiene que ser con objetivos claros y que se puedan medir para que a corto y a mediano plazo aporten resultados palpables primero a nivel centro americano, luego panamericanos y finalmente a nivel mundial.

  • Rubén dijo:

    Gracias cubadebate por permitirnos participar de esta manera en la opinion popular de la comision nacional de beisbol. Le agradecería muchisimo que le enviaran mis ideas al nuevo comisionado nacional y ojalá ejecuten alguans de ellas. Mis planteamientos son los siguientes:
    1- Acabar de crear inmediatamente una liga profesional de beisbol cubana. Donde exista inversion extranjera y patrocinio de las principales empresas nacionales. Estos son otros tiempos. Y es una rotunda contradicción que nuestros jugadores puedan ser contratados para ligas profesionales, y sin embargo no podamos tener una liga profesional. De esta manera propongo mantener la serie nacional con la misma cantidad de juegos, como liga de verano. Y la liga profesional en invierno, con un máximo de 6 equipos. En la liga invernal pueden participar jugadores cubanos y de cualquier parte del mundo. Y los rosters son conformados por contratacciones por lo que un jugador cubano puede jugar en cualquier provincia. Los 6 equipos deben estar ubicados en ciudades estrategicas para el turismo y economia del país. Las ciudades de estos 6 equipos pueden ser Pinar del Rio, La Habana, Varadero, Ciego de Avila, Holguín y Santiago de Cuba. El precio de las entradas a los estadios oscilará de 5 a 20 pesos CUP para nacionales, y de 5 a 20 pesos CUC, para extranjeros según la localización de los asientos y el VIP de 100CUC. Logicamente todos estos estadios serán totalmente arreglados, y existirá un oferta gastronomica de primer nivel mundial y no faltará la venta de todos tipos de suvenires del equipo local.
    2- Acabar de crear el Salón de la Fama del beisbol Cubano. Donde sean exaltados y roconociods a todos los peloteros que han han puesto en alto el nombre de Cuba en cualquier parte del mundo. Que no sean discriminados por su desción de jugar en cualquier liga, como es normal en todos los paises y en todos los deportes.
    3- Transmitir los juegos de la MLB en vivo, por lo menos un juego al dìa. Como mismo lo hacen con otros deportes. Si no se pueden trasmitir porque está se lo impiden a Cuba, que al menos la CNB se le informe a la pobación. Si el problema es pagar las transmisiones. El estado debe invertir y que se trasmitan los juegos, para que los niños comenten y discutan de Acuña, Trout, Degroom y Yellich como lo hacen de Messi y Cristiano. Y los motive a jugar beisbol y con otra visión.
    4- Actualización absoluta de los tecnicos de todas las categorias, referente a los métodos actuales de entrenamientos.
    5- Recuperar todos los estadios de beisbol del pais y en aquellos barrios donde no existan terrenos de beisbol crear uno, para que se juegue beisbol en todos los barrios de Cuba. Y de esta manera se pueda crer una Liga de beisbol infantil, donde el campeón sea el que represente a Cuba en Las Ligas pequñas. Esta Liga de beisbol infantil pudiera recuperar el nombre de Cubanitos, como las creada por Bobby Maduro antes del 59.
    6- Todo pelotero nacido en Cuba sea elegible para representar a Cuba en cualquier evento internacional. Que no exista discriminación, odio y olvido por aquellos que hayan decidido contratarse sin el amparo de la FCB.

    Me parece que si se llevan a cabo estos 6 plateamientos nuestro beisbol aparte de mejorar abismalmente, eliminaremos aquellas dudas de los que plantean que la FCB y la CNB, nos son organizaciones no gubernamentales. Muchas gracias.

    Dr. Rubén Portuondo Aldana

  • Rogerley Más González dijo:

    Solo la masividad rendirá frutos, se debe jugar mucho béisbol en todas las categorías. Se necesita captar el talento donde quiera que esté. Pero para eso se necesitan recursos, terrenos, guantes, pelotas,bates. Jugar, jugar y jugar. El deporte en general y el béisbol en particular no entiende de carencias o problemas económicos, si no le pones lo que tienes que ponerle no se obtendrán resultados, lo que no siembras no se puede cosechar. Debemos resolver los problemas a lo interno primero, brindarle al béisbol y al pueblo el espectáculo que ambos merecen. Se debe jugar de noche, en los años más difíciles del periodo especial se hizo, mientras se siga jugando en los horarios actuales tampoco se avanzará. Considero buena la propuesta de estructura, pero se debe jugar la misma cantidad de juegos como HC y como VS, como en todos los béisbol del mundo. Se debe ser más prácticos con las contrataciones no puede ser un proceso tan demorado, a veces creo queremos descubrir el agua tibia en algo que el mundo entero viene haciendo hace muchos años, y ahí habló del fútbol también, que por cierto, no deben confrontarse uno con el otro, en el mundo entero todos los deportes coexisten sin problema alguno, y se disfrutan todos al más alto nivel, no nos creamos el ombligo del mundo, por favor, eso nos ha hecho siempre mucho daño. Por favor, en el exterior vamos a jugar béisbol, no a la 3ra guerra mundial, quitemosle presión a directivos, técnicos, entrenadores y jugadores en general. No llevemos al equipo principal a todos los eventos habidos y por haber, como si nos fuera la vida en ello. No cuidemos más cargos, sino cuidemos al béisbol. A los centroamericanos llevo por ejemplo, el equipo revelación de la serie, representando al país, este año podía ser Santiago, Camagüey, y así les quito presión, que vayan a jugar béisbol, ahh y con su cuerpo técnico íntegro, como estímulo y superación, basta ya de montar en el avión a quién no se lo merece. A unos panamericanos, llevo al subcampeón nacional, a jugar béisbol, sin presión, a ganar o perder, con su colectivo de trabajo, con los refuerzos que ya tiene. A las series del Caribe, al campeón, con los refuerzos que ya tiene, sin ninguno más, con su cuerpo técnico íntegro, a ganar o perder, a jugar béisbol. De todas formas estamos llevando a lo mejor que tenemos, incluidos "asiáticos" y los resultados son los mismos o peor, porque la imagen que dejamos es peor, porque vamos con todo. Ahhh, a juegos olímpicos, clásicos mundiales, clasificación olímpica, ahí si llevamos lo mejor que podamos. En fin, algunas ideas, humildemente, de un cubano que ama el béisbol y no vive, ni viviría nunca de él. Lo aprendí a querer desde muy pequeño, desde la visión de mis abuelos, y duele verlo como está. No olvido una de las ultimas, sino la última intervención de Piti Rivera en la radio, sobre todos estos temas. Saludos

  • Pablo dijo:

    1. Renovación de la dirección Nacional de Pelota
    2. Reorganización de las estructuras de base y activación del sistema de competencia desde las categorías infantiles hasta las juveniles.
    3. Serie Nacional con los 16 equipo actuales a dos ronda de 3 juegos por equipo, con un play off final entre los dos primero lugares del todos contra todos sin refuerzo
    4. Serie élite cubana. Los directores de los 4 primeros equipos de la serie Nacional conformaría sus equipos eligiendo peloteros por posición según el puesto alcanzado en la serie Nacional
    5. Suscribo los planteamientos de Joel en cuanto a los estímulos morales y económicos de peloteros y arbitros, el patrocinio de empresas y demás a los equipos.
    6. También apoyo del llamado de peloteros cubanos en otras ligas a integrar la selección Nacional estando claro por ahora que los contratados en la MLB no podrán ser llamados por razones mas que conocidas

  • Herlys dijo:

    Creo, desde mi modesta opinión que la pelota en nuestro país debe comenzar desde cero, quiero decir, replantearnos cosas que se perdieron en el camino, como lo son, los profesores del la áreas deportivas, buscando talentos en las escuelas para sus áreas especiales, creo también que la pelota debe ser un deporte masivo, como lo es en otros países, creo que para esto el movimiento deportivo cubano debe sacrificarse y no conformarse con resultados pequeños, quiero decir que el mayor logro para la pelota cubana debe ser que lo terrenos deben estar llenos de niños aprendiendo las artes del pasatiempo nacional para en un futuro no muy lejano tener en el terreno muchos de estos niños convertidos en jóvenes vistiendo las franelas de sus equipos de base y así sucesivamente hasta llegar a las cuatro letras.

  • Yoanny dijo:

    No me gustan los dos campeonatos, el que está actualmente ya está calando en el gusto de los aficionados, se ve en las concurrencias de los estadios. Prefiero dejarlo como está ahora, ese no es el problema del beisbol en Cuba.

  • Luis manuel Bofill Feliciano dijo:

    Estimado para mi muy buen escrito y valiente, que pasaba cuando Juan Ealo que lo olvidaron dirigía los entrenamientos?, yo pienso que no es jugar, las deficiencias técnicas que tienen nuestros jugadores son de la base y esas se rectifican en el entrenamiento, los técnicos deberían tener todos el libro de Juan Ealo incluyendo los de la élite para que se den cuenta que el 90% de nuestros peloteros y ellos tienen deficiencias y si los entrenadores no saben que pueden rectificar, cuantos de nuestros peloteros contratados llegan al equipo superior de esa liga directamente?.
    Yo creo que el pelotero que no domine la técnica, nunca llegará a nada.

    Gracias.

  • abdel dijo:

    EL problema de la pelota en Cuba no puede verse como una situación en un deporte puntual, ni la comisión nacional puede por sí sola cambiar la situación actual de este nuestro deporte nacional.
    Desde mi punto de vista debe comenzarse con un cambio de mentalidad en el INDER en su conjunto. No se trata de abandonar el concepto de ¨Deporte derecho del pueblo¨ si no que se cumpla y no se puede pensar en que sea un derecho del pueblo si, por solo mencionar dos ejemplos la pista del CD José Martí en Plaza parece que fue bombardeada y su tabloncillo donde se efectuó el balonmano de los Juegos Panamericanos no existe, y si el único canal de kayak y canoa que existe en la Habana en el CD Camilo Cienfuegos en Plaza también, hoy es un criadero de mosquitos. De esta situación pueden hablar los habitantes de cualquier municipio del país. Evidentemente con el presupuesto del estado va a ser muy complicado revertir esta situación, en este año por ejemplo se ha analizado la situación de los medicamentos, ¿tiene lógica que el estado priorice el deporte ante los medicamentos y suministros similares? Por supuesto que no. Por lo que el financiamiento debe salir del propio INDER.
    Por lo antes dicho hay que cambiar los paradigmas
    • La Base
    No es posible que los implementos para la bese los pueda proveer el INDER, debe seguir siendo responsabilidad de los padres, el INDER si debe coordinar con el MINCIN para que existan esos implementos en el mercado.
    No así los implementos para los torneos calendáriados, para eso el INDER si deben garantizar los recursos al ser ¨selecciones¨ a cada nivel.
    Mi experiencia con la base es que depende más de los entrenadores que de los recursos, mi hija practico natación y no fue promovida más por el desinterés de los entrenadores que por falta de recursos, los padres manteníamos a los niños con todos los implementos necesarios.
    Lo cierto es que la base es la que coge el sol, el frio, se ¨faja¨ con los muchachos y con los padres y no tienen el estímulo necesario.
    Mi propuesta es aumentarle un cinco por ciento al salario actual (de forma permanente, sería su nuevo salario) por cada muchacho que los entrenadores de base promuevan al nivel superior. Ejemplo si un entrenador en la base ganara 1000 CUP y promueve a dos atletas su nuevo salario seria 1100 CUP si el año siguiente promueve uno su nuevo salario seria 1155 Cup y así año tras año. Lo que creo oportuno aclarar es que la selección de los muchachos debe de ser justa y no con el fin de favorecer a algún entrenador.

    • El abandono de atletas del país
    Tenemos que asimilar, más que adaptarnos a las reglas internacionales del deporte. Lo primero que tenemos que aceptar (Aunque a algunas personas le cueste) es que nuestro deporte es profesional: peloteros contratados en Japón, Voleibolista en Argentina, Baloncestistas y balonmanistas en España, Luchadores en Alemania, Atletismo Liga del Diamante y Boxeo en la Serie mundial. ¿Hace faltan más ejemplos?
    Entonces tendremos que asumir sus reglas. ¿Qué ocurre con los talentos en el mundo? A edades tempranas son contratados por los clubes para sus academias. Nosotros no tenemos clubes pero tenemos academias, se llaman EIDE, ESPA etc.
    Mi propuesta es que el INDER determine el nivel, a mi criterio no mayor de 15 años, en el que los talentos sean formalmente contratos con la anuencia de los padres. Esto no significara que los muchachos no puedan salir del país, sino que si se desempeñaran como atletas la entidad que los contraten podrá ser demandada por violación de contrato o cuando lleguen a la mayoría de edad puedan ser contratados por las normas del INDER.
    Estas propuestas son para todos los deportes y los ingresos provenientes de dichas contrataciones y demandas y luego del pago de impuestos adecuados, sean revertidos en el desarrollo y recuperación de las áreas deportiva para hacer realmente efectivo el concepto de ¨Deporte derecho del pueblo¨.

    En cuanto al beisbol también necesita un cambio de mentalidad.
    • Los torneos nacionales
    En la nueva estructura estoy de acuerdo en la primera parte una serie nacional, con los 16 equipos y un campeón. Me gustaría que fuera de 90 juegos y simultáneamente con la sub 23 de 60 juegos y que se permita subir y bajar atletas en ese rango de edad entre los dos eventos. Luego de finalizada la sub 23 no se pueden hacer más cambios a no ser por lesión o disciplina.
    La segunda serie no debería ser con los 6 primeros equipos reforzados. Debería ser la Liga Cubana de Beisbol, compuesta de 6 equipos de 100 Juegos y sin vinculación entre un torneo y otro. Me explico los atletas serian contratados para la Liga sin tener que jugar en la serie nacional.
    Para la contratación de dichos equipos podría tener una etapa territorial cada equipo tendría un grupo de provincias ¨fuente¨ y a partir de una fecha fijada desde los estatutos de la Liga los equipos pueden contratar atletas de cualquier parte del país. No es un préstamo es una contratación por lo que ese atleta será plantilla del equipo que lo contrato mientras el mismo desee disponer de su trabajo. Definir desde los estatutos la cantidad posible de extranjeros a contratar (Esta claro que en un inicio esto será una sueño pero en el tiempo pude convertirse en una posibilidad).Si es necesario no debe temerse al solape de la final de la serie nacional y el inicio de la Liga.
    Desde los estatutos debe definirse en que torneos participaran los atletas de cada serie y los contratados en clubes internacionales.
    • Equipo Nacional
    Los problemas no están en la integración del equipo nacional si no en los hábitos y costumbres que asumen los peloteros años tras años en la serie nacional. Mi objetivo no es hablar de nombres pero a veces no queda más remedio. Muchos criticaban a Víctor por los ¨métodos¨ de él porque sentaban a los peloteros por error tácticos o no coger señas o estar ajeno al juego. No puede ser que atletas como los hermanos Alarcón año tras año cometan indisciplinas y sigan jugando y haciendo equipos nacionales, ¿Qué ejemplo les damos a los jóvenes?
    Todo eso se refleja en los equipos nacionales.
    En cuanto al equipo unificado opino que no podemos hacer un equipo para intentar ganar un torneo. La gran mayoría de los que se fueron violaron las leyes, reglas y normas establecidas en su momento. ¿Qué ejemplo les daremos a los jóvenes?
    Como he dicho arriba, si estábamos equivocados, cambiemos las reglas, las normas pero eso no hace que se permita conformar equipos nacionales a alguien que al menos cometió la indisciplina de abandonar el equipo.
    • Los estadios
    La situación de los estadios también está bien complicada.
    De lo primero que hay que hablar es de los precios. No es posible que un concierto cualquiera cueste 40, 80 CUP y más y un juego de beisbol un CUP.
    Mi propuesta es la siguiente, determinar los 6 estadios base de los equipos de las Liga y sobre esos estadios comenzar un proceso de remodelación empezando con el mobiliario, la recuperación de las sillas debidamente identificadas. Remodelación que paulatinamente se ampliaría al resto de los estadios para que la Liga se juegue en todos los estadios del país.
    La gastronomía debe estar dentro del estadio debidamente organizado y con los espacios debidamente definidos y arrendados. Ampliar los servicios dentro de los estadios para que la familia acuda a los mismos no solo a ver pelota sino a comer, comprar, tratamiento de belleza especialmente para mujeres y cualquier otro posible.
    Es increíble la cantidad de espacio que se pierde al no tener cerrado el área debajo de las gradas en casi todos los estadios del país.
    Los precios deberían ser
    LCB: 20.00 CUP (se puede arrendar asientos a aficionados por toda la serie a un precio menor, debiendo ser usado exclusivamente por el)
    Serie Nacional: 10.00CUP
    Sub: 23 5 CUP
    Series provinciales: 1 CUP
    • Propaganda y comercialización
    Es necesario incentivar la promoción del beisbol y convenir con las ligas y/o torneos donde se contraten a nuestros atletas para la transmisión de dichas ligas o torneos. No puede ser que nuestros atletas estén jugando por el mundo representando y contratados por Cuba y tengamos que conformarnos por la imagen de un Jonrón o una carrera impulsada.
    Es necesario crear estrellas, la experta era Julita Osendi, no solo se va al estadio a ver un juego de pelota, se va también a ver a una estrella recuerden a nuestros ídolos German, Pacheco, Linares, Muños, etc. y si no salen hay que crearlos.
    Ya tuvimos una experiencia vendiendo banderas y pullover de los equipos de la serie nacional, eso debe ampliarse y vender camisetas personalizadas.
    No creo que esto sea una barita mágica pero pienso que si empezamos con cosas así en un futuro próximo volveremos a ser una potencia no en el beisbol sino en el deporte en general. Aquí hay varias cosas garantizadas, indudablemente Cuba es una ¨fabrica¨ de talentos tantos deportivos como culturales y además tenemos al personal técnico y el conocimiento para dar el salto que tanto pedimos los aficionados.

    espero que me publiquen ees la segunda vez que mando mi comentario

  • migue-educsandino dijo:

    Es hora de:
    Que nuestros arbitros se sumen a la zona de strike internacional pues causan problemas a bateadores y lanzadores cubanos en torneos en el exterior.
    Estimúlese a entrenadores de base que promueven atletas. Incorporen al plan de estudio de Secundaria Básica y Pre en la asignatura E Física el deporte de Béisbol.Esas enseñanzas oscilan entre 11 y 17 años y en las escuelas no hay un implemento de Béisbol ni siquiera para el horario de deporte u otros.
    Estimúlese a exatletas de ese deporte,además de contratarse por horas a algunos que realizan otra función y así aportarán toda su experiencia.
    No quiten más directores del equipo nacional con rapidez ,ellos deben tener un ciclo para trabajar,excepto situaciones extremas.
    El DT del equipo Cuba no debe dirigir en la serie,debe estar chequeando por todo el país la actuación de los peloteros,no trazando estrategias y buscando soluciones a veces hasta administrativas al equipo de su provincia.Eugenio York,Ronaldo Veitía ,etc solo estaban con el equipo nacional.

  • Neray conde dijo:

    Creo que es justo reconocer el trabajo realizado por los que tienen que ver con el beisbol en los municipios y las comunidades, son los realmente inculcan el amor por este deporte desde las edades en que los sueños son cosa seria, también creo que uno de los problemas más importantes es el economico, si Ud va a una tienda(tampoco es en todas las tiendas), un guante vale de 15 a 30cuc, un guante de 20 y si hablamos de uniformes y el calzado deportivo entonces hay hay un factor real de descontento en la poblacion, asimismo cuando vas al estadio es casi como estar en una funeraria, no hay venta de souvenir de ningún tipo u cuando la ha habido aguantate con los precios, lo mas barato que se vende son las gorras con el logo de los equipos y valen de3 a 10cuc dependiendo de la calidad.

  • Alfredo dijo:

    Estuve buscando la noticia de PARTE q lei hacE dias y no la encontre vi esta y aunque di mi opinion en aquel momento a ver si alguien con la responsanilidad y el poder de decision es capaz de leer la enteevista q hicieron a PARET hay estan los claros problemas del beisbol cubano y hasta de nuestro pais personas q se esmeran luchan dan lo mejor de si y hasta de su dinero ponen para el beisbol y tengo experiencia de eso y de la federacion los echan a un lado cuándo entenderemos q en los lugares se ponen lis capaces los entregados los q viven para lo q hacen yno los q viven de lo q hacen espero repito q alguien con responsabilidad y respeto le dé para atras a tan mala decision lo quitan y esta tan arraigado a su provincia a su equipo q dice seguira ese vinculo a los q hay q quitar dr inmediato son a todos aquellos q no son capaces de aprecia los sacrificios de los hombres a ti PARET solo te repito la frase de nuestro comandante en jefe LA HISTORIA TE ABSOLVERA .

  • Seguidores de la serie dijo:

    El grupo de seguidores de nuestro deporte nos preguntamos será industriales el unico equipo del cual nuestros programas deportivos hacen comentarios reiterados

  • Melquiades Garcia Rodriguez dijo:

    hola,,,, desgraciadamente el baseball en cuba no lo salva nadie, tambien creo que dentro de 20 años solo se jugara en japon y estados unidos, varios factores inciden en esto, primero la duracion de los juegos es descomunal para la rapides en que se vive, ya nadie tiene tres horas para sentarce a ver ni siquiera una pelicula,,, los precios de transmisión y repeticion de señal ya no son factibles a las grandes televisoras deportivas si tenemos en cuenta el rating televisivo de un juego de pelota y hoy el deporte en general se mueve por las televisoras y ellas son quienes rigen esta situacion, los ultimos eventos beisboleros digase serie del caribe, premier 12 etc se juegan a estadio vació, es decir a nadie le interesa ir al estadio ni aunque juegue un equipo local,,, en cuba pasa algo muy interesante, si le prefuntas a cualquier joven de 16 años, ?quien es el lider de hits en la serie nacional? , nonte saben responder,, pero sin embargo saben cuanto goles tiene Messi, como se llama la esposa de Cristiano, como se llama el perro de Suarez, cuantos autos tiene Iniesta, de que color es la casa de Neimar en españa,,,, nada tiene que ver con el deporte basicamente, sino con el interes del espectador, no por gusto fue eliminado de las olimpiadas,,,, este es mi modesta opinios

    • Yoel Plasencia dijo:

      Interesante!? Su opinión es la cruda realidad

  • OtroCubanoMas dijo:

    Magnífico artículo, muy completo. Por supuesto como cada cubano, estoy muy de acuerdo con varios elementos y opiniones, con otras no tanto y con algunas, totalmente en desacuerdo. Y precisamente a una de estas es a la que voy a referirme.
    Es sobre la estructura de nuestros torneos nacionales del máximo nivel. Concretamente sobre la referencia a las Selectivas como una variante a retomar como esquema y estructura de un nuevo torneo de mayor calidad a realizarse a continuación de las Series Nacionales (que no deben desaparecer como elemento básico y esencial de nuestro béisbol y en lo que la mayoría, para no ser absoluto, coincide). Joel plantea que "la vida impuso su final", y es cierto, pero no "por la poca atención material y política que recibían los conjuntos de parte de los gobiernos provinciales y demás entidades, ya que un híbrido de tres o cuatro provincias caía en territorio de todos y de nadie."
    El fin de las Selectivas estuvo dado en primerísimo lugar por la llegada del periodo especial y sus graves consecuencias económicas y en todos los ámbitos de la vida y la sociedad, incluido el béisbol.
    (Fin primera parte)

  • OtroCubanoMas dijo:

    (continuación de comentario anterior)
    y en segundo lugar por decisiones que le introdujeron variantes contraproducentes como las Super-Selectivas, Copas Revolución y otros etcéteras.
    Pero las Selectivas propiamente dichas fueron el mejor espectáculo que jamas tuvo nuestra pelota, por su calidad deportiva, por el seguimiento de la afición y por el respaldo de las autoridades.
    Francamente no sé, de donde han salido opiniones que contradigan esto que digo, porque yo si lo viví y las disfrute. El "supuesto" (por que no fue real para las Selectivas), no apoyo de autoridades y directivos, pudiera ser una amenaza, pero me pregunto, ¿para que están entonces las autoridades nacionales? Y no solo del béisbol o del INDER, sino además de las autoridades de gobierno y políticas. No me imagino a nuestra máxima dirigencia permitiendo por ejemplo que los primeros secretarios del PCC de cualquier Provincia no apoye o estén torpedeando al equipo que representa a su provincia en la Selectiva y mucho menos por temas tan banales como la envidia.
    En otro comentario me referiré a las ventajas de tener un torneo a imagen y semejanza de las anteriores Series Selectivas.

  • Juan alberto martinez triana dijo:

    La serie nacional no se resuelve cambiando diferentes formatos de competencia si los peloteros llegan a la serie nacional sin saver jugar pelota devemos empesar por la base rescatar la tradicionar pelota de manigua que no nesecita tanto recurso solo hay que organizarla porque van los que tienen deseos de jugar no de trabajar

Se han publicado 477 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Joel García

Joel García

Periodista cubano. Editor-jefe de la Redacción Deportiva del periódico Trabajadores desde 2007. En twitter: @joelgarcialeon

Vea también