Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Robo de combustible: Fugas y coartadas (+ Infografías)

| 247 |

Central Eléctrica Diésel de Berroa, en La Habana donde ocurrió el robo de 2,5 millones de litros de diésel. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

El delito se abrió paso entre las malezas. La oscuridad, la endeble cerca perle que “protegía el lugar de los hechos” y la idea de “pasar gato por liebre” favoreció a los malhechores.

Casi 2,5 millones de litros de diésel, el combustible necesario para electrificar 51 mil 714 viviendas durante un mes —según cálculos conservadores de la Unión Eléctrica de Cuba (UNE)—, se “filtraron” del emplazamiento de grupos electrógenos ubicado en el callejón Kilómetro 12 ½ del Reparto Santa Fe, en Guanabacoa.

Todo estaba “bien calculado”. Los jefes de turnos, junto a custodios y operarios encargados de activar los sistemas para la generación de energía eléctrica, manipulaban fraudulentamente el mecanismo diseñado para la actividad, con el fin de emplear menor cantidad de petróleo que la planificada, cifra que nunca dejó de ser reportada como consumida. Por lo tanto, cada día se apoderaban de la diferencia.

Por los trillos que llevan hasta el improvisado caserío, en carretillas o vagones de construcción, transportaban los tanques de 20 y 25 litros hacia las viviendas colindantes. El negocio era “redondo” y no pocos se “mojaron” las manos.

Los implicados acordaban con pobladores del asentamiento ilegal cercano a la entidad la venta de cada litro de petróleo en 3.00 pesos cubanos (CUP). Estas personas revendían “la mercancía” a choferes de autos particulares por el “módico precio” de 5.00 CUP .

Tras meses de investigación policial, y luego de seis registros domiciliarios, fueron ocupados 37 mil 469 litros de petróleo, mil 273 pesos cubanos convertibles (CUC) y 5 mil 259 CUP. Además, se confiscaron múltiples equipos electrodomésticos adquiridos como ganancia de la actividad y tres cisternas, entregadas a la Refinería “Ñico López”. La entidad certificó que el combustible era diésel Especial en buen estado para su comercialización.

Por el delito de malversación, a los 17 implicados les fueron impuestas condenas de privación de libertad o trabajo correccional con y sin internamiento, en dependencia de su participación en los hechos. El juicio se celebró del 10 al 14 julio de 2017.

¿Las decisiones tomadas por el Estado y Gobierno cubanos para “cortar el mal de raíz” han sido efectivas? ¿Las fugas de combustibles se han detenido? Tras estas interrogantes ha andado un equipo de Cubadebate en los dos últimos meses.

Infraganti

Sellado de seguridad en la Central Eléctrica Diésel de Berroa, en La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Al cierre de junio, 339 procesos penales se radicaron en Cuba, según fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) consultadas por Cubadebate. Se ocuparon 117 mil 463 litros de combustible de diferentes tipos, entre ellos 85 mil 823 de diésel y 21 mil 016 de gasolina. La afectación económica preliminar es de 488 mil 644 CUP.

Holguín (48), La Habana (42) y Villa Clara (32) son los territorios con mayor incidencia. Esas tres provincias agrupan el 36 por ciento del total de procesos radicados, vinculados con el combustible.

Reinaldo Cruz Rivera, vicefiscal general de la República de Cuba, explicó que en el Código Penal la tipificación de las conductas relacionadas con la sustracción de combustible puede ser variada: en dependencia de la posición del sujeto, la conducta delictiva o la infracción relacionada con el recurso en cuestión.

  • Malversación: Cuando la persona tiene bajo su custodia o disponibilidad el bien.
  • Robo: Si utiliza fuerza para la sustracción de combustible.
  • Hurto: Si lo sustrae sin utilizar fuerza.
  • Apropiación indebida: Cuando la persona no tiene cargo de dirección o disponibilidad del recurso, y sólo tenga en su posesión la confiabilidad del bien.
  • Receptación: Si el recurso es adquirido como resultante de una conducta delictiva anterior.

Aunque “desde el punto de vista administrativo se le ha dicho a todo ‘robo de combustible’ porque el efecto es la pérdida, técnicamente la calificación depende de la posición del agente comisor frente al recurso”, precisó el jurista.

Desde hace cinco años, la FGR prioriza el control del combustible en sus investigaciones y verificaciones fiscales.

“Hemos asumido las acciones de control desde el punto de vista directo, con investigaciones dedicadas sólo al tema combustible; aunque también tratamos el asunto de manera complementaria”, aclaró.

Ejemplificó que “es obligatorio para fiscales y asistentes comprobadores revisar cómo se controla y usa el combustible, aunque estén realizando indagaciones de otra índole en una entidad determinada”.

Según Cruz Rivera, dichas revisiones se han concentrado en entidades con niveles más altos de asignación y consumo de combustible.

Entre ellas, mencionó a los ministerios del Transporte y todo su sistema empresarial; de la Construcción; de la Agricultura, el de Energía y Minas (que atiende toda la comercialización mayorista), y el Grupo AZCUBA.

También se direcciona el trabajo hacia los consejos de la Administración, con énfasis en las labores relacionadas con los servicios comunales, acueducto y alcantarillado, así como a las actividades industriales altas consumidoras.

De acuerdo con el vicefiscal general, las conductas más frecuentes son la compra ilegal de combustible a trabajadores del sector estatal, que se valen de su disponibilidad sobre el producto.

Aparente soledad

Pipa de combustible en La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Aprovechó la soledad del entorno para sus negocios. Imaginó que nadie se daría cuenta del “trapicheo” que se vivía en la Empresa de Perforación y Extracción de Petróleo de Occidente, ubicada en Vía Blanca, Km 37 ½, “El Caribe”, en el municipio Santa Cruz del Norte, Mayabeque.

Sin pensarlo tres veces aceptó la propuesta de dos desconocidos: más de 420 litros de petróleo —valorados en 336 CUP—. “Este material vuela”, pensaría. “Los negocios redondos no surgen de la nada”, debió también tener esa certeza, a siete leguas este chollo provenía de un acto delictivo.

Se puso de acuerdo con otras cuatro personas, indistintamente, para comercializar el combustible y, a fin de que resultara más sencilla la operación, lo envasaron en pomos plásticos con capacidad para 25 litros.

Debidamente camuflados en la garita de la entidad sólo faltaba que los clientes fueran a buscar la mercancía. Esa misma tarde varios vehículos llegaron, uno tras otro, a llevarse el “botín”, a discreción y con el pago por delante.

Aproximadamente a las seis de la tarde del “día cero”, la “cabeza pensante” de la operación se había puesto en contacto con un chofer A de la brigada de trasiego de bombeo y fluido encargado de un camión cisterna —conocido como pipa—, asignado a la Empresa de Perforación y Reparación Capital de Pozos de Petróleo. Le entregó 20 litros a un precio de 16 CUP.

Pero la aparente quietud no sería eterna por aquellos lares. En un operativo fueron detenidos los seis “malhechores”, oficiales de la Policía Técnica Investigativa ya le daban seguimiento al caso.

In situ fueron ocupados seis tanques metálicos; 21 envases plásticos —con capacidad para 20 litros— llenos de petróleo; además de un recipiente de dos litros y tres tanquetas metálicas de 20 litros completamente vacías. La capacidad de almacenamiento de los receptadores ascendía a 420 litros: “desde el primer día cuadró la caja”.

El 28 de marzo de 2019 recibieron sus sentencias de privación de libertad cinco de los acusados, al sexto se le impuso trabajo correccional con internamiento.

¿Hecho delictivo o de corrupción?

El hecho de corrupción —por lo general— parte de alguien que tiene la responsabilidad de controlar el combustible. Lo cometen directivos y funcionarios que cuentan con la disponibilidad de determinado recurso. Sin embargo, en el hecho delictivo no es imprescindible una razón de cargo, señaló Reinaldo Cruz Rivera, vicefiscal general de la República de Cuba.

Todos los casos de robo de combustible son hechos delictivos pero no siempre son de corrupción. Estos últimos tienen como característica intrínseca la pérdida de valores éticos y morales, además de mancillar la confianza depositada en una persona, con determinada responsabilidad económica y social, que se aprovecha de ello para cometer un delito.

La Ley 107 de la Contraloría General de la República (CGR), en su artículo 11, señala:

“Corrupción Administrativa: Es la actuación contraria a las normas legales y a la ética por los cuadros, dirigentes, funcionarios del Estado, el Gobierno y de otras organizaciones consideradas sujetos de la CGR, en el ejercicio de su cargo o en el desempeño de la función asignada; caracterizada por una pérdida de valores ético-morales, incompatible con los principios de la sociedad cubana, que se comete para satisfacer intereses personales o de un tercero, con el uso indebido de las facultades, servicios y bienes destinados a la satisfacción del interés público o social para obtener beneficios materiales o ventajas de cualquier clase y que tiene como base el engaño, el soborno, la deslealtad, el tráfico de influencias, el descontrol administrativo y la violación de los compromisos contraídos al acceder a los cargos; cuyas prerrogativas fueron empleadas en función de tales actividades de corrupción”.

Lo anterior esclarece que un trabajador de por sí “no puede cometer un hecho de corrupción, pues no tienen la facultad de disponer, custodiar y administrar bienes del Estado; si lo cometiera, calificaría como hecho delictivo”.

Sin embargo —aclara Cruz Rivera—, sí estaría involucrado en un hecho de corrupción cuando forme parte de la cadena delictiva comandada por un directivo con responsabilidad sobre el control y disponibilidad del recurso”.

El ejemplo más claro es el chofer de un medio de transporte, quien puede falsificar la hoja de ruta, el modelo de control del combustible y hasta los datos del chip. Al contar sólo con el medio de transporte y una tarjeta, estaría incurriendo solamente en un hecho delictivo.

La corrupción es un fenómeno más agravado que, por lo general, tiene niveles de organización y sus autores gozan de determinado nivel de disponibilidad y administración sobre los bienes.

El “infortunio”

La Terminal Fortuna, uno de los “paraderos” de ómnibus de transporte urbano más conocidos de la capital, tiene un amplio rosario de hechos asociados al desvío y mal uso del combustible. Es la entidad de mayor incidencia, con cinco casos.

En aquel lugar, el desorden y mal uso del recurso se convirtió en una práctica.

Una vez que concluía el turno de trabajo entre el directivo saliente y el entrante, el jefe de la unidad “no realizaba la entrega de los ómnibus”.

Tampoco le exigía a los choferes que lo hicieran conforme a lo indicado, provocando con ello la pérdida de combustible sin que pudieran establecer responsables”. Este proceder no era un descuido sino un modus operandi.

Por otra parte, algunos choferes dejaban el ómnibus estacionado en el área de parqueo sin traspasar la responsabilidad sobre el vehículo al próximo chofer, violando lo establecido en las normas de la entidad. Siempre que actuaban así, al día siguiente cuando se reiniciaba la jornada de trabajo se detectaba faltante de combustible, sin signos de violencia.

Los implicados fueron sancionados con condenas de privación de libertad y trabajo correccional con internamiento. Las violaciones estuvieron enmarcadas en el no seguimiento y control del combustible a partir de las indicaciones establecidas por la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (ONURE). En todos los casos, los implicados tenían cargos administrativos. La corrupción se apropió de la Fortuna.

Todo el peso de la ley

En las cadenas detectadas se aprecian casos con niveles de organización superiores, que hacen mucho más complejo su enfrentamiento, sobre todo a partir de la utilización de medios informáticos. Así lo apunta Reinaldo Cruz Rivera, vicefiscal general de la República de Cuba:

“El hecho de informatizar la distribución de combustible en Cuba con la tarjeta magnética complejiza muchas veces la investigación, debido a las redes que intervienen en los hechos donde se involucran muchos eslabones: servicentros, energéticos, directivos entidades estatales y un importante número de receptadores”.

Se genera una cadena que —en ocasiones— perdura en el tiempo, y “eso es lo más preocupante porque entonces las afectaciones económicas son graves”.

Los procesos de investigación ejecutados por la Fiscalía concluyen con un pronunciamiento del fiscal, quien emite una resolución dirigida a la entidad verificada, la cual ha de presentar —desde el punto de vista administrativo— el plan de medidas organizativas y disciplinarias que adoptarán con los responsables.

Corresponde al fiscal revisar, evaluar y determinar si con las acciones adoptadas se puede restablecer la legalidad, si no es así devuelve el plan a la administración, que debe enmendarlo en un plazo de 60 días, período en el que la autoridad legal vuelve a la entidad. Ese proceso es llamado reinspección.

“La Fiscalía va al 100 por ciento de las entidades a reinspeccionar cómo se cumplieron las medidas o se restableció la legalidad, y qué sanciones se aplicó a los responsables, de manera que se impida la reincidencia y reproducción de hechos similares”, apuntó Cruz Rivera.

Al cierre de junio, la FGR realizaba el seguimiento a 11 casos, tras las correspondientes denuncias a la policía y mientras se investigan por el órgano de instrucción. En los expedientes, elaborados meticulosamente, se archiva lo detectado por la Contraloría, el Sistema Nacional de Auditoría y el Sistema Nacional de Inspección.

Amparados en la Resolución conjunta del Ministerio del Interior, la FGR y la CGR, el grupo multidisciplinario realiza la valoración de la documentación presentada, y sólo entonces valida si existe un hecho delictivo; luego es que se formula la denuncia en la Policía.

“Es como un filtro que permite luego más efectividad en los procesos judiciales”, agrega la autoridad fiscal.

Reinaldo Cruz Rivera recuerda que la Carta Magna de la República, en su artículo 56, establece que el control de la investigación penal le corresponde a la Fiscalía, “eso siempre lo hemos hecho, pero hoy tiene rango constitucional”.

El control, objetivo altamente priorizado

Ante la ofensiva del Gobierno cubano para frenar el robo de combustible, ¿a los hechos delictivos asociados a él se le aplican sanciones más severas? ¿Son implacables los Tribunales sólo porque el país procura cerrar, definitivamente, la llave del combustible?

El Tribunal siempre tiene en cuenta la peligrosidad y las circunstancias del país, por supuesto. El contexto nunca se desconoce, pero por encima de ello prima el respeto a los derechos, garantías y condiciones de cada individuo, explicó Marisela Sosa Ravelo, vicepresidenta del Tribunal Supremo Popular (TSP).

Las sanciones también dependen de la tipicidad delictiva; por ejemplo, la malversación tiene varios rangos sancionadores, todos en dependencia del valor de lo sustraído. El más alto es de ocho a 20 años, que se aplica cuando los bienes exceden los 10 mil pesos. Asimismo pueden oscilar entre los tres y ocho años; o de seis meses a dos años o multa de 200 a 500 cuotas.

En el caso de la apropiación indebida, de cuatro a 10 años como máximo (cuando el apoderamiento del combustible, lo realiza una persona que es el conductor del vehículo o responsabilizado con la transportación de este producto y su valor es superior a los 2000 pesos); mientras que la receptación tiene sanciones que van desde tres meses a un año o multa de 100 a 300 cuotas, y de dos a cinco años o multa de 500 a mil cuotas si el receptador se dedica a la actividad, es reincidente o los bienes son cuantiosos.

Además, se imponen sanciones accesorias consistentes en la privación de derecho, comiso de los bienes u objetos que sirvieron o estaban destinados a servir a la perpetración del delito y los provenientes directa o indirectamente del mismo, la confiscación de bienes transfiriéndolos a favor del Estado, la prohibición del ejercicio de una profesión cargo u oficio, entre otras.

Desde hace varios años, la Contraloría General de la República (CGR) concede prioridad a la realización de acciones en las que se evalúe el tema combustible. El objetivo es altamente priorizado en las Directivas de Control que anualmente aprueba el Consejo de Estado, precisamente a propuesta de este órgano.

La CGR brinda especial atención a la generalización de experiencias, y métodos de control y análisis, sobre el tema en cuestión, con el objetivo de que se cumplan las disposiciones establecidas y se utilice, correctamente, este importante recurso. Aunque solo se les asocie con el control, con su labor insisten más en hacer ley y práctica la moraleja de un popular refrán: “más vale prevenir, que tener que lamentar”. 

Según directivos de la CGR, a partir de los recientes acuerdos aprobados por el Consejo de Ministros (CM) para frenar el robo de ese bien, se ha indicado a todo el Sistema Nacional de Auditoría evaluar el tema —al que se le otorga una calificación particular—, el cual influye en la calificación general en este ejercicio de inspección.

Compete a la Contraloría aplicar la reducción del 50 por ciento del combustible administrativo por el término de tres meses a las entidades y direcciones que obtengan deficiente en las verificaciones realizadas por los órganos fiscalizadores, una de las 12 líneas adoptadas por el CM.

Desde la realización de la XIII Comprobación Nacional al Control Interno concluida a finales de diciembre de 2018, y hasta el cierre de junio pasado, en las auditorías realizadas por la CGR y el resto del Sistema Nacional de Auditoría, se calificó de deficiente o malo el indicador “combustible” en 203 entidades, a 188 se le aplicó la correspondiente reducción del combustible administrativo por parte del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) y la cartera de Energía y Minas. En las restantes entidades, no procede tal restricción, ya que sólo reciben combustible destinado a la producción y los servicios.

Al cierre de junio, el MEP le había notificado a 169 entidades la reducción de 279 mil 077 toneladas de combustible, de ellas 184 mil 060 de gasolina y 95 mil 017 de diésel destinadas a las actividades administrativas.

¿Cuáles son las deficiencias y violaciones más recurrentes?

  • El descontrol físico y contable de los equipos de transporte y diferencias con lo controlado por el Registro de Vehículos del MININT, así como de los períodos de paralización por roturas, que permiten que se demande combustible por encima de la necesidad real.
  • Problemas en el registro contable y de calidad en los datos que se consignan en el sistema informativo asociado a la planificación, demanda y consumo de los combustibles, lo que resta objetividad a los análisis que se realizan con base en esta información.
  • Insuficiente análisis de la información que con respecto al consumo de combustible tienen las entidades, como las asignaciones, los vales de consumo o chips, las hojas de ruta, el comportamiento de los índices de consumo, entre otros.
  • Deficiente control de las tarjetas de combustible, lo cual propicia perder la trazabilidad sobre sus movimientos, o exigir la responsabilidad material ante pérdidas o extravíos.
  • Escasa utilización por las entidades titulares de la información —disponible en la página digital de FINCIMEX— relacionada con los movimientos de las tarjetas.
  • En los casos en que se detectan violaciones está presente la superficialidad, la rutina, el formalismo y la falta de exigencia que caracterizan el actuar de esas administraciones al aplicar el autocontrol.

Las piezas que aún fallan

Reinaldo Cruz Rivera, vicefiscal general de la República de Cuba, apunta que la mayoría de las revisiones efectuadas arrojan de manera esencial que “todavía siguen fallando los mecanismos efectivos de control de combustible a nivel empresarial”.

Cita el ejemplo del sector de ferrocarriles, uno de los puntos álgidos en lo que a regulación y control concierne.

La propia fuente confirma que la Unión de Ferrocarriles de Cuba, una de las organizaciones superiores de Dirección Empresarial del Ministerio del Transporte, posee una norma interna que regula el control del combustible, la cual no se cumple.

“No se aplica en algunas de esas instituciones visitadas, lo que trae como consecuencia que no se pueda determinar el destino del combustible desviado. Tampoco se realizan los análisis periódicos de las desviaciones de consumo, situación que propicia las diferencias se conviertan en sustracciones”.

Añade a dichas problemáticas las ocupaciones de combustible realizadas en las mismas locomotoras, así como la detección de los tanques cargados a la orilla de las líneas férreas.

Toda una fiesta donde el rey de la noche es el descontrol, y en la que se reúnen a bailar endebles medidas. Por ejemplo, a la hora de aplicar la responsabilidad material (pago) sobre el combustible sustraído, se hace al precio de costo de la compra mayorista por la entidad, no al precio con que se comercializa en el mercado negro.

“No basta con aplicar la responsabilidad material. Un trabajador que genera una afectación económica, porque se desvió el índice de consumo o se perdió el combustible, no sólo tiene la obligación legal de pagarlo, sino que ha de responder disciplinariamente ante esa actitud”, opina el vicefiscal general.

Esa es, precisamente, otra de las tendencias que han arrojado las investigaciones: el tratamiento incorrecto a los faltantes detectados por las propias instituciones, cuya medida es la aplicación de la responsabilidad material, pero que en otros casos conlleva denuncia. En este sentido, muchas entidades no reaccionan.

La diferencia entre la aplicación de la responsabilidad material y el delito depende del monto del faltante y son los propios organismos quienes definen las cifras.

“Por ejemplo, en un faltante de hasta mil 500 pesos se puede aplicar la responsabilidad material en una entidad, pero cuando exceda esa cifra hay que denunciar porque ya es una conducta delictiva”, explica Cruz Rivera.

Existen conductas que reflejan la sustracción intencional del combustible, fenómeno que no es el principal, pero ocurre y evidencia la pérdida de valores de los trabajadores, funcionarios o directivos que, incluso, conocen de esos hechos y los toleran.

En todos los casos, se nota que no existe una evaluación de las causas que generan esas desviaciones, “ese es el principal problema que tenemos hoy”.

“Todavía en las entidades estatales —según lo revelado en las investigaciones nuestras— el control del combustible sigue siendo un slogan; no es real, no se evalúa en los consejos de dirección, no se adoptan las medidas, ni se analizan las causas por las que se dan los fenómenos, es la realidad”, concluye.

Se han publicado 247 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Felipe dijo:

    Hay que poner los pies sobre la tierra con las tarjetas magneticas de combustible si en el SERVI CUPET a pareciera en el momento de introducir la trajeta la chapa del Equipo que corresponde esa tarjeta y si no coincide no se hecha combustible por cualquiera hay un % alto de transporte que hacen eso autorizado por los jefes y eso se llama desvio de recurso,otra cosa entra X cantidad de combustible a Z entidad el JEFE reparte el 70% y el otro 30% lo deja de reserva que cosa para onerle luego al que lo necesite mas,si le dieron 100 para 4 carro dele los 25 a acada cual por para eso se demando 100 por equipo con el numero de su chapa, si el carro se rompio no ese combustible tiene que estar en esa tarjeta luego a parece los inventos y selo hachan a otro carro con la chapa del roto.Eso se controla un poco la tarjeta X es para el carro Z si a parece el M hechar con la tarjeta X no sele despacha y ya,se retiene la tarjeta y se informa a MININT a la Fiscalia o al que corresponda y los Jefes que autorizaron rindan ante lo mismo ya veran los resultados nadie leda la tarjeta a otro.

  • Alexis Gamboa Fonseca dijo:

    Muy bueno el trabajo, hay que seguir combatiendo tan dañino mal, considero que al mismo tiempo que combatimos el descontrol en el sector empresarial debieramos trabajar por establecer los mecanismos de control en el sectorr privado, si cada vehículo del sector estatal tiene asiganada una tarjeta para la adquisisción del combustible que se le asigna, por qué no hacer lo mismos con los autos particulares, esto permitiría saber a través de los sistemas informáticoas establecidos cuáles son los que no hechan combustible en el cupet, si no pudiera ser a todos los autos, por lo menos debiera ser a los que tienen licencias operativas, las tarjetas de combustible debieran asiganrse cuando se otorga la licencia, especificando el consumo mínimo de acuerdo a la actividad que realizará el TCP.

  • Anjana dijo:

    Y con los asentamientos poblacionales ilegales, a solo 1 o 2 metros de las cercas perimetrales de los Emplazamientos de Grupos Electrógenos.... qué han hecho???? Pues nada, siguen ahí, tranquilos, esperando nuevos corruptos para lucrar, año tras año, lo mismo y.... no pasa nada!!!

  • Pepe dijo:

    No solamente robar combustible es sustraerlo del tanque y venderlo, hay muchas forma de hacer pesos con el combustible del estado. Ej el omnibus 192 perteneciente a transmetro que todos los dias llega al Clinico de 26 por el P3, deja el pasaje vira y se va vacio ¿Para donde fue vacio? Tambien esta el caso de los omnibus 449, 452 y 457 que prestan servicio al CIDEM, antes llegaban terminaban su servicio por la mañana y se incorporaban al P3 tremenda felicidad, hace mas de 6 meses o quizas mas, dejan el servicio y parten corriendo vacio hasta Acosta y 10 de octubre y empiezan a recoger por el P3 hasta el clinico de 26. Quien controla esos Km vacios y el combustible de esos omnibus. Piensen

  • Anjana dijo:

    Lamentables, los hechos delictivos. El hurto no se detiene, y seguimos con el mismo mal. Esto, continúa repitiéndose, y es bien conocido. Esta vez, fue la Central D.O Santa Fe, pero es un mal histórico, que otras veces se ha reportado en Berroa, San Agustín y otras tantas. Existe, claro, el trabajador que desea lucrar, pero también están los trabajadores que para nada se involucran en estos hechos. Primero, analicen los hechos: detección del posible hecho, posible trabajador corrupto, y lo que no falta nunca en estas Centrales, siempre existe un asentamiento poblacional colindante. Sobre el tema de los asentamientos poblacionales colindantes, quiero expresarme: algunos son ilegales y, qué hacen los gobiernos municipales para contrarrestar los??? Por ejemplo, una Central Eléctrica, en área casi rural, rodeada a solo 1 o 2 metros de su cerca perimetral de un asentamiento ilegal, que varias veces se ha denunciado, incluso... Qué medidas tendría que tomar el gobierno municipal al que pertenece el centro laboral??? La mayoría de estos asentamientos, están plagados de personas inescrupulosas, que igualmente constituyen un peligro para la integridad física de estas Centrales. Y año tras año, nunca se toman medidas. REPITO: NO ES SOLO RESPONSABILIDAD MATERIAL A LOS TRABAJADORES IMPLICADOS EN LOS HECHOS DELICTIVOS ES TAMBIÉN, APLICAR LA PARTE QUE CORRESPONDE A GOBIERNOS MUNICIPALES, Y OTRAS ENTIDADES.
    Seguimos lamentando hechos como este y miles más, y los seguiremos lamentando, porque la mayoría de las veces, solamente se toman medidas penales y disciplinarias con los implicados y nadie se percata de las medidas que son nulas e insuficientes.

  • Vladimir dijo:

    Por desgracia conocí a muchos de estos delincuentes. Colo quisiera que alguien me contestara y dijera en que elementos se basa o para decir que se robaron 2.5 millones de litros de petróleo. Pues bueno se los voy a decir. El fiscal se basó en la cantidad encontrada y lo multiplicó por todos los días que trabajaron estos ciudadanos. Esa sola hipótesis basto para hechar hasta 20 años de prisión. No estoy a favor del robo y mucho menos de aquellos que desvían los pocos recursos con que cuenta el cubano. Estoy en contra de cómo se puede enjuiciar a tantos años de privación de libertad basado solo en hipótesis y no en evidencias físicas. Ellos reconocieron el delito pero nunca la cantidad. Esto quiere decir que estos muchas o tenían un pozo de petróleo o producían energía. Existe el caso de uno de ellos que sólo trabajó 2 meses y lo condenaron a 17. Espero que se estudien más los casos y se presenten más pruebas físicas. No obstante hay que hacer lo que dijo el Che... Buscar la causa....

  • dvillegas dijo:

    muy buen comentario y bien explicito para los que no dan valor a la legalidad, todo tiene su tiempo, el tiempo que estuvieron robando ahora lo pierden en la carcel y ojala y se incorporen a la sociedad como buenos ciudadanos, hay cuba que mal nos vemos, es cierto que siempre ha existido la delincuencia y que muchos aprovechan sus cargos o sus facilidades pero siempre ha existido la ley y hay quienes caen y otros vulneran sin caer. hay mucha necesidad pero eso no justifica. el dinero facil le gusta a cualquiera pero los valores que no se enseñan antes no se aprenden luego de crecer. la sociedad esta cambiando, que dolor. dinero facil es el que te mandan tus familiares para que vivas un poquito mejor, pero utilizar los bienes del estado, eso no te da valor.

  • Juan Travieso dijo:

    La solución a este y otros problemas es fácil y a la vez complicada para el gobierno , la solución pasa por satisfacer la demanda a un precio basado en el salario promedio pero como todo lo de nosotros siempre hay un pero no tenemos economía ni producción para satisfacer el mercado interno y es entonces cuando ocurren estos echos y muchos otros porque el gobierno está enfrascado en el combustible pero está corrupción , está delincuencia es general , esto pasa en todos los vienes y servicios de la sociedad y todos lo sabemos pero no los del poder no hacen nada y como resultado de pierden los valores como persona que debe tener una sociedad. Hoy en día hasta en una tienda sino le das dos o tres CUC a la dependiente ella o el no te busca el número de zapatos que necesitas eso por decir al ínfimo

  • Maka dijo:

    Estoy haciendo uso y abuso de la memoria, ... pero creo recordar que algunos años atrás se aprobó y publicó un instrumento legal o normativa que establecía una revisión y actualización trimestral de los precios de los combustibles para el comercio minorista. De ésto, ... ¿qué noticias hay?.
    Nuestras instituciones no pocas veces olvidan sus deberes para con los ciudadanos y clientes, .... ¿qué noticias tengo yo -como cliente-, sobre las nuevas regulaciones a la distribución y venta de gas licuado ?, todavía no quiero dar crédito a los rumores.
    Al que roba, malversa y corrompe que le caiga todo el peso de la Ley.

  • Molesto Serrano dijo:

    Qué interesante! Nadie notó que faltaban los Megawatts que se producirian con semejante cantidad de combustible. Eso es descontrol desde el Ministro de Energía y Minas hasta el custodio. A ese señor -el ministro- le pasaron, por cierto, como 250 tanques cisternas de combustible y no se dio cuenta...

  • JMM dijo:

    Un excelente reporte que nos ilustra el daño económico que nos causa, y al propio tiempo lleva implícito un fuerte y claro mensaje disuasivo en cuanto a que el estado no esta dispuesto a continuar permitiendo tales arbitrariedades.
    En torno al combustible, aún queda mucha tela por donde cortar. ¿Cómo explicar que las entidades presupuestadas estatales, OSDES y las empresas mismas, se quejen de la poca disponibilidad de combustible que se les asigna, y que por otra parte sean los equipos ligeros y pesados del sector estatal en general, los que más circulan en días feriados por doquier, en actividades totalmente ajenas al objeto social de sus respectivas entidades?, algo más, ¿Cómo explicar que hayan empresas que no cumplan sus planes productivos por disimiles razones, y en cambio, consuman la cuota total de combustible subvencionado asignado? Se trata de un tema de larga data, aún pendiente.
    La política de ahorro y austeridad que necesita el país en las actuales circunstancias, no puede ser una mera consigna de ocasión, y debemos lograr predicar con el ejemplo desde el nivel superior hasta la base.
    Cuando hemos estado en mejores condiciones económicas y financieras, se ha intentado ordenar y restringir el uso indiscriminado e indebido del parque automotor estatal, y por ende del combustible dispuesto para garantizar la gestión administrativa y la producción de bienes y servicios, pero entonces las excepciones y los "autorizados" han sido tantos, que han dado al traste con la efectividad y sostenibilidad de las medidas adoptadas. En verdad, lastimosamente sobre este tema, ni se habla. Quizas en algún momento, más temprano que tarde, se pueda conocer y estudiar cómo lo han resuelto otros países, donde incluso hay donde se cobra un impuesto a quienes usufructúan autos propiedad del gobierno, o de una compañía, por solo citar un ejemplo.
    Es inobjetable que tratar de mediar y arbitrar con equidad en este sensible asunto resulta alto difícil, pero alguna medida sensata y sin ambages podrá encontrarse, que al menos reduzca al máximo posible, los cuantiosos gastos en el que incurre "liborio", solo por este concepto.
    Disculpen los que disientan de nuestro punto de vista, pero así lo vemos, y así lo apreciamos. Vaya nuestro reconocimiento a la Fiscalía y a todos los órganos del orden interior, enfrascados en este combate. Gracias a Cubadebate.

  • YRG83 dijo:

    Muy bueno el tema a tratar pero pudieran decir me alguien en cubadebate las nuevas medidas de CUPET sobre el Gas Licuado para la zona oriental de la compra del gas licuado cada 2 meses que ni por el noticiero nacional dicen eso. Y ni los periódicos ni nada ponen sobre el tema, después no quieren bolas. Ya se a vuelto normal la desinformación hasta cuando. Gracias

  • Serias dudas dijo:

    El robo no tiene justificación ,como la falta de control tampoco.
    Hoy quise hacer un trámite en el banco de Línea y A y mientras esperaba mi turno,vi como las custodios ,bailaban y cantaban a toda voz y muchas funcionarios se reían,dejando abandonada la puerta de entrada. Allí entraban sin control individuos que "entraban" y salían sin control y se sentaban cerca de las personas.Cuando me percaté de ello me puse la cartera en las piernas y el individuo en este caso salió .Lo comuniqué y dijeron entre risas"no pasa nada".A los 40 minutos de estar allí ,"se rompe el sistema"y nos dijeron que nos fuéramos ¿Cómo se controla ese dinero que
    quedó fuera del sistema?
    Ayer fui a abonar lo que pago por el seguro a las oficinas de Playa ,me dicen que el agente asegurador estaba "cobrando en una mesa del bar de artex"porque en las oficinas no había aire acondicionado ¿Se imaginan?¿Se reportará el dinero a las oficinas correspondientes?Serán los papeles legales?Saquen ustedes sus propias conclusiones y espero me publiquen.
    Lo anterior no es producto de mi imaginación, está basado en hechos reales entre ayer y hoy.

  • Alexce dijo:

    El artículo está muy bueno. Es un tema muy difícil en el cual se hace más difícil por el nivel de corrupción que existe hoy en día en las empresa por sus directivos. Pero hay delito que tienen para mi otra causa fundamental. Hay exigencia por la tarifa de precio en los patentados de automotores. Pero hay un punto que discrepo con usted y es la parte que dice el módico precio de 5.00 pesos no es módico es el que se debería pagar con respecto al salario que se le paga ya que el precio de 25 pesos por un litro de petróleo no es lógico. Cuando un obrero se pasa 8 horas por 10 o 12 pesos. Yo le echo gasolina 3n el cupet a mi motor y es criminal pagar a 20 pesos el litro. En el exterior nadie deja de comer por echar combustible. Hay muchos delitos que tienen un origen por precio o medidas que deben revisarse ejemplo cuando le quiten el carnet de identidad a las vacas se verán más y en ves de criar un puerco para fin de año pastoren una vaca . Hoy los campesino sino da leche o buey para arar no las quieren en sus terreno ya que su se la roban cuestionan. Si revisan el alto precio los primeros que no cairian en la ilegalidad son los chóferes. Realmente no se como pueden trabajar pagando ese precio.

  • Carlos Manuel dijo:

    Saul, usted carece de principios, necesidad de robar, imaginese que lo que yo necesite vaya a buscarlo (robar ) a su casa.
    Para colmo Ud. es un elemento corruptor al aceptar combustible de dudosa procedencia.
    Con personas que piensen así es mas dificil dificil avanzar, considerese un lastre de nuestra sociedad, Ud. con su actitud desfachatada toca fondo en el mar de la ignominia, algún día el largo brazo de la ley lo acariciará, por favor rectifique y no dañe más a nuestra sociedad, ustedes son peores que Trump, reciben los beneficios de nuestra sociedad y en pago la traicionan, a Ud. y su familia nunca le faltará el combustible para una ambulancia, para un grupo electrogeno de hospital, para llevar la leche a disimiles lugares de nuestra geografía, para enegizar nuestros hogares y escuelas, no justifique lo injustificable.

  • dariem dijo:

    en el articulo hace referencia a que 420 litros de petroleo sustraidos estan valorados en 336 CUP, eso me da a 1.25 CUP el litro y en el cupet me lo ponen a 1 CUC (25 CUP) el litro. Creo que el tema de los precios es algo que continuará propiciando hechos tan desagradables como este.

  • AAA ORIGINAL dijo:

    Hablaré del modo más práctico posible sin caer en metáforas e ideales flotantes poco vigentes...y espero me publiquen.
    La corrupción es un tema más que complicado no solo en Cuba sino en el mundo entero,es algo que ya viene por naturaleza,pues la persona siempre va a querer tener ganancias,comodidades y buena vida,muchos aqui critícan lo mal hecho y eso me encanta porque sé que todavía habemos gente de bien y honradas pero tambien hay muchos por aqui que critican porque lamentablemente la vida no los puso en el "privilegiado" puesto de aquel que estafó miles y miles al gobierno cubano...Yo veo la vida desde el lado más oscuro hasta el lado más claro y la única conclusión que logro obtener es que todos somos seres humanos desde el delincuente,el cuadro,el policía,el contralor...y hay delitos y lo seguiran habiendo porque así es la raa humana..imperfecta.
    Yo condeno la ilegalidad 100%...odio que pasen cosas como éstas...acaso el bloqueo tiene que ver con éste articulo??? Hay que enseñar desde la base a las nuevas generaciones los valores,la buena conducta,la honradéz...nunca y jamás la supervivencia y el "quitate tú pa' ponerme yo"....o La Lucha...Deporte Nacional.

  • Yd dijo:

    Tienen que revisar a los dirigentes de empresas que salen de vacaciones o certificado médico y el carro asignado al cargo que ocupa también salen con el parece que esos carros son particulares y de una empresa y luego hablamos. Ahorros de recursos , ce cojen esos autos para uso privado ejemplo de eso es en la empresa de fertilizantes revolución de octubre en nuevitas

  • teresita dijo:

    Por lo menos se necesitaron CIEN MIL viajes en tanques de 25 litros para robar DOS MILLONES Y MEDIO de combustible altamente inflamable.
    CIEN MIL viajes y NINGUN FUNCONARIO se percató, asumiendo que carretillas no hay muchas, el trasiego debió ser constante e ininterrumpido día y noche y por largo tiempo.
    Son bobos o se están haciendo los bobos.
    No se qué se persigue con estas noticias, ¿demostrar que? por lo menos me quedé con una nube en mis entendederas. No se si se hizo un buen escarmiento o todo lo contrario si se hizo el ridículo

  • Yulier dijo:

    Este tema es complejo y es problema mundial. Hay que hacer el mayor esfuerzo para automatizar los sistemas de control y vigilancia por cámara. Cuando hay una cámara grabando el problema se evita. Un sistema de cámara cuesta muy poco comparado con la pérdida de 2.5 millones de litros.

  • Emeregildo dijo:

    La economia tonto...es la economia!!!

  • IZD dijo:

    Me llama la atención que en el mapa no dice que en la Habana se confiscó algo y en Holguín solo dos confiscaciones, cuando estas dos provincias son en las que más procesos penales por estos delitos se han resuelto. Eso es extraño y muy cuestionable el trabajo realizado por las autoridades. Por otra parte estoy de acuerdo al 100% con algunos en cuanto a que la corrupción nos está undiendo y de tal manera que ya no podemos casi respirar y que esta a todos los niveles y el pueblo lo ve día a día. Pero ya es tan normal que nadie se preocupa a conciencia del daño que hacen, es como el fumador sabe que da cáncer y sigue fumando sabiendo que morirá por fumar. Cuba está muy mal en todos los sentidos, un pueblo sufriendo necesidades, viviendo de inventos para suscistir, dirigentes aprovechados viviendo de sus cargos y manteniendo el descontrol a sus conveniencias para coger tajadas y al final de esos descontroles en todas las ramas de la economía vive una sociedad entera que a perdido por necesidad y obligación moralidad. Este gobierno debe convatir el mal de raíz no por los gajos. Y todos conocemos lo que está pasando este pueblo no es ciego y los precios de todo estatal o particular son elevadisimos y no se corresponden con salario alguno, resuelvan este asunto de precios y dentro de la escasez con buen control y cuadros comprometidos de verdad y autoridades con vergüenza y ética comenzaremos a ver como esta sociedad vuelve a empezar a ser honrada y leal a principios revolucionarios y sociales.

  • Maria dijo:

    Muy interesante el artículo.
    Los invito a hacer un análisis parecido con la red de ferreterías de CIMEX y TRD y descubrirán cosas interesantes como por ejemplo:
    Según las APK DondeHay para consultas de la disponibilidad de los artículos , existen los mismos y están actualizados, sin embargo al llegar a las tiendas no hay, pero si hay un millón de revendedores afuera, que si decides comprarles, pues sacan los productos de la misma tienda, donde a pesar de tener la aplicación y enseñarles las disponibilidad, te explican los vendedores que no hay.
    Lo mismo con TRD que no tiene APK pero igual te revenden las cosas desde el mismo almacén.

  • SASA dijo:

    en Sancti spiritus,en los ferrocarriles este robo siempre fue una cosa normal, ahora mismo despues de este trabajo en el taller ferroviario de zaza del medio hobu tremendo robo hay varios presos,, bueno esta en pleno desarrollo,,, esta zona de zaza del medio la agricultura la mantenia el ferrocarril con el diesel,,,, pienso que al estado le va a dar mucho trabajo controlar este problema.

  • gloriaid dijo:

    Muy buena está publicación, felicidades por el reportaje, pero considero que como otros comentaristas, hay muchos más casos, pero desgraciadamente no se publican, me hubiese interesado saber por años un estado comparativo entre detectados, evaluados y sancionados por el tema: “combustible”.
    Así como otro reportaje que pongo a la consideración de los periodistas y a Padrón en las fotos; que conllevase de igual manera a los carros estatales y su PARQUEO, dado que he podido constatar lo que se realiza en entidades estatales, cooperativas que el pago es totalmente ELEVADO y los que como se plantean están en la calle días y noches, horas, meses e inclusive guaguas de nuevas adquisiciones por las entidades estatales que se deterioran y que con posterioridad se plantean por las entidades PARQUE AUTOMOTOR ENVEJECIDO O EN MAL ESTADO, y que las administraciones pagan porque piensan que se cumple lo establecido y no se ocupan de verificarlo. Gracias nuevamente

  • Giraldo dijo:

    Muy buen articulo, pero cada vez que ocurre un hecho de esta magnitud, me quedo sin palabras , me quedo sin adjetivos para describir la falta de valores que en Cuba se vive después del periodo especial iniciado en la decada del 90, y lo que mas me duele es todo el esfuerzo que hace el Gobierno, el Partido para lograr salir adelante en una conyuctura politica muy dificil de asedio guerras esconomicas, para que hayan personas que con fines lucrativos piensen en si, y no en todo un país que se le levanta dia tras dia a dar lo mejor de si. Pueden resultar muy duras mis palabras, puede que no me publiquen lo que escribo. Pero lo bueno que tengo es que soy sincero cada vez que escribo y lo hago sin ningún tipo de compromiso, porque soy un cubano de a pie como otro cualquiera que desea que el país se desarrolle para bien de todos. No se puede quedar en el discurso las palabras de nuestro Presidente Diaz-Canel cuando en diversos medios ha planteado la lucha contra la corrupción, la chapuzeceria, el mal trabajo de los funcionarios públicos porque cuando se presta un servicio a la población debe hacerse con mucha sensibilidad y no crear problemas. El robo de combustible es una batalla del día dia, no es nueva desde hace años se viene hablando del control del combustible , pero dónde está el problema dentro del mismo sistema, son las personas que la Revolución confió y son estas personas que le dan una puñalada por la espalda. No se puede confiar sin controlar, no se pueden crear valores cuando no se tienen, pero como nadie controla a nadie, y se estaba viviendo un SOCIALISMO, muy distinto a lo que significa realmente , el socialismo que se vive es de socio para que me resuelva, una mano lava la otra y las dos lavan la cara, lo que se esta viviendo es una mafia interna que lastra la economia nacional, y eso da a entender que no se tiene control de los recursos del Estado , porque lo que trabajan con ese recurso son lo que se lo roban. No hay que ver "Tras la huella" para saber quien son los que estan robando. Por lo que no es hora de discurso sino de mano dura con los que lucran con los bienes del Estado Socialista.

  • Patricia dijo:

    Eso no es nada, en donde trabaja una persona que yo conozco el año pasado se robaron 600 litros de petróleo y no pasó nada, pues contraloría fue a hacer una inspección y no descubrieron el faltante, los trabajadores fueron los que pagaron el robo descontándole parte de su sueldo y también la divisa, y el comentario era que los que tienen carro o los autorizados a tocar el tanque fueron los que se lo llevaron, y ya ves no pasó nada. Como también se robaron del patio una gran cantidad de tuberías para el gas y tampoco no pasa nada..
    Yo creo que cuando van a ser un control a cualquier empresa, o ministerio eso debería ser sorpresivo , dejar una sola persona que los atienda y sacar a todo el personal de las oficinas para que no haya fraude ni tiempo de esconder lo sucio..

  • Giraldo dijo:

    El descontrol, la indisciplina, la falta de exigencia de algunos cuadros , la corrupción son unos de los cuantos males que actualmente afectan a la sociedad cubana. no se puede tapar el sol con un dedo cuando la realidad es otro, por una lado se pide ahorro, y por el otro lado la gente roba esos mismo recursos. Hay muchos factores que se deben de estudiar como el humano, para darle una respuesta inmediata. el problema economico es uno de los males que afecta los bolsillos del todo el mundo en este país, por eso pienso que cuando un simple trabajador pueda mantenerse con su salario la gente dejará de luchar como se dice vulgarmente a todo el que inventa dos o tres pesos para sobrevivir. Hay que rescatar la vergüenza la horandez con que se caracteriza cada cuadro , cada trabajador la impinidad que se vive debe de cesar cuando cada cual haga su trabajo como debe de hacerlo para no caer en vicios que después se hacen habituales y que despojan a la gente de sus cualidades más elementales como seres humanos...

  • Zuzely Batista dijo:

    Pienso que el artículo reúne todos los requisitos para ser objeto de análisis en nuestros Consejos de Dirección y en todos los Consejos Energéticos de nuestras entidades. No creo que el precio del combustible y la escasez a que nos tiene sometidos el Bloqueo , sean justificantes para que se desvíe , o se corrompan directivos y trabajadores. Es simplemente la prueba fehaciente de que nos falta control, sentido de pertenencia y más fiscalización. La necesidad puede ser la madre de la inventiva del cubano o del resto del mundo , pero no hallar en el robo de tan elemental recurso , una alternativa para paliar las dificultades, que casi nunca son para bien de la mayoría , si no para el lucro y enriquecimiento de unos pocos. Caiga en los responsables directos , colaterales y receptadores, todo el peso de la Ley. Y aprendamos a ser más previsores y cuidadores de todos los recursos que el país pone en nuestras manos para cumplir con el Encargo Estatal , que no es más que servir y servir bien al pueblo trabajador.

  • Soberano dijo:

    Buen artículo, complementado por una serie de comentarios que van formando un foro de debate público que era absolutamente necesario. Da orgullo ver qué cualquier ciudadano puede aportar una idea brillante, una solución. Dejemos pues de buscar super cerebros y super líderes y escuchemos al pueblo, que cómo decía Fidel, siempre tiene la razón. Por último, es bueno filosofar y profundizar en las causas reales de los problemas, y no veo que nadie comente sobre la rebeldía, la inconformidad y la amargura de muchos, que usan el delito cómo forma de represalia contra el gobierno, cosas que a veces escuchamos en frase cómo, si el gobierno me roba, no es nada que yo le robe, entre otras razones que algunos usan para dejar atrás los principios y la dignidad. Eso es sólo para aportar una idea.

Se han publicado 247 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oscar Figueredo Reinaldo

Oscar Figueredo Reinaldo

Coordinador Editorial de Cubadebate. Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2015.Periodista del programa televisivo Mesa Redonda. Contacto: oscar@cubadebate.cu En Twitter: @OscarFigueredoR

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Graduado de Periodismo en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en el año 2016. Periodista de Telecubanacán. En Twitter: @YunierSifonte

Dianet Doimeadios Guerrero

Dianet Doimeadios Guerrero

Subdirectora de Cubadebate. Holguín, 1988. Graduada en la Universidad de Oriente (2010). Reportera en el periódico ¡ahora! de 2010-2012. Contacto: dianet@cubadebate.cu, en Twitter: @ddoimeG

Edilberto Carmona Tamayo

Edilberto Carmona Tamayo

Editor multimedia de Cubadebate. Licenciado en Periodismo en 2016 por la Universidad de Holguín. Contacto: edilberto@cubadebate.cu En twitter: @edctamayo

Lisandra Romeo Matos

Lisandra Romeo Matos

Periodista de Cubadebate. Licenciada en Periodismo (2011), Universidad de Oriente. Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias (2011-2018).

Abel Padrón Padilla

Abel Padrón Padilla

Fotorreportero de Cubadebate. Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias (2008-2018) y en el periódico Trabajadores. Correo: abel@cubadebate.cu

Vea también