Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Robo de combustible: Fugas y coartadas (+ Infografías)

| 241 |

Central Eléctrica Diésel de Berroa, en La Habana donde ocurrió el robo de 2,5 millones de litros de diésel. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate.

El delito se abrió paso entre las malezas. La oscuridad, la endeble cerca perle que “protegía el lugar de los hechos” y la idea de “pasar gato por liebre” favoreció a los malhechores.

Casi 2,5 millones de litros de diésel, el combustible necesario para electrificar 51 mil 714 viviendas durante un mes —según cálculos conservadores de la Unión Eléctrica de Cuba (UNE)—, se “filtraron” del emplazamiento de grupos electrógenos ubicado en el callejón Kilómetro 12 ½ del Reparto Santa Fe, en Guanabacoa.

Todo estaba “bien calculado”. Los jefes de turnos, junto a custodios y operarios encargados de activar los sistemas para la generación de energía eléctrica, manipulaban fraudulentamente el mecanismo diseñado para la actividad, con el fin de emplear menor cantidad de petróleo que la planificada, cifra que nunca dejó de ser reportada como consumida. Por lo tanto, cada día se apoderaban de la diferencia.

Por los trillos que llevan hasta el improvisado caserío, en carretillas o vagones de construcción, transportaban los tanques de 20 y 25 litros hacia las viviendas colindantes. El negocio era “redondo” y no pocos se “mojaron” las manos.

Los implicados acordaban con pobladores del asentamiento ilegal cercano a la entidad la venta de cada litro de petróleo en 3.00 pesos cubanos (CUP). Estas personas revendían “la mercancía” a choferes de autos particulares por el “módico precio” de 5.00 CUP .

Tras meses de investigación policial, y luego de seis registros domiciliarios, fueron ocupados 37 mil 469 litros de petróleo, mil 273 pesos cubanos convertibles (CUC) y 5 mil 259 CUP. Además, se confiscaron múltiples equipos electrodomésticos adquiridos como ganancia de la actividad y tres cisternas, entregadas a la Refinería “Ñico López”. La entidad certificó que el combustible era diésel Especial en buen estado para su comercialización.

Por el delito de malversación, a los 17 implicados les fueron impuestas condenas de privación de libertad o trabajo correccional con y sin internamiento, en dependencia de su participación en los hechos. El juicio se celebró del 10 al 14 julio de 2017.

¿Las decisiones tomadas por el Estado y Gobierno cubanos para “cortar el mal de raíz” han sido efectivas? ¿Las fugas de combustibles se han detenido? Tras estas interrogantes ha andado un equipo de Cubadebate en los dos últimos meses.

Infraganti

Sellado de seguridad en la Central Eléctrica Diésel de Berroa, en La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Al cierre de junio, 339 procesos penales se radicaron en Cuba, según fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) consultadas por Cubadebate. Se ocuparon 117 mil 463 litros de combustible de diferentes tipos, entre ellos 85 mil 823 de diésel y 21 mil 016 de gasolina. La afectación económica preliminar es de 488 mil 644 CUP.

Holguín (48), La Habana (42) y Villa Clara (32) son los territorios con mayor incidencia. Esas tres provincias agrupan el 36 por ciento del total de procesos radicados, vinculados con el combustible.

Reinaldo Cruz Rivera, vicefiscal general de la República de Cuba, explicó que en el Código Penal la tipificación de las conductas relacionadas con la sustracción de combustible puede ser variada: en dependencia de la posición del sujeto, la conducta delictiva o la infracción relacionada con el recurso en cuestión.

  • Malversación: Cuando la persona tiene bajo su custodia o disponibilidad el bien.
  • Robo: Si utiliza fuerza para la sustracción de combustible.
  • Hurto: Si lo sustrae sin utilizar fuerza.
  • Apropiación indebida: Cuando la persona no tiene cargo de dirección o disponibilidad del recurso, y sólo tenga en su posesión la confiabilidad del bien.
  • Receptación: Si el recurso es adquirido como resultante de una conducta delictiva anterior.

Aunque “desde el punto de vista administrativo se le ha dicho a todo ‘robo de combustible’ porque el efecto es la pérdida, técnicamente la calificación depende de la posición del agente comisor frente al recurso”, precisó el jurista.

Desde hace cinco años, la FGR prioriza el control del combustible en sus investigaciones y verificaciones fiscales.

“Hemos asumido las acciones de control desde el punto de vista directo, con investigaciones dedicadas sólo al tema combustible; aunque también tratamos el asunto de manera complementaria”, aclaró.

Ejemplificó que “es obligatorio para fiscales y asistentes comprobadores revisar cómo se controla y usa el combustible, aunque estén realizando indagaciones de otra índole en una entidad determinada”.

Según Cruz Rivera, dichas revisiones se han concentrado en entidades con niveles más altos de asignación y consumo de combustible.

Entre ellas, mencionó a los ministerios del Transporte y todo su sistema empresarial; de la Construcción; de la Agricultura, el de Energía y Minas (que atiende toda la comercialización mayorista), y el Grupo AZCUBA.

También se direcciona el trabajo hacia los consejos de la Administración, con énfasis en las labores relacionadas con los servicios comunales, acueducto y alcantarillado, así como a las actividades industriales altas consumidoras.

De acuerdo con el vicefiscal general, las conductas más frecuentes son la compra ilegal de combustible a trabajadores del sector estatal, que se valen de su disponibilidad sobre el producto.

Aparente soledad

Pipa de combustible en La Habana. Foto: Abel Padrón Padilla/Cubadebate

Aprovechó la soledad del entorno para sus negocios. Imaginó que nadie se daría cuenta del “trapicheo” que se vivía en la Empresa de Perforación y Extracción de Petróleo de Occidente, ubicada en Vía Blanca, Km 37 ½, “El Caribe”, en el municipio Santa Cruz del Norte, Mayabeque.

Sin pensarlo tres veces aceptó la propuesta de dos desconocidos: más de 420 litros de petróleo —valorados en 336 CUP—. “Este material vuela”, pensaría. “Los negocios redondos no surgen de la nada”, debió también tener esa certeza, a siete leguas este chollo provenía de un acto delictivo.

Se puso de acuerdo con otras cuatro personas, indistintamente, para comercializar el combustible y, a fin de que resultara más sencilla la operación, lo envasaron en pomos plásticos con capacidad para 25 litros.

Debidamente camuflados en la garita de la entidad sólo faltaba que los clientes fueran a buscar la mercancía. Esa misma tarde varios vehículos llegaron, uno tras otro, a llevarse el “botín”, a discreción y con el pago por delante.

Aproximadamente a las seis de la tarde del “día cero”, la “cabeza pensante” de la operación se había puesto en contacto con un chofer A de la brigada de trasiego de bombeo y fluido encargado de un camión cisterna —conocido como pipa—, asignado a la Empresa de Perforación y Reparación Capital de Pozos de Petróleo. Le entregó 20 litros a un precio de 16 CUP.

Pero la aparente quietud no sería eterna por aquellos lares. En un operativo fueron detenidos los seis “malhechores”, oficiales de la Policía Técnica Investigativa ya le daban seguimiento al caso.

In situ fueron ocupados seis tanques metálicos; 21 envases plásticos —con capacidad para 20 litros— llenos de petróleo; además de un recipiente de dos litros y tres tanquetas metálicas de 20 litros completamente vacías. La capacidad de almacenamiento de los receptadores ascendía a 420 litros: “desde el primer día cuadró la caja”.

El 28 de marzo de 2019 recibieron sus sentencias de privación de libertad cinco de los acusados, al sexto se le impuso trabajo correccional con internamiento.

¿Hecho delictivo o de corrupción?

El hecho de corrupción —por lo general— parte de alguien que tiene la responsabilidad de controlar el combustible. Lo cometen directivos y funcionarios que cuentan con la disponibilidad de determinado recurso. Sin embargo, en el hecho delictivo no es imprescindible una razón de cargo, señaló Reinaldo Cruz Rivera, vicefiscal general de la República de Cuba.

Todos los casos de robo de combustible son hechos delictivos pero no siempre son de corrupción. Estos últimos tienen como característica intrínseca la pérdida de valores éticos y morales, además de mancillar la confianza depositada en una persona, con determinada responsabilidad económica y social, que se aprovecha de ello para cometer un delito.

La Ley 107 de la Contraloría General de la República (CGR), en su artículo 11, señala:

“Corrupción Administrativa: Es la actuación contraria a las normas legales y a la ética por los cuadros, dirigentes, funcionarios del Estado, el Gobierno y de otras organizaciones consideradas sujetos de la CGR, en el ejercicio de su cargo o en el desempeño de la función asignada; caracterizada por una pérdida de valores ético-morales, incompatible con los principios de la sociedad cubana, que se comete para satisfacer intereses personales o de un tercero, con el uso indebido de las facultades, servicios y bienes destinados a la satisfacción del interés público o social para obtener beneficios materiales o ventajas de cualquier clase y que tiene como base el engaño, el soborno, la deslealtad, el tráfico de influencias, el descontrol administrativo y la violación de los compromisos contraídos al acceder a los cargos; cuyas prerrogativas fueron empleadas en función de tales actividades de corrupción”.

Lo anterior esclarece que un trabajador de por sí “no puede cometer un hecho de corrupción, pues no tienen la facultad de disponer, custodiar y administrar bienes del Estado; si lo cometiera, calificaría como hecho delictivo”.

Sin embargo —aclara Cruz Rivera—, sí estaría involucrado en un hecho de corrupción cuando forme parte de la cadena delictiva comandada por un directivo con responsabilidad sobre el control y disponibilidad del recurso”.

El ejemplo más claro es el chofer de un medio de transporte, quien puede falsificar la hoja de ruta, el modelo de control del combustible y hasta los datos del chip. Al contar sólo con el medio de transporte y una tarjeta, estaría incurriendo solamente en un hecho delictivo.

La corrupción es un fenómeno más agravado que, por lo general, tiene niveles de organización y sus autores gozan de determinado nivel de disponibilidad y administración sobre los bienes.

El “infortunio”

La Terminal Fortuna, uno de los “paraderos” de ómnibus de transporte urbano más conocidos de la capital, tiene un amplio rosario de hechos asociados al desvío y mal uso del combustible. Es la entidad de mayor incidencia, con cinco casos.

En aquel lugar, el desorden y mal uso del recurso se convirtió en una práctica.

Una vez que concluía el turno de trabajo entre el directivo saliente y el entrante, el jefe de la unidad “no realizaba la entrega de los ómnibus”.

Tampoco le exigía a los choferes que lo hicieran conforme a lo indicado, provocando con ello la pérdida de combustible sin que pudieran establecer responsables”. Este proceder no era un descuido sino un modus operandi.

Por otra parte, algunos choferes dejaban el ómnibus estacionado en el área de parqueo sin traspasar la responsabilidad sobre el vehículo al próximo chofer, violando lo establecido en las normas de la entidad. Siempre que actuaban así, al día siguiente cuando se reiniciaba la jornada de trabajo se detectaba faltante de combustible, sin signos de violencia.

Los implicados fueron sancionados con condenas de privación de libertad y trabajo correccional con internamiento. Las violaciones estuvieron enmarcadas en el no seguimiento y control del combustible a partir de las indicaciones establecidas por la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (ONURE). En todos los casos, los implicados tenían cargos administrativos. La corrupción se apropió de la Fortuna.

Todo el peso de la ley

En las cadenas detectadas se aprecian casos con niveles de organización superiores, que hacen mucho más complejo su enfrentamiento, sobre todo a partir de la utilización de medios informáticos. Así lo apunta Reinaldo Cruz Rivera, vicefiscal general de la República de Cuba:

“El hecho de informatizar la distribución de combustible en Cuba con la tarjeta magnética complejiza muchas veces la investigación, debido a las redes que intervienen en los hechos donde se involucran muchos eslabones: servicentros, energéticos, directivos entidades estatales y un importante número de receptadores”.

Se genera una cadena que —en ocasiones— perdura en el tiempo, y “eso es lo más preocupante porque entonces las afectaciones económicas son graves”.

Los procesos de investigación ejecutados por la Fiscalía concluyen con un pronunciamiento del fiscal, quien emite una resolución dirigida a la entidad verificada, la cual ha de presentar —desde el punto de vista administrativo— el plan de medidas organizativas y disciplinarias que adoptarán con los responsables.

Corresponde al fiscal revisar, evaluar y determinar si con las acciones adoptadas se puede restablecer la legalidad, si no es así devuelve el plan a la administración, que debe enmendarlo en un plazo de 60 días, período en el que la autoridad legal vuelve a la entidad. Ese proceso es llamado reinspección.

“La Fiscalía va al 100 por ciento de las entidades a reinspeccionar cómo se cumplieron las medidas o se restableció la legalidad, y qué sanciones se aplicó a los responsables, de manera que se impida la reincidencia y reproducción de hechos similares”, apuntó Cruz Rivera.

Al cierre de junio, la FGR realizaba el seguimiento a 11 casos, tras las correspondientes denuncias a la policía y mientras se investigan por el órgano de instrucción. En los expedientes, elaborados meticulosamente, se archiva lo detectado por la Contraloría, el Sistema Nacional de Auditoría y el Sistema Nacional de Inspección.

Amparados en la Resolución conjunta del Ministerio del Interior, la FGR y la CGR, el grupo multidisciplinario realiza la valoración de la documentación presentada, y sólo entonces valida si existe un hecho delictivo; luego es que se formula la denuncia en la Policía.

“Es como un filtro que permite luego más efectividad en los procesos judiciales”, agrega la autoridad fiscal.

Reinaldo Cruz Rivera recuerda que la Carta Magna de la República, en su artículo 56, establece que el control de la investigación penal le corresponde a la Fiscalía, “eso siempre lo hemos hecho, pero hoy tiene rango constitucional”.

El control, objetivo altamente priorizado

Ante la ofensiva del Gobierno cubano para frenar el robo de combustible, ¿a los hechos delictivos asociados a él se le aplican sanciones más severas? ¿Son implacables los Tribunales sólo porque el país procura cerrar, definitivamente, la llave del combustible?

El Tribunal siempre tiene en cuenta la peligrosidad y las circunstancias del país, por supuesto. El contexto nunca se desconoce, pero por encima de ello prima el respeto a los derechos, garantías y condiciones de cada individuo, explicó Marisela Sosa Ravelo, vicepresidenta del Tribunal Supremo Popular (TSP).

Las sanciones también dependen de la tipicidad delictiva; por ejemplo, la malversación tiene varios rangos sancionadores, todos en dependencia del valor de lo sustraído. El más alto es de ocho a 20 años, que se aplica cuando los bienes exceden los 10 mil pesos. Asimismo pueden oscilar entre los tres y ocho años; o de seis meses a dos años o multa de 200 a 500 cuotas.

En el caso de la apropiación indebida, de cuatro a 10 años como máximo (cuando el apoderamiento del combustible, lo realiza una persona que es el conductor del vehículo o responsabilizado con la transportación de este producto y su valor es superior a los 2000 pesos); mientras que la receptación tiene sanciones que van desde tres meses a un año o multa de 100 a 300 cuotas, y de dos a cinco años o multa de 500 a mil cuotas si el receptador se dedica a la actividad, es reincidente o los bienes son cuantiosos.

Además, se imponen sanciones accesorias consistentes en la privación de derecho, comiso de los bienes u objetos que sirvieron o estaban destinados a servir a la perpetración del delito y los provenientes directa o indirectamente del mismo, la confiscación de bienes transfiriéndolos a favor del Estado, la prohibición del ejercicio de una profesión cargo u oficio, entre otras.

Desde hace varios años, la Contraloría General de la República (CGR) concede prioridad a la realización de acciones en las que se evalúe el tema combustible. El objetivo es altamente priorizado en las Directivas de Control que anualmente aprueba el Consejo de Estado, precisamente a propuesta de este órgano.

La CGR brinda especial atención a la generalización de experiencias, y métodos de control y análisis, sobre el tema en cuestión, con el objetivo de que se cumplan las disposiciones establecidas y se utilice, correctamente, este importante recurso. Aunque solo se les asocie con el control, con su labor insisten más en hacer ley y práctica la moraleja de un popular refrán: “más vale prevenir, que tener que lamentar”. 

Según directivos de la CGR, a partir de los recientes acuerdos aprobados por el Consejo de Ministros (CM) para frenar el robo de ese bien, se ha indicado a todo el Sistema Nacional de Auditoría evaluar el tema —al que se le otorga una calificación particular—, el cual influye en la calificación general en este ejercicio de inspección.

Compete a la Contraloría aplicar la reducción del 50 por ciento del combustible administrativo por el término de tres meses a las entidades y direcciones que obtengan deficiente en las verificaciones realizadas por los órganos fiscalizadores, una de las 12 líneas adoptadas por el CM.

Desde la realización de la XIII Comprobación Nacional al Control Interno concluida a finales de diciembre de 2018, y hasta el cierre de junio pasado, en las auditorías realizadas por la CGR y el resto del Sistema Nacional de Auditoría, se calificó de deficiente o malo el indicador “combustible” en 203 entidades, a 188 se le aplicó la correspondiente reducción del combustible administrativo por parte del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) y la cartera de Energía y Minas. En las restantes entidades, no procede tal restricción, ya que sólo reciben combustible destinado a la producción y los servicios.

Al cierre de junio, el MEP le había notificado a 169 entidades la reducción de 279 mil 077 toneladas de combustible, de ellas 184 mil 060 de gasolina y 95 mil 017 de diésel destinadas a las actividades administrativas.

¿Cuáles son las deficiencias y violaciones más recurrentes?

  • El descontrol físico y contable de los equipos de transporte y diferencias con lo controlado por el Registro de Vehículos del MININT, así como de los períodos de paralización por roturas, que permiten que se demande combustible por encima de la necesidad real.
  • Problemas en el registro contable y de calidad en los datos que se consignan en el sistema informativo asociado a la planificación, demanda y consumo de los combustibles, lo que resta objetividad a los análisis que se realizan con base en esta información.
  • Insuficiente análisis de la información que con respecto al consumo de combustible tienen las entidades, como las asignaciones, los vales de consumo o chips, las hojas de ruta, el comportamiento de los índices de consumo, entre otros.
  • Deficiente control de las tarjetas de combustible, lo cual propicia perder la trazabilidad sobre sus movimientos, o exigir la responsabilidad material ante pérdidas o extravíos.
  • Escasa utilización por las entidades titulares de la información —disponible en la página digital de FINCIMEX— relacionada con los movimientos de las tarjetas.
  • En los casos en que se detectan violaciones está presente la superficialidad, la rutina, el formalismo y la falta de exigencia que caracterizan el actuar de esas administraciones al aplicar el autocontrol.

Las piezas que aún fallan

Reinaldo Cruz Rivera, vicefiscal general de la República de Cuba, apunta que la mayoría de las revisiones efectuadas arrojan de manera esencial que “todavía siguen fallando los mecanismos efectivos de control de combustible a nivel empresarial”.

Cita el ejemplo del sector de ferrocarriles, uno de los puntos álgidos en lo que a regulación y control concierne.

La propia fuente confirma que la Unión de Ferrocarriles de Cuba, una de las organizaciones superiores de Dirección Empresarial del Ministerio del Transporte, posee una norma interna que regula el control del combustible, la cual no se cumple.

“No se aplica en algunas de esas instituciones visitadas, lo que trae como consecuencia que no se pueda determinar el destino del combustible desviado. Tampoco se realizan los análisis periódicos de las desviaciones de consumo, situación que propicia las diferencias se conviertan en sustracciones”.

Añade a dichas problemáticas las ocupaciones de combustible realizadas en las mismas locomotoras, así como la detección de los tanques cargados a la orilla de las líneas férreas.

Toda una fiesta donde el rey de la noche es el descontrol, y en la que se reúnen a bailar endebles medidas. Por ejemplo, a la hora de aplicar la responsabilidad material (pago) sobre el combustible sustraído, se hace al precio de costo de la compra mayorista por la entidad, no al precio con que se comercializa en el mercado negro.

“No basta con aplicar la responsabilidad material. Un trabajador que genera una afectación económica, porque se desvió el índice de consumo o se perdió el combustible, no sólo tiene la obligación legal de pagarlo, sino que ha de responder disciplinariamente ante esa actitud”, opina el vicefiscal general.

Esa es, precisamente, otra de las tendencias que han arrojado las investigaciones: el tratamiento incorrecto a los faltantes detectados por las propias instituciones, cuya medida es la aplicación de la responsabilidad material, pero que en otros casos conlleva denuncia. En este sentido, muchas entidades no reaccionan.

La diferencia entre la aplicación de la responsabilidad material y el delito depende del monto del faltante y son los propios organismos quienes definen las cifras.

“Por ejemplo, en un faltante de hasta mil 500 pesos se puede aplicar la responsabilidad material en una entidad, pero cuando exceda esa cifra hay que denunciar porque ya es una conducta delictiva”, explica Cruz Rivera.

Existen conductas que reflejan la sustracción intencional del combustible, fenómeno que no es el principal, pero ocurre y evidencia la pérdida de valores de los trabajadores, funcionarios o directivos que, incluso, conocen de esos hechos y los toleran.

En todos los casos, se nota que no existe una evaluación de las causas que generan esas desviaciones, “ese es el principal problema que tenemos hoy”.

“Todavía en las entidades estatales —según lo revelado en las investigaciones nuestras— el control del combustible sigue siendo un slogan; no es real, no se evalúa en los consejos de dirección, no se adoptan las medidas, ni se analizan las causas por las que se dan los fenómenos, es la realidad”, concluye.

Se han publicado 241 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Bankai dijo:

    Me gusto lo que lei fruto de este team periodistico. Articulos como estos son los que la poblacion y seguidores de cuabadebate queremos leer. Sigan mostrando y educando sobre aquellos temas que no se ven sobre el tapete. Estoy de acuerdo con los que opinana que deben endurecer las penas para estos delitos, hasta cuando!!!! Alguien puede decirme el canal oficial o nota donde se informo sobre el aumento de los plazos de tiempo para la recogida del gas manufacturado????

  • Blondie dijo:

    bien hecho ,,, eso es lo que hay que hacer acabar con el delincuentismo !!

    • lamuñecaoriental dijo:

      Demasiada gente controlando , ahora existe más robo y corrupcion que antes y luego la culpa la tiene la necesidad no sean cara de tabla.

  • omar dijo:

    Menos mal que se capturaron a estas personas inescrupulosas como está el tema del combustible realmente la falta de control como dice la noticia genera estos robos y muchos más hay que darle duro a estas personas inescrupulosas

  • El combatiente dijo:

    Buen articulo, seria bueno que la información sea divulgada por los medios de difusión masiva para que sea conocida por la población, la respuesta en el enfrentamiento y las medidas aplicadas a los comisores del delito.

  • René Esnard dijo:

    Buen trabajo periodístico. La ley debe ser severa para los corruptos. La corrupción afecta a la Revolución. Con la corrupción no nos entendemos.

  • Ángel dijo:

    Creo que esto que se ha divulgado por este medio debía ser también por todos los medios, pues a Cubadebate solo pocos cubanos tienen acceso. Hay que ser muy ignorante para saber que desde que no se vende combustible a los particulares con aquellos ¨bonos¨de hace más de 30 años, se roba al estado combustible a las dos manos. Sabe todo cubano que la mayoría de los autos, motos, camiones, tractores e incluso cocinas, es del estado, que ha sido robado por choferes estatales y todo el que tiene acceso al combustible, llenando los bolsillos de ladrones que han sesangrado al estado y eso lo saben muy bien los funcionarios encargados de proteger este recurso. Es una verguenza que hace unos meses se hablo por los medios que en una provincia los particulares habían comprado en los CUPET solo unos litros, entonces es ahora que no hay una gota de combustible que hablan del tema. Al principio el litro de gasolina, que era más cara en el mercado negro, se vendía a 5 pesos, luego a 8, 10, 12, 15, 18, 20 y otro poquito más, claro que sin llegar a 25 que es lo mismo que vale en el CUPET. El Diesel siempre tuvo menor precio, al no ser ahora por la situación actual. Y todo esto era un secreto a voces; pero crean que se sigue haciendo lo que más discreto: Los que tienen vehículos asignados a muchos solo les importa que la ¨nave¨ camine mientras el chofer se encarga de lo otro. Quien no sabe que alteran el consumo en la ¨prueba del litro¨ y mil marañas más. Bueno, esta es una historia muy larga.

  • El pregunton dijo:

    Mi pregunta es : Con la aplicacion del descuento del 50 % del combustible administrativo por el término de tres meses a las entidades y direcciones que obtengan deficiente en las verificaciones realizadas por los órganos fiscalizadores ¿que se logra? ¿sancionar a los incumplidores o los dirigentes? ¿Mejorar el control? Pues creo que lo que pasara es que se afecten los servicios pues los carros de los admninistrativos no se paran si no lo creen indaguen en algunas de nuestras empresas estates para que vea se aparieta y aprieta las asignaciones de combustible a los vehiculos , por ejemplo poquitisimos litros litros al mes para las motos, camionetas, micros , etc o a veces paralizadas, pero los carros administrativos no se paran.¿.......? Es decir la solucion es ¿reducir para sancionar a los dirigentes para que se ocupen mas del asunto y los controles? ¿esa es la solucion?Me pueden explicar.

  • Rafa dijo:

    Bien por Cubadebate! Solo me preocupa la sistematicidad y constancia en asunto, algo en lo que no somos muy buenos que digamos. Recuerdo cuando los trabajadores sociales "tomaron" los servicentros por instrucciones de Fidel. Al principio eran muchachos modestos, a veces con ropa y zapatos raídos. Menos de dos meses después de estar en los CUPET, veía a esos mismos muchachos con ropa de marca y tremendas cadenas de oro. Pude constatar personalmente su transformación. ¿Qué pasó?, que el bandidaje cambió de persona. Otra pregunta que me hago. A este fenómeno del desvío de combustibles se le está cayendo encima con rigor desde hace un par de años, ¿a cuánto habrá ascendido la pérdida por ese concepto en los últimos 10 o 15 años? El número debe ser de espanto.

  • Julián Mastrapa dijo:

    Los delincuentes están acabando con nuestro país y los funcionarios y autoridades resultan cómplices y/o incompetente e incapaces de preservar los bienes de la sociedad. En la inmensa mayoría de los casos las sanciones son insignificantes y nunca resarcen por el daño infringido

  • Rolando(Caguayo) dijo:

    ! 4167 Carros tanque del tipo standar ! Hay cifras que no encajan...hubo coordinacion de fuera porque en la linea de tiempo no cuadra algo. Yo conozco de almacen de combustibles.

  • Perez dijo:

    Este resumen sobre el robo del combustible esta muy bueno , pero me parece que todavia hay que ahondar mas en el gasto del exceso de combustible: la prueba del litro, las cartaportes, hay que ver como es el invento de los choferes, que en ocaciones no se corresponde el consumo con las producciones que se realizan, dando origen a una factura miserable por el cobro del servicio realizado, En esto pueden los inspectores jugar un papel mas importante, porque si no vamos a seguir en lo mismo, sino vamos a dejar que pase un tiempito para que vean

  • Salomé dijo:

    El que le roba al estado le roba al pueblo, gran pate de la culpa es de las administraciones a desde el mas alto nivel hasta la estructura más simple por la falta de control y exigencia.

  • yasser dijo:

    Es bueno que sucedan estas cosas, ahora todo el mundo protesta porque no pasan las guaguas, no hay transporte o el camion de basura no pasa, hasta cuando esto si hay problemas con el combustible y eso no es noticia ajena pero si se toman medidas se mejora, si se controla mas los camiones de basuraaa y que den el recorrido que tienen que dar se soluciona tanta basura en la capital, si se retomara de nuevo los puntos de recojida como existia antes con el amarillo no estarian tantas personas en la calle pasando trabajo para llegar a su destino porque muchas veces pasan las guaguas vacias y otros vehiculos pudiendo recojer algun personal y ayudar en la problematica que existe hoy con el transporte hay soluciones a esta situación, con un poco mas de control se puede lograr, y como dijo el presidente nadiee quiere de nuevo los apagones asi que sigo tomando notas y como dice taladrid SAQUE USTED SUS PROPIAS CONCLUCIONES.

  • Pedro 1ro dijo:

    La raiz principal del problema radica en los precios del diesel en los servicentros.

  • eva dijo:

    Buen trabajo periodistico sobre uno de los problemas mas urgentes a resolver en nuestra economía y sociedad al cual hace mención con mucha frecuencia nuestro Presidente Diaz Canel.
    A todas las instancias del Estado debe exigrse la veracidad de la información de brindan pues muchas veces es un ""corta y pega"" y ajuste de números para que den las cuentas.
    Urge automatizar todos los procesos que tienen que ver con el combustible y sus contraparte de verificación.
    Muchos sabemos que en los Organismos del Estado un medio de transporte esta'parado varios meses y se recibe el combustible que se manipula ""correcta o incorrectamente"".
    Muchos sabemos que se mapipula con el combustible destinado a los grupos electrógenos en las dependencias que los poseen (organos centrales del estado, Hospitales, Hoteles, etc).
    Muchos sabemos que la norma por medio de transporte es generalmente la misma por tipo de medio (sobre todo la de los automoviles asigmnados a funcionarios, especialistas, directivos, etc) sin tener en cuenta realmente la función que deben cumplir con ese medio.
    Gracias CubaDebate por este reportaje y ojalá se mantenga la información por ser este un tema tan sencible, más ahora que de arrecia el #Bloqueo de los Estados Unidos contra nuestro país.
    El combustible que hay tiene que estar bien controlados. Para los infractores y malechores la mayor de las Condenas dada las circunstacias actuales. El combustible existente debe estar en función de las necesidades priorizadas de la economía, de la generación electrica, de la producción y transportacion de alimentos, del transporte público, la atención hospitalaria.
    La población debe ser sencible y denunciar los casos y se deben exponer así claramente los hechos, causas u consecuencias para que toda la población este ALERTA. Esta es una batalla que también debemos ganar entre todos. No es solo de la PNR, la Contraloría y la Fiscalía. Gracias CubaDenate

  • AVPZ dijo:

    Este es un tema complejo, sobre todo en los organismos llamados “altos consumidores”, pero hay que enfrentarlo con trabajo diario, perfeccionando los métodos de control, no creer que nuestro sistema es infalible, en el sector azucarero se ha estado trabajando en crear condiciones para tener un sistema de control en cada entidad, desde un pelotón hasta la oficina, inspeccionar de forma permanente con grupos de trabajo formados por inspectores, energéticos, auditores, funcionarios y directivos y rendir cuenta de los resultados por los máximos jefes de cada entidad ante los órganos colegiados existentes cuando se sale mal. Hay que mantener el enfrentamiento.

  • Lucía dijo:

    Laaaargo el artículo, buuuueeeno el artículo. Yo me pregunto desde cuándo ocurren estos hechos de corrupción, desvío de recursos, y todas las tipificaciones que existen para nombrarlo? Les respondo, desde los años 90 hasta hoy muchas personas justificaron estas conductas considerando que tenían que comer, sobrevivir, mantener una familia haciendo lo que fuera y esa mentalidad lejos de disminuir se ha enraízado en muchas personas que aunque le aumenten el salario ya no van a dejar de vivir por encima de sus posibilidades y todos tenemos vecinos y personas cercanas que viven de esta manera, ya sea el combustible, la carne, artículos de aseo, de vestir, la malta, la cerveza, todo tiene precio. Despierten.

  • Jagger Zayas Querol dijo:

    A veces parece que en realidad no se quiere resolver el problema del hurto, robo,malversación o como se le llame, del combustible.
    Existen aplicaciones y sistemas desarrollados por empresas de informáticas cubana que pueden detectar casi inmediatamente la sustraccion de combustible en los emplazamientos de los grupos electrógenos y otros,para lo mismo en los medios de transporte como los ferrocarriles y omnibus.
    Sin embargo, en no pocas veces, la resistencia de las administraciones a adquirir o contratar tales aplicaciones es casi inverosimil, como si no les preocupara mucho el tema...
    Seguiremos con la cantaleta de aumentar los "controles" (burocráticos), las exhortaciones a denunciar tales hechos y cumplir las normas del control interno, los reiterados y poco eficaces análisis de la corrupción e ilegalidades y los Planes para mitigar las vulnerabilidades, pero todo seguirá igual...
    Gracias!

  • Saphira dijo:

    Con esas sanciones tan blandas pronto habran otros haciendo lo mismo si total en cuatro añitos salgo y sigo viviendo despues de hacerle un hueco enorme a la economia de este pais y puede que no les hayan cogido todo el dinero y cuando salga va a seguir viviendo mejor que cuaquier trabajador honrrado.

  • Luis dijo:

    Medidas de limpieza anticorrupción a todos los niveles:
    -Demuestren propiedades (mansiones que se rentan, piscinas, autos importados)
    -Origen de fondos para negocios e inversiones a nombre de familiares.
    -Cuentas y propiedades en el extranjero
    -Viajes de placer
    -Autos estatales no deben sin autorización circular los fines de semana o en horarios no laborales.
    -Derecho ciudadano a exigir información sobre uso lícito de recursos financieros y materiales por las entidades.
    -CONTROL.

  • @ries dijo:

    A esta altura estas cosas solo tienen una causa: la corrupción en medio de la que los involucrados no creen en los controles ni en lo que controlan a los controladores...

  • Juan hernandez dijo:

    ?En el sector no estatal también se roba combustible.

    ...Piensen. ? Por qué ?.

  • Lolo dijo:

    Sería interesante agregar el robo de combustible en Ferrocarriles del Centro, hay una trama interesante entre Jefes y sus cancerberos, algunos con patente de corzo(FH) pero mejor que las autoridades que les toca hagan su trabajo investigando, Saludos.

  • Armando Enrique dijo:

    La corrupción, el robo, el desvío de recursos del estado son fuente de fuerza de trabajo para la agricultura, la construcción y comunales. Allí es donde deben ser enviados todas esas personas que infringen la ley. Los valores de las personas se han estado deteriorando muy aceleradamente. Hemos cometido un error, durante estos 60 años nos hemos creído que por tener miles de profesionales tenemos educación y cultura. Nos falta mucho por hacer.

  • Yolu dijo:

    Entonces CONCLUYENDO lo que ya dice el trabajo al final....................LA VIDA SIGUE IGUAL , En fin El mal.

  • Bastión dijo:

    Un análisis muy exhaustivo, año 2017, por qué ahora??? Estamos en el 2019 casi para 2020...Si se desea informar para educar y prevenir, la noticia tiene que ser con inmediatez...

    • Alexis@uci dijo:

      Bastión:
      Fácil, porque ahora lo que mas aprieta al país, lo que está en el bombo, es el tema del combustible, entonces Cubadebate desempolvó ese caso de 2 años atrás. Lo terrible es pensar que fuera del bombo existen por doquier esos flagelos, que la corrupción y el robo no están solo presentes en las entidades que atienden el combustible, sino que son una epidemia a nivel nacional. El problema, desafortunadamente, es un abismo sin fondo.

  • pat. dijo:

    Excelente reportaje investigativo. Solo falta el desenlace de los responsables a los diferentes niveles.

  • anny yanela pérez pérez dijo:

    hasta cuando se van a estar apropiando de lo que no es de ellos es bueno saber que se cogió a tiempo ya que con las cosas del pueblo no se juega o es que acaso esas personas no pensaron e el mal que hacen.sería aplicar una ley que se acuerden que lo ajeno se respeta y más cuando es del estado

  • Jesús dijo:

    Primeramente los felicito por hacer puplico tod esto, y creo muy particular que este es un comienzo de lo que debe hacer este país, que se vea de verdad que existe un gobierno y que está dispuesto a resolver los problemas que hemos acumulado durante varios años que no son pocos y nos damos cuenta bien clara que casi todos los problemas parten de los jefes que manejan mal los recurcursos, y no deja de tener razñon los comentarios de la calle donde se escuchas los roban son los jefes, en realidad se dejan robar unos concientes y otro no tan concientes, pero no debemos paran de profundizar el país se está dejando robar muchos recursos que pudiendose invertir bien no estariamos como estamos, porque hay que estar con los pie sobre la tierra para darse cuenta que no son pocos y nos hacen mucha falta, para abanzar. Eso es todo por ahora.

  • Rai dijo:

    Buen trabajo, ahora lo que hace falta es que bajen el precio del KWh, en las casas

Se han publicado 241 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oscar Figueredo Reinaldo

Oscar Figueredo Reinaldo

Coordinador Editorial de Cubadebate. Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2015.Periodista del programa televisivo Mesa Redonda. Contacto: oscar@cubadebate.cu En Twitter: @OscarFigueredoR

Dianet Doimeadios Guerrero

Dianet Doimeadios Guerrero

Subdirectora de Cubadebate. Holguín, 1988. Graduada en la Universidad de Oriente (2010). Reportera en el periódico ¡ahora! de 2010-2012. Contacto: dianet@cubadebate.cu, en Twitter: @ddoimeG

Yunier Javier Sifonte Díaz

Yunier Javier Sifonte Díaz

Graduado de Periodismo en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas en el año 2016. Periodista de Telecubanacán.

Edilberto Carmona Tamayo

Edilberto Carmona Tamayo

Editor multimedia de Cubadebate. Licenciado en Periodismo en 2016 por la Universidad de Holguín. Contacto: edilberto@cubadebate.cu En twitter: @ectamayo

Lisandra Romeo Matos

Lisandra Romeo Matos

Periodista de Cubadebate. Licenciada en Periodismo (2011), Universidad de Oriente. Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias (2011-2018).

Abel Padrón Padilla

Abel Padrón Padilla

Fotorreportero de Cubadebate. Trabajó en la Agencia Cubana de Noticias (2008-2018) y en el periódico Trabajadores.

Vea también