Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

La niña y el hombre del pulóver rojo

Por: Ortelio González Martínez
| 287

Foto: Ortelio González Martínez

Lo vi allí, preocupado, con su mano derecha extendida hacia el cielo y la mirada puesta en el pasillo. Aguantaba el suero. Por momentos, cuando iba a salir le pedía a la señora —la que se ve al final de la fotografía— que le ayudara para darse un saltico hasta el Cuerpo de Guardia del Hospital Antonio Luaces Iraola, la tarde-noche fatídica del 11 de agosto pasado, cuando el ómnibus resbaló y fue a parar a la cuneta, con los seis neumáticos mirando al cielo y 44 personas atrapadas en su vientre.

"El chofer no venía a exceso de velocidad, ni había ingerido bebidas alcohólicas. Solo se tomó un refresco cuando llegó al hotel, porque tenía mucho calor", le escuché decir a un niño en conversación con su mamá. Y los niños no mienten.

Pasaba el tiempo y el hombre allí, con el suero, y hablaba con la niña. Y la niña lo miraba asustada. Atrás había quedado el viaje inconcluso, la tragedia que pudo ser mayor. "Algo existe. Mire, periodista, cómo quedó la guagua. Pudimos morir todos. Todavía hay un hombre atrapado bajo los hierros, venía en uno de los asientos del medio. Yo lo recuerdo", decía una mujer cuando vio el flash en medio de la noche, que comenzaba a caer sobre la carretera central, justo en el kilómetro 454, cercano al poblado de Jicotea, en el municipio de Ciego de Ávila.

—Quiero hacer pipi, dijo la niña.

Y el hombre: "Traigan la "cuña" para que la niña haga pipi".

Y la niña: "No, no, yo quiero que sea mi mamá o mi papá". Y el hombre se despojó del pulóver rojo, improvisó una especie de parabán que impedía la mirada ajena y pidió a la señora —la que se ve al final de la fotografía— que se ocupara de la niña.

—¿Usted es el padre?

—No. Yo no la conozco. Venía de Majagua y vi el accidente. Estaba tinta en sangre. Sin perder tiempo la monté en el auto y la traje al hospital. Yo no la conozco, pero se ha portado bien.

Y a uno, que tiene más de un hijo, le revolotean millones de ideas, de palabras que dicen las abuelas, las madres, los padres, las tías: "que si los hijos deben salir solo con los padres y no con otras personas, "que el mejor familiar es la madre", "que si los tíos se despreocupan en la playa", "que si el padre cuando toma ni de su hijo se acuerda". En fin, mezcla de conjeturas y realidades.

Depende del lado en que se mire.

Y al rato, un alma con blusa negra, traspasaba, sin frenos, el umbral, quizás pensando en el infierno, y allí estaba la niña, con su manita asida al hombre del pulóver rojo.

Mamá de la niña accidentada.

Se han publicado 287 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • edel dijo:

    Ese es el humanismo de la sociedad cubana, esos son los valores de los hijos de Martí y Fidel, por esa sociedad justa y humanitaria seguimos haciendo historia...

  • kristiam ramirez dijo:

    eduardo,chichi o el hombre del pulover rojo como ya es conocido es ejemplo de solidaridad,hermandad y artruismo presente en el y en cada cubano que sigue el ejemplo de nuestro invicto comandante el es tambien un fidel

  • waldo dijo:

    solo se ve en CUBA,en cualquier otra parte del mundo esto no sucede por eso es el odio de los gobiernos americanos hacia los cubanos porque en su pais solo se incita la violencia y la muerte por eso NO NOS ENTENDEMOS.

  • waxiro dijo:

    No pude evitar la emoción y se me aguaron los ojos. Ciertamente esto me demuestra que aun queda personas con valores en esta sociedad.
    Me pasó algo parecido en la tienda que se encuentra en Vía Blanca, en la Vírgen del Camino. Andaba caminando de regreso al centro de trabajo, cuando de repente, siento un estruendo detras de mi. Me volteo y veo a una señora en el suelo magullada y raspada, y sin dudarlo crucé la avenida (Vía Blanca) a socorrerla, la suerte fue que en ese momento no venían carros en ese sentido, y la pude levantar de inmediato. No sufrió severos daños pues tenía bién puesto su casco, e iba bién pegadita a la acera. Me comenta que la motorina solo se resvaló y no le dió tiempo a nada. Cuando la logre levantar ya venían en camino dos personas del centro que se encontraba enfrente y enseguida buscaron un auto para llevarla al hospital. No se pusieron a grabar nada en lo absoluto, solo ayudar. Eso es lo que deberiamos hacer en casos como estos.
    Saludos y que pasen un buen día.

  • jorge luis surez herndez villa clara dijo:

    hola chichi como se te debe llamar por todos los cubanos que tenemos buen corazon , que suerte para esa niña encontrar un alma como la tuya
    solo te deseo mucha salud para ti y para los de tu familia

  • Alejandro dijo:

    Amigo periodista Ortelio, me ha tocado las fibras del sentimiento humano y del altruismo cubano, le confieso que terminé la lectura con los ojos aguados, porque realmente para cada uno de nosotros no hay nada más importante que un niño, y en mi caso particular el arraigo familiar es preponderante. Quizás esperé más información, pero con la dada es suficiente, yo siempre me comportaré como ese hombre del pullover rojo y quisiera que todos los cubanos en todo momento lo imitaran, no solo en tragedia, sino en todo momento del ámbito social como prueba de que el amor nunca deja de ser y sobrepasa la frontera del entendimiento. Gracias Ortelio por su artículo, gracias y muchas bendiciones para UD amigo del pullover rojo, nunca se lo quite.

  • Alier dijo:

    Si hay algo que ha caracterizado a los cubanos es la solidadridad en tiempos de crisis, esta historia, ese hombre del pulover rojo, es el ejemplo de muchos que de forma anonima hacen actos como ese

  • escritor dijo:

    Ese cubano del pull over rojo(al igual que el periodista) es de los hijos de Martí, esos de Ara y no de Pedestal; pero aunque viven así de incógnitos, brillan sin manchas cuando les da la luz.

  • luisita dijo:

    Ejemplo a seguir, gracias al hombre del pulover rojo.

  • Yoancy dijo:

    Esos valores son los que caracterizan al pueblo cubano. Es imposible permanecer indiferente ante este hermoso gesto de humanidad.

  • Mario dijo:

    A eso llama el presidente Diaz Canel, a no perder la sensibilidad y la solidaridad que nos caracteriza y nos diferencia en el mundo. !!!Que vivan esos ejemplos en mi CUBA LINDA!!!!

  • YM dijo:

    Excelente reportaje realizado por Ortelio, algo diferente al formalismo que existe en la prensa. Gracias a Cubadebate por publicarlo.

  • tamy dijo:

    Aunque no siempre hay cerca un hombre de pulover rojo en esto casos, le doy mil gracias por haber nacido en este pais tan hermosos lleno de personas solidarias que le devuelve el alma a una madre con el solo hecho de haber socorrido a su hija, espero que este hombre de pulover rojo sea recompensado pro la vida con cosas buena, se que lo hizo por su bondad sin esperar nada a cambio pero siempre reconforta cuando las acciones buenas llegan con acciones buenas para con el que la realiza.

  • Cpc dijo:

    Humana actitud del señor del pulover rojo

  • Alexis dijo:

    Estimados, este tema salió en las redes sociales a horas del accidente....pienso que ante el auge de estas, nuestro periodismo tiene que ser más dinámico con las noticias

  • manolito1386 dijo:

    Excelente cronica........

  • daniel dijo:

    Buenos dias a todos los cubanos, gran gesto de humanidad el de ese hombre que ha dado su ayuda, un ejemplo grandioso para todos, espero que todos lo tomen.

  • arj dijo:

    El Hombre del Pulover Rojo es una muestra de la calidad humana de nuestro pueblo, es sencillamente un hijo de Fidel, del Che y de Martí, es un hijo de esta Revolución. Muy conmovedor el artículo.

  • Ismel dijo:

    Sin palabras he quedado. Por dios. Excelente reportage. Y felicidades al periodista, pero en especial al hombre del pullover rojo.

  • Vily dijo:

    Buenos dias:
    Yo terminé de leer el artículo con los ojos húmedos y más orgulloso que nunca de ser cubano. Mi hermana fue victima el 17 de agosto 1997, de un accidente y hoy leyendo este articulo le doy mil gracias a todo el perosnal del CIMEX y la MARINA que de una forma u otra estubieron a su lado hasta su ultimo momento de su vida Para «el hombre del pullover rojo» mi eterno agradecimiento por enaltecer a nuestra especie. Me ha hecho recobrar la esperanza de que un mundo mejor es posible. Saludos. y que continue por asi por el camino de la virtud.

  • Lisardo dijo:

    Hacen falta muchos articulos como este, que revelen que nuestro pueblo esta lleno de buenas personas, con valores y sentimientos; que si bien los puedes encontrar en muchos lugares, son el producto generalizado de una nueva sociedad, la que hemos construido -con virtudes y defectos- pero nuestra y no llena de manchas mas que de luces como uno siente a veces en algunos comentarios.
    GRACIAS EDUARDO¡¡ Muy orgulloso de usted

    Gran heroe cotidiano Eduardo¡¡¡ gracias.

  • Mary dijo:

    El hombre del pulover rojo y la mujer del pulover blanco, gracias ,una vez más marcando la diferencia de ser cubanos de pura cepa y de solidarizarse con todos . Recuerden los médicos exponiendo su vida por el ebola y cuando llegaron allá controlaron la epidemia , bien por los cubanos no pierdan la ternura ni la solidaridad.

  • igor dijo:

    Que gran escrito, felicito y a su vez le doy las gracias a Eduardo, el camarada del Pulover Rojo, gracias nuevamente por esa acción humanitaria y cubana, me has hecho llorar hermano, te felicito en nombre de todos los cubanos. Nos gustaria saber como se encuentra la nina

  • SPE dijo:

    Esta es mi CUBA esta es mi GENTE, SOMOS PUEBLO, SOMOS CONTINUIDAD, ESO ES AMOR. Cuantas ideas vienen a mi mente y solo escribir esto mientras mi ojos se llenan de lagrimas, Gracias FIDEL por habernos inculcado el amor a los demas. Gracias mi COMANDANTE

  • Margarita dijo:

    Muy buen artículo pues es capaz de revelarnos la grandeza de la acción de este hombre sin recurrir a sensacionalismos ni cursilería

  • Me alegro dijo:

    Buen gesto hombre bueno; tus familiares y amigos deben estar orgulloso de ti...

  • Yenlys dijo:

    una muy bonita historia entre tanta desgracia para todas esas personas, ojalá existieran en el mundo millones de hombre con el pulover rojo

  • Gerardo Álvarez dijo:

    Gracias al amigo del pullover rojo, gracias en nombre de la humanidad, ejemplo a imitar.

  • Alexei dijo:

    Tristes los sucesos que con los días se van alejando.
    Pero la solidaridad de la persona propia y ajena esos momentos se quedan y son muy difícil que se olviden, el compromiso de doctores y enfermeras son cosas muy grande que se puede decir que solo dios lo sabe.
    Mi más merecido respetos a todos ellos

  • yuri dijo:

    Son historias de humanidad inalcanzable, ojalá el mundo estuviera lleno de personas como el señor del pulover rojo, si fuera así, la vida sería más hermosa... Gracias señor del pulover rojo por existir..

Se han publicado 287 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también