Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

La niña y el hombre del pulóver rojo

Por: Ortelio González Martínez
| 286

Foto: Ortelio González Martínez

Lo vi allí, preocupado, con su mano derecha extendida hacia el cielo y la mirada puesta en el pasillo. Aguantaba el suero. Por momentos, cuando iba a salir le pedía a la señora —la que se ve al final de la fotografía— que le ayudara para darse un saltico hasta el Cuerpo de Guardia del Hospital Antonio Luaces Iraola, la tarde-noche fatídica del 11 de agosto pasado, cuando el ómnibus resbaló y fue a parar a la cuneta, con los seis neumáticos mirando al cielo y 44 personas atrapadas en su vientre.

"El chofer no venía a exceso de velocidad, ni había ingerido bebidas alcohólicas. Solo se tomó un refresco cuando llegó al hotel, porque tenía mucho calor", le escuché decir a un niño en conversación con su mamá. Y los niños no mienten.

Pasaba el tiempo y el hombre allí, con el suero, y hablaba con la niña. Y la niña lo miraba asustada. Atrás había quedado el viaje inconcluso, la tragedia que pudo ser mayor. "Algo existe. Mire, periodista, cómo quedó la guagua. Pudimos morir todos. Todavía hay un hombre atrapado bajo los hierros, venía en uno de los asientos del medio. Yo lo recuerdo", decía una mujer cuando vio el flash en medio de la noche, que comenzaba a caer sobre la carretera central, justo en el kilómetro 454, cercano al poblado de Jicotea, en el municipio de Ciego de Ávila.

—Quiero hacer pipi, dijo la niña.

Y el hombre: "Traigan la "cuña" para que la niña haga pipi".

Y la niña: "No, no, yo quiero que sea mi mamá o mi papá". Y el hombre se despojó del pulóver rojo, improvisó una especie de parabán que impedía la mirada ajena y pidió a la señora —la que se ve al final de la fotografía— que se ocupara de la niña.

—¿Usted es el padre?

—No. Yo no la conozco. Venía de Majagua y vi el accidente. Estaba tinta en sangre. Sin perder tiempo la monté en el auto y la traje al hospital. Yo no la conozco, pero se ha portado bien.

Y a uno, que tiene más de un hijo, le revolotean millones de ideas, de palabras que dicen las abuelas, las madres, los padres, las tías: "que si los hijos deben salir solo con los padres y no con otras personas, "que el mejor familiar es la madre", "que si los tíos se despreocupan en la playa", "que si el padre cuando toma ni de su hijo se acuerda". En fin, mezcla de conjeturas y realidades.

Depende del lado en que se mire.

Y al rato, un alma con blusa negra, traspasaba, sin frenos, el umbral, quizás pensando en el infierno, y allí estaba la niña, con su manita asida al hombre del pulóver rojo.

Mamá de la niña accidentada.

Se han publicado 286 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Marisel Montero Lago dijo:

    a mi me conmovio el relato y digo lo mismo que un comentario que aqui se dice ojala hayan muchos cubanos como el del pulover rojo. mis felicitaciones

  • sclqvamts dijo:

    Esa es la solidaridad que nos enseño El Comandante, por eso tenemos el prestigio que no hemos ganado los Cubanos en el mundo. SOMOS CONTINUIDAD.

    • Alberto dijo:

      A mí me enseñó a ser así mi madre. Y está en los valores de cada ser humano decente. Trasciende la política y los gobernantes.

  • #vamospormás dijo:

    ...es el espejo en el que debemos mirarnos todos, valores en los que debemos ser educados, solidaridad, humildad y humanismo. Muy bien por él y la señora, dándole fiel cumplimiento al concepto de Revolución ofrecido por nuestro Comandante... "es defender valores en los que se cree, al precio de cualquier sacrificio, es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo"...

  • Caña dijo:

    Impresionante!!, una vez me pasó algo parecido, recogí a una joven en el Campismo Escaleras de Jaruco que cayó de una bicicleta bajando la loma de la entrada, ayude a cargarla y fui con ella hasta el policlínico de Jaruco, cuando recupero el conocimiento a la primera persona que vio fue a mí y solo me pidió que no me separara de ella, esto hasta que llegaron los padres. No sabía quién era, ni he visto mas a esa persona, uno solo reacciona con lo de humano que lleva dentro y como lo haría mucha gente educada en nuestro país, esto es algo de lo que nos enorgullecemos los cubanos, mi admiración por este hombre y las gracias al periodista por tan buen articulo

  • ManuelF dijo:

    Muy buen reportaje, dice mucho de la solidaridad humana....es nuestro deber, es lo que tenemos que hacer ante las desgracias ajenas (y no tan ajenas porque TODOS los cubanos somos familia).

  • Dante dijo:

    Hola
    Soy Padre de una niña más o menos de la edad de ella.
    Por favor, si alguien conoce al hombre del pulóver rojo háganle llegar las gracias.

  • cubanito dijo:

    Al hombre del pulóver rojo
    Que cuidó de esa pequeña,
    Se hace simple esta reseña
    Para honrar tanto decoro.
    Es usted un ser humano,
    Ejemplo de gallardía,
    Que supo con valentía
    Exaltar al buen cubano.
    Camilo lo felicita,
    Y con él, el pueblo cubano,
    Abrazos para ti mi hermano,
    Por cuidar de esa niñita,
    A quien le diste resguardo,
    Seguridad y confianza,
    Siempre fuiste su esperanza,
    Muchísimas gracias, EDUARDO.

    • Dani dijo:

      hermosos esos versos hermano, excelente, que se mejore la niña.

    • Chichi dijo:

      Sin palabras, solo se q cualquier cosa daría por no haber vivido ese momento, gracias gran amigo CAMILO VALENTÍN y a todos los q comentaron la crónica de Ortelio, sí digo una sola cosa en estos desastres por favor si no se atreven a ayudar tampoco decida grabar lo q sucede, la campeona ya está bien en estos días le llevo un peluche con mi pulover rojo puesto como amuleto Gracias.

  • Patricia Soler Silva dijo:

    Estas son las cotidianidades que hay que compartir en facebook. Estos son los cubanos para la Cuba que queremos. Gracias al periodista por recordarnos que los héroes de todos los días son los imprescindibles y GRACIAS a Eduardo por serlo.

  • dennis dijo:

    Solo quiero aser un pequeño y sensillo comentario y es que nuestra sociedad necesita varios hombres de pulover rojo , que dios lo guarde por muchos años y le de salud a la niña accidemntada .
    En el nombre del hijo y el espiritud santo : Amen, Amen , Amen

    De esos hombres son de los hombres que decia nuestro comandante que necesita la revolucion .

  • Me voy pa´ mi casa dijo:

    Asi somos los cubanos .de eso no DUDA,pronta recuperacion a todos los accidentados.

  • Vilma dijo:

    No se si alguien lo dijo ya. Imagino que síii. Nuestra vocación debe ser, salir siempre a la calle siempre vestido de rojo...

  • Pecas dijo:

    Al periodista gracias por un historia tan conmovedoramente contada y a Eduardo por recordarnos como somos muchos cubanos y que lamentablemente a algunos se les está olvidando los valores que nos definen...

  • Pedro Carlos Perez Martinto dijo:

    Ante los desmanes de la vida y las desgracias que se provocan por irresponsabilidades o "yo que sé" es necesario ilustrar la vida con los colores que nos permitan respirar, tomar aliento y darnos la pausa para seguir viviendo. Gracias Cubadebate.

  • Diana dijo:

    ..estoy en mi turno de guardia en mi empresa y tuve un tiempo libre para visitar Cubadebate, en cuanto abrí la pagina vi el reportaje de la Niña y el Hombre del Pulover Rojo, leí detenidamente lo del accidente y la foto de la pequeña me conmovió al instante, porque hace unos meses presencié un accidente delante de mis pies, iba por el prado de Cfgos frente a la funeraria y un hombre en motocicleta perdió el control y arremetió contra un camión quedandose en el suelo sangrando las personas ni siquiera se acercaban solo hacian fotografías y videos hasta que un muchacho jóven salió de la multitud empujando para darse paso hasta el accidentado, tomándolo de los hombros con otro compañero pudieron levantarlo y ponerlo en un carro que enseguida tomó marcha hacia el hospital...fue tan grande mi impresión al ver aquello que me quedé si palabras para explicar lo mal que me sentí por haber visto tantas personas alrededor aquel día y nadie movió un dedo para socorrer a una vida..espero que nunca se pierdan a personas como "el hombre del pulover rojo" es un héroe. Espero la pronta recuperación de la pequeña y de los demás accidentados.

  • Alberto dijo:

    Ésta es muestra de la solidaridad de los cubanos, cosas que no sucede todos los días

  • Alfredo Machado López dijo:

    No podemos perder ese altruismo, esa solidaridad, ese amor, ese cariño que llevamos dentro y del que nos sentimos orgullosos como hombres, como padres, como hijos, como hermanos, como cubanos y tambien como revolucionarios, pues esos son los valores que nos ha inculcado la obra de Fidel.
    Alfredo Machado. Un gradecido que no dejará de conmoverse nunca con estos hechos.
    Un abrazo al hombre del pollover Rojo
    Viva Mi Cuba, sin un ápice de chovinismo

  • jose07 dijo:

    Una actitud digna de reconocer, estoy seguro que hay muchos hombres de pullover rojo entre nosotros.

  • guillermo dijo:

    Ya había leído el articulo replicado en Facebook, es muy emotivo, he conocidos a muchos cubanos con ese gran humanismo, por desgracia algunos solo quieren ver las manchas y no la luz que ha ayudado a conformar la revolución en estos 60 años, gracias Eduardo x el articulo y gracias Eduardo x preocuparte por esa niña accidentada.

  • Omar dijo:

    Esa es la acción humanitaria a la que nos tiene acostumbrado nuestro pueblo , que en cada momento se brinda la ayuda a todo el que lo necesite en cada adversidad. Viva Cuba y su Solidaridad.

  • Roberto Rodriguez matos dijo:

    Que bueno
    Jesucristo dijo. POR CUANTO SE LO HICIERON A UNOS DE ESTOS A MI ME LO HICIERON.
    Que buena la solidaridad humana sin saber quien es nadie y sin esperar nada a cambio así nos mandó el mismo señor Jesús

  • PRAG dijo:

    Concho, se me hace un nudo en la garganta y se me nubla la vista cuando leo esta historia. Que gesto más noble y humano el del hombre del pulover rojo. Por esto, canto con Carlos Puebla "pero si hay que decidir YO SIGO SIENDO CUBANO"

  • Tamara Dovale Moisés dijo:

    Yo estoy llorando, que hermoso, que conmovedor, que bueno que existen muchos Eduardos en Cuba, que no necesitan conocer a alguien para ayudarlo en cualquier situación. Esas son las historias que quiero leer y ver reflejadas en el Cine, en la TV, no las de esos que solo piensan en emigrar por buscar pacotilla, donde te matan con armas de fuego en cualquier lugar y posiblemente te dejan tirado, si te da un infarto o un dolor en la calle, o esas de los solapados que solo reflejan críticas a nuestra Revolución y no hacen nada por resolver los problemas cotidianos.
    Felicidades al periodista y por supuesto a los protagonistas que a pesar del accidente fueron parte de esta historia de solidaridad.

  • jose roque dijo:

    Un gesto que pone bien en alto el altruismo y la bondad de los cubanos, hubiera preferido que el nombre de ese buen cubano no se hubiera revelado, pues estoy seguro que el no hizo lo que hizo buscando reconocimiento ni recompenza, lo hizo solo porque es un buen hombre, un cubano mas que su mayor recompenza es ver como la nina se recupera y eso para el tiene mas valor que cualquier reconocimiento que podamos darle de este sitio. De todas forma su gesto ya lo consagro al salon de los grandes cubanos como el hombre del pullover rojo, Felicidades por ese gran corazon hermano.

  • Alessa dijo:

    Busca a ese hombre, periodista, es un ejemplo de humanismo y debe ser con ocido por todos.

  • Aracelys dijo:

    Conmovedor comentario, Chichi desde hoy y por siempre tiene otro nombre el hombre del pullover rojo,él sin lugar a dudas es de los agradecidos, solo hay que mirar su rostro para darse cuenta del humano que es. Mis respetos para Ortelio precioso artículo.

  • Aracelys dijo:

    Conmovedor comentario, Chichi desde hoy y por siempre tiene otro nombre el hombre del pullover rojo,él sin lugar a dudas es de los agradecidos, solo hay que mirar su rostro para darse cuenta del ser humano que es. Mis respetos para Ortelio precioso artículo.

  • Hugo Andrés Govín Díaz dijo:

    Gracias a esos hombres de polóver de cualquier color, en este caso rojo, generaciones de cubanos nos sacudimos del coloniaje y del imperio; hemos resistido huracanes naturales, políticos, amenazas, agresiones, etc. y hemos llevado a los cinco Continentes el humanismo y la justicia vestidos de civil o de militares, sabiamente conducidos en los últimos 71 años, desde los sucesos alrededor del Bogotazo en 1948, por un Hombre de camisas e ideas multicolores que supo concentrar el patriotismo manifestado por aquellos hombres y mujeres de diferentes colores que llamaron al combate el 10 de octubre de 1868.
    Ese Hombre nos sigue convocando desde su puesto de Combate eterno situado ahora en un aparentemente apacible lugar dentro de un monolito, pero rodeado de los principales guerreros que jamás dejarán de convocarnos.
    Esas actitudes son las que realmente dicen quiénes somos.
    A nombre de mi familia, muchas gracias a este hombre de pulóver rojo. A pesar de ya saber su nombre, prefiero seguir haciendo referencia al título del reportaje.

  • Marena dijo:

    Se me estrujo el corazón y lagrimas salieron de mis ojos al leer la publicación y para ese ser tan humano que tan poco lo conozco pero segura estoy que tiene un alma noble y buena y de hecho se le quedo por nombre (el hombre del pullover rojo), mis más sincero respeto.

  • Antonio dijo:

    Nuestro pueblo está formado por muchos hombres y mujeres de pullovers rojo , acciones como está deberían publicarse más a menudo para que se sepa que somos los más solidarios ,gracias Eduardo por tan bella accion

  • Mariay dijo:

    Me uno al sentir y expresado por todos nos hacen mucha falta que se multipliquen los hombres como Eduardo y aunque el no lo hizo para buscar reconocimientos SI se los merece en todos y cada uno de los rincones de esta tierra cubana donde viven tantos Eduardo.Recibe usted mis mejores deseos de salud y éxitos en su vida

Se han publicado 286 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también